Capítulo 4. Resultados

5. Capítulo Conclusiones

5.1. Hallazgos

A lo largo del estudio fue posible documentar una variedad de acciones

metodológicas que el docente desarrolla con la finalidad de facilitar la adquisición de la competencia lectora en los niños con discapacidad intelectual, haciendo uso de

habilidades y herramientas clave, como la creatividad en la elaboración y aplicación de materiales y un espíritu autodidacta de formación continua para fundamentar las acciones emprendidas. Esta cualidad es constante en el desempeño docente. Por lo que es recomendable ampliar las investigaciones al respecto de las habilidades y actitudes que el docente debe poseer desde una perspectiva cualitativa que describa quizá el perfil

de desempeño que el docente de educación especial ha de requerir para afrontar los retos que el quehacer cotidiano le demanda, y las bases teóricas que sustentan dicha labor.

Por otro lado, el estudio permitió también recoger las impresiones generales que los padres de familia poseen y van desarrollando durante el proceso de adquisición de la competencia lectora. En este sentido la valoración familiar la enmarca la realidad que cada una de las familias vive con relación a la discapacidad de sus hijos, la historia de cada una desde el momento en que uno de sus integrantes nace con discapacidad, el proceso de aceptación, las acciones que realizan para atender sus necesidades, logros que van obteniendo y lo que ellos pueden aportar durante el proceso. El papel del docente vuelve a cobrar importancia al descubrirse como facilitador y orientador de las necesidades y potencialidades de los padres de familia. Estudios posteriores podrían ahondar en las diversas problemáticas y realidades familiares y en la delimitación o mejoramiento que este núcleo aporta en el proceso de enseñanza aprendizaje de la competencia lectora y otras competencias de una manera más detallada. Ambas descripciones responden al objetivo central del estudio.

Conviene insistir al respecto del tema conducente al rol que los padres de familia desempeñan como educadores también de sus hijos. Cada pregunta que pueda plantearse es un campo de investigación: ¿Cómo se comportan los padres de familia que reciben capacitación para apoyar a sus hijos en casa?, ¿El programa “Escuela para padres” favorece el desempeño de los padres al respecto de su acción reforzadora de

aprendizajes?, ¿Los padres con más de un hijo con discapacidad mejoran su desempeño, en relación a aquellos que tienen su experiencia por primera vez?, ¿El desempeño de los alumnos se ve afectado cuando son criados y apoyados solamente por uno de los dos

padres?, ¿Qué pasa con la actitud de los padres cuando solo tienen un hijos y presenta una discapacidad?, y así se puede reflexionar sobre todas las aristas que el rol de padres permite.

Entonces surge también la necesidad de proponer una recopilación más amplia y variada de estrategias que el docente utiliza cuando enseña. Si documentar un grupo nutre de ideas creativas el marco del desempeño docente, recoger las impresiones de un centro de trabajo o quizás ampliarlo más a una zona escolar o hasta donde la

investigación lo permita, no sólo generaría una autoevaluación del desempeño docente sino que también permitiría la puesta en común de experiencias ricas en acciones que favorecen el aprendizaje y capacitación de los niños con capacidades diferentes.

Al respecto del planteamiento correlativo entre el desarrollo de la competencia lectora y su impacto sobre las demás habilidades comunicativas, la presente

investigación extrae impresiones tanto del docente como de los padres de familia, en las que se confirma que efectivamente leer favorece en los alumnos hablar, escribir y escuchar en niveles totalmente independientes influenciados por el nivel de desarrollo y las características individuales de cada uno. Describir minuciosamente dicha

correspondencia sería pues objeto de otra investigación más particular. Por lo pronto en esta investigación queda documentado en voz de los padres de familia y del docente que participó, que los alumnos al ser estimulados para leer, modificaron sus niveles de escritura, habla y escucha, en función de un rol social del cual no los exime su condición diferente.

De este modo se respondieron todas y cada de las preguntas de investigación que el estudio plantea, generando además nuevas interrogantes que amplían y promueven la

mejora de la acción docente en el campo de la educación especial. Concretamente en el CAM donde fue desarrollado el estudio fue promovida también una propuesta, por parte del docente protagonista, para evaluar la competencia lectora.

Acciones como la anterior permiten reflexionar también sobre las diversas actividades que el docente lleva a cabo dentro del contexto escolar: facilitador de

aprendizajes, capacitador, orientador, generador y promotor de innovaciones educativas. Y es que los cambios en la estructura curricular en el sistema educativo, por lo menos en educación especial, requieren desprenderse de contextos reales que resultan de una práctica docente concienzuda, reflexiva y responsable que exponga las necesidades reales para que estas sean atendidas con exactitud. Delimitar o bien describir este proceso podría ampliar la presente investigación desde  otra perspectiva.

Por último es importante hacer mención de la cualidad docente que determina el marco de acción de las observaciones realizadas: la vocación, ya que ninguna de las tareas, proyectos y acciones anteriormente descritos podrían ser llevados a cabo si los docentes no cuentan con la aptitud necesaria y el don que la labor exige. Entonces, se podría  reflexionar en futuras investigaciones acerca de esta vocación docente como descripción elemental del quehacer educativo y docente. Reunir información sobre la vocación docente humaniza, desensibiliza e informa a todo aquel que se encuentre comprometido con una de las profesiones más enriquecedoras del ser humano: ser maestro.

In document Estrategias para el Desarrollo de la Competencia Lectora en Niños con Discapacidad Intelectual (página 121-124)