Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro "El hijo de las dagas"

32 

Loading.... (view fulltext now)

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”   DEL PERSONAJE HISTÓRICO AL PERSONAJE REAL EN LA OBRA DE TEATRO “EL HIJO DE LAS DAGAS”. ANGELA DEL MAR VERDUGO CABRERA. PRESENTADO A: JORGE LEONARDO RODRIGUEZ SUÁREZ. UNIVERSIDAD DISTRITAL FRANCISCO JOSÉ DE CALDAS FACULTAD DE ARTES ASAB PROYECTO CURRICULAR DE ARTES ESCÉNICAS BOGOTÁ D.C 2014. 1  .

(2) Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”  . Resúmen Esta investigación tiene como objetivo estudiar el proceso de creación de una obra de teatro con referencia histórica. Específicamente identificar cómo la historia o un personaje histórico se convierte en fuente viva para la creación dramatúrgica. En este caso se escogió la obra de teatro “El hijo de las Dagas”, que tiene como referente la vida de Luis Vargas Tejada, poeta, dramaturgo y conspirador político del siglo XIX. Abstract This research aims to study the process of creating a play with historical reference . Specifically identified as history or a historical figure becomes dramaturgical source for live creation. In this case I chose the play " El hijo de las Dagas" having as reference the life of Luis Vargas Tejada , poet , playwright and political conspirator XIX century.    .                                          . 2  .

(3) Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”  . 3  .   Tabla de Contenido Introducción. ................................................................................................................................. 4   Teatro e Historia. .......................................................................................................................... 4   El personaje Teatral. .................................................................................................................... 6   De la realidad a la ficción ............................................................................................................. 8   La obra: El hijo de las Dagas ................................................................................................... 8   La biografía: Luis Vargas Tejada ......................................................................................... 10   El personaje teatral: Luis Vargas Tejada. ............................................................................ 15   Conclusiones ................................................................................................................................ 27   Referencias................................................................................................................................... 31    .

(4) Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”  . 4  . Introducción     En esta investigación quiero plantear un estudio de caso sobre el personaje en una obra de teatro de corte histórico, abordando cómo fue el recorrido de un personaje real de la historia para transfigurarlo en un personaje teatral. El documento presenta el análisis de cómo el personaje real, que para este caso es Luis Vargas Tejada, se convierte en fuente de creación para la obra de teatro El hijo de las Dagas, y por otro lado, cómo el dramaturgo convierte este personaje histórico en un personaje ficcional para el drama. Los conceptos que voy a utilizar de primera mano serán el teatro y la historia, y cómo estos dos campos de sentido se han relacionado para dar lugar a un teatro histórico, en segunda instancia me acercaré a lo que se entiende por personaje en el teatro según el concepto de Aristóteles. Después, en pro de la investigación será necesario acercarme al personaje de Luis Vargas Tejada y a su contexto histórico y entender, apartir de este acercamiento, qué situaciones, rasgos y características de la historia se traspasan al mundo escénico. Esta investigación tiene como fin, justificándose en el estudio del personaje en la obra El Hijo de las Dagas, deducir que el teatro histórico tiene un espacio en la sociedad, de manera que pueda cuestionarla y enriquecerla, re-activando las relaciones del individuo con su comunidad. Es importate señalar que esta investigación quiere aportar mínimamente al contexto teatral, pero también considera que el arte traspasa el plano de la sensibilidad para dar cavida al teatro como educación y rebeldía.. Teatro e Historia..

(5) Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”  . 5  . Antes de estudiar el personaje quisiera ahondar sobre la relación que se establece entre el teatro y la historia. Vamos a trabajar sobre el concepto de historia que da La Real Academia Española que define este concepto desde varios puntos de vista, nos interesa dos de ellos, el primero, es una narración y exposición de los acontecimientos pasados y dignos de memoria sean públicos o privados; y el segundo, una narración inventada. Según estas dos definiciones podríamos decir que la historia es, por un lado, un relato ficcional y por otro, los acontecimientos del pasado. Entendamos el relato por algo que se cuenta, o se narra de varias maneras, puede ser de manera oral o escrita. Por ejemplo: Voy a contarte una historia. Y la historia como ciencia que estudia el pasado. Por ejemplo: La segunda guerra mundial es un suceso que ha sido documentado a través de la historia. Sin embargo, estas dos asepciones de la historia se relacionan porque los sucesos históricos son hechos que han sido interpretados a través del tiempo por diferentes personas, con procesos de conocimiento y formas de desear distintas, que utlizan cierta bibliografía para apoyar o complementar una idea filosófica, política, social, eonómica o religiosa, es decir, los sucesos históricos, como han sido interpretados a través del tiempo y el espacio, son ya sucesos de ficción. Es por esta razón que estos dos significados se relacionan y nos interesan. Ahora bien, llamaremos al teatro con referencia histórica, el “Teatro de la Historia” (Gómez, 2006, p. 7), este puede desarrollarse en cualquier estilo o tendencia, ya sea en el teatro pos-dramático, el teatro gestual, el teatro de la imagen, etc. Sin embargo, en la obra “El Hijo de las Dagas”, el dramaturgo ha escogido el teatro dramático como posibilidad de un teatro histórico, así que hablaré específicamente de lo que se considera teatro dramático..

