Comunidad y construcción del estado nación en Colombia en el siglo XX: una propuesta de enseñanza desde la literatura

198  Descargar (0)

Texto completo

(1)Comunidad y construcción del Estado – nación en Colombia en el siglo XX: Una propuesta de enseñanza desde la literatura. Joan Carlo Uribe Molina. Trabajo de grado para optar por el título de Licenciado en educación básica con énfasis en ciencias sociales. Directora: Claudia Carrión. Universidad Distrital Francisco José de Caldas Facultad de ciencias y educación Licenciatura en educación básica con énfasis en ciencias sociales Bogotá D.C - Colombia 2018.

(2) Tabla de contenido Agradecimientos ................................................................................................................................. 1 Resumen.............................................................................................................................................. 2 Introducción y contexto de la investigación ....................................................................................... 4 Capítulo I: Fundamentos teóricos y metodológicos de la propuesta ................................................. 7 Pregunta problema: ........................................................................................................................ 7 Explicación del problema: ............................................................................................................... 7 Hipótesis .......................................................................................................................................... 8 Objetivos ......................................................................................................................................... 9 Objetivo General. ........................................................................................................................ 9 Objetivos específicos. .................................................................................................................. 9 Justificación: .................................................................................................................................... 9 Conceptos principales ................................................................................................................... 11 Conceptos complementarios ........................................................................................................ 11 Antecedentes ................................................................................................................................ 11 Marco teórico ................................................................................................................................ 20 Construcción del Estado – nación en Colombia en el siglo XX. ................................................. 20 Comunidad ................................................................................................................................ 42 Educación literaria..................................................................................................................... 54 Metodología .................................................................................................................................. 64 Enfoque pedagógico.................................................................................................................. 68 Enfoque metodológico .............................................................................................................. 69 Capítulo II: Propuesta didáctica para la enseñanza del proceso de construcción del Estado – nación en Colombia en el siglo XX desde el libro “La rebelión de las ratas” de Fernando Soto Aparicio .... 72 Análisis literario “La rebelión de las ratas” ................................................................................... 72 Biografía del Autor. .................................................................................................................. 72 El libro de “La rebelión de las ratas.” ........................................................................................ 74 Unidad didáctica: Proceso de construcción del Estado – nación en Colombia en el siglo XX .......... 89 ¿Qué se busca?.............................................................................................................................. 89 ¿Por qué se propone? ................................................................................................................... 91.

(3) ¿Para qué se propone? ................................................................................................................. 95 ¿Cómo se propone? ...................................................................................................................... 96 Capítulo III: Resultados de la aplicación de la propuesta pedagógica en la Institución Educativa Distrital La Aurora. .......................................................................................................................... 107 Construcción del Estado - nación ................................................................................................ 108 Dimensión: Homogenización y diferenciación ........................................................................ 108 Dimensión económica y social: Capitalismo ........................................................................... 114 Dimensión ideológica del proceso de construcción del Estado – nación: producción del pueblo ................................................................................................................................................. 120 Comunidad .................................................................................................................................. 128 Prácticas de educación literaria: lectura crítica y creación literaria ........................................... 133 Capitulo IV: Confirmación de la hipótesis planteada y análisis de resultados ................................ 147 La construcción del Estado – nación en Colombia en el siglo XX y los grupos sociales .............. 148 La construcción del Estado – nación en Colombia en el siglo XX y el entorno ........................... 157 Conclusiones y viabilidad de la propuesta ...................................................................................... 161 Pros y contras de la propuesta .................................................................................................... 167 Aciertos ................................................................................................................................... 167 Dificultades.............................................................................................................................. 168 Anexos ............................................................................................................................................. 170 Anexo 1: Permiso de la institución educativa donde se realizó la aplicación de la propuesta ... 170 Anexo 2: Dibujo numero 1 .......................................................................................................... 171 Anexo 3: Dibujo numero 2 .......................................................................................................... 172 Anexo 4: Dibujo numero 3 .......................................................................................................... 173 Anexo 5: Cuadro comparativo numero 1 .................................................................................... 174 Anexo 6: Cuadro comparativo numero 2 .................................................................................... 175 Anexo 7: Cuadro comparativo numero 3 .................................................................................... 176 Anexo 8: Cuento numero 1: ........................................................................................................ 177 Anexo 9: Cuento numero 2: ........................................................................................................ 177 Anexo 10: Cuento numero 3 ....................................................................................................... 178 Anexo 11: Cuento conjunto ........................................................................................................ 179 Anexo 12: Cuadro interpretativo numero 1: ............................................................................... 180 Anexo 13: Cuadro interpretativo numero 2: ............................................................................... 181.

(4) Anexo 14: Cuadro interpretativo número 3 ................................................................................ 182 Anexo 15: Cuadro interpretativo número 4 ................................................................................ 183 Anexo 16: Análisis de categorías numero 1 ................................................................................ 184 Anexo 17: Análisis de categorías numero dos ............................................................................ 185 Anexo 18: Análisis de categorías número tres ............................................................................ 185 Anexo 19: Reflexión final numero 1 ............................................................................................ 186 Anexo 20: Reflexión final numero 2 ............................................................................................ 187 Anexo 21: Reflexión final numero 3 ............................................................................................ 188 Bibliografía ...................................................................................................................................... 189.

(5) Agradecimientos Quisiera agradecer, en primer lugar, al rector de la Institución Educativa Distrital La Aurora, Martin Eladio Ramírez, por abrirme las puertas del recinto escolar para desarrollar el presente proyecto y brindarme todo el apoyo solicitado sin restricción alguna para que la propuesta se desarrollara de la mejor manera posible; también brindarle mis agradecimientos al señor Harvey Alejandro Gonzáles, docente del área de ciencias sociales para el ciclo cuatro de la institución, por disponer de sus clases para realizar las distintas actividades planeadas y por darme la total autonomía en el desarrollo de las sesiones; por supuesto, agradecerles a los estudiantes del grado noveno junto a los cuales se realizó la propuesta, sin sus apoyo y ganas de aprender nada hubiese sido posible; y en general, a toda la comunidad de la Institución Educativa Distrital La Aurora, la cual a través de los años siempre me ha apoyado tanto en mi formación profesional como en mi desarrollo como ser humano. También quisiera agradecer a los distintos docentes de la Licenciatura en educación básica con énfasis en ciencias sociales de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas por su conocimiento brindado a través de los años, y en especial, a mi directora Claudia Carrión por todo el apoyo, el tiempo y los conocimientos ofrecidos por su parte para sacar adelante esta propuesta, y por brindarme la total autonomía para realizarla. Y en últimas, a cada persona que de una u otra manera contribuyó no solo a la realización de este proyecto, sino también al hecho de que mi formación profesional fuese más completa y placentera; mis más sinceros agradecimientos a todos.. 1.

