Soy un collage : una mirada hacia los elementos que atraviesan nuestra realidad

29  10  Descargar (0)

Texto completo

(1)

Soy un collage

Sebastian Hincapié Gil

Una mirada hacia los elementos

(2)

Soy un collage

Una mirada hacia los elementos

que atraviesan nuestra realidad

Sebastian Hincapié Gil

Trabajo de grado para aspirar

al título de maestro en artes visuales

con énfasis en expresión gráica

Asesora:

Pilar Forero

Pontiicia Universidad Javeriana

Facultad de Artes

(3)

Nota de aceptación

Firma del jurado Firma del jurado

Firma del jurado Firma del asesor

(4)

CONTENIDO

Introducción: 1

Relexiones iniciales 2

La identidad 3

Segun Bauman 5

Segun Auge 6

Segun Deleuze 7

Mi interpretacion 8

Yo 9

Mi 10

Huellas 12

El contexto me atraviesa 14

La plastica en la graica 16

Experimentacion 17

El espacio El sujeto 19

Cartograiando 20

Collage 21

(5)

INTRODUCCIÓN

Y

o soy lo que respiro, soy mi casa, mi familia y mis amigos, mis costumbres, mi forma de hacer y deshacer, de comer y de beber, soy lo que escupe mi contexto, lo que esculpe el tiempo, mis angustias, mis pesares, mis vivencias y afanes, soy tantas cosas, indescriptibles y literales, soy una manta que recoge mil retazos de millones de imágenes y experiencias que pasan frente a mi rostro de manera fulminante, soy yo y soy los otros, soy mutable y soy efímero, soy Bogotá, mi barrio, los cerros y los arboles, soy un día, al otro día dejo de ser y no soy nunca más...yo muto.

Me sorprendo cada día al ver como mi personalidad es tan cambiante, como yo soy algo un día y al otro día soy otra cosa, como estamos atravezados de pies a cabeza por nuestro contexto, por nuestra ciudad y nuestras cosas. Aquellas inquietudes movilizaron mi pensamiento y me motivaron a estudiarlas con mayor profundidad: mi identidad, la de mi familia y la de mis amigos, sus personalidades, los cambios y la constante transformación, como cada vida se ve relejada en los rostros y los cuerpos de quien ha recorrido esos caminos-que nos llenan de historias el alma y nos inscriben en la piel su propio signiicado, uno que a veces se entiende, o que a veces solo se experimenta, uno que llena el pecho de cada personaje como si fuese un lienzo en blanco que está esperando a ser marcado.

Mi intención es generar una serie de imagenes-retratos, que me permitan expresar la necesidad de contar una historia en particular, que se ve materializada en el cuerpo de un personaje anonimo, de un collage, de un retrato que contenga a todos y a ninguno, de una mutación, de un cuerpo que cuente algo de todos, de como este con-texto bueno, malo, austero o desenfrenado nos atravieza y nos conigura queramos o no.

(6)

REFLEXIONES INICIALES

H

ay que empezar diciendo que este proyecto se plantea en un principio pensando en una manera de expresar de manera gráica y artística como mi contexto atravieza mi pensamiento y como de esa manera cambia mi manera de presentarme ante los demas, de mostrarme; no pretendía extender un discurso ahondando sobre lo que signiica la identidad en este país, ya que creo hasta la fecha, no sabemos en realidad ni quienes somos ni para donde vamos, y constantemente estamos reclamando una identidad: ¿que si somos europeos?, ¿que donde esta nuestra herencia indígena?, que nosotros somos así, que tenemos que cambiar, en in, opiniones divididas es lo que uno encuentra en este país.

Desde mi punto de vista, eso es lo que nos hace unicos e identiicables, no sé si solo al Colombiano promedio, o si también al latinoamericano, pero nosotros somos una unión de cosas de distintas procedencias que en medio del proceso de cohesión quedaron lotando por ahí; que nosotros veamos o aceptemos esto, es otra cosa. Y es que nosotros no somos una sola cosa palpable y deinible, quien viva además en una ciudad como Bogotá se dará cuenta que es el culmen del mestizaje en general, ya que aquí se concentran los grupos mas altos de inmigración del país, por la cantidad de desplazados y de gente del campo que viene a convertirse en empresario y termina vendiendo dulces en las busetas.

Nosotros somos eso, somo confusos, difusos, problemáticos, incomprendidos inclusive por nosotros mismos, creo que ahí hay identidad, hay unos órdenes que luctuan entre varios estados que no se quedan estancados. Concordando con Marc Augé se puede señalar que se ha aprendido a dudar de las identidades absolutas, simples y sustanciales, en el plano colectivo y en el individual.

Es decir que-bajo mi interpetación-se pierden los límites entre lo que se es y lo que se deja de ser, por momentos y por otros no tanto.Esto lo que le da cuerpo a este proyecto: encontrar maneras de expresar esa complejidad iden-titaria de unos y de otros, es mostrar mi mundo, el tuyo ver las diferencias y tratar de entendernos un poco mas. En principio puedo decir que este tema me es muy cercano por que en el mismo hacer artístico, uno se hace pre-guntas constantes sobre si mismo, hasta el punto en donde uno deja de ser, para adherir imágenes e información que permita adquirir experiencia, es decir, que son preguntas que quizás el artista se hace con mayor regularidad que cualquier otra persona.

Me propongo entonces a tratar de ensamblar las identidades con las alteridades para formar quizás no la mejor imagen posible para representar simbólica e iconográicamente el problema sino mas bien para formar un acer-camiento gráico que me permita comprender un poco mas como concibo la imagen mental que tengo de estos distintos personajes que me dispongo a crear.

(7)

IDENTIDAD

It would be easier to roll up the entire sky into a small cloth than it would be to obtain true happiness

without knowing the self.

