Medios independientes especializados en política durante la elección presidencial de 2010 : La silla vacía, un proyecto sin ataduras

Texto completo

(1)

1 VÍCTOR MANUEL MELENDEZ DAZA

Trabajo de grado presentado como requisito para optar por el título de COMUNICADOR SOCIAL – PERIODISTA

Énfasis Profesional: Periodismo

Directora: Dagnely Zúñiga

PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA FACULTAD DE COMUNICACIÓN Y LENGUAJE

CARRERA DE COMUNICACIÓN SOCIAL BOGOTÁ D.C

(2)
(3)

3 TABLA DE CONTENIDO

Introducción……… 1

1. Historia de la Silla Vacía………. 3

1.1 Entrevista a Juanita León García, Directora Editorial LaSillaVacía.com.……. 4

1.2 Gatekeeper, ¿existe o no en la Silla Vacía?... 6

1.3 Periodismo para internet……… 7

2. Historias………10

2.1 Muestra de la sección Historias……….. 64

3. La Movida……… 65

3.1 Muestra de la sección La Movida………... 66

4. Conclusiones……….. 80

(4)

4 Introducción

Después de un gobierno atípico por su duración (2002-2010), liderado por Avaro Uribe Vélez, en el año 2010 Colombia se enfrentaba a las elecciones más importantes de su historia reciente, porque la coyuntura política que representaba su salida del poder, dividía al país entre la continuación de sus políticas o un cambio, que en sí mismo generaba desconcierto y ansiedad para lo sociedad colombiana.

El 26 de febrero, después de que la Corte Constitucional declaró inconstitucional el referendo que buscaba una segunda reelección, se dio inicio formal a las elecciones presidenciales. Juan Manuel Santos, como candidato del Partido de la U, encarnaba la continuación de las políticas del Presidente, y no sólo por pertenecer al partido oficialista, sino porque él desde el inicio de la contienda expresó su deseo de perpetuar la obra del presidente Uribe. “La continuidad de las políticas del presidente Uribe está en juego. No podemos reelegirlo otra vez, ¡pero vamos a reelegir la seguridad democrática, la cohesión social y la confianza inversionista!”1

En la otra orilla a penas se comenzaba a generar el fenómeno que constituiría el Partido Verde, que después de realizar una consulta interna que sorprendió por el millón y medio de votantes que tuvo, escogió al ex alcalde de la ciudad de Bogotá, Antanas Mockus, como su candidato oficial. Desde el inicio el Partido Verde tomó distancia de los partidos políticos tradicionales, pues bajo su bandera de legalidad y transparencia generó un movimiento representativo, que pretendía un cambio en la manera de hacer política que existía en el país.

En principio las encuestas mostraban una tendencia que ubicaba al candidato del Partido de la U como la opción que contaba con mayor intención de voto, seguido por los candidatos de los partidos tradicionales (Partido Liberal, Partido Conservador, Polo y Cambio Radical), y en los últimos lugares se encontraba el candidato del Partido Verde. Situación que con el correr de la campaña se transformó radicalmente, pues Antanas Mockus llegó a Juan Manuel Santos y a los demás candidatos, lo que esperanzaba a las personas que creían posible un cambio. Una manera distinta de manejar al Estado.

(5)

5 Después de la primera vuelta, los resultados mostraron a Juan Manuel Santos como la primera opción para suceder al presidente Uribe, pues había logrado doblar en votación a su contendiente más cercano, Antanas Mockus. Dentro de este nuevo panorama político, las elecciones se centraron en dos caminos opuestos de manera radical, lo que confirmaba el hecho de que el país, ante la ausencia de Álvaro Uribe Vélez, enfrentaba una disyuntiva que la constituía la duda entre seguir por el camino trazado por el Presidente, o buscar un cambio con respecto a la manera en que se desarrollaba la política en el país.

Al final el electorado decidió elegir la continuidad que representaba Juan Manuel Santos, pues durante la segunda vuelta no sólo confirmó su ventaja sobre Antanas Mockus, sino que la amplió de manera significativa. Con más de nueve millones de votos obtenidos, fue electo Presidente de la República para el periodo 2010-2014.

El siguiente trabajo investigativo tiene como objetivo fundamental la reseña y el análisis de los artículos publicados por el portal la Silla Vacía, durante las elecciones presidenciales realizadas en el año 2010 y que muestran con la visión propia del portal, los detalles que conformaron todo el camino que representaban la elección del Presidente. Es importante, para el entendimiento de lo sucedido, observar el cubrimiento que realizaron los medios de comunicación a las elecciones y especialmente los especializados en el tema político, como es el caso de la Silla Vacía, porque son estos los que les brindan las herramientas necesarias a las personas para desarrollar un concepto claro de cada una de las opciones que existen en el tema político.

(6)

6 1. Historia de la Silla Vacía

La Silla Vacía es un espacio creado y dirigido por Juanita León; el proyecto salió al aire el 30 de marzo de 2009, pero nació a inicios del año 2008 cuando León ganó la beca Nieman de la Universidad de Harvard. Durante ese tiempo, además de estudiar historia de Colombia y periodismo en Internet o medios digitales, comenzó a esquematizar lo que sería su página, aprovechando la asesoría de algunos expertos en el tema.

Al finalizar los estudios, la periodista, que había liderado antes el montaje de Semana.com, recibió la propuesta de unos inversionistas estadounidenses y mexicanos para crear Flypmedia.com, una revista digital de temas políticos y culturales, con sede en Nueva York. Con esa experiencia, León concibió La Silla Vacía, anticipando las elecciones presidenciales que viviría el país en el año 2010.

Según Juanita: „En Colombia se han ido cerrando los espacios de debate político y se avecina un año de decisiones fundamentales en materia electoral. Por eso me parece importante que los lectores tengan información útil, verificada, con un equipo de periodistas concentrados en el tema‟2. Para ello, la directora de la publicación conversó, desde mediados del 2008, con líderes de opinión, entre los que se encontraban políticos y académicos, extendiéndoles la invitación de hacer parte del proyecto.

El portal se estructuró con base en una la lógica de la web: un nodo central que está relacionado con muchas redes. En total, cuenta con unas 100 personas, su sala de redacción está conformada por cinco periodistas, y en su parte administrativa cuanta con una directora creativa, una comercial y una persona encargada de la página web. Así mismo un equipo de expertos está al frente de las diferentes secciones como: „Historias‟, 'La movida, 'Blogueo', 'La butaca', 'Campus' y 'El país pensado'.

Existe una sección informativa con una historia central, llamada „Historias‟, en donde se aborda qué fue lo más importante que sucedió en el panorama político de país. En 'La Movida' unas 60 personas de la vida pública opinan en 150 palabras sobre un tema en especifico, propuesto directamente por el consejo editorial. Dentro de los colaboradores de esta sección se encuentran: el ex presidente César Gaviria, Juan Camilo Restrepo, Juan Carlos Echeverri, Antanas Mockus y directores de medios regionales. Para Juanita, esta

(7)

7 sección es una: „reacción en caliente de personas que están calificadas para opinar, bien sea porque tienen la información o porque ellos mismos fueron protagonistas de la toma de las decisiones‟3.

1.1 Entrevista a Juanita León García, Directora Editorial LaSillaVacía.com.

Víctor Meléndez:¿Qué es la Silla Vacía?

Juanita León: „La Silla Vacía es un medio informativo e interactivo para las personas interesadas en la actualidad política colombiana. Más que cubrir la noticia del día y acudir a ruedas de prensa, nos centramos en aquellas historias que realmente describen cómo se ejerce el poder en Colombia: en los personajes que mueven los hilos del poder, en las estrategias para alcanzarlo y mantenerlo, en las ideas e intereses que subyacen las grandes decisiones del país.

V.M: ¿Quién financia el proyecto?