(6) Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”  . 6  . Para tal explicación he decidido trabajar sobre el primer postulado de drama en la historia, el postulado de Aristóteles. A través de la historia de occidente los relatos se dividieron en tres géneros literarios; en primer lugar está lo épico que tiene que ver con la descripción de las acciones de grandes hombres, lo lírico, en segundo lugar, que es el campo donde está la poesía y en tercer lugar está el género del drama que es la representación de acciones por medio de la mímesis. Este último género está dividido, según Aristóteles, en la tragedia y en la comedia. La primera se caracteriza por representar hombres con virtud (“buenos”) y la segunda por representar a hombres sin virtud (“malos”) (McLeish, Aristóteles, 1997, p. 31). Estas dos categorías de buenos y malos corresponden a quienes son considerados como necesarios o innecesarios para los demás por su prosperidad o poca fortuna. Entendiendo que el drama es nuestro campo de acción, vamos a tomarlo como objeto de estudio para esta investigación. Como se nombró anteriormente el drama es acción, está acción está representada por un caracter (Aristóteles, La poética de Aristóteles, p. 50) que utiliza la mímesis para accionar. Entendamos la mímesis como imitación selectiva de la realidad y carácter como personaje. Aunque el personaje de la contemporaneidad está caracterizado por su carga psicológica, el Caracter en su momento solo fue un imitador de acción que se despeja de cualquier carga emocional y racional. Entendamos la tragedia, que es lo que nos corresponde, como una acción que realizan los personajes. Esta acción debe estar acompañada del temor y la compasión que llevará a cabo la purgación de los males, a este efecto se le llamó catarsis..

(7) Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”  . 7  . Mas adelante el filósofo nombra la fábula (Aristóteles, p. 53) que es la estructuración de los hechos, es decir, en la tragedia existe la necesidad de contar una historia (a historia me refiero a un relato que tenga inicio, nudo, y desenlace) y para tal fin debe existir una unidad de acción que se refiere a las acciones necesarias para contar la fábula. Es importante decir que esta fábula debe ser verosímil ante los ojos del espectador. En seguida viene la Peripecia (Aristóteles, p. 65) que significa el cambio que tiene el personaje de la dicha al infortunio, es decir, la acción viene desarrollándose en un sentido hasta que el personaje hace algo que lo lleva a la desgracia. Después aparece la Anagnórisis o reconocimiento (Aristóteles, p. 65) que es el paso de la ignorancia al conocimiento, este cambio puede darse para amistad o para odio. Es el paso que da el personaje al reconocimiento de algún hecho. Teniendo en cuenta estas características de la tragedia podemos relacionar lo que se entiende por drama y lo que llamamos historia. Como lo dije anteriormente podríamos definir estos dos campos de sentido como relatos (independientemente de su significado exacto) que se sujetan a una cronología. En el caso del teatro de la historia, el tiempo está sujeto al referente y no al relato, es decir, el que nos propone el tiempo del teatro de la historia, es la historia. Es importante entender la estructuración del drama, específicamente el de la Tragedia porque es uno de los primeros géneros sugeridos por Aristótles junto a la Comedia, sin embargo, a raíz del planteamiento de estos dos géneros se desarrollan otros, tales como: la pieza, la obra didáctica, la tragicomedia, el melodrama y la farsa. Es preciso, para esta investigación, acercarnos al melodrama y la farsa, sin profundizar demasiado en ellos, como posibles géneros con los cuales “El hijo de las Dagas” coincide..

(8) Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”  . 8  . Una de las características importantes y fundamentales del melodrama es que trabaja sobre el manejo exaltado de las emociones y su objetivo es la diversión pura. Con respecto a los personajes de este género dramático, Virgilio Ariel Rivera dice: “El personaje del melodrama siempre luce por ciego, por empecinado, por apasionado, por sentimental y por infantil” (Rivera V. A., 1993, p. 182). Lo que busca el melodrama es moralizar al individuo desde la subjetividad y no la objetividad, de tal manera que el espectador se sienta emocionalmente comprometido con los personajes, dejando a un lado la razón. Con respecto a la farsa, indicaremos que es un género dramático que aparece por la restricción y prohibición que experimentan los hombres con la sociedad y especialmente con las instituciones, como consecuencia de esté fenómeno, la farsa se caracteriza por las imágenes que tienen una explosión violenta de la realidad del hombre. Esta explosión se manifiesta ante el espectador como: una burla atrevida, un grito de rebeldía, una critica rabiosa, un anhelo intenso o un deseo reprimido. De alguna manera estas manifestaciones están implicitas en todos los géneros dramáticos, podríamos decir entonces que la farsa acompaña, en cierta medida, a todas las situaciones que acontecen en el teatro. Ahora bien, entre estos dos géneros del drama (la farsa y el melodrama) existe un híbrido que Virgilo Ariel Rivera lo nombra como: “Melodrama Fársico”. Y lo describe así: “Siendo el melodrama el género dramático por excelencia para cumplir la función vital más importante y siempre necesaria a lo largo de toda la vida de todo ser humano -la función de divertir por la exaltación de las emociones y los sentimientos -, resulta el género más transmutable a la farsa pues, mediante los métodos fársicos de desnudar o revestir la realidad -exagerarla-, la diversión que conlleva al melodrama se torna.

(9) Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”  . 9  . lógicamente más intensa; es decir, la obra melodramática cumple mayormente ese cometido” (Rivera V. A., 1993, p. 208). Este híbrido que describe Rivera es una posibilidad de género dramático al cual “El hijo de las Dagas” corresponde por su grado de exaltación de emociones, personajes oníricos, violentos y exagerados.. El personaje Teatral.     También nos ocuparemos de Aristóteles para trabajar sobre el personaje ya que en el personaje del “Hijo de las Dagas” que es Luis Vargas Tejada nos corresponde hablar de esta particularidad. Antes de entrar concretamente a las caracaterísticas de este planteamiento quisiera hacer una diferencia entre caracter y personaje, el primero es un término de Aristóteles que significa un imitador de acción, se preocupa solo y únicamente por ejecutar acciones. El segundo ha tenido un progreso apartir del caracter, ha pasado de ser simplemente un nombre a ser una “persona”, un “ser” completamente establecido que ha dejado de estar subordiando a la acción y ha encarnado una atributo psicológico. En el caso de esta investigación son los dos campos los que nos ocupan a la hora de estudiar el personaje. Empezaremos por Aristóteles que define las características del personaje así: 1. Los personajes a representar deben ser “ buenos”: con esto nos referimos a personajes necesarios para el drama, personajes de buena virtud que hagan acciones trasendentales. 2. De carácter valiente: El personaje deberá traspasar todas las dificultades con valentía para llegar a su objetivo final..

