A U T O N O ’ M A METROPOLITANA UNIDAD IZTAPALAPA

168 

Texto completo

(1)

U N I V E - R S I D A D A U T O N O ’ M A

M E T R O P O L I T A N A

U N I D A D I Z T A P A L A P A

T E S I N A

(EN

U N

GRLIYO

DE

FAiblILlAS DE

CLASE IClEDlA-BAJA

EN CIUDAD

NEZAI

IUALCO\’OTL).

(2)

?

E L A B O R A D A P O R :

M A . DEL R O C 1 0 LOMELI VELAZQUEZ. ( 8 8 3 2 9 4 1 7 )

JULIO CESAR G U I O C H I N ROSALES. ( 8 8 3 3 5 8 9 1 )

c

(3)

A S E S O R

P R O F R .

JAM

PERA SANCHEZ.

(4)

A MI HIJA:

A JESUS:

A

MI MADRE:

POR HABERME DADO LA OPORTUNIDAD DE DARLE

HUMANO A SU CORTA EDAD.

AS1 COMO POR MOTIVARME CON SU MIRADA Y

SU SONRISA A TERMINAR MI CARRERA

. . .

LA VIDA Y POR SU GRAN NOBLEZA COMO SER

-

POR S U PACIENCIA COMO PAREJA, Y SU APOYO EN MOMENTOS CLAVES DE NUESTRAS VIDAS

. . .

POR SU AYUDA EN LA CRIANZA DE MI HIJA,

-

LO CUAL PIE PERMIT10 CONTINUAR CON MIS

ESTUDIOS.

AS1 COMO POR LUCHAR SOLA PARA SACARME

-

ADELANTE

...

A MIS HERMANOS: MAGO, RAQUEL Y BETO.

POR COMPARTIR CONMIGO MOMENTOS DE ALEGRI

AS Y TRISTEZAS Y APOYARME EN EL CUIDADO

DE MI HIJA

...

A EMMA: POR SU GRAN AYUDA EN LA ETAPA FINAL DE

-

ESTE TRABAJO, LO CUAL DEMOSTRO SU GRAN SOLIDARIDAD COMO AMIGA

. . .

A VICTOR JOSUE: POR SACRIFICAR LOS MOMENTOS DE AMOR Y

-

TERNURA AL LADO DE SU MADRE

. . .

A JULIO: POR SER AMIGO SINCERO DURANTE TANTOS

(5)

?

JULIO CESAR §

DEDICO PRINCIPAL Y MAYORMENTE ESTA TESIS A:

MI MADRE:

A MI ABUELA:

A MI PRIMO:

A MI ABUELO:

A MI PRIMO:

LETICIA A. ROSALES OJEDA.

PORQUE SENCILLAMENTE

A

ELLA LE DEBO TODO

LO QUE SOY, NO UNICAMENTE POR HABERME DA

APOYO

A

TODO MI SER. Y QUE DE NO HABER

SIDO POR ELLA NUNCA HUBIESE OBTENIDO ES TE LOGRO NI NINGUNO

...

-

DO LA VIDA, SINO POR SU INCONMESURARLE

-

-

MARIA.

POR LA FE QUE SIEMPRE HA TENIDO EN MI, Y

SU AYUDA EN MOMENTOS CLAVES DE MI VIDA.

PEPE.

QUE ES UNO DE LO POCOS AMIGOS QUE TENGO,

HA SIDO COMO MI HERMANO Y AMIGO.

YA QUE MAS QUE UN SIMPLE PRIMO SIEMPRE

-

JOSE.

MUY EN ESPECIAL A QUIEN SIEMPRE ESTUVO

-

AL CUIDADO DE MI DESARROLLO COMO SER HU-

MANO.

ARTURO.

MI ESTIMADO

Y

LLORADO ~ T U C O ~ ~ .

AL QUE

'LE ~~

DEBO MUCHO, TANTO QUE NO

TUVÓ

IDEA DE

L A

' PROPORCION AFECTIVA QUE LE TENGO.

MIS MAESTROS: QUE ME APORTARON ASPECTOS COGNOSCKTIVOS-

DE LOS QUE ME SIENTO ORGULLOSO Y ME PER-

MITIERON FORMARME PROFESIONALMENTE, LOS QUE TENDRE EN MI HASTA EL FIN.

MIS COMPAmEROS ROC10 Y JORGE.

POR SU TOLERANCIA Y PACIENCIA A MI FIA

-

BLE PERSONA, CON LOS QUE TRABAJE MUY A-

GUSTO Y CREO QUE NO PUDE HABER ELEGIDO

-

(6)

?

GRACIAS A TODOS:

A TODOS ELLOS: GRACIAS POR SU APORTACION,

A MI HUMILDE PERSONA,

PERO EN ESPECIAL A MI MADRE,

LA QUE ES TODO

ESPERO IR MAS A.LL4,

CON ESTO, DE UNAS LLANAS Y

(7)

' I N D I C E 1

I.-

JUSTIFICACION

...

Pág

.

,

1

11.- INTRODUCCION

...

P&3

.

,

3

111.- PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

A) TITULO

...

B) PROBLEMA DE INVESTIGACION

. . .

C) OBJETIVOS GENERALES

...

D) OBJETIVOS ESPECIFICOS

. . .

Pág

.

,

6

Pág

.

7 6

P k

.

.

6

P@

.

.

6

1V.- METODOLOGIA DE LA INVESTIGACION

. . .

p á g . , 7

V.- CAPITULO I : l'DESEMPEf?O DE LOS ROLES. EN .

BASE AL GENERO DENTRO DE LA FAMILIA

. . .

p á g . , 9

VI.- CAPITULO 11: "LA DEPENDENCIA ECONOMICA D E .

LA MUJER l1

...

p á g . , 2 6

-!'LA DESIGUALDAD EN LA MUJER

...

p á g . , 2 8

-!'LA SUMISION DE LA MUJER EN EL MATRIMONIO

.

p á g . , 3 3

VI1.- CAPITULO 111: "EL VALOR DE LA MATERNIDAD

. . .

p á g . , 38

-"EL VALOR DE LA FAMILIA

. . .

p á g . , 46

(8)

?

IX

.

.

ANEXO 1 : CUADROS RESUMEN

DE

LAS ENTREVISTAS

.

Y CUADROS

DE CATEGORIAS

...

p á g . ,

56

X.- ANEXO 2 : ENTREVISTAS

...

pág

.

1 1 2

(9)

1

JUSTIFICACION

9

La elaboración del presente trabajo, responde a la nece

sidad de concluir los estudios de Licenciatura, en nuestra

-

carrera.

Hemos elegido el tema referido a las amas de casa, por

la factibilidad que tenemos de contactar con ellas. Además-

de que consideramos que dicho estudio puede aportarnos ele

-

mentos importantes para tratar de entender algunos procesos

socializantes que se llevan a cabo dentro de las familias.

Sabemos que nuestro trabajo no tiene un impacto social,

pero a nosotros puede servirnoscomo base en la realización

-

de la investigación, para lo cual fuimos formados en nuestra

carrera. Más que buscar en el estudio generalizaciones de

-

tipo social, trataremos de aplicar los conocimientos netodo16

gicos aprendidos.

La investigación acerca de la familia ha sido tratada

-

ya, porque existe bibliografía referente al tema, lo cual a

giliza el trabajo. Es importante destacar que trataremos de

enfocarnos sólo al elemento socializador de la familia para

no extendernos en el campo, y que la investigacion se vea

-

obstruidapor el tiempo.

-

La familia como tal, encierra toda una gama d e aspectos

que pueden resultar interesantes, ya que es una institución-

social y tiene gran relevancia para la vida y formación de

los sujetos sociales.

Sin embargo debemos aterrizar en uno de ellos para tra

-

tar de entenderlo, junto con sus interrelaciones.