J.L: „Este medio es financiado con una generosa beca del Open Society Institute. La OSI (siglas de Open Society Institute) busca dar forma a las políticas públicas que aseguren mayor equidad en los sistemas políticos, jurídicos y económicos y salvaguardar los derechos fundamentales. En Estados Unidos, la OSI implementa una serie de iniciativas para promover la justicia, la educación, la salud pública y los medios independientes. Al mismo tiempo, la OSI construye alianzas entre países y continentes en temas como la corrupción y la libertad de información. La OSI pone una alta prioridad a proteger y mejorar la vida de las personas en las comunidades marginadas‟

V.M: ¿cuál es el objetivo de este medio?

J.L: „El objetivo principal de este medio es hacer buen periodismo. Aquel que está en el lugar donde suceden las cosas y que las puede contar porque estuvo allí o porque habló con los protagonistas; más que formular juicios buscamos plantear preguntas; más que simplificar las cosas buscamos complejizarlas; más que agradar a un gran público buscamos ayudar al segmento de los formadores de opinión a comprender la política nacional; más que pertenecer al poder buscamos develar cómo opera; más que aliarnos con una facción incluiremos la mayor cantidad de voces; más que narrar eventos puntuales encontramos conexiones entre los sucesos‟.

(8)

8 V.M: ¿Los periodistas que trabajan para este medio tienen total libertad para desarrollar su trabajo?

J.L: „En este medio los periodistas tienen una voz fuerte producto de su trabajo de investigación, no de su ideología o activismo. Nosotros creemos en averiguar los hechos y estos priman sobre nuestras posiciones personales respecto al gobierno, a los políticos o al poder en cuestión. En este medio nos apasiona la política. Buscamos reflejar esa fascinación y curiosidad en nuestras historias. Tratamos de que sean tan interesantes, como lo es hablar con los periodistas que las cubren‟

V.M: ¿Entre los periodistas existen filiaciones políticas, y si es así, esto representa un problema a la hora de realizar su labor?

J.L: „Sería mentira decir que en este medio los periodistas gustan, no más de una propuesta política que de otra. Lo importante a la hora de realizar el trabajo, a lo hora de sentarse a redactar la información, es que esos gustos queden a un lado. Como ya te dije en este medio nos apasiona la política, pero también somos conscientes de que el objetivo principal de este medio es hacer buen periodismo, lo que implica que tenemos que ser lo más objetivos posible. Nuestra prioridad son las acciones, no las declaraciones de los poderosos. Este es un medio jalonado por la información, conseguida a punta de reportaría, y por eso dejamos de lado las pasiones con el fin de ofrecer una información lo más imparcial posible‟.

V.M: En esta época electoral, ¿cambia la manera de realizar su trabajo?

J.L: „Seguimos los mismo parámetros internos que siempre. Es claro que al ser uno de los clímax políticos más importantes de los últimos tiempos, pues se está definiendo el futuro del país en términos de su máxima autoridad política. Los ánimos y las ideologías se exacerban, pero tenemos claro que no podemos dejarnos llevar por los juicios personales, o porque este candidato nos gusta más que otro. Sabemos y eso lo tenemos muy claro, que nuestra función es la de ofrecer a nuestros lectores la información que a nuestro entender es la más significativa, en cuanto al desarrollo de las campañas. Las opiniones y los juicios que se desprenden de nuestra información son materia exclusiva de nuestros lectores, no de nosotros‟.

(9)

9 „J.L: Si. Nosotros y la información que publicamos no responde en ningún momento, ni en ningún sentido, a intereses distintos a los que dictaminan el buen desarrollo de nuestro trabajo. Como ya te dije, el objetivo principal es hacer buen periodismo. La independencia económica que tenemos, nos deja libres para publicar cualquier información, sin importar que esta vaya en contravía del Establecimiento, o que perjudique intereses personales. Lo más importante para nosotros es el lector, no nuestros patrocinadores‟.

V.M: ¿Qué tan importantes son los lectores para la publicación?

J.L: „Tratamos de comunicarles a nuestros lectores nuestras dudas, los vacíos de reportería que tenemos, lo que ignoramos y todo lo que sabemos. Rectificamos explícitamente cuando nos equivocamos. La transparencia es uno de nuestros principios rectores. Las opiniones de nuestros usuarios son tenidas en cuenta e informan nuestro trabajo porque además de constituirnos en una fuente primordial de información, nuestro objetivo último es proveerles a aquellas personas interesadas en la vida pública una plataforma interesante de conversación acerca del presente y futuro del país‟.

1.2 Gatekeepers, ¿existen o no en la Silla Vacía?

En los objetivos propuestos para el desarrollo de este trabajo, la figura del editor, dentro de la Silla Vacía, tiene una importancia espacial pues es quien determina como manejar los contenidos que se publican, respondiendo a su compromiso de imparcialidad. Hacia 1950 David White decidió acuñar el término „gatekeepers‟ para nombrar aquellos: “nudos que se presentaban durante el proceso comunicacional, eran puntos irregulares que demoraban la transición normal y lo hacía aún después de franquear en primera instancia dicha traba”4.

White utilizó éste concepto para determinar qué acciones determinaban qué información era publicada y cuál no, de allí concluyó que un hecho noticiable era aquel que presentaba relevancia y que no tenía tanto tratamiento, despliegue mediático. En realidad, determinó que aunque se esgrimían argumentos tales como falta de espacio físico, en realidad eran producto de una decisión deliberada de los editores. “La tarea fundamental del gatekeepers (guardián de la puerta), era evitar que se filtrase información inconveniente para el poder o la institución”5.

Mauro Wolf complementa dicha influencia, que en primera instancia ejercen los editores, que repercute en los medios pues: “Los medios desempeñan un papel fundamental en la

(10)

10 construcción social de la realidad pues implica dirigir los esfuerzos para analizar el impacto que las representaciones simbólicas, producto de los medios masivos, tienen en la subjetividad de la realidad social percibida por los individuos”.6 Para Wolf, de allí se produce un sistema de conocimiento a partir de las elaboraciones que hacen los consumidores que al apropiar los contenidos crean su propia forma de observar la realidad, claro a partir de las intenciones mediáticas.

De todo esto se genera una consecuencia pues los medios no sólo se quedan en la trasmisión de información sobre los hechos, sino que plasman un contexto social a partir de los hechos que se publican, con esto los sujetos crean formas de interacción lo que reconfirma la asociación entre los medios y la construcción de la realidad.

Después de la segunda mitad del siglo XX, el avance de la tecnología y los procesos económicos globales permitieron que se constituyeran empresas mediáticas multimediales que recibieron un impulso significativo que las ayudó a expandirse de manera sostenida. Al instituirse como compañías con fines lucrativos los intereses económicos comenzaron a ser parte fundamental dentro de las prácticas periodísticas, haciendo de la independencia una meta inalcanzable en el terreno de lo real.

La comunicación y los productos mediáticos son parte fundamental en la construcción de sentido en las sociedades modernas. Gran parte de los individuos crean un proceso de interacción con los medios que hace que estos últimos se constituyan en el referente de realidad, lo que implica un poder real con implicaciones visibles en muchos niveles sociales. El contexto metacomunicativo es entonces producto de la apropiación que hacen los sujetos de los productos comunicativos que provienen de los medios masivos, ellos de acuerdo con su devenir histórico interiorizan, analizan y sintetizan los mensajes haciéndolos parte de su diario vivir.

“Una nueva matriz de análisis se genera al observar que los medios son los que deciden que mensajes son los que van a difundir, hecho que reconfirma su poder dentro de la sociedad, pues es el marco que delimita lo que se hace visible y lo que no, empoderando de manera constante aquellos contenidos que se determinan por intereses económicos y específicos, dejando de lado la heterogeneidad de los sujetos”7.

(11)

11 1.3 Periodismo para internet

La Doctora en comunicación y profesora de la universidad de Pompeu Fabra en Barcelona, Nuria Almirón Roig, junto con el profesor de ciencias de la comunicación Juan Manuel Jarque, escribieron un ensayo titulado: „Periodismo para internet o periodismo, y punto‟, en el cual analizan cómo buena parte del discurso y de la literatura académica sobre el periodismo y las tecnologías digitales se ha visto permeado por un boom que determina lo que se entiende por nuevas tecnologías.

