• No se han encontrado resultados

SECCIÓN 1ª. INFRACCIONES Artículo 145. Infracciones.

1. Constituyen infracciones administrativas en materia de biodiversidad, de montes y de los recursos naturales las acciones u omisiones tipificadas en los artículos siguientes, sin perjuicio de la responsabilidad exigible en la vía penal, civil o de otro orden a que pudieran dar lugar.

2. A efectos de la presente ley, las infracciones se clasifican en leves, graves y muy graves.

Artículo 146. Infracciones leves.

Son infracciones leves:

1) La captura, tenencia, naturalización, destrucción, muerte, deterioro, comercio, tráfico o exhibición no autorizadas de especies incluidas en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial de Canarias, siempre que no estén incluidas en el Catálogo de Especies Amenazadas de Canarias o en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial previsto en el artículo 56 de la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad.

2) La producción de ruidos evitables que alteren la tranquilidad habitual de las especies y sus hábitats, provocando afección a las incluidas en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial de Canarias.

3) Transitar, circular con vehículos, acampar y encender fuego en los lugares expresamente prohibidos en los instrumentos de ordenación de los espacios naturales protegidos, o sin título administrativo habilitante, o contraviniendo las disposiciones reglamentarias que al efecto se dicten, cuando no existan daños al patrimonio natural o a la biodiversidad.

4) El incumplimiento de las condiciones impuestas en las autorizaciones para realizar determinadas actuaciones que pudieran afectar a espacios y especies protegidas o en los instrumentos de ordenación previstos en esta ley, cuando no existan daños al patrimonio natural o a la biodiversidad.

5) La destrucción, deterioro, sustracción o cambio de emplazamiento de las señales vinculadas a los espacios protegidos, así como el incumplimiento por parte de las personas titulares de los predios sirvientes de la obligación de dar paso y permitir su instalación, conservación o renovación.

6) La sustracción, destrucción o deterioro de equipamiento para la conservación, como vallados, carteles, cámaras de fototrampeo, trampas y cualquier otro sistema, método, elementos, materiales o instrumentos que pudiera implantar la administración competente, cuando el valor de lo sustraído, destruido o deteriorado no supere los mil euros.

7) La práctica de la santería o rituales religiosos de cualquier naturaleza en el medio natural siempre que lleve aparejada la colocación de símbolos, imágenes o estructuras de cualquier tipo a modo de altar o velatorio y siempre que no se utilicen animales en la actividad, afectando en cualquier forma a la biodiversidad.

8) Alimentar a la fauna silvestre en las áreas donde esté específicamente prohibido.

93 9) El vuelo de drones u otros artefactos voladores guiados, en áreas protegidas, sin autorización o sin poseer las habilitaciones y cualificaciones necesarias para su manejo, cuando no causen daños al patrimonio natural o a la biodiversidad.

10) Alimentar en el medio natural a animales asilvestrados o especies exóticas que carezcan de dueño.

11) La recolección en el medio natural de ejemplares de flora o fauna en el medio natural sin autorización, o de especies no incluidas en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial o en el Catálogo de Especies Amenazadas de Canarias, en aquellos supuestos en que tal colecta esté sujeta a autorización.

12) La recolección de ramas, hojas, frutos o semillas, de las especies incluidas en el catálogo de árboles, arboleda y otra flora singular de Canarias, o de los respectivos catálogos insulares o municipales, que produzca daño al ejemplar y no esté expresamente tipificado como infracción muy grave o grave.

13) El incumplimiento del régimen de protección del Catálogo de Árboles, Arboleda y otra Flora Singular de Canarias, o de los respectivos catálogos insulares o municipales, que no esté expresamente tipificado como infracción muy grave o grave.

14) El pastoreo de ganado en los lugares y en las condiciones no autorizadas o incumpliendo los condicionantes de la autorización otorgada.

15) La publicidad, promoción y comercialización de semillas de especies autóctonas de la flora silvestre canaria sin autorización y la comercializada en cualquier isla diferente a la de su distribución natural.

