UNA BASE DE DATOS

40  Download (0)

Full text

(1)

UNIVERSIDAD AUTONOMA METROPOLITANA

IZTAPALAPA

DIVISIÓN

CBS

LICENCIATURA

BIOLOGíA

NOMBRE: PARRA PADILIA ROSA ELVIRA

MATRICULA:

90236367

TITULO. ELABORACIóN DE UNA BASE DE DATOS

SOBRE

LA

FLORA ÚTIL DEL MUNICIPIO DE

LA

HUERTA, JALISCO.

NOMBRE DEL PROYECTO: FLORA ÚTIL DEL

MUNIC-IPIO DE

LA

HUERTA, JALISCO.

]99S

ASESOR

DR. ROBERTA. BYE ASESOR

(2)

Titulo:

ELABORACIóN DE UNA BASE DE

DATOS SOBRE LA FLORA ÚTIL DEL

MUNICIPIO DE LA HUERTA, JALISCO.

Nombre del

proyecto:

FLORA ÚTIL DEL

(3)
(4)

INDICE

Contenido

Introducción

Objetivos generales y específicos

Metodología utilizada

Actividades realiidas

Objetivos y metas alcanzadas

Resultados

Conclusiones

Recomendaciones

Bibliografia

Tablas

Apéndice

Anexo

Gráficas

Pág.

1 2

2

3

4

4

9

11

13

16

19

(5)

INTRODUCCI~N

La gran variedad climática, las barreras orográficas y las influencias floristicas, contribuyen a que el territorio mexicano sea considerado entre las regiones florísticas más ricas del mundo, razón que ha dificultado el estudio de la vegetación, a pesar de los esfuerzos realizados, el conocimiento de la flora es aún incompleto (De Esparza, 1986).

Por tales motivos es importante la realización de estudios etnoflorísticos extensivos y sistemáticos sobre los recursos naturales, ya que permiten comparar, verificar y ampliar la información existente así como reconocer nuevas especies y formas de aprovechamiento (Caballero, 1987).

Uno de los trabajos que contribuyen en el conocimiento de la flora es el de De Esparza (1986), el cual se realizó en la Reserva de la Biósfera de Mapimí, en el que se trabajó con

554 ejemplares de los que se tomaron los siguientes datos: 1

.-

Localización de la estación de colecta, pendiente del terreno, tipo de suelo, abundancia de especies. 2

.-

Color de la flor y tipo de fruto. 3 .- Nombre local y usos. 4

.-

Forma de vida, registrándose 313 especies distribuidas en 197 géneros y 60 familias.

Otro de estos pocos trabajos es el de Villa (1991) en el cuál se realizaron a lo largo de un

ciclo anual, observaciones directas y participantes así como entrevistas abiertas y dirigidas durante las estancias en la comunidad tomándose datos sobre la composición, preparación, cantidad, horario, conceptos dietéticos, preferencias, simbolismos, variación de acuerdo a la estación, edad, estado fisiológico, actividad productiva, sexo, posición social y económica. De esta investigación pudo registrar que de las 179 especies colectadas durante la investigación, la población conoce y utiliza en la alimentación alrededor de 67 especies silvestres y semicultivadas, es decir un tercio de la flora colectada tiene uso alimenticio (Villa, 199 1).

(6)

y almacenó en bases de datos, dentro de las cuales se dice que aproximadamente el número total de especies captadas h e de 3 103, distribuidas en 1 O00 especies, 482 géneros y 154 familias (Monografias), y 2103 especies, 1000 géneros y 183 familias (en el listado base) (1. N. I., 1994).

Este trabajo nos permite tener la información ordenada y sistematizada para poder ser consultada en futuros estudios.

Es por ello importante que en el desarrollo de un proyecto o investigación se pueda tener la información lo más ordenada dentro de una base de datos.

OBJETIVOS GENERALES Y ESPECÍFICOS

1) Elaboración de una base de datos sobre la flora útil en el municipio de la Huerta, Jalisco. 2) Conocer la riqueza tradicional que tienen en el uso de las plantas.

3) Contribuir con la actualización de la información en cuanto a la diversidad de especies reportadas.

METODOLOGÍA UTILIZADA

Revisión de los herbarios del Instituto de Biología (MEXU) y Herbario de la Facultad de Ciencias.

