CAPITULO III: ESTRATEGIAS QUE FOMENTA EL PENSAMIENTO CRÍTICO 3.1 Estrategia SDA (¿Qué sabemos , qué deseamos saber, qué aprendimos).

Paso 1 Explicar a los/las estudiantes que escriban, sin preocuparse, por la

3.7 Estrategia: Lectura Dirigida

1. Formen grupos de trabajo, de acuerdo al número de asistentes 2. Lean el texto. Tengo un sueño de Martín Luther King

3. Respondan las preguntas. Noten que las preguntas están organizadas en correlación con los párrafos de la lectura. Si es necesario vuelvan a leer el texto.

Primer párrafo:

a) ¿M: Luther King se refiere a que las cosas cambiarán sólo para los negros. b) ¿Al adquirir derechos de ciudadanía, se solucionaría el problema racial? Segundo párrafo:

a) ¿Por qué no se puede lograr la liberta con odio, violencia y venganza? b) ¿Cómo se relaciona la fuerza física con la fuerza del alma.

Tercer párrafo:

a) Por qué la libertad de los blancos está inextricablemente unida a la de los negros. b) Proponga nuevas preguntas para cada párrafo para que los estudiantes les

responda, de igual manera pueden proponer preguntas los mismos estudiantes. c) Copien sus preguntas en un papelógrafos y cuélguenlo en las paredes del aula. d) Los estudiantes deben acercarse a los papelógrafos y leer las preguntas planteadas

por los grupos. Contestar las preguntas que les haya parecido sobresalientes. e) Infieran cuáles la intención de haber propuesto esas interrogantes.

f) Comenten sobre la actividad que acaban de realizar: ¿cómo y en que contextos las pueden aplicar.

Esta actividad es idónea para la fase de construcción del conocimiento porque ayuda a comprender con mayor profundidad todo tipo de texto y a desarrollar habilidades de lectura crítica

114

3.8 Estrategia: Organizador gráfico ¿Qué veo? ¿Qué no veo? ¿Qué infiero?

1. Formen grupos de cinco personas. De ser necesario relean el texto ―cualquier

lectura‖.

2. Copie el siguiente cuadro en un papelógrafo.

¿QUÉ VEO? ¿QUÉ NO VEO? ¿QUÉ INFIERE?

 Lo que está escrito en forma explícita en el texto.

 Lo que no costa en el texto ya que no se debe hacer conjeturas.

 Lo que se entendió en la lectura.

Lectura: Un hombre muerto a punta pies Pablo Palacio

Parte 1

Anoche, a las doce y media aproximadamente, el Celador de policía N˚ 451, que hacía el

servicio de esa zona, encontró entre las calles Escobedo y García, a un individuo de apellido Ramírez casi en completo estado de postración. El desgraciado sangraba abundantemente por la nariz, e interrogado que fue por el señor Celador dijo haber sido víctima de una agresión de parte de unos individuos a quienes no conocía, solo por haberles pedido un cigarrillo. El Celador invito al agredido a que le acompañará a la Comisaría de turno con el objeto de que prestara las declaraciones necesarias para el esclarecimiento del hecho, a lo que Ramírez se negó rotundamente. Entonces, el primero, en cumplimiento de su deber solicitó ayuda de los choferes de la estación más cercana de autos y condujo al herido a la Policía, donde, a pesar de las atenciones del médico, doctor Ciro Benavides, falleció después de pocas horas.

Esta estrategia desarrolla la capacidad de observar, predicción e inferencia para la construcción del conocimiento. A partir de una información dada usted establecer implicaciones y efectos de causalidad, prevenir consecuencias y ofrecer alternativas de solución de problema, diferenciando los hechos de las opiniones.

115

Esta mañana, el señor Comisario de la 6ª. Ha practicado las diligencias; convenientes pero no ha logrado descubrirse nada acerca de los asesinos ni de la procedencia de Ramírez. Lo único que pudo saberse, por un dato accidental, es que el difunto era vicioso.

