3. Metodología

3.1. Enfoque metodológico de la investigación

El desarrollo de esta investigación correspondió al enfoque postpositivista, sustentado en los métodos mixtos, mediante un diseño exploratorio secuencial en modalidad comparativa (en adelante DEPLOX), según Hernández et al. (2010). El postpositivismo es un paradigma que presenta un carácter hermenéutico, pudiendo ser

77

investigado con elementos cualitativos y cuantitativos. La aplicación del postpositivismo para resolver un problema, se da cuando el investigador, dentro de un marco teórico determinado, tiene la capacidad de generar transformaciones en el entorno a partir de la aplicación de técnicas de recolección cualitativas y cuantitativas (Valenzuela y Flores, 2012). De esta manera, es pertinente resaltar la necesidad que tuvo el investigador de reconocer las necesidades de formación docente para el manejo de conflictos escolares presenciales, y de este modo, generar recomendaciones de cambio o transformación institucional. Cabe señalar, que esta cuestión también fue parte de este estudio de corte mixto.

Por otra parte, Valenzuela y Flores (2012) relacionan el paradigma postpositivista con el planteamiento de problemas de investigación, cuyo objetivo es aproximarse al conocimiento sobre un hecho determinado, pues la realidad no puede ser completamente comprendida. En este caso, la justificación de la elección del enfoque postpositivista se sustentó en entender que el surgimiento de los conflictos escolares es un proceso humano complejo, en donde es importante considerar que la competencia docente para la prevención y manejo adecuado de los conflictos escolares, no puede ser totalmente estudiada con un solo paradigma, pues esta realidad es objeto de constantes cambios y continua transformación. Por lo anterior, es preciso destacar la necesidad de considerar técnicas de recolección cualitativas y cuantitativas, propias de los métodos mixtos.

Para Dellinger y Leech (2007), las investigaciones con diseños mixtos son muy útiles en campos como: educación, medicina, psicología y comunicación; su ventaja, radica en que más de un método facilita la posibilidad de comprensión de los fenómenos en estudio, especialmente, si estos se centran en campos complejos en donde está

78

involucrado el ser humano y su diversidad, como es el caso de este estudio sobre conflictos escolares.

Hernández et al. (2010) señalan que los diseños mixtos, representan un alto grado de integración o combinación entre los enfoques cualitativo y cuantitativo. Agregan además, que este tipo de estudios aumentan la complejidad del diseño implementado, pero contemplan todas las ventajas de cada uno de los enfoques. Este tipo de

investigación se caracteriza por una postura objetiva y enriquecida, donde el

investigador suele desempeñar el rol de un observador neutral en el estudio (Teddlie y Taschakkori, 2009).

En este sentido, Teddlie y Taschakkori (2009) afirman, que los investigadores que aplican metodologías mixtas tienden a identificarse con perspectivas cualitativas, afirmando la creencia de que existen múltiples realidades que dependen del individuo, asimismo, responden a sus preguntas al combinar métodos cuantitativos y cualitativos de diversas maneras, para este caso en forma secuencial y en la modalidad comparativa a través del diseño específico implementado.

La investigación con metodologías mixtas provee inferencias más sólidas, porque los datos son observados desde múltiples perspectivas. Mientras un solo método

proporciona cierta profundidad, el otro ofrece mayor cobertura y juntos, se confirman o complementan. De esta forma, los datos cuantitativos se pueden utilizar para medir el éxito de una intervención y los datos cualitativos para explicar el proceso de esta, así como las perspectivas de los sujetos participantes. Las metodologías mixtas son útiles cuando ofrecen mejores oportunidades para responder a las preguntas de la investigación

79

y cuando ayudan al investigador a evaluar qué tan correctas son sus ideas (Teddlie y Tashakkori, 2009).

Por lo tanto, el diseño mixto implementado en este estudio, fue de tipo

exploratorio, secuencial y en modalidad comparativa (DEXPLOS), según Hernández et al. (2010). Esto implicó aplicar en una primera fase (aproximación cualitativa), una guía de observación participante para analizar el desarrollo de la interacción de los maestros durante el curso de capacitación (diseñado como parte de este estudio), así como entrevistas semiestructuradas para conocer las perspectivas de los docentes capacitados en Moodle y también de los directivos del colegio, respecto a lo que implica el manejo y prevención de conflictos escolares a nivel de secundaria, cómo mejorar la capacitación institucional, el rol de las autoridades en el conflicto, además de los protocolos y

estrategias implementadas en el colegio, a fin de abordar la problemática (ver Apéndices B-D).

A partir de ello y en una segunda fase del estudio (aproximación cuantitativa), se aplicó una encuesta a los maestros, sobre su experiencia en el curso y particularmente, en relación al fortalecimiento de la competencia docente para el manejo de conflictos escolares con apoyo de Moodle (ver Apéndice E). Asimismo, se aplicó otra encuesta a los alumnos de los grados 10º y 11º (Grupos 10ºA, 10ºB, 11ºA y 11ºB) del Colegio República de Suiza, para conocer su actitud respecto a las competencias de sus maestros para manejar, mediar y prevenir los conflictos escolares (ver Apéndice F). Cabe destacar que para la fase cuantitativa no hubo manipulación de variables y el alcance fue

descriptivo, porque se proporcionó una visión del fenómeno indagado, sin asignación al azar. Finalmente, se trató de la observación de los sujetos participantes en su contexto

80

cotidiano y los datos se recolectaron en un solo momento; únicamente se observaron y midieron ambas variables (Hernández et al. 2010).

