Recursos personales: empacar tu mochila

In document Tu Psicología para el Éxito + Tu Acción² = ÉXITO. Nerea San José Marqués (página 27-46)

Hay una película en la que el orador dice a su audiencia que su vida cabe en una mochila y la llenan con lo que creen que es importante para ellos.

Imagina que llevas tu vida como una mochila y pones en ella cosas que puedes pensar que son importantes, con cosas urgentes y, finalmente, necesarias. Todas estas experiencias son válidas e importantes para ti, pero el camino hacia el éxito debe ser tomado con una flexibilidad de movimiento y capacidad para accionar rápidamente, ya que queremos aprovechar las oportunidades en el momento adecuado. Debes revisar el peso de tu mochila.

Las mentes exitosas saben aprovechar al máximo todo lo que tienen: dinero, carisma, habilidades, conocimiento, amigos y red de contactos, pero su mayor don es ser flexibles y perseverantes en la persecución de sus objetivos y sueños, por lo que tu mochila debe estar llena sólo de recursos importantes para lograr tus objetivos, y dejar atrás todo lo que pueda retrasarte.

Aquí tienes los recursos que necesitas para poner en tu mochila:

Una educación próspera, esto te ayuda a predecir las oportunidades de la vida. La educación no es sólo aprender conceptos e ideas, sino también aprender maneras de enfrentarse a los problemas y tratar con el medio ambiente que nos rodea.

Ejercicio:

Piensa en tu educación. Encuentra momentos exitosos de tu educación a lo largo de tu vida y busca el patrón.

Además, piensa en todas esas personas que contribuyeron en obtener tu conocimiento;

ahora pueden ser modelos a seguir en tu vida.

Si estás pensando en dirigir un negocio, entonces revisa a tus competidores y al mercado. Pregúntate cómo puedes mejorar la

vida de otras personas si pusieras tu producto o tu servicio en el mundo.

La educación y la adquisición de conocimientos son la clave de tu éxito. Nunca dejes de aprender de tus experiencias personales, y lee dos libros, como mínimo al mes, aunque sean novelas. Las novelas te cuentan las experiencias de las personas y fortalecen tu capacidad de comunicarte con los demás. Además, te pueden enseñar nuevos patrones para expresar tus sentimientos.

Tus modelos a seguir son:

- - - - -

La educación es también la capacidad de saber cómo cambiar el entorno que nos rodea, en otras palabras, tu conocimiento de cómo Mi amigo__________________________ porque puede _________________________ muy bien.

-Mi amigo__________________________ porque puede _________________________ muy bien.

-influir en la gente, el mercado o las materias primas si eres escultor, pintor, etc. En el caso de que estés creando una nueva idea o producto, no olvides patentar tu creación. No se lo digas a nadie antes de hacerlo, porque perderás el derecho a registrar tu nuevo producto o idea.

Por otro lado, el conocimiento de tus competidores te ayudará a mejorar un producto, dar un mejor servicio y conectar con los clientes de una manera diferente a la de tus competidores. Aprende todo lo que puedas del mercado y de tus competidores, y entonces podrás encontrar tu nicho en el mundo. Recuerda que el mundo es lo suficientemente grande para todos, ¡incluyéndote a ti, y a tus ideas!

Niveles de aspiración física, nuestro cuerpo es el espejo de nuestra alma. Si estamos en equilibrio con nuestra mente y cuerpo, entonces nuestra fuerza física nos permite alcanzar nuestros objetivos mentales.

Además de esto, es importante integrar la cultura y la salud espiritual en tu vida. Aquí, tus sentimientos de pertenencia a tu comunidad son importantes. Esta comunidad puede ser en persona, distante, o bien online;

por ejemplo, los practicantes de Tai-chi.

Practicar cualquier deporte es bueno, no sólo para el cuerpo, sino también para el alma, ya

que creamos sentimientos de pertenencia y un lugar en el mundo.

Familia, la comunidad próspera, el modelo a seguir. La mayor parte de tu aprendizaje se hace modelando o rechazando lo que ves a tu alrededor. Tus necesidades psicológicas se establecen en esta primera interacción cuando eres un niño, aunque nunca olvides que siempre puedes romper cualquier círculo vicioso en tu vida, y volver a establecer un nuevo blueprint neurológico debido a la neuroplasticidad de tu cerebro. Como dice Michael Neil: «Nunca es demasiado tarde para tener una infancia feliz»; al final del día, tú tienes el control de tus acciones y decisiones.

Tu comunidad refleja tu cultura y puede que te encuentres rompiendo el molde. Cada cultura enriquece a otras culturas, así que nunca niegues los grandes beneficios de tu punto de vista único, filtrado por tu educación cultural. Pero, prosperar dentro de una comunidad, implica flexibilidad en el tipo de relaciones que tienes, y en los eventos de la red o network a los que asistes.

