UNIVERSIDAD A U T ~ N O M A

147  Descargar (0)

Texto completo

(1)

UNIVERSIDAD A U T ~ N O M A

METROPOLITANA

I

1 N

I

l)A

I)

I

Z'I'A I'A

I

,A

I B A

CASA ABIERTA AL

TIEMPO.

SAN LUIS APIZACO EN

1777.

UN ESTUDIO DE P O B L A C I ~ N

Tesina para optar

por

el

grado de licenciada en historia

Presenta: Erika lupia

Vázquez

Asesor: Maestro Francisco Téllez Guerrero

l4cerrectoría de investigación y posgrado de la Benemérica

Autónoma de Puebla

Lectores

Dra. María Fernanda Garcia de los Arcos

Universidad Autónoma Metropolitana. Iztapalapa

Mtra. Claudia Pardo Hernandez

(2)

Introducción

indice

Páginas

1

Capítulo 1

La fuente: Padrón general de los feligreses de este curato de

San Luis ApizacoEn 1777 9

I. El padrón de 1777. Orígenes y características 9

11. El padrón del curato de San Luis Apizaco de 1777 14

111. Estructura del padrón: Las familias, sus características y ocupación 19

IV.

Creación de la base de datos del padrón del curato de San Luis Apizaco 22

V. Los registros parroquiales del curato de San Luis Apizaco 25

Capítulo 2

Ubicación y descripción geográfica del curato de San Luis Apizaco

en 1777 28

I.

Descripción geográfica 28

11. Descripción histórico geográfica de Tlaxcala 3 1

111. El curato de San Luis Apizaco 34

IV. El paisaje y los nombres de las localidades del curato de San Luis Apizaco 37

V. Descripción de los pueblos, haciendas y ranchos del curato de San Luis

(3)

Capítulo 3

La población del curato de San Luis Apizaco en 1777 48

I. Estadística general del curato de San Luis Apizaco en 1777 48 . 11. Las edades declaradas por la población del curato de San Luis Apizaco en

1777 55

Capítulo 4

Grupos étnicos y familias del mrato de San Luis Apizaco en 1777

I Indios, mestizos, españoles y pardos del curato de San Luis Apizaco En 1777

11. Las familias del curato de San Luis Apizaco en 1777

Conclusiones

Anexo

Bibliografia

88

88

1 O0

126

129

(4)

1

Introducción

Conocer a la población del Antiguo Régimen desde la óptica económica, urbana, social, de

la cultura, del genero, de las mentalidades y de la demografía, entre otros temas, siempre ha

sido muy interesante y muy complicado, pero que tema no lo es, por ello he decido hacer un

pequeño estudio de población que me permita aRlicar por un lado los conocimientos

adquiridos durante mis estudios en la licenciatura en historia que imparte esta casa de

estudios y por otro hacer un ejercicio de tipo cuantitativo, que no demográfico, que me

permita conocer un poco más la conformación de la población novohispana de las regiones

rrurales coloniales, por medio de la utilización de &entes primarias indispensables para

cualquier investigación histórica y contribuir con ello al conocimiento de una población en

un año determinado

La investigación que realizaré tiene como objeto de estudio la población del curato

de San Luis Apizaco, perteneciente a la provincia de Tlaxcala, en el año de 1777 mismo en

que fue levantado el padrón que se tomó como &ente principal en este trabajo. Antes de

comenzar a delimitar el espacio geográfico de nuestro objeto de estudio, es preciso aclarar

que el pueblo de San Luis Apizaco, no corresponde al actual municipio de Apizaco que se

encuentra ubicado en la zona centro del estado de Tlaxcala, el cual limita al norte con los

municipios de Tetla, Atlangantepec y Domingo Arenas, al sur con Tzompantepec y Santa

Cruz, al oriente con Xalostoc y Tzompantepec, al poniente con Yauhquemecan y Xaltocan y

está dividido, en la actualidad, en once localidades de las cuales las más importantes son

Apizaco cabecera municipal, Santa Mana Texcala y San Luis Apizaquito, objeto de estudio

(5)

2

También es necesario aclarar que en la actualidad la mayoría de los pueblos que

conformaban el curato de San Luis Apizaco hoy se encuentran en el municipio de Tetla y

son: San Francisco Atezcatzinco, Santiago Tetla y San Bartolomé Metlalocan. El municipio

de Tetla se encuentra en la zona norte entre los 19 grados, 26 minutos de latitud norte y 96

grados, 06 minutos de longitud oeste. A una altitud de 2,544 metros sobre el nivel del mar y

ocupa una superficie total de 145,478 k m . cuadrados, lo cual representa el 3.58% del

, espacio total del estado. Limita al norte con Tlaxco, al sur con Apizaco y Xalostoc, al

*poniente con Atlangatepec y Apizaco. Se divide en 23 localidades de las que destaca

-

Santiago Tetla, cabecera, San Francisco Atezcatzincp, San Bartolomé Metlalocan, Capula y

Los Dolores.

Para el periodo que nos ocupa, San Luis Apizaco o Apizaquito formaba parte de la

provincia de Tlaxcala perteneciente al obispado de Puebla. Apizaco era el punto céntrico de

la provincia, ya que se encontraba situado sobre el camino de Veracruz a México por los

llanos de Apan y se ubicaba entre los arroyos de Tetla y Texcala al tloroeste y al de Actipac

al occidente. En 1777 el curato de San Luis Apizaco estaba conformado por cinco pueblos:

San Luis Apizaco, Santiago Tetla, Santa María Texcalaque, San Francisco Atezcatzinco y

San Bartolomé Metlalocan; por dos haciendas: la de Piedras Negras y la de San José

Buenavista y por tres ranchos: San Jacinto Actipac, San Miguel Atenco y San Miguel

Atezcatzinco. La reconstrucción fisica del curato de San Luis Apizaco, no corresponde a la

descripción de una ciudad propia del siglo XVIII, primero porque no es una ciudad, sino una

región rural compuesta por varios pueblos, haciendas y ranchos, en segundo lugar porque la

estructura de los pueblos es, en algunos casos, diferente tanto en el espacio fisico como en

(6)

3

Corona era mantener separados a los indios de los españoles, para ello se determinó la

separación a través de barrios y pueblo específicos para cada uno, aunque dicha disposición

no llegó a cumplirse totalmente.

La importancia que yo encuentro al realizar este tipo de investigación se justifica en

parte por el interés personal de hacer un estudio poblacional que me permita conocer cómo

estaban compuesta una población pequeña de tipo rural en la Nueva España en un año

específico del siglo XVIII, 1777. Por otro lado, demostrar la utilidad y riqueza de

.inoformación e importancia histcirica que proporciona el censo de 1777. Concretamente la

presente investigación es un estudio de caso que nos permitirá observar el comportamiento

poblacional que presentó dicho curato de la provincia de Tlaxcala.

