2.1 Mellor Mary Feminismo y ecologia pdf

0
0
29
5 days ago
PDF Preview
Full text
(1)))((1 s iglo veintiuno editores.

(2) 1<.< lLOGÍA SOCIAL, ESCOSOC!ALISMO Y ECOFEMlNISMO SOCIAL/ JSTA. 6. ECOLOGÍA SOCIAL, ECOSOCIALISMO Y ECOFEMINISMO SOCIAL/ISTA. Es em inentemente natural para la humanidad crear una segunda naturalcn a partir d e su evolución en la primera naturaleza ... La crisis ecológica qw enfrentamos hoy se debe en gran medida a una crisis de la separación de la sociedad y la biología ... El h echo de que existan estas dos naturalezas y nun ca puedan ser dualizadas en "paralelos", o reducidas de manera simplist:1 una a la otra, es en gran parte la razón de que use las palabras "ecología so cial" (Bookchin, 1990:203; cursivas en el original).. La ecología social de Murray Bookchin ha ejercido gran influencia en el desarrollo del ecofeminismo y el movimiento verde, particularme nte en Estados Unidos. Desde sus inicios y con mucha anticipación, Bookchin expresó su preocupación acerca de los peligros ecológicos, y su Instituto de Ecología Social en Vermont es considc rado uno de los hogares originales del ecofeminismo, a mediados de los setenta (Heller, 1990). En su introducción a The ecology offeedom, publicado en 1982, Bookchin remite el origen de sus ideas a principios de los cincuenta, cuando por primera vez escribió sobre el peligro de los productos químicos en los alimentos. Él recuerda que desde el principio siempre vio la crisis ecológica en un contexto social, de manera que "la noción misma de dominio de la naturaleza por el hombre surge del muy real dominio de lo humano por lo humano" (ibicl.:1). La amplia concepción de Bookchin del dominio de lo humano por lo humano -jerarquía- remplaza el concepto marxista más específico de explotación de clase, o el concepto feminista de patriarcado. La solución política consiste en tener una sociedad igualitaria radical, algo por lo que Bookchin ha abogado en todos sus trabajos (1980, 1982, 1989, 1990, 1995). Como muchos verdes que adoptan una perspectiva anarquista, la visión de Bookch in de la buena sociedad sería una "a escala humana", descentralizada y no jerárquica. Estaría administrada sobre una base comunal con relaciones cara a cara y toma de decisiones por consenso o democracia participativa. A diferencia de muchos verdes, sin embargo, la sociedad ideal de Bookchin no es un idilio rural autosuficiente, sino federaciones de m u nicip ios autogobernados sin límites muy estrictos. (188]. 189. Debido a que Bookchin ve la dominación de "lo humano por lo l111mano" como la causa de la destrucción ecológica, la solución es1.1ría en unas relaciones hu manas reformadas. La buena sociedad sería, por definición, una sociedad ecológica. No buscar ía trascender las condiciones naturales n i los límites ecológicos. Las personas lomarían lo que n ecesitasen y nada más. Por debaj o de este análisis vace una concepción de la humanidad y de las relaciones humanidad-naturaleza naturalmente armoniosas en última instancia, visión rnrnpartida por muchos pensadores verdes. Aunque Bookchin critica la ecología profunda y el "centrismo" ( 1990:211), sí a la humanidad como parte de la naturaleza y por lo 1anto como parte del proceso evolutivo global. Por eso considera perfectamente natural que la humanidad desee crear una "segunda 11aturaleza": "Con segunda naturaleza me refiero a una cultura únicamente humana, una amplia variedad de comunidades humanas institucionalizadas, una técnica humana efectiva, un lenguaje ricamente simbólico y una fuente de alimentación cuidadosamente administrada" (1990: 201) . La primera naturaleza (el ecosistema) y la segunda naturaleza (la sociedad humana) están siempre en una relación dialéctica, ninguna puede determinar a la otra. La primera na1uraleza es siempre un factor limitante par a la segunda naturaleza, pero ésta media continuamente (actúa sobre, interpreta) a la primera naturaleza. Ambas están insertas en un camino teleológico no específico de la simplicidad a la complejidad. Bookchin sostiene que el proceso "natural" para las comunidades humanas y el ecosistema circundante sería desarrollarse a través del proceso dialéctico de actualizar las potencialidades inmanentes que incorporan en cada etapa. La primera naturaleza ya no debe ser vista como algo manipulable enteramente para fines humanos. Lo que se requiere es una visiún radical de la naturaleza que la considere activa y en desarrollo continuo, _junto con una visión radical del desarrollo humano en la segunda naturaleza. Au nque el modelo evolucionista de Bookchin no prescr ibe ninguna ruta en particular para el desarrollo, una suposición básica es que si cada parte del todo (comunidades humanas, especies individuales, ecosistemas menores) y el todo mismo se deja que evolucionen sin interferencias, entonces el resultado será la armonía. Ello refl<=:jaría el ideal de "unidad en la diversidad". La ecología social es la realización de esa "unidad en la diversidad" haciendo volver las relaciones humanidad-humanidad hasta su forma más "natural'' y "original" -mutualidad y simbiosis..