(7)

ACTIVIDADES REALIZADAS

Se tomó un curso de capacitación para el manejo del programa “Biótica”, el cuál consiste en una serie de campos que hacen referencia a aspectos generales como: nombre del colector, libro, revista, uso, tipo de vegetación, etc., en el caso de la base de datos de la Flora útil del municipio de la Huerta, se hizo hincapié a cuatro campos: uso, descripción del uso, grado de manejo y origen de las especies.

Posteriormente se realizó una revisión en los Herbarios de MEXU y de la Facultad de Ciencias (FMC). Una vez identificados los ejemplares del campo, se cotejaron con los existentes en los herbarios para en algunos casos verificar el nombre científico, además de conf~rmar si los ejemplares colectados existen para la comunidad estudiada, siendo importante como respaldo para el trabajo.

Se capturaron 1638 ejemplares, de los cuales

5

13 son de colectas de campo y 1 125 de la consulta a los herbarios. Para cada ejemplar en la base de datos se capturó la mayoría de los campos presentes tanto de los ejemplares de herbario como de los colectados en campo. Por otro lado algunos campos del programa Biótica como: uso y nombre común, requirieron más atención y comparación, ya que algunos ejemplares de diferentes especies tenían reportado el mismo uso o el mismo nombre común, fue por ello necesario comparar con los ejemplares colectados en distintas fechas, hasta obtener la información correcta para cada uno de los ejemplares capturados durante el presente proyecto.

Los 51 3 ejemplares fueron organizados por orden alfabético para ser posteriormente montados, e ingresados a los herbarios de MEXU y CHAMELA.

En el análisis de la información se realizó el conteo en cada uno de los campos del programa (familia, categoría de uso, origen, grado de manejo, tipo de vegetación y forma biológica). Con la información obtenida de cada uno de estos, se procedió a calcular los

porcentajes de cada uno de los campos, para ser interpretados de una manera más exacta y

(8)

OBJETIVOS Y METAS ALCANZADOS

Como dice Caballero (1987), es importante la realización de estudios etnoflorísticos extensivos y sistemáticos sobre los recursos, ya que permiten comparar, verificar y ampliar la información. Estos objetivos fueron el eje del presente trabajo, ya que con esta base de datos la información recopilada previamente se permitirá a los investigadores hacer una consulta rápida y eficiente de la información. Por esto consideramos que tanto nuestros objetivos como nuestras metas fueron alcanzados satisfactoriamente.

La mayoría de los ejemplares colectados en el campo durante este proyecto, están respaldados con los ejemplares existentes en los distintos herbarios consultados. Los

ejemplares colectados en el presente trabajo tienen, además de las observaciones requeridas en una etiqueta de campo, datos etnobotánicos como son: uso, nombre común, grado de manejo, así como descripción del uso, contribuyendo con esto a que exista más información desde el punto de vista etnobotánico, dados los pocos trabajos realizados en la zona como el de Cervantes y Bye (1 989).

Por otro lado es importante resaltar que dentro de las colectas realizadas se tienen registros nuevos, comparando con el listado floristic0 de Lott (1993), que es el listado más completo de la región. Con esto contribuimos al conocimiento de las especies existentes en el lugar, además de que los ejemplares colectados una vez ingresados a los herbarios de MEXU como de CHAMELA permitirán el enriquecimiento de estos, así como su consulta para futuras investigaciones.

RESULTADOS

(9)

y de los 104” 31 50” a los 105” 13 20”de longitud Oeste y una altura media de 375 msnm contando con 95 k m . de litoral dentro del Desarrollo conocido como “Costalegre”.

La Huerta tiene una superficie de 1,749.71 k m . cuadrados ocupando el 7mo. Lugar en extensión en el Estado, cuenta con 54 localidades, dentro de las cuales las más importantes son: La Concepción, La Manzanilla, Miguel Hidalgo El Nuevo, Emiliano Zapata, San Mateo y Punta Pérula (Gobierno del Estado de Jalisco, 1998).

El presente reporte es un análisis preliminar de los resultados obtenidos en este proyecto. El análisis de las familias y especies colectadas en este proyecto es comparable con el trabajo reportado por Emily Lott (1993), y se apoya también en los trabajos anteriores realizados por McVaugh (1972; 1983; 1984; 1985; 1989), Bullock (1985), Lott( 1985), Lott

et al. (1987), Barajas y Pérez-jiménez, 1990) y Bullock y Solís-Magallanes (1 990), en temas de listados florísticos y sistemas de apareamiento.