La presente investigación no pretende ser un estudio exhaustivo del siglo XVIII,

sino, realizar una monografia que permita observar las características generales y específicas

de los habitantes del curato de San Luis Apizaco, así como su distribución espacial y

estructura familiar. Decidí basar mi análisis en ésta región primero, porque ha sido poco

estudiada en cualquiera de los temas posibles de historia colonial, al igual que el resto del

estado de Tlaxcala, esto se hace evidente al revisar la escasa bibliografia que hay sobre este

estado y segundo por las fuentes, ya que mi fuente principal se encuentran dentro de los

padrones levantados en 177, localizados en el Archivo General de Indias, así mismo, está

información requiere ser interpretada dentro de su contextos histórico y ser complementada

con otro tipo de fuentes de archivo, tales como los registros parroquiales y demás

documentos que nos sirvan de apoyo para explicar el comportamiento poblacional de una

(7)

Los objetivos de esta investigación son: Realizar un estudio monográfko que

describa y analice la estructura poblacional y urbana de San Luis Apizaco, haciendo énfasis

en la organización de las familias y la distribución de éstas y de su población en general en el

espacio. Reconstruir el espacio geográfico en el cual se desarrolló la población del curato de

San Luis Apizaco en 1777, determinar la estructura poblacional de San Luis Apizaco con

base en los grupos étnicos, la edad, el estado matrimonial, sexo y en menor medida actividad

laboral. De la misma manera ubicar en el espacio geográfico a los distintos grupos étnicos

que conformaban dicho curato en sus distintas localidades, por tal motivo, pretendo basar mi

trabajo en el estudio de sus pueblos, haciendas y ranchos, resaltando la importancia que

tenían dentro del curato en comparación con las grandes e importantes ciudades

novohispanas.

El Estado de la cuestión

Los estudios sobre historia urbana.y demografia histórica para el siglo XVIII han aportado

interesantes propuestas metodológicas y líneas de investigación que son indispensables de

conocer por a que1 qu como yo intenta indagar sobre cuestiones de indole poblacional.

El libro compilado por Elsa Malvido y Miguel Ángel Cuenya, Demografia histórica

de México: siglos XVI-XIX,' comprende una serie de investigaciones realizadas por

distintos investigadores, los cuales toman como objeto de estudio a la población de México

en los siglos XVI al XIX. Cada uno de estos estudios analiza a una región, ciudad o

población específica en un determinado periodo, dando prioridad según el caso, al estudio

I

(8)

de la familia, estructura poblacional, patrones de poblacion, distribución de la población

según la etnia, entre otros. Lo importante de estos artículos, además de la información que

brindan, es el manejo de fuentes primarias, tales como, los censos y padrones levantados

para determinados periodos, los registros parroquiales tanto de bautismos como de

matrimonios y dehnciones.

La metodología que emplean la mayoría de estos investigadores se basa en el análisis

cuantitativo de las &entes, por medio del cual reconstruyeron de manera tentativa la realidad

social de la región estudiada pero sin dejar de lado el análisis cualitativo.

Por otro lado Louis Henry en su Manual de demoerafia histórica2 nos brinda un

importante desarrollo metodológico de tipo cuantitativo para el estudio y manejo de las

fuentes, censos, padrones y archivos parroquiales, en función de la historia demográfica. De

manera clara el autor nos enseña que variables debemos obtener y analizar, como hay que

realizar su cuantificación y cuales son los posibles resultados que podemos alcanzar.

Los trabajos presentados por historiadores en coloquios sobre cuestiones urbanas

han analizado diversas temáticas, las cuales enfocan su interés por difundir el conocimiento

sobre los nuevos estudios que se están realizando en historia urbana y de p~blación.~

El libro coordinado por Pilar Gonzalbo Aizpuru, Familias novohispanas siglos XVI al

XIX. Seminario de historia de la familia‘ el cual está compuesto por una serie de artículos en

3

’Henry, Louis, Manual de demowafia hstórica. Técnicas de análisis, Barcelona, Crítica, 1983.

Estos coloquios han sido organzado por el Instituto de Investigaciones Dr. José María Luis Mora, La Dirección de Estudios Históricos d e l INAH, La Universidad Veracruzana y la Universidad Autónoma Metropolitana unidad Iztapalapa. Se Ilevarón a cabo en: 1993 “Los padrones y la hstoria urbana, siglos XVIII y XIX, balances y perspectivas”; 1994 “Espacio urbano y estructura social en México, siglos XVIII y

XIX’; 1995 “Poblacióp y estructura urbana en México, siglos M I 1 y X W ’ ; 1996 “Estructura interna, sociedad y población. Las ciudades Mexicanas en la Colonia y el siglo X I X y en 1997 “Las ciudades y sus

estructuras. Población. espacio y cultura en México, siglos XVIII y XLX.”

Gonzalbo, Pilar (Comp.) Familias Novohlsuanas. sidos XVI al X I X . Seminario de Historia de la Familia,

El Colego de México, México, 199 1.

(9)

6

los cuales destaca el estudio de la familia desde una perspectiva de la historia de las

mentalidades, sin omitir los estudios de caso que tienen como punto de partida el análisis

demográfico de las estructuras de población.

La publicación del tercer simposio de historia de las mentalidades: Familia y poder en

Nueva España,' aunque desde la perspectiva de la historia de las mentalidades aporta

interesantes resultados en cuanto a la relación de la familia, con el poder ya sea éste político

o económico. De consulta obligada esta el libro, Historia de la familia,6 coordinado por Pilar

Gonzalbo, en donde a través de una selección de varios artículos sobre la familia es posible

tener un acercamiento hacia la metodología, interpretación de fuentes y principales líneas de

investigación que se han desarrollado hasta la fecha sobre el conocimiento de los distintos

tipos de familias que prevalecieron durante el Antiguo Régimen en distintas regiones de la

Nueva España.

Un acercamiento más concreto sobre la línea de investigación que nos interesa, la

historia urbana y poblacional se presenta en el libro coordinado por Carmen Blázquez

Domínguez, Carlos Contreras Cruz y Sonia Pérez Toledo: Población Y estructura.arbana en

México. sinlo XVIII y XIX.' La mayoría de los artículos presentados en este libro basan su análisis en los padrones levantados en los años de 1777 y 1791, apoyándose también en la

documentación de los archivos parroquiales. El objetivo de dichos trabajos es ver el impacto

demográfico en la transformación de la estructura urbana, tanto de ciudades como de las

zonas rurales del obispado de Puebla y la ciudad de México.

'Familia v d e r en la Nueva Esmña ...

Gonzalbo. Pilar, Historia de la familia, Instituto de Investigaciones Dr. José María Luis Mora, Universidad

Autónoma Metropolitana, México. 1993.

'Blázquez, Carmen, Carlos Contreras y Sonia Pérez Toledo, (Coord.) Población Y estructura urbana en

México. sidos XVIII Y X I X , Jalapa, Unversidad Veracruzana, Instituto de Investigaciones Dr. José María Luis Mora, Universidad Autónoma Metropolitana, Iztapalapa, 1996.

(10)

7

Para el caso específico de Apizaco la bibliografia se reduce a cuatro libros, el

primero de Luis Nava Rodriguez, Historia de Apizaco.' En el cual el autor hacer una

descripción histórica sobre el actual municipio de Apizaco, de como se formó hasta su

desarrollo económico, político y social a principios del siglo X X . En cuanto al periodo que

pretendo estudiar el autor no lo desarrolla ampliamente, así como, sólo hace una breve

referencia histórica sobre el pueblo de San Luis Apizaco, porque fue de éste lugar de donde

se adoptó el nombre de Apizaco para el actual municipio. Por otro lado la importancia de

Apizaco, según el autor, comienza a raíz del establecimiento del ferrocarril, por iniciativa de

Don Antonio Escandón quien adquirió las concesiones paara su creación, del cual en 1867

se terminó el tramo que va de México a la estación de Apizaco y el 16 de septiembre de

1869 el tramo que une a Apizaco y la ciudad de Puebla. El segund? texto, también, de Luis

Nava Milagrosa imagen del Señor del Calvario de Apizaquitoy el tercero de José Arámburu

Garreta, Ensayo histórico de Apizaco,lo y el de Candelario Reyes, Apizaco. biografia de una

ciudad," estos últimos no he podido conseguir

Debido a la falta de bibliografia específica he recurrido a la consulta de obras

generales sobre el estado de Tlaxcala para el siglo XVIII, por medio de las cuales intentare

llenar el vacío de información que hay para el caso específico del curato de San Luis

Apizaco en 1777, así como, la consulta de bibliografia general de la Nueva España en el

siglo XVIII con el fin de contextualizar el caso de San Luis Apizaco dentro del

comportamiento poblacional ya sea ade forma cuantitativaa como cualitativa.

