6. ¿Diccionario?, no. Pictonario Animal 6.1 ¿Cómo es?

Durante el periodo vacacional, se desarrolló la unidad didáctica que nos permitió apropiarnos del aula escolar sin la intervención de la docente titular. Esta, tuvo en cuenta las problemáticas observadas en la primera etapa de la práctica pedagógica. Para ello, reforzamos los conocimientos adquiridos a lo largo del año, por medio de la creación de un Pictonario animal, ordenado en una carpeta personal, que contó con el diseño de dos formatos,

El primero, abordó información personal y de interés de cada uno de los niños, con el fin de apropiarlos con el desarrollo de todo el proyecto, puesto que los identificaba como creadores del Pictonario. Este formato, se estructuró en primera medida, con la representación de un dibujo propio acompañado de la escritura de su nombre y edad, adicional a esta información, se diseñaron siete recuadros, que respondían a las siguientes preguntas; ¿dónde vivo y con quién vivo?, ¿qué te disgusta?, ¿qué te gusta?, ¿qué te hace feliz?, ¿qué quieres ser cuando grande?, ¿cuál es tu comida favorita?, ¿qué haces en tus tiempos libres? las preguntas finalizan al encontrar un pequeño círculo, que debía ser coloreado al responder a la pregunta ¿tu color favorito es? Estas preguntas fueron seleccionadas al ser consideradas relevantes en tanto un tercero tuviera la oportunidad de conocer el proyecto y a su creador.

El segundo formato, se creó para acrecentar los procesos de escritura auténtica en cada estudiante, acompañado de una reescritura que les permitiera ser conscientes de su error, como se observa en la siguiente imagen. Para ello, el formato se diseñó con dos secciones principales para cada animal, en cada una se encontraba un círculo que permitió especificar la letra a trabajar, contiguo a este se encontraban dos figuras; un rectángulo en donde se indicó el nombre del animal y un cuadrado en la parte inferior de este, en donde se ubicaría la imagen correspondiente.

Adicionalmente, bajo la imagen se posicionaron dos recuadros; en el primero se consignó la información básica del animal, respondiendo a preguntas, como; ¿qué come?, ¿dónde vive?, número de patas, alas, aletas, ¿qué depredador tiene?,

descripción de su hábitat y datos interesantes, este debía ser diligenciado a partir de un vídeo, explicación o lectura que se hiciera acerca del animal destinado para la clase. El segundo recuadro, señalado con una estrella al costado izquierdo, se destinó para la corrección de los errores que encontramos en la respectiva revisión, muchos de los errores respondían a dificultades de lateralidad (especialmente en el direccionamiento de las letras), espacialidad, ortografía y vacíos gramaticales.

6.2 Manos a la obra

El desarrollo de la unidad didáctica se basó en cuatro momentos

6.2.1 Llevémoslo al salón

Para este momento se explicó el uso del material a trabajar durante el tercer y cuarto periodo, iniciando la explicación a partir de cuatro preguntas; ¿conoces un diccionario?, ¿para qué sirve un diccionario?, ¿cómo están ordenas las letras en un diccionario? y ¿cómo se diferencian los animales? (características), para tener claridad frente a las preguntas planteadas, se llevó un diccionario, el cual nos sirvió de apoyo. No obstante, los estudiantes en su mayoría distinguían el diccionario, sin embargo, no conocían su uso, así que, a partir de una actividad de ejemplos con objetos cotidianos de su entorno, permitimos que comprendieran el uso adecuado de este.

mayor dificultad, en la comprensión de las características, para ello decidimos ejemplificarlo, con dos de sus compañeros, (de sexos opuestos), al describirlos encontraron tanto similitudes como diferencias.

Para dar continuidad a esta sesión, se repartió a cada estudiante una hoja en blanco para que realizaran el esquema del formato dibujado en el tablero, observando que cada estudiante terminara lo solicitado, dimos continuidad al desarrollo y explicación de cada uno de los ítems, usando como ejemplo la araña y el ave, al comenzar con la letra A.