UPANISHADS

L

a identidad corresponde a una serie de preguntas puntuales muy concretas: quién soy, qué soy, de dónde vengo, hacia dónde voy y quien quiero ser. Es el nucleo desde el cual se conforma el yo, su coniguración depende de condiciones propias de la persona, presentes desde el momento de su nacimiento, junto a ciertos hechos y experiencias básicas. Es una imagen mental compleja e inacabada, que se va llenando de a poco mientras compartimos experiencias con nuestros pares, encontrando similitudes y diferencias en todo tipo de acciones. Según algunos autores que trataremos mas adelante, la identidad se comporta como un núcleo plástico capáz de modiicarse a lo largo de la vida, y de cambiar de acuerdo al contexto en donde se mueva el individuo, lo que

me lleva a recordar el falso documental Zelig, de Woody Allen1, en donde el protagonista cambiaba de

identi-dad de acuerdo a la gente con la que andaba y a su contexto, de manera que el sujeto era permeado conciente o inconcientemente-no lo sé- por las situaciones que la vida le ponía frente a los pies.

Aquella relexión del núcleo plástico me lleva a pensar que es posible llegar a materializar una idea con respecto a este tema, en base a que su premisa suena muy “plástica” si se quiere, esta maleabilidad del caracter hace que sea posible indagar sobre sus formas e intervenir en las ideas, de manera que el arte juega un papel interesante si se le mira como una propuesta que simpliica un tema tan complejo como el que se está tratando acá si solo se

le entiende por su potencia, por su propio disfrute; en palabras de David Lynch: “Some people might say, I don´t

understand music; but most people experience music emotionally and would agree that music is an abstraction. You don´t need to put music into words right away-you just listen”.

El contexto sociocultural en el que el individuo se encuentra inserto es fundamental y decisivo en la formación

de su identidad. Pero no es ni mucho menos lo unico ni lo mas importante. La identidad humana se conigura a partir de la interacción con el medio y una tensión que guía la identidad hacia una dirección determinada. Gracias a esto es posible pensar que el ser humano es capaz de notar como es parte de algo mucho mas grande fuera de si mismo, es capaz de notar como tiene identidad por medio de la alteridad, por medio del otro, como diría Marc Augé.

Es decir que el humano se conigura en la medida en que tiene una relación con el entorno, a lo que este sin la relación con los otros vería como sus características individuales son irrelevantes en un estado de aislamiento, es

decir que “somos” por que hay “otros” con nosotros.

(8)

No existe un solo nosotros, sino varios, no excluyentes el uno del otro, por el contrario estan superpuestos en la persona. De esa manera es que se puede hablar de “nosotros”, los seres humanos o nosotros “los colombianos”. Se puede airmar entonces que la identidad tiene que ver con nuestra historia de vida, y en este concepto hay un cruce del grupo, el individuo y su sociedad en donde la historia personal se junta y se mezcla con la historia social.

Mi propia necesidad por encontrar identidad es lo que me ha motivado mayoritariamente a planterame estos ejercicios, a investigar y a tratar de comprender como es que nos estamos conigurando, y tratar de plantear un

dibujo que satisfaga mi propia busqueda. Erich Fromm plantea que: “esta necesidad de un sentimiento de

identi-dad es tan vital e imperativa, que el hombre no podría estar sano si no encontrara algún modo de satisfacerla”.

El tema de conigurar nuestra identidad es entonces un asunto con una doble inalidad: Primero la de encontrar

una unidad, ser parte de algo, y por otro lado la de destacar por algun motivo, la de singularizarnos, diferenciarnos

del otro, como diría Maslow: buscar algun grado de autorrealización y trascendencia.

Desde el Arte

Bajo mi parecer el arte es sin duda alguna la práctica que le proporciona poder y fuerza a la identidad misma impulsando a su vez la cultura. Gracias al arte es posible observar cual es el sentir de las diferentes culturas mile-narias, como por ejemplo los griegos y los romanos, que plasmaban sus distintos modos de vivir y ver la vida en sus pinturas y esculturas.

En la contemporaneidad el artista se ha empezado a enfrentar a un conlicto que intenté plantear en el primer capítulo: la confusión y la falta de identidad clara. Hay un conlicto entre lo propio y lo ajeno que no ha podido resolverse y en donde el artista necesita un cambio, plasmar su nueva realidad, encontrar una nueva identidad: es indudable que los Colombianos contemporáneo, yo -por ejemplo-, se estan preguntando realmente cual es su verdadera identidad, pero la brecha se hace aun mas grande cuando se tienen en cuenta las nuevas generaciónes, unas que reciben imagenes e información masivamente todos los días, y en donde no se podría esperar una mani-festación de la cultura y la identidad como un ente ijo, ya que el mundo mismo te pide un cambio, y el arte no solo no está excento de eso, por el contrario está buscando nuevas formas de expresar esta nueva identidad por medio de las nuevas tecnológias-y el arte en general-, de manera que aquello le permita entenderse mejor, expre-sarse con mayor claridad, algo que yo quiero conseguir con este proyecto.

En algún momento el artista debió elegir entre lo local y lo global, traicionando la visión anterior identitaria que deiniria el arte de su región; ese divorcio, esa duda entre uno y otro tiene que ver con la identidad misma. Parafraseando a Bauman diría que precisamente esa hibrídación es resultado de las nuevas formas de vida, de la globalización y esa “modernidad” mutable que nos propone la vida tan agitada de hoy. A partir de los setentas, en latinoamerica, esa hibridación fué posible y fué el resultado dialéctico de este problema, adquiriendo así la

iden-tidad un carácter multicultural, multiétnico e híbrido:“en consecuencia, el artista podía ahora, sin reproches ni

culpas, incorporar medios y lenguajes mas universales, pero con contenidos locales conectados con la tradición y los deseos propios; podía abrevar tanto de las fuentes universales como del pozo propio”, RamiroGaravito1.