(6) Resumen La presente propuesta didáctica es el resultado, en principio, de una idea que pretende dinamizar la enseñanza de las ciencias sociales utilizando como recurso la literatura; en concreto, se pretende trabajar este proyecto desde las categorías de comunidad y construcción del Estado – nación en Colombia en el siglo XX apoyado en el libro La rebelión de las ratas escrito por Fernando Soto Aparicio. Como bien se explicará más adelante, el intento de este trabajo es que las categorías anteriormente señaladas no se enseñen de forma aislada, sino que, por el contrario, se relacionen con un problema planteado bajo una hipótesis que guía el desarrollo de las sesiones planeadas, la cual intenta ser demostrada desde el recurso literario propuesto y las categorías elegidas como ejes de trabajo; ello tiene como fin que – vistas desde el libro de La rebelión de las ratas – las categorías elegidas no se enseñen en sus simples nociones y de forma separada, sino más bien ligadas a un cuestionamiento. La hipótesis plantea básicamente que el proceso de construcción del Estado – nación en Colombia en el siglo XX trata de invisibilizar procesos de acción colectiva basadas en la noción de comunidad, y que ello puede ser trabajado en el aula desde el libro “La rebelión de las ratas” de Fernando Soto Aparicio. Siendo así, se denotan dos cuestiones: la primera es que la hipótesis entraña un problema que liga las categorías entre sí, siendo este la presunta invisibilización por parte del Estado a determinados procesos de organización que se basan en la noción de comunidad; por otro lado, se enfatiza en que aquella cuestión puede ser trabajada desde el recurso literario propuesto. Esto permite que el trabajo de las categorías desde la novela literaria no se quede solo en la simple enunciación de las mismas, pues se pretende que el proceso se vea en una complejidad aun mayor; por esta razón se escoge como parte del enfoque metodológico la didáctica problémica. 2.

(7) Para el presente documento, en un primer término se realizará una breve introducción y contextualización de la propuesta didáctica, mientras que lo demás se dividirá por capítulos. El primero de ellos dará cuenta de los fundamentos teóricos y metodológicos del proyecto; un segundo capítulo presentará la propuesta como tal, allí se mostrará la unidad didáctica respectiva que se planteó para la aplicación. Por otro lado, el tercer capítulo iniciará la sistematización de la puesta en práctica de la unidad didáctica, mientras que el cuarto hará referencia al análisis de estos resultados; finalmente, la monografía termina con las conclusiones del proceso y los aciertos y dificultades que se tuvieron. Palabras clave: Construcción del Estado – nación, comunidad, organización social, educación literaria, literatura. The following didactical proposal is the result of, in first place, of an idea than aims to simulate the teaching of social sciences using literatura as a resource, specifically, it is intended to work on this Project from the categories of community and construction of the Nation –State in Colombia in the twentieth century, supported in the book The Rebellion of the rats (La rebelión de las ratas) writen by Fernando Soto Aparicio. As will be explained later, the intention of this Project is that the aforementioned categories are not taught in insolation, but rather, related to a problema raised under a hypothesis that guides the development of planned sessions, which tries to be demonstrated from the proposed literary resource and the categories chosen as axes of work; this has a purpose that –as seen from the book The Rebellion of the Rats – the chosen categories are not taught in their simple notions and separately, but rather linked to a main question. The hypothesis basically states that the procesos of State – Nation construction in Colombia in the 20th century tries to make invisible collective action processes based on the notion of 3.

(8) community, and that this can be worked in the classroom from the book “The rebellion of the rats”, written by Fernando Soto Aparicio. Being that way, two issues can be denoted: the first one is that the hypothesis involved a problema that links the categories to each other, this being the alleged invisibility by the State to certain organizational processes that are based on the notion of community; on the other hand, it is emphasized that this question can be worked on from the proposed literary resource. This allows that the work of the categories from the literary novel does not remain only in the simple enunciation of the same ones, because it is intended that the process can be seen in an even greater complexity; for this reason the didactic problem is chosen as part of the methodological approach. Fort he present document, in a first term a brief introduction and contextualization of the didactic proposal will be made while the rest will be divided by chapters. The first of them will provide account of the theoretical and methodological foundations of the Project, a second chapter will present the proposal as such, there will be shown the respective didactic unit that was proposed for the application. On the other hand, the third chapter will show the systematization of the implementation of the didactic unit, while the fourth one will refer to the analysis of these results. Finally, the monograph ends with the conclusions of the process and the successes and difficulies they had. Key words: Nation – State construction, community, social organization, literary education, literature. Introducción y contexto de la investigación La siguiente es una propuesta de innovación educativa en el aula que surge en el seminario Pedagogías emergentes e interculturalidad en América Latina iniciado en el primer semestre del. 4.

(9) año 2016 y dirigido por la docente Claudia Carrión, en la licenciatura en educación básica con énfasis en ciencias sociales de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas; allí, buscando establecer propuestas encaminadas a enseñar ciencias sociales de una forma dinámica y alternativa surge la inquietud personal por presentar una propuesta pedagógica que mostrara que las ciencias sociales se pueden enseñar desde la literatura, ello bajo la justificación que se presenta más adelante. De esta manera, desde el principio se propendió por resaltar dos cuestiones que serían el eje central para el desarrollo del proyecto: la primera de ellas era una creencia de que, aun en los tiempos actuales en donde las prácticas de enseñanza de las ciencias sociales constantemente se encuentran sometidas a criterios de innovación, estas todavía están arraigadas a los esquemas tradicionales. Con “esquemas tradicionales” se hace referencia a cuestiones como por ejemplo las clases netamente magistrales, los dictados, los libros de texto que prácticamente dictan lo que debe o no hacer el docente, etc. Se cree que el escenario descrito anteriormente se presenta de forma más concreta en los espacios de educación formal, por lo cual la propuesta se encamina a estos contextos. Seguido de ello, y como segundo ítem motivacional, existía – y existió a lo largo del proyecto - la certeza de que la literatura es un recurso valioso para ayudar a quebrar aquellos cánones tradicionales en la enseñanza de las ciencias sociales, pues, en primer lugar, muchas novelas literarias describen hechos históricos, condiciones sociales o económicas de una época que, si bien en ocasiones son tergiversadas por el autor para darle cuerpo al relato, si son desentrañadas pueden servir como base para trabajar distintos aspectos del amplio cúmulo que constituye a las ciencias sociales. Por otro lado, en ocasiones las novelas literarias presentan una estructura que es más flexible que los textos. 5.

(10) propios de las distintas disciplinas que las constituyen, hecho que permite el trabajo de categorías de una forma, en principio, más dinámica. Como complemento de ello también existió la pretensión de lograr en los estudiantes un acercamiento a la lectura como tal, es decir, a la necesidad de leer para enriquecer tanto el ámbito académico como el desarrollo personal de los sujetos, por ello en este proyecto se plantean objetivos relativos a generar procesos de lectura en los estudiantes; acompañando esto, se propone la creación literaria para reforzar el sentido crítico de los alumnos, ya que se cree que el acto de escribir es un complemento necesario a la hora de interpretar una determinada lectura. En cuanto a las categorías que guían la presente propuesta, se escoge la construcción del Estado – nación y la comunidad porque se ahonda en el hecho de que son cuestiones que no se tratan con frecuencia en las escuelas colombianas. A través de los distintos ciclos de formación que se desarrollan en la etapa escolar de los sujetos se tratan temas referentes a la historia del país, pero no se enfatiza, en ocasiones, en que cada uno de los aspectos hace parte, a nivel macro, de un proceso de construcción de la nación colombiana, en donde el Estado hace parte determinante de ello. En la presente propuesta se hace énfasis en que aquel proceso es localizado, es decir, que tiene sus especificidades históricas, sociales, culturales, políticas y económicas que lo hacen ser distinto al de las demás naciones, aunque también se trabaja desde algunas generalidades que en teoría comparten los procesos de construcción de la nación en su conjunto. Para darle dinamismo al proyecto se introduce la noción de comunidad como categoría desde la cual se pueden generar procesos, si se quiere, de resistencia a algunas prácticas que se desencadenan con el proceso de construcción de la nación que viene desde el Estado mismo, usando esta. categoría también con el fin de denotar que este proceso en determinadas. 6.