¿Cuál es tu comunidad?

____________________________

Comprueba el patrón de tu comportamiento e interacción; puede que recibas apoyo, pero no del tipo adecuado. Los amigos pueden ser un apoyo verbal solamente, pero sus comportamientos no necesariamente apoyarán tus acciones para el éxito. Nunca olvides que eres responsable de tus acciones y de los amigos que eliges tener en cada época de tu vida. Por ejemplo, digamos que has pagado un tratamiento para dejar de fumar (hipnoterapia) y que este tratamiento ha tenido éxito durante dos meses, pero cada vez que ves a María —una amiga— fumas porque ella fuma y te ofrece un cigarrillo repetidamente. ¿Te suena esto familiar? Esta situación es la misma que sucede con la bebida, las drogas, etc.

Es tu responsabilidad decir «no», pero también tienes que comprobar si tu amigo es realmente tu amigo. Un buen amigo respeta tu decisión; no deberías tener que justificar tu decisión o dar ninguna explicación de tus acciones. Las personas son tus amigos porque te quieren por ti mismo, incluyendo el cambio de ciertos hábitos.

¿Qué debería hacer en esta situación?

a) Habla con ellos, y diles que esto es importante para ti y que no te gusta que insistan en que vuelvas al viejo hábito, sea cual

sea. Te sientes bien atendido por ellos sin beber, ni fumar.

b) Si lo anterior no funciona, entonces distánciate físicamente reduciendo los encuentros personales hasta que tu fuerza de voluntad esté lista para decirles «no»

doscientas veces y no ceder al viejo hábito.

c) Recuerda, eres responsable de tus acciones. Nadie más tiene la culpa. Comprueba tu patrón de éxito y luego invítalos a alcanzar, contigo, esta nueva meta.

Niveles de aspiración psicológica, debemos buscar un enfoque holístico del bienestar. No basta con no estar enfermo física o psicológicamente. En tu mochila, debes llevar estas cuatro actitudes:

1. Equilibrio con el medio ambiente (creencias positivas). Reducir el impacto negativo de las relaciones tóxicas reduciendo el contacto o enfrentándolas y llegar a un acuerdo de respeto mutuo.

2. Confianza en uno mismo.

Autovaloración. Autoestima.

3. El sentido de la autonomía y el propósito.

4. La conciencia de tus emociones

como la frustración, el miedo, la soledad y la ira. Estas emociones pueden poner en peligro nuestro éxito creando creencias limitantes. Tu inteligencia emocional es muy importante cuando interactúas con otros.

¿Tu autoestima es tu amiga o tu enemiga?

Vamos a trabajar en tu autoestima y en cómo te percibes a ti mismo. La autoestima es la percepción que tenemos de nosotros mismos.

Aunque se tenga éxito, por ejemplo, como actor de televisión, puedes tener una baja autoestima al mismo tiempo. La situación ideal es que tengas una autoestima equilibrada, no demasiado alta que menosprecie a los demás, o demasiado baja que te impida alcanzar tus sueños.

La autoestima es lo que realmente piensa de sí misma una persona, y como dije antes, tener éxito en algo, no significa que tu autoestima sea equilibrada y positiva. La forma en que nos percibimos a nosotros mismos, cambia según las circunstancias, las personas, y las tareas que tenemos que afrontar en un momento determinado.

Además, no está claro qué es la autoestima. Para algunas personas, es la capacidad que tenemos para enfrentarnos a una situación particular, y usar nuestros recursos personales de la manera correcta.

Para otros, es la capacidad de expresar una opinión sin miedo a ser rechazados y sentir que nuestra voz cuenta para algo en los demás La autoestima implica estas declaraciones:

¿Te amas a ti mismo tanto como a los demás?

Controlar mis emociones la mayor parte del tiempo.

¿Eres consciente de tus emociones?

Negociando con otros.

¿Puedes comprometerte a veces, o buscas siempre salirte con la tuya con los demás?

Manejar el conflicto.

¿Evitas el conflicto? ¿Provocas el conflicto entre otros aplicando las reglas de dividir y conquistar?

Aceptación de lo que nos está pasando (la realidad).

¿Tienes dificultades para enfrentarte a la realidad y sueñas despierto para evitar decepciones?

Reasegurarse uno mismo entre otros.

¿Hablas cuando es necesario?

Confiar en uno mismo.

La autoestima implica tres perspectivas:

La imagen de uno mismo Como nos vemos a nosotros

mismos.

¿Cómo se ve a Ud. mismo?

Podemos tener diferentes opiniones de nosotros mismos en diferentes momentos del día porque nos sentimos cansados, o bien conocemos a gente que dificulta nuestra autoestima.

