Una aproximación a la comprensión de la creación artística y a la sublimación dos estudios de caso

174  Descargar (1)

Texto completo

(1)

Bogotá, D.C., 8 de Agosto del 2013

Señores

Biblioteca Alfonso Borrero Cabal S.J.

Pontificia Universidad Javeriana

Ciudad

Los suscritos:

Derly Catherine Salamanca Ballesteros

, con C.C. No

1018428343

En mi calidad de autor exclusiva de la obra titulada:

Una aproximación a la comprensión de la creación de la creación artística

y a la sublimación: dos estudios de caso

(por favor señale con una “x” las opciones que apliquen)

Tesis doctoral

Trabajo de grado

x Premio o distinción:

Si

No

x

cual:

presentado y aprobado en el año 2013

por medio del presente escrito autorizo

(autorizamos) a la Pontificia Universidad Javeriana para que, en desarrollo de la presente

licencia de uso parcial, pueda ejercer sobre mi (nuestra) obra las atribuciones que se indican

a continuación, teniendo en cuenta que en cualquier caso, la finalidad perseguida será

facilitar, difundir y promover el aprendizaje, la enseñanza y la investigación.

(2)

trabajos de grado de la Biblioteca.

x

2.

La consulta física o electrónica según corresponda

x

3.

La reproducción por cualquier formato conocido o por conocer

x

4.

La comunicación pública por cualquier procedimiento o medio físico o

electrónico, así como su puesta a disposición en Internet

x

5.

La inclusión en bases de datos y en sitios web sean éstos onerosos o

gratuitos, existiendo con ellos previo convenio perfeccionado con la

Pontificia Universidad Javeriana para efectos de satisfacer los fines

previstos. En este evento, tales sitios y sus usuarios tendrán las mismas

facultades que las aquí concedidas con las mismas limitaciones y

condiciones

x

6.

La inclusión en la Biblioteca Digital PUJ (Sólo para la totalidad de las

Tesis Doctorales y de Maestría y para aquellos trabajos de grado que

hayan sido laureados o tengan mención de honor.)

x

De acuerdo con la naturaleza del uso concedido, la presente licencia parcial se otorga a

título gratuito por el máximo tiempo legal colombiano, con el propósito de que en dicho

lapso mi (nuestra) obra sea explotada en las condiciones aquí estipuladas y para los fines

indicados, respetando siempre la titularidad de los derechos patrimoniales y morales

correspondientes, de acuerdo con los usos honrados, de manera proporcional y justificada a

la finalidad perseguida, sin ánimo de lucro ni de comercialización.

(3)

(continuaremos) conservando los correspondientes derechos patrimoniales sin modificación

o restricción alguna, puesto que de acuerdo con la legislación colombiana aplicable, el

presente es un acuerdo jurídico que en ningún caso conlleva la enajenación de los derechos

patrimoniales derivados del régimen del Derecho de Autor.

De conformidad con lo establecido en el artículo 30 de la Ley 23 de 1982 y el artículo 11

de la Decisión Andina 351 de 1993,

“Los derechos morales sobre el trabajo son propiedad

de los autores”

, los cuales son irrenunciables, imprescriptibles, inembargables e

inalienables. En consecuencia, la Pontificia Universidad Javeriana está en la obligación de

RESPETARLOS Y HACERLOS RESPETAR, para lo cual tomará las medidas

correspondientes para garantizar su observancia.

NOTA: Información Confidencial:

Esta Tesis o Trabajo de Grado contiene información privilegiada, estratégica, secreta,

confidencial y demás similar, o hace parte de una investigación que se adelanta y cuyos

resultados finales no se han publicado.

Si

No X

(4)
(5)

DESCRIPCIÓN DEL TRABAJO DE GRADO

FORMULARIO

TÍTULO COMPLETO DE LA TESIS DOCTORAL O TRABAJO DE GRADO

Una aproximación a la comprensión de la creación de la creación artística y a la sublimación: dos

estudios de caso

SUBTÍTULO, SI LO TIENE

AUTOR O AUTORES

Apellidos Completos

Nombres Completos

Salamanca Ballesteros

Derly Catherine

DIRECTOR (ES) TESIS DOCTORAL O DEL TRABAJO DE GRADO

Apellidos Completos

Nombres Completos

Castellanos Urrego

Sergio Guillermo

FACULTAD

Facultad de Psicología

PROGRAMA ACADÉMICO

Tipo de programa ( seleccione con “x” )

Pregrado

Especialización

Maestría

Doctorado

X

(6)

Martin Gafaro

TRABAJO PARA OPTAR AL TÍTULO DE:

Psicóloga

PREMIO O DISTINCIÓN

(En caso de ser LAUREADAS o tener una mención especial)

:

CIUDAD

AÑO DE PRESENTACIÓN DE

LA TESIS O DEL TRABAJO

DE GRADO

NÚMERO DE

PÁGINAS

Bogotá

2013

143

TIPO DE ILUSTRACIONES ( seleccione con “x” )

Dibujo

s

Pinturas

Tablas, gráficos y

diagramas

Planos

Mapas

Fotografía

s

Partituras

X

X

X

SOFTWARE REQUERIDO O ESPECIALIZADO PARA LA LECTURA DEL

DOCUMENTO

Nota:

En caso de que el software (programa especializado requerido) no se encuentre

licenciado por la Universidad a través de la Biblioteca (previa consulta al estudiante), el texto

de la Tesis o Trabajo de Grado quedará solamente en formato PDF.

DESCRIPTORES O PALABRAS CLAVE EN ESPAÑOL E INGLÉS

Son los términos que definen los temas que identifican el contenido. (En caso de duda

para designar estos descriptores, se recomienda consultar con la Sección de Desarrollo

de Colecciones de la Biblioteca Alfonso Borrero Cabal S.J en el correo

biblioteca@javeriana.edu.co

, donde se les orientará).

ESPAÑOL

INGLÉS

(7)

Inconsciente

Unconscious

Proceso primario

Primary Reinforcement

Proceso secundario

Secondary Reinforcement

RESUMEN DEL CONTENIDO EN ESPAÑOL E INGLÉS

(Máximo 250 palabras - 1530 caracteres)

El presente trabajo de grado pretende realizar una aproximación a las vicisitudes que se dan

en el proceso sublimatorio cuando este se expresa como creación artística en dos sujetos: una

artista diagnosticado con esquizofrenia paranoide y en un artista conceptual sin diagnóstico de

enfermedad mental. Los datos se obtienen gracias a la metodología de orden cualitativo por

medio de una entrevista semiestructurada y la aplicación del test proyectivo Rorschach. Sin

embargo es clave resaltar que no es lo mismo sublimar que crear; si bien la sublimación está

presente en toda creación, no toda sublimación es creación, siendo pertinente conocer la

relaciona con el proceso primario y secundario. En este sentido lo que se va a encontrar en las

siguientes líneas es el abordaje teórico a esta temática vista desde el lente psicoanalítico.

The present work aims to grade an approach to the events that occur in the process

(8)

UNA APROXIMACIÓN A LA COMPRENSIÓN DE LA CREACIÓN ARTÍSTICA Y A LA SUBLIMACIÓN: DOS ESTUDIOS DE CASO

Catherine Salamanca Ballesteros

Sergio Guillermo Castellanos Urrego

PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA FACULTAD DE PSICOLOGÍA Noviembre

(9)
(10)

TABLA DE CONTENIDO

1. Introducción 5

2. Justificación y Planteamiento del Problema 8

3. Aproximación a un estado del arte acerca de las diferentes perspectivas sobre creatividad 13

4. Fundamentación Bibliográfica 34

5. Objetivos 84

5. 1 Objetivo General 84

5.2. Objetivos Específicos 84

6. Método 84

6.1. Tipo de Investigación 84

6.2. Participantes 86

6.3. Instrumentos 86

6.4. Procedimiento de la Investigación 88

6.5. Categoría de Análisis 90

Con el fin de esclarecer la información encontrada, se plantean las siguientes categorías para

posteriormente realizar el análisis. 90

6.5.1. Proceso Primario 90

6.5.2. Proceso Secundario 90

6.5.3. Carácter ideacional 90

6.5.4. Principio de Placer 91

6.5.5 Principio de Realidad 92

6.5.6. Arte 92

7. Resultados 92

8. Discusión

9. Referencias

10.Apéndices

107

120

(11)

Resumen

El presente trabajo de grado pretende realizar una aproximación a las vicisitudes que se dan en el proceso sublimatorio cuando este se expresa como creación artística en dos sujetos: una artista diagnosticado con esquizofrenia paranoide y en un artista conceptual sin diagnostico de enfermedad mental. Los datos se obtienen gracias a la metodología de orden cualitativo por medio de una entrevista semiestructurada y la aplicación del test proyectivo Rorschach. Sin embargo es clave resaltar que no es lo mismo sublimar que crear; si bien la sublimación está presente en toda creación, no toda sublimación es creación, siendo pertinente conocer la relaciona con el proceso primario y secundario. En este sentido lo que se va a encontrar en las siguientes líneas es el abordaje teórico a esta temática vista desde el lente psicoanalítico.