Mi percepción sobre el tema en particular la comparto, parado desde mi propia experiencia y mi contexto en donde el arte tiene un protagonismo: Creo que debemos buscar, así como ya pasó alguna vez, el lenguaje que nos permíta identiicar aquella hibridación de lenguajes e ideas, todo a traves del arte y de la imagen.

(9)

Según Bauman

“Sin duda, la idea de identidad siempre estuvo, cada vez que apareció, dividida por una contradicción interna: sugería

una especie de distinción que tendía a desdibujarse.”

ZYGMUNT BAUMAN

L

a idea de que estamos en un mundo globalizado está acuñada ya en las cabezas de quienes nos hemos pre-guntado como es posible que sepamos detalles de culturas que estan al otro lado del planeta, o de como es posible que las noticias se difundan con tanta velocidad. Para Bauman, la idea de vivir en un mundo globalizado, contribuye a un cambio constante en la manera en que vivimos y convivimos con los demas, en la manera en

que el contexto nos atrapa y nos conigura, para él vivimos en una modernidad líquida1, una vida agitada llena

de cambios, dudas y pocas certezas, en donde la gente antes conseguia un trabajo y este le daba estabilidad como para poder formar una familia y vivir toda su vida de él, algo que ahora es muy diicil de encontrar.

En palabras de Bauman: “modernity is alive and well, albeit it in a chaotic form in which individualization has

brought about the “disintegration of citizenship” and thus how we relate with each other and society as a whole has been irrevocably changed”. Para Bauman la búsqueda de la identidad es la tarea y la responsabilidad vital

del sujeto y esta empresa de construirse a sí mismo constituye al mismo tiempo la última fuente de arraigo, que dentro de la modernidad líquida la identidad es una costra que se endurece, luego se funde y vuelve a cambiar con el tiempo.

Es importante entender como Bauman plantea que debido al contexto el sujeto debe cambiar o “mutar” su identidad por los constantes cambios que plantea el mundo, con lo que consibe que uno debe construir su identi-dad como una “identiidenti-dad lexible” de otra forma supongo yó, el sujeto quedaría relegado en el agitado ritmo de la vida moderna.

Bauman sostiene a lo largo del texto que la identidad plantea una batalla a dos bandas: por un lado la busqueda de la individualidad, y por otro la busqueda de la membresía colectiva, en el intermedio de ese fuego cruzado estamos “descolgados” si se quiere, buscando entre las muchas dudad e incertidumbres donde estamos y quienes debemos ser.

A mi entender este capítulo en particular tiene varias herramientas aprovechables e indagables para contibuirle a conformar este dibujo mental que intento llevar a cabo, me interesa por ahora reunir unas palabras clave que son al in y al cabo, los elementos que buscaba y que le pueden contribuir a mi propuesta:

Contradicción, desdibujo, vida agitada, caótico, desintegración, construcción de si mismo, cambio, lexible

(10)

Según Augé

“Es estúpida la idea de que la multiplicación de los contactos con el exterior es una amenaza contra la identidad, algo que se escucha a menudo No hay identidad sin la presencia de los

otros. No hay identidad sin alteridad”

Marc Augé

N

o hay identidad sin alteridad, para Augé se “está” solo y unicamente por que hay un “no se está”, esa duali-dad de conceptos permite acercarse a como deberíamos concebir nuestra propia identidad en un país como el nuestro, en donde no se sabe quienes somos mucho menos quienes son los otros, pero una parte sin la otra no podría “ser” ni existir en téminos de identidad.

Para el autor nunca ha habido una identidad deinida que se deba necesariamente”defender”, y eso a su vez deriva en las llamadas crisis de identidad, en no saber realmente quienes somos pero que es aún mas palpable y lo hablo desde mi posición de colombiano, es más diicil en Latinoamerica, donde nuestro pasado es difuso, y en peores casos negado.

Para Augé: “La identidad se construye en el nivel individual a través de las experiencias y las relaciones con

el otro. Eso es también muy cierto en el nivel colectivo. Un grupo que se repliega sobre sí mismo y se cierra es un grupo moribundo” Es decir que reconocer al otro, reconocer la diferencia y la “alteridad” como la llama él no es

lo que pone en riesgo nuestra identidad, sino rechazar el juego social del encuentro con el otro.

Desde que Marc Augé hizo planteó la idea de los no lugares1, como un sitio sin identidad de paso, de transito,

el arte contemporaneo a apuntado a buscar una representación gráica/plastica de tal discurso aumentando así las propuestas sobre arte urbano y el anonimato en la ciudad, ideas que llenan de imágenes la retina y el pensamiento, y es que no se puede evitar pensar, mirar y analizar como es que estamos conviviendo en este tipo de lugares, como es posible representarlo, y como es posible expresarlo dentro del arte:

1.

Augé, Marc, Los no lugares, espacios del anonimato, una antropología de la sobre modernidad, Barcelona, Editorial Gedisa, S.A 2000

6

MUNTADAS On Translation:Stand By 2005 Duratrans Lightbox, edition 2/3 51 1/8 x 98 1/2 x 7 7/8 in/130 x 250 x 20 cm

(11)

Según Deleuze

“Ocurre que sobre la supericie de inscripción se anota algo

que pertenece al orden de un sujeto. De un extraño sujeto, sin

identidad ija, que vaga sobre el cuerpo sin órganos, siempre

al lado de las máquinas deseantes...“.

Deleuze y Guattari

D

eleuze examina la identidad haciendo énfasis en la diferencia. Para Deleuze, la diferencia es lo mas

impor-tante y la identidad es secundaria. Lo múltiple es lo que se presenta con naturalidad, y de su negación resulta la identidad. para él, la repetición no es repetición de lo mismo, sino de lo diferente, de lo que hemos estado hablando, de la alteridad misma, del otro de la relación entre las cosas en el mismo contexto: el eterno retorno de lo diferente.

