CUADRO 1.5: REFORMAS EN MATERIA DE ORGANIZACIÓN ELECTORAL (1951-1986)

In document Confianza y profesionalización de la organización electoral en México (página 49-52)

Reforma Modificaciones

1951 - La CFVE cambia de nombre a Comisión Federal Electoral

- Se conformaba por: un comisionado del poder ejecutivo (secretario de gobernación, quien además fungía como presidente y contaba con voto de calidad); dos comisionados del poder legislativo (un diputado y un senador): y tres representantes de los partidos políticos más con mayor votación (elegidos a través del consenso de todos los partidos políticos)96 - Las Comisiones Locales Electorales contarían con la representación de todos los partidos nacionales registrados –con voz pero sin voto.

- Los Comités Distritales Electorales contarían con la misma modificación que las CLE’s.

1973 - Los partidos políticos con registro tendrían un representante ante la Comisión Federal Electoral con derecho a voz y voto.

1977 - El secretario de la CFE era elegido a partir de una terna propuesta por el

Colegio de Notarios del Distrito Federal

|986 - Los partidos políticos tenían derecho a un comisionado ante la CFE por

cada 3% obtenido en las votaciones nacionales (el resto de la conformación era igual).

Elaboración propia a partir de las reformas electorales de 1951-1986

La modalidad de organización electoral centralizada y dependiente del

ejecutivo coincide con la etapa autoritaria de México97, y su extinción está muy

95

Esta idea se refiere únicamente a lo concerniente a la organización electoral. 96

Si no existía consenso la decisión recaía en la Comisión Federal Electoral.

97 Loaeza Soledad. La metamorfosis del Estado: del jacobinismo centralizador a la fragmentación

democrática, En Loaeza, Soledad & Prudd'home Jean Francois, Los grandes problemas de México: instotuciones y proceos políticos, Colegio de México, México 2007, Pág. 34.

47

relacionada con liberalización política del país.98 Sin embargo como se ha visto en

los apartados anteriores, esta modalidad funciona muy bien en países democráticos como Noruega y Argentina, sin que se contraponga a elecciones competitivas y limpias. El manejo de la política en México durante aquella época no se puede reducir al simple control de las elecciones a través de la institución organizadora, muchas otras variables intervinieron para que el país se mantuviera bajo el dominio de un partido hegemónico, pero eso es tema de otra investigación.

Se tiene que matizar también el nombre de Modalidad de un organismo

central dependiente del poder ejecutivo, puesto que aunque las Comisiones se desprendían de la secretaría de gobernación, desde la CFVE hasta la reforma de 1986, estuvieron compuestas por miembros provenientes de distintos umbrales de la política en términos formales, aunque en la realidad la gran mayoría se redujera al poder hegemónico de un solo partido.

Las reformas pretendían aumentar el número de voces dentro de las comisiones, sin que el PRI perdiera el control de las mismas. La reforma de 1951 aumentó la voz de los partidos políticos al incrementar el número de representantes de dos a tres e incluyendo el factor del consenso entre partidos

políticos registrados.99 La pluralidad se enfatizó en los organismos

descentralizados, que a partir de esa reforma contarían con la representación de todos los partidos registrados. Este cambio no parece muy significativo, ya que dichos representantes no contaban con voto y además, gran parte de los partidos políticos en aquella época se consideraban como satélites del hegemónico o al menos controlados por él de alguna forma, ya que era la secretaría de gobernación la que decretaba su registro. No obstante en un sentido estricto, aumentaba el número de ojos vigilantes del proceso lo que a su vez conlleva un fortalecimiento, aunque sea menor, de la pluralidad de las decisiones tomadas.

La reforma del 73 fue la más significativa en términos de pluralidad en la toma de decisiones al darle voz y voto a los representantes de los partidos

98

Transición que se mantiene incompleta, pero se reconoce que han existido cambios en la estructura del Estado autoritario que permiten pensar que han sido significativos al menos en cuestiones relacionadas con la competencia electoral.

99

48 políticos, así como asegurar un representante por cada partido en la Comisión. Previa a la reforma del 77, los partidos formales existentes fueron: PRI, PAN, PPS y PARM. Lo que significó que en un principio la Comisión Federal Electoral contaba con siete miembros, de los cuales se presume que al menos cuatro pertenecían a las filas del PRI (los dos representantes del poder legislativo, el

representante del poder ejecutivo –que además contaba con el voto de calidad,

más el representante del PRI como partido político) mientras que los otros tres podían pertenecer a fuerzas más o menos autónomas que no necesariamente contradecían las decisiones de la mayoría priísta, en especial el caso del PARM.

Sin embargo tras la reforma de 1977, que en términos generales sirvió como mecanismo de inclusión al sistema de partidos a fuerzas políticas

proscritas100 y que consistió en flexibilizar formalmente la conformación de los

partidos políticos, además de asegurarles cierta representatividad que al mismo tiempo significaba darles la capacidad de perdurar en el sistema de partidos. Este cambio necesariamente impactó a la CFE, cuya composición de miembros para las elecciones de 1979 se modificó de la siguiente forma: diez miembros, de los cuales cuatro se presumen como controlados por el PRI (los dos representantes

del poder legislativo, el representante del poder ejecutivo –que además contaba

con el voto de calidad, más el representante del PRI como partido político) y seis miembros con relativa independencia correspondientes al resto de partidos políticos: PAN, PPS, PARM, PDM, PCM y PTS, que no necesariamente correspondían a un mismo frente, ni tenían objetivos símiles.

La reforma del 77 no significó en términos de organización electoral un gran cambio.

La reforma de 1986 es explicada por Jacqueline Peschard como “el intento de dar marcha atrás”, que “buscaba introducir correctivos a la liberalización

política”.101

Es decir, el régimen intentó ponerle freno a la pluralización de las fuerzas políticas en el sistema, a través de reformas correctivas. Entre ellas el control de la organización electoral, asegurando la mayoría indiscutible del PRI en

100

Peschard, Op Cit. Pág. 356 101

49 la CFE, al introducir la proporcionalidad de la representación de los partidos políticos al porcentaje de votación obtenida en las elecciones federales. Así, el PRI podía alcanzar hasta dieciséis representantes con voz y voto.

In document Confianza y profesionalización de la organización electoral en México (página 49-52)