• No se han encontrado resultados

Los estados financieros fundamento del diagnóstico

In document La empresa, su operación y su entorno (página 38-41)

1.3 CAPITULO 3. CÓMO ELABORAR UN DIAGNÓSTICO FINANCIERO DE UNA EMRESA EN UN AMBIENTE GLOBALIZADO

1.3.4 Los estados financieros fundamento del diagnóstico

Los estados financieros sirven de base para la realización del diagnóstico financiero ya que muestran la situación financiera, los resultados de sus operaciones, los cambios en la situación financiera y las variaciones en su capital contable.

Recordemos que los estados financieros representan a pesos constantes los recursos generados o utilidades en la operación, los principales cambios ocurridos en la estructura financiera de la entidad y su reflejo final en el efectivo e inversiones temporales a través de un periodo determinado. La expresión "pesos constantes", representa pesos del poder adquisitivo a la fecha del balance general (último ejercicio reportado tratándose de estados financieros comparativos).

Los estados financieros son los documentos que concentran el registro de las operaciones de la empresa, en forma ordenada, resumida, cuantificada, confiable y accesible con el objeto de que sean utilizados en el conocimiento y análisis de la empresa para la toma decisiones, por medio de los estados financieros se llega al conocimiento profundo de lo que es una organización o ente económico.

La importancia de los estados financieros es que cumpla con el objetivo sobre la situación financiera de la empresa a cierta fecha y los resultados de sus operaciones y los cambios de la situación financiera por el período contable terminado en dicha fecha; de ahí que los estados financieros sean un medio de comunicar información y no son un fin, ya que no persiguen el tratar de convencer a las personas de un criterio y punto de vista a la validez de una posición.

Se entiende que se satisface al usuario de la información si los estados financieros son suficientes para que una persona, con conocimientos técnicos, pueda formarse un juicio entre otros sobre:

El nivel de rentabilidad del negocio.

La posición financiera, que influye sobre su solvencia y liquidez de ésta.

La capacidad de crecimiento de ésta.

El flujo de fondos.

Por medio de esta información y de otros elementos de juicio que sean necesarios el usuario general podrá evaluar el futuro de la empresa y tomar decisiones de carácter económico sobre la misma.

Las características de los estados financieros deben ser las que corresponden a la información contable como se muestra a continuación:

Utilidad:

Su contenido informativo como se muestra a continuación deber ser relevante, veraz y comparable, y además deben ser oportunos.

Confiabilidad:

Deben de ser estables, consistentes, objetivos y verificables.

Provisionalidad:

Contiene estimaciones para determinar la información que corresponde a cada período contable.

Con el objeto de que los estados financieros básicos tengan estas características se preparan de acuerdo con principios de contabilidad generalmente aceptados, consecuentemente las transacciones y efectos económicos afectados por la empresa, son cuantificadas y relevadas de acuerdo a los principios de contabilidad y reglas particulares que se han establecido al respecto.

Los estados financieros pueden clasificarse en:

1. Estados financieros estáticos

Son aquellos que muestran las operaciones y situación financiera o económica de un ente a una fecha determina, es decir, refleja el estado en que se encontraba una empresa a una fecha determinada, dentro de los estados financieros estáticos, se encuentra él más representativo de estos, que el balance general, también conocido como estado de posición financiera o situación financiera.

2. Estados financieros dinámicos

Son el reflejo de las operaciones realizadas por una empresa durante un período determinado, es decir, muestran lo realizado durante un lapso en algunos renglones específicos de operación. Dentro de estos estados financieros se encuentra el estado de resultados, estado de variaciones en el capital contable y el estado de cambios en la situación financiera.

Debemos tener en cuenta que existen limitaciones a los estados financieros, por ser el resumen de las operaciones de la empresa, registrada según el criterio del contador responsable, amparado por una serie de principios de contabilidad y de juicios personales de un período dado, muestra imperfecciones fundamentalmente por:

ƒ El criterio utilizado por quien registra las operaciones de la empresa.

ƒ El juicio personal de quien registra las operaciones respecto de los principios de contabilidad aplicables para cada caso.

ƒ La cuantificación monetaria de las operaciones, que por el simple transcurso del tiempo (sobre todo en época altamente financiera) la valuación o representación monetaria de dichas operaciones pierde actualidad y poder adquisitivo, tanto a corto como largo plazo.

Tomando como punto de partida lo anterior, los estados financieros no reflejan cifras absolutas, ni son completamente veraces, ya que intervienen factores subjetivos para su elaboración y para la valuación o actualización de valores.