...El único punto que me importó desde entonces fue comprobar qué clase de vicio tenía el difunto Ramírez. Intuitivamente había descubierto que era...No, no lo digo para no enemistar su memoria con las señoras...

Parte 2

...En consecuencia, reuniendo todas las conclusiones hechas, he reconstruido, en resumen, la aventura trágica ocurrida entre Escobedo y García, en estos términos:

Octavio Ramírez, un individuo de nacionalidad desconocida, de cuarenta y dos años de edad y apariencia mediocre, habitaba en un modesto hotel de arrabal hasta el día 12 de enero de este año...

...La noche del 12 de enero, mientras comía en una oscura fonducha sintió una ya conocida desazón que fue molestándole más y más. A las ocho cuando salía, le agitaban todos los tormentos del deseo...

...Entonces, después de andar dos cuadras, se encontró en la calle García. Desfalleciente, con la boca seca, miró a uno y otro lado. A poca distancia y con paso apresurado iba un muchacho de catorce años. Lo siguió.

- ¡Pst! ¡Pst! El muchacho se detuvo.

- Hola rico...¿Qué haces por aquí a estas horas? - Me voy a mi casa... ¿Qué quieres?

- Nada, nada...Pero no te vayas tan pronto, hermoso... Y lo cogió del brazo.

El muchacho hizo un esfuerzo para separarse. - ¡Déjeme ¡ Ya le digo que me voy a casa.

Y quiso correr. Pero Ramírez dio un salto y lo abrazo. Entonces el galopín, asustado llamo gritando:

_ ¡Papá! ¡Papá!

Casi en el mismo instante, y a pocos metros de distancia, se abrió bruscamente una claridad sobre la calle. Apareció un hombre de alta estatura. Era el obrero que había pasado antes por Escobedo. Al ver a Ramírez se le arrojo sobre él. Nuestro pobre hombre se quedó mirándolo, con ojos tan grandes y fijos como platos, tembloroso y mudo.

116

Octavio Ramírez se desplomó con un largo hipo doloroso. Epaminondas, así debió llamarse el obrero, al ver en tierra a aquel pícaro, consideró que era muy poco castigo un puntapié, y le propinó dos más , espléndidos y maravillosos en el género, sobre la larga nariz que le provocaba como una salchicha.

¡Cómo debieron sonar esos maravillosos puntapiés ¡

Como el aplastarse de una naranja, arrojada vigorosamente sobre un muro; como el caer de un paraguas cuyas varillas chocan estremeciéndose; como el romperse de una nuez entre los dedos; ¡o mejor como el encuentro de otra recia suela de zapato contra otra nariz! Así: ¡Chaj con un gran espacio sabroso. ¡Chaj!.

¿QUÉ VEO? ¿QUÉ NO VEO? ¿QUÉ INFIERE?

 Ramírez fue atacado no se sabe quién es

 No se sabe quién lo mató

 La policía dice que era vicioso

 Las suposiciones del que narra la historia

 ¿Quién lo mató?

 Por qué murió?

 ¿Cuál es la verdadera historia de Ramírez?

 ¿No se sabe por qué es vicioso?

 Ramírez se cayó porque estaba borracho y se golpeó. A la policía no le importa la historia de Ramírez.

1. Se llena el cuadro con respecto a la información que se tiene en la lectura.

2. Al final reflexione sobre la importancia de diferenciar entre lo que se dice

explícitamente y lo que se halla de manera implícita en el relato.

3. Elijan un representante de cada grupo para exponer el trabajo realizado 4. Debatan sobre las ideas y reflexiones de cada grupo

In document Necesidades de formación de los docentes de bachillerato del Instituto Superior Tecnológico Andrés F. Córdova de la provincia de Pichincha, ciudad de Quito periodo 2012 2013 (página 123-126)