Cambios y conflictos surgidos en la revolución industrial

In document Fundamentos de Administracion 3ed - Ramirez Cardona.pdf (página 121-124)

Capítulo 13. La revolución industrial Antesala del desarrollo de la

3. Cambios y conflictos surgidos en la revolución industrial

revolución industrial

Para el propósito de este libro, conviene destacar que durante la primera etapa de la revolución industrial, se originaron conflictos de toda índole pero especialmente en la organización y racionalización del trabajo y en la dirección de las empresas. Antes de entrar a describir los avances y soluciones con los cuales se intentó dar respuesta a estos problemas, conviene sintetizar las características y consecuen­ cias de la revolución industrial en los aspectos que tocan especialmente con mo­ dificaciones del sistema económico, las relaciones entre patronos y trabajadores, los cambios en las costumbres y la lucha de clases.

3.1 Cambios en la estructura económica

Simultáneamente con el desa rrollo industrial se fue formando una clase posee­ dora del dinero y de los medios de producción. Es la clase capitalista llamada también burguesa.

El surgimiento del Capitalismo, fue favorecido por las doctrinas del libera lismo económico que predica la libertad industrial sin limita ciones. Esta libertad apli­ cada a las empresas y negocios se traduce en lo que se conoce como libertad de

empresa. Filósofos y econo mistas del siglo XVIII, expusieron tal doctrina como

réplica al intervencionismo del Estado. Estas doctrinas se conocen con las expre­ siones de: Laissez Faire, Laissez Passer.

3.2 Surgimiento de la clase burguesa

El surgimiento de la burguesía o gente habitante del burgo o ciudad, fue expli­ cado en otra parte de este libro. Esta clase, a través de la historia, se fue convir­ tiendo en la clase mercantilista y adinerada cuya riqueza fue utilizada luego como capital para la industria, para el desarrollo del comercio y para las aplicaciones de los inventos. Con el correr del tiempo, los burgueses fueron los banqueros, los dueños de los talleres, de los mercados y más tarde los dueños de las fábricas y de los monopolios mercantiles.

En los siglos XVI, XVII y XVIII, la clase burguesa adquirió mayor preponderancia con el aprovechamiento de las riquezas de las tierras descubiertas.

La burguesía impulsó la navegación y el comercio entre las colonias y las metró­ polis y obtuvo de los príncipes y reyes privilegios que podrían comprar con su riqueza y poder económico.

Capítulo 13

FUNDAMENTOS DE ADMINISTRACIÓN Carlos Ramírez Cardona

3.4 Surgimientos de la clase obrera

La clase obrera se formó:

- Con los campesinos desalojados de sus propiedades por los señores feu­ dales y por los terratenientes;

- Con los habitantes de las ciudades que antes trabajaban en sus talleres y no pudieron competir con las nuevas fábricas meca nizadas, cayendo cada día en mayor pobreza y

- Por todas aquellas personas que para subsistir tuvieron que ir a buscar tra­ bajo en las nuevas industrias originándose así una inmensa oferta de mano de obra que la industria no alcanzaba a absorber totalmente y la que em­ pleaba era mal pagada y peor administrada como se verá más adelante.

3.4.1Comienzo y desarrollo de la lucha de clases: aunque la existencia de ricos

y pobres es una constante en la historia, el surgimiento de la lucha de clases entre los que tienen medios de subsistencia y los que no los tienen adquirió durante el siglo XIX y principios del XX la más notoria manifestación de lo que se ha llamado la lucha de clases.

Al comienzo de la revolución industrial, las primeras máquinas eran movidas por fuerza hidráulica. Por esta razón, muchas de ellas se localizaron en las orillas de los ríos. La máquina de vapor hizo posible la localización de las industrias en las ciudades o cerca de las minas de carbón, o de los grandes mercados o de lugares en donde se podía obtener mano de obra.