(3) 190 ECOLOGfA SOCIAL, ESCOSOC!AUSMO Y ECOfF.MJNISMO SOC!Al.,11\ 1. Bookchin describe su marco filosófico como naturalismo d i:111·1 tico. Toma de Kropotkin el concepto de mulualidad y simbiosis e11 l., naturaleza ( 1955). La ayuda mutua entre las personas es la condici1111 "natural" humana. Cualquier otra cosa es una aberración, una t 1, rrupción. El surgimiento de la jerarquía en la sociedad humana es 11 11 ejemplo. Una dificultad de semejante análisis es explicar por q111 tuvo qu e aparecer la jerarquía. La respuesta de Bookchin es baw111 te parecida a la de las feministas culturales "matriarcales". Hubo 1111 tiempo en que todas las sociedades humanas eran "orgánicas", :11 moniosas, de pequeña escala e igualitarias, y basaban sus relacione·\ económicas en el usufructo. Entonces, "surgió" lajerarquía (1982:•l'I s., 62 s.). El fin de las sociedades primitivas de aldeas neolíticas m;i, ca un giro decisivo en la evolución de la humanidad: "En la era de milenios de duración que separa a las comunidades horticulto1 ;" más primitivas de las 'grandes civilizaciones' de la antigüedad p , e· senciamos el surgimiento de pueblos, ciudades y finalmente im¡w rios ... un ámbito social cualitativamente nuevo" (ibid.:62). En Rem11 lúng society Bookchin rechaza la afirmación de algunas feminista, culturales de que la jerarquía represe ntada por el patriarcado surgi11 con las invasiones "kurganas de las sociedades matriarcales prehi, tóricas de la 'Vieja Europa" (6000-4000 a.C.). Los kurganos eran put' blos pastores y guerreros que supuestamente provenían del norte dd Mar Negro (Gimbutas, 1982). Por el contr ario, Bookchin sugiere qut' la j erarquía emerge en todas las sociedades a través del crecimiento del "dominio civil masculino ... gerontocracias masculinas, grupo~ guerreros, élites aristocráticas y el Estado" (1989:76). Ciertamente yo estaría de acuerdo con Bookchin en que la idea de la invasión ku, gana no sirve de ayuda, puesto que no explica cómo surgió el pa triarcado en la sociedad kurgana. La teoría de la invasión también c., implícitamente racista. Es el "extraajero" el que trae la "enferm(· dad" del patriarcado. La explicación de Bookchin es mucho má, plausible: la jerarquía es inmanente en toda sociedad humana. Sin embargo, el problema pasa a ser entonces por qué hay que consid(' rar a la jerarquía com o una aberración. Podría argumentarse que la jerarquía y la competencia son tan "naturales" como la mutualidad y la simbiosis. Por supuesto, esto es lo que muchos teóricos de dere cha han sugerido y los de izquierda siempre han tratado de refutar. Basar la ética social en la supuesta "naturalidad" de la armonía o la competitividad siempre es problemático, porque las evidencias del mundo natural demuestran q ue éste es al mismo tiempo simbiótico. 11. 1>I .OG ÍA. SOCIAL, ESCOSOCIAL!SMO Y ECOFEM INISMO SOC!AL/ ISTA. 191. 1 rnmpetitivo. Tanto la derecha como la izquier da pueden p resentar 1•viclencias "naturales" . Hookchin pisa un terreno mucho más seguro cuando habla de la dialéctica entre la primera y la segunda naturaleza y de las contrad i<eiones entre ambas. A pesar de su referencia a la dominación 111 :isculina en el surgimiento de la jerarquía, Bookchin no se detiene 1·11 las dimensiones de sexo/género de estas contradicciones a medida que la sociedad "em erge" desde la primera naturaleza. Para las c·rnfeministas estas contradicciones están representadas por los dualismos jerárquicos que parecen tener un efecto más deletéreo sobre l:1s mujeres que sobre los h o mbres. Bookchin tam poco explica por q11 é estas contradicciones surgen en un cierto momento d e la histo, ia. ¿No son una constante eO' las relaciones humanidad-natu raleza? ; Existió alguna vez una Edad de Oro en la que Adanes y Evas corre. 1<·aban juntos en un J ardín del Edén igualitario y ecológico? Utilizo c-sta metáfora intencionadamente porque todas las teorías de la ar111onía inicial siguen el mismo modelo de la Caída. Joan Bamberger ha argumentado convincentemente que cuando existen tales relatos <'ll pueblos de clanes, incluyendo el "mito del matriarcado", gene, almente son utilizados por los hombres para justificar la subo rdinación de las mtueres, como es el caso del relato del Génesis (1974). Si alguna vez las mujeres tuvieron poder y luego lo p e rdieron, es que ele alguna maner~ m erecieron p erderlo. Como ya analicé más ampliamente en otro l~gar, una explicación más verosímil es que la creación de un espacio social a partir de condiciones biológico/ ecológicas es siempre problemático. Ahí donde los hombres toman ese espacio social, como sugiere Bookchin, se trata no sólo de un acto perverso, aberrante, de un "robo" del tiempo de las mujeres ( de los esclavos, de los pueblos más jóvenes) (Mellor, 1992:117 s.). La evidencia antropológica sobre sociedades recolectoras, cazadoras y cul1ivadoras primitivas muestra que, como siempre, las mujeres reali1an el trabajo rutinario, necesario y obligatorio, mientras que los hombres realizan las tareas infrecuentes y socialmente prestigiosas, incluyendo la caza y los rituales (Sanday, 1981). Aunque su obra escrita en 1982, Ecology ofJreedom, parece implicar una especie de n ostalgia de la Edad de Oro, Bookchin niega esto enérgicamente en sus trabajos posteriores (1990, 1995). Para él la primera y la segunda naturalezas van por un camino evolutivo y potencialmente armonioso, a medida que la humanidad se desprende de lo "primitivo" para pasar a lo moderno. De alguna manera la.