Palabras Clave: Psicoanálisis, sublimación, creatividad, inconsciente, proceso primario, proceso secundario.

Abstract

This paper aims to grade an approach to the events that occur in the process sublimatory when this is expressed as an artistic creation in two subjects: an artist diagnosed with paranoid schizophrenia and a conceptual artist undiagnosed mental illness. The data are obtained through a qualitative

methodology using a semistructured interview and the Rorschach projective test application. However, it is key to note that is not the same sublimate that create, while sublimation is present in all creation, sublimation is not all creation, still relevant knowledge related to the primary and secondary process. Here is what you will find in the following lines is the theoretical approach to this subject

psychoanalytic view from the lens.

(12)

1. Introducción

“El arte comienza donde lo que no puede ser dicho, debe ser mostrado, e incluso, exhibido”

Wittgenstein.

Se parte de un interés bastante particular y profundo por la literatura, que ha aumentado a lo

largo del tiempo, del viaje de la vida – del viaje de mi vida-. Para un viaje la mejor compañía es un

libro; no el libro per se, sino el significado y lo que puede llegar a simbolizar para el lector, para el que aprecia ese acto creativo; es el dejarse llevar por cada una de las palabras, el poder tener una conexión

con el “creador”, casi un diálogo. Aunque muchos de nosotros leímos “El Quijote”, lo interesante es

que siguiendo las mismas líneas que conforman el texto literario, cada uno tiene una representación diferente de Sancho Panza, de Dulcinea del Toboso, y de Rocinante, siendo este un punto fundamental de la creatividad (imaginando el relato que nos comparte el escritor), dándole paso a la propia escena personal, en donde hasta se puede llegar a crear posteriormente, tomar esas palabras como vehículo, tocando las fibras más ocultas del ser humano; la motivación principal es centrar el estudio del presente trabajo sobre la creatividad, pues considero que los productos creativos, no hablando de los grandes artistas, sino partiendo de la premisa que todos somos creativos, dependiendo de esa

“otredad”, puede llegar a tocar lo verdaderamente interno, lograr esa conexión visceral, en donde el

cuerpo habla por el sentimiento, ese lugar en el que las palabras no son suficientes, en donde si hay expresión, siendo esta la emoción. Es lo inquietante y a la vez interesante.

Es llamativo ver la creatividad por medio de la metáfora, entendiendo la vida como una

travesía o viaje de transformación y descubrimientos. Citando aquí a el poeta Cavafis, con el “Viaje a

Itaca”. (Apéndice A)

Por tanto es importante realizar este verdadero viaje de exploración y descubrimiento de mi propia creatividad, de este inmenso viaje por medio de las palabras, de la teoría, de la práctica, de la vivencia, de la vida en esencia misma, pues no quiero dejar perder la capacidad de asombro, de imaginación, de curiosidad, de pensamiento, y por su puesto de creatividad. Y a la vez darle una mirada y desmitificar la idea que durante mucho tiempo la creatividad ha estado ligada de manera exclusiva al arte, a la herencia científica y a la genialidad.

Existiendo las sucesivas traducciones de la emoción en donde siempre queda algo de

irrepresentable, eso que no se puede verbalizar. Es en este preciso lugar donde aparece la creatividad, pudiéndose expresar por medio de una obra de arte, una expresión musical, un poema, una novela, un cuento, una escultura, una fotografía, entre otras tantas expresiones. Convirtiéndose en un vehículo de emociones, y me atrevo a afirmar hasta de pensamientos. Ejemplificándolo un poco, es lo que sucede

(13)

entrometidos en su cuerpo que le incitan a darle expresión simbólica; del lado del oyente, le hiere en

esos signos y les sirve de lenguaje” (López, 2009).

Me cautiva el ver la creatividad como una forma de librarse de lo inefable, o en su defecto evocar caminos que sean más transitables permitiendo representablidad. En este momento traigo la

voz de López, L. “Acudí una mañana temprano, entre una ocupación y otra, a una exposición de

Oswaldo Guayasamín (Apéndice B), el excelente pintor ecuatoriano. Una clase de niños y niñas de ocho años miraban embelesados unos cuadros donde el dolor se expresa con una constancia y dimensiones sobrehumanas. Una niña, se me acercó y me dijo, mirando ambas un cuadro titulado

Manos de terror, “Me dan miedo; éste me da miedo” (2009). Ése era probablemente el sentimiento

que Guayasmín quería evocar con su obra, el mismo que esta niña de ocho años pudo evocar, una emoción que recuerda el miedo originario de esa niña. Y cómo éste existen cientos de ejemplos para dar a conocer lo interesante que me resulta el poder experimentar los sentimientos y las emociones más profundas que tiene tanto el creador al estar llevando a cabo su obra, como la persona que

observa –espectador-, y que se da la posibilidad de adentrarse en ese mundo, de sentir, experimentar y

darle lugar a lo muchas veces innombrable.

Sabiendo que los sonidos producen imágenes, y las imágenes se acompañan de sonidos, tienen voces internas. Metaforizar el sonido en imágenes permítaseme decir es un procedimiento universal que construye lo imaginario, tanto el significante, el símbolo, nos afecta y está presente en nosotros teniendo ayuda de los procesos visuales que el sonido evoca, encontrando lugar el gusto y la

fascinación. Por ejemplo en el cine las bandas sonoras, logran una conexión estrecha entre el sonido y la imagen. Equiparable para mi entre el personaje creador y el espectador; o también entre el

sentimiento originario y el producto creativo.

Entrando en el mundo psicoanalítico reafirmando el interés por la creatividad desde un abordaje de lo inconsciente, considero que en la creatividad existe un juego entre el proceso primario entendiendo esto como lo más primitivo del ser humano, los instintos, sus deseos y su

representabilidad alucinatoria, no pensada, sin juicio de realidad e insconciente; y el proceso

secundario en donde existe elaboración y se le da paso al pensamiento, por lo mismo es llamativo ver que en la creatividad existe un juego constante entre estos dos procesos. Enunciando en este momento, que los bloqueos de la creatividad no son de carácter exclusivamente emocional o racional, sino que tienen que ver con el juego anteriormente planteado.

En este sentido, es importante conciliar entre nosotros mismos el Don Quijote que puede llegar a representar la parte de la utopía, de los sueños, la parte visionaria con el Sancho Panza siendo la parte realista, pragmática, que puede llegar a ayudarnos a administrar la realidad. Por tanto, integrar la luz y la sombra de nuestro psiquismo, esto son las polaridades, implicando darle lugar a la flexibilidad en la manera de verse a sí mismo y de tratarse. Sabiendo que todos tenemos capacidad para la ternura y para

(14)

creatividad consiste en integrar las polaridades internas que están en lucha constante dentro de nosotros mismos.

Traigo la voz de Aldana, G. (1996) En la medida en que tocamos fondo en ese mundo de la

sombra, podemos renacer a un yo más integral, a una personalidad mucho más completa”. De esta

manera nos podemos “aclarar” como seres humanos en la medida en que somos conscientes de nuestra

propia oscuridad, en la medida en que la reconocemos y la vivenciamos. Viéndose a si mismo en un constante proceso de transformación, como eternos caminantes, siendo la vida la que depara retos conscientes o inconscientes, encuentros, pérdidas, duelos, responsabilidades, evasiones, idealizaciones en una palabra: aventura, y es en este momento donde cada quien decide de que manera y como quiere enfrentarse y vivir ese viaje.

El interés por la creatividad existe, en tanto es una manera especial de pensar, sentir y actuar, que conduce a un logro o producto original muchas veces, bien sea para el sujeto o para algún grupo social. La creatividad se nutre de lo interno, y de lo externo también. En este sentido la creatividad es una manera especial de sentir, en donde el ingrediente fundamental es la sensibilidad, en donde se pone a total funcionamiento cada uno de los sentidos, en donde se debe tener un contacto con sí mismo, y con el resto de la realidad.