Estas circunstancias produjeron simultáneamente otros fenómenos:

• La aglomeración de gentes y familias alrededor de las fábricas dando origen a poblados tuguriales marginados de los procesos urbanos de la gran ciudad. • La migración de campesinos a las ciudades y el aumento de la población ur­

bana y despoblamiento del campo.

Esta migración sucedía por el desalojo del campesino presionado por los te­ rratenientes que, amparados por leyes especiales, como fue el caso de Ingla­ terra cedían entonces sus posesiones sin ninguna contraprestación. Entonces los campesinos acudían a la ciudad con la expectativa de conseguir trabajo en las nuevas industrias.

• Tales fenómenos produjeron, como ya se dijo, una excesiva oferta de mano de obra que no la absorbía la industria. Los desocupados se empobrecían cada vez más, sin que en ese tiempo existieran leyes de protección social, ni políticas gubernamentales favorables al trabajador, ni normas protectoras del trabajo. Ante la excesiva oferta de mano de obra, vino el abuso de la burguesía industrial contra la clase obrera o proletariado fabril. La explotación del trabajador, hom­ bres, mujeres y niños, fue espantosa en algunos lugares: bajos salarios, jornadas excesivas, condiciones inhumanas de trabajo, capataces tiranos, castigos corpora­ les, despidos injustos, violación de los más elementales derechos humanos, pos­ traron la clase obrera mientras la burguesía gozaba de utilidades y lujos a costa del sufrimiento de aquélla.

13. La revolución industrial. Antesala del desarrollo de la administración científica

Como consecuencia de esa situación se presentaron hechos muy inhumanos como los siguientes:

- Un padre mata a sus hijos porque no consigue con qué darles de comer. Una mujer es ahorcada por la misma causa. La gente muere de hambre en algunas partes, o es exterminada por la desnutrición y las epidemias.

- Gran parte de grupos proletarios sin trabajo degeneran en vicios, se convier­ ten en mendigos y vagabundos, bandoleros y ladrones. El Estado dicta leyes drásticas como castigo a las manifestaciones delictivas y reprime brutalmente a la población en general pagando así tanto justos como pecadores.

- En Inglaterra, ante la penosa situación, los obreros pidieron al parlamento inglés que prohibiera el uso de las máquinas. Luego los pequeños fabricantes pidieron al gobierno el establecimiento de un salario mínimo. Otros llegaron a pedir la intervención del Estado en las relaciones obrero-patronales, lo cual fue considerado como contrario a los intereses de la clase burguesa que sos­ tenía que mientras más libre fuera la industria respecto de toda fiscalización del Estado, tanto mayor será su florecimiento.

Avanzado el siglo XVIII, se había logrado un gran desarrollo económico en In­ glaterra, Francia, Holanda, Alemania. Sin embargo, la situación se había logrado a costa de los sufrimientos y de la muerte de muchos cientos de artesanos y obreros.

No pudiendo defenderse la clase obrera por medios legales, apeló a la violencia: En algunas partes destrozaron las máquinas. Asaltaron fábricas. En 1779, 8.000 obreros hicieron añicos una fábrica en el Condado de Lancasrter y en los años sucesivos el movimiento continuó a pesar de la represión gubernamental. Simultáneamente con los hechos violentos, los obreros se fueron asociando. Sur­ gió la lucha permanente proletaria. Aparecieron los movimientos huelguísticos. En 1796, se fundó en Salifax el Sindicato de los Trabajadores de Tejidos de Lana que apeló al terrorismo para intimidar a industriales y obreros no decididos. Esto llevó al gobierno a dictar leyes prohibiendo los sindicatos y las coaliciones.

En 1819, el gobierno inglés, masacró 11 obreros e hirió a muchos que celebraban un mitin en Manchester.

En la primera mitad del siglo XIX, el movimiento obrero se extendió a otros países como Francia, Alemania, Rusia, con repercusiones en muchos otros.

Capítulo 13

FUNDAMENTOS DE ADMINISTRACIÓN Carlos Ramírez Cardona

In document Fundamentos de Administracion 3ed - Ramirez Cardona.pdf (página 121-124)