Total de Familias y Especies Reportadas.- En total se colectaron 76 familias, 18 1 géneros y 246 especies (APÉNDICE). Las especies colectadas corresponden a las familias registradas por Lott (1993), a excepción de dos familias nuevas: Costaceae (representada por una especie) y Fagaceae (representada por dos especies). Las familias colectadas en el proyecto, sin considerar las dos nuevas, corresponden al 59.67% de las reportadas anteriormente por Lott (1 24). Con relación a las especies, Lott (1 993) reporta 1 120 especies comprendidas en 544 géneros. De las 246 especies colectadas en el proyecto, se tienen 69 nuevos registros, por lo que porcentaje de especies ya colectadas con anterioridad corresponde al 15.80% (ANEXO).

(10)

Categorías de uso.- En total se registraron 15 categorías de uso. El uso más común de las especies es el medicinal (88 especies, 44 familias), seguido por el comestible (77 especies,

40 familias), maderable (42 especies, 17 familias), y ornamental (29 especies, 22 familias) (APÉNDICE). Cabe mencionar que en la categoría de “solo se conoce”, se consideró importante dejarla ya que esto refleja parte del reconocimiento del entorno vegetal de los campesinos, independientemente de que no se les dé una aplicación práctica (Figura 2).

Porcentaje de especies por número de usos.- La Figura 3 muestra el porcentaje de especies agrupadas por número de usos que los campesinos hacen de ellas. Se observa que la mayoría de las especies tienen un uso (medicinal, comestible, maderable). En algunos casos fue un poco dificil determinar el uso de algunas especies ya que el concepto de uso no es explícito entre los campesinos. Por ejemplo, algunas especies forman parte de los jardines de las casas, por lo que se podría pensar que su uso es ornamental; sin embargo, el uso que les dan es alimenticio, medicinal o condimento. Entonces, únicamente en aquellos casos que la planta estuviera en un jardín y no tuviera otro uso, se le asignó la categoría “ornamental”, o bien, si la gente indicaba explícitamente que la tenían para “adornar” pero además la usaban para algo, se le asignaban dos categorías. Para el caso de las categorías “condimento” y “comestible” ocurrió algo semejante. En la categoría condimento solamente se incluyeron aquellas especies que sirvieran para darle sabor a ciertos alimentos, mientras que en la categoría “comestible” se incluyeron aquellas especies que se comieran crudas o preparadas.

(11)

En el caso de las plantas medicinales, las Euphorbiáceas, Asteráceas, Solanáceas y

Verbenáceas coinciden lógicamente con su mayor importancia en este grupo, ya que son familias que comprenden especies con gran cantidad de metabolitos secundarios.

Las maderables también tienen una representación lógica de las leguminosas (separadas en tres familias de acuerdo con Cronquist (1 988), ya que muchas de las especies presentes en este grupo tienen maderas duras y de gran duración, que pueden utilizarse con diversos fines (desde cabos de hacha, marcos de puertas y ventanas, postes para las cercas y para la estructura de las casas).

Origen de las especies.- Como origen se consideró si las especies eran nativas (1) de la

región, o si habían sido introducidas (2), ya sea de otros lugares del estado de Jalisco (por ejemplo de las zonas frías), o bien de otras partes del país o del mundo (básicamente para el caso de las plantas cultivadas). En algunos casos no fue posible determinar el origen de las especies, sobre todo porque correspondieron a especies cosmopolitas, por lo que en este caso se utilizó la nomenclatura O. De las especies colectadas, el 88.62% correspondieron a especies nativas, es decir, que son parte de la vegetación natural de la Selva Baja Caducifolia, Selva Mediana Subcaducifolia, Bosque de Quercus o zonas inhundables como manglares. Esto significa que un porcentaje de especies nativas satisface las necesidades básicas de los habitantes de esta región (Figura 4).