El desarrollo de este proceso se orientó de manera conjunta, teniendo presente las respuestas o inquietudes que surgieron a medida que se avanzaba con la estructura propuesta.

6.2.2 ¿Quién es el autor?

Este momento buscó generar una apropiación y sentido de pertenencia en cada uno de los estudiantes, para ello se elaboró un formato en el cual se recopiló la información personal y de interés, solicitada de manera breve en recuadros que permitieron al estudiante elegir con qué ítem iniciar, la estructura contó con un espacio para que el niño se plasmara por medio de un dibujo, que produjo alegría y emoción en los niños. Al ver los dibujos pudimos evidenciar la generalidad que usaban, puesto que no buscaron plasmar rasgos o características precisas de ellos mismos sino sólo capturar la esencia de género (niño o niña); además de esto, algunos de los niños, concentraban su energía y atención de manera agresiva o desafiante con sus compañeros, definieron su dibujo acompañado de elementos violentos, destacados a continuación, a lo cual podemos denotar la relación que el niño afianza con el objeto, atribuyéndose a sí mismo la característica directa que del objeto se descifra.

cuentan con conflictos intrafamiliares, como problemas entre hermanos y padres, así mismo, en el caso de uno de los niños semi internados en “Misericordia en Acción”, se encontró como respuesta la ausencia que tenía de su mamá, dando a entender la relevancia que tenía ella en su vida frente a las dificultades que ha tenido que atravesar. Este fue uno de los aspectos que más impacto tuvo en el transcurso de la práctica pedagógica, al permitirnos ser conscientes de las problemáticas personales que llegan a definir de manera drástica la personalidad y los objetivos del niño.

Por otro lado, evidenciamos en la pregunta ¿qué quieres ser cuando grande?, que la mayoría de los niños especificó labores convencionales, que quizá alguna persona cercana a ellos practica o que probablemente su atención ha sido capturada por estas tareas a lo largo de su vida. Algunas de estas prácticas son, vender motos, jardinero, crear cosas, ser millonaria, militar, entro otros. A lo largo de esta elaboración, se explicó la importancia de identificarse como autor del trabajo, ejemplificándolo con el autor Rafael Pombo, al ser el creador de cuentos como “Rin Rin Renacuajo”.

Con este primer acercamiento se obtuvo un escrito consciente y autónomo de los niños, teniendo presente que la información allí plasmada nos generó gran expectativa puesto que al leerla se identificaron, gustos, disgustos, color y comida favorita, actividades extra clase y expectativas a futuro, características que no se habían tenido en cuenta a lo largo de la práctica pedagógica. Se logró percibir en

los niños, que el desarrollo de esta actividad proponía elementos que no se habían trabajado en el aula, ya que les permitió autoevaluarse y analizar la percepción que tenían de sí mismos.

6.2.3 Empecemos a escribir

Para el desarrollo de este momento, contando con la explicación previa de la estructura del Pictonario, se hizo entrega del formato ya descrito anteriormente. Sin embargo, los materiales requeridos para iniciar el proyecto, era contar con una carpeta plástica con gancho legajador a la que se destinaría todo el contenido a realizar en cada una de las sesiones, ya que sería un trabajo de aula, es decir que las carpetas eran recogidas por nosotras al finalizar cada sesión. Entre los materiales solicitados por medio de notas específicas a la casa, se requerían imágenes de los animales a trabajar en clase, dependiendo de las letras asignadas.

no contar con apoyo y respuesta por parte de los acudientes, en las notas que eran enviadas en los cuadernos de los niños, tomamos la determinación de llevar las carpetas faltantes, ante la impotencia de ver cómo los niños no tenían en donde guardar su material. Segundo, frente al poco tiempo que teníamos para el desarrollo de cada sesión, que era de 110 minutos cada clase, se tomó la decisión de que cada estudiante trajera su animal en recorte para ser ubicado en el espacio designado. Sin embargo, a muchos de los estudiantes se les dificultó contar con las imágenes solicitadas; durante las dos primeras clases esta falencia fue subsanada por otros compañeros que traían más de un recorte para la sesión, no obstante, se optó porque los niños hicieran el dibujo del animal solicitado, a pesar de que esto conllevara a invertir un aproximado de 30 minutos por clase en la realización del mismo. Muchos de los niños sintieron gran atracción al poder dibujar el animal, puesto que les permitía no solo concentrarse en la escritura sino además estimular su creatividad.