8

Nava Rodriguez Luis, Historia de Avizaco, Tlaxcala, Progreso, 1973.

?Java Rodriguez, Luis, Milagrosa imagen del Sefíor del Calvario de Atkzaquito, Tlaxcalam, (s.p.i), 1987. Arámburu Garreta, José, Ensasvo histórico de Avizaco, México, B. Costa-AMIC Editor, 1972.

Reyes, Candelario, Avizaco. biografía de una ciudad, Tlaxcala, Sociedad de Geografía, estadística y

10

1 1

(11)

8

Fuentes Primarias

Como fuente principal está el padrón de 1777 que a la letra dice: “padrón general de los

feligreses de este curato de San Luis Apizaco de la provincia de Tlaxcala y obispado de la

Puebla de los Ángeles.. . ” y que tiene su origen en la real orden firmada en San Lorenzo del

Escorial el 10 de noviembre de 1776. Este padrón se localiza en el Archivo General de

Indias, sección V, Gobierno, México, legajo 258 1 . En éste se presenta de manera sistemática

un listado de las familias. Comenzando por los españoles, mestizos, indios y pardos de cada.

pueblo, rancho y hacienda; se especifica de cada miembro, nombre, en algunos casos el

apellido, el estado matrimonial, la etnia, la edad y el sexo el cuala se infiere por el nobre.

En segundo, como ya se ha mencionado, están los registros parroquiales, bautismos,

defunciones y matrimonios para tres años 1776, 1777 y 1778, los cuales servierón como

apoyo y complemento de la información que nos proporcionó el padrón de 1777.

Para cerrar con esta sección y poder entrar de lleno al tema de esta investigación es

necesario aclarar que este trabajo forma parte del pr.oyecto coordinado por el Maestro

Carlos Contreras Cruz, “Historia de la forma urbana. Las ciudades de la provincia mexicana,

siglos XVIII y XIX”, proyecto CONACYTMORA, gracias al cual pude tener acceso, por

medio del la reproducción en microfilms del padrón del curato de San Luis Apizaco de

(12)

Capitulo

1

La fuente: Padrón general de los feligreses de este curato de San Luis Apizaco en 1777l’

Para comenzar con la investigación de la población del curato de San Luis Apizaco es

conveniente que primero centremos nuestra atención en la &ente principal de este tema, el

padrón de 1777, para ello describiere las características generales del padrón y

posteriormente hablaré sobre las características y variables que se obtuvieron del análisis del

padrón levantado específicamente para el curato de San Luis Apizaco. Para su descripción

he utilizado varios ejemplos que nos ilustrarán como está formado dicho padrón, con la

finalidad de que el lector pueda conocerlo y sepa que tipo de información puede obtenerse,

sin olvidar que todos los padrones, además de tener características propias que los hacen

diferentes, nos permiten entablar comparaciones de una misma población o de varias en

diferentes momentos históricos.

I. El padrón de 1777. Orígenes y características

El padrón de 1777, conocidó también como padrón de Bucarelí, tiene su origen en la real

orden firmada en San Lorenzo del Escorial el diez de noviembre de 1776, por medio de

dicha orden los virreyes de los dominios espaiioles tuvieron la dificil tarea de elaborar un

recuento de la población, el cual debería ser enviado a España. En México la orden h e

I’

-El título de este primer capitulo se tomo d e l encabezado del padrón de 1777 para el curato de San Luis

(13)

10

transmitida a los obispos y éstos la transfirieron a los prelados de las parroquias, quienes

realizaron el levantamiento de los padrones en sus respectivas jurisdicciones eclesiásticas.

Los padrones debían contener la siguiente información: El número de habitantes, su

. estado matrimonial, etnia, sexo sin excluir a los párvulos, aunque hay que señalar que en

algunos casos se incluyó también el oficio. Finalmente el 28 de marzo de 1778, el obispo de

Puebla informó al ministro de Indias José Gálvez haber terminado el levantamiento de 239

padrones, de los cuales sólo se han conservado 127 en el Archivo General de Indias. l3

La finalidad de hacer este tipo de registros era tener datos precisos sobre la

población de la Nueva España, con el afán de conocerla mejor. ¿Quiénes la componían?,

¿Cuántos eran?. ¿En dónde vivían?, etc. y en algunos casos se llegó a conocer la actividad

económica que desempeñaban los habitantes, como sucedió al contabilizar a las personas

que vivían o trabajaban en las haciendas y ranchos, aspecto que trataremos más ampliamente

en el capitulo cuatro de está investigación. Así pues, desde mediados del siglo XVIII,

cuando en Europa se comienza con la sistematización de la información “los recuentos

novohispanos comienzan a perfec~ionarse”‘~ como h e el caso de los padrones levantados

para el obispado de Puebla los cuales cubrieron una parte bastante considerable de la Nueva

España, además de ser el segundo de los tres más importantes y conocidos censos para el

estudio de la Nueva España.

El primero para el siglo XVIII fue el de 1742, cuando era virrey el conde de

Fuenclara, en é1 se especificaba el número de familias en cada jurisdicción, los grupos

13

Cook Sherburne y Woodrow Borak Ensayos sobre historia de la mblación: México Y el Caribe, Tomo 1, siglo X X I , MCxico, 1977, pág. 59. Contreras Cruz, Carlos, e t . . “La población parroquia1 en la Puebla de

.

los Ángeles hacia 1777. El caso d e l Sagrario, San Marcos y San José, análisis preliminar”, en: Blázquez Domínguez, Carmen, et. al. OD. cit. 1996, Págs. 18-20.

14

(14)

11

raciales e informes sobre el estado de la minería, agricultura, ganadería .e

resumen fue elaborado por José Villaseñor y Sanchez y publicados bajo

industria, cuyo

el título de el

Theatro Americano. El segundo como ya se dijo h e el de 1777-1778: para el obispado de

Puebla los padrones heron levantados en el año de 1777, en tanto que el de Durango se

levantó en el año de 1778 bajo la misma orden real ya que el comunicado llegó retrasado

debido a la di~tancia'~. El tercero lo constituye el padrón de 1792 mejor conocido como

censo de Revillagigedo, dividido en tres cuestionarios; el primero de ellos se refirió al

número de tributarios y a los grupos de población mezclada que pagaban tributos, el

segundo cuestionario tenía fines militares ya que en el se pedía la descripción fisica de las

personas enlistadas a fin de saber si eran o no aptas para el servicio de las armas y el tercero

pedía los resúmenes generales de la población según sus diversas categorías y ocupaciones.'6

Como podemos observar cada uno de estos padrones tenían distintas finalidades,

razón por la cual, el tipo de información varía entre ellos y por tanto el conocimiento que

podemos obtener acerca de la población del siglo XVIII es mas rica, lo que nos permite

tener una visión más clara de las caracteristicas y fbnciones que tenían la personas de aquel

entonces, no únicamente para las grandes ciudades, sino también para las zonas rurales, que

hicieron de la Nueva España un mosaico de distintos grupos poblacionales interactuando

entre sí.