“Calificativos como revolución, cambio sin precedentes y ruptura, para los académicos son sólo proposiciones que lejos de describir la situación presente, han sido sólo conceptos vacios, cuya constancia se da, a la hora de referirse, en diferentes momentos de la historia, a las diversas innovaciones tecnológicas que se ha producido en el campo de los medios de comunicación”8.

La aparición de internet como nuevo canal de información ha implicado un cambio en las formas de presentar la información e incluso la implementación de algunas posibilidades como la búsqueda de más y mejores fuentes. Para los académicos, sin embargo, “la actividad periodista no varía en esencia en sus formas de aproximarse a la realidad, en su construcción, en su interpretación y en la difusión de sus mensajes. Así como tampoco en el necesario compromiso social del periodista para el ejercicio de su actividad ética”9.

Según el texto a medida que maduran experiencias de periodismo para internet u otras como el periodismo ciudadano, se evidencia que, tras el discurso eufórico de la revolución permanecen las formas clásicas. Para ejemplificar este punto los autores citan al presidente del Open Source Journalism, Dan Gilmor (2004). Ante la pregunta sobre cómo será el periodista en el año 2010, Gilmor responde que “las habilidades que se le exigirán no cambiarán: exactitud, meticulosidad, imparcialidad, independencia, transparencia. Las técnicas serán de algún modo diferentes pero no substancialmente. Pero con el tiempo los periodistas llegarán a ser tanto guías como oráculos, ayudando a su audiencia a encontrar el mejor y más relevante material”10.

Según el artículo, lo que nos espera es un futuro es la continuación del debate ideológico sobre cómo ejercer el periodismo y qué es lo que se define. Las múltiples perspectivas al respecto evidencian que este debate seguirá abierto, y que no se trata de un horizonte

8 Roig, Nuria. y Jarque, Juan Manuel. Periodismo para internet o periodismo, y punto. En: Palabra Clave. Volumen 11, número 2(Diciembre de 2008). P 219-252

(12)

12 acabado y determinado como lo pretenden algunos periodistas de la „era digital‟. Por último los autores concluyen que: “la tecnología tan sólo asiste al periodista en el ejercicio más o menos crítico de su actividad. Un profesional del periodismo, disponga o no de acceso a un computador o de un punto de acceso a internet continuara ejerciendo el periodismo”11.

(13)

13 2. Historias

El corpus del siguiente trabajo de grado, se fundamente en la reseña y posterior análisis (que se llevará a cabo en las conclusiones finales del trabajo de grado), de los textos publicados en la sección: “Historias”, correspondientes al periodo de elecciones presidenciales, incluyendo todas las partes del proceso electoral vivido en el país durante el año 2010.

El periodo que es objeto de la investigación parte desde las menciones que hace el portal antes del fallo de la Corte Constitucional, en contra del referendo que buscaba la reelección del entonces presidente Álvaro Uribe Vélez, pasando por las consultas de los partidos Conservador y Verde, los debates televisados, la primera vuelta electoral, la segunda vuelta, hasta llegar al accenso de Juan Manuel Santos, al primer cargo público de la República. De manera integral serán tenidos en cuenta a la hora de llevar a cabo el análisis, los escritos que componen dicha sección y que guardan alguna relación con las elecciones presidenciales y sus protagonistas.

(14)

14 2.1 Muestra de la sección Historias

La primera referencia que se encuentra de las elecciones presidenciales, se remonta al cuatro de enero de 2010. Bajo el título: “Los pronósticos electorales de 2010”, el texto buscaba clarificar el panorama político. El primero de los puntos que analizaba el texto, era la imposibilidad del entonces presidente Uribe, para acceder a un nuevo periodo presidencial.

La autora explicaba que la única posibilidad que tenía el sector uribista para que el Presidente fuera candidato, era la declaración de una conmoción interior, motivada por un conflicto armado externo, lo que degeneraría en un aplazamiento de las elecciones presidenciales y por ende el obstáculo que representaba la realización del referendo, en términos de tiempo, se solventaría.

El segundo punto que analizaba el texto era el escenario que representaba el ambiente electoral, ante la incertidumbre que generaba el panorama político sin la figura del Presidente Uribe. “Aún es incierto si sus simpatizantes le endosarán el voto a un uribista, sea Juan Manuel Santos, Andrés Felipe Arias o Noemí Sanín, o preferirán una figura nueva como Fajardo, quien no se matricula ni en la izquierda ni en la derecha o una de oposición como Pardo o Petro.”12

El tercer punto que observaba la autora del texto era el papel que jugaba, en ese momento, el candidato del Polo Democrático Gustavo Petro. El artículo hacía referencia a la importancia que para el electorado significa la continuidad del legado del presidente Uribe, y que por lo tanto el candidato de la oposición tendría minado el camino, al ser su inclinación política distinta a la del común.

El cuarto punto que se resaltaban en el escrito, hacía referencia a como los partidos (que dentro del mismo se denominaban de “garaje”), comenzaban a recibir apoyos de políticos que estaban siendo investigados por fenómenos como el de la parapolítica. Partidos como el PIN (Partido de Integración Nacional), cuestionado por tener miembros de su colectividad detenidos o con procesos penales abiertos. “[…] el (PIN) lanzará los candidatos del grupo político del ex senador Juan Carlos Martínez, quien está en la cárcel por el proceso de la parapolítica y fue acusado por el desmovilizado Ever Veloza, alias “H.H”, de haber recibido apoyo de los paramilitares en el Valle en 2006”13

12 LA SILLA VACÍA. Historias [En Línea]. http://www.lasillavacia.com/historia/5699 [Citado en 5 de abril de 2011]

(15)

15 El quinto unto exponía cómo el partido de la U, gracias a la figura del “transfuguismo”, que implica pasar de una colectividad a otra y contemplada dentro de la reforma política impulsada por el mismo partido, se perfilaba como la fuerza política más grande del Congreso. Además, bajo lo que el texto denominaba el “voltearepismo”, ese partido había recibido políticos que lograron fortalecer sus bases: desde Concejales y Diputados, hasta Senadores y Representantes.

El Último punto que trataba el texto reseñaba cómo los candidatos independientes tenían una oportunidad de sobresalir, siempre y cuando se unieran bajo un mismo estandarte. Mencionaba como Antanas Mockus y Enrique Peñalosa, fracasaron con las listas que habían lanzado para aspirar al Congreso, durante las elecciones de 2006, por hacerlo de manera independiente. Aclaraba que, si la intención era tener cierta relevancia dentro de las elecciones, debían aliarse con Sergio Fajardo, pues de manera aislada estaban condenados a sucumbir ante las grandes maquinarias políticas de los partidos tradicionales.

Siguiendo la cronología de los artículos, el siguiente que tiene relación con las elecciones presidenciales, fue escrito el día 13 de enero de 2010 y titulado: “Confirmado: Uribe ya no se puede lanzar en 2010 (si se respeta la ley)”. Dentro del mismo se relacionaban cuatro obstáculos legales que le impedían al entonces presidente Uribe, lanzarse como candidato a las elecciones presidenciales del 2010.

La primera de las trabas que exponía el artículo hacía referencia a que el tiempo que tenía la Corte Constitucional para proferir un fallo en relación al referendo reeleccionista, no era suficiente para que, de ser aprobado, surtiera todos los trámites de ley, y que en el mejor de los casos, la sentencia debería ser idéntica en forma y fondo a la ponencia que se presentó. Algo imposible por los trámites legales que debía recorrer la ponencia.