Grado de manejo de las especies.- En relación al grado de manejo de las especies, el análisis se realizó en hnción del total de ejemplares colectados, ya que es posible que una especie pueda tener dos grados de manejo, dependiendo del hábitat en que se encuentre. Por ejemplo, muchas especies nativas se encuentran creciendo dentro de las zonas urbanas y no dentro de la vegetación natural, por lo que el grado de manejo es diferente. Del total de ejemplares colectados (5 1 I), el 54.2 1 % correspondió a especies silvestres que se colectaron creciendo en su ambiente natural, sin más interacción con el hombre que la recolección in

(12)

casas. En esta categoría también se incluyeron a aquellas especies que siendo de distribución cosmopolita (algunas menses), no son cultivadas pero tampoco se encuentran en la vegetación natural. Finalmente, 3.66% de las especies fueron cultivadas, correspondiendo principalmente a especies como mango, tamarindo, tomate rojo, chile, las malváceas y las agaváceas (Figura 5).

Especies de interés particular.- En este rubro se analizan algunas de las especies que resultaron interesantes desde el punto de vista de su uso y el hábitat en el que se encuentran. Especies como Annona purpurea (cabeza de negro), que se encuentra distribuida al suroeste del municipio en los manchones de Selva Mediana Subcaducifolia y que es altamente apreciada por sus frutos; Cryosophyla nana (tepejilote) que anteriormente se usaba para elaborar sombreros y cestería, al igual que Otatea acuminata (otate). Estas tres especies se encuentran en ambientes que requieren de mucha sombra y humedad y que es son susceptibles de desaparecer debido a las actividades agropecuarias. Indigofera suffruticosa es una especie que no presenta problemas en cuanto a su susceptibilidad por el manejo, pero que su uso ha sido prácticamente dejado de lado. Anteriormente se extraía el añil, y esta región era un sitio de producción importante.

Tipos de vegetación.-En la tabla 2 se observan los 26 tipos de vegetación, que son el resultado de la información recopilada tanto de los herbarios como del presente trabajo, en el cual podemos observar que Selva Baja Caducifolia (34.1 S%), Vegetación secundaria (1 l. 17%), Selva Mediana Subcaducifolia (8.1 1 %), Selva Mediana Subperennifolia (7.14%), Agrosistemas, cultivares, milpa (3.41%) y Manglar (1.28%) son los que tienen el mayor porcentaje registrado, encontrándose algunos reportados con anterioridad por Lott (1993).

En

los 20 tipos de vegetación restantes, los porcentajes no llegan a representar siquiera el 1%. Sin embargo es importante señalar que Selva Mediana-Bosque Encino, y Bosque de Encino son reportes nuevos para la localidad. Por otro lado el que la vegetación natural se encuentre mejor representada respecto a la vegetación secundaria y antropogenica nos

(13)

un equilibrio entre sus actividades y la conservación de la misma, puesto que muchos recursos provienen de esta vegetación, y principalmente de la Selva Baja Caducifolia.

A

pesar de la posible sobrevaloración de los porcentajes al observar la gráfica e interpretarla podemos decir que los porcentajes para ambos casos (árbol y arbusto) son justo lo que se puede esperar de la zona, dados los tipos de vegetación encontrados y de los reportados por Lott (1993). Es por ello que consideramos que los datos obtenidos en el presente análisis son realmente representativos en cuanto a las formas biológicas encontradas en las localidades estudiadas.

Forma biológica.- Durante la realización del presente trabajo, se observo que de las 12 formas biológicas reportadas, dos de ellas árbol y arbusto variaban en algunos casos entre los ejemplares dentro de la misma especie por tal motivo el análisis porcentual de las formas biológicas se realizo tomando como base los 1638 ejemplares.

En cuanto a las demás formas biológicas se esperaría que los porcentajes fueran iguales si se analizaran como especie. Por otro lado en la gráfica aparece un porcentaje de 8.18% que representa a especies consultadas en los herbarios, los cuales no contaban con la forma biológica para poder ser incluidos en el análisis (Figura 6).

CONCLUSIONES

,i,

+.?

El presente listado de especies útiles es una aportación importante al conocimiento de los 5.'

+,

ic

1.

I .{

recursos vegetales presentes en el municipio de La Huerta, Jalisco. Se han realizado I- *.'

2 :?