16) El escape, la huida o la liberación involuntaria de especies exóticas en el medio natural, siempre que la persona titular de los ejemplares haya comunicado a la Administración, de manera inmediata, la pérdida, escape o liberación.

17) Transitar por las áreas naturales protegidas, fuera de caminos o senderos habilitados, con animales sueltos, que no se encuentren bajo el control de las personas propietarias o poseedoras.

18) Bañarse en hábitats dulceacuícolas dentro de áreas protegidas por esta ley, así como la introducción de animales en dichos sistemas acuáticos.

19) Circular en áreas protegidas por esta ley, con bicicletas de cualquier modalidad, o a caballo, o equinos en general, campo a través, por senderos o por cualquier otra ruta no autorizada o prohibida, cuando no existan daños al patrimonio natural o a la biodiversidad.

20) El abandono de residuos domésticos o restos de alimentos en áreas protegidas por esta ley, cuando no se hubiera producido un daño o riesgo serio para los valores naturales del área afectada.

21) La publicidad, tenencia o comercialización de especies exóticas invasoras, cualquiera que sea el medio empleado para ello, sin autorización administrativa o con incumplimiento de las prohibiciones establecidas por la legislación vigente.

22) La publicidad comercial, mediante cualquier formato o medio, dirigida al fomento del tráfico o comercio de especies incluidas en el Catálogo de Especies Exóticas Invasoras de Canarias, con incumplimiento de las prohibiciones establecidas legalmente.

23) La recolección de material geológico en áreas protegidas por esta ley, que no constituya infracción grave.

24) La remoción, acumulación o amontonamiento de piedras, callaos o cualquier otro elemento geológico, con finalidad lúdica, recreativa o de cualquier otra naturaleza en

94 las áreas protegidas por esta ley o en el litoral, siempre que no se produzcan daños al patrimonio natural o a la biodiversidad, o al patrimonio arqueológico o paleontológico.

25) La emisión de luces o sonidos en o hacia las áreas protegidas por esta ley, que resulten molestoso perjudicialespara la fauna silvestre.

26) Difundir o publicitar a través de medios de comunicación o redes sociales material gráfico o imágenes de acciones prohibidas o no autorizadas realizadas en áreas protegidas por esta ley o contra la flora y fauna silvestre protegida, así como promover la realización de esas actividades prohibidas.

27) La práctica del parapente, paramotor, ala delta, o cualquier otra actividad que implique la utilización de artefactos, con o sin motor, para volar o suspenderse en el aire, dentro de áreas protegidas, tanto en el despegue, como el vuelo y el aterrizaje, sin autorización o incumpliendo los términos de la autorización.

28) El vertido, abandono o depósito de residuos domésticos, enseres, restos y material de obras, aparatos eléctricos o electrónicos y electrodomésticos, en suelo rústico, fuera de los lugares habilitados a tal efecto, cuando no se cause daño a la biodiversidad.

29) El incumplimiento de las normas relativas a la distancia de seguridad y de protección para actividades de observación de especies de flora y fauna silvestre catalogada, cuando no se cause daño o se ponga en peligro a las mismas.

30) La realización de cualquier otro acto prohibido por los instrumentos de las áreas protegidas por esta ley, así como el incumplimiento de los condicionantes previstos en el título administrativo para los actos autorizados.

31) Cualquier otro incumplimiento de las requisitos, obligaciones o prohibiciones establecidas en la presente ley, siempre que no estén calificadas como infracción grave o muy grave en esta ley o en la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, o en la Ley 43/2003, de 21 de noviembre, de Montes.

Artículo 147. Infracciones graves.

Son infracciones graves:

1) La destrucción o degradación del hábitat de especies silvestres en régimen de protección especial de Canarias, siempre que no estén incluidas en el Catálogo de Especies Amenazadas de Canarias o en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial, en especial de los lugares de reproducción, invernada, reposo o alimentación incluidos en las áreas protegidas por esta ley.