Afirma, Aldana (1.996) la sensibilidad tiene que ver con la apertura, la receptividad, la permeabilidad a la experiencia, la capacidad de sorprendernos, de ver y oír más allá de lo obvio, esforzándose en remozar la vieja mirada sobre las personas y las cosas, la sensibilidad es una actitud de respeto por la vida, de permanente descubrimiento, no de conquista y dominación sobre ella, sino de humildad.

En este orden de ideas, convergen dos intereses particulares que tengo puntualmente: el descubrir los elementos de la creatividad y la sublimación-termino psicoanalítico-, y su relación con el mundo interno, para esto voy a enfocarme principalmente en el abordaje que se ha venido dando desde la teoría psicoanalítica, pero sin desconocer las diferentes perspectivas desde la psicología, por ende a continuación se dará un pequeño esbozo de los acercamientos que se han realizado en torno al tema de la creatividad.

(15)

2. Justificación y Planteamiento del Problema

“El artista es el intérprete, el amanuense de una fuerza misteriosa que le viene de la

mente” Borges.

Es importante iniciar enunciando, que en la sociedad actual se han relegado las

manifestaciones artísticas a la categoría de actividad accesoria teniendo como único propósito el entretenimiento, convirtiéndose de esta manera en un pasatiempo, hasta se piensa que no tienen ningún sentido, y por tanto ningún objetivo. En consecuencia, el arte ha quedado en el nivel de un producto cuya forma más importante de difusión es el consumo, inmerso en un mundo capitalista, orientado por

“el qué dirán y un afán constante por aparentar. Esto mismo se refleja a su vez en los ámbitos

académicos de las ciencias humanas, en los que pareciera no existir una preocupación central por abordar el fenómeno con la apropiada rigurosidad que su misma complejidad exige; por lo contrario, el arte ha ocupado siempre las líneas secundarias de la investigación, dejando la creación artística en el olvido, como si no tuviese ningún tipo de importancia formativa a nivel intelectual, -siendo este el aspecto propiamente de la academia-, o a nivel personal.

Esto entra en concordancia con la misión de la Pontificia Universidad Javeriana que ha luchado en contra de la crisis ética que se ha producido por la instrumentalización de las relaciones humanas. Por ende se trabaja constantemente para poder tener una mirada interdisciplinar, a saber, es fundamental en la medida en que no es pertinente el abordaje de una temática o de un problema con sesgos, y reduccionismos innecesarios.

Teniendo en cuenta que una de las problemáticas puntuales que la Universidad pretende solucionar por medio de la misión, es el poco aprecio de los valores de la nacionalidad y la falta de conciencia sobre la identidad cultural, centrado mi atención básicamente en el ultimo punto, dado que las expresiones artísticas hacen parte de la identidad cultural, y en tanto están subvaloradas. También se debe resaltar que la misión de la Universidad, trabaja específicamente por combatir la

discriminación social y la concentración del poder económico y político, que esta directamente relacionado con el arte, en la medida en que el poder económico esta concentrado en unos pocos, tan solo estos podrán tener acceso a las expresiones artísticas.

Por su parte la pertinencia interdisciplinar existe en la medida en que es un tema que

“preocupa” a las diferentes áreas como: psicología, sociología, educación, arquitectura, diseño,

derecho, ingeniería, publicidad entre otros tantos desde diversas posturas y lecturas, pero precisamente lo que se pretende con el presente trabajo es poder dar un aporte a la ciencia, y a las áreas que abordan el tema propiamente de creatividad artística. Apoyando puntualmente el proyecto educativo, la

Universidad Javeriana aspira a que las investigaciones y los conocimientos conduzcan a la integración o creación de estructuras, infraestructuras y mecanismos comunes a las distintas disciplinas y

(16)

En cuanto a la metodología de investigación que se utiliza es de corte cualitativo, con estudio único de caso siendo pertinente para este trabajo, en la medida en que se investiga por aspectos particulares individuales y así poder tener un acercamiento a las vicisitudes de una manera más profunda, aspecto que por diferentes aspectos se complica más con un muestra estadísticamente significativa. La investigación cualitativa permite cruzar disciplinas, áreas de conocimiento y

problemáticas, promoviendo la comprensión de la realidad como resultado de un proceso histórico de construcción a partir de la lógica de sus protagonistas, con una óptica interna y rescatando su

diversidad y particularidad.

En este orden de ideas, el hecho de estudiar puntualmente los temas de “creación artística” y

“sublimación” desde la teoría psicoanalítica son fundamentales en la medida en que se atañe a

explicaciones en las que se puede evidenciar la “obra artística” como tal, y tener una aproximación de

los conflictos internos inconscientes que tiene la persona, siendo estos la base para movilizar dichas creaciones.

Desde Freud, la creación supone la producción de un material que proviene directamente del inconsciente del artista, sin que medie la represión. Sin embargo se debe saber que Freud vincula más tajantemente el acto creativo con las ensoñaciones diurnas y con el juego infantil, que con las fantasías

inconscientes del creativo. Citando a Fiorini (1995), “Por lo que respecta a la obra de arte, lo que para

los griegos era la esencia de la obra, era el hecho que algo llegase al ser desde el no-ser, abriendo así el

espacio de la verdad (p. 13).

Por tanto, es importante iniciar recordando que Freud describe la sublimación como uno de los cuatro destinos de la pulsión. Utilizando la metáfora del dique para la represión, la transformación en lo contrario y la vuelta sobre sí mismo. La sublimación atestigua un movimiento que si bien puede conocer regresiones, implica una simbolización abierta. Definir la sublimación como una derivación tiene el inconveniente de que lleva a concebir la energía libidinal como un quantum estable y a la sublimación como una descarga en función de ese quantum (1915).

Para Freud, la sublimación es un mecanismo de defensa tardío que procede del estado genital infantil y se afirma en la adolescencia. Un mecanismo que surge tras el complejo de Edipo como una solución a pulsiones sexuales parciales (voyeurismo, exhibicionismo, sadismo, masoquismo) que no pueden integrarse en la vida amorosa genital y que no necesariamente tienen que caer en la regresión. La sublimación constituye una tercera solución: un residuo pulsional activo y disponible que puede ser utilizado en actividades específicamente humanas que tienen un valor en el orden social, en la cultura y la civilización. En este sentido, todos los seres humanos tendrían acceso a ella, sin embargo Freud citado por Fiorini, afirmo que las mujeres subliman menos que los hombres pues carecen de angustia de castración al estar ya castradas. En este sentido Freud fomenta el mito falocéntrico de la

(17)

Freud (1923), afirma “Parece verosímil que esta energía indiferente y desplazable, activa tanto

en el yo como en el ello, provenga del acopio libidinal narcisista, y sea, por ende, Eros desexualizado”,

enfatizando la idea de la libido narcisista desexualizada. Este acopio de libido narcisista es en este orden de ideas una parte fundamental de la sublimación. Al perder su relación con los objetos con los que el yo se identifica pasa a ser libido del yo y de ahí a desplazarse a objetos o metas que son valoradas socialmente.

La energía sublimada conserva también su fuente corporal, pero está modificado el objeto y el

fin de la pulsión, que se transforma de sexual a cultural. La energía del yo es “desexualizada y

sublimada”, susceptible de ser desplazada en objetos no sexuales y al servicio de la mayor función del

Eros que es ligar y unir tanto las partes del yo como las del objeto. De modo que la obra creada está dotada de una realidad material y social, siendo una proyección de fantasmas generalmente

pregenitales y de las pulsiones parciales del autor. (López, 2009, p. 53).

Freud (1923), describe dos operaciones paralelas, teniendo: la transformación de la libido objetal en narcisista y la sublimación. Estas operaciones aparecen en una implicación recíproca, la libido narcisista es aquella que se sublimara, ya que al perder su relación con los objetos queda a disposición del yo. En el proceso sublimatorio, al estar de esta manera vinculado a las identificaciones, es producto de una historia compleja o univoca. El yo es efecto de aquellos objetos a los que ha debido renunciar en su historia libidinal. El aporte de líbido del yo se limita a precisar la formación de la capacidad de sublimar como consecuencia del hecho de que la libido se separa de los objetos e inviste al yo, a la inversa de la idealización, en que la fijación al objeto lo vuelve relativamente fijo.