FA

2

estudios florísticos previos, sin embargo todos se han enfocado a aspectos taxonómicos o I

?

de biología reproductiva; el único estudio realizado por Cervantes (1989) no ha sido publicado hasta la fecha y únicamente comprende la zona costera circundante a la Estación de Biología de Chamela. Este trabajo comprendió la zona costera y la sierra de todo .el municipio, abarcando los siguientes tipos de vegetación: vegetación halófita (cercana al

I . !.'I

_"

(14)

mar), manglar y tular, selva baja caducifolia, selva mediana subcaducifolia, zona de transición selva mediana

-

bosque de encino y bosque de encino. Estos dos últimos tipos de vegetación también se pueden considerar como registros nuevos para el municipio, ya que autores previos habían colectado solo la selva baja caducifolia, la selva mediana subcaducifolia y la vegetación costera.

Aunado a esto, el número de registros nuevos para la zona a nivel específico es significativo, si se considera que el trabajo de Lott (1993) incluye sus propias colectas, y los registros previos. Entre estos registros nuevos resaltan las siguientes especies: Annona purpurea (cabeza de negro), especie que ha sido reportada en el trabajo de Martinez et al. (1995) como cultivada y en La Huerta se encontró creciendo en su ambiente natural, la selva mediana subcaducifolia; Quercus aristata y Quercus magnoliijiolia, dos fagáceas que se encuentran creciendo en un relicto de zona de transición de selva mediana subcaducifolia

y bosque de encino; Hura polyandra, una euphorbiácea que ha sido reportada como protegida por la

SEMARNAP

y que se encuentran poblaciones muy densas en ciertas localidades dentro del municipio. Otras especies también son importantes desde el punto de vista de su utilidad, sobre todo porque son especies que hasta hace poco tiempo se habían utilizado con fines artesanales (Otatea acuminata, Cryosophyla nana) o industriales

(Indigoffera suffruticosa).

(15)

RECOMENDACIONES

Es importante mencionar que el presente estudio se realizó en uno de los municipios que

su entorno más inmediato es la Reserva de la Biosfera Chamela (Gilruth, ), en el cual encontramos que uno de los tipos de vegetación reportados es la selva baja caducifolia

,

la cual se encuentra ocupando originalmente en México el 8% (Rzendowski, 1978). Como sabemos este tipo de vegetación tiene una gran diversidad de especies, dentro de las cuales Davis (1997) reporta que alrededor del 16% de las especies son endémicas a nivel de la región de la costa de Jalisco. Dada esta información es necesario que el municipio de la Huerta haga un mejor uso de sus tierras, ya que la mayor cantidad de estas, se utilizan para las actividades pecuarias y agrícolas (Gilruth, ), además del creciente uso para la actividad Hotelera lo que resulta en un deterioro de la vegetación.

Por otro lado sabemos que muchas especies son utilizadas por los habitantes de las comunidades, para cubrir algunas de sus necesidades como pueden ser comestibles, maderables, medicinales, artesanales etc. conocimiento que se transmite de generación en generación y que nos permite conocer el uso de muchas especies, sin .que por ello podamos afirmar que pueden o no estar ocasionando alguna perturbación a la vegetación, para lo cual se necesitarían otros estudios. Por ejemplo, existen especies reportadas para la reserva como son: Guaiacum coulteri el cual esta sujeto a protección especial (Davis, 1997), el cual se colecto durante la realización de este trabajo en el municipio de la Huerta, este es utilizado por la gente como comestible, medicinal y ornamental. Esto nos indica de alguna manera la importancia de conservar el entorno de la reserva, ya que como esta especie se puede encontrar otras en igual situación. Por otro lado sabemos que la selva de la Biosfera es

un

continuo con la selva del municipio de la Huerta, por lo cual entendemos que cualquier perturbación en la vegetación circundante a la reserva ocasionara un desequilibrio en la misma, lo cual no solo se refleja en esta, sino también en la fauna presente.

(16)

reportados para este lugar. Es necesario que exista una mayor participación de los

investigadores que apoyen la recopilación de la información de una manera ordenada, puesto que Lott (1 993) reporta 1 120 especies de plantas, de las cuales nosotros registramos el uso del 59.6’7% además de registros nuevos no incluidos en Lott.

Proponer trabajos conjuntos entre la Reserva de la Biosfera, el municipio y

l a s

(17)

BIBLIOGRAF~

1) Barajas, J. y Pérez-Jiménez, L.A. 1990. Manual de identificación de Brboles de selva

baja mediante cortezas. Cuadernos del Instituto de Biologia 4. Universidad Nacional

Autónoma de México, México.

