La memoria colectiva en la historia

In document Los internos : una propuesta de acercamiento a la memoria desde la ficción (página 37-42)

1. El olvido está lleno de memoria: Un acercamiento a la memoria

1.2 Memoria Colectiva

1.2.2 La memoria colectiva en la historia

La memoria colectiva, que es fundamental para la reconstrucción de los hechos y para el proceso de perdón y de olvido que debe tener la víctima, está siendo destruida por regímenes, gobiernos y dictaduras de distintos países. El holocausto Nazi tiene secretos muy bien guardados que sólo con el tiempo se han atrevido a revelar algunas de las víctimas, argumentando que de haber entregado información antes, habrían perdido la vida. Porque el régimen alemán se encargó de suprimir la memoria de un pueblo, de obligar a olvidar y de guardar como un secreto los terribles asesinatos que se producían en un campo de concentración.

―Toda la historia del Reich milenario puede ser releída como una guerra contra la memoria‖(Levi, 2989).

Así mismo, crímenes como el del Palacio de Justicia en Bogotá, Colombia siguen sin esclarecerse del todo. Entonces ¿donde está la memoria colectiva?, ¿dónde quedó el recuerdo de los testigos o el de las víctimas?, ¿sufrieron todos de amnesia selectiva? O acaso ¿no se necesita de la verdad para poder perdonar y para tratar de olvidar?

Los regímenes totalitarios se han encargado, en muchos casos, de manejar la información y revelar sólo la parte que les conviene o que les interesa dar a conocer. Han destruido información valiosa, hechos imperdonables y masacres aterradoras. ―Los cadáveres de los campos de concentración son exhumados para quemarlos y luego dispersar las cenizas; las fotografías que supuestamente revelan la verdad son

38 hábilmente manipuladas a fin de evitar recuerdos molestos; la historia se reescribe con cada cambio del cuadro dirigente, y se pide a los lectores de la enciclopedia que eliminen por sí mismos aquellas páginas convertidas en indeseables.‖ (Todorov, 2000).

El manejo de la información de muchos gobernantes aparentemente ha impedido que se reconstruyan las verdades de un pueblo, que se recuerden cifras, hechos específicos y nombres y que se cuente lo que queda en la memoria de algunos de los testigos o de los sobrevivientes. Es por eso que se ha llegado a hablar de los abusos de la memoria y de la manipulación consciente de los recuerdos.

Aquí podemos entrar en una discusión muy amplia referente a las diversas masacres o atentados contra la vida que han ocurrido en la historia del mundo. Por ejemplo podemos preguntarnos qué fue lo que realmente pasó en el holocausto nazi. En la historia se han presentado muchas películas, libros y relatos con información diferente sobre un mismo hecho, por lo que no parece haber una verdad única. Sin embargo, y cuando hablamos de manipulación de la historia por parte de algunos dirigentes debemos entender que muy probablemente nunca vayamos a obtener la verdad absoluta de un hecho y que nos debemos conformar con los pequeños relatos (y verdades) que han hecho las víctimas del mismo. ¿Cómo serían los campos de concentración?, ¿cuántos murieron?

Estas preguntas nunca van a poder ser respondidas con la suficiente certeza, vamos a encontrar mil historias y muchas versiones iguales y contradictorias. Con el tiempo aparecerán nuevos datos (¿reales?) y nuevas confesiones por parte de algún testigo o de alguna víctima que había callado.

La memoria colectiva, entonces, sólo se puede conformar de pequeñas verdades individuales que vayan reconstruyendo un rompecabezas que jamás va a ser terminado, pero al que se le pueden encontrar muchas de sus piezas. La memoria colectiva será el relato que permanece, el que está vivo en cada uno de sus individuos y el que se va a transmitir en el futuro para que las nuevas generaciones lo traten de entender y de aplicar en su vida y en su identidad, marcada para siempre por estos recuerdos. Con este fin las víctimas de las distintas injusticias que han ocurrido en el mundo y que no han sido rememoradas de la manera que deberían ser, entre ellas el filósofo Italiano Primo

39 Levi (1985), hacen un llamado a la sociedad, a los gobernantes y a los asesinos de una manera muy poco común; por medio de una canción.

The army of those who died in vain, We of the Marne, of Montecassino, Treblinka, Dresden and Hiroshima. And with us will be

The leprous and the people with trachoma, The Disappeared Ones of Buenos Aires, Dead Cambodians and dying Ethiopians, The Prague negotiators,

The bled-dry of Calcutta

The innocents slaughtered in Bologna.

Heaven help you if you come out disagreeing: You’ll be clutched tight in our embrace.

