MATERIALES LÍTICOS DEL SITIO EWAN II-UNIDAD 1

In document Universidad Nacional de La Plata Facultad de Ciencias Naturales y Museo (página 194-200)

ANÁLISIS TECNO-MORFOLÓGICO Y FUNCIONAL DE LOS CONJUNTOS LÍTICOS: LA LOCALIDAD EWAN

MATERIALES LÍTICOS DEL SITIO EWAN II-UNIDAD 1

A diferencia del sitio anterior, en Ewan II-unidad 1 el número total de microlascas recuperadas es de 4.458, por lo que se decidió hacer un muestreo selectivo basado en la distribución del material en los cuadrantes más cercanos al área de combustión, arrojando un n= 1035, de las cuales 693 son menores a 5 mm y 342 son superiores a los 5 mm.

Análisis tecno-morfológico

Las microlascas que presentan curvatura, corresponden al 45 % de la muestra total. Con respecto a las que conservan corteza tenemos un 56 % del total de la muestra, mientras que un 38 % no presentan corteza en su superficie y hay sólo un 6 % de microlascas que no se pueden determinar por el alto grado de alteración.

El número de microlascas que presentan bulbo es muy alto con un n= 833. Lo inverso sucede con aquellas piezas que presentan labio con un n= 144. Los talones se encuentran ampliamente representados con un n= 841. A diferencia que en Ewan I las piezas fracturadas son menos frecuentes que las no fracturadas, 417 y 618 respectivamente.

En cuanto a las alteraciones térmicas, un tercio de la muestra analizada (n= 343) presenta dicho tipo de alteración. Algunas sólo presentan pequeñas manchas en su superficie, otras un aspecto como de rodamiento, y otro grupo escasamente representada presenta un aspecto fundido tanto en las superficies planas como en las aristas. Por otro lado existen algunas

microlascas que presentan pátina con un n= 159. Estas diferencias podrían estar relacionadas con la cercanía o el contacto directo con el área de combustión.

Con respecto a los colores se encuentran representados, sólo dos colores: transparente con un n= 637 y, verde n= 385. También se contabilizaron 9 de un color gris producido por alteración por temperatura. Sólo hay 4 microlascas en las cuales no se pudo definir el color por el alto grado de termoalteración (pepitas) (Gráfico 7.2).

Las microlascas de formatización de filo de raspador si bien en cantidad son muy superiores a las recuperadas en el sitio Ewan I, con un n= 153, en proporción al número de microlascas analizados de Ewan II-unidad 1 (1036) se comporta de manera similar, a Ewan I, ya que representa un 14 % del total de la muestra (Gráfico 7.2). En cuanto a las microlascas generadas por adelgazamiento bifacial las mismas alcanzan el 10% de la muestra analizada y coinciden con aquellas reconocidas con los restos de confección de puntas de proyectil.

195

Los instrumentos retocados recuperados en el sitio son escasos, y se encuentran representados tecnomorfológicamente por 3 tipos diferentes: Puntas de proyectil, raspadores y filo largo retocado unifacialmente.

Las siete puntas de proyectil presentan fracturas, aunque en diferentes lugares y grados. Dos son las menos afectadas, una confeccionada sobre vidrio transparente cuyas medidas son 1,7 cm. de largo por 1 cm. de ancho, la cual muestra una fractura en un extremo del pedúnculo, la otra de mayor tamaño 2,2 cm. de largo por 1,7 cm. de ancho, de color verde, opacado por la alteración térmica, sólo presenta una pequeña fractura en el pedúnculo. Una tercera punta está representada por el limbo casi completo, de vidrio transparente. Dentro de los fragmentos que presentan mayor alteración podemos mencionar cuatro aletas, tres de las cuales son de color verde y una transparente, así como dos fragmentos distales de limbo de color transparente (Figura 7.2).

En cuanto a la morfología particular de ambas puntas podemos mencionar para los dos casos un limbo corto, anchura máxima ubicada en la base del limbo (post-expandido), y la forma del ápice es normal. En cuanto a las aletas, ambas presentan aletas dobles y simétricas, aunque las de la punta de color verde corresponden a las denominadas destacadas y las de la punta transparente a las rectas. En cuanto a la forma de la base también pueden verse diferencias dado que en la primera es escotada y en la otra pedunculada. En ambos casos los pedúnculos están fracturados, aunque en la pieza transparente al haber conservado una parte del mismo se lo podría ubicar dentro de los denominados paralelos cóncavos.

Finalmente, en relación al retoque, ambas piezas, se caracterizan por tener un retoque regular extendido, sin presentar restos de corteza.

En cuanto al filo lateral largo, el mismo presenta dos fracturas una longitudinal, a lo largo de toda la pieza, y otra transversal, por lo que no se descarta la posibilidad de que corresponda a una forma base para la confección de una punta de proyectil. Los retoques son escamoso regular, parcialmente extendido, unifaciales. Este instrumento se confeccionó sobre vidrio de color verde (Figura 7.2).

