LÍMITES DE GRANULOMETRÍA Y ESPESOR DE UNA PROTECCIÓN DE ESCOLLERA CON TALUDES DE 3:1 (H:V)

In document DOCUMENTO Nº 3 PLIEGO DE PRESCRIPCIONES TÉCNICAS PARTICULARES (página 103-106)

GRANULOMETRÍA, PORCENTAJE DE LAS PIEDRAS DE VARIOS PESOS (KILOS) FETCH EN

Las piedras tendrán formas angulosas, pero no lajosas ni alargadas, y presentarán aristas vivas de fractura limpia. Por lo general no se permitirá que los fragmentos gruesos, mayores de la mitad del tamaño máximo, tengan su dimensión menor inferior a un tercio de la mayor dimensión.

Tolerancia en el contenido de sustancias nocivas.

Será de aplicación lo establecido en el apartado 3.5. del Artículo 31.44 de este Pliego de Prescripciones Técnicas Generales para Ejecución de Obras Hidráulicas, y en cualquiera de sus posteriores modificaciones.

Material de la capa de base.

El escollerado se apoyará sobre una capa de base que sirva de asiento de la escollera y de transición entre ésta y el material subyacente. La capa de base deberá ser más permeable que el material subyacente, e impedirá la fuga de los elementos finos de éste a través de ella. A su vez los finos de la capa de base no deberán poder pasar a través del escollerado; esta última condición puede obligar a ejecutar la base en varias capas diferentes.

Si el material subyacente al escollerado fuera de baja plasticidad, se exigirán las siguientes condiciones de filtro al material base:

D15 B > 5 D15 M. D15 B > 5 D85 M. D85 B > 0,5 D15 E.

Siendo “Dx” el tamaño que corresponde a la abertura del tamiz por el que pasa el tanto por ciento

“x” de material, en peso; las letras en los subíndices significan:

B = material de la capa de base.

M = Material subyacente a la base.

E = Material del escollerado.

Si el material subyacente, aunque sea arcilloso, fuese resistente a la erosión, solamente tendrá que cumplirse la última condición del párrafo anterior.

EJECUCIÓN.

posteriores modificaciones.

La ejecución de escollerados en taludes de obras de rellenos, presas, diques, etc, se realizará una vez terminada la obra de relleno hasta su coronación, o bien por fases sucesivas al mismo tiempo que se construye el cuerpo del relleno, pero siempre con la condición de que el vertido de las piedras se efectúe desde una altura inferior a tres metros (3 m), a fin de evitar la segregación.

Una vez vertido el material se procederá a su colocación de forma que se obtenga una buena trabazón de las piedras gruesas y que el material menudo rellene los huecos entre éstas. La colocación se efectuará con tractor equipado con hoja de empuje o por colocación individual de las piedras gruesas con retroexcavadora o grúas.

La regularidad de la superficie final del escollerado cumplirá la condición de que la parte más saliente de las piedras no sobresalga más de la mitad de su dimensión mínima respecto de la superficie teórica externa del escollerado. Además, en el fondo del cauce, la escollera colocada deberá cumplir que la cara vista sea la más plana.

En el Proyecto, se indicarán los lugares donde la escollera debe ir recebada con hormigón en masa, así como los espesores de dicho recebo.

El hormigón a emplear en el recebo de escollera cumplirá las condiciones que marcan los artículos correspondientes al presente Pliego.

CONTROL.

Ensayos.

Las características físicas y mecánicas de las rocas y los métodos de ensayo se indican en el apartado de MATERIALES, “Procedencia y calidad de la roca”.

Control de producción.

Será de aplicación lo establecido en el apartado 5.1 del Artículo 31.50 de este Pliego de Prescripciones Técnicas Generales para Ejecución de Obras Hidráulicas, y en cualquiera de sus posteriores modificaciones.

El control en cantera se efectuará visualmente y mediante la realización de ensayos. Visualmente, el Contratista controlará que las rocas alteradas, suelos y otros materiales inadecuados, así como las piedras de tamaño superior al máximo autorizado son separadas y depositadas en escombrera o en otras zonas indicadas por el Director. Se realizarán los ensayos que especifique el artículo correspondiente del presente Pliego, para comprobar que la roca cumple las especificaciones exigidas, tal como se indica en el apartado anterior “Ensayos”.

Durante la extensión o colocación del material, el Contratista controlará la altura de la tongada y, visualmente, la homogeneidad del material, la posible segregación del mismo, la adecuada trabazón entre las piedras, el relleno con piedras pequeñas de los huecos dejados entre las piedras mayores y, en general, todos los factores que influyen en la calidad de la ejecución del escollerado.

Control de recepción.

Será de aplicación lo establecido en el apartado 5.2 del Artículo 31.50 de este Pliego de Prescripciones Técnicas Generales para Ejecución de Obras Hidráulicas, y en cualquiera de sus posteriores modificaciones..

MEDICIÓN Y ABONO.

Esta unidad de obra se medirá por metros cúbicos (m3) de obra ejecutada medidos sobre Planos de perfiles transversales teóricos. El precio de abono será el indicado en el Cuadro Precios Nº 1, incluyendo el recebo de hormigón en masa y su vibrado, en las unidades que lo especifique.

No será objeto de abono el exceso de peso respecto al correspondiente al volumen de relleno ejecutado determinado de acuerdo con el criterio y tolerancias que fije el presente Pliego.

Serán por cuenta del Contratista los gastos de instalación de la báscula, así como su mantenimiento y servicio.

Artículo 4.7.2.- Gaviones.

DEFINICIÓN.

Se definen como gaviones a emplear en protección de taludes y fondos de cauces, a las cajas de forma prismática rectangular, elaboradas con enrejado metálico de mallas hexagonales tejido con alambre de acero suave galvanizado reforzado y, opcionalmente según necesidades, plastificados con PVC.

EJECUCIÓN.

Se estará, en todo caso, a lo dispuesto en la legislación vigente en materia medioambiental, de seguridad y salud, y de almacenamiento y transporte de productos de construcción.

El alambre usado para la costura de los gaviones y ligaduras entre gaviones será de al menos las mismas características de espesor, resistencia y protección que el empleado en los propios gaviones.

En el lugar de emplazamiento se desplegarán los gaviones y se abatirán en el suelo. Las celdas se formarán mediante cosido, (con alambre galvanizado), de las aristas introduciendo elementos de rigidización de las paredes verticales con el fin de coartar suficientemente sus deformaciones en la operación de llenado. El número de celdas se acomodará a las dimensiones previstas para el muro de gaviones.

Seguidamente se procederá al relleno de las celdas procurando colocar las piedras de mayor tamaño en los paramentos o caras vistas de forma que quede el menor volumen posible de huecos.

A juicio del Director de las Obras, durante el proceso de relleno, se podrán tomar todas las medidas adicionales que se consideren necesarias con el fin de evitar deformaciones en los gaviones.

Terminado el relleno, se cerrará el gavión, cosiendo la tapa a las aristas de la caja con alambre similar al empleado en las ligaduras.

MEDICIÓN Y ABONO.

La fábrica de gaviones se abonará por metros cúbicos (m3) realmente colocados, medidos en

In document DOCUMENTO Nº 3 PLIEGO DE PRESCRIPCIONES TÉCNICAS PARTICULARES (página 103-106)