(10) Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”  . 10  . 3. Deben ser fieles a su “realidad” en el mito original: A mito nos referimos a, dice Kenneth McLeish: “ El mythos se centra en lo que nosotros llamaríamos “trama”- es decir, la secuencia de los acontecimientos representados” (McLeish, 1994, p. 56) Los personajes de la tragedia griega son normalmente sacados de un mito, un ejemplo de ello, es Clitmenestra quién en el mito original asesina a Agamenón y es asesinada por Orestes y Electra. Esta “trama” del mito deberá estar en la obra dramática idependientemente qué otras acciones cambien y sean ficcionalizadas por el dramaturgo. 4. Deben ser consecuentes dentro del drama: Deberán pasar por las acciones correspondientes para que las características del drama, nombradas en el anterior capítulo, puedan proporcionarse. Con respecto a la psicología del personaje, ha habido distintos debates en sí un personaje es un ser psicológico o no. Por una parte la psicología y la personalidad solo se le atribuyen a personas que existen, en el caso del drama los personajes son ficcionales, es decir, no tienen personalidad. Al respecto dice Buenaventura: ¿Por qué un actor, cuando busca la psicología del personaje, busca un fantasma? Porque aísla al personaje de aquello que, realmente, lo constituye: su relación con los otros personajes, con sus acciones concretas, con las situaciones que le determinan esas acciones y, en general, con los lenguajes del espectáculo. En lugar de tomar la vía que conduce a la exploración de esas relaciones, se dedica a una especulación. (Buenaventura, 2009, pp. 1-2) Por otro lado, los que amparan el personaje psicológico se sustentan en que la personalidad puede florecer por varios aspectos, ya sean: la conducta, los hábitos, la historia o la acción. No es nada gratuito que a partir de tragedias se hayan identificado fenómenos humanos, el ejemplo contundente es el complejo de Edipo retratado en una obra de Sófocles..

(11) Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”  . 11  . En lo que a nosotros respecta trabajaremos el personaje como individuo que ejecuta una acción de manera valiente, ejecuta las acciones resgistradas en la historia y es consecuente con la trama propuesta en la obra, esto recordando los postulados Aristotélicos. Sin embargo, la acción transversal del personaje en la obra develará psicología, es decir, la acción que ejecute el personaje devela la personalidad o psicología del personaje. Esto con respecto a la particularidad del personaje según Aristóteles, pero recordemos que existen otras características que no debemos pasar por alto, estas están dadas por el melodrama y la farsa. El personaje del melodrama se caracteriza por llevar las emociones al extremo, y puede pasar de una emoción a otra con facilidad según la situación. Que este personaje sea altamente emocional permite que el espectador se identifique con él de una manera no racional, de forma que el personaje logra moralizar al público por medio de la subjetividad. En la farsa el personaje también tiene exaltaciones, pero a mi parecer, de manera violenta. En un cierto porcentaje de personajes farsescos está la “irrealidad” (Rivera V. A., 1993); las historias irreales, las conductas irreales, las acciones irreales y los lenguajes irreales. Este tipo de personajes son los que acompañan a L.V.T en la obra, personajes que se convierten en sus temores, fantasmas y alucionaciones poderosas.. Tercer parafo? : asì el hijo de las dagas tiene personajes en los que aparece el tono del personaje “farsesco” o el personaje “cómico”.

(12) 12  . Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”   De la realidad a la ficción  .  .       Este capítulo tiene como propósito aplicar los conceptos de “Teatro e historia” y “El. personaje teatral”, vistos en la primera parte de la investigación, con el fin de deducir cómo se relacionan los conceptos con la obra “El hijo de las Dagas”. Esta parte del trabajo se dedica a entender el proceso de transfiguración de la realidad histórica a la ficción teatral, para tal fin es ineludible conocer la biografía documentada de la persona-personaje Luis Vargas Tejada.. La obra: El hijo de las Dagas   El interés por esta investigación ha venido desarrollándose hace tres años cuando entro al semillero de investigación en Teatro y Memoria Histórica (TYMH) de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, dirigido por Camilo Ramírez Triana, docente-investigador. En este semillero se estudia la relación entre el teatro y la história, y su metodología de aprendizaje se da sobre el hacer. Cuando entré al semillero, éste estaba trabajando sobre un proyecto de Radiofonía.

