SUMARIO: 1.Introducción, 2 Conclusiones Finales 3 Propuesta

In document UNIVERSIDAD ABIERTA INTERAMERICANA. Facultad de Derecho y Ciencias Políticas. Sede Regional Rosario. Carrera de Abogacía (página 97-100)

1. Introducción

A continuación presento las conclusiones a las que he arribado. La misma tiene por objeto confirmar la hipótesis planteada luego de la realización de una deducción lógica con sustento en lo analizado en los capítulos anteriores.

2. Conclusiones finales

La experiencia en diferentes escenarios de conflicto internacional nos ha demostrado que la creación de tribunales especiales ha sido una herramienta útil en el desarrollo de la justicia de forma imparcial y objetiva ayudando al encausamiento de los culpables de crímenes contra la humanidad, de guerra, genocidio, etc., y generando un impacto positivo en la sociedad lesionada por tales actos.

Sin embargo, a través del análisis de los casos presentados, de los diferentes tribunales podemos observar que existen diferencias en cuanto al accionar violento, donde algunos tratan de crímenes contra la humanidad, contra la paz, de guerra, genocidio y de

terrorismo.

El accionar terrorista por las características mencionadas, deja pocas evidencias tangibles que pueden ser fácilmente refutadas por la defensa, además de la necesidad de utilizar más recursos para su investigación. Por tanto la investigación de los hechos y el desarrollo del proceso penal se hace más difícil que en los otros casos

A diferencia de los otros tribunales, el TEL posee competencia para resolver el delito de terrorismo, sin embargo su desarrollo ha sido dificultoso, encontrando muchos obstáculos a causa fundamental de la debilidad de las pruebas, además de su carácter sui generis. El TEL cuanta con una amplia gama de recursos que supera a los otros tribunales, cuenta por otro lado con grandes debilidades, es decir, que al basarse en el derecho interno del Líbano y donde los juzgados hacen parte de un poder político legal todavía presente en el Parlamento de dicho Estado130compromete la imparcialidad e independencia del mismo,

de ahí la ineficacia que presenta ante el juzgamiento de estos delitos.

Por tanto el TEL de la manera que está estructurado puede no ser la herramienta adecuada para aplicar la justicia en lo que se refiere al juzgamientos de los implicados en el atentado terrorista del 14 de febrero en la cual el ex primer ministro Rafiq Hariri y otras 30

víctimas, entre oficiales de gobierno y civiles perdieron la vida además de incontables pérdidas materiales y la alteración del orden público y democrático del país.

En este orden de ideas, una posible salida a este conflicto trataría justamente de apoyarse en una estructura de derecho internacional más que de derecho interno, ya que el Líbano por su eclecticismo cultural y político puede dificultar el carácter de imparcialidad del

Tribunal, lo cual impide el desarrollo por este, del proceso y resultados concretos en la manera de enjuiciar a los implicados y de hacer justicia.

3. Propuesta

A raíz de lo expuesto en las conclusiones, propongo que el TEL, debería basarse en una estructura de derecho penal internacional, ya que al verse involucrado Hezbollah en la política y en el gobierno libanés, las funciones del TEL carecerían de la imparcialidad e independencia que conforman sus postulados. Es evidente que como el TEL se funda en normas de derecho penal libanes, esta organización islámica u otras involucradas ya sea en el gobierno del Líbano o en su estructura política, podrían burlarlas fácilmente si se sintieran amenazadas por las acusaciones y sanciones que el Tel realizara en contra de sus miembros.

Como bien he analizado en mi trabajo de tesis, la implicancia de esta organización islámica en el parlamento del Líbano, ha causado gravísimas consecuencias, una de los cuales de suma importancia, su implicancia en la aprobación del presupuesto para financiar el TEL.

Si una facción política es acusada de tener como miembros a los acusados por el atentado del 14 de febrero de 2005, no podrían en ninguno de los casos ser los mismos que controlen el poder legislativo en el Líbano, es decir, esto llevaría a demostrar que en cualquier momento esta misma organización podría presionar a sus aliados para no aprobar el financiamiento del TEL, o para modificar a su antojo las normas del código penal local, lo que acarrearía la inutilización de esta herramienta jurídica para juzgar el terrible atentado donde se produjo la muerte del Ex Primer ministro Rafiq Hariri y otras víctimas. Asimismo Hezbollah para servir a sus intereses podría tomar serias medidas en contra de la población libanesa al sentirse amenazados por el TEL, si dicho tribunal condenara con la máxima pena a sus miembros acusados por el atentado.

Propongo que dicho tribunal se funde en normas de derecho internacional penal. Para hacer factible esta posición, sugiero que tanto Naciones Unidas, como el gobierno del Líbano y terceros países suscriban una convención sobre delito de terrorismo en épocas de paz. Donde se detalle minuciosamente que se entiende por dicho delito, su ámbito de aplicación espacial como temporal y se enumeren que tipo de consecuencias penales provocarían su perpetración.

Asimismo, en el ordenamiento internacional podemos encontrar regulado a dicho delito pero referido a épocas de guerra. Este está establecido en el estatuto del Tribunal Internacional para Ruanda. Con lo cual actualmente nos encontramos ante un vacío legal en el tema, materia que deberán concretar como ya he señalado Naciones Unidas, el Líbano y terceros Estados para que el TEL puede actuar de la manera más efectiva posible, no dejando impunes esta clase de delitos y otorgando de alguna manera a las familias de las victimas una sentencia justa y paz social.

BIBLIOGRAFÍA.

a) General

Domínguez Moya, María Teresa. Manual de Derecho Internacional Público. 1ra reim.- Buenos Aires. Ediar, 2010.

Portilla Gómez, Juan Manuel y Hernández Rojas, Andrea Paula. La evolución y la efectividad de los Tribunales Especiales ad-hoc. México-Editorial: Unam.

In document UNIVERSIDAD ABIERTA INTERAMERICANA. Facultad de Derecho y Ciencias Políticas. Sede Regional Rosario. Carrera de Abogacía (página 97-100)