(10)

Quiza los erropes .que mostremos'en el desarrollo de la

presente investigación nos sirvan en futuros trabajos, reto-

mandolos y corrigiendolos para mejores elaboraciones de tra -

bajos que refieren una madurez de tipo intelectual e n l a p r á c

-

tics profesional.

AUTORES.

(11)

INTRODUCCION

Mediante la presente investigación, se pretende conocer

de manera c u a l i t a t i v a e l t i p o de i n t e r r e l a c i o n e s f a m i l i a r e s que surgen a t r a v é s de l a s o c i a l i z a c i ó n en r e l a c i ó n con ' l a s normas valores y r o l e s . Todo e s t o en e l marco de f a m i l i a s

-

de c l a s e media b a j a , b a j o l o s e s t a t u t o s de orden s o c i a l .

Para lo que s e u t i l i z a r á e l instrumento de l a e n t r e v i s -

t a d i r i g i d a a fin de r e c o l e c t a r d a t o s que nos permitan d i á f a

-

namente obtener información paya tener acercamiento a l a pro

blemática planteada.

E l papel d e l ama de casa ha sido fundamental en l a i n s -

tauración de l a f a m i l i a como piedra angular de l a s o c i e d a d ,

a lo que r e f i e r e que s u participación es importante ya q u e

e l l a e s mayormente quien s e ocupa de l a in g e r c i ó n de l o s

h i j o s dentro de l a vida s o c i a l . Debido por supuesto a que

e l mayor tiempo del día se encuentra al cuidado de l o s nue-

vos s e r e s , en comparación d e l padre que regularmente esta au -

sente por cuestiones laborables. De ahí se apoya nuestro in -

t e r é s de abordar analíticamente como s e dá l a c o r r e l a c i ó n

-

madre

-

h i j o s con fines socializadores del primer elemento de l a diada.

Para l o que tenemos que t e n e r en cuenta e l papel de

l a s normas, valores y sin descuidar l o que nos ofrecen l o s -

r o l e s . De toda esta mezcla conceptual se b u s c a obtener una

aproximación que nos de garantía de datos, aunque f a l i b l e s , - s í con c i e r t a seguridad y c o n f i a b i l i d a d , sin de j a r de lado

-

l a temporalidad y e l nivel micro de l a muestra a l a que pre

(12)

4

1

Concientes de l a s l i m i t a n t e s t e ó r i c a s y conceptuales (ade

más de l a s ya mencionadas) creemos que se pueden obtener resul

tados beneficos para f irles investigativos con e l p r e s e n t e aná-

l i s i s , sobre todo tomando en cuenta, que l a s e n t r e v i s t a s y l a s

muestras son r e a l e s emanadas de un t i p o de vida ordinario y cg

t i d i a n o . O sea que se presenta en d i f e r e n t e s v a r i a c i o n e s , pe r o que sin embargo, siguen un cierto patrón conductual que es e l s e r "ama de c a s a " , a l o que conlleva un comportamiento de

-

e ducar a l o s h i j o s en base a l o q u e considera l a educadora, ade

-

cuado.

Tal adecuación tiene mucho que ver con l o que l a ama de

-

c a s a r e c i b i ó en s u instrucción p r i m a r i a ( f a m i l i a ) y a l s e r a s í

f o r jada, porta la concepción de que e s l o indicado a fin de

-

que l o s h i j o s sean aceptados socialmente y produzcan. E l papel

de l a mujer que interesa para la presente investigación dentro

de l a f a m i l i a e s su propiedad socializadora. La reducción i m -

plica preveer una f a c e t a que puede tener seguimiento en poste-

r i o r e s i n v e s t i g a c i o n e s , de l a c u a l pudimos i n f e r i r , no hay una gran producción investigadora en l a misma. Pero, hemos podido

p r e c i s a r que vienen siendo una gran veta a l a que no s e ha

-

acercado profundamente. S i n c a e r en e x p l i c a c i o n e s h i p o t é t i c a s e s p e c u l a t i v a s , podríamos pensar que es debido a l a homogeniza-

(13)

5

?

En las historias de vida abordadas, las amas de casa se

-

sienten obligadas a educar y cuidar a los hijos como parte f u n -

damental de su rol con base a lo que ellas mismas han recibido

como herencia cualitativa de parte de su familia, en particu

-

lar de su madre lo que viene a ser un eslabón socializador que

se repite dentro del nuevo seno familiar, que potencialmente, -

(14)
(15)

6

?

TITULO

EL AMA DE CASA COMO AGENTE SOCIALIZADOR DENTRO DE LA FAMILIA

EN RELACION CON LAS NORMAS, VALORES Y ROLES (EN UN GRUPO DE

FAMILIAS DE CLASE MEDIA - BAJA EN CD. NÉZA)

.

PROBLEMA DE INVESTIGACION

OBJETIVOS GENERALES:

CONOCER EL TIPO DE INTERRELACIONES FAMILIARES QUE SE DAN A

-

TRAVES DE LA SOCIALIZACION EN RELACION CON LAS NORMAS, VAL0

-

RES Y ROLES EN FAMILIAS ESPECIFICAS DE CLASE MEDIA - BAJA.

OBJETIVOS ESPECIFICOS

- Ubicar conceptualmente a : f a m i l i a , normas, valores y r o l e s .

-

Analizar a t r a v é s de e n t r e v i s t a s d i r i g i d a s y profundas ( h i s - t o r i a s d e v i d a ) l a s i n t e r a c c i o n e s que s e dan dentro de l a

fc

m i l i a e n t r e normas, valores y r o l e s para poder c a r a c t e r i z a r -

un t i p o de s o c i a l i z a c i ó n y e l papel que t i e n e e l ama de casa

para esto.

-

R e a l i z a r e l a n á l i s i s c u a l i t a t i v o de 10s datos, a través de - l a i n t e r p r e t a c i ó n de l o s mismos, aplicando l a coI1strucción - de conceptos.

(16)

?

1V.- METODOLOGIA DE LA INVESTIGACION.

(17)

7

?

METODOLOGIA DE LA INVESTIGACION:

La presente investigación es de t i p o CUALITATIVO y

ANALITICO l a c u a l s e r e a l i z a r á con un grupo de mujeres amas de c a s a , cuyas edades van de l o s 2 5 - 4 0 aiios, pertenecientes a

-

l a c l a s e media - b a j a .

E l t i p o de muestra fue d i r i g i d a a un grupo de 9 mujeres, a través de s u s h i s t o r i a s de vida se rescataran l o s elementos- necesarios para l a i n v e s t i g a c i ó n .

EL INSTRUMENTO

para 10s firles que persigue nuestra investigación, hemos-

elegido como instrumento de recolección de datos a LA ENTREVI2

TA DIRIGIDA, ya que nos parece l a más adecuada para obtener

--

~ O S datos que requerimos. Debido a que puede proporcionarnos-

datos más completos y profundos acerca de l o s tópicos que 110s

hemos planteado.

Además de que para poder r e a l i z a r un a n á l i s i s más profun- do conviene u t i l i z a r l a para poder e s t a b l e c e r i n t e r r e l a c i o n e s ell

t r e l a s r e s p u e s t a s de l a s e n t r e v i s t a d a s y poder l l e g a r a l a

--

construcción de conceptos.

LOS T O P I C O S l . - EDAD

2 . - ESTADO C I V I L

3 . - NUMERO D E H I J O S

4 . - O R G A N I Z A C I O N D E ACTIVIDADES D I A R I A S

5 . - D I S T R I B U C I O N DEL INGRESO ECONOMICO

(18)

8

?

