Por Que Es Importante Investigar

Texto completo

(1)

PREGUNTA: ¿Por qué es importante investigar para el docente, para las

Universidades y para el País?

Partiendo de la etimología de la palabra investigación (acción y efecto de investigar) se deriva de dos raíces latinas: in y vestigium; la primera que significa "en, dentro", y la segunda que se refiere al rastro, huella, al vestigio de algo; por su parte, la palabra investigar proviene del verbo latino investigare, con lo que alude a la acción de buscar, indagar, seguir vestigios o la huella a alguien o de algo, averiguar o descubrir alguna cosa. Así, el significado etimológico nos indica la actividad que nos conduce al conocimiento de algo.

Por lo tanto la investigación nos ayuda a mejorar el estudio porque nos permite establecer contacto con la realidad a fin de que la conozcamos mejor. Constituye un estímulo para la actividad intelectual creadora. Ayuda a desarrollar una curiosidad creciente acerca de la solución de problemas.

De allí que es importante aprender a investigar, desarrollando nuestro pensamiento reflexivo y tomando conciencia de que se trata de una actividad que reclama perseverancia, ya que mediante la investigación podemos buscar y dar con respuestas propias y originales a las interrogantes que nosotros mismos formulemos y así generar nuevos conocimientos; siguiendo una metodología apropiada podremos plantear enfoques diferentes para estudiar la realidad.

¿Para qué y por qué, debemos investigar? En general, se debe investigar para aportar conocimientos que permitan mejorar la calidad de vida y, específicamente en nuestra profesión como docentes, inculcar en nuestros estudiantes un proceso de educación continua. Los docentes debemos hacerlo movidos esencialmente por el genuino deseo de encontrar respuesta a los muchos interrogantes y dudas que se presentan en el ejercicio profesional cotidiano, cuando nos vemos enfrentados a situaciones o hechos que nos generan inconformidad o inquietud. Es decir, cuando hemos podido construir una pregunta que no ha sido previamente formulada o que ha sido contestada en términos insuficientes.

¿Quiénes deben realizar investigación? Los miembros de una profesión tienen la responsabilidad de añadir nuevos conocimientos a ésta por ser los más capacitados para identificar con claridad los interrogantes de la práctica profesional y porque con frecuencia se ven obligados a proveer solución a problemas inmediatos. Nosotros, profesionales, tenemos que aumentar estos conocimientos; no podemos esperar a que las cosas sucedan en forma espontánea. No podemos seguir copiando pautas foráneas que difícilmente son aplicables a nuestro medio. Hoy aquí, en Ecuador, estamos en capacidad y en el momento justo de asumir la responsabilidad de producir nuestra propia evidencia científica acorde con el medio.

Tenemos que reconocer e incorporar la idea de que la investigación hace parte esencial del ejercicio profesional responsable, porque solamente a través de ella se obtienen los conocimientos para perfeccionar las destrezas y llegar a la práctica efectiva, aportando las respuestas que permiten seleccionar el enfoque adecuado en cada uno de nuestros medios de desempeño.

(2)

sus causas o consecuencias, generando nuevas alternativas. Todos los profesionales tenemos la obligación de evaluar permanentemente nuestro ejercicio interpretando adecuadamente los resultados de nuestro trabajo, juzgando la validez de esta información y ponderando críticamente la publicada por otros.

En el caso de la misión universitaria, una de sus partes se refiere a la contribución al desarrollo del país, lo que se interpreta tradicionalmente a través de dos diferentes objetivos, independientemente planteados: uno, el que busca preparar los cuadros por medio de la docencia, y el otro, que trata resolver los problemas por medio de la investigación científica.

La división de estos objetivos es tan real y típica que hasta la estructura organizacional de las Universidades lo refleja: la docencia se realiza por profesores en Escuelas y Facultades, mientras que la investigación, por investigadores en institutos y centros del Subsistema de Investigación Científica.

Esta interpretación, con la consecuente división de objetivos y, por ende, de las funciones necesarias para lograrlos, ha afectado a las Universidades y, consecuentemente, el divorcio entre la docencia y la investigación ha perjudicado a muchos profesores, despojándolos de la única posibilidad de actualizarse y crecer a través del proceso de investigación que, por un lado, en forma natural, demanda conocimientos especiales sobre el desarrollo de la correspondiente área científica y, por el otro, les permite producir por propia cuenta nuevos conocimientos.

Como resultado, en lugar de contar con las experiencias personales de identificación y solución de problemas, así como de la elaboración de metodologías pertinentes, el profesor, en la mayoría de los casos, continúa siendo exclusivamente el producto de una formación y desarrollo académico que enseña los procedimientos y métodos conocidos por libros y, en el mejor de los casos, por revistas, pero nunca empleados y probados por él mismo.

Esta situación se ve agravada, además, por la tendencia prevaleciente de la reducción de la cantidad de profesores de asignatura o de horas, esto es, los que dedican sólo una parte menor de su tiempo a dar clases, y la mayor, al trabajo profesional, de dirección y de consultoría, en la iniciativa privada y en el sector público, conservando así una estrecha relación con la realidad. En consecuencia, los alumnos adquieren conocimientos meramente de carácter académico, y en el mejor de los casos están preparados para atender cierto conjunto de problemas típicos, frecuentemente de carácter teórico, tal como fueron concebidos en los libros de textos durante sus clases; pero no saben ni cómo aplicar los conocimientos ni como actualizarlos cuando éstos se vuelven obsoletos, y lo que aún es más grave, son incapaces de identificar los problemas y buscar sus soluciones, esto es, hacer la investigación. El intento de tratar de darles más y más conocimientos, no sólo no ayuda a definir los problemas reales, sino resulta frecuentemente en la distorsión de éstos, debido a que contribuye sólo a intentos de tratarlos según los métodos adquiridos.