(11) circunstancias busca invisibilizar esa noción de comunidad, cuestión que se erige como hipótesis guía de la presente propuesta. La construcción teórica ha sido desarrollada en el seminario, mientras que las sesiones de práctica y aplicación se han hecho en la Institución Educativa Distrital La Aurora, ubicada en la localidad quinta de Usme, con el debido permiso de la institución.1 Las actividades propuestas que para el presente trabajo se han tratado de implementar, han sido trabajadas junto a estudiantes de grado noveno de esta escuela, en un total de diez sesiones. Capítulo I: Fundamentos teóricos y metodológicos de la propuesta En el presente capitulo se postulan los distintos fundamentos de la propuesta pedagógica, tales como la pregunta problema y su explicación a nivel un poco más profundo, las motivaciones y justificación que guían el trabajo y los objetivos a alcanzar. Por otro lado, también se mencionan los distintos antecedentes que han servido como referencia para el desarrollo del presente, mencionando los aportes que le brindan a la propuesta. Se presenta el marco teórico conceptual construido y los enfoques metodológicos y pedagógicos adoptados. Pregunta problema: ¿Cómo pueden usarse las novelas literarias para enseñar las categorías conceptuales Comunidad y Construcción del Estado – nación en Colombia en el siglo XX? Explicación del problema: Las ciencias sociales en general manejan un campo amplio del conocimiento humano, sin embargo, su enseñanza en el aula en algunas ocasiones no aprovecha esta ventaja y se limita a la simple transmisión de los hechos sin problematizarlos; además del contenido y la forma de lo que 1. Ver anexo 1.. 7.

(12) se enseña, el modo de hacerlo se focaliza la mayoría de las veces en clases magistrales que poco tienen en cuenta la participación del estudiante. En este sentido, las novelas literarias se ven como una expresión del contexto social de la época en que fueron escritas, presentan una multiplicidad de detalles que aluden no solo a los hechos históricos mismos sino también, en algunas ocasiones, a la interpretación que el autor hace de|| ellos. Además de esto, la literatura juega con la subjetividad del lector, por lo cual la relación de lo que se describe en un libro con la realidad concreta puede ser interpretada de distintas formas.. Las ciencias sociales necesitan innovar en su campo educativo, y la literatura es tan rica en su composición que puede posibilitar la problematización de hechos sociales, hacerlos llegar más allá de su enunciación y conocimiento y enmarcarlos en conjeturas específicas que permitan un análisis a mayor profundidad. Por esta razón el usar la literatura como medio de enseñanza en las ciencias sociales es una tentativa con grandes posibilidades de generar nuevas formas de conocimiento en el aula, de interpretación de los hechos y comprensión critica de los mismos. Hipótesis La construcción del Estado - nación en Colombia en el siglo XX trata de inivisibilizar acciones colectivas basadas en la noción de comunidad; lo cual se muestra en la novela literaria “La Rebelión de las ratas” de Fernando Soto Aparicio, y puede a su vez enseñarse usando como recurso el mismo medio literario.. 8.

(13) Objetivos Objetivo General. -. Generar una propuesta pedagógica que utilice la literatura como medio de. enseñanza en las ciencias sociales para ayudar a problematizar a través de escritos nacionales las categorías de Construcción del Estado – Nación y Comunidad. Objetivos específicos. -. Analizar los conceptos de comunidad y construcción del Estado – nación en. Colombia a la luz del libro “La rebelión de las ratas” de Fernando Soto Aparicio -. Mostrar a través de esta novela que la construcción del Estado - nación en. Colombia en el siglo xx trata de invisibilizar la noción de comunidad que se refleja en procesos de acción colectiva y organización social. -. Identificar cómo pueden Incentivarse procesos de lectura y comprensión. critica en los estudiantes. -. Sistematizar el análisis y la aplicación de la propuesta, así como también. determinar su viabilidad. Justificación: La presente propuesta pedagógica surge como una pretensión para mostrar otras formas de enseñar ciencias sociales en el aula – aunque eso no quiere decir que no pueda servir para otros espacios – más allá de las tradicionales que se encasillan en los libros de texto y las clases magistrales. Si bien en ocasiones los docentes de ciencias sociales utilizan textos literarios como recurso lúdico para guiar los saberes que buscan impartir, experiencias personales de mi vida escolar referentes a esto me llevaron a pensar que el uso de estos instrumentos solo ha buscado. 9.

(14) enseñar meros hechos (históricos, políticos, etc.) que de una u otra forma se reflejan en un determinado texto literario, lo cual, si bien es importante, desde mi perspectiva no deja de ser un análisis textual que en el fondo no lleva a una comprensión más amplia y compleja de los sucesos que las ciencias sociales intentan comprender. Por el contrario, esta propuesta didáctica para la enseñanza de las ciencias sociales pretende trabajar categorías conceptuales a través de la literatura, lo cual de entrada denota una posible comprensión más compleja de los hechos sociales, mostrando así una dimensión más amplia de lo que generalmente se pretende enseñar a través de las novelas. Específicamente se desarrollarán los conceptos de comunidad y construcción del Estado – nación en Colombia en el siglo XX porque considero que estas no se tratan con frecuencia en las escuelas; el trabajo conceptual de estas categorías puede servir de base para generar un proceso de conocimiento sólido, que permita que los estudiantes comprendan de una forma más analítica lo que ha sido la construcción del Estado en el país en el cual habitan. No se pretende enseñar los conceptos de forma aislada, por ende, se plantea una hipótesis que sirve como uno de los hilos conductores para que las categorías seleccionadas puedan ser problematizadas en base a la hipótesis misma, y de esta manera se genere un proceso en donde no solamente se enseñe la definición de los conceptos, sino que los mismos sirvan como base para trabajar un problema y por ende para su posterior comprensión. Finalmente se escoge a la literatura como medio de enseñanza por la razón de que por su naturaleza posibilita un gran campo de acción, es decir, que la literatura aborda la realidad como un todo pero a su vez lo hace también en realidades específicas que al tener este carácter no dejan sin embargo de tener relación entre sí, por lo cual es un medio perfecto para manejar las categorías. 10.