Klossowski dice: “... una identidad es siempre fortuita...”. Lo que yo entiendo en realidad es que el humano para deleuze es una sintesis que “queda”, despues de haber pasado por la antítesis de una proposición, es lo que queda después dé.

No hay una comunidad imaginada homogénea, sino la imposición de una identidad (nacional) precisamente acá en Colombia las ideas mediante el colegio que se tienden a dar a los niños acerca de quienes se suponen que son, sin saber si el niño va a digerir esa información de manera correcta-opino yo-debería también de impartírse la idea de que esa homogeneidad del Colombiano es totalmente falsa si no se nivela con la individualidad y con el intercambio con el otro, conceptos que ya habia tratado de investigar en las páginas anteriores.

Lo anterior importante o nó, es algo que simplemente comento como tema para mirarlo desde varios angulos, lo que realmente me interesa es la cantidad de imágenes que me pueden suscitar las lecturas.

Desde mi perspectiva un poco ingenua,, y desde las artes por supuesto siento que el “sujeto”, tiene una identi-dad “in-deinida”, que vaga como dice el sobre un cuerpo sin órganos, una idea muy visual si se quiere dentro de un concepto que se hace inclusive más confuso cuando se lee a Deleuze pero que te deja una buena cantidad de imágenes para completar ese “sujeto” imaginario que esta en proceso.

Diferencia, negación, fortuito, Indeinido, Vaga, Órgano.

(12)

MI INTERPRETACIÓN

U

na imagen debería sostenerse por si sola. Tener la potencia para expresar lo que quiere decir así la idea elab-orada tarde en entenderse cuando se ve la imagen, o el ilm, o cualquier otro objeto producto de la creación. La imagen es su propio mundo, y algunas veces a la gente le gusta ese mundo y desea ser parte de el. Si la persona conoce parte de ese proceso, o de la investigación, quizás cuando se vuelva a ver la imagen, esta resulte en una experiencia distinta generando una nueva historia detras de la imagen o del ilm, dependiendo a que se le esté apuntando.

Los autores muchos están muerto y no hay forma de desenterrarlos, lo único que podemos hacer es esculcar entre sus escritos, pero así como yo no revelo la “totalidad” de mi imágen, la información que contienen los textos también encierra misterios y solo es posible leerla para mí, bajo mi propia interpretación, tal como el arte, como la experiencia de vivir la imágen y dejarse sorprender por su potencia.

¿Por que es importante decir esto?, Primero, como ya lo había escrito mi intención de indagar sobre este tema tiene que ver con conigurar una imagen, una que me permita saciar mis instintos visuales y recrear un retrato que contenga de alguna forma las distintas “identidades” investigadas hasta este punto; es importante para mí entender que mi interpretación es la de un artista visual y no la de un ilósofo, para no alejarme demasiado. La imagen es muchas veces como la música, puede llegar a ser muy abstracta, pero la gente tiene las herra-mientas necesarias para hacer un juicio sensato sobre lo que está sintiendo. La imagen no se hace para el experto-pienso yo-sino para el ingenuo, para el que uno cree que pueda entender con su simple inuición y sentido común la idea que este en la supericie del trabajo.

“People sometimes say they have troube understanding a ilm, but i think they understand much more than

they realize. Because we are all blessed with intuition-we really have the gift of intuiting things.” David Lynch

Hasta ahora hemos visto tres miradas distintas que convergen en algunos puntos concretos sobre qué es la identidad, sobre que se supone que somos o deberiamos sentir que somos, esto visto de una manera global desde la identidad moderna; la que me interesa, la mia es la que no me deja clariicar quien soy, esa que es confusa y que es la que me ha llevado a preguntarme todas estas cosas.

Han habido una serie de palabras que son el resultado de mirar con ojos netamente visuales los discursos de los tres señores ya mencionados. Creo que todas vinculan una mirada compleja sobre como se supone que es el ser humano, pero que la siento muy arraigada al tiempo “moderno” por supuesto, y más a nuestra propia realidad Latinoamericana, por la gran cantidad de culturas y de mezclas en todo lo que hacemos, desde como hablamos, como nos vestimos, como pensamos y como trabajamos si se quiere. Hasta el momento este dibujo ha tomado una forma experimental que intenta reunir muchas de esas características.

Yo no sé realmente que soy, quisiera aceptar el hecho de que soy distinto a los otros, pero soy igual, soy parte de ciertos “circulos” pero a la vez soy distante de otros, soy “algo” que está, solo por que existe el vacio, transito espacios de anonimato en donde pierdo una identidad que no se cual és, ¿quizás la identidad de la incertidumbre?, de la modernidad líquida como diría Bauman, ¿solo una especie de mancha que se esparce en el espacio y que es válida de acuerdo al intercambio con su contexto, vagando sin rumbo por un cuerpo sin organos?, ¿somos tan complejos?.

(13)

Considero que hay que tener en cuenta todos y cada uno de los aspectos que atraviesan mi vida y que me generan mi supuesta identidad, como soy, de donde vengo, que hago, como lo hago, con quien me la paso, que como, etc... Es decir, bajo mi interpretación este trabajo se convierte casi que en un proyecto autobiográico, y autoretratante, ya que mi identidad se completa, en la medida en que reconozca al “otro”, la diferencia y el espacio.

En ese orden de ideas, me gustaría hacer un ejercicio de dos partes en principio para empezar a abordar una imagen en concreto.

YO

Comencé por trabajar la identidad a partir del propio cuerpo utilizando como recurso fundamental la fragmen-tación. Para explorar las posibilidades plásticas me propuse dibujar, escanear, utilizar imágenes ya existentes, construir, introducir, jugar con el ordenador, fundir medios de expresión...