(13) Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”  . 13  . que lo llamamos “Espejos de Agua”, que trabajó sobre tres ejes temáticos: la bolita de orígen muisca, la gruta simbólica y Luis Vargas Tejada. Alrededor de este proyecto empecé a reconocer cómo este grupo relaciona el teatro y la história y cómo funcionan las metodologías de investigación dentro del semillero. Después viene la Sala VargasTejada, que de cierta manera nace del semillero. Ésta sala es un proyecto independiente sobre el mismo eje investigativo, es decir, la relación entre el teatro y la historia. Empieza con un taller de dramaturgia de teatro con referencia histórica. Es en estos dos proyectos, la sala VargasTejada y el “TYMH”, es donde mi interés por este tema aparece. En mi recorrido en los proyectos del semillero y la Sala VargasTejada avanzo en una posible indagación: que el “Teatro de la Historia”, como campo estético y de sentido, intenta buscar un espacio en la sociedad de manera activa, cuestionando las relaciones sociales y humanas del presente, de manera responsable y necesaria, para generar conocimiento y participación argumentada en las construcciones de sentido de una comunidad. Otra razón fundamental es que este teatro con referencia histórica pueda reforzar el vínculo del individuo con la comunidad. De estas razones y búsquedas surge mi pregunta fundamental para la investigación. ¿De qué manera el teatro histórico cuestiona la realidad contemporánea? y ¿Cuáles son sus preguntas fundamentales? Para responder estas preguntas he escogido como una obra representativa: “El Hijo de las Dagas”, escrita por Jonathan Camero, estudiante de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas; él también pertenece al semillero “TYMH”y es integrante de la Sala VargasTejada. El Hijo de las Dagas es la obra piloto del taller de dramatúrgia y su puesta en escena es la obra pionera de la Sala VargasTejada..

(14) Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”  . 14  . La biografía: Luis Vargas Tejada Describir un personaje es siempre acercarse a una persona que habla de él, en este caso me acerco desde Alberto Miramón, historiador que ha trabajado sobre Luis Vargas Tejada. El estudio bibliográfico que se hace en este texto está basado en el libro Estampa de un poeta conspirador. (Miramón, 1970) Antes de hablar de este poeta, dramaturgo y conspirador político es importante describir el ambiente que se respiraba a finales del siglo XIX en Colombia, se podría decir que el autor de “Las Convulsiones” es característico de la época de independencia y post-independencia. Esto lo podemos afirmar por las ideas y afanes que recogió en sus escritos, ya que la inestabilidad política y la guerra a muerte entre Satanderistas y Bolivaristas se respiraba en el vida diaria de los colombianos. El mundo estaba regido por los principios y no por los ideales, dice Alberto Miramón: En la primera mitad del siglo XIX ocupaba el centro de la vida espiritual el reino de los valores, el mundo incontaminado de las ideas. El hombre hacía la renuncia de sí al ideal. La vida, el amor, el arte, todo era subordinado a los llamados principios. (Miramón, pp. 6-7) Estos principios influenciados por la iglesia y la familia eran asuntos importantes en la vida de Luis Vargas Tejada, que nace el 27 de noviembre de 1802 en la ciudad de Bogotá. Sus padres, Luis Ignacio Clemente María y Luisa Sánchez de Tejada, criollos de buena fortuna se verían después enredados en viscisitudes económicas. Por el contexto de la guerra toman la desición de abandonar Bogotá para buscar su vida en otros lugares, lo que los conduce a la pobreza y los obliga a viajar de pueblo en pueblo. De esta manera pasa la infancia de Luis con inestabilidad económica y conociendo distintos lugares y diferentes personas..

(15) Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”  . 15  . En 1814 llegan a Tunja, Vargas ya era un joven de catorce años y su pasión por los libros y los idiomas era evidente para su familia, en esta ciudad conoce a Pierre Jovilet, francés ilustrado de gran conocimiento y entendimiento. En ese momento, Colombia estaba en plena Pacificación Española (1816) a cargo del militar español Pablo Morillo, la Pacificación que venía de España consistía en aplacar los ejercitos independentistas emegentes en las Américas y en redireccionar las energías de la guerra a la centralización de la corona como único medio de poder, es decir, acabar con los procesos independentistas con los peores medios para su fin: en este momento se declara la guerra a muerte entre Americanos y Españoles. En 1822 su padre muere, lo que significa que Vargas tiene que asumir los asuntos económicos de la familia por ser el único hombre, haciéndose cargo de su madre y tres hermanas, esto significa que tiene que dejar al lado, por un tiempo, la escritura. En este momento de orfandad aparece con más fuerza la imagen de su madre, mujer del siglo XIX que como todas las mujeres, de la independencia y post-independencia, asume en la sociedad un papel fundamental. Los hombres que se van con los ejercitos revolucionarios, los hombres que apoyan los ejercitos españoles y los hombres que mueren por la guerra dejan familias que quedan a cargo de la mujer, quién asume las actividades antes realizadas por sus maridos. Doña Luisa Sánchez de Tejada no fue la excepción. No se sabe nada de la vida amorosa del poeta, en la historia solo aparece una mujer a la que él nombra en un poema como “Clori”, una mujer que conoció en Nemocón de la que no se conoce figura ni partida de nacimiento, fue el único idilio de Vargas Tejada. La vida de Vargas, quien continuó viviendo en Tunja transcurre entre obligaciones familiares y la poesía que le permiten los días. Sus primeros escritos estan influenciados por la naturaleza, posteriormente, esta característica fue determinante en las temáticas de su obra, pues.