Figura 7. 2. Arriba: De izquierda a derecha: raspadores y filo largo retocado. Abajo: Puntas y fragmentos de puntas de proyectil del sitio Ewan II-unidad 1

Como se mencionó anteriormente, entre los instrumentos se recuperaron tres raspadores que presentan básicamente las mismas características: todos corresponderían a raspadores unguiformes, las dimensiones rondan los 2 cm por 2 cm. el retoque es paralelo, regular. La diferencia se presenta en los colores ya que dos están confeccionados sobre vidrio transparente y uno sobre vidrio de color verde (Figura 7.2).

Análisis funcional

El análisis funcional de base microscópica se llevó a cabo sólo sobre los instrumentos retocados recuperados en el sitio Ewan II-estructura 1, dado que en Ewan I no se encontraron artefactos con filos naturales potencialmente utilizables. Con respecto a los retoques intencionales, en materias primas como

197

en general, son muy superficiales y por lo tanto no logran un adelgazamiento o aguzamiento del filo tan pronunciado como cuando el retoque es realizado por un retocador (Clemente Conte y Gómez Romero 2006, 2008). Por otro lado, dado que gran parte de los materiales se encontraban cercanos al área de combustión, algunos de ellos se encuentran parcial o totalmente alterados por el fuego. Los instrumentos retocados seleccionados para el análisis funcional se encuentran representados por tres raspadores, un filo largo retocado unifacialmente y dos puntas de proyectil.

El análisis microscópico de los materiales permitió poner en evidencia los principales rasgos microscópicos de la termoalteración, que se manifiestan como una pátina y un aspecto rodado en la superficie, que impidió la identificación de microrrastros de uso. Entre los artefactos retocados alterados por el fogón podemos mencionar el filo largo retocado y las puntas de proyectil, sin embargo los tres raspadores recuperados en la excavación no presentaron ningún indicio de termoalteración.

El análisis funcional sobre los filos retocados de los raspadores permitió determinar que los tres fueron utilizados, que además hubo casos de reactivación de los filos, también se pudo determinar tanto la cinemática como el material sobre el que trabajo el instrumento.

Raspador 156:

Este raspador fue confeccionado sobre vidrio transparente, cuyos bordes laterales pueden definirse como fracturas perpendiculares al plano ventral, y están frescos en su totalidad (Figura 7.3), el borde proximal es un plano de fractura compuesto, también perpendicular al plano ventral y tiene astilladuras que parecen accidentales.

El filo del frente de raspador tiene rastros de uso, intensos bien desarrollados en la mitad derecha, es un filo redondeado brillante, pero sin las estrías perpendiculares características del trabajo sobre piel (Figura 7.3). En vista ventral sí pudieron verse estrías, pequeñas, entrecruzadas, muy abundantes características del trabajo sobre piel. Todo esto sugiere que el trabajo se realizó con un ángulo relativamente bajo. Este filo presenta en la mitad izquierda rastros menos desarrollados localizados sólo en las porciones

salientes del filo, mientras que en las concavidades no hay rastro y sí marcas tecnológicas, pudiendo indicar reactivación.

Raspador 110:

Para la confección de este instrumento se utilizó vidrio de color verde. El filo frontal, muy extendido, termina en dos puntas, y los rastros de uso se encuentran muy bien desarrollados a lo largo de todo el filo e incluso en las dos extremidades del mismo, presentando redondeamiento y estrías sobre la cara ventral.

Presenta gran cantidad de marcas de alteración postdepositacionales (estrías y rayas grandes) (Figura 7.4) y el extremo proximal se encuentra astillado. El filo lateral derecho se caracteriza por la presencia de un retoque alternante, sin rastros de uso, mientras que el filo lateral izquierdo es un plano perpendicular a la cara ventral y tiene micropulido con estrías perpendiculares al filo que se extienden desde la unión con el frente hasta la mitad del filo lateral (1cm). No pudieron observarse marcas de enmangue. La extensión de los rastros de uso a lo largo del filo y extremidades del filo y lateral izquierdo sugieren que no se utilizó enmangado y que, aparentemente, no fue reactivado (Figura 7.4).

Raspador 024:

Al igual que el primer raspador, fue realizado sobre vidrio transparente. El filo frontal es ligeramente convexo, mientras los dos bordes laterales son planos perpendiculares a la cara ventral. El filo lateral izquierdo presenta esquirlamientos discontinuos, algunas estrías y marcas tafonómicas, aunque ningún rastro funcional. El frente del raspador, en el ángulo con el filo izquierdo, tiene rastros de uso apenas desarrollados, luego hay puntos de rastros más intensos aproximadamente a un cm. del ángulo, después los rastros aparecen poco desarrollados en la parte media del filo. Hacia la derecha del filo frontal, cerca del ángulo que forma con el filo derecho, hay otro punto con rastros más

199

extremo proximal hay un filo restringido con retoque, tipo raspador, inverso, en relación con el filo frontal, sin rastros de uso y con algunas estrías postdepositacionales. Dicho filo pudo haber sido preparado para la protección de la mano, o por procesos postdepositacionales. Todo lo que es el extremo proximal se complementa con una fractura.

Figura 7. 3. Raspador 156. Izquierda: microfotografía de filo lateral, fresco. Derecha: frente con rastros de uso sobre piel. 200X.

In document Universidad Nacional de La Plata Facultad de Ciencias Naturales y Museo (página 194-200)