La importancia de este tipo de documentos, desde mi punto de vista, no es sólo

. cuantitativa, sino el conocer los motivos que tuvieron los encargados de realizar dichos

padrones, así como las condiciones bajo las cuales fueron realizados y el tiempo de su

"En 1778 también fue levantado el padrón de la ciudad de Durango trabajado recientemente por Maria del

SOCOITO Juárez D i u , Estructura poblacional de Durango en el año de 1778, tesina de licenciatura,

(15)

12

realización nos hablan del contexto histórico en el cual tuvieron lugar. Por medio de este

tipo de hentes de información cuantitativa y cualitativa la Corona pudo conocer más de

cerca el número de subditos y la forma en que se desempeñaba la población española, los

indígenas y las castas que había en ese momento. Otra de las hnciones que en algún

momento llegaron a tener algunos de los varios listados realizados durante el periodo

colonial h e la de evitar que se cometieran actos ilícitos al momento de elegir a los

representantes indios de una determinada doctrina o partido. Esto se expresa claramente en

una ordenanza de la real cédula del 4 de junio de 1687 en la cual se ordenó que tales cargos

no los puedan ejercer “los que no heren puramente indios, y por tanto se excluyen de ellos

expresamente en la misma real cédula los mestizos, mulatos y los de otras castas”,” por tal

motivo se pidió, a través del decreto de 1773, mandado realizar por el virrey Antonio María

Bucareli, que en todos los pueblos de indios se formaran por las justicias padrones de

vecindario de cada comunidad, en el cual deben constar todas las familias de indios llanos o

mazehuales, así como, los indios caciques, “para que se sepa los que tienen voz -activa y

pasiva en las elecciones”. Por separado se tenía que hacer otro padrón “de los que no heran

indios puros para que el gobierno particular de cada jurisdicción o provincia tuviera

conocimiento de los vecinos o fhilias que la habitan y que los que no heren indios se

anotaran en su respectivo padrón con la expresión de sus mezclas y castas”, de dichos

. padrones se deberían dar una copia al archivo de la cabecera de cada alcaldía y el original

debía ser depositado en la comunidad respectiva. l8

16

17 - Ibid. pp. 14-16.

ArChtvo General d e l Estado de Tlaxcala, (en adelante AGET.), fondo historia, serie Colonia, Exp. 4, afio de 1773.

(16)

13

Por otro lado el afán regulador de las políticas borbónicas a toda costa buscaba

“recuperar los hilos que con independencia de la metrópoli movían desde hacia más de un

siglo los mecanismos, políticos y administrativos de la C~lonia”’~ para poder mantener sus

posesiones y gobernarlas conforme a principios prácticos, necesitaba además fhdamentar

sus ordenanzas y medidas políticas y sociales, en virtud de las grandes distancias a que se

encontraban esos dominios y de sus condiciones de vida desconocidas, informaciones

, escritas detalladas y constantes,2o tales como las descripciones geográficas, que heron

‘solicitadas desde los primeros años del dominio español en las indias, estas describían

.

lugares, formas de vida, costumbres, actitudes y en algunos casos a personas. A mediados

del siglo XVIII cuando la utilización de los métodos protoestadísticos se hicieron mas

recurrentes a través de censos, listados y padrones se logró tener un mayor conocimiento

sobre como estaba compuesta la población por ello estas &entes tienen en su mayoría

información sobre el sexo, la calidad étnica, estado matrimonial, edad y ocupación.

De esta manera el estudio de los padrones en este tipo de investigaciones resulta muy

importante, ahora bien este tipo de información no es la única fbente, un valioso

complemento lo constituyen las hentes parroquiales, es decir, los libros de bautismos,

deíünciones y matrimonios, quienes retratan a la población de un determinado espacio en un

tiempo específico, su condición de vida, actividad económica y etnia; cuantitativamente

podemos obtener el índice de mortalidad, nacimiento y matrimonios según sea el caso, entre

otras cuestiones, por ejemplo en los matrimonios podemos conocer bajo que condiciones se

(17)

periodos de interrupción en la serie, además de conocer las posibles causas del deceso es

posible determinar curvas de mortalidad que será necesario explicar, algo similar sucede con

los bautismos; ambas son hentes hndamentales para conocer el comportamiento

* demográfico de la población del Antiguo Régimen.

11. El padrón del curato de San Luis Apizaco de 1777

De los 239 padrones del obispado de Puebla, el del curato de San Luis Apizaco es el número

175, que junto con los padrones de San Pablo del Monte (30 de julio de 1777), Santa Cruz

Tlaxcala (8 de agosto de 1777), San Dionisio Yauquemecan (20 de julio de 1777)y el del

pueblo de San Juan Baptista Yxtenco son hasta el momento los padrones conocidos para la

provincia de Tlaxcala.21

El padrón del curato de San Luis Apizaco h e levantado en el mes de junio de 1777,

por don Antonio de Arze y Thorizes, el cual a la letra dice:

Padrón general de los feligreses de este curato22 de San Luis Apizaco de la provincia de Tlaxcala y obispado de la Puebla de los Ángeles, formado en el mes de junio de este año de mil setecientos setenta y siete por don Antonio de Arze y Thorizes colegial antiguo del excelentísimo colegio de San Pablo de dicha ciudad de los Ángeles y cura propio de este partido, en virtud de cordillera del doce de mayo del ilustíi-isimo señor don Victoriano López Gonzalo dignisimo obispo de este obispado, dirigido a sus curas para su formación de orden del rey nuestro señor que Dios guarde y en é1 se expresan con toda distinción las clases, estados y castas de todas las personas de ambos sexos incluyéndose los párvulos.

Número 1 75. 23

21

San Luis Apizaco y San Dioniso Yauquemecan, AGI., sección V, Gobierno, México, legajo 2581; San Pablo del Monte, Santa Cruz Tlaxcala y San Juan Baptista Ixtenco, legajo 2578.

"Curato: Territorio que le está señalado a un cura o párroco y de cuyos frutos se compone su congrua, renta

.

que necesita cualquier comunidad eclesiástica para su mantenimiento, Diccionario de Autoridades, Gredos,

Madrid, (Bibliotéca Románica Hispánica), 3 Vols. 1964. Pág. 513, 707. Vol. 1.

(18)

1s

En este padrón se presenta de manera sistemática

existían en el curato de San Luis Apizaco, tomando como

el número de habitantes que

base la estructura familiar. Se

separaron cuidadosamente a los viudos, viudas, solteros y solteras y de igual forma se

separó a los españoles de los indios a los mestizos y castas respectivamente 24, en este caso

pardos25.

La estructura del padrón estaba compuesta de la siguiente manera: Primero se

enumeran a las familias de españoles existentes en el pueblo de San Luis Apizaco, en seguida

se presentan a las familias españolas de la hacienda de Piedras Negras (San José), después

los españoles de la hacienda de San José Buenavista, los del rancho de San Jacinto Actipac y

los del rancho de San Miguel Atenco.

En segundo lugar se enumeran las familias de mestizos existentes en el pueblo de San

Luis Apizaco, así como el número de pardos tributarios que había en éste, también

organizados en familias. Le siguen después los mestizos del pueblo de Santiago Tetla,

cabecera de éste partido, seguido por los mestizos del pueblo de Santa María Texcalaque,

los del pueblo de San Francisco Atezcatzinco y los mestizos de la hacienda de Piedras

Negras. En tercer lugar se presenta el "padrón de indios de este curato de San Luis Apizaco,

sus pueblos, haciendas y ranchos anexos," comenzando con los indios del pueblo de San

Luis Apizaco, los de Santiago Tetla, Santa María Texcalaque, San Francisco Atezcatzinco y

San Bartolomi Matlalocan a esta información le siguen la enumeración de los indios gañanes

. de la hacienda de Piedras Negras, así como, los indios tlaquehuales de ella. A continuación

24

El termino casta tiene varias connotaciones, yo coincido con el hecho de que el concepto de casta fue utilizado para determinar a todas aquellas personas que fueron resultado de l a s mezclas de 10s negros, españoles e indios.