2)

Bullock, S.H. 1985. Breeding systems

in

the flora

of

a tropical deciduous forest in

Mexico. Biotropica 17: 287-301.

3) Bullock, S.H. y Solis-Magallanes, J.A. 1990. Phenology of canopy trees of a tropical

deciduous forest in México. Biotropica. 22: 22-35.

4) Caballero, J. 1987. Etnobotánica y desarrollo: la búsqueda de nuevos recursos vegetales. En: Memoria del 4'. Congreso Latinoamericano de Botánica. Medellín,

Colombia. Pp 79-76.

5) Cervantes, L. y Bye,

R.

1989. Plantas útiles de la Costa Central de Jalisco. En: L.

Cervantes y R. Bye (eds.). Programa y resúmenes, Reunión Etnobotánica Ecológica

Regional de Selvas Bajas Caducifolias (Bosque Tropical Caducifolio) y vegetación

asociada en MCxico. Instituto de Biología, Universidad Nacional Autónoma de México.

Pp-17-18.

6) Cronquist, A. 1988. The evolution and classification of flowering plants. 2"d.-ed.

New York Botanic Garden. 555 p.

7) Davis,

S.D.,

Heywood, V.H., Herrera-MacBryde,

O.,

Villa-Lobos, J. y Hamilton,

A.C.

1997. Centres of plant diversity.

A

guide and strategy for their conservation. Vol.

3. The Americas. WWF-IUCN-National Museum of Natural History-ODA. PP. 153-

(18)

8) De Esparza,

R.R.

1986. “Inventario de los Recursos Florísticos de la Reserva de la

Biósfera de Mapimí”. Tesis de Licenciatura (Biología), Escuela de Biología, UAG.

México. 145 pp.

9) Gilruth-Rivera, J.

df

Socioeconomía en el municipio de La Huerta. (manuscrito). 1 1 pp.

-

10) Gobierno del Estado de Jalisco. 1998. Monografia de la Huerta, Jalisco. Gobierno del

Estado de Jalisco. Guadalajara, Jalisco. 28 pp.

11)Instituto Nacional de Estadística, Geografla e Informática. 1997. Monografias

Municipales. La Huerta. Instituto Nacional de Estadística, Geografia e Informática.

Guadalajara, Jalisco. 15 pp.

12)Instituto Nacional Indigenista. 1994. Atlas de plantas de la medicina tradicional

mexicana I. Instituto Nacional Indigenista. México. pp. 1-24.

13)Lott,

E.

1993. Annotated checklist of the vascular flora of the Cuixmala Region,

Jalisco, México. Ocassional papers of the California Academy of Sciences. 60 pp.

14)Lott, E.J. 1985. Listados floristicos de México. III. La Estación de Biología

Charnela, Jalisco. Instituto de Biología, Universidad Nacional Autónoma de México,

México.

15)Lott, E.J., Bullock, S.H. y Solís “agallanes, J.A. 1987. Floristic diversity and structure

of upland and arroyo forests of coastal Jalisco. Biotropica. 19: 228-235.

16)Martínez, A. M.A., Evangelista, O.V., Mendoza CM., Morales, G.G., Toledo, O.G.,

Wong, L.A. 1995. Catálogo de plantas útiles de la Sierra Norte de Puebla, México.

Cuadernos 27. Instituto de Biología, Universidad Nacional Autónoma de México.

17) McVaugh, R. 1972. Botanical exploration in Nueva Galicia, México, fiom 1790 to the

(19)

18) McVaugh,

R.

1983. Gramineae. V. 14. Flora Novo-Galiciana;

a

descriptive account

of

the vascular plants of western Mexico. University

of

Michigan Press, Ann Harbor.

436 pp.

19)McVaugh, R. 1984. Compositae. V.12. Flora Novo-Galiciana; a descriptive account

of the vascular plants of western Mexico. University

of

Michigan Press, Ann Harbor.

1157 pp.

20)McVaugh,

R.

1985. Orchidaceae. V.16. Flora Novo-Galiciana; a descriptive account

of

the vascular plants of western Mexico. University

of

Michigan Press, Ann Harbor.

363 pp.

