• No se han encontrado resultados

SISTEMA INQUISITIVO

In document UNIVERSIDAD MAYOR DE SAN ANDRES (página 62-65)

EL MINISTERIO PÚBLICO COMO UNA INSTITUCIÓN DIRECTRIZ EN EL PROCESO

UNIDAD Y JERARQUIA

1.2. EL PROCESO PENAL

1.2.2. DIFERENCIAS ENTRE PROCESO PENAL Y EL DERECHO PROCESAL PENAL

1.2.3.3. SISTEMAS PROCESALES DE ENJUICIAMIENTO PENAL

1.2.3.3.2. SISTEMA INQUISITIVO

El sistema inquisitivo también denominado canónico por la importancia que tuvo la religión católica en el sistema político, jurídico e ideológico que es implantada desde el siglo XIII al siglo XVIII. Esta se funda en el régimen feudal y termina con la ilustración, como fruto del renacimiento.

53 El sistema de enjuiciamiento de base inquisitiva se fundó en el sistema acusatorio con las características de la igualdad de partes, la oralidad en el proceso, acusación previa y otras más, sin embargo degeneró en la persecución penal arbitraria en pos de la lucha por la catequización y su afán expansionista.

Etimológicamente deviene del término “inquisitio” o inquirir que significa averiguar y como el término lo indica este sistema está fundado en la averiguación de los hechos pecaminosos, que por simple denuncia (así sea anónima) se iniciaba el proceso penal de oficio. La averiguación de hechos pecaminosos se hacía en forma secreta y ésta tendía a resolverse en un juicio (los llamados juicios de fe) en el cual se avizoraba y se presuponía la culpabilidad del acusado. El juicio, como fase procesal donde se enjuicia la conducta del acusado para condenarlo o absolverlo en la sentencia no era tal sino una mera formalidad con el objetivo de extraer la confesión de la parte acusada.

“El proceso inquisitivo, llamado también Canónico faculta al juez como autoridad juzgadora, de poderes amplios para buscar los elementos de convicción, en la tarea de investigación, utilizando todos los procedimientos a su alcance, sin desechar el tormento y la coacción material y moral. Esta labor cumple el juez aplicando los principios de oficialidad, como aptitud de promoción del encausamiento y el principio inquisitivo como tarea para determinar la culpabilidad que ha de ser sancionada”37 Uno de los métodos de averiguación fue la tortura que con un tinte religioso, se alejaba del verdadero objetivo del proceso (la averiguación de la verdad). Razón por la cual produjo la apertura de procesos por razones de orden religioso y no propiamente jurídico que degeneró en la “santa inquisición”.

“…aparece la tortura en la misma Edad Media cuando desprestigiadas las ordalías el acusado se resiste a someterse a las pruebas de inocencia. Entonces, la autoridad del orden público o de las justicia emplea el eficaz recurso de la intimidación psicológica por la presión de suplicio corporal que acaba con la rendición hasta del inocente que confiesa delitos que jamás cometió”38

37VILLARROEL, Carlos, “Derecho Procesal Penal”, Pág. 77 38VILLARROEL, Carlos, “Derecho Procesal Penal”, Pág. 52

54 Otra característica de esta etapa procesal es que la relación directa y contrapuesta entre partes desaparece, al igual que la equivalencia de las mismas como también el debate que sobrevenía con el debate del juicio y su carácter oral, por lo que se supone que el imputado no podía ejercer su derecho a la defensa.

“Este sistema penal priva de todo derecho de defensa al acusado, privándole además del conocimiento de los cargos formulados contra él. La confesión en el proceso inquisitivo es la prueba de mayor importancia y el juez o tribunal está investido de poderes absolutos y discrecionales”39

.

A nivel conceptual la pena, como sanción jurídica por un delito perpetrado y como instituto legal del derecho penal, tomó otro rumbo basado en un cambió de sentido en su aplicación; de un castigo por un delito cometido a un pecado por una falta en la conducta. En esta etapa el sentido del delito también tuvo su transformación, como violación de Ley a ser entendido como transgresión de la ley divina; es decir, el delito es reducido al campo de la conciencia moral del individuo. De ahí que el castigo no era entendido como sanción a un delito sino como una expiación de un pecado. Debido a este cambio en el sentido de conceptos inherentes al proceso es que se implantaron otras figuras cuasi jurídicas como las ordalías o juicios de Dios, las pruebas de inocencia y la tortura.

Esta etapa procesal tiene las siguientes características:

 El juez puede actuar de oficio aún sin haber presentado acusación o querella alguna.

 El acusador ya no tiene la importancia que anteriormente se le brindaba sino que ahora asume el papel de colaborador.

 Se crea el Ministerio Público y se le encomienda la represión punitiva.

 Se crea el juez técnico para administrar justicia.

 El procedimiento se vuelve escrito y secreto.

 Se impone la prueba tasada en reemplazo a la prueba documentada.

 Se aplica la prisión preventiva y la incomunicación del acusado.

55 Si bien esta etapa histórica es considerada generalmente como oscurantismo desde otro punto de vista su papel es de significativo valor, puesto que de esta etapa se pudo rescatar bastantes figuras que se tomaron en cuenta para escribir la posterior historia del derecho procesal penal. Una de las figuras más controversiales que tuvo una importancia neurálgica en proceso posterior fue la imagen del fiscal puesto que el muchas atribuciones del fiscal hoy en día son resultado de la creación invención papel deviene esto como para la figura que posteriormente asumiría la fiscalía o el ministerio público.

In document UNIVERSIDAD MAYOR DE SAN ANDRES (página 62-65)