(4)

(5)

(6)

(7)

(8)

(9)

(10)

(11)

(12)

(13)

(14)

(15)

(16)

(17)

(18)

(19)

(20)

(21)

(22)

(23)

(24)

(25)

(26)

(27)

(28)

(29)

(30)

Nuevo documento

TIONS OF A USTRIAN THOUGHT
O’Gorman 30 Gender, Growth and Trade The miracle economies of the postwar years David Kucera 31 Normative Political Economy Subjective freedom, the market and the state David Levine 32
Síndrome coronario agudo sin elevación del ST: angina inestable e infarto de miocardio sin elevación del segmento ST
Los agentes farmacológicos usados en el síndrome coronario agudo sin elevación del ST son de tres tipos: antiisquémicos, antiplaquetarios y antitrombóticos • El tratamiento estándar
Seguridad Alimentaria y Nutricional HONDURAS
Entre otras tendencias que implican impactos negativos en la seguridad alimentaria, se observan: Es indudable que, para mejorar el consumo de alimentos, además de las medidas para
Conocimientos de las puérperas sobre autocuidados y cuidados del recién nacido en el momento del alta hospitalaria
DISCUSIÓN Los resultados obtenidos sobre los conocimientos de las mujeres, en el momento del alta del hospital, en autocuidados y cuidados del recién nacido parecen, en general,
Utilidad de la integración y convergencia de los métodos cualitativos y cuantitativos en las investigaciones en salud
Así se puede citar el interés de los científicos sociales en las investigaciones sanitarias y la necesidad de abordar determinados problemas de salud desde perspectivas bien diferentes
A rtículo originAl Factores individuales y familiares asociados con sintomatología depresiva en adolescentes de escuelas públicas de México
El objetivo de este estudio fue estimar la prevalencia de sintomatología depresiva e identificar la asociación de ésta con factores individuales y familiares en estudiantes de escuelas
Estela Rojas,1 Tania Real,1 Sarah García-Silberman,1 María Elena Medina-Mora2
Entre los que presentaron dependencia del alcohol y acudieron a algún servicio, el 50% lo hizo ocho años después de que surgió su problemática y el 50% lo hizo después de doce años.7,8
3 articulo ensayo enfoque de genero y enfermedades vectoriales
En la mujer gestante contribuye significativamente al desarrollo de anemia crónica.10 • La búsqueda de tratamiento tiende a ser más tardía en las mujeres que en los hombres afectados,
A rtículo especiAl Estrategia integral de formación para la mejora continua de la calidad de los servicios de salud
Es deseable que la especialidad médica en gestión de la calidad incluya, de forma simultánea, la maestría como garantía de una formación completa y exhaustiva sobre este campo
Prevention, Detection, Evaluation, and Treatment of High Blood Pressure
African American Study of Kidney Disease and Hypertension American College of Cardiology/American Heart Association Acute Infarction Ramipril Efficacy Antihypertensive and