21) McVaugh, R. 1989. Bromeliaceae to Dioscoreaceae. V. 15. Flora Novo-Galiciana; a

descriptive account of the vascular plants of western Mexico. University of Michigan

Press, Ann

Harbor

22)Rzedowski,

J.

1978. Vegetacidn de México. Limusa. México. 397 pp.

23) Villaseiior,

R.

1991. Etnobotánica de plantas comestibles en dos comunidades: San

Pablito y Xolotla en la Sierra Norte de Puebla. Tesis de Licenciatura (Biología),

(20)

Tabla l.

-

Familias más representativas y número de especies por familia en cada categoría .

de uso, en el municipio de La

CATEGORÍA

Artesanal Bebida Cerca Viva Combustible Comestible Condimento Doméstico Entretenimento Forraje Maderable Medicinal Ornamental

“Solo se conoce”

Sombra

Tinte

herta, Jalisco.

FAMILIA Arecaceae Fabaceae Euphorbiaceae Caesalpiniaceae Solanaceae Cactaceae Cucurbitaceae Mimosaceae Lamiaceae Bombacaceae Cucurbitaceae Euphorbiaceae Poaceae Mimosaceae Fabaceae Caesalpiniaceae Mimosaceae Fabaceae Euphorbiaceae Asteraceae Solanaceae Verbenaceae Malvaceae Apocynaceae Agavaceae Burseraceae Combretaceae Boraginaceae Mimosaceae Fabaceae

(21)

Tabla 2 Porcentajes de los Tipos de vegetación.

TIPOS DE VEGETACIbN

Selva Baja Caducifolia

Vegetación secundaria

Selva Mediana SuWucifolia

Selva Mediana Subperennifolia

Agrosistemas, cultivares, milpa

Manglar

E n C i n a r

Bosque Tropical Subcaducifolio

Bosque Tropical caducifolio

Selva Mediana Caducifolia

Acahual

Selva Baja Subcaducifolia

Matorral Espinoso

Selva Baja S u b p e r d o l i a

Vegetación de Dunas Costeras

Selva Baja Espinosa

Palmar

Bosque de Pino-Encino

Pastizal inducido

Vegetación Secundaria Arbórea

Selva Baja Espinosa caducifolia

Td8l

NO. DE MDIWDUOS

560 183 133 117 56 21 16 14 10 7 5 4 3 3 2 2 PORCENTAJE 34.18% 11.17Yo 8.11% 7.14% 3.41% 1.28% 0.97% 0.85% 0.61% 0.42% 0.30% 0.29%

O. 18%

O. 18%

o.

12%

0.12%

o.

12%

0.12%

0.06%

0.06%

0.06%

(22)

Tabla 2. Cont.

Selva Baja 1 0.06%

Bosque de Quercus 1 0.06%

Otros tipos de vegetacibn 1 0.06%

(23)

2 2

B B

s f :

-

8 8

3 3

m m

p

E

8 8

21

6 8

E E

8 8

3

m

8

E

8

(24)
(25)
(26)

cy

(27)
(28)
(29)
(30)
(31)

ANEXO FAMILIA Acanthaceae Agavaceae Amaranthaceae Anacardiaceae Annonaceae Apocynaceae Araceae Arecaceae Aristolochiaceae Asclepiadaceae Asteraceae Begoniaceae Bignoniaceae Bixaceae Bombacaceae Boraginaceae Bromeliaceae Burseraceae Cactaceae ESPECIES REPORTADAS POR LOTT 28 4 14 3 6 11 3 1 4 14 63 1 16 1 4 21 26 8 17 ESPECIES

REPORTADAS EN EL TRABAJO

1 2 3 3 4 4 2 4 2 1 9

REGISTROS NUEVOS

Sansevieria trijííciata Amaranthus hybridus Mangiyera indica Annonapupurea Sapranthus foetiah Cataranthus roseus llevetia ahovai

Anthurium sp.

Orbignia guacuyule

Crysophila nana

Sabal rosei

Acrocomia mexicana

(32)

ANEXO.