La fuente pulsional es la libido del yo, el objeto se deslizó hacia el interior del yo como objeto de identificación, y el fin ha sido desexualizado porque el ser como el objeto ha reemplazado a la

moción pulsional. Se da un apuntalamiento invertido: los “intereses” del yo se apuntalan en la

sexualidad. Eros es la forma ligada y a la vez ligadora de la sexualidad puesta en evidencia por el descubrimiento del narcicismo. Eros sustenta al yo y, por lo tanto, a las actividades sublimatorias.

En su forma más general la sublimación (Hornstein, 1988), es un movimiento libidinal que se desplaza hacia objetos y fines valorados narcicisticamente. En la sublimación no queda ni el fin, ni el

objeto ni la fuente sino sólo energía sexual desexualizada puesta al servicio de actividades no

sexuales. La sublimación no consiste solo en un pasaje a un nivel más elevado de la jerarquía de los valores, sino también en el cambio de un modo de funcionamiento psíquico a otro radicalmente heterogéneo. La sublimación es un proceso de transformación de la economía de la psiquis. Siguiendo

a Freud, es “la utilización del resto pulsional activo para fines no sexuales”.

En este sentido, Hornsterin (1988) afirma que no hay que presentar al proceso sublimatorio en una versión idílica en tanto está atravesado de riesgos y sufrimientos. Tampoco elitista en relación con la psicopatología, ya que muchos de los sujetos en los límites de lo analizable han logrado

(18)

Según, Anzieu (citado por López, 2009), la sublimación conserva de la pulsión su empuje, “no

pueden sublimar más que los individuos dotados de una gran fuerza pulsional innata”,

De esta manera, la sublimación debe ser pensada no como momento sino como proceso.

Proceso en el cual la realidad psíquica compleja mezcla el “oro puro” de la sublimación con el “vil

cobre” de otros mecanismos concomitantes. Por esto, la epistemofilia es al comienzo universal: “del

apetito de saber de los niños pequeños es testimonio su infatigable placer de preguntar” (1931).

Freud en 1905, en Tres ensayos de una teoría sexual, escribe que la pulsión de saber no

puede computarse entre los componentes pulsionales elementales ni subordinarse de manera exclusiva a la sexualidad. Su acción corresponde por una parte a una manera sublimada del apoderamiento, y, por la otra, trabaja con la energía de la pulsión de ver. Lo que impulsa a saber proviene de la pulsión de dominio y es alimentado por el placer vinculado a la visión. No son intereses teóricos sino prácticos

los que ponen en marcha la actividad investigadora del niño. la investigación sexual de la primera

infancia es siempre solitaria: implica un primer paso hacia la orientación autónoma en el mundo”. La

curiosidad converge hacia los vínculos primordiales, y estos se convierten en centros de irradiación desde los cuales el mundo va adquiriendo un valor libidinal, siendo este el punto de partida del interés intelectual.

Si la pulsión de saber está apuntalada en el placer del otro, el niño podrá investir

libidinalmente su pensamiento e identificarse con ese pensante deseado por la madre, así es como la libido objetal (ligada a la madre), pasa a ser investimento narcisista de una representación del yo que sostiene la actividad de pensamiento. La constitución del yo como la apropiación de imágenes y enunciados que le conciernen, con su correspondiente investimento libidinal que deviene

investimento narcisista, el niño debe identificarse con ese aspecto pensante que es fuente de placer tanto para lo pulsional como para la madre.

Siguiendo a Hornsterin (1988) quien afirma que la curiosidad no es natural sino producto de la inclusión del tercero que opera como discriminador-separador. Para que el niño formule preguntas tiene que haber un resquicio por donde la intimidad materna se transforma en alteridad, y es así como la obturación de toda curiosidad una vez despertada puede llevar a la inhibición intelectual, la no

aparición de esa abertura impide la aparición de toda curiosidad. Si bien la madre puede reconocer que no puede saber siempre lo que el hijo piensa, el pensamiento del niño puede obtener una prima de placer, el placer de pensar sólo es posible si el pensamiento puede aportar la prueba de que no es la simple repetición de un ya pensado.

Es así como, en el psicoanálisis la sublimación es un proceso que intenta dar cuenta de actividades humanas apartemente alejadas de la sexualidad pero sostenidas por la pulsión sexual. Esta ha sido derivada a un nuevo fin y apunta a actividades valorizadas por el ideal del sujeto. La

(19)

cultural. Que la actividad sea socialmente valorizada parece ser condición necesaria, pero no es condición suficiente.

Siendo la sublimación, una forma transaccional, pero siendo también una transformación de la pulsión en un producto valorizado narcicistamente y supone el placer por esta transformación. La formación del ideal aumenta las exigencias del yo, mientras que la sublimación constituye una

formación de compromiso que satisface transaccionalmente –desde luego- al deseo y tiene

simultáneamente un beneficio narcisista.

Para Anna Freud la sublimación es el décimo mecanismo de defensa, para Fenichel una

defensa exitosa. Flournoy afirma: “la sublimación sería el proceso que permite que una actividad

cultural, cualquiera que ella sea, sea efectuada de una manera aconflictual, es decir, separada de los lazos conflictuales que la unen a las fantasías infantiles. Ella permite una actividad separada del

pasado, una actividad del devenir (…) una sublimación autentica implicaría una ausencia de lazos

simbólicos con el pasado. (p. 88 citado por Hornstein, p. 42). Postular la sublimación como

“aconflictual” conduce inevitablemente a la aceptación de aspectos autónomos del yo.

Para finalizar es clave resaltar que no es lo mismo sublimar que crear. Si bien la sublimación está presente en toda creación, está posee un plus que transforma al sujeto. Es decir, el sujeto que piensa (inviste el pensamiento de modo sublimatorio).

Antes se debe realizar una aclaración del término vicisitud, entendiendo este como una circunstancia cambiante, una sucesión de acontecimientos favorables y adversos, o también como inconstancia o alternativa de sucesos prósperos. Por ende, el interrogante que convoca y se pretende responder por medio del presente trabajo es el que se encuentra a continuación:

(20)

3. Aproximación a un estado del arte acerca de las diferentes perspectivas sobre creatividad

"Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo."

(Wittgenstein, 1922)

“Del mismo modo que algunos pensamientos

se realizan mediante palabras inaudibles,

otros se realizan mediante cuadros invisibles.”

(Hume, 1984)

En las siguientes líneas el lector se encontrará con el recorrido que ha realizado la autora de la presente investigación puntualmente acerca del tema de creatividad, en este orden de ideas se puede obviar y pasar directamente a la fundamentación bibliográfica en caso de tener información suficiente sobre el tema de la creatividad, si no es el caso, el lector hallará en el estado del arte una

contextualización acerca del tema de la creatividad, dado que existen múltiples aproximaciones y perspectivas frente al tema, para tener un abordaje holístico es pertinente iniciar hablando del origen histórico, de las múltiples definiciones, para de esta manera poder tener una base y un posible contacto a este mundo. Luego existen tres apartados propiamente, en el primero se abordan los autores más representativos del mismo tema, posteriormente las teorías más relevantes y por ultimo las características individuales y una descripción del sujeto creativo y sus aptitudes.

El diccionario de la Real Academia de la Lengua Española (2010), define creatividad como: Facultad de crear, y como capacidad de creación. También, la palabra creatividad tiene su origen en la voz latina creare, que significa engendrar, dar a la luz, producir, crear. De acuerdo con esta derivación la creatividad es ya algo dinámico, un proceso en marcha y en desarrollo, que lleva en sí su origen y su meta. Aunque la creatividad sea tan antigua como la humanidad misma, este fenómeno solo se ha relacionado, especialmente en los últimos cinco siglos, con las bellas artes; e incluso dentro de las mismas se le ha aplicado al genio, a lo extraordinario, rodeándolo así de una aureola de misticismo.

La primera definición científica de la creatividad como categoría de análisis proviene de la psicología cognitiva. A nivel disciplinar, histórico y casi legendario se atribuye al psicólogo J. P. Guilford (1950) el comienzo del tratamiento científico de la creatividad con la definición del término

cultista “creativity”, frente al tradicional de “creativeness” como categoría delimitadora de un nuevo

objeto y campo de estudio de la psicología cognitiva.