El otro contratiempo que se contemplaba dentro del texto también se presentaba en términos temporales, pues el Registrador Nacional en ese momento hubiese necesitado un mínimo de tres meses para desarrollar la logística que implicaría un referendo. “Por otro lado, la capacitación de los jurados, que deben aprender el mecanismo de conteo, ya empezó. Son más de 500 mil jurados que necesitan tiempo para aprender a manejar el tarjetón de Senado y Cámara”14

(16)

16 El siguiente de los argumentos que presentaba el autor hacía referencia a la imposibilidad que tenía el presidente Uribe para inscribirse como candidato para las elecciones presidenciales. La fecha límite era el viernes 12 de marzo de 2010, y así los trámites tanto en la Corte Constitucional, como en la Registradora Nacional, se hubiesen llevado a cabo en tiempo récord, el referendo reeleccionista se hubiera tenido que realizar en una fecha posterior a la fecha límite para la inscripción de candidaturas.

Por último se exponía como no era posible una candidatura del entonces presidente Uribe, porque no existía un marco regulador para dicho escenario. La ley de garantías existente para la época, no contemplaba una segunda reelección presidencial. “Cuando la Corte Constitucional aprobó la primera reelección, fue explícita en que el Congreso debía aprobar una ley que les diera garantías extras a los candidatos que se iban a enfrentar al Presidente-candidato para garantizar una igualdad en la competencia electoral”15 Dado que el trámite en el Congreso debía llevar cierto tiempo, la inexistente ley que regulara la segunda reelección, se convirtió en el último de los escollos que contemplo el artículo.

El siguiente de los artículos que mencionan temas relacionados con las elecciones presidenciales, fue escrito el 20 de febrero de 2010. “Ante la emergencia, Vargas encontró su voz”, es el título del escrito que descría cómo las denuncias del entonces congresista Germán Vargas Lleras, contra los decretos de emergencia social, se podrían ver reflejadas en las encuestas de intención de voto.

El artículo iniciaba con una descripción importante de lo que era la campaña presidencial de Vargas Lleras. Lo resaltaba como un candidato „juicioso‟, pues tenía propuestas concretas con respecto a 18 situaciones problemáticas del país. Aunque, según el escrito, su participación mediática era mínima y no figuraba en las encuestas de intención de voto.

El autor señalaba que después de que el candidato Vargas Lleras denunció los vicios que tenía el decreto de la emergencia social, el panorama había cambiado. Sostenía que era el único que podía sacar réditos políticos de la situación, pues en su momento los dos ex-ministros del gobierno Uribe, Juan Manuel Santos y Andrés Felipe Arias, no se pronunciaron al respecto, debido a la naturaleza de los decretos y su procedencia.

De igual manera, el texto hacía un recuento de cómo era posible que el candidato presidencial utilizara este caso de corrupción en la salud a su favor. “Pero el candidato cuenta con una amplia red de contactos en el sector, que construyó en 2007, cuando era

(17)

17 senador y se sentó durante un año a redactar con asociaciones de médicos, pacientes y EPS un proyecto integral de reforma a la salud”16.

Por último recalcaba que el candidato había sido inteligente a la hora de denunciar el tema, pues no consistió en un ataque directo en contra del entonces presidente Uribe, sino contra su Ministro de Protección Social. También señalaba que en su momento, el Presidente pareció estar de acuerdo con Vargas Lleras, pues recrimino al Ministro, después de la denuncia del candidato.

Siguiendo con la línea de los candidatos presidenciales, el siguiente de los artículos publicados en la sección: “Historias” y concerniente a la elección se publicó el 22 de febrero de 2010, con el título: “La campaña de Juan Manuel Santos está a todo vapor”. En dicho texto se hacía mención a cómo el candidato estaba actuando como si la Corte Constitucional ya hubiese derribado el referendo, aunque públicamente sostenía que todavía esperaba una fallo a favor.

Para el momento en el cual se escribió el artículo, Juan Manuel Santos todavía no era candidato presidencial, pues el Partido de la U estaba esperando el fallo de la Corte con respecto al referendo. Sin embargo, el escrito sostenía que su campaña era una de las mejor organizadas, pues contaba con colaboradores muy competentes y con asesoraría extranjera. Además estaba convocando a empresarios bogotanos para que conocieran su propuesta y contribuyeran económicamente a su campaña.

De igual manera, el texto sostenía que al ser Presidente del Partido de la U y ante la incapacidad de lanzarse de lleno a la campaña presidencial, debido a la espera del fallo de la Corte Constitucional, se había enfocado en el fortalecimiento de su bancada. El escrito afirmaba que: “Él sabe mejor que nadie que dada su falta de carisma su chance de ganar las presidenciales dependerá en una buena parte del trabajo –y maquinarias- de los congresistas” 17

Por último el artículo sostenía que la „viveza‟ del entonces Presidente del Partido de la U, al iniciar su camino a la presidencia sin declararlo públicamente y sin que se notara en demasía, lo ayudaría en una campaña tan corta, pues ya había ganado terreno al enfilar la maquinaría política y el caudal electoral de los senadores uribistas a su favor. El artículo destacaba que el guiño del presidente Uribe sería fundamental a la hora de escoger a su

16 LA SILLA VACÍA. Historias [En Línea]. http://www.lasillavacia.com/historia/6969 [Citado en 5 de abril de 2011]

(18)

18 sucesor, pues en ese momento existía la posibilidad que fuera Juan Manuel Santo o Andrés Felipe Arias.

El día 26 de febrero de, la Silla Vacía, en la sección: “Historias”, publicó lo que marcaria el inicio en firme de la contienda electoral del 2010, bajo el título: “se cae la reelección”. En dicho artículo, Juanita León contaba los pormenores de la decisión de la Corte Constitucional, con la cual se caía el referendo reeleccionista.

De los apartes más importantes del texto, se rescataba la importancia que para el proceso electoral tenía la clarificación del panorama político, pues al no entrar en la baraja de candidatos el presidente Uribe, el horizonte electoral quedaba abierto a los demás candidatos. Dentro de las razones jurídicas más importantes que destacaba el artículo, se presentaban las siguientes:

“Frente a la financiación: comprobó que se vulneró la Constitución, que el Comité Promotor del Referendo "se aprovechó" de la Fundación Primero Colombia para conseguir la financiación. Se comprobó que violó los topes. Se comprobó que el Comité hizo una triangulación. Se comprobó que toda la operación careció de transparencia. Es decir, la Corte Constitucional logró hacer en unos meses lo que el Consejo Nacional Electoral no logró hacer en un año”18.

El texto afirmaba que la Corte Constitucional había encontrado que en el proceso se habían producido serias violaciones al sistema democrático. De igual manera, sostenía el artículo que el acto iba en contravía del sistema de pesos y contra pesos del Estado, lo que degeneraba en una alteración del balance de los poderes públicos.

Dentro del escrito se reseñaba la reacción del entonces presidente Álvaro Uribe Vélez, quien de manera clara había invitado a los ciudadanos al: 19“ […] acatamiento a la Constitución, a las normas legales y con sometimientos a las sentencias de las instituciones del Estado de Derecho, competentes para ser guardianes de la Constitución y de la ley".

Esto, según la autora del texto, disipaba las dudas de lo que venía en términos del panorama político en el país. Así mismo el hecho de no reconocer apoyo abierto a ninguno de sus posibles sucesores, causo gran sorpresa en ese momento, pues ante la esperada reacción del Presidente al fallo de la Corte Constitucional lo más probable, según el texto, era que mostrara su inclinación a favor de alguno de los aspirantes a continuar con su

18 LA SILLA VACÍA. Historias [En Línea]. http://www.lasillavacia.com/historia/6941 [Citado en 5 de abril de 2011]

(19)

19 legado. En conclusión, lo que refería el texto era que el horizonte político se había aclarado del todo, con el fallo en contra de la propuesta de un referendo reeleccionista.

El día siguiente a la publicación del anterior artículo, el día 27 de febrero de 2010, la Silla Vacía publicó: “Arranca la campaña: el nuevo escenario político pos referendo”. En este texto se mostraba como según una encuesta realizada por RCN, en la cual se les preguntaba a las personas por qué candidato votarían, sin incluir al Presidente Uribe, la ventaja la tenía el candidato Juan Manuel Santos, pero era visible una gran indecisión en los votantes, cuyo porcentaje superaba los 18 puntos.