Al respecto, es pertinente señalar que en el objetivo general de esta investigación, se pretendió fortalecer la competencia docente para el manejo de los conflictos escolares presenciales (bullying), que se presentaban entre los alumnos de una secundaria oficial en Colombia. Todo ello, mediante un curso impartido en Moodle y diseñado como parte de este estudio mixto. Propósito que es alcanzable, según Alonso y Juste (2008), en la medida que la comunidad educativa reconozca que existe alarma social respecto a la violencia en la escuela, sobre todo en los profesores, que no saben cómo hacer frente al problema.

Por otra parte, con el propósito de responder las preguntas de investigación y cumplir con los objetivos del estudio, fue pertinente implementar un diseño mixto para ser aplicado en el contexto de estudio, es decir, el DEXPLOS. Este diseño metodológico, se sustentó en una estrategia para recolectar los datos que permitieron resolver el

problema planteado y probar las hipótesis formuladas en el capítulo 1 (Hernández et al. 2010).

Consecuentemente, y a partir de lo sustentado en la elección del paradigma postpositivista, a través de un estudio de corte mixto, puede afirmarse que el diseño DEXPLOS permitió tener una perspectiva amplia y profunda sobre el problema

planteado, soportada por una recolección consistente y variada de datos (a través de una fase cualitativa y cuantitativa), que facilitó el desarrollo de indagaciones dinámicas y la obtención de resultados de con mayor solidez y rigor; características propias de un estudio mixto (Hernández et al. 2010).

81

Para Teddlie yTashakkori (2009), los métodos mixtos incorporan un conjunto de procesos sistemáticos, empíricos y críticos de investigación, los cuales conllevan a la recolección y análisis de datos de naturaleza cuantitativa y cualitativa. Señalan además, que son apropiados en aquellos problemas en donde se requiere establecer tendencias y al mismo tiempo ser explorados con suficiencia, para lo cual recomiendan considerar técnicas de recolección cualitativas y cuantitativas; estas últimas, para generar teoría. Al respecto, primero se recolectaron los datos cualitativos y posteriormente, los

cuantitativos.

Puede afirmarse que el planteamiento anterior fue coherente con los objetivos de esta investigación, y para conocer la actitud de los maestros respecto al uso de Moodle como plataforma de capacitación docente en el manejo de conflictos, así como para describir el desarrollo de la interacción entre los maestros a través de la plataforma, fue pertinente considerar técnicas cualitativas de recolección de datos como la guía de observación participante, respecto a la interacción en el AVA, además de las guías de entrevistas semiestructuradas para maestros y directivos(ver Apéndices B-D).

Asimismo, en los objetivos destacó la necesidad de establecer tendencias y conocer actitudes, a fin de explorar con mayor amplitud y profundidad el fenómeno indagado y tal como ya se refirió previamente, para eso también se aplicaron encuestas (ver Apéndices E y F).

Es conveniente precisar que de las 17 justificaciones para el uso de métodos mixtos que exponen Hernández et al. (2010), en la presente indagación se consideraron las siguientes: a) compensación, con la cual se buscó contrarrestar las debilidades de los enfoques metodológicos considerados; b) complementación, pues permitió una visión

82

más profunda del problema; c) explicación, los resultados de un método ayudaron a entender los resultados del otro; d) credibilidad, tanto en los procedimientos, como de los resultados; e) diversidad, representada en la variedad de perspectivas para el análisis de los datos (cualitativos y cuantitativos).

Por otra parte, de las cuatro interrogantes que Hernández et al. (2010) recomiendan responder al elegir un diseño mixto, y en consecuencia de lo argumentado en el párrafo anterior, se consideró lo siguiente: 1) ambos enfoques tuvieron igual prioridad, lo que se buscó fue su complementación; 2) las fases del estudio se desarrollaron en forma

secuencial, iniciando con la etapa cualitativa (primera) y posteriormente, la cuantitativa (segunda etapa); 3) el propósito principal de la integración de los datos cualitativos y cuantitativos fue la comparación y consolidación de las argumentaciones provenientes de los datos recolectados en las dos etapas del estudio; 4) los enfoques se integraron en la discusión final de los resultados. Puede afirmarse que todo ello, permitió concluir con metainferencias, derivadas de los hallazgos de ambas fases del diseño implementado, a fin de dar respuesta a las preguntas formuladas en el capítulo 1.

Finalmente, para el desarrollo del diseño DEXPLOS, el presente estudio se realizó de la siguiente manera (fases adaptadas de Hernández et al. 2010):

• Fase I: recolección y análisis de datos cualitativos (mediante la observación participante y la aplicación de entrevistas semiestructuradas).

• Fase II: recolección y análisis de datos cuantitativos, a través de encuestas; esta fase no derivó de la primera, aunque se tuvieron en cuenta los errores y resultados de la etapa previa.

83

• Fase IV: análisis y discusión de datos, para dar respuesta las preguntas de investigación, triangulando con los fundamentos del marco teórico.

• Fase V: emisión del informe final del estudio, resaltando entre otros aspectos: los principales hallazgos, conclusiones a partir del cumplimiento de los objetivos, aportaciones a la práctica docente y nuevas interrogantes científicas para estudios futuros (ver Figura 1).

In document Fortalecimiento de la competencia docente para el manejo de conflictos escolares que se presentan entre los alumnos de secundaria, mediante un curso impartido en Moodle (página 84-91)