(19)

16

los indios tlaquehuales de la hacienda de San José Buenavista y por último los indios del

rancho de San Miguel Atezcatzinco. De esta forma el padrón de 1777 dedicado a la curato

de San Luis Apizaco estaba subdividido en cuatro subpadrones cada uno dedicado a uno de

los grupos étnicos que cohabitaron en el interior de esa región, españoles, mestizos, indios y

pardos, aspecto que nos muestra como las divisiones étnicas no se dieron de forma

semejante en los distintos pueblos, haciendas y ranchos que conformaron al curato de San

Luis Apizaco sino que tuvieron una razón. (Ver cuadro Núm. 1) Las familias españolas se

concentraron en el pueblo de San Luis Apizaco, mientras que el mayor número de familias ,

de indios se encontraban en el pueblo de Santiago Tetla, cabecera del curato, así como en

Texcalaque;la hacienda de Piedras Negras, San Francisco Atezcatzinco y el rancho de San

Miguel Atezcatzinco. Se dio también el caso de que un pueblo como San Bartolomé

Matlalocan &era habitado totalmente por indios. Es posible observar la distribución y

convivencia entre los distintos grupos étnicos estuvo claramente delimitada en el espacio

fisico, esto pudo haber sido porque en el pueblo de San Luis Apizaco se concentró la mayor

parte de los obrajes que existieron en el curato de Apizaco durante la época colonial y por

ello la presencia de pardos en ese lugar, además que dicho pueblo &e creado a iniciativa de

españoles, los hermanos Luis Garcia Najera y Luis Garcia de Becerra en 1623,26 lo que nos

dice que fire un pueblo para gente española a aunque por otro lado la presencia de mestizos

nos habla de una importante relación entre éstos y los indios. Se hablará más detalladamente

(20)

17

Cuadro Núm. I

Resumen de las familias de españoles, indios, mestizos y pardos del curato de San Luis Apiznco en I777

-~ Localidades

Pueblo San Luis Apizaco

Pueblo Santiago Tetla

Pueblo Santa Mana Texcalaque Pueblo San Fco. Atezcatzinco Pueblo San Bartolomé Matlalocan Hacienda Piedras Negras

Hacinada San José Buenavista

Rancho San Jacinto Actipac

Rancho San Miguel Atenco

Rancho San Miguel Atezcatzinco. Total de familias por etnia Familias Familias Pardos Mestizos Indios Españoles

Total de Familias

Familias Familias

20 12 99 9 139

I

186

I

44

I

I

230

I

92

62

I

-

-

1 I I I

Elaboración con base en: AGI, sección V, Gobierno, México, legajo 2581

1 19 18

30 463 182 9 684

Sin embargo los distintos padrones encontrados para la provincia de Tlaxcala, (Ver

cuadro Núm. 2) nos muestran que no siempre la mayor parte de las familias de españoles

estuvieron establecidas en un determinado pueblo, sino que estas compartían el mismo

espacio junto con los indios y los pardos, principalmente en las haciendas y ranchos, pero

aunque se encontraban dentro de un mismo pueblo no vivían forzosamente en el mismo

barrio.27 De está forma podemos concluir muy generalmente que el curato de San Luis

"Sena interesante poder comparar estos curatos con el de San Luis Huamantla en donde su estructura poblacional estuvo conformada por un número bastante considerable de población espafiola.

(21)

18

Apizaco estuvo formado por un número mayor de familias de indios y mestizos que de

españoles y pardos cuyo número h e extremadamente limitado.

Cuadro Núm. 2

Resumen de las familias de gente de razón e indios de otros padrones de la provincia de Tlaxcala en 1 777. 28

Nombre del curato Familias de YO Familias YO Total de YO del

gente de Indios

45.28 1 3 1 1

98.01 1,48 1

1.98 30

San Pablo del Monte

general raz6n"

total

Familias

San. Dionisio 44

-

7.49 543 92.50

20.49 684 67.83 464 32.16 220

San Luis Apizaco Yauquemecan

17.59 587

Santa Cruz Tlaxcala 44 7.92 51 1 92.07 5 5 5 16.63

Total de familias por

Elaboración con base en: AGI, sección V, Gobierno, México, legajo 2581 y 2578.

etnia

99.99 3,337

89.87 .

2,999 10.12

338

*Como gente de razón se consideró a todos los españoles, -negros y -demás castas, los indlos quedan

excluidos.

El padrón del curato de San Luis Apizaco h e levantado con un orden riguroso,

dividiendo a los españoles, mestizos, indios y pardos y de cada uno de ellos a las familias de

casados, viudos (as) y solteros (as). Ahora bien, cada familia está numerada en orden

progresivo, dicha numeracion se realizó en,bloques según las divisiones antes mencionadas y

separadas por líneas paralelas, las cuales evitaron y evitan cofisiones, para simplificar

mencionemos sólo un muy pequeño ejemplo:

En

el pueblo de San Luis Apizaco había

catorce familias españolas, compuestas por los padres con sus hijos, dos familias cuyo jefe

de familia era viudo y cuatro solteros viviendo solos, no había viudas

Para ver con mayor detalle y de forma muy general la estructura poblacional de los padrones presentados

28

(22)

19

Además del perfecto orden de este padrón se puede observar que fue levantado por

una sola persona, ya que la caligrafia del escribano no cambia en todo el documento, además

de que la letra es bastante legible, motivo por el cual no tuvimos grandes problemas al

. momento de realizar la base de datos que se analiza en el capítulo tres.

111. Estructura del padrón: Las familias, sus características y ocupación

Como he venido mencionando anteriormente una de las características más sobresalientes

del padrón es su estructura interna determinada por la división en familias. Éstas comienzan

con el nombre del jefe de familia especificando su importancia dentro de la población por

medio del “Don” o “Doña” los cuales eran un título honorífico y de distinción que se daba

en España a los caballeros “constituidos en dignidad”, este título era otorgado sólo por el

rey y en la Nueva España y se dio a quienes su familia fue agraciada con está dignidad ya

hesen a españoles o a indios caciques29. Después del nombre del jefe de familia se especifica

el nombre de la cónyuge o esposa aclarando también si era o no “Doña” y por último el

número de hijos y sus nombres, toda esta información en forma de lista. (Ver ejemplo Núm.

1) La ausencia de apellidos se presenta para todos los hijos, la mayoría de las esposas y en

gran parte de los hombres jeyes de familia indios y mestizos. (Ver ejemplo Núm. 2) Para

cada uno de los integrantes de la familia se especifica su edad y aunque si bien no aparece

especificado el sexo de los integrantes, éste puede ser inferido a través del nombre. (Ver

ejemplos 1 y 2)

, En cuanto a los jefes de familia ocurre algo muy singular, cuando la familia esta

(23)

20

cónyuges el que sobrevive en cabeza a la familia ya sea hombre o mujer. (.Ver ejemplos 3 y

4) También puede darse el caso que ninguno de los padres estén vivos entonces Ia familia es

encabezada por el hijo de mayor edad, el cual por consiguiente tiene la obligación de ver por

sus hermanos menores y hermanas no importa que estas tengan más edad que el hombre.

(Ver ejemplos 5)

Ejemplo Núm. 1"

.

Dn. Chrisptoval Niño de Córdova Da. Francisca Esquibel

hijos 1 Josef Bicente .

Ejemplo Núm. Z3'

Juan Josef Badillo María Getrudis

hijos 1

Joaquina de la Trinidad

Ejemplos Núm. 332

María Joaquina

María Josefa Brigida Anna Barbara

Miguel Mariano hijos 3

M a 53a

18a

2

22a

20a

03a

e

43a

18 12 10

'biccionario de Autoridades, Vol. 1 pág. 334.

Apizaco. En todos los ejemplos de este tipo se conserva la ortografía original.