We are invincible because we are the conquered, Invulnerable because already dead.8

Una canción puede ser una manera simple de nombrar y de recordar a los que han muerto alrededor del mundo por culpa de las guerras, de las masacres o de los asesinos sin nombre. Puede ser una buena forma para que la sociedad (que nunca ha sido víctima) se ponga la tarea de investigar, de estudiar lo que pasó y claro, de recordar. La importancia de reflexionar y de hacer que la sociedad en conjunto recuerde es, entonces, trascendental para el desarrollo de la misma y para el futuro de las víctimas. Hacer memoria es, por un lado, convencer a los testigos de que digan el pedacito de historia que saben y, por otro lado, comunicarle al resto del mundo lo que se sabe de un evento o de un suceso relevante para una sociedad. Recordar un hecho como el de la Segunda Guerra Mundial o el de la dictadura militar en el sur de nuestro continente puede ayudar

8

Traducción: Canción de aquellos que murieron en vano

El ejército de los que murieron en vano. Nosotros de Marne y de Montecassino, Treblinka, Desden y Hiroshima. Y con nosotros estarán los leprosos y los que tienen Tracoma. Los que desaparecieron en Buenos Aires, los que murieron en Camboya y los que mueren en Etiopía. Los negociantes de Praga, los sangrados de Calcutta. Los inocentes sacrificados en Boloña. Que el cielo los ayude si está en desacuerdo: ustedes serán apretados fuerte con nuestro abrazo. Somos invencibles porque somos los conquistados, invulnerables porque estamos muertos.

40 a que las futuras generaciones no cometan los mismos errores que nuestros líderes políticos. Y puede ayudar a los amigos y familiares de los que tuvieron que sufrir por culpa de esos errores y de esas masacres.

―Los que no puedan recordar el pasadoestán condenados a repetirlo.‖(Santayana)9

Para Avishai Margalit, filósofo nacido en Israel, la sociedad debe tener tanto una ética del recuerdo como una moral del recuerdo. Es decir, no sólo debemos preocuparnos por las víctimas de un hecho lamentable sino que las debemos llevar con nosotros siempre, debemos nombrarlas y sentirlas como hermanas; debemos recordarlas todo el tiempo. Sólo de esta manera lograremos adquirir una verdadera memoria colectiva. (Margalid, 2002).

―Nada debe impedir la recuperación de la memoria: este es el principio que se aplica al primer proceso. Cuando los acontecimientos vividos por el individuo o por el grupo son de naturaleza excepcional o trágica; tal derecho se convierte en un deber: el de acordarse, el de testimoniar.‖ (Todorov, 2000).

Recuperar la información registrada en la memoria declarativa es una de las funciones del cerebro. En cuanto a la memoria colectiva, recuperar la información importante registrada en la memoria de un grupo es un deber de la sociedad que no debe ser vulnerado por ningún líder político ni por ningún gobernante. Un deber de cada ciudadano, de cada patria, de cada nación, y de cada pueblo. Recordar alguna parte de la historia, algún pedazo de algún hecho y luego testimoniar, contarlo y evitar que se olvide. Digo una parte porque como bien sabemos la memoria es selectiva y el ser humano es incapaz de dominar ciertas instancias de la memoria; porque es imposible recordarlo todo. Debemos rememorar lo que podamos y contarlo para crear una memoria colectiva, basada en los pequeños recuerdos de cada testigo y de cada ser humano. Así, por medio de ‗flashes‘ de recuerdos podremos llegar a reconstruir los hechos de un holocausto, de un crimen o de una masacre, creando una identidad cultural y una sociedad mucho más colectiva y un poco menos individualista; evitando que hechos trágicos se repitan en el tiempo.

9

41 En el mundo existen varios ejemplos de recuperación de memoria (recuperación de información) de un hecho trágico. En Francia existe el Memorial de los deportados judíos. En este memorial se recupera el nombre de los hombres que fueron llevados a los campos de concentración, sus fechas de nacimiento y de partida, devolviéndoles a los desaparecidos lo que Todorov denominó ‗su dignidad humana‘.

―La vida ha sucumbido ante la muerte, pero la memoria sale victoriosa en su combate contra la nada.‖(Todorov, 2000).

En cuanto a la dictadura Argentina existe un gran ejemplo de recuperación de la memoria y de reconstrucción de los hechos. Las madres de la Plaza de Mayo (abuelas, madres y viudas de desaparecidos durante la dictadura de 1976 a 1983 en Argentina) se reúnen todos los miércoles en la Plaza de Mayo en frente de la casa de gobierno (Casa Rosada) a revivir con fotos y pancartas a los que se fueron y nunca regresaron. Así mismo tienen una emisora radial ‗La voz de las madres‘ que emite programas dedicados a los desparecidos y a sus familiares, y un periódico mensual dedicado a contar noticias de este tipo y, como ellas lo dicen, encaminado a ―conocer la realidad para poder transformarla‖10. Otra forma de recordar a las víctimas de este suceso es por medio de

una página de internet www.desaparecidos.org. En esta web se incluyen las listas de los desaparecidos durante la dictadura, su edad, su nombre completo, su fecha de nacimiento y de desaparición y la información que se tuvo tras la misma. Esta página de internet también incluye a los desaparecidos de la larga dictadura Chilena de Augusto Pinochet y de la uruguaya: países en los que muchos niños (hoy jóvenes y adultos) no entienden todavía dónde está su padre o su abuelo que despareció un día cualquiera cuando salía a trabajar.

10

Asociación madres de la plaza de mayo. En: http://www.madres.org. Recuperado el 10 de mayo del 2009.

42

In document Los internos : una propuesta de acercamiento a la memoria desde la ficción (página 37-42)