Por otro lado, iniciamos durante la primera semana con la letra A y B, para esto permitimos que los niños escogieran el animal que desearan para iniciar la estructura base del Pictonario. Frente a lo cual, encontramos desaciertos en esta estrategia, puesto que no contamos con la extensión que requería la explicación de la variedad de animales que fueron llevados a clase. Por lo tanto, optamos por cerrar cada sesión eligiendo con los estudiantes los dos animales que se desarrollarían en el próximo encuentro, teniendo en cuenta que los seleccionados eran elegidos a partir de unas opciones llevadas por nosotras, pretendiendo que conocieran

animales nuevos a los convencionales y así permitir de forma acertada la orientación al grupo.

A medida que avanzábamos con el desarrollo del Pictonario, evidenciamos algunas confusiones a la hora de comprender el cuadro correspondiente a la reescritura, en donde se realizaba la corrección de los errores encontrados. Esto, nos llevó a explicarlo mediante el uso del tablero, graficando detalladamente con información ya trabajada en animales previos, para que de esta manera encontrarán fácilmente el error al que nos referíamos, entendiendo a su vez en qué recuadro debían ubicar la información correcta.

Otra de las problemáticas encontradas, fue la confusión entre los ítems, descripción de su hábitat y ¿dónde vive?, ya que los estudiantes los comprendían como iguales, otorgando la misma respuesta para los dos. Frente a esta situación, intentamos aclarar las diferencias, implementando una estrategia visual, elaborada en medio pliego de cartulina decorada con papel celofán, con el que se escenificó el hábitat de la Anémona, hogar de Nemo, un personaje de una película de Disney, conocida por todos los niños.

Además de esta explicación y para facilitar el proceso, decidimos reubicar estos ítems a partir de las letras E y F, por, ¿cuál es su hábitat? seguida de descripción de su hábitat, que permitió una facilidad conceptual frente a los animales siguientes, que se extendió solo hasta el desarrollo de la letra H, puesto que durante el desarrollo del Pictonario Animal, las clases se vieron afectadas por actividades institucionales, las cuales abarcaban la totalidad de las sesiones impidiendo culminar el abecedario.

6.2.4 Nuevas especies

Concluyendo el Pictonario, se realizó la creación de un animal propuesto por cada estudiante, a partir de las explicaciones e información adquirida en cada una de las sesiones, donde se mencionaron características físicas, datos interesantes y generalidades del entorno en donde habitan los animales trabajados. Por tal motivo, para dar inicio al último momento desarrollado con los niños, realizamos un ejemplo, creando un animal con ayuda de ellos, el animal tenía cuerpo de serpiente, ojos de

sapo, patas de araña, dientes y orejas de conejo, habitaba en cuevas y se alimentaba de insectos, su nombre fue Conarserpo, el cual se propuso por la combinación de los nombres de los animales ya mencionados anteriormente.

Dicha explicación generó gran expectativa en nosotras, ya que el grupo se vio motivado y emocionado al participar de la creación del ejemplo, esto se consideró como un detonante creativo puesto que originó diversas ideas con respecto a la creación, al demostrar que efectivamente los niños aprendieron a usar la información que creímos no iba a ser de relevancia para ellos, como lo fueron los datos curiosos incluidos en el esquema propuesto para el Pictonario.

Teniendo presente la creación realizada por cada estudiante, inicialmente se les dio una hoja en blanco para que en ella dibujaran el boceto de este, al respaldo de dicha hoja debían realizar una descripción del animal a crear con las características que consideraban relevantes, incluyendo, qué comían, dónde y cómo vivían. Al momento de dar paso a la descripción, tuvimos mala comunicación como docentes en formación para dar las indicaciones, lo cual generó que muchos niños escribieran las preguntas dadas en el esquema inicial y no crearan un escrito continuo y propio de su animal, lo cual era lo que se pretendía con la actividad.