30

AGI, sección V, Gobierno, México, legajo 2581, fj. 576. Familia de espafioles del pueblo de San Luis

31

(24)

21

Ejemplo Núm. 4j3

Juan Domingo

hijos 4

Juliana María

Melchora de los Reyes Dionisio Francisco Anna de Santiago

Ejemplo Núm. 534

Feliz Ruiz

Ygnacia su hermana

2 55a

18 15 09 02

242a 21

Como pudimos observar en los distintos ejemplos aquí presentados, las edades de los

hijos aparecen enlistados en orden descendente comenzando con los hijos de mayor edad,

para terminar con los más chicos e inclusive con los que apenas tienen algunos meses de

nacidos es importante ver como en éste padrón todos los habitantes tienen registrada la

edad, aspecto que no es muy común de encontrar en fuentes de este tipo. Por otro lado los

oficios son sin duda una de las variables más importantes, aunque limitada en este padrón ya

que sólo se menciona para los indios que trabajan como tlaquehuales y gañanes en algunas

haciendas y ranchos del curato, pero no limitó la actividad laboral a estas dos únicas

variedades como tampoco descartó la existencia otro tipo de actividades, prueba de ello son

las que aparecen declaradas en algunos registros parroquiales aunque no es mi objetivo

desarrollar este tema por el momento ya que en este apartado sólo hacemos la descripción

del padrón que estudiamos.

(25)

22

IV. Creación de la base de datos del padrón del curato de San Luis Apizaco

Como parte de la metodología que utilicé en esta investigación está la elaboración de una

pequeña base de datos en el programa de computo Fox-Pro con la información de primera

mano que nos presenta por si mimo el padrón de 1777 se le anexaron otras variables que

hicieron más ricos los resultados obtenidos de la información original. Para procesar dicha

información se capturaron cada una de las familias según el orden de su aparición y se le

asigno un número progresivo, se creo un registro para cada persona y de igual forma se les

asigno un número progresivo.

Este, sistema nos permitió obtener de'forma inmediata el número total de habitantes,

el total de familias, el total de hombres y mujeres, españoles, indios, mestizos y pardos,

cuántos eran casados, viudos(a) y solteros(a), el tamaño de las familias, y los grupos .de

edades, entre otros, posteriormente el conteo combinando de las variables permitió obtener

resultados más específicos, por ejemplo, cuantos del total de pardos eran casados, cuantos

hijos tenían, que edades tenían los hijos, etc. Toda la información que arrojó la base fue

ampliamente trabajada en los capítulo tres y cuatro los cuales constituyen la parte estadística

de este trabajo. De está forma y con base en el padrón de 1777 para el curato de San Luis

Apizaco obtuve las siguientes variables:

1) Unidades productivas: Pueblos, haciendas y ranchos.

2) Nombres del jefe de familia, la cónyuge y de los hijos, así como los nombres de algunos

agregados que podían ser huérfanos, expósitos o algún otro familiar.

(26)

23

4) Edades, las cual van desde los primeros meses de nacido a los 1 10 años de edad.

5) Sexo, que en ninguno de los casos se menciona, pero que puede ser inferido fácilmente a

* partir del nombre de los enlistados

6) Oficios, para el caso de los indios que trabajan en las haciendas y ranchos estos pueden

ser gañanes o tlaquehuales.

7) Estado matrimonial: Casados, viudos (as) y solteros (as).

8) La etnia: Españoles, mestizos, indios y pardos.

9) Situación familiar, hermano (a), hijo (a), esposa, esposo y huérfano.

1 O) Tratamiento, Don y Doña.

Variables anexadas:

1l)Número de registro por individuo.

12) Nbmero de familia.

13) Observaciones.

L a base de datos del padrón del curato de San Luis Apizaco en 1777 tiene un tamaño

de 2,530 registros que corresponden al total de la población, contiene trece campos

generales en los cuales se encuentra desglosada la información de las variables originales y

anexadas, como se puede ver en la siguiente lista:

I Lista de variables originales y anexadas

(27)

24

Lista de variables originales y anexadas

Ion Doña :dad %pañol ;emenin0 Sañan lacienda Hermano Hijo Huérfano Indio

Jefe de familia Masculino Mestizo Nombre

Número de familia Número de registro Observaciones Pardo

Pueblo Rancho Soltero (a) Tlaquehual Viudo (a)

X sin información

Para terminar con la descripción de nuestro padrón diremos que tiene un total de 34

fojas, numeradas del 575

-

592, cuenta también con un pequeño resumen cuyos totales no

corresponden a los contados en

l a a

base ya que el total de habitantes que da es de 2,433,

mientras que el total en la base es de 2,530 personas. El resumen expresa número total de

familias identificadas por su etnia correspondiente cuyos resultados tampoco son exactos ya

que excluye el total de familias de viudos, viudas y solteros (a) de cada uno de los cuatro

grupos étnicos localizados, tal vez por no haberse considerado, por su situación, como

(28)

25

Y cierra de la forma siguiente:

Dn. Antonio de Arze y Thorizes colegial antiguo del excelentísimo colegio de San Pablo y cura por su majestad vuestro juez eclesiástico de este partido de Santiago Tetla: certifico en debida forma, que este padrón se contienen todas las familias e individuos, que actualmente existen en este curato y haciendo remisión de é1 a la secretaría de gobierno del ilustrísimo señor don Victoriano López Gonzalo, dignísimo obispo de este obispado de la Puebla de los Ángeles lo firmo para que conste.

[Rúbrica] Antonio de Arze y Thorizes”

V. Los registros parroquiales del curato de San Luis Apizaco

La segunda fbente en importancia que se estudió en esta investigación heron los registros

parroquiales, matrimonios, nacimientos y dehnciones de la parroquia de Santiago Tetla, la

cual estaba encargada de administrar los santos sacramentos a los habitantes del curato de

San Luis Apizaco.

Este tipo de registros tuvo su origen, para el caso de la Nueva España, en el Primer

Consejo Provincial Eclesiástico Mexicano de 1555, en el cual se ordenó se llevarán los

registros de los bautizos y matrimonios, tanto de los indios como de los españoles.

Posteriormente en 1585 El Tercer Consejo Provincial Eclesiástico Mexicano se mandó se

registraran los bautizos, matrimonios y defbnciones de todos los grupos étnicos de acuerdo

con las normas establecidas en el Tercer Concilio de T r e n t ~ . ~ ~ La hnción de estos registros

sirvió par tener un mejor conocimiento de la población para poderla controlar y en cierta

forma organizar. La información que nos proporcionan varia en fbnción de lo completo o

(29)

incompleto que estén dichos registros por un lado conviene revisar la continuidad

libros, así como, el estado fisico que presentan, por otro está el contenido mismo

26

de los

de los

registros, los cuales en muchas ocasiones presentan omisiones importantes, tales como, la

edad, el estado matrimonial, la etnia, entre otros, esto tiene mucho que ver con la

personalidad y cuidado con que el párroco realizó el registro de los bautismos, deknciones y

matrimonios, por último y posiblemente lo más complicado es ubicar dentro de su contexto

histórico tanto los registros mismos como los resultados e información que dan.

. ,La información que los registros parroquiales brindan “permite superar el obstáculo

principal que impide reconstruir el movimiento de la población en una época: la falta de

censos. El perfil dibujado por las fluctuaciones de los bautismos, matrimonios y defunciones

puede ser considerado como el índice de la evolución del número total de habitantes. Pero se

trata de un perfil local que quizá no sea representativo de la evolución regional de la

población debido a lo cual es necesario multiplicar las observaciones microdemográfica~~’~~

Por medio de ellos podemos hacer reconstrucciones de familias a través de las actas

matrimoniales, las cuales nos dicen también la edad promedio al matrimonio, su duración, el

fenómeno de la viudez, la frecuencia de las segundas y más nupcias, etc. Los bautismos por

su parte nos ayudan a conocer de manera general la frecuencia de las concepciones. Las

delünciones además del grado de mortandad de la región en ocasiones dan las causas de los

decesos.