Sin embargo, en psicología las diferentes formas en que se ha abordado el tema de la

creatividad se encuentran conceptualmente alejadas –y a veces disociadas- de los modelos sobre el

(21)

la falta de consenso acerca del uso que se hace de la expresión creatividad (Torrance, 1972; Romo, 1997 citado por Carpio, Canales, Morales, Arroyo, Silva, 2007). En la actualidad, las concepciones de la creatividad se encuentran enmarcadas en las diferentes posiciones psicológicas, sin que exista un tratamiento sistemático de dicho concepto.

Para iniciar se presentaran los autores más representativos que han abordado el tema de creatividad, se inicia con Guilford (psicólogo norteamericano estadounidense pionero en la

investigación científica de la creatividad), María Teresa Esquivias, psicóloga mexicana especialista en habilidades del pensamiento puntualmente en el área de creatividad, posteriormente se citara a Juliana Betancourt, psicóloga de la Habana-Cuba, especialista en Creatividad y Educación, Edgar Emiro Silva, por su parte psicólogo venezolano, especialista en creatividad desde el enfoque constructivista.

Por su parte, Guilford (1967 citado por Carpio, et, al. 2007) la considera no como una, sino como varias aptitudes de los individuos creadores, cuyas características son la fluidez, la flexibilidad, la originalidad, y el pensamiento divergente. Para Rogers (1982 citado por Carpio, et, al. 2007), la creatividad es la emergencia activa de un producto relacional nuevo, que resulta de la singularidad del individuo y de las condiciones materiales, sucesos, personas y circunstancias que rodean la vida de dicho individuo. En la obra de Pereira (1997 citado por Carpio, et, al. 2007), la creatividad es esa

capacidad de crear la propia existencia, de actuar basado en las decisiones que vienen “de dentro” en

conjunción con elementos del medio externo, conjunción en la que radica su originalidad. Esquivias (2004 citado por Carpio, et, al. 2007), ofrece un panorama completo sobre las caracterizaciones de la creatividad, las cuales abarcan una gran cantidad de concepciones sobre ésta, que la conciben como proceso mental o cognitivo, capacidad humana, aptitud, actitud ante las situaciones, habilidad para resolver situaciones e innovar, característica o rasgo de la personalidad, acto, actividad de la

naturaleza misteriosa, un medio para la consecución de la creación, un tipo de idea o de pensamiento, una facultad de índole innata o una metáfora para describir situaciones ordinarias de la vida.

Ante este panorama en el que se caracteriza a la creatividad de forma poco clara, ambigua con características incluyentes y a veces excluyentes, Betancourt (1999 citado por Carpio, et, al. 2007) opta por ofrecer una definición que integra muchos elementos; así define creatividad como el potencial humano que incluye componentes cognoscitivos, afectivos, intelectuales, y volitivos, articulados por una atmósfera creativa que origina productos novedosos y de gran estimación social y trascendencia histórica; en una clasificación más reciente, Silva (2002 citado por Carpio, et, al. 2007) organiza las diferentes concepciones sobre creatividad en función del tipo de factores considerados para su caracterización. De tal forma, se encuentra con definiciones que asumen la creatividad como:

(22)

-Resultado de la herencia y cambios en la historia filogenética, bajo está lógica, la creatividad entendida como facultad cobraría un matiz biológico ya que se asumiría que tal facultad no es

susceptible de adquirirse durante el curso de la vida, antes bien se hereda y, por ende, el abordaje empírico de la creatividad se reduce a la generación de instrumentos (por ejemplo, pruebas

psicométricas) que permiten identificar a los individuos que poseen creatividad, lo cual por supuesto conduce a una forma de actuar fatalista y de selección social. Los trabajos de Galton (1998 citado por Carpio, et, al. 2007), Terman (1923 citado por Carpio, et, al. 2007), Binet y Simon (1901 citado por Carpio, et, al. 2007) y una gran cantidad de psicofisiólogos que tratan de identificar las condiciones genéticas de la creatividad, se ampararon bajo estas suposiciones.

-Manifestación de un aparato psíquico interno de misterioso funcionamiento, que se explica recurriendo al modelo médico y al termodinámico. Éste es el carácter mismo que, de la creatividad, se proporciona en el discurso psicoanalítico con Freud (1906, 1978 citado por Carpio, et, al. 2007) y Jung (1974 citado por Carpio, et, al. 2007) como principales figuras, para quienes la creatividad es una forma de encauzamiento de la energía que circula por el aparato intrapsíquico y desemboca en productos valorados socialmente de forma positiva.

-Expresión del correlato entre un mundo mental interno y el mundo corporal externo, correlato que ha sido posible a partir de la postulación de modelos del intelecto humano que comprende a una gran cantidad de factores responsables de diversas actuaciones. En ese sentido, todo acto tiene su correspondiente entidad causal que lo genera. En el caso particular de la creatividad, las expresiones que le corresponden son el pensamiento creador, la innovación en el hacer, el acto creativo, la fantasía o imaginación entre otros. Bajo esta lógica, el modelo desarrollado por Guilford (1967 citado por Carpio, et, al. 2007) ha sido de los que más influencia han ejercido.

-Tipo de actividad que se ubica en un extremo continuo entre las relaciones sociales y las relaciones individuales, y en cuyo desenvolvimiento la direccionalidad es importante, va de lo social a lo individual. Por ello, el acto creador no es más que un tipo de actividad que resume la alta

organización social expresada en el individuo. El trabajo de Vygotsky (1987 citado por Carpio, et, al. 2007) sentó las bases para el abordaje del proceso creador como una función social.

-Mutación o accidente entre las condiciones medio-ambientales y la actividad del organismo, posición defendida por Skinner (1987 citado por Carpio, et, al. 2007).

En la actualidad la “creatividad” no deja de ser un término de moda más en la búsqueda de la

originalidad disciplinar y cotidiana del original, divergente, libre, espontáneo, transgresor,

inconformista... en diferentes contextos comunicativos manifiesta un empleo que resulta tan bonito y

elegante como vacuo y perverso. En tales casos, el uso del término “creatividad” remplaza a otros

anteriores para perpetuar viejos mitos, creencias, teorías implícitas y construcciones ideológicas diversas en ese juego de la actualización lexicográfica de las contradicciones.

(23)

enunciara la teoría de Lowenfeld de la personalidad creataiva, luego la teoría asociacionista de la creatividad, la teoría gestáltica de la creatividad, la teoría interpersonal de la creatividad, la teoría del desarrollo cognitivo, la teoría desde la psicología humanista, y por ultimo la teoría desde la

perspectiva neuropsicológica.

Iniciando con la teoría de Lowenfeld de la personalidad creativa, él afirma que la sensitividad para los problemas, variabilidad (fluency), movilidad y originalidad. Y las capacidades: redefinición, análisis, síntesis y coherencia de la organización son fundamentales. (Landan, 1987, p. 15).

Específicamente, lo que se refiere a la sensibilidad para los problemas, las personas creativas son entre otras cosas, extraordinariamente sensitivos a todo cuanto ven, oyen, tocan, etc. Reaccionan de una manera intensa, por ejemplo, a la forma en que les impresionan un trozo de madera o una masa de arcilla, con sensaciones que las personas menos sensibles ignoran. En el arte la actividad creativa contribuye a edificar no solo una apertura sensitiva a colores, formas, superficies, etc., sino también a las personas y sus sentimientos (social awareness). Semejante apertura en el ámbito social puede atribuir también a la creatividad en campos que nada tienen que ver con el arte.

En lo que respecta propiamente a la segunda teoría, la teoría asociacionista de la creatividad se debe citar a (Mednick (1962, 1964) y Malzan (1960) quienes han aportado su contribución a la

psicología asociacionista respecto a la creatividad. Mednick define la creatividad como una transformación de los elementos asociativos creando nuevas combinaciones, que responden a

exigencias especificas o que de alguna manera resultan útiles. Cuanto más alejados estén entre sí están los elementos de la nueva combinación tanto más creativos son los procesos o la solución. (1962, p. 221. Citado por Landan, 1987). Distingue tres tipos de asociación creativa: 1. Serendipity, que es el logro de asociaciones, mediante el hecho causal de una contigüidad de perfiles, que conducen a nuevos descubrimientos. 2. Semejanza, que puede ser provechosa en la contigüidad de palabras, ritmos, estructuras y objetos para la creatividad artística. 3. Mediación, a través de símbolos, como en las matemáticas, la química y otras ciencias, capaz asimismo de suscitar asociaciones, que conducen a nuevas ideas. Las diferencias en los campos de la creatividad (descubrimientos científicos,

composiciones musicales o pinturas) están en el tipo de las asociaciones creativas, mientras que las

diferencias individuales descansan en la capacidad del individuo para producir “asociaciones remotas”

o las que tienen entre sí poco en común. (Landan, 1987, p. 52).

