Implementación de la mini-unidad didáctica

In document El desarrollo de una miniunidad (página 33-37)

SESIÓN 2: LET‟S PLAY!

7. Implementación de la mini-unidad didáctica

En esta sección hago un breve análisis de la puesta en práctica de las sesiones destacando los aspectos positivos y mejorables de la misma. Como se ha apuntado con anterioridad, las dos clases se impartieron como “sesiones extra” los días 24 y 25 de mayo de 2016.

Por un lado, uno de los aspectos positivos, y el más importante, que he visto en la práctica de las sesiones es que la mayoría de alumnado ha adquirido el vocabulario en su totalidad partiendo de que, a excepción de cinco palabras (egg, apple, pear, orange y

sausage) el resto era nuevo para ellos. Otro aspecto positivo es que el alumnado se ha

divertido y ha pasado un buen rato, de hecho, al final de las sesiones me dijeron que el tiempo se había pasado muy rápido y que la clase de inglés de ese día les había gustado mucho. Esto también es importante porque era otra de las finalidades de las sesiones. El trabajo en gran y pequeño grupo se vio incrementado, ya que en la mayoría de las sesiones de inglés el trabajo es individual. Con ello, los alumnos han aprendido a respetar los turnos en el juego y a escuchar a los demás cuando hablan. A continuación se analizan los resultados de los cuestionarios que se le pasaron a los alumnos y al profesor tutor y una auto-encuesta en la que yo misma evalué mi actuación.

Los datos obtenidos de los cuestionarios (ver anexo I) del alumnado en relación con la primera sesión se muestran en la siguiente gráfica:

Primera sesión: resultados del cuestionario del alumno. 0 2 4 6 8 10 12 14 16 18

Lectura del cuento Clasificación de los alimentos Dibujo Libre Mucho Bastante Regular Poco Nada

De manera unánime el alumnado expresa que disfruta con el cuento y con la clasificación de los alimentos. En las encuestas se pueden observar comentarios como: “El cuento está muy chulo seño. Tienes que traer más así” o “Me ha gustado mucho la comida de juguete, parecía de verdad”. Una niña dice: “seño, la actividad de separar la comida me ha gustado, pero no muchísimo porque me daba vergüenza salir a decir la fresa delante de todos”. Es interesante comprobar que, incluso en una tarea lúdica que la mayoría de la clase acogió con mucha agrado, algunos niños experimentan cierto grado de ansiedad.

Respecto a la actividad de dibujo libre (que, aunque no estaba incluida para su evaluación en el cuestionario, insistí que hicieran algún comentario sobre ella) hay cuatro alumnos que la evalúan como regular. Uno de los motivos es: “Hacer el dibujo me ha gustado regular porque estaba cansada y no quería colorear”.

Por su parte, el tutor de prácticas puntúa todo como muy favorable y dice estar muy satisfecho con mi trabajo y con la estructuración de la clase. A esto le suma la gran participación del alumnado.

Desde mi punto de vista, creo que la clase se desarrolló bien. La actividad, de la primera sesión, que creo que está más adaptada al alumnado diría que es la de la clasificación de los alimentos. Para ese momento, los alumnos ya conocían el vocabulario y les costaba menos trabajo llevarla a cabo. También creo que tuve una buena reacción al ver que el maestro que impartía la siguiente sesión se retrasaba y sobraban unos minutos. Aunque algunos alumnos decían estar cansados, dibujar es algo que les gusta por lo que he podido observar en el periodo de prácticas. Como era previsible, todos dibujaron la mariposa, porque al verla al final de la historia, captó su atención por los colores y los tonalidades que tiene.

Respecto a los aspectos mejorables, el principal para mí es la distribución del tiempo en las distintas actividades. En esta sesión, se dedica demasiado tiempo a contar el cuento y, al final de la sesión, sobran unos 5 – 6 minutos A esto le sumamos que el maestro que tenía que impartir la siguiente clase, se retrasó un poco.