El texto mencionaba cómo, ante de la imposibilidad de que el Presidente fuera candidato, el país político se dividía entre los que proponían continuar con el legado del mandatario y los que proponían un cambio en la manera de llevar las riendas del país. Indicaba la intensión que tenía el Ministro de Defensa del presidente Uribe, Juan Manuel Santos, de convertirse en el candidato oficial del Partido de la U. Sin embargo, hacía referencia a que en ese momento no se sabía a ciencia cierta qué camino iban a tomar los seguidores del Presidente, pues él mismo no había “señalado” a su posible sucesor.

El artículo también se daba a la terea de analizar los candidatos que se encontraban, para ese momento, camino hacia la presidencia de la República. Observaba como el Partido Conservador, si bien contaba con un gran electorado, estaba enfrentado a su consulta interna, lo que podría dividir ese fuerza electoral, haciendo que quedara a merced de otra fuerza política. De igual manera mencionaba al candidato de Cambo Radical, como una posible opción para suceder al Presidente, debido a sus características y a sus similitudes con el primer mandatario. El texto era recurrente en plantear que las posibilidades se abrían para todos, pues ante la ausencia de la figura eclipsante de Uribe y sin que él especificara quien era su posible sucesor, el partidor estaba en un estado neutro.

De igual manera se analizó la fuerza del Partido Liberal, en cabeza de Rafael Pardo, quien según el texto contaba con una maquinaria política bien establecida y de alcance nacional, pero que no se había podido apersonar de ésta para potenciar su campaña. Con respecto a Gustavo Petro, el artículo mencionaba que su electorado se restringía a la izquierda y que por lo tanto era una de las opciones menos viables, teniendo en cuenta que la continuación de las políticas del gobierno Uribe, era lo más importante para el grueso del electorado.

(20)

20 un desempeño mediocre en las legislativas y creen que el candidato presidencial es suficientemente fuerte por sí mismo”20, haciendo referencia a que su respaldo en el Congreso, podría ser un escollo en el momento de ser electo Presidente.

También hacía mención al Partido Verde, que dada la coyuntura política que representaba la ausencia del presidente Uribe, era muy probable que gran parte del voto de opinión se adhiriera a su causa, al ser una propuesta distinta a las ya existentes. Por último el artículo hacía referencia al consuelo que representarían las elecciones legislativas para los uribistas, pues su cercanía temporal con respecto al fallo de la Corte Constitucional, el panorama que vislumbraban las encuestas nos sufriría cambios negativos, pues si no existía la posibilidad que el electorado pudiese votar por el Presidente, ese apoyo se volcaría hacía su partido.

El siguiente de los artículos que guarda relación con las elecciones presidenciales, fue publicado el día 28 de febrero de 2010 y se tituló: “el secreto de Juan Manuel”. El texto hacía referencia a cómo él, casi antes de que el fallo de la Corte fuera conocido, ya había capitalizado el sentimiento de impotencia que invadía a los seguidores del Presidente, ante la noticia de que no podría aspirar a un tercer mandato. “La mejor manera de mostrar nuestro agradecimiento es construir sobre lo avanzado. Por eso quiero ser Presidente de la República” 21

El texto también destacaba que inmediatamente se conoció la decisión de la Corte Constitucional, en un acto público celebrado en la ciudad de Barranquilla, Juan Manuel Santos había decidido lanzar su campaña presidencial. “La continuidad de las políticas del presidente Uribe está en juego. No podemos reelegirlo otra vez, ¡pero vamos a reelegir la seguridad democrática, la cohesión social y la confianza inversionista!”22 El artículo era claro en mencionar que dicha campaña ya venía gestándose tiempo atrás y que el único impedimento que tenía, para hacerse pública, era el sentido de la decisión de la Corte Constitucional.

Dentro del mismo, se articulaban cinco aspectos fundamentales de Juan Manuel Santos, ante la contienda presidencial. El primero de ellos, bajo el intertítulo: “Su secreto”, exponía que el apoyo del Partido de la U, el más grande en contienda (teniendo en cuenta su maquinaria política y la fuerza legislativa que poseía), seguramente sería para él. También contaba aspectos propios de la personalidad del candidato, haciendo referencia al hecho de

20 LA SILLA VACÍA. Historias [En Línea]. http://www.lasillavacia.com/historia/7325 [Citado en 5 de abril de 2011]

21 LA SILLA VACÍA. Historias [En Línea]. http:// http://www.lasillavacia.com/historia/7400 [Citado en 5 de abril de 2011]

(21)

21 que había abandonado la línea de sucesión en El Tiempo, para convertirse en el Ministro de Comercio Exterior de Cesar Gaviria, con la convicción clara que algún día llegaría a ser Presidente de la República

De igual manera sostenía que Santos era una persona con una gran visión de los momentos coyunturales de la política nacional, lo que le imprimía un direccionamiento claro con respecto a qué bando acogerse, en un momento dado. Dentro del mismo, en un segundo renglón y con el intertítulo: “Primero oposición y luego salvación”, se desarrollaba la historia política de Santos, cuya trayectoria estaba atravesada por una estrategia clara: en un primer momento desde la oposición, haciendo críticas constantes al gobernante de turno, y luego, después de un sagaz movimiento político, se convertía en Ministro de la cartera que más visibilidad le ofrecía.

Contaba cómo durante el gobierno Samper, y tras el rechazo del Presidente para nombrarlo embajador en Washington, había organizada a la oposición en contra del primer mandatario, y al mismo tiempo que avanzaba el proceso 8000, él junto con Álvaro Leiva, llegaron a plantear un acuerdo nacional de paz, junto con actores del conflicto armado.

Tiempo después, durante el gobierno de Andrés Pastrana y desde la Sala de Situación de la ONU (en Bogotá), fue uno de los gestores de la zona de despeje en el Caguán. Había hecho parte de la Comisión de Acompañamiento Internacional, encargada de hacerle la veeduría a la zona de distensión. Al poco tiempo de iniciar su labor como veedor, decidió retirarse argumentando la desorganización del proceso. “[…] ahí no había ningún tipo de coordinación”23, haciendo referencia al manejo que el Gobierno le estaba dando al tema del despeje. Después de separase de la veeduría, se convirtió en uno de los críticos más duros en contra de la zona de despeje, hasta que en el año 2000, el presidente Pastrana decidió convertirlo en Ministro de Hacienda.

Según relataba el artículo, para la época en que Santos se hizo cargo del Ministerio, el desempleo superaba el 20 por ciento, la inflación estaba cerca de llegar a los dos dígitos y el crecimiento económico del país apenas llegaba al tres por ciento. Entonces, según la autora, el nuevo Ministro se apersonó de la situación y decidió impulsar en el Congreso iniciativas como la ley de transferencias, además de una reforma tributaria, que a la postre, aliviano las tenciones que aquejaban la gobernabilidad del presidente Pastrana.

Otro de los apartes del texto se encargaba de analizar cómo Juan Manuel Santos, gracias a su poder de decisión férreo y de la confianza plena en su equipo de trabajo, había logrado

(22)

22 enfrentarse a grandes retos políticos, saliendo en la mayoría de los casos victorioso y con mayor popularidad.

En uno de los puntos importantes del artículo, el autor señalaba cómo Santos había logrado ganarse el apoyo del Partido de la U. Relataba que después de que el Partido Liberal había expulsado a 19 de sus congresistas, por votar a favor de la primera reelección, Santos junto con el entonces senador Óscar Iván Zuluaga y otros legisladores habían decidido crear un partido netamente uribista, dándole cabida a los liberales expulsados y a otros políticos pertenecientes a partidos que empezaban a formarse, como el Nuevo Partido, que a la postre terminaría llamándose Partido de Unidad Nacional. El texto afirmaba que el naciente partido, encaminado por el propio Juan Manuel, utilizaba la figura del presidente Uribe y su aceptación dentro del electorado, para convertirse en la mayoría legislativa en el año 2006.