6.- COMPARTIMIENTO DE FUNCIONES

7.- AFICIONES

8.- N O M S DENTRO DE LA FAMILIA

9.- NIVEL DE ESTUDIOS

10.- ACTIVIDADES QUE GENEREN INGRESOS

11.- COMPARTIMIENTO DEL INGRESO ECONOMIC0

12.- TIEMPO LIBRE

13.- TOMA DE DECISIONES

14.- RELACIONES DE PAREJA

15.- PLANIFICACION FAMILIAR

16.- TIEMPO DEDICADO A LOS HIJOS

17.- CONVERSACION CON LOS HIJOS ( TEMAS )

18.- CONVERSACION CON LA PAREJA ( TEMAS )

1 9 .

-

ACTIVIDADES FAMI.LIARES

20.- ACTIVIDADES DE LOS HIJOS EN CASA

21.- TIEMPO DEDICADO A LA REALIZACION DE LAS ACTIVIDADES

H I P O T Z S I S

Ho: LA FUNCIOX SOCIALIZADORA QUE EJERCE EL AMA DE CASA,

DENTRO DE LA FAMILIA, ES BASE PARA EL FUNCIONAMIEN- .

TO SOCIAL DE LA MISMA.

Ha: LA FUNCION SOCIALIZADORA QUE LLEVA A CABO EL AMA DE

CASA DENTRO DE LA FAMILIA NO COYTRIBUYE AL FUNCIONA

MIENTO SOCIAL DE LA MISMA.

(19)

V.-

CAPITULO I: "EL DESEMPEfiO DE LOS ROLES EN BASE AL

(20)

S

DGSEMPEFJO DE LOS ROILES S

El rol, permite el mantenimiento de funciones producti-

vas por parte del sujeto, con lo cual garantiza la oportuni-

dad de perpetuar a la sociedad. E l rol en si mismo espera

-

que al ser depósitado en un miembro éste garantize que lo

-

que se haga, se realice adecuadamente. Como si fuera un 01:

ganismo vivo que encuadre al sujeto en lo líneamientos preci

-

sos de accionar.

El rol, por supuesto que es actividad lenta, apresurada

parca, media, pero debe existir, en cualquiera de sus inten-

cidades con el fin de que el medio social sea homogéneo.

Viene siendo como un papel que se asigna indistintamen-

te, pero prefabricado para cada ser, el cualcomo en una obra

teatral tiene como final Último, el buen funcionamiento del

mismo que de la seguridad y confianza del éxito de la obra,

que es, la sociedad.

De otra forma, podría ser caótica e inestable, con lo

que no podría tenerse seguridad de la continuidad de todos

-

los componentes de lo social. No habría distinciones, ni - o

portunidad de identificación, además que el rol asigna poten -

cialidades, en el hecho de que al darse, crea toda una serie

de espectativas que a futuro se espera sean cubiertas. Deja

de ser "si mismo" aquella persona que no hace lo que tales

-

inquietudes esperan al actuar o comportarse diferente, la

-

concepción de llesfl se pierde en la paradoja de lo que ffesll Y

no hace. En el hacer estan la serie de potencialidades que

activamente debe realizar al pertenecerle un rol designata-

rio.

Asevera esto la visión a futuro que tiene cada sujeto

,

con respecto a lo que la sociedad espera que haga. Desde

-

(21)

10

1

O en ocupaciones; doctor, abogado, escritor, maestro,

-

ladrón, honrado, pobre, rico, etc. Hasta en abstracciones

-

ambigaas bueno, malo, dandose aquí incluso filosóficamente

-

la estabilidad y el orden cósmico de lo positivo con la. dico

temía

negativo, como resultante de la hipótesis de que en to

-

do lo bueno debe haber malo y la inversa, con el fin de man-

tener orden en todos lo s espacios de la vida real.

-

Como se aprecia, por medio del r o l el sujeto llega a

-

ser lo que ??esvT

,

y lo que el rol no marca viene siendo lo

-

queel sujeto "no es". 0 sea, l o que existe en é1 y 10 que

-

no existe en el mismo. Además da ubicación en el escalafón

social a los ojos del resto.

S e idéntifica a los miembros de acuerdo al r o l que des

-

empefian y se esta obligando a realizar, el que puede cambiar

debido al tiempo y al espacio, por ser los mismos dinámicos-

en su concepción.

Todo esto es aplicable a la siguiente investigación, al

proporcionarle al ama de casa la paticularidad de ser ama de

casa, que puede aparacer como una llana e inútil repetición,

pero sin embargo, se intenta mostrar toda la carga que sos-

tiene en su ser, con la estructura social que le encamina a

10 que es y debe hacer, traducido en velar por el hogar con

estoicismo, anteponiendo el rol de familia al de simple mu-

jer, cuando se le contextualiza como ama de casa.

Sus potencialidades deben sumetarse a la unidad, funcio

namiento y perpetuidad del núcleo del cual forma parte. El

rol le permite saber cual es su papel y tarea en el mundo re

al, para que no se extravíe cuando se desempefie y desenvuel-

va en lo que conoce dentro de su fucncionalidad como mujer y

ama de casa.

-

(22)

1 1

El r o l tiene su origen en la sociedad misma, ahí se

desarrolla apropiandose de l'a voluntad de ser de los sujetos

y lo que estan presujetos a realizar en la misma que se ade-

cua a la particularidad de los miembros a fin de que su fun-

cionamiento social sea el engrane adecuado en la continuidad

del ensamble del mecanismo del cual forma parte.

?

Su interés radica en activar a l ser y permita la dinámi

ca del mundo social, todo bajo el régimen del mantenimiento-

holista. Enviandole al individuo la nula actuación de su pa

pel asignado, si sucede así, la tolerancia se extiende y se

asimila como ordenador indicador al conceptualizarse tal mo-

dificación como cambio de r o l .

-

-

Con el fin de estructurar tal posible grieta, desordena

(23)

1 2

?

$

EL DESEMPERO

DE

LOS ROLES,

EN BASE AL GENERO DENTRO DE LA FAMILIA

5

A lo largo de la investigación y mediante el análisis

-

de los datos, hemos encontrado que dentro de las familias re -

feridas en las entrevistas, se dan una serie de relaciones

-

que están basadas en las normas y valores en torno a la ma

ternidad, al valor que tiene al padre como jefe y autoridad-

de la casa.

Con base a este conjunto de normas y valores que el ama

de casa refuerza en su vida diaria, es como se van dando los

hechos que conforman la tipificidad de estas familias.

En referencia a este sistema de relaciones podemos ci-

tar lo siguiente: "Son conjuntos organizados de prácticas,

-

valores, normas, creencias, ritos, mitos, que conforman dis-

tancias y jerarquías sociales entre l o s géneros que constitu

-

yen ( . . . I relaciones equilibradas entre ellos". ( 1 )

En referencia a esto podemos decir que dentro de la fa-

milia se conservan ciertas posiciones entre l o s géneros ya

-

que aunque el padre este ausente de casa, casi la mayor pall

te del tiempo debido a su extenso horario de trabajo, esta

-

presente para la esposa y los hijos ya que es é1 que la mayo -

ría de los casos toma decisiones en torno a las acciones y

conductas que en casa se generan.

Esto lo podemos ilustrar con los cuadros que se refie

-

ren a la toma de decisiones en la familia, ya que nos mues

-

tran que el padre es percibido con mayor autoridad ante los

hijos aunque no este presente con ellos todo el día, así c g

mo sus castigos tienen mayor carga emotiva para los mismos.

( 1 ) De Barbieri, Teresita, Normas y Prácticas Morales y CivL

(24)

t

Esto se representa. en el C A S O l . Sin embargo para el

-

C A S O 2 no sucede esto ya que se presenta una variable y es

el hecho de que la madre trabaje ya que esto le da una mayor

participación en la toma de decisiones.

Por lo que se refiere a los demás C A S O S vemos mucha si -

militud con el C A S O ' 1 , ya que para el C A S O 3 se manifiesta

-

por parte de la entrevistada el hecho de que la autoridad y

el control sobre los hijos la lleva a cabo el padre de fami

-

lia.