(15) propuestas aquí sin la necesidad de que se vean tan complejas para su comprensión, ya que la novela tiene una estructura que en principio no es tan rigurosa.. Conceptos principales -. Comunidad, Construcción del Estado nación.. Conceptos complementarios -. Identidad individual, identidad colectiva, cultura.. Antecedentes Si bien la tradición educativa en la mayoría de los casos ha puesto en segundo plano el uso de la literatura en la enseñanza de las ciencias sociales, ha de señalarse también que las propuestas que dan suma relevancia a los recursos literarios para generar modelos alternativos de enseñanza son cada vez más frecuentes. Es más, si se buscan y revisan antecedentes se encontrará que este tipo de planteamientos no son tan nuevos como se podría creer. La flexibilidad de la literatura permite que esta sea usada en los distintos campos de las ciencias sociales como medio educativo; es así como en las diferentes propuestas de enseñanza se encuentran planteamientos que pretenden utilizarla como potencial recurso educativo para enseñar desde historia mundial hasta otros temas más específicos como por ejemplo problemáticas de países concretos. En el presente proyecto se toma como antecedentes cinco propuestas que se referencian en tres artículos, un libro y una tesis de pregrado, los cuales han sido seleccionados en base a su relación próxima con lo que se desea implementar en este proyecto. Las ciencias sociales en la 11.

(16) época contemporánea se han tornado interdisciplinares y por ende se valen de otros campos para complementar y reforzar tanto su esfera teórica como su esfera práctica, esto con el fin de construir una ciencia social que traspase los límites que la tradición epistemológica ha impuesto y que impide que las ciencias sociales muchas veces no se hayan podido aplicar a contextos específicos y problemas concretos debido a, entre otras cosas, el rigor metodológico. A esto se refieren Castro y Miranda (2006) cuando señalan que las ciencias sociales tradicionales se han quedado cortas en explicar los problemas reales del continente latinoamericano, en contraposición a esto argumentan que la literatura, si bien es rica en ficción e imaginación, enlaza a su género los problemas específicos de cada época histórica, ya que las obras literarias y narrativas nacen como producto del momento histórico que necesitan retratar. Por esta razón es que los autores proponen la literatura como eje para dejar de lado aquel rigor científico que aprendimos en las ciencias sociales tradicionales, el cual, según Castro Aniyar y Miranda, muchas veces no se enfoca en los problemas de la región latinoamericana, para pasar a una alternativa mediada por la narrativa, que por medio de una transposición artística de la realidad en las obras literarias acople elementos que han sido relegados de la teorización y la práctica, tales como las emociones y la cultura común. Esto es importante porque muestra cómo al trabajar las ciencias sociales desde la literatura se pueden explorar campos teóricos y pedagógicos que aún no se han descubierto en su totalidad. De esta forma, la flexibilidad del género literario permite también trabajar temas que normalmente se enseñan en la escuela, pero de una forma más dócil y menos esquemática en pro de facilitar la comprensión de los estudiantes. Este es el caso de la propuesta titulada “La novela histórica como recurso didáctico para las ciencias sociales” (2008) tomado aquí como segundo antecedente, una compilación realizada por varios autores, en donde se propone enseñar distintos episodios de la 12.

(17) historia mundial a través de la literatura. A lo largo de las páginas de este libro se proponen distintas novelas históricas como herramienta didáctica para enseñar la historia en la escuela, ello con el fin de que la comprensión de los hechos sea más agradable para los alumnos; los autores pretenden utilizar la literatura como complemento del texto oficial para que, según ellos, la propuesta no se aleje del rigor metodológico. Esto no es impedimento para que el planteamiento que se propone en este libro no sea atrayente, ya que demuestra, en primer lugar, lo que se ha mencionado anteriormente, es decir, que la literatura es un medio flexible que potencia una comprensión más dócil de las ciencias sociales; y en segundo lugar, porque denota el hecho de que los relatos literarios – en este caso la novela histórica – pueden utilizarse como insumo para enseñar diversos acontecimientos y conceptos, bien sea específicos o - como en este caso – de nivel macro. De esta manera en este libro se muestra cómo surge y para qué sirve la novela histórica, pasando por mostrar las relaciones que existen entre la historia y la literatura hasta llegar a generar propuestas pedagógicas que utilizan la novela como recurso didáctico para enseñar hechos de la historia mundial, como por ejemplo el holocausto judío ocurrido en el siglo XX. El trabajo hace un esfuerzo por dar a la novela histórica un status de fuente de conocimiento tanto para los estudiantes como para los docentes que las utilicen, por lo cual la propuesta de los autores trasciende la visión de las novelas literarias como un recurso cuyo único potencial es el lúdico, cuestión que se ve como un gran aporte para el presente trabajo. Por otro lado, se resalta la distinción que realizan los autores entre “novela histórica” e “historia novelada”, siendo la primera la representación literaria – mezclada con ficción y personajes inexistentes para darle cuerpo al relato – de un determinado hecho histórico, mientras que la segunda la conciben como una “novelización de la historia” , o en otras palabras, contar los hechos considerados como históricos incluyendo personajes y tramas reales pero contadas desde una narrativa literaria. Esto es. 13.

(18) importante debido a que aquella distinción nos permite, en primer lugar, hacer énfasis en el hecho de que aunque en una novela se retrate determinado acontecimiento, no todo lo que allí se relata sucedió realmente en aquel hecho, ya que desde la literatura se utiliza la ficción para alimentar lo que se pretende narrar; aunque ello no impide que el relato se pueda utilizar como recurso para la enseñanza de las ciencias sociales, pues, en segundo lugar, la distinción también la hacen los autores con la pretensión de mostrar el potencial que tiene la novela como recurso para enseñar, en este caso, la historia. Como se dijo anteriormente, la literatura también potencia una enseñanza de las ciencias sociales que gire en torno a los problemas específicos de una región o un país, ya que muchos de las novelas y distintos relatos literarios surgen y responden a un contexto determinado y a unos hechos que suceden en la época histórica en la que son escritas. Tal es el caso, por ejemplo, de novelas literarias como “La Vorágine” de José Eustasio Rivera, publicada en el año 1924, cuya historia plasma la problemática de la explotación del caucho que durante finales del siglo XIX y principios del siglo XX aquejó a los trabajadores de distintas zonas selváticas del país, como el Putumayo; la mezcolanza de realidad y ficción en esta novela hizo de esta obra una de las primeras publicaciones literarias de denuncia social en Colombia. Este es solo uno de muchos ejemplos que sirven para argumentar que no son pocas las ocasiones en donde las novelas literarias surgen como respuesta a una problemática social, lo que permitiría fortalecer la enseñanza de las ciencias sociales si aquellos relatos literarios se usan como recurso para tal fin. Esto implica que, en primer lugar, se aborden las ciencias sociales de forma interdisciplinar para que de otros campos que en apariencia son ajenos se tomen insumos que complementen y diversifiquen la enseñanza de las ciencias sociales; y en segundo lugar implica. 14.

