Factores de riesgo e infecciones asociadas a la atención de salud en la unidad de cuidados intensivos

68  11  Descargar (0)

Texto completo

(1)UNIVERSIDAD NACIONAL DE TRUJILLO. FACULTAD DE ENFERMERÍA. SECCCIÓN DE SEGUNDA ESPECIALIDAD. MENCIÓN: ADULTO EN SITUACIONES CRÍTICAS. INFORME DE TESIS.. FACTORES DE RIESGO E INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE SALUD EN LA UNIDAD DE CUIDADOS INTENSIVOS.. AUTOR. LIC. ROSARIO MENDOZA PACHAS. ASESOR. DRA. DELLY SAGASTEGUI LESCANO. TRUJILLO – PERU (2016).. 1.

(2) A Dios, mi familia y amigos por su constante apoyo y comprensión.. 2.

(3) FACTORES DE RIESGO E INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE SALUD EN LA UNIDAD DE CUIDADOS INTENSIVOS.. RESUMEN *Rosario Mendoza Pachas **Delly Sagastegui Lescano Las infecciones intrahospitalarias o llamada actualmente infecciones asociadas a la atención de salud constituye un gran problema de salud pública, no solo por su alta frecuencia si no por sus consecuencias que se traducen en términos de morbimortalidad, aumento de costos y prolongación de la estancia hospitalaria. Identificar la relación entre los factores de riesgos intrínsecos (edad, estado nutricional, enfermedad de base), extrínseco (estancia hospitalaria, procedimientos invasivos) y las infecciones asociadas a la atención de salud (IAAS). Se realizó un estudio cuantitativo de corte transversal y correlacional en el Hospital III José Cayetano Heredia-Piura en el I semestre 2015, cuyo tamaño muestral fue de 141 pacientes. En este estudio se encontró que la incidencia de Infecciones Asociadas a la Atención de la Salud en la unidad de cuidados intensivos del Hospital III José Cayetano Heredia fue de 23.4%. Dentro de los factores de riesgo intrínsecos asociados a la incidencia de IAAS tenemos: Alimentación y nutrición medida a través de IMS y de las enfermedades preexistentes como EPOC. Así mismo entre los factores de riesgo extrínsecos asociados a la incidencia de IAAS se encontró la duración de la estancia en UCI, la presencia de dispositivos invasivos tal como, ventilación mecánica, catéter venoso central y catéter venoso periférico. Por último, las infecciones Asociadas a la Atención de la Salud (IAAS), están asociadas a la presencia de factores de riesgos extrínsecos e intrínsecos del paciente. PALABRAS CLAVES: Factores de riesgo/ Infecciones Asociadas Atención de salud/ Unidad de Cuidados Intensivos. 3.

(4) RISK FACTORS AND INFECTIONS ASSOCIATED WITH HEALTH CARE IN THE INTENSIVE CARE UNIT. SUMARY *Rosario Mendoza Pachas **Delly Sagastegui Lescano Nosocomial infections or now called infections associated to health care is a major public health problem, not only for its high frequency if not for its consequences that result in terms of morbidity and mortality, increased costs and extended-stay hospital. Identify the relationship between intrinsic risk factors (age, nutritional status, underlying disease), extrinsic (hospital stay, invasive procedures) and infections associated with health care (IAHC). A quantitative study of cross-cutting and correlational was performed at the Hospital. José Cayetano Heredia III-Piura in the first half 2015, whose sample size was 141 patients. This study found that the incidence of Infection associated with Health Care in the intensive care unit of Hospital José Cayetano Heredia III was 23.4%. Within intrinsic risk factors associated with the incidence of IAHC are: Food and nutrition measured by IMS and pre-existing diseases such as COPD. Also among extrinsic risk factors associated with the incidence of IAHC was found the duration of stay in UCI, the presence of invasive devices such as mechanical ventilation, central venous catheter and peripheral venous catheter. Finally, Infections associated to Health Care (IAHC) are associated with the presence of risk factors extrinsic and intrinsic of patient.. PALABRAS CLAVES: Risk Factors / Associated Infections Health Care / Intensive Care Unit. 4.

(5) INDICE GENERAL. RESUMEN I.. INTRODUCCIÓN.........................................................................................................6 1.1.. Presentación y antecedentes del problema. .........................................................6. 1.2.. Relevancia y justificación del estudio. ............................................................... 14. 1.3.. Formulación del problema................................................................................. 17. 1.4.. Objetivos. ........................................................................................................... 18 MATERIAL Y MÉTODOS................................................................................... 19. II. 2.1.. Tipo de investigación. ........................................................................................ 19. 2.2.. Población y muestra del estudio. ....................................................................... 19. 2.3.. Unidad de análisis. ............................................................................................. 20. 2.4.. Instrumentos. ..................................................................................................... 20. 2.5.. Control de calidad de los instrumentos. ............................................................ 21. 2.6.. Procedimiento. ................................................................................................... 21. 2.7.. Procesamiento de datos. ..................................................................................... 23. 2.8.. Definición y operacionalización de variables. ................................................... 23. 2.9.. Consideraciones éticas y rigor científico. .......................................................... 27. III.. RESULTADOS. ..................................................................................................... 29. IV.. ANÁLISIS Y DISCUSIÓN. ................................................................................... 44. V. VI.. CONCLUSIONES. .................................................................................................... 54 RECOMENDACIONES........................................................................................ 55. Referencias bibliográficas. ................................................................................................ 57 Anexos. .............................................................................................................................. 62. 5.