(14)

Yo, el otro, el amigo, del que me acuerdo, los gestos, mi manera de dibujar, y mis dibujos.

10

Hay un juego interesante en la manera como nos vemos, y como nos mostramos. Algunas veces siento ser uno en particular otras veces siento que soy otro, no sé si les haya pasado pero cuando hablo con cierta persona mi cuerpo predispone ciertas acciones y maneras mas coherentes con el entorno y con la persona con la que se entabla la conv-ersación, de nuevo vuelvo a zelig1: es increible como uno cambia para adaptarse al entorno, supongo que eso lo dá la

experiencia; soy blanco, soy negro, soy gracioso o más serio, sunque con mis amigos siempre tiendo a ser el mismo, el más libre de mis “yo”, tambien hay una especie de selectividad con respecto a como y de qué hablo con quien.

(15)

MI

Además de lo que considero soy yo de manera corporea, también me gustaría mirar un poco lo mío, el donde, el espacio, mis cosas, mi ropa etc...

11

Mis llaves, mi saco, mis tennis, mi calle, mi ciudad, mi paisaje favorito y mi desayuno

(16)

12

HUELLAS

Y

o creo que no solo el tiempo deja huellas en la piel de quien los años ya le pesan, yo creo que hay procesos interno que dejan huellas en la manera en que te comporta, huellas que se actualizan todos los días con el minimo susurro del tiempo.

Hay una cierta mística en saber como nuestra historia se escribe sin siquiera darnos cuenta, que hay caminos que no planeamos y que los que planeamos nos salen de manera diferente, de manera que la vida es una constante sorpresa, una delicia vivirla y una tortura también; cuando pienso en como coniguramos nuestro ser, nuestra alma e identidad pienso en que aunque no queramos, aunque ese no sea el in único de nuestra vida-como quer-ría Fromm-esta inevitablemente anda sus propios caminos, dejando huellas que se “imprimen” sobre la piel, no literalmente muy a pesar de las arrugas y los vestigios de las cosas, sino una piel que navega internamente, una que cuenta la historia de vida de los personajes que transitan por esta ciudad y por el mundo.

Para mi las huellas son inscripciones que hablan del lugar, de la gente, de la vida que ha transitado la persona, o por el contrario son inscripciones que deja la persona que ha transitado ese suelo. Quisiera traer a colación un trabajo pasado, que considero es importante en la medida que es de experimentación, me habla sobre un lugar, so-bre mi, no es literal pero suscita cierta identidad e impresión de huellas, fué un trabajo que precedió todo esto que me está pasando en este trabajo, fueron los primeros pasos para preguntarme lo que me he venido preguntando.

(17)

Yo concibo las huellas como una forma de expresión que me permite evocar sentires y no ideas concretas; son esas imágenes que se vienen a la cabeza intentado encontrar algo que no es tan claro pero que se siente, que re-quiere de experimentación, de sensibilidad.

El trabajo que mostré en la página anterior consistía en una serie de imágenes experimentales en donde la idea principal, era recopilar información sobre los tipos de lugares que caminé durante un par de dias; la idea era que en vez de que uno dejase su huella en el lugar, fuese el lugar el que te dejara una estampa a tí, un poco como lo que estoy tratando de decir con el tema principal del texto, como ese contexto (en este caso solo el lugar) se impregna a tus pies, y de tu suela salen imagenes controlables solo hasta cierto punto, la naturaleza hace el resto. Esas piezas fueron uno de mis primeros acercamientos con la experimentación de la imagen en términos de medios. Me explico: Las imágenes están compuestas en acuarela en un formato pequeño, luego tienen unas in-tervenciones de dibujo y de barniz, para explorar la “mancha”, y a partir de eso se escanearon, se imprimieron en formatos mas grandes, y con la tinta de la impresión se dibujó encima.

Es importante para mi relexionar sobre esos procesos, por que siento que podrían llegar a contribuirle al proceso de manera fundamental, aprovechando la tecnología, las herramientas y el mestizaje de la imagen, ese mestizaje “identitario” del que han hablado algunos de los autores aquí citados, en términos no artísticos por supuesto.

Hablando de huellas es interesante mirar como funcionan las huellas digitales y como estan relacionadas con la

identidad, en este caso y como diría foucalt en bien de los organismos de control1; si las miras con detenimiento,

parecen cartograias sobre el mapa vial de una ciudad, idea que desarrollare dentro de la experimentación tam-bién.

Fingerprint, childrensministryonline2

1

. FOUCALT, Michel ,Surveiller et punir. Naissance de la prison,Siglo Veintiuno Editores, Ensayo, 340p

(18)

El contexto me atravieza

H

emos estado tratando la identidad desde distintos puntos de vista, pero ha todo esto hay que darle un cuerpo más claro y más evidente. El contexto es sin lugar a dudas donde me quiero plantar, principalmente porque el contexto es absolutamente todo, somos intervenidos por todo lo que nos pasa al frente, por una cantidad de símbolos y sentires, por mancha y por tinta, por lo palpable y lo añorable.

El contexto puede ser material (narra un hecho), o también puede ser simbólico, (cutural e histórico), la mezcla de ambas posibilidades me da las herramientas para intentar trabajar en ese lugar en particular.