El gráfico de la evaluación del alumnado a través del cuestionario (ver anexo I) de la

segunda sesión se muestra a continuación:

Segunda sesión: resultados del cuestionario del alumno.

Como se puede observar, todos los alumnos están muy satisfechos con los juegos propuestos y me aseguraron que “había sido la clase de inglés más „chula‟ del mundo”. Uno de los niños comentó que el dominó es el juego que menos le gustó porque “los compañeros hacían trampas”. Una gran mayoría añade como comentario que lo que más le ha gustado han sido “todos los juegos y que la seño había vuelto al cole”.

La opinión personal de mi tutor fue que la segunda sesión había sido muy divertida, dinámica y didáctica para los alumnos y que las actividades estaban bien adaptadas al nivel curricular, dando una puntuación máxima de todos los aspectos evaluados.

Mi opinión respecto a esta sesión es que fue más satisfactoria para el alumnado que la sesión anterior, ya que se les pedía que se movieran por la clase y que estaban más relajados, aunque el horario de impartición de la clase fue el mismo para ambas.

Si tuviese que modificar alguna actividad, quitaría la tabla clasificadora del juego del rompecabezas porque los alumnos tardaron demasiado en hacer el rompecabezas debido a que las piezas eran similares y a 3 de los 4 grupos no les dio tiempo de completar la tabla en el tiempo previsto. Por lo demás, creo que la segunda sesión está bien estructurada.

Otro aspecto que considero que sería precisó abordar es el ruido en el aula. Sería conveniente incluir una breve actividad para tranquilizar al alumnado, de modo que se respete el silencio en clase, lo que denominaríamos una actividad de vuelta a la calma.

0 2 4 6 8 10 12 14 16 18

"Find the pair" "Make the puzzle"

"Domino" "Tell the story…" Mucho Bastante Regular Poco Nada

Por otra parte, creo que debería haberme expresado más en inglés en ambas sesiones, y así me hubiese gustado hacerlo, pero como se trata de un colegio no bilingüe el nivel del alumnado en inglés no es muy alto.

8. Conclusión

Durante la elaboración de este TFG he aprendido a diseñar los elementos de las sesiones partiendo de un cuento, algo que anteriormente no había hecho. También he aprendido a la distribuir el tiempo de una sesión en diferentes tareas, y el hecho de que la programación de una sesión, y en especial su temporización, no siempre es posible llevarla a cabo en la práctica con el éxito, porque la clase puede ir más lenta o más rápida de lo previsto. Además, he dado un gran paso en la elaboración de materiales, ya que todos los que han sido utilizados en las sesiones los he elaborado yo misma.

Llevar a la práctica unas sesiones diseñadas por mí mismas me ha hecho ponerme en el verdadero papel de maestra y he disfrutado cada momento de esta experiencia, aunque al principio estaba nerviosa por la reacción que pudiesen tener los niños ante el nuevo enfoque de las sesiones propuestas.

Estoy muy satisfecha con mi trabajo, principalmente por haber dinamizado la clase mediante la puesta en práctica de actividades que los alumnos no hacen a menudo. Para ellos ha sido una experiencia innovadora y divertida.

El análisis de las encuestas me hace reflexionar sobre la manera de aprender de los alumnos. Creo que es fundamental que reflexionemos sobre la necesidad de no insistir siempre en lo mismo, es decir, utilizar siempre los mismos medios y tipo de actividades. Las actividades que he llevado a la práctica no requieren excesivo tiempo de elaboración y los alumnos se divierten y se involucran mucho más que en las sesiones “tradicionales” o “normales”.

En resumen, este TFG me ha hecho reflexionar sobre la profesión a la que quiero dedicarme siempre, haciéndome ver los cambios y los imprevistos que pueden surgir en el día a día de una clase y las decisiones rápidas que se deben tomar para afrontar cualquier situación.

“Quien se atreva a enseñar nunca debe dejar de aprender” John Cotton Dana

In document El desarrollo de una miniunidad (página 33-37)