A si mismo se denota una manera especial de este tipo

-

de familias, de llevar a cabo el control de los hijos ya que

cuando se habla del castigo, por ejemplo en el C A S O

4,

en

-

donde se habla de la forma de castigar de cada uno de los je

fes del hogar ya que se diferencian en el hecho de que la ma

dre casi siempre aplica castigos menores a los hijos mien

-

tras que el padre es más autoritario con ellos.

-

-

No solamente se nota una mayor posición del padre en la

toma de decisiones respecto a la forma de tratar a los hijos

sino también en los aspectos de la vida misma de estás fami-

lias ya que las amas de casa e,ntrevistadas manifiestan que

-

casi siempre tienen que pedir autorización o la ttúltima pala

-

brat1 del esposo para realizar las c'ornpras, y para que ellas

mismas tomen alguna desición respecto a su propio desarrollo

como es el hecho de que en algunos C A S O S como es el cinco en

donde el esposo ha decidido que ella no trabaje y se dedique

de lleno al hogar, aunque haya carencias económicas en la c a

(25)

1 4

1

Dentro del contenido de las entrevistas, podemos encon-

trar un tipo de madre abnegada, que cumple con su función so

cia1 ya que cuida y educa a los hijos, realiza los quehace

-

r e s de la casa y además se torna protectora de la familia.

Quiza por esas razones los hijos sean más allegados a

-

la madre que al padre quien se retrata en estás familias eo

mo un personaje autoritario dentro de la familia, pero que

-

es sostén de la misma ya que aún habiendo situaciones de mal

trato tanto físico como Psicológico para la esposa e hijos

,

como lo muestra el CASO 8 y 9 , las madres no renuncian a e s

te tipo de vida ya que prefieren seguir así con tal de que

sus hijos sigan conservando a su familia, y nos atreveriamos

a decir que ellas mismas con las que quieren conservar a la

familia, escudandose en el sentir de los hijos.

-

Aqui se marca una jerarquía que da la prioridad a la fi

gura paterna, la cual es constantemente remarcada por la pro

pia madre hacia los hijos ya que se le da una importancia a

este como el jefe de la casa, como el que pone más orden y

al que los hijos deben respetar y obedecer.

-

-

En relación a esta idea podemos resaltar lo siguiente:-

"Historieamente los más conocidos son los sistemas binarios,

masculino

-

femnin0,-en los que el género masculino ejerce

-

dominación legitima sobre el femenino ( . . . I existe una proba

bilidad alta de que las mujeres estén sobordinadas a los

va

ronesfl. ( 2

Dentro de las entrevistas realizadas, pudimos encontrar

tal subordinación en el ejercicio de las prácticas cotidanas

de las familias, ya que el padre (según refieren las amas de

casa) tienen un papel determinante en la transmisión d e valo

res respecto a las relaciones de género que se dan en la fa-

milia,en los cuales puede observarse el patrón que se ha da-

-

(2) DE BARBIERI, TERESITA, Normas y Prácticas Morales y Ci-

(26)

1 5

-

do a través de muchas generacibnes en donde puede de

-

cirse que el hombre ejerce el dominio y control dentro de la

familia.

Se puede observar una dominación por parte del padre pa

-

ra aceptar o no conductas de los hijos y para establecer for -

mas d e comportamiento a través de la socialización en donde-

se van proporcionando l o s valores de subordinación dentro de

la familia. "En ella (subordinación) las resoluciones que

-

limitan el poder y la autoridad del dominante génerico y los

dominados concretos. La desobediencia a las normas que regy

lan el control d e la sexualidad, la capacidad reproductiva y

la fuerza de trabajo de las mujeres es posible que no requie

-

ra el uso de la violencian. (3)

En este aspecto podemos decir que la subordinación en

-

las familias entrevistadas se encuentra presente en las rela

cienes de pareja que se mencionan en nuestros CASOS y aunque

no se usa l a violencia física para regular las acciones que

cada quien debe tener respecto a su rol, si se da una subor-

dinación de las mujeresentrevistadas ya que finalmente se

-

les lfprohiberf ciertas conductas que se refieren a su desa-

rrollo productivo, como es el hecho de que a petición del es

poso la mujer tenga que renunciar a incorporarse al aspecto-

laboral para dedicarse por completo a los hijos y al hogar.

-

-

Como muestra el CASO 1 en donde aunque no se dan rela

-

ciones violentas si hay cierta separación de roles ya que

-

hay una marcada línea de división de los mismos. Es decir

-

la mujer al realizar plenamente su labor como madre

,

y a la

realización del trabajo doméstico y el hombre a realizar su

rol marcado por la sociedad, ir a trabajar y aportar dinero-

a la casa.

( 3 ) DE BARBIERI, TERESITA, Normas y Prácticas Morales y Civi

cas en la Vida Cotidiana (pág.,

87)

(27)

1 6

1

Y

sólo compartir la función de educar a los hijos.

Y no sólo podemos hablar de este tipo de subordinación,

en nuestras entrevistadas, ya que tal aspecto también puede-

verse'en las relaciones posesivas que se dan por ejemplo en

el CASO 2 y CASO

4 ,

ya que se dan actitudes de dominio y con

trol sobre la mujer dentro de la relación e inclusive como

-

se menciona en el CASO 5 "no se puede contestar al esposov1

-

es decir que cuando 61 grita o se enoja, ella no puede refu-

tar.

Estás formas de pensar no se manifiestanen el CASO

8

y

9 ,

se resalta una sumisión y subordinación más drástica ya

-

que aparte de los problemas que enfrentan como pareja, se da

una influencia maligna para ellos debido a que la familia,

-

ma'cerna o paterna toma parte en la toma de decisiones del ho

gar, causando malestares que ponen en riesgo la estabilidad-

de la pareja y al mismo tiempo de la familia.

-

Es decir que en estos dos Últimos CASOS hay participación-

de suegras, cufiadas (os), etc., en una familia en la que ya

no les pertenece, realizar este tipo de acciones ya que en

-

ese caso la familia misma corre el peligro de desintegrarse.

Esto es reforzado por ambos giros de la familia, o sea,

el esposo y la esposa, ya que permiten esta participación de

sus padres o suegros en las decisiones y la forma d e llevar-

su propio hogar.

Debido principalmente al ffrespeto'l y la pocisiÓn "privi-

legiada" que ocupa el padre o la madre en nuestra vidas, y

que como se muestra en estos casos no resulta acertada esta

participación, ya que se generan una serie d e problemiticas,

(28)

17

*

-

Objetiva ya que casi siempre se mezclan los sentimien -

tos y las emociones, es decir la subjetividad en las relacio -

nes de "poder" que se dan en estas mescolanzas de decisiones

Otro de los aspectos que nos marcan cierto tipo de su-

bordinación, es el hecho del número de hijos de nuestras en -

trevistadas, ya que apesar de que se dan ciertos acuerdos pa

-

ra la planificación de los hijos, ya que actualmente hay una

tendencia hacia esta actitud, la mayoría de los CASOS entre-

vistados no sobrepasa de lo cuatro hijos, Sin embargo a

pe

sar de este acuerdo de planificación familiar la mujer es la

que siempre aparece como la principal utilizadora de los mé-

todos anticonceptivos.

A través de las entrevistas podemos encontrar que hay

-

planificación, ya que son familias relativamente pequesas,

-

pero como ya se ha mencionado en ocho de los nueve casos en-

trevistados, se usa el método anticonceptivo sólo por parte

de la mujer. Y sólo en el CASO 5 se da por parte del hombre

que se hizo la vasectomía.

Esta actitud del hombre, denota elementos de subordina-

ción hacia la mujer ya que en nuestras entrevistas no se ha

llegado a ese tipo de actitudad por parte del hombre, de uti

-

lizar los métodos anticonceptivos en su persona (como es el

condón o l a vasectomía), aunque hay una tendencia hacia la

-

planificación familiar.