(Con.) Capparaceae Caricaceae Caesalpiniaceae Chrysobalanaceae Combretaceae Commelinaceae Convolvulaceae Costaceae Crassulaceae Cucurbitaceae Dillenaceae Dioscoreaceae Erythroxylaceae Euphorbiaceae Fabaceae Fagaceae Flacourtiaceae Hydrophyllaceae Julianaceae Lamiaceae Liliaceae Loganiaceae Loranthaceae Malpighiaceae Malvaceae 14 2 1 5 6 40 1 22 1 9 3 90 9 2 1 14 3 2 14 16 38 1 2 14 1 3 1 1 1 1 8 1 1 1 15 12 2 2 1 1 5 1 1 1 2 7 Jarilla chocola Delonix regia Couepia polyamka Costus pictus

Kalanchoe sp.

Cucumis sativa

Lugenaria sp.

Curatella americana

Dioscorea sparsljlora

-

Cnidoscolus elasticus Euphorbia chamaesyce Euphorbia hirta Jatropha mcvaughii Cnidoscolus chayamansa Leucanea leucocephala Leucanea macrophylla Quercus magnoliifolia Quercus aristata

Marrubium vulgare Plectranthus amboinicus Pancratium littorale

Plocosperma sp. .

(33)

ANEXO. (Con.) Marantaceae Meliaceae Mimosaceae Moraceae Myrsinaceae Myrtaceae Nyctaginaceae Olacaceae Papaveraceae Phytolacaceae Piperaceae Polygonaceae Polypodiaceae Poaceae Portulacaceae Rizhophoraceae Rubiaceae Rutaceae Solanaceae Sapindaceae Scrophulariaceae Sterculiaceae Sapotaceae Simaroubiaceae Tiliaceae Turneraceae Theophrastaceae 3 8 9 1 4 13 3 1 5 9 14 8 59 4 1 22 10 28 12 8 12 6 1 9 2 1 3 12 5 1 2 3 1 1 1 2 1 1 7 1 1 3 7 14 1 1

Crotalaria longrrostrata Ficus padifolia

Psidium guajava Bougainvillea glabra Guapira linearibracteata

Piper tuberculatum Piper auritum

Otatea acuminata Hypawhenia rufa

C’bopogon citratus

Ruta chalepensis Casimiroa edulis

Citrus auritum

Citrus limon

Brugmansia candiab Physalis gracilis

(34)

Typhaceae

1 5

Zygophyllaceae

3 6

Vitaceae 23 7 Lippia citriodora

Verbenaceae 4 1

Ulmaceae 1 1

Las

familias

Fabaceae, Caesalpiniaceae y Mimosaceae, estan reportadas por Lott como

(35)
(36)
(37)
(38)

100 1

80

I

60 3

1

40 -

20 i I

O"---

Nativa

1

htroducida

ORIGEN

Figura 4

Sin informacibn

(39)
(40)

c

.~

Nombre: PARRA PADILLA ROSA E L V I R A

\

h

Matricula: 90236367

Licenciatura:BIOLOGiA C.B.S. UAhl-IZI'APALAPA

Teléfono : 793 14 49

Trimestre lectivo : 9 7 - 0 ,

20 Horas a la semana

TI'I'ULO : ELABORACIóN Dti,UNA BASE DE DATOS SOBRE LA FLORA Ú I'IL D E I - hlUNICll)lOt)l:

h LA HUERTA, JALISCO.

Asesor (a) : M . En C. BEATRIZ RENDÓN A G U I L A R

PROFA. TITULAR T. P.. DEPTO. DE BIOLOGIA. UAM-IZTAI~AI.APA

Asesor : Dr. ROBERT A. B Y E

INVESTIGADOR TITULAR "C" T. C. INSTITUTO DE DlOl.OGIA. UNAh.1 DIRECTOR DEL JARDIN BOTÁNICO EXTERIOR. U N A M .

Lugar donde se realiza el servicio : INSTITUTO DE ECOLOGiA, U N A M

Fecha de inicio : Diciembre 8, 1997. Fecha de terminación : Junio 8, 1998.

Clave : B. 057.97

Nombre del proyecto : FLORA ÚTIL DEL MUNICIPIO DE LA HUERTA, JALISCO.

l

a) :

Figure

Tabla  l.  -  Familias  más  representativas  y  número  de  especies  por  familia  en  cada  categoría

Tabla l. -

Familias más representativas y número de especies por familia en cada categoría p.20
Tabla 2  Porcentajes  de  los Tipos de vegetación.

Tabla 2

Porcentajes de los Tipos de vegetación. p.21
Tabla  2.  Cont.

Tabla 2.

Cont. p.22

References