Por la mañana:

Por la tarde:

Por la noche:

El yo ideal...

La forma en que queremos ser y ser vistos por los demás

El concepto de uno mismo...

Esta es la imagen global de ti que abarca tu yo ideal y tu

autoestima.

Te sugiero que hagas esta pequeña prueba para saber tu nivel de autoestima.

Recuerda, nuestra autoestima cambia según las personas con las que estamos en contacto.

Algunas personas nos dan poder, y otras agotan nuestra confianza en nosotros mismos, y hacen difícil encontrar la energía adecuada para lograr nuestros objetivos. En este ejercicio, sigue pensando en la misma situación: trabajo, familia, pasatiempos, etc.

Cuestionario 5) Me expreso fácilmente en grupo

 nunca  a veces  muchas veces  siempre 6) Merezco ser feliz

 nunca  a veces  muchas veces siempre 7) Creo que mi opinión es tan importante como la de

los demás.

 nunca  a veces  muchas veces siempre 8) ¿Cuándo cometes un error, piensas que es humano

cometer errores?

molesto de otra persona?

 nunca  a veces  muchas veces Siempre 11) Cuando una relación te hace daño, ¿eres capaz de

romperla?

 nunca  a veces  muchas veces siempre 12) ¿Puedes decir «no» cuando crees que es necesario?

 nunca  a veces  muchas veces siempre

Averigua tu puntuación:

Siempre da 3 puntos Muchas veces da 2 puntos A veces da 1 punto

Nunca da 0 puntos

Todos los que han tenido algún tipo de contacto con nosotros han ayudado a formar nuestra confianza y autoestima; algunas personas más que otras, algunas de forma positiva, y otras de forma no tan positiva. Me gustaría señalar que el hecho de que tus padres, profesores o amigos digan «no» a tus peticiones, no significa que hayan perjudicado tu autoestima. Tener límites en tu vida es tan importante como tener amor y una respuesta positiva a tus logros.

De

¿Quién ha contribuido con tu gran autoestima? Escribe los nombres de las personas que te han dado una palabra positiva o un estímulo en tu vida.

Escucho las palabras positivas de....

Ahora, quiero que hagas el ejercicio del cuarto oscuro y grita en voz alta los nombres de las personas que han fortalecido tu autoestima. ¡Dales las gracias! Recuerda poner tu mano en la coronilla y presionar suavemente para sentir tu presencia. Son una parte importante de tu vida, pero ahora, puede que ya no los necesites en tu mochila. Necesitas, en este momento de tu vida, un modelo a seguir para lograr tu objetivo.

La honestidad es tu mejor amiga para mantener el nivel correcto de autoestima, nunca tengas miedo de ser tú mismo frente a los demás.

El Emperador y las semillas de flores

La historia de la honestidad (pon tu nombre en la historia)

Hace mucho tiempo, en este mismo reino, vivía un emperador que amaba la naturaleza. Todo lo que plantaba se convertía en flor. Aparecieron flores, arbustos e incluso grandes árboles frutales, ¡como por arte de magia! De todo lo que había en la naturaleza, amaba, sobre todo, las flores, y cuidaba su propio jardín todos los días. Pero el emperador era muy viejo, y necesitaba elegir un sucesor al trono. ¿Quién sería su sucesor? ¿Y cómo decidiría el emperador? Como al emperador le gustaban tanto las flores, decidió que las flores le ayudarían a elegir.

Al día siguiente, se emitió una proclamación: ¡todos los hombres, mujeres, niños y niñas de todo el reino debían venir al palacio! La noticia creó una gran emoción en todo el lugar.

En un pueblo no muy lejos de allí, vivía un/a joven llamada (Tu nombre). (Tu nombre) siempre había querido visitar el palacio y ver al emperador, así que decidió ir.

Se alegró de haber ido. ¡Qué magnífico era el palacio! Estaba hecho de oro y estaba decorado con joyas de todos los colores y tipos, diamantes, rubíes, esmeraldas, ópalos y amatistas. ¡Cómo

brillaba y resplandecía el palacio! (Tu nombre) sintió que siempre había conocido este lugar.

Atravesó las puertas del palacio y entró en el gran salón, donde se sintió abrumad@ por toda la gente. ¡Era tan ruidoso! «¡Todo el reino debe estar aquí!» Se dijo a sí mism@.

Entonces se escuchó el sonido de al menos cien trompetas anunciando la llegada del emperador. Todos se callaron. El emperador entró, agarrando lo que parecía una pequeña caja. ¡Qué bien se veía, tan noble y elegante! Dio la vuelta a la gran sala, saludando a todos y cada uno, presentando algo a cada uno. (Tu nombre) tenía curiosidad por la pequeña caja. ¿Qué había dentro?, se preguntaba. ¿Qué le estaba dando a cada uno?