Está subordinación existente dentro de estas entrevis-

tas llevan a un equilibrio, ya que a través de está caracte-

ristica, se mantiene a la familia como un sistema social fun

cional, transmisor de normas y valores, en donde la obedien-

cia se va marcando como un patrón cultural, mediante el cual

cada miembro de la familia debe realizar lo que su rol le im

pone socialemente.

-

(29)

18

"Requerimientos'que. deben ser cumplidos en el interior

-

del hogar mediante el trabajo doméstico (tareas de mujeres)-

que le asegure (al hombre) los servicios indispensables para

su vida afuera, comida, vestimenta, el cuidado de los hijos,

sin que é1 intervenga en l a s tareas que exigen"

(4)

1

Respecto a la obediencia y a sus requerimientos, pode

-

mos observar en los datos que la actividad doméstica sigue

-

siendo una función realizada sólo por las mujeres, y que ab-

sorbe la mayor parte de su tiempo dejandole poco tiempo le-

bre para realizar otras cosas referidas a su propia persona,

(aficiones, expectativas laborales, escolares).

Vemos por ejemplo que caso todas las amas de casa entre

-

vistadas (a excepción del CASO 2 ) se dedican desde muy tem-

prana hora a realizar la labor DOMESTICA en el hogar, ocupa=

do toda su atención, en la atención de los hijos y la elabo-

ración de alimentos, etc., teniendo un poco de tiempo libre-

en las tardes para ver la televisión. Y poder dejar d e lado

un poco las actividades domésticas y volver a retomarlas más

tarde, (después de las 8:OO p.m.) para cenar y recoger algu

nas cosas que los nifios han dejado tiradas.

Como se puede percibir, la actividad doméstica es el

-

e

lemento primordial de la vida diaria de nuestras amas de ca -

sa, que algunas de ellas manifiestan como cansada y rutina-

ria. (CASO 1 y

6)

Sin embargo este aspecto resulta primordial para este

-

tipo de familia ya que está organización permite su estabili

-

dad, es decir la realización de cada uno de los roles mantie

ne a la familia, debido a que cada quien cumple su función

-

social.

(30)

Vemos también que el hombre sólo realiza el rol que la

sociedad le ha establecido, es decir salir a trabajar y lle

-

gar a casa invirtiendo el tiempo libre en una atención limi -

tada p o r este aspecto, hacia los hijos en donde trata de

-

compensar está falta de tiempo para dedicarse a ellos cum

-

pliendo con los requerimientos de l o s hijos.

En nuestros CASOS hay pocos tiempos en que el padre pue

-

de convivir con l a familia, debido a los largos horarios de

trabajo que tiene que realizar. Y que cuando tiene- tiempo

libre como lo muestra en el CASO 1 "prefiere dedicarles todo

el tiempo a las hijas", pero también puede verse otro tipo

de relación como es el CASO 2 en donde en lugar de haber bue

-

na disposición de compartir el tiempo se nota una indiferen

-

cia para ellos.

Vemos en l o s CASOS 3,4,5 y 6 , que se nota una actitud

-

por parte del padre "ausente" por el trabajo a compartir el

tiempo con los hijos ya que se acupan los días de descanso

-

para salir con ellos o jugar en la casa, o simplemente estar

en casa en familia.

No sucede así con el CASO 8 y 9 en donde el padre de fa

milia se manifiesta con mayor indiferencia a tratar de recom

pensar el tiempo q u e . n o ve a sus hijos cuando trabaja, ya

-

que en su tiempo libre prefieren dedicarse a realizar activi

dades personales que a compartir un poco de tiempo con los

-

hijos. Dando una especial entonación a este tipo de familia

ya que se van armando formas de socialización que caracteri-

zan a los tipos de familia, y que los distinguen de otros.

-

-

(31)

Sin embargo dentro. de la sociallzación y la transmisión

de valores no existe el hecho de compartir la domésticidad,-

debido a que muchas veces los horarios del hombre no le per-

miten involucrarse en estás labores (según refieren las amas

de casa) y cuando ellos llegan a tener tiempo libre lo dedi-

can a los hijos o para realizar actividades personales, pero

la labor doméstica sigue siendo relegada sólo a la mujer.

Esto genera también, un equilibrio dentro de la familia,

ya que las mujeres aceptan su papel para el buen funcionami-

ento de la misma por dedicarle más atención a los hijos, el

esposo, cuidando todos los aspectos del hogar "tener todo en

orden".

Este valor respecto a la dornésticidad de las mujeres se

sigue transmitiendo o al menos en los casos presentados, v e

mos una tendencia de la mayoría de las amas de casa de incul

carlo más hacia las hijas ya que se ve como algo importante-

y necesario para su vida futura.

-

Aunque también, podemos observar que la tendencia de

-

que las hijas practiquen la domesticidad desde pequeflas, se

da en menor escala en nuestros CASOS, ya que en la mayoría

-

de ellos se da más valor hacia lo escolar como fuente de pro

greso en un futuro que al hecho de que realicen labores do-

mésticas en casa, se da más importancia a que disfruten su

-

niflez y consideran las amas de casa que sus hijos (as) son

-

muy pequeflos para realizar estas tareas.

-

Dentro de la socialización que las amas de casa se en-

cargan de transmitir a los hijos, vemos que existe el fomen-

to hacia el sistema patriarcal ya que ella se encarga de ha

ter sentir a los hijos la autoridad que tiene el padre y su

importancia para la vida.

(32)

2 1

Dentro de nuestros. casos observamos esta caracteristi-

cas ya que la mayoría de las amas de casa mencionan que los

hijos temen y obedecen más al padre y que las relaciones de

obediencia son inmediatas ante un grito o un golpe.

?

Para reforzar esá idea podemos citar lo siguiente:

"Es frecuentemente, la madre quien trata de inculcar un res-

peto temeroso hacia ese padre que el hijo rara vez ve ( . . . ) -

La prescencia del padre más evocado que presente refue-za el

clásico esquema patriarcal ( . . . I ( 5 )

Este esquema reproducido por parte de las amas d e casa,

está enclavado dentro de un sistema mayor que es la familia-

como institución que cumple una función dentro de la socie

-

dad a la cual le permite obtener un equilibrio social y por

l o tanto la familia se reconoce como una institución al i-

gual que la iglesia, la escuela, etc., ya que su función so

-

cializadora se da a través de estos esquemas de comportamien

-

to de acuerdo al género al que pertenecen.

A opinión de Ignacio Maldonado podemos citar lo siguien

-

te: "La fami-lia es una institución ( . . . I intimamente ligada

a la formación social a la cual pertenece ( . . . I se relaciona

con las otras instituciones

( . . . >

que funcionan dentro de la

misma estructura y están destinadas a la socialización del

ser humano.

(6)

Las amas de casa entrevistadas, manifiestan estar de a-

cuerdo en realizar su función de cuidado de los hijos y man-

tenimiento del hogar y estó lo reflejan en sus comentarios,-

acerca de sus relaciones de pareja, como se menciona en el

C A S O 5, en donde el ama de casa manifiesta que se siente muy

a gusto como tal, debido a que se ha realizado como mujer ya

que su esposo es responsable, cumplidor y buen padre.

(5) MALDONADO, IGNACIO, Normas y Caracteristicas Morales

(Pág., 136-1371

(33)

22

1

Sin embargo, también puede notarse que existen en l o s

-

CASOS 8 y 9 una serie de diferencias en cuanto a la comunica -

ción., parece que se da de manera muy escasa, ya que no hay

-

tiempo pzr'a ella, hay diferencias de opiniones, la comunica-

ción -ni siquiera puede darse sobre algún tema.

