OTRAS FORMAS DE GESTIÓN

In document NUEVOS DESAFÍOS PARA LAS SOCIEDADES DE GESTIÓN COLECTIVA. Natalia Rubio Herrera (página 30-34)

Si bien la gestión colectiva ha probado ser un mecanismo eficiente para ejercer los derechos de autor este no es el único: existen otros sistemas de gestión cómo la gestión individual u otros sistemas de gestión conjunta cómo los tipo agencia. Aunque la regla general es que cada entidad de gestión colectiva recauda los derechos correspondientes a los repertorios nacional y extranjeros que administra hay otras clasificaciones en las que los sistemas de recaudo pueden ser individuales o conjuntos.

Las diferencias entre la gestión colectiva y los otros sistemas de ejercicio conjunto de los derechos radican en que la expresión “gestion colectiva” se aplica a aquellas formas de ejercicio conjunto de los derechos en las cuales algunos aspectos del sistema son verdaderamente colectivos (por ejemplo tarifas, condiciones de concesión de licencias y reglas de distribución); cuando detrás del sistema hay un verdadero colectivo, la gestión se lleva a cabo en nombre de dicho colectivo, y la organización tambien atiende a ciertos objetivos colectivos mas allá de las tareas de mera gestión de derechos (cosa típica de la gestión de derechos y artistas intérpretes o ejecutantes). El otro sistema básico de ejercicio conjunto de derechos es la simple “gestión de derechos” la cual, en su forma más desarrollada, carece de elementos colectivos; se trata simplemente de ofrecer a los usuarios una fuente única en la cual obtener autorizaciones y pagar por las mismas; la remuneración puede ser -y a menudo es- tratada en forma individual. En lugar de una verdadera “distribución”, la remuneración (tras descontar los costos de gestión) se transifiere simplemente a cada titular de derechos por cuenta de cual se haya recaudado.

Este sistema es típico, por lo general, de los derechos cuyos titulares son personas jurídicas.33

33 Ficsor. Op. Cit., p 168.

Las situaciones más comunes de recaudación conjunta se dan entre sociedades de derechos de autor y de derechos conexos. En algunos casos, el recaudo común ha sido impuesto por la legislación misma, mientras en otros ha sido fruto de acuerdos entre las diversas entidades.

Así se encuentran organizaciones de gestión conjunta, las cuales tienen un elemento de pluralidad pero su objetivo es tener la menor cantidad de elementos colectivos, estos son sistemas tipo agencia Ficsor los explica así:

“En determinadas situaciones, también resulta inevitable o, al menos, conveniente que las empresas titulares de derechos (productores, editores, etc.) creen una organización o entren a formar parte de una de las existentes a fin de hacer valer sus derechos. Si bien algunas de ellas (por ejemplo, los productores musicales de algunos países) son miembros de organizaciones de gestión colectiva tradicionales y aceptan sus reglas, otras prefieren utilizar modalidades diferentes para el ejercicio de sus derechos que tengan el menor número posible de elementos “colectivos”. Ello conduce a establecer un sistema de tipo

“agencia” cuya única tarea consiste, exclusiva o casi exclusivamente, en recaudar y transferir las regalías de la manera más rápida y precisa posible, al menor costo posible y en proporción al valor y al uso real de las producciones de que se trate, en la medida de lo posible. El más perfeccionado de ese tipo de sistema (denominado a menudo sistema de liquidación de derechos) es aquel en que las tarifas y condiciones de la licencia se determinan de forma individualizada. Por tanto, en este caso, el principal elemento de la gestión conjunta es el hecho de que se ofrezca una sola fuente de concesión de licencias, lo

que reduce significativamente los costos de tramitación para los titulares de derechos y los usuarios.”34

Destaca este mismo autor que “estan surgiendo nuevas formas de ejercicio de los derechos en las cuales de aúnan elemntos individuales y conjuntos de su ejercicio; son ejemplos los centros de administración del derecho de autor (siendo un ejemplo la manera en que se han creado organizaciones de derechos reporgráficos), que sirven como fuentes centralizadas de concesión de licencias fijadas en forma individual por los titulares de derechos.”35

La gestion colectiva enfrenta uno de sus mayores desafíos frente al nuevo mundo digital y para mantenerse vigente debe facilitar el accceso del consumidor a las obras y asegurar que ese acceso sea legítimo a través de una remuneración apropiada y a costos mucho menores de los del mundo analógico. La soluciones ofrecidas para optimizar la gestión colectiva en este nuevo entorno son:

 Licencia multiuso: que mediante el otorgamiento de una sola licencia se autoricen todas las explotaciones necesarias que demanda el ámbito digital.