(16) Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”  . 16  . la Muza, personaje onírico, es metáfora de la importancia de la naturaleza en sus letras, figura que Vargas abandona para poner en prioridad los ideales políticos Santanderistas. Bolívar, en ese momento símbolo de libertad y rebeldía, era la motivación de Luis Vargas Tejada para escribir, este en un momento lo define como un redentor pero después, influenciado por Santander, lo dictará de traidor. Después de haber escrito sus primeros poemas empieza a describir el ambiente independentista que se vivía en la época; por estos escritos lo conoce Francisco de Paula Santander y decide llevarlo a Santa Fé de Bogotá, donde se conocen por un tiempo. Santander decide nombrarlo su secretario privado. Hasta ese momento La Nueva Granada (lo que ahora es Colombia y parte de Venezuela) ya eran independientes. Simón Bolivar decide viajar a Perú con el propósito de dar independencia al Sur y deja en la vicepresidencia a Santander, en este sentido podemos entender el poder que en ese momento tenía Luis Vargas Tejada siendo el secretario privado del vicepresidente de la República. En la historia el discurso mas relevante ha sido la guerra contra los españoles, sin embargo, se han pasado por alto guerras civiles que ocurrieron en La Nueva Granada, las cuales definieron las circustancias políticas del país. Mientras grandes ejercitos de campesinos combatían con militares españoles, dentro de la nueva granada, letrados y militares pensaban en cuál debería ser la organización administrativa de lo que sería la Gran Colombia. A esta época de la historia de Colombia comprendida entre 1810 y 1819 se le conoce como La Patria Boba. Ya que la desorganización política de los criollos permitió la reconquista Española. Después de la Independencia de Colombia y Venezuela empiezan entre estos dos países disputas sobre qué territorio impone un modus operandi al otro, hasta ese momento Colombia se caracterizaba por parir hombres letrados pro-independientes, y Venezuela grandes hombres militares, también a.

(17) Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”  . 17  . favor de la independencia. Sin embargo, una de las fuertes críticas a Bolivar fue no haber creado la idea de “comunidad”, esto lleva a la disolución de la Gran Colombia. Es evidente que después de la Independencia se necesita una definición política para Colombia, ante tales circustancias se convoca al tecer congreso constituyente donde Luis Vargas Tejada asiste como redactor de actas. Por otro lado, Bolívar está en la campaña al sur mientras Santander mueve masas de jóvenes letrados que defienden el federalismo como la mejor forma de organizar administrativamente el país. En este ambiente de dudas se ven la primeras obras escritas de Vargas Teajda, en 1825 escribe el “Parnaso Transferido”, comedia en verso que cuenta las hazañas de los libertadores. Al parecer esta obra está escrita a partir del suceso de la batalla de Boyacá. En 1826 escribe “Sugamuxi” obra de cinco actos que se desarrolla en el templo del sol que existió en Iraca, esta obra tiene influencia del teatro clásico Francés. Mas adelante escribe “Catón en útica” monólogo con versos endecasílabos; este es el mejor ejemplo de cómo el dramaturgo hacía un fiel retrato de la época, este texto es netamente político ya que en él defiende su partido Santanderista. La ausencia de Bolívar, que se encontraba en la campaña al sur, permitió que en Colombia y Venezuela se generaran divisiones políticas: por un lado los centralistas que defendían las ideas de Bolívar y por otro los Federalistas, que defendían las ideas de Santander. La inquietud de ese momento era ¿Quién va a gobernar? ¿Los militares (centralistas) o los letrados (federalistas)? Cuando Bolivar llega de Perú se da cuenta que sus contradictores tienen algo poderoso a su favor: la prensa y los jovenes estudiantes quienes apoyaban a Santander. Así, los Federalistas llaman a una Convención; la cual funcionaba de la misma manera, como en la actualidad funciona una constituyente. Se organiza la convención para el 2 de marzo de 1828 en Ocaña, Vargas y Santander llegan el día 28 de febrero, sin embargo, esta se aplaza.

(18) Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”  . 18  . dos meses pero se realiza un mes después, el 2 de abril. Vargas por córum asume la figura de secretario de la convención. Hay gran concurrencia a la convención por parte de los federalistas pero aún así fue necesario tener parte suficiente de centralistas en la convención, es por falta de córum por parte de los Bolivaristas que la convención se disuelve el 8 de julio de 1828, el mismo día en que se estrena “Las convulsiones” escrita por Vargas, que habla de las pataletas de una niña desobediente que tiene como metáfora las pataletas de Bolívar. La disolución de la convención de Ocaña significó para los federalistas el poder contundente de Bolívar en Colombia y Venezuela, los federalistas tienen una última opción y es matar al libertador, aparecen los conspiradores políticos, entre los más importantes están: Mariano Ospina, Florentino Gonzáles, Pedro Carujo, y en la cabeza del complot, Luis Vargas Tejada. En la noche del 25 de septiembre de 1828 los conspiradores políticos aparecen en el palacio de San Carlos, que en ese momento era la casa presidencial, donde pasaba esa noche Bolívar, él, en su habitación, alcanzó a escuchar que llegaban a matarlo y alcanza a escapar por la ventana. Al fallar en su plan, Luis Vargas Tejada tiene que huir, temiendo la venganza de Bolívar hacia él; así que se instala cerca a la Laguna de Fúquene, donde encuentra una cueva en la que pasó un año, aquí escribió Doraminta y una carta a su madre. No se sabe fecha ni lugar exacto de la muerte de Luis Vargas Tejada, la hipótesis mas cercana fue que se ahogó pasando un río para poder salir del país. Sin embargo, nadie sabe cómo se recuperaron los documentos que dejó escritos y ahora están publicados. Asi pasó la vida de Luis Vargas Tejada, por unos llamado poeta y por otros llamado asesino, y este tema será importante para la dramaturgia de El Hijo de las Dagas..