(24)

Para Rollo May –psicólogo y psicoterapeuta existencialista estadounidense, pionero de la psicología y psicoterapia existencial en América- la creatividad no es lo que hacen de ella los

reduccionistas. En su opinión los psicoanalistas la reducen a un rasgo neurótico, y Adler la reducía a la superación constructiva de la visión del individuo con sus deficiencias. Según May, la creatividad es producto de la máxima salud emocional, como la expresión del hombre normal en el acto de afirmarse a sí mismo, no como el producto de una enfermedad sino como la representación del más alto grado de

salud emocional. Para entender el concepto de “encuentro” que May propone no basta con leer su

trabajo sobre creatividad, es necesario más bien tener en cuenta su posición existencialista general sobre psicología y psicoterapia. (Landan, 1987, p. 54).

Schachtel –psicologo existencialista interesado en el tema de la creatividad-, (1959) coincide

con May en la crítica a la teoría psicoanalista de la creatividad y con su concepto de “encuentro”. El

individuo creativo es el que está abierto al entorno, con el que resulta más receptivo y dispuesto al encuentro. La creatividad no es la satisfacción de instintos reprimidos, sino la satisfacción de la necesidad de comunicarse con el entorno. Esa comunicación del sujeto con el otro (el entorno) se realiza de dos modos: la vía de orientación subjetiva o auto céntrica y la vía de orientación objetiva o alocentrica. (Landan, 1987, p. 55).

Schachtel habla de una “lucha existencial” entre dos impulsos que se dan en el hombre: una

parte, el de permanecer abierto al entorno (percepción alocéntrica). La creatividad es el triunfo de la percepción alocéntrica y abierta sobre la perspectiva autocentrica incorporada a lo habitual. Para los defensores de la teoría existencialista de la creatividad un punto decisivo es que la creatividad sea un producto del individuo sano, abierto y en comunicación con su entorno. (Landan, 1987, p. 55).

Por otra parte se encuentra la teoría interpersonal o cultural de la creatividad, esta teoría pone en especial énfasis en lo que la personalidad tiene de dependencia de los semejantes, del entorno o de la cultura. De ahí que una parte de las teorías aquí aducidas por Arieti se designe como cultura approaches a la psicología.

Es verdad que en algunas de las teorías mencionadas hasta ahora se hablaba ya del entorno, pero no lo consideraban como el punto central del asunto. Freud (1908), creía que el artista pretende con su obra ser famoso, querido (de las mujeres) y rico. Kris (1952), afirmaba que doquiera aflora una obra creativa. Hay también un público, un porque el reconocimiento del entorno es muy importante para el artista. Mooney (1963) incluye el entorno de su modelo formal, aunque todavía no habla de las necesidades sociales de la creatividad ni de la influencia de la cultura sobre la misma, cosas de capital importancia en la teoría interpersonal de la creatividad.

(25)

creativa significa por ejemplo: ver al hombre abierto siempre ante lo nuevo, sin generalizaciones y sin proyecciones neuróticas propiamente dichas. Sólo a través de la reducción de las proyecciones y deformaciones se puede alcanzar la madurez interna y adquirir una postura creativa. (Landan, 1987, p.

15).

Para Teresa Amabile –psicóloga estadounidense especialista en creatividad- (1983, citado por

Landan, 1987) la creatividad, dentro de cada individuo, es una función derivada de la intersección de tres componentes: la pericia (el conocimiento técnico, intelectual y procedimental que constituyen las destrezas importantes para un determinado campo ocupacional); la capacidad de pensamiento creativo (las destrezas importantes para la creatividad y que determinan el grado de flexibilidad e imaginación con que cada uno afronta sus problemas) y la motivación intrínseca. Este último componente, como pasión e interés por hacer algo, es el factor determinante de la creatividad. Sin embargo, de los tres es el más influenciable por el entorno institucional donde los sujetos desarrollan sus actividades

productivas.

Mihály Csikszentmihalyi (1988), - profesor de psicología en la Universidad de Claremont (California) fue jefe del departamento de psicología en la Universidad de Chicago y del departamento de sociología y antropología en la Universidad Lake Forest. Ha destacado por su trabajo acerca de la felicidad, la creatividad, el bienestar subjetivo y la diversión- plantea un modelo teórico de la

creatividad de carácter sistémico, a semejanza de diferentes propuestas de la antropología del arte, en donde se acentúa la importancia del entorno a la hora de definir al sujeto creativo. La delimitación de la creatividad se establece dentro de un sistema tridimensional, según los espacios en donde se desarrolla como proceso: el campo, el ámbito y la persona.

De este modo, una persona se considera creativa/creadora cuando de manera regular produce una serie de productos que son tomados como originales (sorprendentes, novedosos) y apropiados (útiles, eficientes) y, si acaso, su calidad e importancia, en el contexto de un ámbito concreto de acción o producción. Evidentemente, este etiquetaje del producto implica también la de su proceso de

producción como acción o conducta de un sujeto y, por tanto, a éste mismo como productor. En tal sentido, los juicios formulados y los valores y criterios en los que se asientan la definición social de la

creatividad como una cualidad” personal (potencial o factual) son los que caracterizan a una

(26)

En su trabajo de 1998, Csikszentmihalyi afirma que no se puede estudiar la creatividad aislando a los individuos y a sus trabajos del medio histórico y social en el cuál sus acciones se llevan

a cabo e ilustran este diagrama, el “locus de la creatividad” que se ilustra a continuación:

Talento Individual

Campo/Disciplina Ámbito (jueces)

Figura No. 1 Sistemas que intervienen en la creatividad según Csikszentmihalyi.

La interacción entre estos tres sistemas determina conjuntamente la ocurrencia de la idea, objeto u acción creativa que sucede. De esta forma según el autor, el individuo utiliza información de la cultura a través de su disciplina y la transforma; si el cambio es considerado valioso por la sociedad, será incluido en el ámbito, ofreciendo de esta forma un nuevo punto de partida para una nueva generación de individuos. (Csikszentmihalyi, 1998, p. 237 citado por Romo, 2005, p. 77).

David Bohm (2002), - físico estadounidense, que hizo importantes contribuciones en los campos de la física teórica, la filosofía y la neuropsicología- se refiere a la importancia que tienen los cambios simbólicos que las personas son capaces de aportar a la cultura desde su originalidad. Según él, un requisito previo para la originalidad es que una persona no se sienta interesada en imponer sus ideas preconcebidas sobre un hecho cuando está ante él, sino que por el contrario, debe estar dispuesta a aprender algo nuevo, aun cuando esto signifique que sus ideas o conceptos con los que se siente identificada sean interrogados. Por esto, una persona que es original y creativa, libera su mente para estar atenta, alerta, consciente y sensible, lo cual la hace capaz de descubrir un nuevo orden y crear nuevas estructuras materializadas tanto en ideas como en conceptos. En cuanto a las condiciones construidas socialmente que restringen la creatividad, tanto Csikszentmihalyi (1998 a), como Bohm (2002), señalan que el miedo a equivocarse se suma a una serie de hábitos mecánicos de percepción, acción y pensamiento, los cuales se han aprendido desde la infancia, dados por ideas preconcebidas mediadas por las instituciones y las normatividades sociales, que generan y dan como resultado formas de vivir la vida sujetadas, restringidas y con dificultades de percibir al mundo desde lo sensible y subjetivo, limitando su curiosidad instintiva de exploración, lo que para Bohm (2002 p. 62) llevaría a las personas a convertirse en mediocres; esto es, personas que repiten rutinariamente las prácticas sociales, sin interrogar las pautas culturales o el sentido común que soporta dichos procedimientos.

De esta manera Csikszentmihalyi afirmar que sin conflicto no hay creatividad, pues

(27)

la inmovilidad. Siempre, en las relaciones, y en las organizaciones, en las que precisamente se encuentran diversas subjetividades, diversas formas de ver la vida y se dan distintas necesidades, es donde surge el conflicto. En pocas palabras, la creatividad no es para negar el conflicto, más bien lo que permite es reconocerlo en su justa medida, valorando su potencia para favorecer la creatividad positiva y la renovación y cambio social. (Botero, Saenz, 2010).