El artículo continuaba describiendo que dado el carácter de Santos, lo más probable era que se convirtiera en el sucesor del presidente Uribe. Mencionaba que lo reprochable podría ser el camino que decidiera tomar para convertirse en el primer mandatario. Recordaba como siendo Ministro de Defensa, no le importó utilizar los logos de la Cruz Roja Internacional durante el desarrollo de la Operación Jaque, además de otros episodios en los cuales la consecución del objetivo trazado fue lo primordial, sin considerar la naturaleza de los medios necesarios para lograrlo. Como en el caso del bombardeo al campamento de Raúl Reyes, en Ecuador, donde él mismo aseguró ante la opinión pública que los disparos habían sido realizados desde la frontera, siendo consciente de la invasión ilegal al territorio ecuatoriano.

Por último el texto hacía mención a que el ego de Santos y su auto determinación, eran dos de las claves de sus victorias en el ámbito de la política; el hecho de lograba todo lo que se proponía. Aunque el artículo también mencionaba que su influencia en El Tiempo, podía tener alguna participación en lo que fue una ascendente carrera política, pues según reseñaba el escrito, su cercanía con periodistas influyentes como Julio Sánchez Cristo o Felipe López, lo ponían en una posición preferente con respecto a algunos de los medios más influyentes del país.

(23)

23 La primera de las afirmaciones se encaminaba a explicar cuál sería el destino de los votos que originalmente hubiesen sido para el presidente Uribe. El artículo expresaba que el salto que daba Juan Manuel Santos, de los 13 a los 23 puntos, hablando comparativamente de las dos encuestas hechas hasta ese momento, se daba gracias al hundimiento del referendo en la Corte Constitucional.

Así mismo confirmaba el vaticinio hecho con respecto a la campaña de Germán Vargas Lleras y su repunte gracias a los réditos políticos que le había generado el hecho de ponerse a la cabeza de los debates en contra de los decretos de la emergencia social. El texto también exponía que el “guiño” que el presidente Uribe hiciera hacía alguno de los candidatos, sólo se vería refléjalo en los que aspiraban a continuar con su legado, pues con respecto a los demás contendientes, este hecho era indiferente, porque de cualquier manera no entraban dentro de la baraja de los posibles sucesores.

El texto continuaba explicando cómo el conocimiento del fallo de la Corte Constitucional, sólo generaba disgregación en el electorado, frente al sentido del mismo. “La sentencia le produjo al 42 por ciento de los colombianos una reacción positiva y al 57 por ciento, una reacción negativa. Al 32 por ciento los dejó indiferentes (suman más de 100 porque podían marcar más de una emoción)” 24.

Por otro lado, el artículo exponía que el gran vencedor de la encuesta era Juan Manuel Santos, pues los uribistas lo preferirían a él y no a Andrés Felipe Arias, como sucesor de las políticas del presidente Uribe. De igual manera mencionaba que los liberales optarían por él, incluso por encima del candidato oficial del partido Rafael Pardo.

Otro de los puntos que exponía el artículo, hacía referencia a cómo los candidatos Gustavo Petro, Sergio Fajardo y Rafael Pardo, la encuesta los mostraba en una misma posición con respecto a la encuesta anterior, lo que reafirmaba el punto expuesto con anterioridad por la Silla Vacía, en relación a que los candidatos no uribistas, la caída del referendo les era indiferente.

Un aparte especial tenía el precandidato Andrés Felipe Arias, pues según lo relataba el texto la única posibilidad que tenía para llegar a ser Presidente, era que el presidente Uribe lo designará como su sucesor. “Su única esperanza es que Uribe piense que él es una 'versión

(24)

24 mejorada' no sólo en lo físico como dijo en el Programa Etcétera de Teleantioquia, sino como presidente, pues el 43 por ciento de los votos uribistas son endosables” 25.

Otro de los candidatos que subrayaba el texto era Rafael Pardo, pues explicaba que en la encuesta había perdido un punto en la intención de voto, lo que lo dejaba con sólo el siete por ciento. Además que la mayoría del electorado liberal se consideraba uribista, lo que configuraba una gran amenaza para él, teniendo en cuenta la favorabilidad que habían mostrado con respecto al candidato Juan Manuel Santos. En cuanto al Partido Verde, la encuesta resaltaba que en su consulta interna, el más probable ganador era el pre-candidato Antanas Mockus, seguido de Peñalosa y lucho Garzón.

El siguiente artículo fue publicado también el primero de marzo de 2010, bajo el título: “Tras la caída del referendo, así se están moviendo las aguas del uribismo”. El texto comenzaba explicando cómo ante la renuencia del entonces presidente Álvaro Uribe, para designar a su posible sucesor, las posibilidades se ampliaban y surgían nuevos nombres distintos a los de Juan Manuel Santos y Andrés Felipe Arias.

Según el texto, uno de los partidos de la coalición de gobierno de entonces (el PIN), le había propuesto al congresista Rodrigo Rivera que fuera su candidato presidencial. Como en ese momento el PIN estaba siendo cuestionado por su naturaleza política (fue concebido como la sustitución del Partido Convergencia Ciudadana, relacionado con paramilitares), algunos de los congresistas que pertenecían a este partido, que contaba con un gran musculo electoral, consideraban la idea de postular un candidato propio, a cambio de apoyar al candidato del Partido de la U.

De igual manera se contaba que el día ocho de marzo, se llevaría a cabo la Asamblea General del Partido de la U y que de aquella reunión, saldría designado el candidato oficial de dicha colectividad, quien seguramente iba a ser Juan Manuel Santos. Esto dejaba la puerta abierta para que el senador Rivera, decidiera aceptar el ofrecimiento de PIN.

Lo que recalcaba de manera enfática el texto, era que la coalición de gobierno estaba supeditada al presidente Uribe y lo que tenía que hacer su posible sucesor (fuera Santos, Arias, Noemí o Rivera), que esencialmente era hacer los mismo que había hecho el Presidente durante las elecciones de 2002, cuando se ganó el apoyo de los congresista de diversos partidos.

(25)

25 Además se planteaba el escenario de que así el Presidente le hubiera dado el consentimiento a Juan Manuel Santos, éste tendría que ganarse el apoyo de los senadores de La U, porque no era seguro que el soporte político que le pertenecía al presidente Uribe, fuera automáticamente trasferible a su sucesor, en este caso, Santos.

El siguiente de los artículos relacionados con las elecciones presidenciales, se centraba en uno de los precandidatos, en ese caso, del partido Conservador: Andrés Felipe Arias. Fue publicado el día nueve de marzo de 2010, bajo el título: “El 'voto finish' entre Noemí Sanín y Andrés Felipe Arias.

Dentro del texto se mencionaba cómo el apoyo que se le había dado en su momento a la pre-candidata Noemí Sanín, por parte de lo que en el texto se denominaban “caciques”, la enfrentaba con la propuesta joven del pre-candidato Andrés Felipe Arias, quien, de acuerdo al artículo, representaba las nuevas generaciones del partido Conservador.

De igual manera se hizo mención al partido Verde y se subrayó su posible incidencia en el voto de opinión: “Por un lado, ese mismo día se vota la consulta del Partido Verde, que aunque no despierta tanta atención, puede movilizar una gran porción del voto de opinión y quitarle votos a los azules (sólo se puede participar en una de las consultas)”26.

El texto continuaba con una discriminación de factores de ambos precandidatos. En un primer renglón se hacía mención al apoyo político que recibirían los dos precandidatos. El grueso de los senadores conservadores para la época, había decidió adherir a la campaña de Sanín, destacándose el senador Roberto Gerleín. Por su parte el pre-candidato Arias, contaba con el apoyo de la mayoría de la bancada conservadora en la Cámara de Representantes, al igual que con los “diretoristas”, quienes, según rezaba el texto, eran los encargados de de la logística burocrática del partido, el día de la consulta.