(19) que se reconozca y utilice a la literatura como recurso potencial en su aplicación práctica. Siguiendo esta línea Rosa Junguittu (2009) aporta también reflexiones interesantes. La autora privilegia una mirada interdisciplinar de la historia argumentando que la tradición positivista ha logrado que la enseñanza de esta disciplina sea netamente memorística y repetitiva, por ende urge, según ella, crear nuevos modelos teóricos y metodológicos que se acoplen a nuevas propuestas pedagógicas que se enfoquen no en lo que se aprende sino más bien en el qué y cómo se aprende. Estos nuevos marcos metodológicos instan a la autora a generar una propuesta interdisciplinar en donde se aborde la obra literaria del autor Miguel Otero Silva, más específicamente con sus libros Casas muertas y Oficina #1 , para enseñar a través de estos textos literarios el impacto económico, social, político y cultural del cambio de un modelo agropecuario y rural a un modelo petrolero en la Venezuela de los siglos XIX y XX; de esta manera, enfocando la historia en la interdisciplinariedad y tomando como recurso la literatura se generaría, según la autora, un conocimiento más crítico y analítico que sería apropiado por los estudiantes de forma más fácil, ya que desde la literatura la enseñanza de la historia no sería tan rigurosa, repetitiva y aburrida. En el caso de Colombia también existen algunas propuestas en el campo de la enseñanza de las ciencias sociales a través de la literatura. Algarra (2013) se propone mostrar las potencialidades que la literatura tiene para la enseñanza de las ciencias sociales en los programas de pregrado, pretendiendo desmitificar aquellos argumentos en donde se cree que la literatura carece de rigor para abordar los temas de la sociología. Algarra señala que en Colombia es poco común el uso de la literatura como recurso didáctico debido a que se cree que las novelas y demás relatos literarios carecen de rigor científico, lo que relega el potencial que ella tiene en la enseñanza. 15.

(20) Siendo así, la autora postula que utilizar la literatura como herramienta de enseñanza permite que la realidad y el conocimiento se aborden como un todo interrelacionado de forma compleja, ya que en ella se reflejan no solo los aspectos objetivos que la ciencia tradicional está acostumbrada a tomar, sino también elementos cualitativos y valóricos del mundo que permiten abrir la perspectiva de la realidad. La literatura como potente herramienta educativa para la autora maneja cuatro ejes que son complementarios en su uso en el campo de la enseñanza: uno es la singularidad, entendida como particularidad y diferencia, el segundo es la multiplicidad como relación entre singularidades, en tercer lugar, la sensibilidad como bloque de sensaciones que son descubiertas a través de los relatos y por último, la subjetividad como el reconocimiento de que cada individuo hace historia. Por otro lado, Mejía y Castaño (2014) identifican que la enseñanza de las ciencias sociales en el aula sigue siendo de forma tradicional en Colombia, es decir, que el docente, apoyado en los libros de texto de antaño dicta sus clases de manera magistral. Se propone entonces el uso de relatos literarios infantiles y juveniles como medio de integración y enseñanza de las ciencias sociales en el aula, particularmente en los grados de primero a tercero de educación básica primaria y de sexto a séptimo de educación básica secundaria. A través del uso del uso de relatos literarios las autoras proponen la integración y la enseñanza de las ciencias sociales desde los siguientes ejes: 1) El conocimiento del lenguaje, 2) el conocimiento del mundo y 3) El desarrollo de criterios propios que fortalezcan el pensamiento crítico. A continuación, se presenta una tabla en donde se reseñan las características básicas de cada trabajo que se ha tomado como antecedente, así como sus diferencias y similitudes entre sí, y los aportes que cada uno de ellos le dan a la presente propuesta.. 16.

(21) Propuesta. Ciencias sociales y literatura Latinoaméricana: Del rigor científico que aprendimos a una teoría de las emociones. (2006). Autor(es). Daniel Castro . Oleski Miranda. Similitudes y diferencias. Aportes. Similitudes: - Ven la literatura como componente flexible para enseñar ciencias sociales. - La literatura como reflejo de las problemáticas de una época.. La literatura como medio para reducir el rigor metodológico a la hora de enseñar ciencias sociales. . La novela literaria como eje Diferencias entre el pensamiento y el -Proponen que, además de servir sentimiento guiado hacia como recurso para enseñar una problemática social ciencias sociales, la literatura tambien sirve para potenciar las emociones del individuo.. Similitudes - Hacen énfasis en señalar que Proponen la literatura como una novela o relato literario no recurso para enseñar las ciencias puede ser tomado como un sociales y muestran que las texto histórico riguroso, ya que novelas reflejan hechos muchos de los hechos que allí se históricos. La novela histórica como recurso didáctico para las ciencias sociales (2008). Historia y literatura: Un enfoque para la enseñanza y aprendizaje de la Venezuela petrolera. (2009). Varios Autores. Rosa Junguittu. Diferencias - Proponen las novelas como complemento del libro de texto oficial, según ellos, para no dejar de lado el rigor histórico. - Postulan distintos tipos de novela según el tipo de conocimiento que se pretenda enseñar Similitudes - Se enfoca en enseñar, principalmente, história a traves de la literatura. -Ve las novelas como recurso flexible. relatan son ficcionados para dar cuerpo a la narración, por lo cual, la novela es un recurso, aunque valioso.. Insta en que desde la literatura se pueden trabajar las ciencias sociales desde la interdisciplinariedad.. Diferencias -T oma como eje una problemática específica: La situación de la Venezuela de los siglos XIX y XX.. 17.

(22) La literatura en la enseñanza de las ciencias sociales (2013). El relato literario como herramienta para la integración de las ciencias sociales. (2014). Sandra Judith Algarra. Vanessa Mejía Agudelo . Yuleicy Castaño Quintero. Similitudes -Aborda el potencial de la literatura como facilitadora de que el estudiante aprecie los aspectos cualitativos de un hecho o problema Diferencias -Propone como recurso otros relatos literarios distintos a las novelas, como por ejemplo, los poemas Similitudes -Argumentan que usar la literatura como recurso en la enseñanza de las ciencias sociales potencia en el estudiante el conocimiento de su mundo y el pensaiento crítico.. Insiste en el hecho de que una propuesta desde la literatura no carece de rigor metodológico. . Proporciona cuatro aspectos claves al usar la literatura en la enseñanza de las ciencias sociales: singularidad, multiplicidad, sensibilidad y subjetividad.. Es una guía importante para la presente propuesta, ya que es una experiencia directa en el aula, y es un proyecto concebido como tesis de pregrado.. Diferencias -Su propuesta se centra más en la literatura como medio de integración de las ciencias sociales con otras areas, utiliza más que todo literatura infantil.. Tabla elaborada por Joan Uribe.. Viendo la tabla anterior, se puede ver que todos los textos referenciados tienen en común el posicionar las novelas literarias como reflejo de los hechos sociales, históricos, políticos, económicos y culturales de la época en las que son escritas, siendo entonces un medio ideal para analizar las problemáticas de la sociedad y trabajarlas desde el aula; por otro lado, se denota también que los autores concuerdan en asumir que la literatura es un recurso que se presenta flexible para los procesos pedagógicos, cuestión que potencia su riqueza metodológica a la hora de utilizarla en los ámbitos educativos. Es menester resaltar que estas virtudes que, según los autores, tiene la literatura para la enseñanza de las ciencias sociales se centra en su carácter de dar relevancia a los aspectos cualitativos, emocionales y subjetivos de la realidad social, ya que es común notar en los antecedentes tomados como base que desde allí se generan conocimientos que 18.