(3)

Así, la trascendencia mostrada de la relación entre investigación y docencia no sólo propone cuestionar y rechazar los frecuentes intentos de confrontarlas, sino permite verlas como actividades complementarias. Esto cambia sustancialmente el papel de investigación y la transforma en un importante medio del proceso educativo, lo cual puede asegurar el alto nivel del profesorado y, a la vez, la alta calidad de los cuadros preparados, así como tratar de resolver problemas, tanto por profesores y alumnos durante el proceso educativo, como por profesores y egresados, a través de mecanismos específicos de educación continua y consultorías, coadyuvando, así, al cumplimiento de la parte de la misión mencionada desde el inicio, la cual demanda de las universidades a contribuir al desarrollo del País.

Por que es importante investigar para el país? es lamentable saber que nuestro país es uno de los que menos invierte en Ciencia Tecnología e Investigación; incluso países que tienen menos riquezas naturales destina cuatro veces más de los que nosotros asignamos, y ello obedece al modelo de desarrollo basado en recursos naturales que tiene el país, que no saca provecho sobre una competitividad basada en el conocimiento y recursos humanos, también se debe a la falta de responsabilidad política para asignar recursos a la investigación, más aún cuando tenemos que enfrentar retos de globalización donde la CTI son áreas fundamentales y transversales en lo económico, social y productivo, sobre todo por que una política de CTI es una estrategia para las políticas sectoriales.

Si se sabe cuántos investigadores existen en el país y en qué áreas, se está contribuyendo a tocar la sensibilidad y razonamiento de los sectores productivos y sociales; el adecuado uso de las metodologías internacionales, el trabajo institucional y la capacitación de recursos humanos son los tres pilares para tener un sistema de información que aporte datos viables, oportunos para la formulación de políticas.

Encuestas aplicadas en 10 países demuestran que cerca de la mitad de las empresas latinoamericanas incorporan tecnología a sus procesos, considerada “innovación de baja intensidad” (adaptación de tecnología). Así como que hay un predominio de gastos en compra de máquinas y no de desarrollo del conocimiento local, lo que se traduce en la poca vinculación de la universidad con la empresa. “Hay que concienciar a los empresarios sobre que no basta con comprar los beneficios de la innovación, sino más que eso, es incorporar personal, capacitar e investigar. Las encuestas demuestran que las empresas que hacen gastos equilibrados en investigación e innovación son las que obtienen mejores resultados.

Ahora, la respuesta a la pregunta inicial: ¿Por qué es importante promover y desarrollar la investigación en las universidades para el país? nos permite plantear otra, también sustancial, de ¿Cómo promover y desarrollar la investigación en universidades para el país?

(4)

través de asesoría externa, siguiendo, impulsando y apoyando, a la vez, las actividades correspondientes de sus egresados.

En términos muy generales, sujetos a precisarse a través de estudios más profundos y detallados, que tienen que tomar en cuenta las particularidades de cada universidad en consideración, se desprenden algunas actividades prioritarias:

 Concientizar a la comunidad académica, empezando con los altos mandos y órganos colegiados de la Universidad, sobre la importancia de considerar la investigación como actividad sustancial para la preparación de alumnos y la superación del personal académico,

 Revisar la Misión y los Objetivos Principales de la Universidad, considerando el nuevo papel de investigación para contribuir a las necesidades del país, así como contemplando las diversas modalidades de su colaboración al proceso educativo.

 Revisar y, en su caso, modificar los planes y programas de estudios, con el fin de asegurar la disponibilidad, tanto de asignaturas teóricas, que proporcionan conocimientos sobre la metodología científica y la de sistemas en particular, como de las prácticas, que facilitan experiencias de la aplicación de éstos en investigación.

 Identificar las áreas y líneas de investigación, tomando en cuenta los objetivos de la formación de alumnos, los intereses y potencial del personal académico, así como las posibilidades de obtención de patrocinio en lo relacionado con las necesidades actuales que enfrenta el país.

 Reclutar a profesores de alto nivel, con reconocidas experiencias en investigación aplicada, con el fin de apoyar la apertura de nuevas áreas y líneas de investigación, así como la formación de una masa crítica que propicia una atmósfera de presentación y discusión de ideas.

 Apoyar la formación de grupos integrados por profesores y alumnos para promover y reforzar sus intereses en investigación, así como elaborar los portafolios de proyectos de investigación.

 Asignar recursos para realizar investigación y establecer mecanismos de promoción de propuestas de proyectos de investigación para obtener patrocinios, así como para contar con la logística de apoyo interno con el fin de asegurar tanto la buena calidad como la oportuna realización de éstos.

 Buscar el equilibrio entre la investigación básica y aplicada de acuerdo con los recursos disponibles y virtuales que pueden obtenerse a través de los patrocinios, sin olvidar la importancia de la investigación básica que facilita los conocimientos y métodos necesarios para la investigación aplicada, así como permite aprovechar toda la riqueza que se puede encontrar en revistas internacionales.

 Precisar los derechos y obligaciones del profesor, en sus diversos niveles, que contemplen cierto equilibrio entre actividades docentes, de investigación y de asesoría,

 Estimular el interés de los maestros a conocer y realizar investigación.

 Diseñar y emplear diversos mecanismos de capacitación del personal académico, tales como convenios de intercambio de información y personal académico, becas, comisiones, estancias, etc.

(5)

Figure

Actualización...