En el CASO

8,

nos percatamos de que la comunicación ni

siquiera se intenta, ya que prefiere no pláticar para no dis -

cutir. A si mismo en otros CASOS como el 7,9,3,2,6, a pesar

de que se da la comunicación está es limitada, ya que las

-

amas de casa manifiestan que no hay temas de conversación y

los que existen giran en torno a los hijos y la casa, y casi

no se plátican. Uno de los elemenbsimportantes que encontra

mos en las respuestas referidas a las relaciones de pareja

-

es el que le da realce al matrimonio, como base de la fami

-

lia, ya que hay una actitud de rechazo hacia el divorcio,

--

porque se piensa que esto afectaría de manera grave a los hL

jos.

Aunque debe resaltarse que existen dos CASOS

(8,9),

en

donde las relaciones de pareja, manifiestan un hecho intere-

sante que refleja el calor que tiene el matrimonio para es-

tás amas de casa, ya que sus relaciones son demasiado autori -

tarias por parte del esposo, incl'uso de maltrato físico y e-

mocional, hay una actitud por parte de ellas de soportar to -

do estó p o r los hijos, mezclando a la vez sus propios senti-

mientos afecti-vos hacia su pareja, con la insistencia de con -

servar a la familia a pesar de todo.

Consideran que ellas no son nadie, ni tienen ningún de

recho de quitarles el padre a los hijos. Esto lo podemos e 2

plicar mejor con está cita:

"La desobligación, el alcohólismo, y la violencia doméstica-

de los conyuges es soportada bajo el argumento de que la pre

cencia paterna es necesaria en el hogar, tanto porque impone

autoridad a los hijos como porque externamente es fuente de

-

(34)

-

Respeto de las hijas y las esposas" (7). 1

Esto lo podemos ilustar en estos dos CASOS específi

-

cos en donde existe una clara dominación del hombre y a pe-

sar de ello la familia se sigue sosteniendo aún con sus gra

ves conflictos

Es por lo cual que podemos denominar en estos CASOS al

machismo, como fuerza presente dentro de las interrelaciones

de los géneros en la familia. En su forma real, como elemen -

to presente y constante en la cotidianidad de estás familias

ya que observamos a través de los datos la subordinación que

existe de manera violenta (física y mental) en donde la ama

de casa prefiere seguir con esta situación que dar un cambio

radical a su vida.

En este aspecto que se nos presenta podemos referir a . -

Teresita de Barbeire, para definir el machismo. I'Cuando el

control se efectua de manera violenta y es aceptado por las

propias mujeres, sin que medie la apelación o el reclamo

-

( . . . ) Esta situación extrema es lo que puede llamarse MA

-

CHISMO.

(8)

Dentro de estos dos CASOS ( 8 , 9 ) , también observamos al

go que llama la atención y que en gran medida reforza la re-

lación machista y es el hecho de que dentro de sus relacio

-

nes familiares exista la intervención y cercania de la famL

lia de origen (madre, padre, hermanos) del hombre, ya que se

menciona que este hecho afecta en gran medida su vida coti

-

diana ya que está influencia agranda sus problemas de pareja

A este respecto podemos utilizar el concepto que maneja

De Barbeire, al cual llama INFLUENCIA PATRIVIRILOCAL, en don

de "Las suegras de este modo actúan como correo de transmisi

Ón de prácticas y valores machistas ( . . . I mediante la influ-

encia que mantienen sobre los hijos, interfieren en las rela

cienes conyugales y propician la violencia masculina. (9)

-

-

-

(35)

2 4

Es importante destacar el hecho'de que la mujer no este

incorporada al mercado de t.rabajo y sólo este dedicada en

-

cuerpo y alma al hogar, siendo la "reina" de este, y de éste

modo va reforzando los valores que le han inculcado, ya que

este hecho genera dependencia económica y poca participación

en la toma de decisiones. Es decir, hay una mayor subordina

ción cuando la mujer no trabaja.

Aunque no queremos decir que con el hecho de trabajar

-

la subordinación desaparezca, ya que probablemente la carga-

de trabajo sea mayor debido al hecho de combinar el trabajo-

con el aspecto doméstico y al cuidado de los hijos, pero pus

de existir una mayor participación en la toma de desiciones.

En nuestros cuadros, el compartimiento del ingreso eco-

nómico y la distribución del mismo, observamos que este no

-

se comparte, ya que el Único que aporta es el esposo y es

-

quien principalmente lo administra de acuerdo a las necesida

des que se presenten, aumentado la dependencia económica de

la mujer. Para poder pensar en un cambio en este sentido

-

dentro de las relaciones de género, tendría que contemplarse

como elemento importante la incorporación de la ama de casa

a l mercado productivo.

En este sentido podemos mencionar lo siguiente:

"El uso autónomo del dinero que proviene del trabajo es per-

cibido como un derecho adquirido, "Esto es mío" porque yo lo

gane y no tengo que consultarte nada". (10)

Vemos que la mujer está prácticamente a expensas de lo

que el esposo aporte ya que en los CASOS presentados, ellas

no generan ingresos

( I O ) DE BARBIERI, Teresita, Normas y Prácticas Morales.

(36)

25

1

El cambio en las relaciones entre los géneros, podría

-

darse en la medida en que la mujer no este tan subordinada

-

al hombre y probablemente en la medida en que no sólo repro-

duzca patrones sociabilizadores tan tradicionales, sino que

ella se incorpore activamente en las esferas cotidianas; tra

bajo, escuela desarrollo personal, para no seguir siendo fo

mentadora del sistema machista, que se presenta en nuestros-

casos.

-

A este respecto citariamos finalmente lo siguiente:

"En la actualidad(

. . .

) se han producido cambios visibles en

la vida social( . . . I por ejemplo la irrupción de las mujeres-

en el mercado de trabajo

( . . . >

no obstante

( . . . )

el estado

insistente en conservar ciertos aspectos de la vida de la

-

familia ( . . . I la propaganda, la escuela, la religión, difun-

den una idea de la familia en que se difunde una idea de l a

familia en que se mantienen las formas clásicas a pesar de

-

los hechos objetivos que demuestran que esto es imposible"

(37)
(38)

2 6

DEPENDENCIA ECONOMICA DE LA MUJER

Hoy, uno de l o s p r i n c i p a l e s r e t o s que e n f r e n t a l a mujer e s l a búsqueda d e l p l e n o e q u i l i b r i o d e l d e s a r r o l l o de sus PO - tencialidades y l a r e a f i r m a c i ó n de s u persona en r e l a c i ó n a su c o n d i c i ó n b i o l ó g i c a , a s u subjetividad personal y a l pa-

pel que desempeiia como m u j e r en l a sociedad.

La sociedad moderna con sus implicaciones económicas,

-

p o l í t i c a s y c u l t u r a l e s , muestra a l a mujer un número ilimi-

tado de posibilidades para que encuentre e l camino en e l l o -

g r o de l a superación. Hoy en d í a , l a mujer moCierna juega un papel más preponderante en e l mercado de t r a b a j o a s a l a r i a d o , en p u e s t o s p ú b l i c o s , p o l í t i c o s y en l a t o t a l i d a d de l a s com - p l e j a s a c t i v i d a d e s s o c i a l e s .

S i n embargo, apesar de los avances logrados por l a mu-

j e r su progreso se l e p r e s e n t a en l a mayoría de l o s casos -

l l e n o de obstáculos y contradicciones l o que da por resulta

do un d e s e q u i l i b r i o no s ó l o en s u misma superación sino tam -

bién en s u vida s o c i a l y personal. De e s t a manera, l o s pug

tos logrados por l a mujer, en e l s i s t e m a s o c i a l en e l que

-

vivimos, adquieren otro interés y sentido, como s i en. oca -

cienes no tuvieran planeación

ni

rumbo f i j o .