Sin embargo, Csikszentmihalyi, se plantea que el término creatividad es demasiado extenso y se refiere a diferentes realidades, lo cual genera bastante discusión entre las personas. Por esto, él distingue tres fenómenos diferentes en cuanto a lo que podemos llamar legítimamente con el nombre de creatividad. El primero, se refiere a las personas que expresan pensamientos increíbles,

considerados interesantes y estimulantes, lo cual hace referencia a las personas que son inusitadamente brillantes. (Csikszentmihalyi 1998 citado por Botero, Saenz, 2010). Señala que una persona con una mente ágil, que además sea capaz de hacer un aporte de transcendencia permanente, es considerada como brillante, no como creativa. La segunda forma en que se puede usar el término es aplicándolo a aquellos individuos que son capaces de experimentar al mundo de manera novedosa y original. Es decir, son individuos que tienen ideas novedosas y juiciosas penetrantes, logrando hacer

descubrimientos importantes de los que solamente ellos tienen conocimiento. Por último, el tercero en donde el autor nombra a los individuos que como T. Edison, P. Picasso o A. Einstein, han realizado cambios en nuestra cultura dentro de algún ámbito importante. A este grupo de personas, el autor los llama creativos sin más. Así mismo, Bohm (2002), habla del término originalidad refiriéndose a los cambios simbólicos que las personas son capaces de aportar a la cultura, referidos a la posibilidad que tienen las personas de poder ubicarse en un lugar diferente para nombrar la realidad desde otros referentes. Según él, un requisito previo para la originalidad es que una persona no se sienta interesada en imponer sus ideas preconcebidas sobre un hecho cuando está ante él, sino que por el contrario, debe estar dispuesta a aprender algo nuevo, aun cuando esto signifique que sus ideas o conceptos con los que se siente identificada se derrumben. Por esto, una persona que es original y creativa, libera su mente para estar atenta, alerta, consciente y sensible, lo cual la hace capaz de descubrir un nuevo orden y crear nuevas estructuras de ideas y conceptos. (Botero, Saenz, 2010).

Es pertinente enunciar la perspectiva Conductual acerca de la creatividad, en donde se diferencia el término creatividad y creativo, la diferenciación permite ubicar en una gran geografía lógica a lo creativo como un adjetivo aplicado a ocurrencias de eventos y sus resultados, mientras que el concepto de creatividad puede ubicarse junto a las categorías que describen tendencias, es decir colecciones de eventos.

En cuanto a la perspectiva de desarrollo cognitivo, cuyo modelo más representante es el de Piaget, en donde expone principalmente el concepto de inteligencia, muy próximo al de creatividad.

Define éste la inteligencia como “una adaptación, es decir, como la interacción entre la influencia del

organismo sobre el entorno y la influencia del entorno sobre el organismo” (Landan, 1987, p. 15). De

(28)

sentido fisiológico el “individuo nunca padece la sacudida de los estímulos ambientales, como tales,

sino que modifican simplemente el ciclo asimilatorio”. Y para Piaget algo equivalente ocurre también

en el campo psicológico: la presión de las circunstancias nunca conduce a una aceptación pasiva, sino a una simple modificación del comportamiento, que ejerce una influencia sobre las circunstancias. La acomodación parece indicar para Piaget el modo y manera con que el organismo modifica sus esquemas de acuerdo con las nuevas experiencias. Considera el desarrollo de la inteligencia como el desarrollo de la facultad capaz de obtener un equilibrio en un nivel creciente de complejidad. Y es esta forma de considerar las cosas la que acerca su concepto de inteligencia al de creatividad. (Landan, 1987, p. 24).

La conclusión final que sigue de los trabajos de Piaget es, por tanto: lo que se llama “pensar”

por ejemplo: la capacidad de resolver problemas teóricos y prácticos, la facultad de emitir juicios racionales, el conocer conexiones, la asociación de ideas, etc. Conceptos que son frecuentes en la investigación de la creatividad. En realidad no es, sino el resultado de un sistema mental que se va

elevando poco a poco en el cerebro, o lo que es lo mismo, que se va creando. “Nuestras

representaciones de número, espacio, tiempo, peso, media, etc. No son innatas sino que se van construyendo: primero, mediante las actividades sensoriales y motrices de nuestra primera infancia, y después mediante las relaciones con las personas que nos rodean y mediante la capacidad creciente

para entender y aplicar los medios de comunicación”. (Landan, 1987, p. 15).

Guilford cree que no importa el campo en el que se desarrolla la creatividad. Para él es un

elemento de aprendizaje es “captar nuevas informaciones” (p. 438). El individuo creativo capta nuevas

informaciones o establece relaciones nuevas con las informaciones viejas. Todo aprendizaje contiene un aspecto general y otro especifico. Este último es el único apropiado para una tarea específica y por lo mismo no es transmisible, mientras que si lo es a otros cometidos el aspecto general.

En cuanto a la perspectiva de la Psicología Humanista, según King y Anderson, (2002) ésta se ocupa de la necesidad del ser humano de comprender todo su potencial en la vida, concibiéndose no como un conjunto de respuestas condicionadas, sino como un todo. Desde esta perspectiva, se evidencia nuevamente la manera de re pensar la creatividad, en tanto es una práctica, por medio de la cual el individuo reconoce su capacidad de agencia para crear, desplazarse y movilizarse en el arte, igual que en el mundo, resignificando la manera en que lo concibe, tal como sucede en el mundo del trabajo, en la medida en que las personas que están inmersas en una cultura organizacional, logren hacer desplazamientos para movilizarse en el mundo, y así resignificar el sentido que se le ha venido dando a la noción de creatividad, desde una perspectiva utilitarista y referida a las manualidades. Así, según Woodman (1981) (citado en King y Anderson, 2002) la creatividad ocupa un lugar destacado en la obra de los psicólogos humanistas, como una nueva posibilidad de libertad que tienen los seres humanos para narrarse, en tanto se considera que desempeña un papel fundamental en el proceso de

auto–realización, y es característica distintiva de la persona autorealizada. Rogers (1954) (citado en

(29)

tendencia del hombre a auto-concebirse y a darse cuenta de sus potencialidades, como agente de su propia vida. (Botero, Saenz, 2010).

Para el enfoque diferencialista, la creatividad hay que referirla siempre al trabajo de la mente con un material conceptual dado. Guilford habló de cuatro contenidos en su modelo de la estructura del intelecto: semántico, simbólico, figurativo y conductual, en los que se pueden diversificar todas las operaciones mentales. (Moreno, 2005, p.72).

No se puede dejar de lado la perspectiva de la Neuropsicología acerca de la creatividad, en donde lo refieren como un proceso complejo, dinámico e integrador, que involucra simultáneamente procesos perceptuales, cognoscitivos y emocionales. Se relaciona con dominios del conocimiento como la pintura, la literatura, la música, la danza o la ciencia. Se asocia con percibir y pensar en forma original, única, novedosa, útil, valiosa y socialmente aceptada. Se refiere a la producción de algo nuevo, que trasforma o amplía un dominio asociado a ideas, productos u obras de arte, cuya novedad es aceptada por los árbitros responsables de dicho dominio. (Montañes, 2009, p. 9).

Para comprender la generación creativa de ideas se ha propuesto el llamado “modelo

hemisférico” que considera al hemisferio derecho como el hemisferio “creativo” y que al ser inhibido

por el hemisferio izquierdo, que es eminentemente racional, puede disminuir su capacidad de creatividad; pero otros autores consideran que se requiere la integración de ambos hemisferios, o un

“sistema funcional” que integre las funciones cognoscitivas de ambos hemisferios y, comprenda

además, las funciones directiva y ejecutiva de los lóbulos frontales.

Según Montañes, (2009), el modelo está basado en observaciones clínicas, dado que cambios en la actividad del lóbulo temporal generan un aumento de ideación creativa, a veces a expensas de la calidad, como sucede en la hipergrafia o en la manía, en tanto que en las lesiones frontales se observa disminución de la ideación creativa, debido a la presencia de juicios rígidos e ideas inflexibles. De otro lado, la dopamina mesolímbica que refuerza el comportamiento (en un rango que va desde la adicción al juego y a la cocaína hasta la apreciación de lo estético o de la música) modula la búsqueda de lo novedoso y de la creatividad. Este modelo permite explicar varios hallazgos y evidencias obtenidas al estudiar individuos sanos y pacientes con daño cerebral. Por ejemplo, las lesiones de la corteza medial prefrontal producen disminución de la creatividad, abulia y ausencia de motivación y las lesiones de la corteza dorso lateral que se relaciona con la memoria de trabajo y la flexibilidad mental, disminuyen las habilidades creativas.