Los avances en las técnicas contables han encontrado el camino para la actualización de las cifras mostradas en los estados financieros, con el objeto de igualar valores adquisitivos de cifras antiguas con las actuales y reflejar hechos cuantificados sobre bases razonablemente reales y actuales, pero aún esta técnica (contenida en el boletín B-10 de la comisión de los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados y por el Instituto Mexicano de Contadores Públicos, A.C.) tiene consideraciones subjetivas y de interpretación donde interviene en gran medida el juicio personal del responsable de la elaboración de los estados financieros.

Sin embargo, y a pesar de dichas deficiencias difícilmente salvables, los estados financieros son la única forma más o menos científica para conocer la historia, desarrollo y situación actual de la empresa referente a lo financiero.

Las normas empleadas para elaborar y mantener los registros e informes financieros se conocen como principios contables de aplicación general. El informe anual de los accionistas de empresas públicamente manejadas comprende, además de la carta del presidente e información subjetiva y estadística cuatro estados financieros principales:

1) El Estado de Resultados.

2) El Estado de Situación Financiera.

3) El Estado de Variaciones en el Capital Contable.

4) El Estado de Cambios en la Posición Financiera.

El Estado de Resultados como ya se mencionó anteriormente, proporciona un resumen financiero de los resultados operativos de la empresa durante un periodo específico generalmente un año y que por lo general es al 31 de diciembre.

El Balance General ó Estado de Situación Financiera define la posición financiera de la empresa en un punto determinado del tiempo. Aquí se comparan los activos de la compañía y su financiamiento, que puede ser deuda o aportaciones.

El Balance General es un documento contable que refleja la situación patrimonial de una empresa en un momento del tiempo. Consta de dos partes, activo y pasivo. El activo muestra los elementos patrimoniales de la empresa, mientras que el pasivo detalla su origen financiero.

El Estado de Variaciones en el Capital Contable esclarece la relación entre el ingreso neto percibido durante un año determinado y los cambios en el capital contable entre el inicio y el final de ese mismo año.

El Estado de Cambios en la Posición Financiera proporciona un resumen del flujo de fondos de un periodo específico, por lo general un año recién terminado. Denominado también Estado de Origen y Aplicación de Recursos, el Estado de Cambios en la Posición Financiera revela ciertos aspectos administrativos y financieros.

Se permite a las organizaciones de negocios cargar sistemáticamente una parte del costo de un activo fijo a los ingresos anuales que éste genera. A cada asignación del costo histórico por concepto de tiempo se le llama depreciación.

El sistema de recuperación de costo acelerado se emplea para determinar la depreciación de los activos, y su uso es exclusivamente con fines tributarios.

La depreciación, o designación de los costos históricos, es el tipo más común de gasto que no implica desembolsos de efectivo en las corporaciones. Para estimar el flujo de efectivo resultante de operaciones, se añaden los gastos por depreciación y otros cargos que no implican efectivo a las utilidades netas ya gravadas.

Los fondos pueden definirse ya sea como efectivo o capital neto de trabajo. El capital neto de trabajo es la diferencia numérica entre el total de activos circulantes y el total de pasivos a corto plazo. Ambas formas que adoptan los fondos son necesarias para que la empresa funcione adecuadamente. Se utiliza el efectivo para pagar cuentas corrientes, en tanto que el capital neto de trabajo se utiliza como fondo de reserva para el pago de deudas en el futuro cercano.

Los flujos de efectivo suelen dividirse en:

* Flujos resultantes de operaciones.

* Flujos financieros y legales.

Los flujos de operaciones son los influjos y desembolsos que forman parte del ciclo de producción de la empresa.

Los flujos financieros y legales comprenden el pago y la percepción de intereses; pagos y reembolsos de impuestos; las deudas contraídas y sus pagos; el efecto de las distribuciones de capital social o aportaciones mediante el pago de dividendos y compra de acciones; y, por último, los ingresos de efectivo resultantes de la venta de acciones.

El Estado de Cambios en la Posición Financiera con base en los flujos de efectivo describe los orígenes y aplicaciones o utilización del efectivo durante un periodo específico.

Los orígenes pueden ser:

* Decremento en cualquier activo.

* Incremento en cualquier pasivo.

* Utilidades netas después de impuestos.

* Depreciación y otros cargos que no implican desembolsos en efectivo.

* Venta de acciones.

Las aplicaciones pueden ser:

* Incremento en cualquier activo.

* Decremento en cualquier pasivo.

* Pérdidas netas.

* Distribución de dividendos.

* Adquisición o retiro de acciones.

In document La empresa, su operación y su entorno (página 38-41)