2) La tenencia, destrucción, muerte, deterioro, recolección, comercio, captura o exposición para el comercio o la naturalización no autorizadas de especies incluidas en el Catálogo de Especies Amenazadas de Canarias en la categoría de «en peligro de extinción» o «vulnerable», o expresamente identificadas a estos efectos en los instrumentos de planificación de las áreas protegidas por esta ley, así como de sus propágulos o restos, siempre que estas especies no tuvieran tal categoría en el Catálogo Español de Especies Amenazadas.

3) La posesión, transporte, tráfico o comercio de especies incluidas en el Catálogo de Especies Exóticas Invasoras de Canarias, sin autorización o incumpliendo los términos de la misma, o con desconocimiento de las prohibiciones establecidas legalmente.

4) La destrucción o degradación del hábitat de las especies incluidas en el Catálogo de Especies Amenazadas en la categoría de «en peligro de extinción» o «vulnerable», en especial de los lugares de reproducción, invernada, reposo o alimentación incluidos en las áreas protegidas por esta ley, siempre que estos hábitats no estuvieran incluidos en el Catálogo Español de Hábitats en Peligro de Desaparición.

95 5) El incumplimiento de las normas recogidas en los Planes de Recuperación o en los Planes de Conservación de las especies en peligro de extinción o vulnerables, respectivamente, así como de las normas provisionales de protección dictadas por el Gobierno de Canarias para aquellas especies sin plan aprobado o en trámite de aprobación, o que se encuentre caducado.

6) El incumplimiento de las normas relativas a la distancia de seguridad y de protección para actividades de observación de especies de la flora y fauna silvestre catalogada, causando daño o poniendo en peligro a las mismas.

7) El escape, huida o liberación involuntaria de especies exóticas en el medio natural, siempre que la persona titular de los ejemplares no haya comunicado de forma inmediata la pérdida, huida o liberación a la Administración o no haya adoptado las medidas necesarias para que dicha circunstancia se repita.

8) La posesión o cría en cautividad para cetrería de aves rapaces sin autorización o identificación, o la práctica de la cetrería sin autorización o en zonas no permitidas.

9) La posesión, tráfico, comercio, muerte, deterioro, recolección, captura o exposición para el comercio o la naturalización de fringílidos, sin autorización o utilizando medios o instrumentos no autorizados o prohibidos.

10) Los movimientos de arena, tierras, flores, plantas o ganado, entre islas, sin autorización o el movimiento de arena procedente de África o del exterior de las islas, incumpliendo los términos de la Orden de 6 de agosto de 2001, de la Consejería de Política Territorial y Medio Ambiente, o de las normas, instrucciones o medidas impuestas por la Administración Pública de Canarias.

11) Alimentar o mantener animales asilvestrados o especies exóticas que carezcan de dueño en áreas protegidas por esta ley.

12) La introducción de flora o fauna exótica, sin autorización o contraviniendo las prohibiciones establecidas legalmente, en embalses charcas o ambientes dulceacuícolas.

13) El pastoreo de ganado en los lugares y en condiciones no autorizadas o prohibidas, con daños para la flora o fauna silvestre.

14) La práctica de la santería o rituales religiosos de cualquier naturaleza que impliquen sufrimiento o sacrificio de animales, daños a la fauna o flora silvestre o el empleo de fuego en el medio rural.

15) La celebración de pruebas deportivas en áreas protegidas por esta ley sin autorización o incumpliendo los términos de la misma o las prohibiciones establecidas legalmente.

16) La realización de obras, usos o actividades en las zonas sujetas legalmente a algún tipo de limitación conforme a la presente ley o que incumplan la normativa de los instrumentos de ordenación de las áreas protegidas por esta ley, sin la debida autorización administrativa.

17) La desobediencia a las órdenes o requerimientos del personal inspector en el ejercicio de sus funciones de protección de la biodiversidad, montes y de los recursos naturales regulados por la presente ley, así como la obstaculización de dicho ejercicio.

18) La alteración, remoción, sustracción o colecta de cualquiera de los elementos integrantes de yacimientos paleontológicos pertenecientes a la Red de Sitios de Interés Paleontológico.