(19) Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”  . 19  . Relación de los personajes secundarios con el personaje principal: Luis Vargas Tejada     Para el desarrollo de esta investigación, estudiaremos la relación que tiene el protagonista L.V.T. con los otros personajes, estudiando tal relación entenderemos un poco sobre la conducta de este poeta-criminal, ya que es una herramienta de la psicología analizar el comportamiento de una persona a partir de las relaciones que establece con los otros seres humanos. En cada relación, se evidencia un perfil del protagonista y las diferentes etapas de su vida registradas en la obra y en la historia. Llamaremos personaje principal a: Luis Vargas Tejada y personajes secundarios a: Juana, La muza, Peflo Caruzales y Clori. La línea de tiempo de estos personajes en la obra es esta:. 1er personaje secundario. 2do personaje secundario. L.V.T Y juana. L.V.T y Nadie. 3er personaje secundario. 4to personaje secundario. 5to personaje secundario. 1er personaje secundario. L.V.T y la Muza. L.V.T y Peflo. L.V.T y Clori. L.V.T y Juana. Juana (primer momento): En la obra, este personaje no pertenece al mundo Onírico-febríl de Vargas y tampoco tiene un referente histórico exacto. Juana se presenta ante Vargas como una campesina, ha llegado a la cueva en la que se encuentra Vargas para llevárselo porque los Bolivaristas lo persiguen. Mientras se establece esta relación de desconfianza entre los dos, Juana tiene que lidiar con varias alucinaciones que tiene el protagonista por la fiebre del momento..

(20) Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”  . 20  . Nadie:. Es uno de los personajes que pertenece al mundo onírico de Vargas. La motivación y acción de este personaje tiene como impulso la disputa. En la historia, como ya lo dije, Vargas Tejada apoyaba políticamente a Santander quién tenía una diferencia ideológica con Bolívar. Francisco de Paula, un hombre entregado a las leyes y Simón un hombre destinado a la guerra. Estamos hablando de la época de post-independencia, un momento en el que el país debía organizarse administrativamente. Por un lado los Bolivaristas defendían el centralismo y por el otro, los Santanderistas defendían el federalismo.. Como parte de la obra de teatro en sí consideramos que Nadie, el personaje, es una metáfora de Simón Bolívar. Y la disputa que se plantea es entre Luis Vargas Tejada y él. Esta escena que escribe Jonatan Camero, tiene como referente la obra de teatro de L.V.T llamada “Doraminta en 1825, esta obra plantea la disputa política entre Tindamoro (Rey de los Omeguas) y Tulcánir (Príncipe real de los Omeguas, desposeído por Tindamoro). Lo que se quiere resaltar en la escena de Doraminta es la disputa entre Bolivaristas y Satanderistas..

(21) Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”  . 21  . La Muza:. La muza representa la renuncia en la conciencia de L.V.T, es otro personaje que pertenece al mundo de lo onírico. Este personaje nace a partir del suceso histórico que identifica el autor en el protagonista, es la renuncia que hace a la escritura de poemas líricos para dar espacio y prioridad a los escritos políticos de grandes juicios como “Recuerdo Histórico”. En la obra El Hijo de las Dagas el conflicto de la escena es el rechazo a una mujer, metáfora de inspiración, Vargas rechaza a aquella muza romántica y da prioridad a los escritos políticos, pero sobre todo a la idea permanente en su cabeza de asesinar a Bolívar. La muza por su parte, renuncia a la decisión que toma Vargas por inclinarse hacia asesinato político..

(22) Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”  . 22  . Peflo:. Este personaje ficcional está inspirado en los personajes históricos: Florentino Gonzáles y Pedro Carujo; el primero liberal radical que participó al lado de Vargas Tejada en la conspiración septembrina, por lo cual permaneció en la prisión del Castillo de Bocachica durante 18 meses y luego salió a Caracas. El segundo, Pedro Carujo; hijo de madre Venezolana y padre Español, fue un militar que apoyó la causa independentista al lado de Bolívar, sin embargo, lo tíldan de traidor por cambiar su ideología política Bolivarista después de la convención de Ocaña. Estos dos personajes históricos fueron compañeros de Vargas en la noche del 25 de septiembre..

(23) 23  . Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”   Peflo, el personaje de la obra de Camero, lo mueve la convicción, nos aparece como un personaje mitad dandi y mitad general que tiene dos personalidades: un hombre de leyes y un. militar. Los dos, aunque con contradicciones, tienen como objetivo convencer a L.V.T para que ejecute, esta vez de verdad, el asesinato a Bolívar. Peflo ha sido compañero de Vargas en el intento de asesinato a Bolívar, Luis logra escapar pero Peflo no, él cuenta sobre las torturas a las que fue sometido por parte de Bolivar.. Clori: “¡Mírala, Clori! En su belleza mira la imagen del hechicero lisonjero que tu semblante inspira.” Luis Vargas Tejada (Ortiz, 1857).

(24) Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”  . 24  . Este verso es el único poema donde L.V.T. habla de una mujer. Él la llama Clori, pero no se registra nombre exacto, ni se encuentra partida de nacimiento. La conoció en Nemocón y al parecer fue su único amor. Clori, es el personaje de El hijo de las Dagas que representa el abandono, es otra alucinación de L.V.T, en esta escena ella le pide dejar su actividad política y concentrarse en tener una familia con ella, irse lejos y tener una nueva vida. Vargas decide abandonarla y permanecer en el asesinato de Bolívar. Juana (Segundo Momento): La campesina, casi ausente en la obra es la que detona todo el punto de giro al final de la obra. Juana representa la traición que se respiraba en el siglo XIX colombiano. Es la campesina bolivarista que asesina a L.V.T. Este personaje no está directamente conectado con un personaje histórico y aún así está argumentada en las intepretaciones que hace el autor de la época. Eso quiere decir que hay personajes impulsados por un sentido, un símbolo, un perfil, un objeto, una esencia, etc. Y no necesariamente por una persona. Para explicar con mas claridad el desarrollo de esta investigación haremos un cuadro sinóptico que explice las relaciones de L.V.T con los demás personajes:. PERSONAJES. VERBO. SECUNDARIOS. DE. LA HISTORIA. LA OBRA. ACCIÓN. Nadie, el personaje, es.