(23) escapan normalmente al docente, y desde los cuales se puede privilegiar una comprensión más analítica y real de los problemas a enseñar y comprender. Por otro lado, se observa que la diferencia entre propuestas se da más en su metodología que en su intención, pues la pretensión de mostrar que las novelas literarias tienen un potencial pedagógico real y aprovechable se encuentra en todos los autores tomados. Así, se ve algunas referencias toman el camino de la emocionalidad y la subjetividad, mientras que otros trabajos enfatizan más en la cuestión de insistir en el contenido histórico que presentan las novelas, e incluso existen otros que no solo proponen la literatura como medio de enseñanza sino también como eje de integración entre las ciencias sociales y las demás áreas del conocimiento. Como fuese la cuestión, lo principal es señalar que estas diferencias son más que todo de enfoque, y no de finalidad, por lo cual los trabajos tomados son sumamente pertinentes para la presente propuesta, ya que el objetivo general de este trabajo en particular es argumentar que desde la literatura pueden enseñarse las ciencias sociales, siendo este un recurso sumamente valioso que no se puede desaprovechar. En cuanto a los aportes que proporcionan los trabajos seleccionados, en el esquema se denotan de forma obvia: en orden jerárquico se puede decir que el más importante es enfatizar en la posibilidad que presenta la literatura para que, al acoplarla a la enseñanza de las ciencias sociales, estas se den de forma interdisciplinar y flexible, ello ayuda a tratar de cumplir la pretensión de presentar una propuesta que se salga de lo que en ocasiones anteriores se ha llamado en este trabajo “enfoques tradicionales” en los procesos pedagógicos. Un segundo aporte está encaminado a rescatar aquellos aspectos cualitativos de la realidad social, que por medio de la literatura son retratados por los autores y que al acoplarse en la enseñanza de las ciencias sociales enriquecen los conocimientos; ello le da valor a los ámbitos más subjetivos del ser humano y ayuda 19.

(24) a integrarlos para que así exista un mejor tratamiento de los problemas que deben ser tratados desde las ciencias sociales impartidas en el aula. Por último, se encuentra el valioso aporte de insistir en mostrar la literatura como una dimensión que representa condiciones sociales y sucesos históricos concretos, que si bien en parte pueden ser ficcionados por tal o cual autor, no dejan de ser imprescindibles para comprender a plenitud los hechos sociales. Todo lo anterior muestra entonces que, para la presente propuesta, los antecedentes que deciden tomarse como referencia son apropiados para los objetivos de este trabajo, y le dan valiosos aportes desde los cuales se espera una contribución para los resultados finales. Marco teórico Construcción del Estado – nación en Colombia en el siglo XX. Antes de rastrear la definición del concepto de construcción del Estado – nación que se tomará en esta investigación, es importante primero situar al concepto en una etapa de larga duración (Braudel, 1970) refiriendo con ello al hecho de que los procesos de construcción de la nación no son acabados, sino que se encuentran en permanente configuración en sus diferentes esferas. Braudel utiliza la categoría de “larga duración” para denominar aquellas etapas del tiempo histórico en donde ocurren fenómenos que gozan de una estabilidad duradera en el tiempo, los cuales permanentemente se van transformando y no tienen un fin, si se quiere, inmediato; estos fenómenos son estructurales y no son sencillamente perceptibles debido precisamente a su continua duración en el tiempo y sus permanentes contradicciones. Aquello se diferencia con lo que el autor denomina “Etapas de coyuntura”; en donde los fenómenos también penetran las estructuras sociales pero son más evidentes porque son hechos abruptos y pueden periodizarse más fácilmente – ejemplo de ello puede ser la Revolución Industrial – y con los “Periodos de corta duración” que atañen más a los acontecimientos. 20.

(25) De esta manera, los fenómenos de larga duración son, para Braudel, sucesos que por su naturaleza entrañan una serie de conflictos y contradicciones que los hace ser duraderos, y que por ello tienen impacto directo en la configuración de la sociedad; al insertar los procesos de construcción del Estado – nación en las etapas de larga duración lo que se pretende es mostrar que estos son, valga la redundancia, procesos que precisamente por serlos no son acabados, sino que permanentemente se van transformando de acuerdo a los conflictos y contradicciones que en ellos se presenten. Siguiendo esta línea, argumenta Norbert Elias (2015) que:. (…) una investigación de larga duración sobre los procesos de formación del Estado y de construcción de la nación puede mostrar que cada esfuerzo hacia una mayor interdependencia, hacia una integración de los grupos humanos previamente independientes o menos dependientes, o menos recíprocamente dependientes, atraviesa por una serie de conflictos y tensiones de integración específicas, de equilibrio de luchas de poder que no son accidentales, sino concomitantemente estructurales de estos esfuerzos hacia una mayor interdependencia funcional de las “partes” dentro de un “todo”. (Elias, 2015, p. 108). Al denotar que la construcción del Estado – nación se da en una etapa de larga duración puede afirmarse que esta, en primer lugar, debe mirarse enmarcada en un carácter histórico, y en segundo lugar y como complemento de esto, que como proceso histórico, político, cultural y social, la construcción de la nación oscila entre conflictos, relaciones de poder e incluso antagonismos, por lo cual el proceso no se da netamente de la misma manera en todas las naciones. Esto ultimó se verá más adelante a plenitud.. 21.

(26) Aclarado esto, se comenzará por dar una breve genealogía sobre el concepto de Estado – nación con las concepciones más relevantes, el primer autor que genera una teoría estructurada sobre el concepto es el francés Ernest Gellner (1988) con su libro Naciones y nacionalismos. Gellner divide la historia en tres grandes etapas: la fase pre-agraria, la fase agraria y la fase industrial; en la primera, según él, no existía Estado, mientras que en la segunda existía la “opción” de la existencia de un Estado, y por último, en la etapa industrial la presencia del Estado es ineludible.. Ello quiere decir que para este autor el problema del nacionalismo - con ello la construcción de la nación - es propia solamente de las sociedades en donde existe el Estado, ya que “No todas las sociedades están provistas de un Estado. De ello se sigue inmediatamente que el problema del nacionalismo no surge en sociedades desestatizadas.”(Gellner, 1988, p. 17). Pero ¿Qué es el Estado para Gellner? Este autor retoma la concepción clásica Weberiana argumentando que Solo puede hacer uso de la violencia la autoridad política central y aquellos en quien delega este derecho. De entre las varias formas utilizadas de mantener el orden, la última – la fuerza – solo puede ser utilizada dentro de la sociedad por un agente especial, claramente identificado, fuertemente centralizado y disciplinado. Este agente o conjunto de agentes es el Estado.(Gellner, 1988, p. 16). Es así como solo en las naciones con Estado puede hablarse de construcción de nación y nacionalismo debido a que, según el autor, si no hay Estado nadie se plantearía si las fronteras de su territorio realmente son afines a la nación o nadie pensaría si los dirigentes y los dirigidos pertenecen a una misma nación, en pocas palabras, no existiría un principio nacionalista, por lo. 22.

