P16 En el marco del Proyecto Europeo 2LIFES para el que va encaminado el resultado de la encuesta y cuyo objeto es “promover la reutilización desde las

1. Análisis General

De manera introductoria se solicita a los ciudadanos de Gijón que indiquen los aspectos más importantes a la hora de comprar un producto duradero, a modo de ejemplo se plantea en la pregunta bienes como pueden ser una lavadora o una nevera. En primer lugar los encuestados exponen que la principal característica que buscan es la larga durabilidad del producto a lo largo del tiempo, en segundo lugar buscan una alta eficiencia en estos productos, consiguiendo de esta forma unos costes de uso más reducidos. La tercera opción preferida por los encuestados es la duración del periodo de garantía, esta última opción puede venir motivada debido al desembolso importante que puede suponer en la economía de los ciudadanos, por ello quieren contar con la certeza de que ese producto estará a la altura de sus necesidades.

2. Compra de productos de segunda mano

El 55,96% de la población encuestada manifiesta haber comprado al menos un artículo de segunda mano. Se observa una tendencia donde se puede ver de manera muy clara que las personas con edades más jóvenes son las que más frecuentan este tipo de compra, 86,40%, frente al 37,04% de las personas pertenecientes a la última cohorte de edad, mayores de 55 años. Este tipo de compra no muestra diferencias importantes entre personas de distinto sexo.

Los artículos más comprados por la población son, la ropa (29,38%), los pequeños dispositivos electrónicos (23,74%) y, los muebles (19,65%). Las preferencias cuentan con variaciones en función del sexo, siendo las mujeres quienes optan por la ropa con un 34,80% frente al 23,24% de los hombres. Por el contrario, ellos se decantan en mayor medida por los pequeños dispositivos electrónicos con un 30,71% frente al 17,58% de las mujeres. Si analizamos las preferencias atendiendo a las diferentes cohortes d edad vemos como el público más joven tiene una especial preferencia por la ropa y los pequeños dispositivos electrónicos, ambos artículos cuentan con un 34,46%. La población comprendida entre los 35 y 54 años cuenta con unas preferencias muy homogéneas mientras los mayores de 55 años se decantan en mayor medida por la compra de muebles (27,34%).

2. Compra de productos de segunda mano

Si valoramos la experiencia de compra el 98,38% de los encuestados afirma que volvería a comprar productos de segunda mano por lo que podemos clasificar la experiencia como excelente.

Dentro de las variables que se pueden considerar a la hora de comprar un producto de segunda mano podemos destacar el precio, calidad, durabilidad, comercio justo, diseño/estética, etc…. En los diferentes tipos de bienes que se han estudiado podemos reseñar que en todos las cualidades de compra elegidas por los ciudadanos siguen un patrón similar donde se posiciona como las variables más importantes la calidad, el precio y la durabilidad, este patrón no experimenta distinciones en base al sexo o la edad de los encuestados.

2. Compra de productos de segunda mano

En un primer momento hemos destacado que el 55,96% de la población ha comprado en algún momento un producto de segunda mano. Si analizamos la percepción del 44,09% restante, personas que nunca han comprado un producto de segunda mano, llama la atención que un gran porcentaje de la población (33,16%) no cuenta con un motivo claramente definido para rechazar este tipo de productos, afirmando que “nunca han pensado” en un motivo para no hacerlo. A pesar de estas cifras un 25,99% de los encuestados manifiesta que los productos de segunda mano cuentan con una calidad inferior y, un 18,83% son reacios a este tipo de productos alegando una preocupación basada en la higiene que presentan los artículos de segunda mano.

3. Donación y venta de productos de segunda

mano

En el apartado anterior hemos visto como el 55,96% de la población en alguna ocasión ha comprado un producto de segunda mano, si hablamos de la donación o venta de productos tenemos una cifra todavía más elevada donde el 68,78% de los encuestados manifiesta haber donado/vendido un artículo en alguna ocasión. En este caso es el género femenino el que muestra una mayor predisposición a la venta/donación de productos con un 75,14% frente al 61,49% de los integrantes de la muestra con sexo masculino. La información recogida muestra sustanciales diferencias atendiendo a las cohortes de edad donde es posible ver cómo la población más joven es la que más dona/vende productos con un 81,06%, porcentaje que disminuye hasta el 60,94% en la población mayor de 55 años, reflejando así un patrón que muestra un descenso de las donaciones/venta a medida que se incrementa la edad.