A renglón seguido dentro del texto se observaba el apoyo económico que tendría cada uno de los pre-candidatos. Andrés Felipe Arias, gracias a su paso por el Ministerio de Agricultura, recibiría el soporte financiero de los gremios involucrados con el agro, el texto además sostenía que los empleados de dichas empresas, serían el musculo electoral que recibiría Arias en caso de que fuera escogido como candidato.

Por su parte, Sanín y de acuerdo a lo publicado en el texto, no contaba con el apoyo explicito de algún gremio en particular, aunque él mismo señalaba, como un rumor que

(26)

26 contaba con: “{…} el respaldo del gremio lechero, y de algunos integrantes de la comunidad judía y de familias de empresarios tradicionales. De la misma manera, cuenta con el apoyo de representantes relevantes del sector financiero”27.

Después el texto se centraba en observar cuales eran los fortines políticos de cada uno de los pre-candidatos. En el caso de Arias, el texto sostenía que en ese momento Medellín podría ser uno de sus bastiones, pues contaba con el soporte del gobernador Luis Alfredo Ramos. También se esperaba algo similar de la ciudad de Cali, pues allí contaba con el apoyo de dos aspirantes al Congreso, que encarnaban la nueva cara del conservatismo en dicha ciudad. En la otra orilla, Noemí Sanín contaba con el capital político y de opinión creado en Bogotá y expresado durante las elecciones de 2002. Aunque también, reconocía el texto, que dicho caudal electoral podría quedarse en los tres ex alcaldes de la ciudad.

Por último se centraba en los apoyos políticos que podrían recibir los dos pre-candidatos, de otros partidos o movimientos políticos. En el caso de Noemí, el texto sostenía que aunque su prioridad era la consulta interna del Partido, se mencionaba la adhesión que había hecho en ese momento la hija de un dirigente liberal antioqueño. También se reseñaba como la pre-candidata intentaría capitalizar la imagen negativa de Arias, en votos para sí misma. Por parte del pre-candidato conservador, el texto sostenía que ante la incertidumbre que generaba el proceder del Partido de la U, ante la caída del referendo, lo que esperaba el candidato era que el “guiño” del entonces Presidente le hiciera ganar algunos votos en la consulta.

El día 11 de marzo del 2010, y bajo el título: “El as bajo la manga. Lo que dice el candidato a través de su vicepresidente”, la Silla Vacía publicaba los nombres de los vicepresidentes, de algunos de los candidatos presidenciales. El artículo comenzaba explicando que: “En teoría, la designación de un Vicepresidente le permite al candidato establecer alianzas interpartidistas y fortalecer sus cualidades o compensar sus debilidades”28.

En una primera instancia se analizaba el candidato del Partido Liberal, Rafael Pardo y su fórmula vicepresidencial Aníbal Gaviria. El texto aseguraba que la designación de Gaviria estaba encaminada a recuperar el caudal electoral del partido, pues según se había conocido en las encuestas, otros candidatos contaban con mayor intención de voto liberal, que el candidato oficial de la colectividad. Además la intención de Pardo era aprovechar el electorado de Gaviria en Antioquia, donde había obtenido 226 mil votos, en la consulta interna del partido.

27 Ibíd. Historias. 5 de abril de 2011.

(27)

27 En cuanto a Juan Manuel Santos, el nombramiento de Angelino Garzón como su segundo renglón, según el texto, lo acercaba más a los sectores populares (dado el origen de Garzón), aunque también lo podía alejar de los sectores uribistas. Santos pretendía capitalizar a su favor el electorado que tenía Angelino en el Valle del Cauca, donde había sido Gobernador, pues sabía que esta región del país representa el diez por ciento del electorado total del país. De igual manera buscaba enviar un mensaje a la comunidad internacional, pues: “[…] un hipotético gobierno suyo sería plural políticamente hablando, y los sindicatos y defensores de derechos humanos no sólo tendrían un interlocutor sino un representante propio”29.

El artículo continuaba con el candidato por Cambio Radical, Germán Vargas Lleras y su vicepresidenta Elsa Noguera. Mencionaba que esta mujer de origen costeño, estaba apadrinada por una de las familias más importantes de la región: los Char. Según el texto, Noguera era sobrina política de Fuad Char, quien encabezaba la lista de Cambio Radical al Senado. Las razones que mencionaba el escrito para dicha designación tenían que ver con la consolidación de la costa Caribe como uno de los fortines políticos de Vargas Lleras, debido al origen de su fórmula presidencial y la relación con los Char. Y la otra, para hacerle ver a la opinión pública que no era un hombre tan recio, como parecía serlo.

El siguiente de los candidatos que mencionaba el artículo era Sergio Fajardo, que había nombrado a Julio Londoño Paredes como su compañero de campaña. La mayoría de las opiniones que sucintaba la elección de Londoño como el Vicepresidente de Fajardo, estaban encaminadas a un acto de responsabilidad por parte del segundo, pero que en términos de votación, no era una elección acertada. Según el autor lo que quería la campaña era capitalizar una de las falencias del gobierno Uribe: las relaciones Internacionales, pues su experiencia como Canciller lo facultaba para enfrentar el reto que significaba la restitución de las relaciones con los vecinos, después de la era Uribe.

Por último se ocupaba del Polo Democrático Alternativo y de Clara López, fórmula vicepresidencial de Gustavo Petro. En primera instancia el artículo reconocía la posibilidad de que la procedencia de López Obregón (Secretaria de Gobierno de Samuel Moreno, Alcalde de Bogotá), tuviera un efecto negativo en la campaña, debido al bajo índice de popularidad que tenía Moreno Rojas.

El día 12 de marzo de 2010, antes de las elecciones legislativas y la consulta interna del Partido Verde, Juanita León entrevistó a Luis Eduardo Garzón. Bajo el título: “Lucho Garzón:

(28)

28 "Hay que votar por los Verdes para que no haya ni PIN ni PUM”, publicó las impresiones del pre candidato, que se iba a enfrentar contra otros dos ex alcaldes de Bogotá, para decidir quién sería el candidato de la colectividad para las elecciones presidenciales.

Ante la pregunta: “¿Qué propone si es Presidente?”, Garzón respondió extrapolando tres de los pilares fundamentales de su administración a nivel distrital (atención primaria en salud, lucha contra la desnutrición y calidad en la educación básica basada en la permanencia), al nivel nacional. Haciendo especial énfasis en estos tres ejes, su propuesta de país giraba en torno a la búsqueda de la mejora de aspectos vitales.

La segunda pregunta de Juanita estaba encaminada al tema del empleo, a la cual Garzón respondió que su plan se cimentaría en cuatro base fundamentales:

“[…] nada de exenciones tributarias a impuestos directos, que crezca el consumo por la reducción de indirectos. 2. Democratización de los subsidios para manufactura y microempresas. 3. Sector financiero que gane pero presta o presta para capital semilla o capital riesgo. 4. Utilizar los 61 billones que tiene el Fondo de Pensiones ahorrado para que genere infraestructura y una audaz política de vivienda social”30

El cuanto de los cuestionamientos planteados por la Directora de la Silla Vacía, se hacía referencia a lo que implicaban para el país político, las elecciones legislativas que se llevarían a cabo. En opinión de Garzón, no se presentarían cambios sustanciales en la conformación del Congreso. Aseguró que el mayor reto que había enfrentado el ente legislativo, durante el periodo 2006-2010, había sido la parapolítica y el narcotráfico. Pero el que saliera electo en esa fecha, debería hacerle frente a lo que calificó como los “dineros fríos”, que consistían básicamente en los contratistas, que en todos los niveles estatales “compraban” políticos para que a la vuelta de su acenso a los cargos administrativos, les recompensaran con contratos.