Resulta sorprendente saber que l a s r e l a c i o n e s económi -

cas juegan un papel primordial en e s t a s i t u a c i ó n . La m 0

vilidad económica con sus implicaciones negativas de i n f l a -

c i ó n , perdida de poder adquisitivo y mano de obra barata, -

hacen que millones de mujeres se integren a l mercado de

tra

b a j o en condiciones verdaderamente adversas, dando por r e s u l

(39)

2 7

Para el capitalismo, el trabajq asalariado femenino le

representa un ahorro económico, pues en comparación con el

trabajo del hombre el salario femenino es mucho más bar2

to. Basta sefialar que en el mercado de trabajo, aún de los

países más desarrollados, el salario de una profesionista no

es igual al salario de un profesionista. ( 1 ) Este es el prL

mer obstáculo que se le presenta a la mayoría de las muje-

res que tienen una actividad asalariada, situación que se le

presenta primeramente en forma de desigualdad y llevada a o-

tros extremos, como en el caso de l a división de funciones,-

degenera en discriminación ya que en multiples ocasiones se

dice que por su constitución anatómica la mujer es incompe--

tente para determinadas actividades laborales. Finalmente

-

el trabajo extradoméstico representa para el capitalismo la

(40)

2 8

DESIGUALDAD EN LA ~ J E R

Por s u p a r t e , l a vida moderna en l a que s e adquieren d i -

namismo l a s r e l a c i o n e s s o c i a l e s de muchas mujeres en m ú l t i

-

ples ocasiones se vuelven c o n t r a d i c t o r i a s , Las mujeres que

juegan una diversidad de r o l e s o papeles -ya por necesidad o

p o r propia i n i c i a t i v a - como trabajadoras asalariaüas y ama - de c a s a , como madre o esposa- se ven r e s u e l t a s en una mayor

responsabilidad p o r e l doble papel desempefiado.

En comparación con e l hombre que generalmente desempefia

una labor única para e l sostén de l a f a m i l i a , e l ama de casa

t i e n e que desempefiar una g r á n variedad de actividades como

-

e l cuidado de l o s niiios, e l aseo del hogar, proveedora de -

l o s elementos básicos alimenticios, y d i v e r s o s r o l e s t a l e s

-

como i n s t r u c t o r a , educadora, madre y p a r e j a .

En e s t a r e l a c i ó n de a c t i v i d a d e s , r o l e s y funciones, nue -

vamente e x i s t e un cuadro completo de desigualdad ya que l a

-

mujer a l c o n f i n a r s e a las actividades domésticas queda por

-

l o general excluida de o t r a s r e l a c i o n e s t i l a t o económicas co - mo s o c i a l e s .

E s c i e r t o que ahora más que nunca l a mujer t i e n e mayor

presencia en todos los niveles activos de l a sociedad y

--

aunque ahora se habla mucho más hacerca d e l o s derechos de

-

l a mujer, del planeamiento d e s u d e s a r r o l l o , d e l me joramien- t o de s u condición de vida, l o c i e r t o e s que en nuestra so- c i e d a d a c t u a l l a mujer sigue conservando con algunas varia2

t e s e l papel discriminatorio y desigual que a l o largo de l a

v i d a s o c i a l l a c u l t u r a l e ha asignado.

E l siguiente cuadro, retornado d e l a n á l i s i s de l a presen t e i n v e s t i g a c i ó n nos muestra las actividades domésticas y e 5

tradomésticas que l a mujer desempefia en s u vida cotidiana.

(41)

29

El análisis gráfico del esquema'nos muestra que por una

exesiva carga de dependencia económica como resultado de no

tener otra actividad más que la función doméstica.

T O P I C 0

ACTIVIDADES QUE GENERAN INGRESOS

CASO 1 CASO 2 CASO 3 CASO 4

SIN ACTIVIDAD

DEPENDENCIA DEPENDENCIA

INDEPENDENCIA DEPENDENCIA

SIN ACTIVIDAD SIN ACTIVIDAD

ACTIVIDAD ECO.

ECONOMICA (ECONOMICA ECONOMICA ECONOMICA

1

CASO 5 CASO 6 CASO 7 CASO 8

SIN ACTIVIDAD

ECONOMICA ECONOMICA

ECONOMICA ECONOMICA

DEPENDENCIA DEPENDENCIA

DEPENDENCIA DEPENDENCIA

SIN ACTIVIDAD

SIN ACTIVIDAD SIN ACTIVIDAD

D e nueve casos analizados, ocho amas de casa reportan -

no tener otra actividad que la función que desempeiia en el

hogar como trabajadora doméstica. Lo que muestra a la vez

que la mujer en nuestra sociedad por estar ocupada en el cui

dado de la familia; los cuidados de los hijos, el trabajo d o

méstico etc., es difícil que se desarrolle en otras activida

des económicas asalariada y que finalemnte se de un progreso

en el desarrollo de su futuro.

-

La mayoría de las mujeres, con algunas variantes pro

-

pias de SU clase, tienen muy arraigado culturalmente una pro

funda dependencia con respecto al hombre. Al estar Confina-

das en las labores domésticas, la mujer trunca SUS posibili-

dades de entrar en el cercado de trabajo asalariado. Solo -

en determinadas situaciones como en el caso del abanüono por

el mariao, divorcio o separación -como en el caso dos,. que -

se presenta de manera aislada- hacen que la mujer sea total

mente independiente.

(42)

En e s t e Último. c a s o f a l t a r í a a n a l i z a r h a s t a que punto

en e l caso del divorcio o abandono, l a mujer con un número -

mayor de h i j o s e s verdaderamente independiente, aún cuando -

ésta cuente con una remuneración económica, ya que en ocasio

n e s , por e l poco s a l a r i o que r e c i b e , eventualmente se vuelve -

dependiente de padres y hermanos a l 1 1 0 alcanzar s u s a l a r i o

para c u b r i r e l t o t a l de s u s g a s t o s f a m i l i a r e s .

C o n f r e c u e n c i a l a mujer que desempeiia s u papel domésti-

co de ama de casa, renuncia a o t r a a c t i v i d a d que no s e encu-

entre dentro d e l cuidado de s u hogar. Por e l l o , l a a t e n c i ó n que s e l e brinda a l o s h i j o s r e v i s t e una mayor importancia

-

sobre todas l a s cosas.

Esta idea que se encuentra demasiado arraigada en l a

mujer mexicana de c u a l q u i e r c l a s e s o c i a l , e s t a c u b i e r t a de

-

una verdad engafiosa pues en l a mayoría de l o s c a s o s l a d e c i -

sión, de que l a mujer tome a s u cargo l a a t e n c i ó n y cuidado

de los hijos finalmente es del esposo.

Esta dezisión, además de l a s i m p l i c a c i o n e s c u l t u r a l e s

-

t i e n e conexión d i r e c t a con l a dependencia de d e c i s i ó n que l a

mujer de nuestra sociedad tiene con respecto a su p a r e j a .

Presentamos ahora e l cuadro que c a r a c t e r i z a l a dependen c i a en l a toma de decisiones en l a f a m i l i a l a s c u a l e s f u e r o n

retomadas de l a s e n t r e v i s t a s r e a l i z a d a s p a r a e j e m p l i f i c a r l a a n t e r i o r s i t u a c i ó n .

(43)

t

: T O P I C O

ACTIVIDADES QUE GENERAN INGRESOS

Antes de casada si trabajaba.

Tenia un negocio. Se dejo el

negocio al tener el primer hi

-

jo. Fué entonces que se dió

preferencia por el cuidado de

los hijos

CASO 4

Al casarme deje de trabajar a

petición de mí esposa y pcr

-

mi deseo. Por el momento no

tengo ningún proyecto de tra-

bajo debido al cuidado de los

hijos

CASO 3

Amtes de casarme trabajaba.

Pero mi esposo me pidio que -

lo dejara mucho antes de ca-

sarnos. Al casarme deje de -

trabajar a petición de mi e s

poso. Al embarazarme deje el

trabajo definitivamente ya

--

que preferi el cuidado de -

mis hijos

CASO 6

Antes de casarme trabaje has -

ta que me emdarase y nació mi

primer hija. Hubo un acuerdo

de pareja para el cuidado de

la niiia.