(27) cual puede decirse que en Gellner el Estado es el que crea el nacionalismo. Y ¿Qué es el nacionalismo? Dice el autor que “Fundamentalmente, el nacionalismo es un principio político que sostiene que debe haber congruencia entre la unidad nacional y la política.” (Gellner, 1988, p. 13). Ahora bien, para Gellner, tanto los Estados como las naciones son una contingencia, no una necesidad, por lo cual se deduce que ambos no han existido en toda época ni circunstancia; aun así, en la tercera gran etapa histórica de la humanidad – la era del industrialismo – pareciese que la cuestión del Estado y la nación fuese indispensable. ¿Por qué ocurre esto? Gellner determina dos elementos indispensables por los cuales se constituye la nación como identificación y como idea, estos son: 1) El hecho de que dos individuos sean de una misma nación si y solo si comparten la misma cultura, entendida esta última como un sistema de ideas, signos y significados, asociaciones y pautas de comunicación. Y 2) que dos individuos sean de la misma nación solo si se reconocen –valga la redundancia – como parte de la misma nación. Sin embargo, es el factor cultural el que mayormente influye en la construcción de la nación debido a que para que esta se logre es necesario que exista una homogenización cultural, que, dicho sea de paso, es perpetuada por el Estado, pues, según Gellner “(…) la cultura desarrollada que pasa a generalizarse entre la población necesita de forma acuciante apoyo y apuntamiento políticos. (…) Hoy en día la tarea de las culturas desarrolladas es mucho mayor y más trabajosa, y no pueden pasarse sin una infraestructura política.” (Gellner, 1988, p. 73). Gellner argumenta que en la sociedad moderna – etapa industrial – es en donde esta homogeneización cultural se manifiesta, debido a que es en la única etapa de la historia en donde se hace necesario establecer una “cultura común”, de esto se deduce que el nacionalismo es un fenómeno contemporáneo. Para este autor, en la sociedad agraria alfabetizada la clase dominante se componía por una minoría de la población que estaba estrictamente separada del resto, por lo. 23.

(28) cual en esta época de la historia las condiciones exigían que las diferencias culturales se acentuaran y fueran visibles con el fin de conservar esa jerarquía, ejemplo de esto puede ser el uso de lenguas litúrgicas por parte del Clero. Si bien en aquellas épocas habría, según el autor, cierta tendencia en imponer algunas pautas culturales a la población en general – principalmente asuntos religiosos – Gellner señala que ello no es suficiente para decir que existe la pretensión de impugnar una homogeneización cultural en la etapa agraria de la historia, esto es propio solo de las sociedades modernas. El autor admite que, sin embargo, en la sociedad industrial existen diferencias culturales que entran en disputa con la cultura dominante y se convierten en antagónicas, pero a pesar de esto - gracias a factores como la educación y los medios de comunicación - estas diferencias quedan invisibilizadas e incluso anuladas “De ello se sigue que en tales casos una unidad política territorial solo puede llegar a ser étnicamente ( y culturalmente )2 homogénea, bien exterminando, bien expulsando, bien asimilando, a todos los no nacionales.” (Gellner, 1988, P. 15) Cuestión pertinente para la presente. propuesta, ya que, como se verá, una de las cosas que se pretenden es mostrar que el proceso de construcción del Estado – nación en Colombia en el siglo XX es invisibiliza aspectos fundamentales propios de la forma en cómo se ciertos grupos se organizan. Este énfasis en el ámbito cultural lleva a que Gellner señale que las naciones no nacen debido a una evolución natural de la sociedad ni son el destino final de la misma, y que defina al nacionalismo, su principal principio, de la siguiente manera: (…) el nacionalismo es esencialmente la imposición general de una cultura desarrollada a una sociedad en la que hasta entonces la mayoría, y en algunos casos la totalidad, de la población se había regido por culturas primarias. Esto implica la difusión generalizada de un idioma. 2. Lo que está entre paréntesis es agregado por mí.. 24.

(29) mediatizado por la escuela y supervisado académicamente, comunicado según las exigencias de una comunicación burocrática y tecnológica módicamente precisa. Supone el establecimiento de una sociedad anónima e impersonal, con individuos atomizados intercambiables que mantiene unidos por encima de toda una cultura común del tipo descrito, en lugar de una estructura compleja de grupos locales previa sustentada por culturas populares que reproducen local e idiosincrásicamente los propios microgrupos. (Gellner, 1988, p. 82). Otro de los exponentes más influyentes sobre el tema de la nación será Benedict Anderson (1993), con su libro Comunidades imaginadas: reflexiones sobre el origen y la difusión del nacionalismo. Para Anderson tanto la “calidad de ser nacional” – o la nacionalidad – como el nacionalismo son artefactos culturales de una clase particular que son “trasplantados” a la población, lo que convierte a la nación en una comunidad política imaginada. En palabras del propio Anderson, la nación es: Una comunidad política imaginada como inherentemente limitada y soberana. Es imaginada porque aun los miembros de la nación más pequeña no conocerán jamás a la mayoría de sus compatriotas, no los verán ni oirán siquiera hablar de ellos, pero en la mente de cada uno vive la imagen de su comunión. (Anderson, 1993, p. 23). Anderson critica a Gellner señalando que este último, al argumentar que el nacionalismo inventa naciones donde no existen, da por hecho que existen comunidades “falsas” y “verdaderas”. Esta afirmación es errónea para Anderson, ya que según él las comunidades no deben pensarse en términos de veracidad sino más bien en cuanto al estilo en que son imaginadas como comunidades, pues según Anderson, toda comunidad en donde el contacto directo no sea primordial – aunque quizá también estas – es imaginada.. 25.

(30) La nación se imagina soberana porque, según el autor, el concepto nace en una etapa de la historia en donde la ilustración en conjunto con las revoluciones estaban socavando la legitimidad de los reinos dinásticos que se pretendían como divinos; – más exactamente Anderson señala que el concepto de nación aparece en el siglo XVII - se imagina a su vez limitada debido a que posee fronteras finitas que la separan y distinguen de otras naciones y por último, se imagina como comunidad por el hecho de que en la nación persista siempre la concepción de un compañerismo profundo, aun cuando dentro de ella existan conflictos y contradicciones. Al igual que Gellner, Anderson es partidario en creer que la nación y sus principios – como la nacionalidad y el nacionalismo – son propios de las sociedades modernas, y nacen fundamentalmente a partir de tres aspectos: 1) la muerte paulatina de las lenguas sagradas, 2) los movimientos para abolir las monarquías y el derecho divino de los reyes y 3) la imprenta. En el primer caso Anderson argumenta que la adopción gradual de lenguas vernáculas en reemplazo de lenguas muertas que se utilizaban estrictamente en comunidades cerradas y cuyo acceso y aprendizaje era limitado a unos pocos – como, por ejemplo, el latín en las comunidades religiosas – es ejemplo de un amplio proceso en donde estas comunidades herméticas se fragmentan, se pluralizan y se territorializan. El segundo hecho se refiere básicamente a que, al desmoronarse la legitimidad divina y política de los estados monárquicos, el poder político comienza a buscar una nueva forma para acentuarse en la población, y esta nueva manera se remite a cuestiones de tipo nacional; pero para Anderson el tercer ítem, el capitalismo impreso, es el más importante en el nacimiento y consolidación de la nación. El capitalismo impreso, más allá de universalizar las lenguas y construir narrativas comunes genera un tiempo homogéneo que encierra a la comunidad imaginada de la nación en una simultaneidad temporal que es propia solamente del mundo moderno. Anderson utiliza distintos 26.