La estructura de los registros parroquiales es otro de los aspectos importantes que se

deben conocer antes de comenzar a trabajar en ellos. En las actas de bautismo se anotó el

36

Cook Sherburne y Woodrow Borah, OD cit., 1977, tomo 1, Pág. 65.

(30)

27

lugar y fecha de la ceremonia, nombre, edad, calidad étnica, nombre y. domicilio de los

padres, en algunas ocasiones se agrego el oficio, la identidad de los padrinos o madrinas. Las

actas matrirnoniaies además del lugar y fecha de la ceremonia proporcionan información

bastante detallada sobre los contrayentes y sus padres, principalmente la edad, el estado

matrimonial, la calidad étnica, la procedencia y el domicilios, en algunos casos se agrega el

auto de amonestación o bien este se encuentra asentado en un libro a parte. Las actas de

defunción son más concretas, se anotó el nombre del difunto, su calidad étnica, el estado

matrimonial, en algunos casos la edad y la causa de la muerte.

Los registros parroquiales de bautismos, defunciones y matrimonios que se

estudiaron en este trabajo corresponden a los años de 1776, 1777 y 1778. Encontré un

número bastante pequeño de casos en cada una de las actas, 207 defunciones, 275 bautismos

y 80 matrimonios durante los tres años esto no es un error, ni tampoco ausencia de

registros, al menos no totalmente, ya que, adelantemos un poco, la población del curato de

San Luis Apizaco en 1777 h e de 2,530 habitantes, sin duda un población bastante pequeña.

Por otro lado las series son bastante continuas y en la medida de lo posible bastante

completas, sin embargo en está investigación no se hará un examen detallado de ellas ni de

toda la información que proporcionan, sino que se utilizaran como apoyo a la información

que da el padrón de 1777, ya que el objetivo de esta investigación no fue hacer la historia

parroquia1 de Santiago Tetla y por ende del curato de San Luis Apizaco, sino estudiar a la

población de 1777 de dicho curato por tal motivo sólo analizaé los datos más generales de

los registros parroquiales y necesarios para esclarecer, corroborar y comparar los resultados

del padrón de Bucaralí.

(31)

28

Capítulo

2

Ubicación y descripción geográfica del curato de San Luis Apizaco en 1777

En esta investigación cuyo tema central es el análisis de la población del curato de San Luis

Apizaco en el año de 1777 requiere como parte fundamental conocer cómo ésta población

se encontraba distribuida en su espacio geográfico, es decir, quienes y cuántos habitaban los

pueblos, las haciendas y los ranchos del curato de San Luis Apizaco. Por tal motivo .

conviene tomar en cuenta la ubicación geográfica de cada una de estas localidades, aspecto

que nos brindará mayor información sobre las características de su paisaje.

Para ello decidí hacer en primer lugar una descripción geográfica del estado de

Tlaxcala, con el fin de ubicar dentro de un marco geográfico general al curato de San Luis

Apizaco para después continuar con la presentación del mismo dejando al final la cuenta de

los habitantes dentro de cada una de las localidades del curato.

I. Descripción geográfica

A lo largo de toda la historia del hombre el entorno geográfico y sus características tales

como el relieve, el clima, el agua, el tipo de suelo y la vegetación han sido muy importantes

para su asentamiento, de ellos se desprenden importantes factores, como son: su desarrollo

económico, cultural, social y urbano para el caso de la planificación de sus ciudades y

pueblos. Estos aspectos hacen posible la diferenciacion de una población con otra, por

(32)

lo urbano durante el Antiguo Régimen. Para mi trabajo este aspecto es muy importante

porque precisamente el curato de San Luis Apizaco formó parte del paisaje rural de la

.provincia de Tlaxcala.

Tlaxcala. [. . .

3

Territorio desolado y ftio contiene amplios valles y llanuras, las

lluvias son estacionales y moderadas, se suman la erosión del suelo con lo cual se ha eliminado la vegetación natural.

'

Tlaxcala se encuentra dentro de un sitio geoestratégico, ya que su cercanía con la

ciudad de México, Puebla y Veracruz la convirtieron en un paso importante para el

comercio colonial de la Nueva España. Ubicada en el altiplano central, tiene una superficie

muy accidentada, cuyas partes montañosas cubren el 60% de su extensión total. Está

conformada por tres valles, uno se encuentra en la región noroeste con prolongación de los

llanos de Apan, conocido como el de Pie Grande otro es el valle de Huamantla ubicado en el

sureste continuando hacia la planicie poblana de San Juan de los Llanos, mientras que el

valle de Nativitas forma un triángulo en la región centro suroeste, por el cual cruza lo más

caudaloso de los nos Zahuapan y Atoyac2. (Ver mapa Núm. 1)

Su clima fluctúa de templado a frío y de semiárido a moderadamente húmedo, su

principal problema provocado por su situación climática son las frecuentes heladas y

granizadas, las cuales afectan principalmente a la agricultura. Por otra parte las importantes

. alzas de temperatura pueden llegar a evaporar gran cantidad del agua almacenada, por tal

motivo uno de sus principales cultivos ha sido el maguey, capaz de resistir los drásticos

1

Gerhard, Peter, Geografia histórica de la Nueva Esmíla 1591-182 1, Universidad Nacional Autónoma de México. 1986, Pág. 334.

(33)
(34)

30

cambios climáticos, pero estos cambios no son iguales para todo el estado de Tlaxcala, ya

que las zonas centro, sur y suroeste son las más propicias para el desarrollo agrícola y por

tanto el asentamiento poblacional es mayor, mientras que en la región norteña, incluidos los

extremos oriental y occidental, se restringe la actividad agrícola y se fomenta el cultivo de

agaves pulqueros, el pastoreo y la ganadería el asentamiento de población es menor, pero

con mayores posibilidades de expansión territ~rial.~ Así lo demuestra el mapa Núm. 1, en el

cual es posible observar como la zona centro, sur y suroeste son las mayor pobladas, tanto

'por pueblos como por las haciendas y ranchos, por otro lado en la zona norte se ve muy

.

claramente como las poblaciones son menos, sin embargo, en extensión territorial son más

grandes que en el resto del territorio tlaxcalteca.

Varios autores coinciden en que el territorio de Tlaxcala al paso del tiempo se ha ido

deteriorando debido al proceso de erosión provocado por el desmonte de los bosques y del

pastoreo efectuados durante la época colonial, pero esto no es para todo el territorio

tlaxcalteca, sino sólo para algunas regiones, ya que la variabilidad territorial, como se

mostró anteriormente, es muy amplia. La diversificación del territorio tlaxcalteca está dada

por diversos factores climáticos, por ejemplo su situación hidrográfka se caracteriza por un

escaso número de lagos como son: Las lagunas de Acuitlapilco, Hueyotlipan y Ozumba, por

otro lado muchas son las áreas que se encuentran con un nivel freático alto, como las

llanuras del Atoyac y Z a h ~ a p a n , ~ también cabe mencionar los ríos Atotonilco, Axexala,

Totolac, el río Texcalac en Apizaco, además del río Tecoac al noroeste de Huamantla, que

tienen su origen en los dos ríos más importantes de Tlaxcala, el Atoyac y el Zahualpan.(Ver

(35)

3 1

mapa Núm. 1) Por otro lado en las laderas de los volcanes dominan los suelos de barro

(tepetate) material que es utilizado en la fabricación de adobes y que por la continua erosión

de los suelos se ha contribuido a la modificación del paisaje y de su fauna.