19) La instalación de plataformas, objetos o carteles que puedan dañar significativamente el tronco, ramaje o raíces de los ejemplares o formaciones incluidas

96 en el Catálogo de Árboles, Arboleda y otra flora singular de Canarias, o en los respectivos catálogos de los Cabildos Insulares o municipales.

20) No permitir el acceso al personal técnico y de inspección de la Administración debidamente acreditados, a los ejemplares o formaciones incluidos en el Catálogo de Árboles, Arboleda y otra Flora Singular de Canarias, o en los catálogos insulares o municipales.

21) Dañar, mutilar, deteriorar o modificar, física o químicamente el entorno, sin poner en riesgo la supervivencia, de los ejemplares o formaciones incluidas en el Catálogo de Árboles, Arboleda y otra Flora Singular de Canarias, o en los respectivos catálogos insulares o municipales.

22) No comunicar previamente el desarrollo de movimientos de tierras, obras físicas en el exterior de edificios, edificaciones o en el subsuelo, cuando se sitúen a la distancia que reglamentariamente se determine, y en todo caso en un radio de hasta 10 metros a partir del límite de la copa del ejemplar incluido en el Catálogo de Árboles, Arboleda y otra flora singular de Canarias o en los respectivos catálogos insulares o municipales.

23) El incumplimiento de las condiciones impuestas en las autorizaciones o instrumentos de ordenación previstos en esta ley, cuando tal incumplimiento determine la producción de daños al patrimonio natural o a la biodiversidad.

24) El incumplimiento de las órdenes de paralización o suspensión de la actividad impuesta por la Administración autonómica como medidas cautelares previas, cuando dichas medidas hayan sido confirmadas en el acuerdo de inicio del procedimiento de naturaleza sancionadora.

25) El vertido, abandono o depósito de residuos domésticos, enseres, restos y material de obras y aparatos eléctricos o electrónicos y electrodomésticos, en suelo rústico, fuera de los lugares habilitados y que causen daños a la flora, fauna o sus hábitats.

26) La sustracción, destrucción o deterioro de equipamiento para la conservación, como vallados, carteles, cámaras de fototrampeo, trampas y cualquier otro sistema, método, elementos, materiales o instrumentos que pudiera implantar la administración competente, cuando el valor de lo sustraído, destruido o deteriorado supere los mil euros.

27) Portar, utilizar o comercializar procedimientos selectivos o no masivos o medios de captura prohibidos, sin la correspondiente autorización.

28) La comisión de infracciones tipificadas como leves, cuando se produzcan daños al patrimonio natural o a la biodiversidad, o al patrimonio arqueológico o paleontológico.

29) El incumplimiento de las normas recogidas en la Orden de 6 de agosto de 2001, por la que se establecen medidas generales y urgentes, con carácter provisional, para el tratamiento de arenas procedentes del continente africano, destinados al uso de la construcción, asfaltado o cualquier otro, con excepción del utilizado para la generación de playas.

30) La posesión o uso de sustancias activas de plaguicidas o productos fitosanitarios prohibidos por esta ley.

31) No comunicar a la Autoridad medioambiental competente los daños conocidos a la fauna protegida derivados de la electrocución o colisión en infraestructuras de parques eólicos o líneas aéreas eléctricas.

32) La comisión de cualquier infracción leve que se cometa en un parque nacional o en una reserva natural integral.

97 33) La comisión de una infracción leve del mismo tipo que la que motivó una sanción anterior en el plazo de dos años siguientes a la notificación de la misma, siempre que la resolución sancionadora haya adquirido firmeza en vía administrativa.

Artículo 148. Infracciones muy graves.

Son infracciones muy graves:

1) La colocación de veneno o cebos envenenados en áreas protegidas por esta ley.

2) La destrucción o degradación de los hábitats incluidos en el Catálogo Canario de hábitats en peligro de desaparición.

3) La destrucción, degradación o alteración de cualquiera de los elementos o las condiciones naturales de un área protegida por esta ley, cuando ponga en peligro o cause daño a sus valores y a los fines de protección o se realice con ánimo de provocar la declaración como área protegida.