(30)

En un estudio reciente, Bechtereva y colaboradores (citado por (Montañes, 2009) utilizo tareas creativas diferentes que confirmaron los correlatos anteriores. En la primera tarea utilizaron el método de componer una historia con palabras que se presentan por 90 segundos en una matriz y que

corresponden a palabras de áreas semánticas remotas (comenzar, querer, vidrio, techo, montaña, callar, libro, partir, mar, noche, abrir, vaca, lanzar, notar, desaparecer, hongo), tarea más difícil y creativa o la tarea más fácil que se desarrolla con palabras cercanas (colegio, comprender, tarea, aprender, lección, respuesta, obtener, escribir, marcar, preguntar, clase, responder, pregunta, solucionar, escuchar, profesor). En la segunda tarea, el sujeto debe llenar los espacios entre palabras de diferentes categorías. En la tercera tarea el probando debe crear definiciones originales de palabras neutras, emocionalmente positivas o negativas.

En lo que respecta a las características individuales de la creatividad, es importante tener en cuenta cuales son las particulares individuales que llevan a un sujeto a ser creativo, en el presente apartado se enuncian las diferencias entre creatividad y comportamiento creativo, se esbozan las aptitudes de un sujeto creativo, y al final se encuentra una distinción entre locura y genialidad, y la parte patológica relacionado con la creatividad.

Por conducta creativa se entiende aquella forma de comportamiento que da origen a un criterio por satisfacer y con ello transforma psicológicamente una situación en otra. (Carpio, et, al. 2007). Se puede decir que la conducta creativa tiene un carácter generativo y se distingue de la conducta

inteligente porque esta última tiene como característica principal la efectividad. La conducta creativa no puede ser entrenada, pero en cambio sí puede ser promovida mediante la manipulación sistemática de la forma en la que se aprende a resolver los problemas ya existentes dentro de un ámbito de desempeño especifico, lo cual significa que existe un continuo entre la conducta inteligente y la conducta creativa: solamente se puede ser creativo si se es inteligente, pero se puede ser inteligente sin que necesariamente esto implique el ser creativo. Wertheimer -psicólogo alemán, dedicado al análisis de los procesos creativos, especialista en el caso de Einstein-, (1991 citado por Carpio, et, al. 2007) ofrece un claro ejemplo cuando analiza la biografía de Albert Einstein, concluyó que solamente pudo reformar el campo disciplinario de la física cuando estuvo al tanto de las problemáticas vigentes en

este campo, y por supuesto cuando las pudo resolver.

Siguiendo a Cárdenas, (2004), la creatividad implica comportamiento variado y novedoso, que

no es resultado o evidencia de ninguna operación interna o “mental”, y que sólo puede ser observada

como un conjunto o colección de eventos en los que el comportamiento del individuo reestructura una situación y genera con su hacer nuevos problemas y nuevas formas de resolverlos. Por esto, su

identificación inmediata es posible mediante la definición y caracterización precisa de los “actos

creativos”. Es por esto que el comportamiento creativo emerge del comportamiento inteligente

(31)

que no puede ser entrenada de manera directa, pero sí puede ser promovida mediante la manipulación de las condiciones en las que se aprende a resolver los problemas.

En el presente apartado se ahondara el tema de las características individuales y creatividad. Aproximadamente desde 1550 ya Vasari (citado por Montañés, 2009) mencionaba la curiosidad, el amor por la experimentación, el amor por el riesgo, la motivación, el coraje intelectual, la flexibilidad, el pensamiento metafórico, la relajación, la estética y la apertura a nuevas ideas como requisitos de la creatividad y la genialidad. La ausencia de convencionalismos, el pensamiento divergente, la

tolerancia con la ambigüedad, la intolerancia con los límites y el ser arriesgado, aventurero, rebelde, sensible, curioso, persistente y centrado en su trabajo, han sido características siempre asociadas con la persona creativa.

En general, el acto creativo es una aventura solitaria y el individuo creativo llega a amar tanto su trabajo, que no puede vivir sin él; Pablo Picasso, es un ejemplo de genio creativo. Fue un niño preparado, tuvo una cultura que lo acogió, buenos profesores, padres atentos, amplias oportunidades sin responsabilidades que interfirieran y un amplio acceso a la publicidad. La precocidad de Picasso fue muy marcada en el área visuo-espacial, cinestésica e interpersonal. Detestaba el colegio. Le costó trabajo la lectura, la escritura y el cálculo. En cambio, sus dibujos, desde los 9 años, demostraron su capacidad de dibujar cualquier objeto, con maestría y originalidad. Desde muy temprano, pintó en

forma muy precisa, literal y académica. Afirma Picasso (citado por Montañés, 2009: “cuando era niño,

pintaba como Rafael, pero me tomó toda una vida pintar como los niños...”. Normalmente producía

hasta 300 cuadros en un año.

Se evidencia la intensidad emocional del período azul, la fantasía de las pinturas

metamórficas, los dibujos clásicos y la estricta y formal disciplina del cubismo. En sus obras, captura el amor, la vida y la muerte. Culminó el Guernica a los 55 años. Se aventuró en la política, pintó, esculpió, hizo cerámica y, en medio del caos de su vida personal, su fecunda producción artística continuó hasta el último momento. Incluso más allá de los 80, exhibió una enorme energía y motivación. Picasso fue un hombre que con pocas excepciones, pudo hacer siempre lo que quiso, cuando quiso y como lo quiso, con un virtuosismo que nunca fue cuestionado.

En cuanto a la creatividad y la personalidad, se puede afirmar que “la capacidad para encontrar

las relaciones entre experiencias antes no relacionadas, y que se dan en la forma de nuevos esquemas

mentales, como experiencias, ideas o productos nuevos”. Ese potencial creativo lo posee cada

individuo y puede aplicarlo en cualquier situación vital. (Landan, 1987, p. 16).

Por otra parte, todos (incluso las personas con inteligencia por debajo de la norma) tienen algún grado de creatividad (creatividad ordinaria), pero pocos seres muestran una gran creatividad que

permita considerarles como “geniales” en las artes o en las ciencias. La originalidad, tampoco es

Figure

TABLA DE CONTENIDO

TABLA DE

CONTENIDO p.10
Figura No. 2. La regla de los 10 años en acción, según Gardner 1993 (Citado por Moreno,

Figura No.

2. La regla de los 10 años en acción, según Gardner 1993 (Citado por Moreno, p.35
Figura No. 4. Diagrama de Sistemas.  (Fiorini, 1995).

Figura No.

4. Diagrama de Sistemas. (Fiorini, 1995). p.81
Figura No. 3 Retrato de Dorian Gray de Osear Wilde

Figura No.

3 Retrato de Dorian Gray de Osear Wilde p.136
figura en general, tal vez por

figura en

general, tal vez por p.141
figura humana subida por una

figura humana

subida por una p.142
Figura No.  2 Antes y antes y después y después. 2012.

Figura No.

2 Antes y antes y después y después. 2012. p.154
Figura No. 4. Desarrollos de los sólidos platónicos estirados (Stretched Platonic Solids Nets)

Figura No.

4. Desarrollos de los sólidos platónicos estirados (Stretched Platonic Solids Nets) p.155
Figura No 3. Planos inclinados, masas cortadas (Inclined planes, cut lumps). Espejos y papel

Figura No

3. Planos inclinados, masas cortadas (Inclined planes, cut lumps). Espejos y papel p.155
Figura No. 5. Tigres (Tigers).

Figura No.

5. Tigres (Tigers). p.156
Figura No. 6 Forma y Función (Form and Function).

Figura No.

6 Forma y Función (Form and Function). p.156
Figura No. 7. Primer sector (First Sector). Madera balsa

Figura No.

7. Primer sector (First Sector). Madera balsa p.157
Figura No. 8. Eclipse. DVD NTSC

Figura No.

8. Eclipse. DVD NTSC p.157
Figura No. 9 Proyección Dymaxion Colgando del Polo Sur (Dymaxion Projection Hanging from

Figura No.

9 Proyección Dymaxion Colgando del Polo Sur (Dymaxion Projection Hanging from p.158
Figura No. 2. Kathleen

Figura No.

2. Kathleen p.165
Figura No. 3: Oiga

Figura No.

3: Oiga p.166
Related subjects :