Erving Goffman, sociologo y escritor, describe la relación de sujeto y objeto (contexto) de esta manera:

“Las personas actúan sobre los objetos de su mundo e interactúan con otras personas a partir de los signiicados

que los objetos y las personas tienen para ellas. Es decir, a partir de los símbolos. El símbolo permite, además, trascender el ámbito del estímulo sensorial y de lo inmediato, ampliar la percepción del entorno, incrementar la

capacidad de resolución de problemas y facilitar la imaginación y la fantasía”

El humano reconoce a los otros por que signiican algo para ellos, ahí en ese momento el contexto toma

impor-tancia en el sujeto y afecta su propia identidad, su manera de interactuar, de proceder y de reconocer las cosas y su propio mundo, aquella relación tan “gráica”, es muy interesante en la medida en que si bien se habla de sig-niicados-interpreto-no tienen por que ser simbolos reconocibles para todos; lo que para mi tiene un signiicado,

para el otro puede ser ininteligible. Goffman complementa:

“Los signiicados son producto de la interacción social, principalmente la comunicación, que se convierte en

esencial, tanto en la constitución del individuo como en (y debido a) la producción social de sentido. El signo

es el objeto material que desencadena el signiicado, y el signiicado, el indicador social que interviene en la

construcción de la conducta.”1

Yo a partir de este pensamiento, pienso-como lo dije antes-que a mi absolutamente todo me interviene, soy como un lienzo que se dibuja con el paso de cada transeunte que pasa a mi lado, en mayor o menor medida esas cosas me afectan o me son importantes, pero la imagen que me suscita pensar en como estas cosas se integran a mi como, se pegan, se adhieren sin ningun aviso es muy interesante y quizás también muy poderosa.

(19)

“El contexto me atravieza” era importante escribirlo, por que me da una relación mas cercana con la imagen de lo que lo han hecho los ilosofos mismos, en cuanto a contenido, es un paso que estrecha el margen de los elementos que intento perseguir.

En base a este capítulo, se me ocurrió traer a Ian Francis un referente interesante que reune parte de este con-tenido hablado, y que ademas logra reunir una serie de elementos graicos, plasticos y de expresión, de manera

que todos unidos resulten en una escena, no muy clara, pero intuible, como diría Lynch, disfutable:

Sus obras son escenas que recrean una existenca que no es la “realidad” como tal, sino que logra desplegar esos elementos atravezados de los que hemos estado hablando, para hacerlos visibles por intermedio de su estupendo dibujo; yo creo que el recrea su cotidianidad y la de los que vé por la calle, estas escenas son por supuesto parte de su vida, pero las magniica colocando los elementos justos en el lugar que deben ir para darle potencialidad a sus cuadros, eso sin hablar de como se siente una mezcla entre esa sensibilidad plástica con una destreza gráica que solidiica la intención.

Estos trabajos me hablan de identidad, me dicen quién es él, que lugares frecuenta y a que gente, que come o que bebe, como le pasa el tiempo, lento o rapido, como siente los lugares y sus formas, como hay un cierto grado de soledad, de desdibujo , de difusión y de caos:

Si bien es cierto que podria recurrir algunos ejemplos que sean más especíicos en cuanto a la identidad y el con-texto, mi intención es encontrar un trabajo que yo relacione con la visión que he estado construyendo en torno al tema, y pienso que ahí entra muy bien Ian Francis.

Mi enfoque es mas basado en esas identidades que vienen con el mundo globalizado y con la modernidad, solo buscando un modo de representar y graicar esta identidad que yo mismo quiero encontrar, y por otro lado también me encuentro mas cercano a Francis, por la manera en que utiliza los elementos creativos, su manera de trabajar, es más cercana a mis aproximaciones sobre el tema, me suscita las sensaciones que he estado tratando de encontrar.

FRANCIS, Ian, Devouring Bunny, 2011, Mixed media, 70 x70cm FRANCIS, Ian, No name, 2010, Mixed media, 70 x70cm

(20)

T

rabajar en este proyecto y ver algunas referencias visuales me ha hecho pensar que mi siguiente paso, despu-es de tratar de recopilar información de refrencia sobre el tema, y sobre mi, despu-es tratar de buscar una manera de acercarne al tema de manera que el medio de expresión corresponda con la cantidad de características que he ido

recogiendo: Diferencia, negación, fortuito, Indeinido, Vaga, Órgano, Alteridad, Crisis, Difuso, Experiencias,

El otro, Contradicción, desdibujo, vida agitada, caótico, desintegración, construcción de si mismo, cambio, lexible.

A partir de todas estas palabras he empezado a pensar que el medio escogido para el trabajo debe ser “lexible”,

que me permita abordar el tema sin tener ningun tipo de reserva o restricción, y siento que lo que me pide este proyecto és una experimentación constante con los elementos, y ser consecuente con este “collage” de identidad. Mis medios siempre han sido la gráica, el diseño y el dibujo, pero en una experimentación constante, y tratando de mirar cosas que me sirvan dependiendo el proyecto.

La sensibilidad tiene parte importante en mi propia relexión sobre el tema escencialmente por que he tratado de describir como percibo yo a los otros, a mi, y a mis cosas, es decir, la representación que busco no es de ninguna forma literal. La mezcla de lo que se considera plástico con lo gráico creo debe ser una “experiencia” dada por el trabajo con el material, en donde este empieza a formar parte de la pieza y se apodera de ella; en mi caso yo creo que la expresión plástica es ese momento de inlexión en donde pienso que el trabajo puede recurrir a otros medios mixtos para alcanzar su potencialidad, pero es también es el espacio en donde se despiertan las relaciones con la sensibilidad, una unión que puede contribuír mucho a la pieza, como pasa con las imágenes de Francis (referenciadas anteriormente).

Especíicamente siento que este trabajo se ha estado convirtiendo en un collage de elementos que deinen nues-tra personalidad, una maraña de cosas que envueltas dan una sola, expresividad e imaginación, supongo que en este punto ya es importante mostrar resultados de la experimentación.

La plástica y la gráica

16

“Curving back upon My own Nature, I create again and again”

(21)

EXPERIMENTACIÓN

L

a ciudad corresponde el escenario perfecto de intervención, su gente sus calles, su movimiento constante la hace variable, admirable e incansable, es un lienzo que cambia para el disfrute visual que colma nuestras ansias maquinales de novedad y nuevos comienzos, no podría pensar en un lugar mejor para deconstruirlo y a partir de él, generar ideas y escenarios fuera de nuestra realidad.