(25) Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”   una metáfora de Simón Nadie. La disputa. Entre Bolívar y Santander.. Bolívar. Es un temor de L.V.T. La Muza. La renuncia. Dos etapas radicales de la. El rechazo a una mujer,. escritura en Luis Vargas. metáfora de inspiración.. Tejada.. La Peflo. convicción. Este personaje ficcional está. Peflo tiene como. inspirado en los personajes. objetivo convencer a. históricos: Florentino. L.V.T para que ejecute,. Gonzáles y Pedro Carujo. esta vez de verdad, el asesinato a Bolívar. Representa el. El Clori. abandono. Inspirado en Clori, mujer que. abandono, en esta. nombra L.V.T en uno de sus. escena ella le pide a. poemas.. L.V.T dejar su actividad política y concentrarse en tener una familia con ella, irse lejos y tener una nueva vida.. Su referente histórico es la. La campesina. esencia de la época en el siglo Bolivarista que Juana. La traición. XIX, la traición.. traiciona a L.V.T .. 25  .

(26) Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”  . 26  . A partir de este cuadro podemos constatar que son cuatro etapas importantes en la vida de Luis Vargas Tejada que el autor de “El hijo de las dagas” ha decidido poner en su dramaturgia: la disputa entre los Santanderistas y los Bolivaristas; la renuncia a su poesía lírica para dar cavida a la escritura de documentos políticos; la convicción de matar a Bolívar para que el federalismo surja como resolución del proceso independentista y el abandono a una mujer que simboliza la familia y el sosiego que pudo haber tenido L.V.T. Estos son los momentos por los que transita el personaje en la obra como en la historia. Juana, que es la traición, es la posible representación de lo que se respira en la Colombia del siglo XIX, pero posiblemente el dramaturgo plantea este personaje para intentar desarrollar la premisa de la obra: “El crimen político trae más crímen político” (Camero, 2016). El asesinato de L.V.T por una espía Bolivarista pudo haber sido posible ¿Por qué no?. Ahora bien, tenemos dos niveles con respecto al tiempo- espacio que la obra nos propone, lo explicaremos así:. JUANA  .  . R          I  . NADIE    . MUZA    . PEFLO    . CLORI    . JUANA    . Espacio- Tiempo- Personaje: Real Espacio- Tiempo- Personaje: Irreal. Utilicemos la palabra que emplea Virgilio Ariel Rivera para nombrar a la farsa: “irrealidad”, esta palabra nos identifica para hablar sobre estos personajes oníricos en el pensamiento de Vargas. Estos personajes aparecen como temores, recuerdos, fracasos e idilios en.

(27) Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”  . 27  . la vida de Luis, el propósito de todos estos personajes es, menos el de Peflo, no permitir que L.V.T asesine a Bolívar. Al parecer el propósito de Peflo, diferente de los demás personajes oníricos, es convencer a Luis Vargas Tejada para que lleve a cabo el asesinato al Libertador. Con respecto al único personaje real, Juana, tenemos algo que el protagonista no espera y tampoco está dentro de su conciencia, la traición. Una posible interpretación de la obra podría ser: La época en la que vivió L.V.T lo trasiende y va más allá de sus posibilidades.. Conclusiones Estas conclusiones están direccionadas a responder preguntas y hacer acercamientos sobre el desarrollo que hace el dramaturgo Jonatan Camero con el personaje histórico Luis Vargas Tejada para convertirlo en un personaje de ficción teatral. Sin embargo, como lo nombré al principio, esta investigación también intenta dar unas posibles respuestas a cómo el proyecto del “Teatro de la Historia” se relaciona y adquiere importancia con/en la contemporaneidad, de manera que pueda tener un espacio en el sector teatral y su investigación tenga tal importancia como para que cualquier tipo de espectador reflexione sobre el valor de la historia en nuestra memoria individual y colectiva. Para tal fin, las conclusiones estarán enfocadas en dos temas: La trasformación del personaje historico al personaje de ficción teatral, y el Teatro de la Historia como posibilidad escénica contemporánea. 1. La transformación del personaje histórico al personaje de ficción Teatral: 1.1 Pensando en los conceptos Aristotélicos de personaje es preciso decir que Luis Vargas Tejada se acoge a tales características porque:.

(28) Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”   1.1.1. 28  . La acción de intentar asesinar a Bolívar es una acción trasendental y esto lo convierte en un personaje de virtud. (Entendemos por virtud a la capacidad que tiene una cosa o persona de producir un determinado efecto positivo) L.V.T pensaba que sí asesinaba a Bolívar, producía un efecto positivo para la República.. 1.1.2. El personaje se caracteriza por un espíritu valiente que traspasa todas las dificultades con valentía para llegar a su objetivo final. En la obra es evidente la lucha constante que tiene el protagonista con sus demonios, quienes tienen como objetivo no permitir que L.V.T asesine a Bolívar, sin embargo el personaje es capaz de vencer sus miedos. No cumple su objetivo final porque es asesinado antes de tal crimen.. 1.1.3. Luis Vargas Tejada como personaje ficcional, es exacto al personaje histórico L.V.T ya que en la historia se lo conoce como el poeta que intentó matar al libertador. No obstante la muerte que se plantea en la obra no está documentada por la histora, pero pudo haber sido una posibilidad.. 1.2 Las situaciones que desarrollan la obra “El Hijo de las Dagas” se realizan en los géneros dramáticos del melodrama y la farsa, híbrido que Virgilio Ariel Rivera nombra como “melodrama fársico”. Melodrama porque el personaje principal L.V.T se caracteriza por el manejo exaltado de sus emociones. Farsa porque los personajes secundarios, excepto Juana, están dimensionados sobre el plano de la irrealidad y la exageración. A partir de estos podríamos decir que el componente melodramático de la obra es Luis Vargas Tejada y el componente Fársico son los personajes que los acompañan..