11. Descripción histórico geográfica de Tlaxcala

Al momento del contacto con los españoles, Tlaxcaia se encontraba densamente poblada y

su territorio estaba dividido en varios señoríos autónomos: Ocotelolco, Tizatlan,

Atlihuetzinco, Quiahuixtlan, Tecoac, Tepetícpac, Topoyanco y Tzompatzinco,’ más tarde en

1540 la provincia de Tlaxcala se dividió en cuatro cabeceras: Ocotelolco al sur, Tizatlan al

este, Quiahuixtlan al oeste y Tepetícpac al norte.6

A mediados del siglo XVI Tlaxcala estuvo dividida en ocho pueblos principales cada

uno con un monasterio de frailes de la orden de San Francisco, en la mayoría de ellos su

población estaba compuesta por indios, mulatos y españoles en las zonas más ricas. La traza

de sus pueblos era al estilo castellano con calles rectas y anchas, al centro su plaza con una

fuente en medio de ella, la iglesia y los comercios principales. Dichos pueblos son:

San Francisco de Topoyauco, sujeto a la cabecera de Ocotelulco, se ubica al sur de la ciudad de Tlaxcala, este pueblo está fundado al pie de un cerro de carácter templado y fértil, la mayor parte de su población es india, tiene su mercado y tiánguiz los martes.

La Concepción de María Santísima Atligiietzu, dista de la ciudad de Tlaxcala dos leguas hacia el nordeste, está sujeto a al cabecera de Tizatlan es un pueblo frío y seco, tiene su mercado todos los jueves.

4

Truatmann, Wolfgang, Las transformaciones en el misaie cultural de Tlaxcala durante la é m a colonial, Wiesbaden, Alemania, Trad Franz Steiner Verlang, 1981 Pág. 16

Gerhard Peter, OD. cit., Pág. 333-334.

Ochoa Paredes. Cruz Maria, “Evolución histórico geográfka de las divisiones territoriales del Estado de Tlaxcala”. en: Boletín del Instituto de Geonrafia, Universidad Nacional Autónoma de México, México,

1986. Pág. 220. 5

(36)

32

Santa Ana Chiautempan, dista de la ciudad de Tlaxcala una legua hacia el oriente, pertenece a la cabecera de Xicoténcatl, se ubica en las faldas del cerro llamado Matlalcueye, es un lugar fresco y fructífero ya que tiene muchas cilnagas y aguas, hace su tiánguiz los miércoles.

Santa María Nativitas de Ichcaquiztlan, dista de la ciudad de Tlaxcala dos leguas. Perteneciente a la cabecera de Ocotelulco es un pueblo nuevo de gente derramada que vivía en ciénagas sin congregación alguna, sus tierras son de las más fértiles, tiene su mercado los jueves. Se ubica al pie de un cerro grande entre dos valles y lo atraviesan los ríos Zahuapan y Atoyac.

San Felipe de Tequemecan, dista dos leguas de la ciudad de Tlaxcala hacia el poniente, perteneciente a la cabecera de Quiahiuztlan, es un lugar muy apacible y de muy buen temple abundan el maíz, el chili, la chía y el fijo1 productos que comercia con la ciudad de los Ángeles y las minas de Pachuca, tiene gran abundancia de aguas, hace su mercado los lunes.

San Ildefonso de Hueyotlipa, dista de Tlaxcala cuatro leguas hacia el poniente, es un pueblo de otomis no muy rico en su tierra.

San Juan Atiancatepeque, dista de la ciudad de Tlaxcala cuatro leguas hacia el

. norte, perteneciente a la cabecera de Tepetícpac, está findado junto al camino real que va a Veracruz, es un lugar muy frío y de poco aprovechamiento, su principal actividad económica es el tráfico comercial por su cercanía con el camino real antes mencionado.

San Luis Cuamantla (Huamantla), está hndado a orillas de la sierra de Tlaxcala, es un pueblo de otomis, tiene grandes llanos aunque su tierra es fría y seca.

Para este tiempo Apizaco aparece mencionado como una de las primeras regiones

productivas ya que en ella se hndaron los primeros molinos y batanes propiedad de

Francisco López Arrónez, que se describirán más adelante.

La división antes descrita se mantuvo hasta fines del siglo XVII, ya que para el siglo

XVIII se dividió en siete partidos: Tlaxco en el norte, Santa Ana Chiautempan y Nativitas en

. el sur, Huamantla en el este, Apizaco y la ciudad de Tlaxcala en el centro y San Felipe

Ixtacuixtla al oeste.* Según el censo de Revillagigedo en 1791 Tlaxcala estaba formada por

siete cuarteles más la ciudad de Tlaxcala: Primer cuartel, Santa María Aquitlapico; segundo

cuartel, San Felipe Iztacuixtla; tercer cuartel, San Luis Huamantla; cuarto Santa Mana

(37)

33

Nativitas; quinto Santa Ana Chiautempan; sexto San Agustín Tlaxco; séptimo San Luis

A p i ~ a c o . ~ De esta forma estuvo dividía, administrativamente, la provincia de Tlaxcala

'durante la época colonial ya que como sabemos la división eclesiástica se llevaba a cabo de

diferente manera, así como, los espacios en que se dividía el territorio tenían otros nombres.

Antes de comenzar con la descripción de nuestro objeto de estudio, es necesario tomar en

cuenta algunos conceptos que nos ayudaran a justificar el espacio que estudiaremos, primero

porque nuestro objeto de estudio es un curato, dicho termino se empleó en las divisiones

realizadas por la iglesia y estuvo sujeto a la administración de un obispado, en este caso al

de Puebla mientras que la división civil utilizaba otro tipo de conceptos, tales como el de

partido y cuartel. Todos estos conceptos tienen como características comunes el estar

formado por una serie de pueblos, haciendas y ranchos con un pueblo que hngía como

cabecera, sin embargo recordemos que los límites civil y eclesiástico no están claramente

definidos, de ello podemos damos cuenta al comparar los nombres de los pueblos, ranchos y

haciendas que se mencionan en diferentes listados, padrones o censos de Tlaxcala, por

ejemplo, en nuestro caso el padrón de 1777, menciona un total de 10 localidades, cinco

pueblos, tres ranchos y dos haciendas, mientras que el padrón de 1791 el cuartel de Apizaco

está conformado por 36 localidades, de las cuales doce son ranchos, doce son pueblos,

nueve son haciendas, un barrio, una venta y una casa de campo. Como podemos ver la

división civil, para nuestro caso, abarco un número mayor de localidades que la eclesiástica,

pero ambas estuvieron sujetas a modificaciones, así en 1806

-

1807 según el censo

presentado por Don José López Moreno sobre la provincia de Tlaxcala, el nombre de San

8

9

~ ~

Ochoa Paredes, Cruz María. OD. cit. 1986, Pág. 223.

Figure

Cuadro Ntim. 2

Cuadro Ntim.

2 p.55
Cuadro  Num. I

Cuadro Num.

I p.98
Cuadro  Num.  2a

Cuadro Num.

2a p.101
Cuadro No 4

Cuadro No

4 p.106
Cuadro  Nhn.  6

Cuadro Nhn.

6 p.110
Cuadro Nzím. 8

Cuadro Nzím.

8 p.113
Cuadro  Num.  IO

Cuadro Num.

IO p.126
cuadro  Núm.  11)  en  cuanto  que  ahora  son  los  indios  los  que  permanecen  más  tiempo

cuadro Núm.

11) en cuanto que ahora son los indios los que permanecen más tiempo p.127

Referencias

Actualización...