Es importante para mi primero tratar de mirar como concibo la ciudad desde una perspectiva de identidad, es decir, como es mi contexto, como lo concibo yo, como lo veo, como lo interpreto, que puedo hacer con el.

Mi intención es a su vez ver estéticamente en que punto del trabajo estoy, mirar posibilidades dentro de mis propias habilidades, así que por el momento la intención era dibujar digitalmente, y dibujar con papel y tinta, ad-demás de tomar algunas fotografías.

El espacio

HINCAPIE, Sebastián, La candelaria, 2011, pintura digital, 30 x 12 cm

(22)

HINCAPIE, Sebastián, Figuras, 2011, Tinta china, 21x27cm c/u

En este dibujo, mi intención fué recrear algunos lugares cono-cidos, pero intentando exaltar la imaginación, la unión de las formas, sintetizar algunos escenarios en el mismo plano, de manera que uniendolos formaran un nuevo escenario, uno mio. A partir de las fotografías intenté recoger las formas que me interesaban, algunos lugares, algunas texturas, magniicar esa relación de sensibilidad, pero sobretodo encontrar las imagenes que sintiera hablaban de mi propia identidad entendida como esa relación con mi contexto.

(23)

N

uevamente mi idea es encontrar un punto de satisfacción estética, intentando ahora desde el lado de la igura humana, de nosotros, de nuestro cuerpo, de nuestra intranquilidad, insatisfacción, desaparición, indein-ición y difusos que somos.

El sujeto

HINCAPIE, Sebastián, 2011, Tinta china e intervención digital, 21x27cm

HINCAPIE, Sebastián, 2011, Tinta china e intervención digital, 21x27cm

La ciudad habla por medio de nosotros sus habitantes, las capacidad de estos de recoger y absorber sin duda alguna nos hacen lo que somos, anónimos en lugares que transitamos a diario; nuestra identidad se va conigurando de acuerdo al andar diverso por las calles de la ciudad, es asi como nosotros somos una tela que recoge retazos de mil y un orígenes, es asi como formamos el quien somos, para donde vamos o que hacemos.

Estamos constantemente cambiando para ser algo distinto, por distintas razones, lo cierto es que somos inquilinos de nuestro contexto en donde parasitamos con frecuen-cia, la relación entre el inquilino y el con-texto se convierte entonces en un sistema in-trincado que no repara en concecuencias para ambos. Y ya que los dos estan unidos por una linea fuerte y arraigada, las acciones del uno van en detrimento del otro y viceverza, es así como el contexto proclama su identidad, por medio de sus habitantes.

(24)

E

n cierto punto comencé a experimentar con los rostros y los mapas en ese intento de mezclar lugar con sujeto. En algún momento de mi proceso de búsqueda y creación encontré un camino alterno que bebía de todas las inluencias que he estado escribiendo, pero que tenía una relación más cercana con la acción de acercarse y alejarse de la pieza, tomando su tamaño un papel protagónico en la inalidad de la obra.

A través de la experimentación gráica, que en ultimas es la que me da las herramientas para poder abordar el tema y plantearme nuevas inquietudes, llegué a plantearme la relación de ambas partes (sujeto, ciudad), desde por un lado, una mirada muy cercana e introspectiva del modelo, en este caso un modelo anónimo, simplemente un rostro que me retrata un personaje de cerca, que tiene un rostro inexpresivo. Por otro lado buscar de qué manera lograba amarrar los elementos (Rostro, sujeto, ciudad y contexto). Fué ahí donde me pareció que una buena idea sería, que el rostro fuese formado o si se quiere intervenido, por una serie de elementos gráicos que correspondan al lugar que me propondría retratar a partir del rostro del sujeto, a partir de mirarlo de frente y mirar su realidad, una que es de expreriencias individuales y colectivas, que me habla de la construcción del sujeto y de la carto-grafía-si se quiere-de su rostro también.

Por consiguiente, el vínculo que se creaba a partir de todos los ingredientes que se ensamblan a través de la imagen.

El rostro, si bien cercano es en realidad como la ciudad, desconocida, llena de sorpresas y situaciones, cambi-antes, y aunque se presenta frente a nosotros desnuda y maquillada a la vez, en realidad no la llegamos a conocer nunca del todo, se vuelve anónima, hace simbiosis con nosotros y ejempliica sus cambios a través de sus ciudada-nos, que si bien están en el circuito urbano y viven bajo los estándares de ciudad, no tienen una identidad propia que compartir con el otro, más allá de estar en un tránsito constante.

La ciudad, nos plantea otro tipo de retos, si bien es una vista de ciudad satelital, podemos identiicar parte de su estructura cartográica, y podemos diferenciar e identiicar distintos elementos que componen una ciudad desde su perspectiva más urbanística. Lo fútil, viene entonces cuando la misma imagen nos plantea nuevas relexiones de las que originalmente no teníamos idea.

Por un lado la idea de que la ciudad se maniieste a través de la supericie de la piel del rostro con sus caminos y sus pasajes, tiene como resultado encontrar sus propios vestigios en el aspecto de sus ciudadanos, uniendo el vín-culo existente y ampliicando la idea de cómo el circuito es en deinitiva mutualista y dependiente el uno del otro. Las piezas tenían algo muy especial: Si bien la mirada era de cerca al rostro, este dejaba ver un mapa satelital del lugar, era como ver dos distancias al mismo tiempo, y por otro lado una relación con el movimiento del espectador que mientras se acerca se genera el mapa (lo lejano), y si se aleja se ve el rostro (lo cercano).