(31) ejemplos de novelas y periódicos para mostrar cómo la narrativa demuestra que en la época moderna la concepción del tiempo cambia, generando una conciencia temporal (de reloj y calendario) que une pasado, presente y futuro y permite imaginar a la nación como una comunidad que avanza unida a través de la historia. La novela, según Anderson, crea parámetros narrativos que al describir una historia cotidiana identifica a los distintos lectores entre sí y construye la sensación de que todos y cada uno viven en una simultaneidad, a la vez que crea una identidad que trasciende el contacto directo, ya que quien lee algo que se describe en una novela o en un artículo periodístico siente que se identifica con el protagonista de esa historia, sin necesidad de conocerlo o haber tenido contacto alguna vez en su vida con ese personaje; es esta la característica más fundamental de las naciones modernas según Anderson, el tiempo homogéneo y vacío del capitalismo. Esta idea es valiosa ya que señala cómo el capitalismo impreso permitió que los parámetros sobre lo que es la nación se extendieran a, valga la redundancia, la mayoría de los nacionales de un territorio en específico al crear nuevas narrativas. Siguiendo esto, este argumento de Anderson es pertinente para la presente propuesta en el sentido en el que muestra como desde, por ejemplo, una novela literaria, se refleja la nación. Si bien es cierto que Anderson argumenta la existencia del capitalismo impreso – y con él la novela – como un instrumento desde el cual la nación se construye a sí misma como comunidad imaginada, lo pertinente para esta propuesta no es esa construcción sino el hecho de que, para lograrla, el instrumento impreso (en este caso la novela) debe tener dentro de su narrativa esbozos o ideas de lo que es la nación, o más concretamente, que de una u otra forma la nación – o ideas de cómo se concibe - se refleja en ella. Es decir, Anderson señala que estas narrativas ayudan a que las personas se identifiquen con ciertos parámetros de la nación sin la necesidad de que exista un contacto directo entre las 27.

(32) partes, ya que hace que el capitalismo impreso hace que se cree una simultaneidad temporal en y entre los sujetos, lo que el autor llama, como ya se dijo, el tiempo homogéneo y vacío del capitalismo; sin embargo, lo que más es pertinente para esta propuesta no es aquella simultaneidad en sí, sino más bien el hecho de que, para que exista, en las narrativas (en este caso, la novela) existen ideas de lo que es la nación; lo que en últimas aporta, para los fines de la presente propuesta, que una novela literaria presenta – o puede presentar, dependiendo del género y el tipo de escrito – un reflejo no solo de la idea de nación que se tiene en el momento en que se escribe, sino también de los parámetros que ayudan a concebirla como tal. Pero, retomando la conceptualización de la categoría de Estado – nación, Erich Hobsbawm (1991) será otro de los teóricos a tener en cuenta con su libro “Naciones y nacionalismo desde 1780. Si bien su cometido no es dilucidar lo que son las naciones y el nacionalismo, es decir, no es dar una definición explicita ya que el objetivo del autor es más de carácter histórico, pretendiendo mostrar cómo estas nociones se manifiestan y transforman desde el año de 1780 hasta ahora; en el libro mencionado Hobsbawm muestra algunas consideraciones importantes. En primer lugar, Hobsbawm concuerda con Gellner y Anderson en que las naciones son un producto reciente desde el punto de vista histórico, es decir, que son modernas; en segundo lugar, concuerda también con Ernest Gellner en afirmar que es el Estado el que crea la nación, ya que el primero – es decir, el Estado – es quien impone los parámetros de identificación tales como la religión, la educación y las estructuras del lenguaje y la comunicación; pero Hobsbawm agrega, diferenciándose con Gellner en este aspecto, otras cuestiones aparte como la vinculación a un pasado común por medio de los ritos y las tradiciones. Ahora bien, hay algo nuevo que señala Hobsbawm, que si bien no es trabajado a profundidad en este libro es importante indicar para efectos de este trabajo, y esto es, el ver a la 28.

(33) nación como un fenómeno dual que no solo se constituye “desde arriba” sino también “desde abajo”, en palabras del autor: Por consiguiente, las naciones y los fenómenos asociados con ellas deben analizarse en términos de las condiciones y los requisitos políticos, técnicos, administrativos, económicos y de otro tipo. Por este motivo son, a mi modo de ver, fenómenos duales, construidos esencialmente desde arriba, pero que no pueden entenderse a menos que se analicen también desde abajo, esto es, en términos de los supuestos, las esperanzas, las necesidades, los anhelos y los intereses de las personas normales y corrientes, que no son necesariamente nacionales y menos todavía nacionalistas. (Hobsbawm, 1991, p. 19). Esto - aparte de ser una crítica a Gellner ya que este último autor ve a las naciones solo desde el proceso de modernización, es decir, desde una perspectiva unilateral “desde arriba” - es esencial para la presente propuesta ya que, en primer lugar, muestra que la construcción nacional es un desarrollo que se perpetra no solo desde las instituciones estatales, sino que también, y en este sentido, el proceso de construcción del Estado – nación se determina acorde a los distintos sectores que la componen, lo cual incluye a los grupos vistos “desde abajo.” En segundo lugar, este señalamiento del autor posiciona el hecho de que es el Estado el que pretende crear lo nacional – y por ello debe analizarse, según el autor, desde las condiciones políticas, económicas, administrativas, etcétera – pero, a medida que el proceso va tomando forma, lo que se va constituyendo como nación desborda lo institucional, por lo cual aquello es un aporte valioso para diferenciar entre construcción nacional y construcción estatal. El resto del trabajo de Hobsbawn descrito en su libro es prescindible para el propósito que aquí se busca, ya que si bien su análisis es fundamental para entender la nación moderna, el autor se abstiene de dar una. 29.

(34) definición explicita, por lo cual el extracto señalado con anterioridad es el que se considera más relevante aquí. Ahora bien, en medio de esta conceptualización se hace necesario desarrollar un poco más aquella relación (y también, en cierto caso, distinción) entre la construcción estatal y la construcción nacional; para ello, lo que se ve pertinente para esta propuesta es lo mencionado por Philip Abrams (1977) quien nos señala que a la hora de hablar del Estado debe tenerse presente que aquel no es una entidad como tal, sino que, ante todo, existe en función de una dimensión ideológica. De esta manera, el Estado es de carácter abstracto, no comprende solo la institucionalidad que lo constituye sino que dentro de él existen distintas dinámicas y contradicciones ideológicas, o en otras palabras, que el Estado debe verse desde la idea del Estado que existe, y no como entidad material. Lo otro – es decir, las instituciones y los entes, por así decir, “tangibles” del Estado – Abrams lo llamará sistema de Estado, que es desde donde parte la construcción de aquella idea del Estado. Aquí se dilucida la definición y relación de lo que sería la construcción estatal y la construcción nacional; siendo la primera esa estructura tangible que se podría enmarcar en instituciones, gobiernos, burocracia, etc.; mientras que la segunda – la idea del Estado – vendría a tomar forma en la construcción nacional que nace del primer ítem. En este sentido, la construcción estatal tiene como fin consolidar sus entes para, en últimas, servir a un proyecto ideológico determinado. La idea del Estado se constituye para dar a luz este proyecto y legitimarlo en el tipo de sociedad que rige. El Estado no es pues un objeto similar a un oído humano. Ni siquiera es un objeto similar a un matrimonio humano. Es un objeto de tercer orden, un proyecto ideológico. Es, en primer lugar y sobre todo, un ejercicio de legitimación – que al legitimar lo que, debemos suponer, sería 30.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...