Una vez finalizado el boceto, se dio paso a la ilustración final en los octavos de cartulina que fueron repartidos a cada uno de los estudiantes, allí podían ampliar la

algunos errores de ortografía y espacialidad, sin embargo estos errores fueron corregidos en la misma hoja, ya que no fueron transcritos a la cartulina, dado que debían consignar la información que ellos creyeran pertinente sin guiarse por los parámetros generales del Pictonario. La principal motivación que tuvieron fue saber que el producto final de la carpeta sería entregado a los padres de familia, quienes verían su proceso de escritura en un trabajo autónomo.

La creación tuvo como finalidad dar la oportunidad de generar pensamientos propios a partir de información ya brindada en el aula, teniendo presente que el desarrollo de lectura y escritura se veía limitado por la estrategia La palabra generadora, que consiste en realizar transcripción de tablero y/o cartilla, en donde las palabras se analizan en sílabas y las sílabas en letras, es decir, se genera un análisis silábico en gran medida sin tener en cuenta la experiencia del niño frente a lo nombrado. De acuerdo con el método de la palabra generadora, Berta Braslavsky nos dice

Las formas rigurosas del método de la palabra generadora, se subrayan como desventajas su monotonía y, sobre todo, la necesidad de controlar el vocabulario de la lengua escrita para someterlo al aprendizaje de las letras del alfabeto. El niño repite lo que le muestra el maestro; reproduce palabras, sílabas y letras ya analizadas; no descubre ni crea nada. (2005, Pág. 83)

Por otro lado, se tuvieron en cuenta los siguientes criterios de evaluación, de acuerdo con los Estándares y Derechos Básicos de Educación.

CRITERIOS POR EVALUAR DESCRIPCIÓN

Afectivo 1. Es el diálogo eje central al momento de dar solución a problemáticas presentadas en el aula.

2. El estudiante participa

constantemente y se le ve interés en las actividades desarrolladas en clase.

Habilidades procedimentales 1. Extrae información del contexto y de diversas fuentes que le contribuye a la planificación del Pictonario animal. 2. Elabora hipótesis acerca del sentido

el proceso de lectura; para el efecto, me apoyo en mis conocimientos previos, las imágenes y los títulos. 3. Escribe palabras que le permiten

comunicar sus ideas, preferencias y aprendizajes.

Cognitivo 1. Reconoce y plasma el código de

manera secuencial.

2. Representa objetos, personas, animales y lugares mediante imágenes y descripciones.

3. Pronuncia las palabras de un texto sencillo a partir del reconocimiento de las letras que las componen 4. Realiza construcciones de texto

autónomo

5. Revisa, socializa y corrige los escritos, teniendo en cuenta las propuestas de los compañeros y las profesoras, atendiendo algunos aspectos gramaticales (ortografía, espacialidad y lateralidad)

6. Interpreta diversos textos a partir de la lectura de palabras sencillas y de las imágenes que contienen.

Hábitos académicos 1. Culmina satisfactoriamente el Pictonario Animal, haciendo uso de éste para la creación del animal fantástico final.

2. Sigue las instrucciones

recomendadas por las docentes para la realización de las actividades.

Teniendo presente los criterios de evaluación, cabe mencionar, que el Pictonario no fue culminado en su totalidad, ya que como se mencionó anteriormente, hubo actividades extraacadémicas que hicieron prolongar el desarrollo de este. Sin embargo, se concluye el proceso alcanzado con gran satisfacción por nuestra parte, ya que, se logró evidenciar un avance significativo en el proceso de escritura de los niños, sin necesidad de llegar a usar métodos transcriptores que detuvieran los procesos creativos que existen en cada uno de ellos.

In document SISTEMATIZACIÓN DE EXPERIENCIA, CRÍTICA Y PROPUESTA PARA LA ENSEÑANZA DE LA ESCRITURA EN GRADO PRIMERO EN EL COLEGIO EL JAZMÍN I.E.D. (página 57-73)