Cartograiando

(25)

HINCAPIE, Sebastián, 2011, Africano, 40 x 20 cm

(26)

M

i intención no es más que tratar de dar vida a una serie de piezas que ejempliiquen el interior del sujeto respecto a su contexto particular, y tratar de mostrar por medio de su misma corporeidad como se manii-esta ese mundo interno evocando imágenes que gocen de ciertas características que brinda la ciudad, apoyados bajo los conceptos de la identidad concebida en la modernidad.

El proceso de hacer la pieza requiere de ser honesto con su proceso, de ser como esa relación represen tada, de tratar de impregnar con variables que le den vida al trabajo, es por eso que las piezas no son un lenguaje único, y en cambio, son una constante mutación y sobre posición de lenguajes, casi como un collage, como nosotros mismos, una carga de cosas encima constante, a veces importantes a veces simplemente basura.

Nuestra personalidad es en sí misma una alegoría del contexto, una ciudad que se comporta como un ser vivo. Nuestra personalidad es un collage de caminos y situaciones defectuosas, en algunos casos borrosos en otros casos más claras.

Son las manchas, la expresividad, la abstracción del espacio la que nos muestra imágenes inapacibles y caóti-cas, que revientan en una mescolanza de elementos accidentales, como la misma vida.

Ya en este punto nuestro personaje imaginario estaba casi ensamblado, ya habíamos visto el Yo, el Mi, el lugar, el sujeto, y nuestro collage de identidad estaba casi completo:

“La identidad del sujeto es un collage de elementos que atraviesan nuestra realidad, para Bauman es Contradicción, desdibujo, vida agitada, caótico, desintegración, construcción de si mismo, cambio, lexible,

para augé es difuso, en crisis, para Deleuze es dividual, diferencia, negación, fortuito, Indeinido, Vago, para Salcedo es ruptura, diferencia, cultura, para Muñoz es el tiempo, la memoria individual, el autore

-trato.” Para mí:

Collage

22

“para mi yo soy collage, para mi yo soy difuso y complejo, pesado, sufrido y melancólico, plástico y sensible, soy un poco de todos, soy el tiempo y mi memoria, soy las cosas que me tocan, soy caótico

(27)

Mis iguras empezaron a tener más cuerpo y más importancia, su tamaño de casi un pliego era también una car-acterística importante ya que me permitiría posteriormente, empezar a incluir elementos fuera del simple diseño digital, y fue entonces cuando las piezas se empezarían a comportar como un collage, un collage de cosas, un caos de retazos de elementos ininteligibles, una autentica alegoría de la vida, de cómo a absorbemos las cosas y las adherimos a nuestra piel, conigurando nuestra forma de plantar cara al mundo, exteriorizando, por medio de la tinta y del trazo expresivo, la misma personalidad del personaje, que sigue siendo cualquiera, lo importante era lo que representaba, no quién era.

La relexión fue tomando forma en base a como las iguras respondían a mis inquietudes con respecto a la reconiguración de mi imaginario, además de responder a una necesidad creativa que tenía pendiente, concen-trándome bastante en como unir distintos lenguajes para crear una pieza única, lo que contribuiría a las carac-terísticas que estaba buscando.

23

“Yo soy lo que respiro, soy mi casa, mi familia y mis amigos, mis costumbres, mi forma de hacer y deshacer, de comer y de beber, soy lo que escupe mi contexto, lo que esculpe el tiempo, mis angustias, mis pesares, mis vivencias y afanes, soy

tantas cosas, indescriptibles y literales, soy una manta que recoge mil retazos de millones de imagenes y experiencias que pasan frente a mi rostro de manera

fulminante, soy yo y soy los otros, soy mutable y soy efímero, soy Bogotá, mi barrio, los cerros y los arboles, soy un día, al otro día dejo de ser y no soy

nunca más...Soy un collage”

(28)

BIBLIOGRAFÍA

25

AUGÉ, Marc, Los no lugares, espacios del anonimato, una antropología de la sobre modernidad. Barcelona, Editorial Gedisa, S.A 2000

BAUMAN, Zygmunt, Modernidad líquida. Editorial Fondo de Cultura Económica, México DF, 2003

FOUCALT, Michel, Surveiller et punir. Naissance de la prison. Siglo Veintiuno Editores, Ensayo, 340p

GOFFMAN, Erving, 1959: The Presentation of Self in Everyday Life]]. University of Edinburgh Social Sci-ences Research Centre. (edición en español: La presentación de la persona en la vida cotidiana”, Amorrortu, Buenos Aires, 1993.)

ONFRAY, Michel, La construcción de uno mismo, la moral estética, libros peril, Buenos Aires, 2006

LYNCH, David, catching the big ish, meditation, consciousness, and creativity, penguin group, United states, 2006

RICHARD, Sennet, Carne y piedra. editorial alianza, ensayo, 1997

(29)

Referencias de internet

Zelig, Woody Allen, United Artists, 1983, comédia, 79 minutos. Identidad y arte contemporáneo

Ramiro Garavito

http://www.comoes.com/arte.htm fecha de consulta

Mikrokosmos

El arte es una mentira que nos hace ver la verdad

http://lapianistamokasugarfree.blogspot.com/2010/11/el-arte-es-una-mentira-que-nos-hace-ver.html

Crítica cultural, sujeto e identidad a partir de Deleuze y Guattari

http://archivo.abc.com.py/2004-04-11/articulos/103914/critica-cultural-sujeto-e-identidad-a-partir-de-deleuze-y-guattari

La teoría de la identidad de Erik Erikson

http://egocreanetperu.blogspot.com/2009/05/la-teoria-de-la-identidad-de-erik.html

El vínculo humano y la construcción de la identidad personal http://www.inteco.cl/articulos/001/doc_esp10.htm

Marc Augé: la identidad y la alteridad, las imágenes y los espacios públicos.

http://unaantropologaenlaluna.blogspot.com/2011/04/marc-auge-la-identidad-y-la-alteridad.html

Filmografía

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects : Collage - Bogotá (Colombia)