Por fin, el emperador llegó a (Tu nombre).

Ella/él hizo una reverencia y luego vio como el emperador alcanzó la pequeña caja y le presentó una semilla de flor. Cuando (Tu nombre) recibió la semilla, se convirtió en la chic@ más feliz de tod@s. Entonces el sonido de las trompetas llenó la gran sala una vez más, y todo se volvió silencioso. El emperador anunció:

«¡Quien pueda mostrarme las flores más hermosas, en un año, me sucederá en el trono!»

(Tu nombre) se fue a casa llen@ de asombro por el palacio y el anuncio del

emperador, agarrando cuidadosamente la semilla de la flor en su mano. Estaba segur@

de que podría cultivar la flor más hermosa.

Llenó una maceta con tierra fértil, plantó la semilla cuidadosamente y la regó todos los días. ¡No podía esperar a verla brotar, crecer, florecer y convertirse en una magnífica flor!

Pasaron los días, pero nada creció en la maceta. (Tu nombre) estaba preocupad@.

Transfirió la semilla a una maceta más grande, la llenó con la tierra más rica y de mejor calidad que pudo encontrar y la regó dos veces al día, todos los días. Pasaron días, semanas y meses, pero aun así no pasó nada. Pasó todo el año.

Finalmente, llegó la primavera, y era hora de volver una vez más al palacio. (Tu nombre) estaba desconsolad@ porque no tenía ninguna flor para mostrar al emperador, ni siquiera un pequeño brote. ¡Pensó que todos se reirían de ella/él porque todo lo que tenía para mostrar durante todo el año era una maceta de tierra sin vida! ¿Cómo podía enfrentarse al podrías cultivar una gran flor como la mía?» El padre de (Tu nombre), habiendo escuchado

esto, puso su brazo alrededor de (Tu nombre) y l@ consoló.

«Depende de ti si vas o no», dijo su padre.

«Hiciste lo mejor que pudiste, (Tu nombre), ¡y lo mejor es lo suficientemente bueno para presentarlo al emperador!».

Aunque se sentía reaci@ a ir, (Tu nombre) también sabía que no debía faltar al respeto a los deseos del emperador. ¡Además, ella/él también quería ver al emperador y al palacio de nuevo! Así que (Tu nombre) viajó una vez más al palacio, sosteniendo la maceta de tierra en sus manos.

El emperador estaba feliz de ver el gran salón lleno de sus súbditos, todos mostrando con orgullo sus hermosas flores, todos esperando ansiosamente a ser elegidos. ¡Qué hermosas eran todas las flores! Había flores de todas las formas, tamaños y colores. El emperador examinó cada flor cuidadosa y minuciosamente, una por una. (Tu nombre), que estaba escondid@ en un rincón con la cabeza inclinada, se preguntó cómo podría elegir, ya que todas eran tan hermosas.

Finalmente, el emperador llegó a (Tu nombre).

¡(Tu nombre) no se atrevió a mirar al Emperador! Todo el mundo se reía de (Tu nombre) y de su maceta vacía.

«¿Por qué trajiste un tiesto vacío?», preguntó el emperador.

«¡Su Majestad!», dijo (Tu nombre). «Planté la semilla que me diste y la regué todos los días, pero no brotó. La puse en una maceta mejor con mejor tierra, pero aun así no brotó. La cuidé todo el año, pero no creció nada. Así que hoy traje una maceta vacía sin una flor. ¡Fue lo mejor que pude hacer!».

Cuando el emperador escuchó esas palabras, una sonrisa se extendió lentamente por su rostro, y tomó a (Tu nombre) de la mano.

(Tu nombre) se asustó. Se preguntó si estaba en algún tipo de problema. El emperador la llevó al frente del gran salón, y volviéndose hacia la multitud, exclamó: «He encontrado a mi sucesor, ¡la persona digna de gobernar después de mí!».

(Tu nombre) estaba desconcertad@.

«¡Pero su Majestad! No tengo ninguna flor, sólo esta maceta de tierra sin vida».

«¡Sí, me lo esperaba!», dijo el Emperador:

«¿De dónde todos los demás obtuvieron sus semillas?, no lo sé. Las semillas que di a todos el año pasado habían sido todas tostadas.

Habría sido imposible que alguna de ellas creciera. (Tu nombre), admiro tu gran coraje y honestidad al presentarte ante mí con la

verdad. Te recompenso con todo mi reino».

«¡Serás la próxima emperatriz!».

Cuento chino - autor desconocido.

Empacar tu mochila con tus

In document Tu Psicología para el Éxito + Tu Acción² = ÉXITO. Nerea San José Marqués (página 27-46)