Actualmente no tengo proyecto

de trabajo por el cuitiaao de

mis hijos.

Por eso mi esposo no acepta

-

que trabaje.

Los casos anteriores demuestran que en las relaciones

-

de pareja la mujer tiene disminuido su poder de decisión.

Como se muestra en el cuadro, en la mayoría de los casos las

amas de casa tienen la firme convicción de ser indispensa-

-

bles en el cuidado e instrucción de los hijos, pero en coil

traposición es eminente que al final de la decisión el espo-

so es quién haya determinado, generalmente por conveniencia-

propia, quién debe de realizar esta función. Al parecer el

-

esposo incide en la decisión de la mujer, l a mujer prevista,

del producto de una socialización machista y de connotaciones

educativas sumisas finalemnte acepta sutilmente SU papel de

de mujer y ama de casa.

(44)

32

Es'te fenómeno tan frecuente e11 has f a m i l i a s , t i e n e i m

p l i c a c i o n e s con l a e s t r u c t u r a s u b j e t i v a de l a mujer. Nancy Chodore ( 1 ) a l mencionar l o s c u a t r o componentes de l a s u b j e -

tividad. femenina (generosidad, maternidad, goce sexual y s e -

d u c c i ó n ) sefiala que en l a mujer e x i s t e un f a c t o r de generosi dad que e s t a l i g a d o con l a n a t u r a l e z a , en e s t e s e n t i d o l a ng

turaleza es proveedora y generosa a l i g u a l que las mujeres.

-

-

Desde l o maternal l a mujer es nutrierlte, es dadora de

cuidados, capaz de renunciar a s i misma por l o s otros y ha-

(45)

?

(46)

33

LA SUMISION DE LA MUJER EM EL MATRIMONIO

E x i s t e también o t r o t i p o d e dependencia que s e hace

-

presente en l a mayoría de l a s mujeres debido a l a composi--

ción de s u estructura psicológica teniendo relación directa

con p r o c e s o s c u l t u r a l e s , s o c i a l e s y psicológico. Se t r a t a ahora d e l fenómeno de sumisión que un número elevaao de mu-

jeres -sobre todo en e l matrimonio- carga consigo y que e s

l a forma más i d e a l para c r e a r s e a s í mismas un estado'de de-

pendencia y desigualdad.

Para dar una explicación acerca de l a sumisión es nece -

s a r i o mencionar los aspectos más elementales de l a u n i ó n ma

-

trimonial con e l ob j e t o de hacer una diferenciaación de -

-

o t r a s e t a p a s , pues se considera que e l fenómeno s e encuen

-

t r a p r e s e n t e a l o largo del desarrollo de l a vida de l a mu

-

j e r .

E l matrimonio es una unión de dos personas donde uno

-

de sus miembros e s t a en desventaja. Por l o g e n e r a l l a mu- j e r s e c a s a con hombre que tienen mayor edad que e l l a , una educación superior, mayor sueldo y un n i v e l s o c i a l más a l t o

l a pauta inversa se da en muy pocas ocasiones. Inclusive

-

l a s mujeres que han recibido una educación superior o , p o r

l o general, se casari con hombres que tienen una educación

-

superior o i g u a l . ( 2 )

En e l c a s o de l a s mujeres de c l a s e media b a j a , por l o general l a mujer l l e g a a l matrimonio ya p o r problemas econó

micos o por d e f i c i e n c i a s a f e c t i v a s producto de s u r e l a c i ó n - con l a f a m i l i a . La mujer de e s t e n i v e l s o c i a l , por l o reg2

Jar piensa que casandose sus problemas a f e c t i v o s y económi-

cos se terminaran. Por o t r o l a d o , dada l a educación e s t á t i

ca de l a mujer y s u incapacidad por resolver s u propia vida

l a mujer a l no encontrar solución a sus demandas en e l ma-

trimonio términa p o r aceptar las condiciones tan ad-versas

-

que l e impone ser mujer y esposa.

-

(47)

34

Algunos analistas piensan que ha mujer en e l matrim0

-

ni0 hace compensaciones de s u f a l t a de afectividad en e l -

C l e o f a m i l i a r a l que pertenecio, y l a mejor manera de com- pensar e l o b j e t o f a l t a n t e e s t e n e r s u propia familia, su e s poso y un número mayor de h i j o s . ( 3 )

Finalmente l a mujer a l no encontrar s u s e s p e c t a t i v a s -

de vida t i e n e que aceptar las condiciones de vida que l e

im

pone s u marido undiendose d e e s t a manera en un estado de

-

completa sumisión.

El cuadro que s e muestra a continuación perteneciente-

a l a muestra de nuestra población de mujeres ‘de c l a s e media b a j a n o s da una idea exacta del estado de sumisión que r e s -

guarda a l a mujer en nuestra sociedad. Es necesario sefia

-

l a r que e l indicador que e j e m p l i f i c a e l estado de sumisi611 con mayor p r e c i s i ó n e s l a toma de decisiones dentro de l a

unión matrimonial y las perspectivas que e l ama de casa t i e -

ne ante su f u t u r o .

T O P I C 0

TOMA DE DECISION

CASO 1 CASO 2

SUMISION

AUTORIDAD MATERNA DISM.

INSEGURIDAD ,

AUTORIDAD PATERNA

SUMISION

CASO 4

DESICIONES IMPUESTAS

AUTORIDAD PATERNPL

AUTORIDAD MATERNAL DISMINUIDA

SUMISION

RELACIONES FAMILIARES

AGRESIVAS

CASO 5

DESICIONES IMPUESTAS

(48)

35

. T O P I C O '

TOMA .DE DE I I O N CASO 6

AUTORIDAD PATERNAL

AUTORIDAD MATERNAL DISM.

DESICIONES IMPUESTAS

Los a n t e r i o r e s c a s o s dan muestra de la excesivasumi-

-

s i ó n que s u f r e l a mujer en e l matrimonio. Las c a t e g o r i a s

-

que se encuentran dentro de cada caso sirven para indicar

-

l a p r e s e n c i a de e s t e fenómeno dentro de l a muestra d e amas de casa que s e retomo.

E l ama de casa d e l CASO 1 i n d i c ó que l a s tomas de dedi siones en su matrimonio l a r e a l i z a n l o s dos pero se l e piae l a o p i n i ó n a l esposo para que 61 de l a Última palabra. En

e l CASO 3 , e l ama de casa respondió que e s e l padre quien

impone l o s c a s t i g o s por s e r l a imagen paterna quien tiene

-

mayor autoridad. Además, e s e l esposo quien compra todo p a

r a e l mantenimiento del hogar.

-

En e l CASO 4 , fué e l padre quien impuso l a d e c i s i ó n de que l a esposa cuidara a l o s h i j o s . También s e i n d i c ó que

-

e s é1 q u i é n d i c e l o que hace f a l t a en l a despensa y propone

i r de compras. E l padre toma l a i n i c i a t i v a de l o que hace

f a l t a en cuanto a l o material en e l hogar y finalmente imp0

ne l o s c a s t i g o s en l a f a m i l i a . E l ama de casa clel CASO 5

respondió que s u esposo l e p i d i ó no trabajar para que s e de d i c a r a a l cuidado de s u primer h i j o y a l cuidado de l a c a s a Actualmente aún cuando l a f a m i l i a a c r e c i d o e l esposo s e - niega a que l a mujer t r a b a j e . E l ama d e casa d e l CASO 6 me"

ciona que e s e l esposo quien lleva l a autoridad en l a fami-

l i a , en e s t e s e n t i d o s e i n d i c a que hay un acuerdo para e l

-

t r a t o con l o s h i j o s

.

-

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...