Ante la pregunta de que por qué deberían los ciudadanos votar por el Partido Verde, respondió: “Para que no haya ni PIN ni PUM. Que no haya PIN porque ni más ni menos terminamos en cuerpo ajeno reproduciendo los defectos y vicios de la parapolítica. Y para que no haya PUM porque el mejor ejercicio de paz es gestionar bien y no robarse la plata de los ciudadanos.” 31

30 LA SILLA VACÍA. Historias [En Línea]. http://www.lasillavacia.com/historia/8088 [Citado en 8 de abril de 2011].

(29)

29 El día 15 de marzo de 2010, la Silla Vacía publicó el artículo: “Entre el girasol y la 'Gata', los 10 fenómenos de estas elecciones”, en el cual se proponía analizar los diez hechos más relevantes de las elecciones legislativas y las consultas internas del Partido Verde y del Conservador.

El primero de los hechos que resaltaba el documento, era que la coalición uribista había superado las 50 curules que consiguió durante las elecciones de 2006, pues en estas había llegado a un total de 60 senadores. Resaltaba que el Partido Conservador había logrado mantener las 23 curules que obtuvo después de las elecciones de 2006, haciendo la salvedad de que a pesar de tener cinco de sus senadores destituidos por nexos con los paramilitares, el transfuguismo le permitió continuar con el mismo número de escaños.

En un segundo renglón el artículo contaba cómo los partidos políticos salpicados por la para política (Colombia Democrática, Convergencia Ciudadana y Colombia Viva), que se unieron para estas elecciones y formaron el PIN, habían conseguido ochos curules, cuatro menos de las que habían conseguido en las elecciones anteriores a ésta. A pesar de que la mayoría de los congresista que habían salido electos en estas elecciones, guardaban algún tipo de relación con políticos que estaban siendo investigados o condenados.

El texto ponía el ejemplo del hijo de la polémica empresaria del chance, Enilse López alias la “Gata”, quién había sacado más de 70 mil votos. El artículo mencionaba cómo el PIN podría convertirse en un aliado peligroso, con miras a las elecciones presidenciales, pues representaba el poder político emergente del país, cuya relación con el narcotráfico había sido expuesta ante la opinión pública. Sin embargo la autora sostenía que, para ese momento, se había convertido en una fuerza electoral con un gran caudal de votantes.

Otro de los apartes del texto hacía mención al Partido Verde, cuya consulta interna según los estimativos del texto para ese momento, podría llegar a un millón y medio de votos. Dato que sorprendía pues el Partido Liberal, que contaba con una maquinaria política comparativamente más grande, según lo estimaba el artículo, sólo podría llegar al millón de votos. También resaltaba que por el Partido Verde, ingresarían al Senado probablemente cinco candidatos y a la Cámara otros dos. Así mismo explicaba lo que representaba la elección de Antanas Mockus como candidato presidencial: “[…] Mockus se convierte en una alternativa real para quienes quieren un rumbo realmente distinto para el país fundado en otro tipo de valores” 32.

(30)

30 En relación a lo que le había sucedió al Polo, el texto afirmaba que había pasado de 11 curules a ocho. Lo que significa una obvia reducción, de la cual sobresalía que la mayoría de los aspirantes electos habían mostrado su apoyo a Gustavo Petro. Sólo uno de los que había manifestado su reticencia frente al candidato, había conseguido un escaño, y era el hermano del Alcalde de Bogotá, Iván Moreno.

Cambio Radical, según lo manifestaba el texto, había logrado depurar sus listas luego de las desbandada que había significado el transfuguismo. Mencionaba que había logrado conservar nueve de las 15 curules que había obtenido en las elecciones de 2006, a pesar de que su cabeza política, no había encabezado las listas, lo que en las elecciones inmediatamente anteriores, le había significado al partido 223 mil votos.

Con respecto al referendo y a sus implicaciones dentro del resultado de las votaciones, el artículo aseguraba que la mayoría de los candidatos que habían mostrado su apoyo irrestricto a la iniciativa, habían logrado alcanzar curul dentro del órgano legislativo. Resaltaba el caso de Roy Barreras, quien después de abandonar Cambio Radical para ingresar al Partido de la U y de esta manera poder mostrar su apoyo al referendo, había logrado 74 mil votos para llegar al Congreso, luego de que en el año 2006, apenas había logrado 16 mil votos.

Por último reseñaba el poder de las maquinarias políticas tradicionales y de los políticos que encontraban en sus respectivas regiones, fortines políticos edificados gracias a la burocracia y a la tradición política de familias poderosas. Sostenía que dentro del Partido de la U, dos de las tres votaciones más altas, pertenecían a grandes „caciques‟: “Dilian Francisca Toro, no fue la primera como en 2006, pero sí la segunda votación del Partido de la U. Sacó casi 140 mil votos. Y le sigue el hijo del viejo David Name Terán, José David”33.

En referencia al Partido Liberal y al Partido Conservador, el artículo mencionaba que gracias a su tradición histórica, además del poder electoral que todavía sostenían en regiones centrales, habían logrado votaciones superiores a 100 mil votos. Dichos resultados los habían obtenido los aspirantes, en el caso del Partido Conservador era, Olga Lucía Suárez Mira (quien según el texto era la heredera política de un cacique), y en el Partido Liberal, Arleth Casado.

Continuando con el seguimiento de los artículos relacionados con el tema de las elecciones presidenciales y sus protagonistas, el siguiente que se publicó fue el día 15 de marzo de

(31)

31 2010, bajo el título: “Lo que va de un verde en consulta a un azul: el carnaval de unos el desespero de los demás”, el texto principalmente comparaba cómo se habían desarrollando las consultas internas de los dos partidos. Del Partido Verde se recalcaba su consolidación como una nueva propuesta de hacer política en el país, alejada de la manera tradicional, “[…] más amable, más cargada de ideas y menos de golpes soterrados al contrincante”34.

Con respecto a la consulta del Partido Conservador, el artículo mencionaba como había estado plagada de enfrentamientos entre los dos candidatos, en la mayoría de los casos por buscar el apoyo del presidente Uribe. Hecho que había generado, según el análisis del texto, que los otros tres pre-candidatos: Marta Lucía Ramírez, José Galat y Álvaro Leyva, hubieran terminado eclipsados e invisibilisados por el conflicto entre Sanín y Arias.

El siguiente artículo fue publicado el día 17 de marzo de 2010 y titulado: “El reto de los verdes”. Dentro de este se señalaba cómo se había convertido en una sorpresa el Partido Verde, tanto por la votación interna para elegir candidato a las elecciones presidenciales, como por las votaciones que habían logrado para Cámara y Senado.

El artículo reseñaba como el hecho de que el Partido Verde se hubiese unido con el antiguo Opción Centro, le había proveído una pequeña estructura política, sobre todo en Boyacá y gracias al ex gobernador Jorge Londoño, quien decidió lanzarse al Senado bajo la bandera verde. También resaltaba los casos de John Sudarsky, empresario y amigo personal de Antanas, y de Wilfrido Uzuriaga, quien había sido nombrado el mejor alcalde del país en 2006.

También hacía una mención especial al caso de Gilma Jiménez, quien en Bogotá había logrado la asombrosa cifra de 188 mil votos, casi 18 veces más de lo que había obtenido durante su campaña al Consejo de la ciudad, durante el 2002. Este hecho, según el texto, se podría explicar por su defensa explicita de la niñez y por la campaña que había emprendido para lograr el referendo de prisión perpetua para los violadores de niños.

El artículo también se cuestionaba por el origen de los votos del Partido Verde. Una de las posibles explicaciones que contemplaba el texto, era que la propuesta novedosa y la manera de hacer política fuera de los convencionalismos y de las maquinarias políticas tradicionales, les había otorgado gran aceptación dentro del voto de opinión. De igual manera, según el artículo, la mayoría de los primer votantes habían decidió unirse al movimiento verde, pues ellos eran los que mostraban su apoyo a la campaña alternativa.

Figure

Actualización...