(29) Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”  . 29  . Ahora bien, es importante comprender que los géneros dramáticos solo son una perspectiva para ver el teatro, perspectiva que puede resultar en un momento limitada. En realidad esta obra puede montarse, según la dirección, en el género dramático que sea. 1.3 ¿Qué conserva L.V.T- personaje de L.V.T- personaje histórico? Podemos decir que el material histórico en el caso del personaje de Vargas no se transfigura completamente, es más, Luis Vargas Tejada termina siendo en la obra el mismo de la historia. Sobre lo que se está ficcionalizando es sobre la situación en la cueva, sobre su muerte, y los temores que le siguen. A diferencia del protagonista, sí vemos un cambio trasendental en los otros personajes, un ejemplo claro es Peflo Caruzales, el personaje que esta inspirado en dos personalidades historicas logra comprimirse o expandirse para lograr un teatralidad clara y específica. 1.4 Es importante mencionar que esta obra ya tiene puesta en escena y a partir de la relación que ha tenido con el público es significativo mencionar que: 1.4.1. La obra, para que no se quede solamente en una representación de la historia, no tiene la suficiente información historica para que los espectadores comprendan el suceso político y el antecendente del intento de asesinato a Bolívar. Esto nos devela que las personas no tienen conocimiento sobre sucesos históricos que definieron, de alguna manera, el camino político del país, pero también devela ingenuidad del autor a la hora de no referenciar el suceso de partida: El intento de Luis Vargas Tejada de asesinar a Bolívar..

(30) Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”   1.4.2. 30  . La premisa de la obra es: “El crimen político trae más crimen político” logra ser interpretada por pocos espectadores, sin embargo hay una premisa que aparece en la relación con el público y es: “La historia solo la cuentan los vencedores” esta premisa logra ser poderosa para los espectadores porque refiere el suceso de un asesino que lo impulsa el crímen hacía Bolívar. Para los espectadores esto resulta sorprendente porque la imagen histórica que se nos propone en el colegio resulta ser lineal y mal contada.. 1.4.3. Esta obra empezó a desarrollarse dentro del taller de dramaturgia, uno de los postulados para el tratamiento del personaje fue proponerlo como un criminal. Ese planteamiento se desarrolló por parte del dramaturgo, sin embargo en la interpretación de los espectadores no fue posible que este planteamiento coincidiera con la lectura que hizo el público. La comprensión cambia cuando los espectadores proyectan una imagen de Vargas, después de ver la obra, casi que como un mártir de la historia que pasa por ingenuo por pensar que puede matar al libertador.. 2. El teatro de la historia como una posibilidad escénica contemporánea: 2.1 Este teatro con referencia histórica ha venido desarrollandose hace tiempo en el semillero de investigación entre teatro e historia y en la sala VargasTejada, a partir de los productos de estos espacios y de esta investigación se ha evidenciado que esta propuesta fortalece las relaciones del individuo contemporáneo con su pasado, de tal manera que la persona que se acerqua a las obras con referencia histórica logran proyectarse e identificarse con/hacia el pasado..

(31) Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”  . 31  . 2.2 ¿Por qué la historia y no otra ciencia? Creemos que la historia es una herramienta que no se ha logrado desarrollar a profundidad porque resulta ser un mecanismo de poder, es decir, la historia común, la que nos enseñan, está manipulada por medios de poder o personas poderosas que saben que en otros discursos históricos como el de los vencidos, se encuentran razones poderosas para contradecir el presente. 2.3 Pensamos que es necesario que un pueblo como el Colombiano conozca su historia y logre utilizarla como una herramienta para crear mundos posibles, mundos justos. El conocimiento de la historia permite que se pueda construir un futuro de país, pero que esto sea una construcción racional que no puede quedar en una especie de suerte o destino. De esta manera creemos que la investigación hitórica relacionada con el arte del teatro se convierte en un mecanismo poderoso para la transformación del presente y la construcción del futuro, también sirve para reforzar y reconciliar la relación del individuo con la comunidad en el presente y la comunidad de antepasados.  . Referencias   Sánchez,  D.  d.  (2006).  El  teatro  de  la  historia  de  colombia:  La  historia  como  fuente  de  ficción   teatral.  Bogotá,  Colombia.   McLeish,  K.  (1997).  Aristóteles.  (M.  C.  Rosa,  Trad.)  Reino  Unido.   Aristóteles.  La  poética  de  Aristóteles.  Buenos  Aires.   Aristóteles.  La  poética  de  Aristóteles.  Buenos  Aires.   Aristóteles.  La  poética  de  Aristóteles.  Buenos  Aires.   Gómez,  D.  d.  (2006).  El  teatro  de  la  historia  de  colombia:  La  historia  como  fuente  de  ficción   teatral.  Bogotá,  Colombia.   McLeish,  K.  (1994).  Aristóteles.  Reino  Unido.   Buenaventura,  E.  (2009).  Obtenido  de   aprendeenlinea.udea.edu.co/revistas/index.php/almamater/article/view/1784   Miramón,  A.  (1970).  Luis  Vargas  Tejada  Estampa  de  un  poeta  conspirador.  Bogotá.   Miramón,  A.  Luis  Vargas  Tejada  Estampa  de  un  poeta  conspirador.  Bogotá,  1970.  .

(32) Del personaje histórico al personaje real en la obra de teatro “El hijo de las dagas”   Ortiz,  J.  J.  (1857).  Poesías.  Bogotá.   Rivera,  V.  A.  (1993).  La  composición  Dramática  .  México.   Rivera,  V.  A.  (1993).  La  composición  Dramática.  México.   Rivera,  V.  A.  (1993).  La  composición  Dramática.  México.    .  . 32  .

(33)

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...