3. Donación y venta de productos de segunda

mano

Destaca la ropa con un 46,24% entre los productos preferidos para ser donados seguido de los muebles 22,18% y los pequeños dispositivos electrónicos con un 15,99%. La ropa es el bien más donado/vendido tanto por hombres como por mujeres, independientemente de su edad. No obstante la población más joven cuenta con una mayor preferencia por los dispositivos electrónicos, habiendo donado/vendido al menos el 30,13% de los encuetados. Especialmente los hombres muestran una especial preferencia por la donación/venta de este tipo de productos.

3. Donación y venta de productos de segunda

mano

Con el objetivo de poder favorecer en mayor medida las conductas destinadas a incrementar la donación/venta de productos de segunda mano hemos consultado a los encuestados cuales son los principales motivos. Con un porcentaje muy elevado, 49,76% destaca la falta de información que tiene la población para realizar este tipo de donaciones/venta, en segundo lugar se encuentra la falta de conciencia (25,12%), esta falta de conciencia se extiende sobre todo entre las cohortes de edad más jóvenes, con porcentajes del 34,78% entre las personas con edades comprendidas entre los 16-34 años y 32,25% para la población con una edad comprendida entre los 35-54 años, siendo de esta forma la población mayor de 55 años los que están más concienciados pero a su vez los que cuentan con una mayor falta de información para poder materializar las donaciones, 52,59%.

4. Hábitos y costumbres cotidianas en relación

al uso de sus productos

A través del presente estudio no solo se ha tratado de estudiar los hábitos de compra, venta, o donación con los que cuenta la población de Gijón, también se ha considerado necesario estudiar los hábitos y costumbres cotidianas en relación al uso de los productos. Por ello se consideró necesario realizar una pregunta que nos permitiera consultar a los encuestados sobre sus hábitos en el caso de contar con un artículo dañado/deteriorado o roto.

El 33,33% de la población decide llevar sus productos a reparar, a su vez, el 31,98% trata de reparar sus productos de manera autónoma, siendo tan solo el 20,06% de la población los que deciden tirar este tipo de productos. Estos resultados muestran ligeras diferencias en relación a la edad de los encuestados, siendo la población comprendida entre los 16-34 años los menos dispuestos a tirar sus productos (18,06%) frente a la población más longeva con edades superiores a los 55 años(23,23%). La población con una edad intermedia situada entre los 35 y 54 años prefiere la opción de intentar arreglar estos productos de manera autónoma (36,93) mientras que el resto de la población perteneciente a la cohorte más joven y la cohorte más longeva son partidarios en mayor medida de llevarlo a reparar a un lugar especializado con porcentajes del 30,40% y 28,62% respectivamente.

4. Hábitos y costumbres cotidianas en relación

al uso de sus productos

Realizando un análisis global de los resultados, entre los productos que son más probables que la población de Gijón intente reparar destacan los electrodomésticos (37,25%), seguido de los equipos electrónicos (27,75%) y los textiles (19,46%). Estas preferencias muestran diferencias entre los hombres y las mujeres, siendo estas últimas quienes presentan una mayor predilección por reparar/restaurar los productos textiles frente a los hombres que otorgan una mayor relevancia a los equipos electrónicos. Por otro lado, son las personas más jóvenes (46,40%) las que muestran una mayor probabilidad en el caso de preparar equipos electrónicos frente al 16,16% de la población mayor de 55 años. Esta situación sucede de manera totalmente opuesta si analizamos los hábitos a la hora de reparar cualquier producto, en este caso la población de edad más avanzada encabeza la lista con un 47,14% frente al 27,20% de los encuetados más jóvenes.

El 85,37% de los encuestados coincide en conocer algún establecimiento tienda o sistema en la zona de Gijón donde puedan donar, comprar, vender productos de segunda mano, siendo el más conocido de la ciudad el establecimiento Cash Converters. Además, el 85,07% de los encuestados considera positivo que existan más establecimientos de este estilo y, el 63,50% afirma que acudiría a los mismos.

5. Opinión de la ciudadanía

Entre las sugerencias proporcionadas por la ciudadanía para la incorporación y mejorar de las prácticas de reutilización, los ciudadanos otorgan un mayor importancia a la capacitación y educación de los estudiantes en toda la escuela (52,64%), en segundo lugar consideran positivo el hecho de otorgar incentivos financieros para los ciudadanos que participan en prácticas de reutilización (17,50%). Por último el 72,25% de los encuestados afirma que les parece importante el hecho de que desde la Administración Pública se destine dinero/presupuesto para promover la reutilización en la ciudad impulsando iniciativas en este sentido.

P. Tecnológico Boecillo,

In document Dificultades de los Gijoneses ante la Reutilización tanto por reparación como por compra/intercambio de productos de segunda mano (página 46-56)