 Licencia multiterritorio: en el mundo on line sólo tiene sentido el otorgamiento de autorizaciones globales y no para un sólo territorio.

 Interoperabilidad: necesaria para la circulación de los contenidos protegidos. No puede exigirse al usuario cumplir con los requisitos para el acceso legítimo y obligarle a contar con un

dispositivo especial para materializar tal acceso. Igual criterio debe aplicarse a los sistemas de información sobre la gestión de derechos, que deben ser susceptibles de utilizarse sin importar cuál sea el dispositivo y el tipo de formato, como en el mundo analógico se ha conseguido

34 Ficsor, Milhay . LA GESTIÓN COLECTIVA DEL DERECHO DE AUTOR Y LOS DERECHOS CONEXOS EN UNA TRIPLE ENCRUCIJADA: ¿DEBERÁ SEGUIR SIENDO VOLUNTARIA O PODRÍA

“AMPLIARSE” O ESTABLECERSE CON CARÁCTER OBLIGATORIO?Pg 2.

35 Ficsor, Op. Cit., p 105.

adecuadamente en las obras literarias mediante el código ISBN.

 Normas de Gobierno: normas mínimas de gobierno de las sociedades de gestión en las distintas categorías de obras.36

En el caso colombiano con la expedición del Decreto Antitrámites -Decreto 19 de 2012- se responde a las nuevas exigencias y los nuevos desafíos que los usuarios plantean en el mundo actual, estos

necesitan una manera eficaz para realizar el pago de los derechos de autor y conexos sin importar a quien o a que tipo de sociedad se le realiza el pago, así este establece la creación de una “Ventanilla Única” para la obtención unificada de las licencias y el pago integrado de los derechos de autor y conexos:

“Artículo 47: Ventanilla única para la obtención unificada de las licencias y el pago integrado de los derechos de autor y conexos. Para los efectos del literal c) del artículo 2 de la Ley 232 de 1995, y con la finalidad de reducir los trámites que los propietarios o responsables de establecimientos abiertos al público deben realizar para acreditar los requisitos de funcionamiento, cuando almacenan digitalmente obras musicales, fonogramas y videos musicales, y ejecutan o comunican al público obras musicales, fonogramas, obras audiovisuales y/o interpretaciones artísticas, la obtención unificada de las licencias y el pago integrado de los derechos de autor y conexos se realizará a través de una ventanilla única que deberán constituir las sociedades de gestión colectiva, a través de la cual se realizará de manera unificada el recaudo de los derechos de autor y conexos.

Los titulares de derecho de autor o de derechos conexos no afiliados a las sociedades de

36 TORRES, Mónica. El Derecho de autor y las tecnologías de la información y la comunicación. P 16. en : www.cerlalc.org/Prospectiva/Derecho_de_autor.pdf

gestión colectiva, así como las asociaciones que los representen, podrán hacer parte de

la citada ventanilla única recaudadora.

Para efectos de lo señalado en el presente artículo se podrá constituir una sociedad cuya organización, administración y funcionamiento serán acordadas por sus miembros en los estatutos sociales. La elección, conformación y funcionamiento de los órganos de dirección y administración, el régimen de votaciones y la toma de decisiones observarán el principio de proporcionalidad con relación a la participación de sus miembros en el recaudo.

En caso de que se constituya una sociedad para el manejo de la ventanilla única, ésta deberá iniciar su funcionamiento a más tardar el primero (1) de enero de 2013.

La no constitución de la ventanilla única impedirá a las sociedades de gestión colectiva realizar recaudo por la administración de los derechos de sus socios en establecimientos de comercio.

In document NUEVOS DESAFÍOS PARA LAS SOCIEDADES DE GESTIÓN COLECTIVA. Natalia Rubio Herrera (página 30-34)