4) La destrucción de ejemplares o formaciones incluidas en el Catálogo de Árboles, Arboleda y otra Flora singular de Canarias, o en los respectivos catálogos insulares o municipales, así como dañarlos, mutilarlos o deteriorarlos gravemente, poniendo en riesgo la vida de los ejemplares, arrancarlos o darles muerte, así como modificar física o químicamente el entorno de modo que pongan en riesgo su supervivencia, de aquellos ejemplares o formaciones.

5) La posesión de ejemplares incluidos en el Catálogo de Árboles, Arboleda y otra Flora singular de Canarias, o en los catálogos insulares o municipales, arrancados, así como su comercio y todo tipo de transacción con ellos.

6) La introducción de ejemplares de flora y fauna exótica invasora catalogada en áreas protegidas por esta ley.

7) La introducción de ejemplares de fauna silvestre alóctona, híbrida o manipulada genéticamente sin autorización o incumplimiento de las previsiones de esta ley.

8) Cualquier otra de las infracciones previstas en la presente ley y no tipificadas en la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del patrimonio natural y de la biodiversidad, o de la Ley 43/2003, de 21 de noviembre, de Montes, cuando los daños causados al patrimonio natural o a la biodiversidad superen los doscientos mil euros o cuando los beneficios obtenidos superen los cien mil euros.

9) La comisión de cualquier infracción grave que se cometa en un parque nacional o en una reserva natural integral.

10) La comisión de una infracción grave del mismo tipo que la que motivó la sanción anterior en el plazo de dos años siguientes a la notificación de la misma, siempre que la resolución sancionadora haya adquirido firmeza en vía administrativa.

SECCIÓN 2ª. SANCIONES.

Artículo 149. Sanciones.

1. Las infracciones tipificadas en la presente ley se sancionarán con las siguientes multas:

a) Infracciones leves: multa de 200 a 6.000 euros.

b) Infracciones graves: multa de 6.001 a 400.000 euros.

c) Infracciones muy graves: multa de 400.001 a 4.000.000 de euros.

98 2. Además de la multa correspondiente, podrá imponerse como sanción accesoria el decomiso de los medios empleados para la comisión de la infracción o de los productos o ejemplares objeto de ella.

3. Cuando se cometan infracciones graves o muy graves, podrán imponerse también las siguientes sanciones accesorias:

a) La pérdida de la posibilidad de obtener subvenciones o ayudas públicas de la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias por un plazo de hasta tres años para las infracciones muy graves y de hasta dos años para las infracciones graves.

b) La revocación de las autorizaciones otorgadas en aplicación de la presente ley cuyas condiciones hayan sido incumplidas, o su suspensión por un plazo de hasta tres años para las infracciones muy graves y de hasta dos años para las infracciones graves

c) El cierre de los establecimientos, locales o instalaciones relacionados con la comisión de la infracción.

4. Cuando se trate de especies exóticas, podrá imponerse a la persona física o jurídica responsable de la infracción el pago de los costes ocasionados con motivo de la comisión de la infracción, como los gastos de arranque o control de plantas o de localización y captura de ejemplares y en todo caso los ocasionados por el depósito y mantenimiento de los ejemplares objeto de la infracción.

5. Cuando la infracción consista en la destrucción, deterioro, sustracción o cambio de emplazamiento de las señales vinculadas a los espacios protegidos, o la sustracción, destrucción o deterioro de equipamiento para la conservación, como vallados, carteles, cámaras de fototrampeo, trampas y cualquier otro sistema, método, elementos, materiales o instrumentos que pudiera implantar la administración competente, todos los costes de adquisición, reposición, arreglo, instalación o sustitución, deberán ser abonados por la entidad o persona responsable de la infracción.

Artículo 150. Criterios para la graduación de las sanciones.

1. En la imposición de sanciones deberá guardarse la debida adecuación entre la gravedad del hecho constitutivo de la infracción y la sanción aplicada, teniendo en

1. En la imposición de sanciones deberá guardarse la debida adecuación entre la gravedad del hecho constitutivo de la infracción y la sanción aplicada, teniendo en