Etiquetas

Documento similar

El impacto de la contaminación del aire en la vida y en las percepciones de género en la ciudad de Quito
- Confirmando 10 propuesto por la ecologia politica feminista el estudio ha documentado: que la ecologia y salud desde la perspeetiva feminista pueden ser tratadas desde los objetos y
0
0
36
I. Acepciones de Didáctica - DOC La Didactica
Antes de culminar una situación didáctica, en que los alumnos han pasado por las situaciones de acción, formulación y validación, el profesor debe retomar las conclusiones finales a las
0
0
7
DE PUEBLOS ORIGINARIOS Y DE COLECTIVIDADFILOSOFIC
El tercer nivel, nace de la síntesis de los dos primeros puesto que reflexionar sobre ello nos lleva al hecho indudable y evidente de la “crisis de la civilización euro-occidental, que
0
0
13
La ‘Policrítica’ de Cortázar: la autonomía de la literatura ante las exigencias de la revolución
POLICRÍTICA: UNA GUERRA DE LENGUAJES “Policrítica a la hora de los chacales” fue la respuesta de Cortázar a ese quiebre no sólo de la relación entre los intelectuales del boom y la
0
0
17
LA SISTEMATIZACIÓN DE EXPERIENCIAS
Análisis de la influencia del contexto en cada dimensión de la experiencia La necesidad del análisis del contexto parte del supuesto que en todo proyecto –y por ende, en las
0
0
27
Evaluación de proyectos de desarrollo local. Enfoques, métodos y procedimientos
Se persigue un proceso formativo por el cual los usuarios de los proyectos y otros actores locales no sólo adquieren capacidades, sino –y fundamentalmente– desarrollan actitudes
0
0
152
Guía de la evaluación DPP
Presentación MS Power Point y resumen ejecutivo de la investigación aplicada La nota final del módulo 2 será el resultado del promedio entre las presentaciones A y B.. Para continuar el
0
0
24
Ficha conceptual sobre el estudio aplicado de la memoria profesional
Este primer capítulo de introducción de los términos de referencia brinda al lector el marco general y le orienta sobre el tipo de ejercicio que será llevado a cabo b Elaboración de la
0
0
5
La integración escolar de los niños con síndrome de Down en España: algunas preguntas y respuestas
La legislación educativa actual LOCE y LOGSE recoge expresamente un amplio abanico de posibilidades de escolarización para los alumnos con síndrome de Down y con otras necesidades
0
0
12
Cambios en los sistemas de convicciones valores de las familias de niños con autismo y síndrome de Down
Los resultados de todas estas reuniones y discusiones, tomadas en vídeo, se agruparon en cuatro secciones: i reacciones iniciales a la paternidad de un hijo con discapacidad la
0
0
8
La transcripción de genes en las personas con síndrome de Down: tan iguales y tan diferentes
Resumen y conclusiones En resumen, sea por mecanismos directos o indirectos, el efecto de dosis génica ocasionado por la trisomía de genes del cromosoma 21 puede influir negativamente
0
0
6
EN RESUMEN I El artículo comienza describiendo los cambios que ha
síndrome ha servido en incontables estudios La mayoría de los estudios se centran sólo en el grado de estrés o de como grupo “control” o “de contraste” para desafío que muestran
0
0
16
Estabilidad y cambios en la salud, las habilidades funcionales y los problemas de conducta en adultos con y sin síndrome de Down
En cuanto a nuestra tercera cuestión relacionada con la posibilidad de predicción de niveles absolutos y de cambios en la salud, habilidades funcionales y problemas de conducta,
0
0
17
60 I REVISTA SÍNDROME DE DOWNI
Algunas de las expresiones que frecuentemente aparecen suelen ser: “esto que estás proponiendo ya se hizo en el colegio y no dio resultado”; “eso no se puede hacer, es imposible”;
0
0
10
50 I REVISTA SÍNDROME DE DOWNI
Terminamos, por su utilidad práctica, con una serie de reflexiones sobre el modo de evaluar la comprensión lectora de las personas con síndrome de Down, tal como las expusimos en
0
0
10
Show more