(6) I.. INTRODUCCIÓN. 1.1. Presentación y antecedentes del problema. A nivel mundial, las infecciones intrahospitalarias constituyen un problema serio en salud pública, particularmente cuando la mayoría de casos que ocurren se deben a la implementación de estrategias no recomendadas y malas prácticas generales (1). De acuerdo a datos publicados por la Organización Mundial de la Salud, una infección intrahospitalaria se define como cualquier enfermedad microbiológica o clínicamente manifiesta que afecta un enfermo como consecuencia de su internamiento en un hospital, o al personal sanitario como consecuencia de su trabajo (2).. En estudios realizados a nivel mundial se estima que de un 5 a 10 % de los pacientes que ingresan en un hospital adquieren una infección que no estaba presente, en el momento de su llegada. Esta eventualidad resulta cada vez más significativa debido a su elevada frecuencia, consecuencias fatales y alto costo de tratamiento (1,2). Es conveniente considerar que el equipo de salud tiene una gran responsabilidad, específicamente el personal de enfermería, ya que dentro de sus patrones de trabajo está la función asistencial, que incluye la atención directa al paciente, y entre los objetivos principales está el controlar y prevenir las infecciones hospitalarias, bien sea en los pacientes internos o al trabajador de salud; por lo que es uno de los deberes utilizar técnicas que resguarden su propia vida (3).. 6.

(7) Los riesgos se producen frecuentemente en cada una las actividades diarias cumplidas por el personal de enfermería; entre ellas la administración de tratamientos. La tasa de infección entre los enfermos hospitalizados no debe ser mayor que el 7%, porque una tasa elevada atribuible a infecciones intrahospitalarias prolonga la hospitalización de cinco a diez días en promedio (4).. Hoy en día, el objetivo fundamental del hospital, como institución, es la recuperación de la salud. Este debe reintegrar al individuo a la sociedad en buenas condiciones y en el menor tiempo posible. Sin embargo, aunque parezca contradictorio, existe un significativo riesgo de enfermarse como consecuencia misma de la utilización de estos servicios de salud. Riesgo, que incluso puede llevar hasta la propia muerte (1).. Las infecciones nosocomiales (IN) han sido un problema desde el mismo momento en que los enfermos se congregan en centros hospitalarios, hecho nada sorprendente en nuestro medio; fue así, como el cólera, la viruela, fiebre tifoidea y otras enfermedades se propagaban entre los pacientes hospitalizados e incluso en el personal de salud (5).. La infección intrahospitalaria, nosocomial o llamada actualmente infecciones asociadas a la atención de salud (IAAS); constituye uno de los problemas sanitarios más frecuentes en los países desarrollados, donde las cifras globales de incidencia oscilan entre 4 y 9 casos por cada 100 ingresos hospitalarios (1). La acumulación 7.

(8) de factores de riesgo en los pacientes atendidos en el hospital es uno de los elementos que condiciona el aumento de estas y su mayor frecuencia en las unidades de cuidados intensivos (UCI) (2). Aunque estas unidades atienden a un 510% de los pacientes hospitalizados, las IN adquiridas en ellas representan el 2025% de las infecciones globales del hospital, y las cifras de incidencia actuales se encuentran en torno a 20-30 infecciones por 100 ingresos (3,5).. La identificación de los factores relacionados con la IAAS es uno de los aspectos fundamentales para la elaboración de estrategias de su prevención. La bibliografía médica describe numerosos factores, tanto intrínsecos como extrínsecos, asociados con un mayor riesgo de sufrir estas infecciones en las UCI, muchos de ellos sujetos a controversia, porque no todos los estudios realizados al respecto han aplicado técnicas capaces de ajustar por potenciales factores de confusión. Por la diversidad de factores que influyen sobre esta afección, las tasas de infección son muy variables entre las distintas UCI, y las comparaciones resultan complicadas incluso dentro de la misma unidad (7).. El Hospital llI José Cayetano Heredia, es el de mayor capacidad resolutiva a nivel de toda la Región Piura – Tumbes, razón por lo cual todos los pacientes que requieren cuidados críticos son hospitalizados en el Servicio de UCI de este establecimiento de salud. Cabe precisar que las condiciones de los pacientes que son atendidos en este servicio se convierten en factores de riesgo para la ocurrencia de infecciones asociadas a la atención de salud. 8.

(9) Así mismo los profesionales de salud a cargo de la atención de estos pacientes son renuentes al registro y notificación de las IAAS que presentan los pacientes, por lo cual no se conoce cuál es el perfil y tasa de incidencia de estas infecciones y oriente la toma de decisiones en la prevención y control de las mismas.. El presente proyecto de investigación “Factores de riesgo e infecciones asociadas a la atención de salud”, que se llevó a cabo en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital III José Cayetano Heredia Piura en el I Semestre del 2015, con el objetivo de. identificar la relación entre los factores de riesgo y las. infecciones asociadas a la atención de salud en la Unidad de Cuidados Intensivos, con el propósito de establecer estrategias de intervención, que favorezcan la prevención y control de las mismas en los pacientes que se hospitalizan en este servicio.. López & Cortes, realizaron un estudio titulado, Colonización e infección de la vía urinaria en el paciente críticamente enfermo. En dicho estudio se encontró que la infección de vías urinarias (IVU) corresponde al 20 y 50% del total de infecciones intrahospitalarias, y en algunos reportes, es más frecuente que la neumonía nosocomial y bacteriemia asociada a dispositivos intravasculares, con una incidencia que además es mayor en países en vías de desarrollo. Dentro de los factores de riesgo asociados están la severidad de la enfermedad al momento de la admisión, el sexo femenino, una mayor duración del tiempo de cateterización y/o 9.

(10) de estancia en UCI y el cuidado del catéter, principalmente el no mantener un sistema de drenaje cerrado, entre otros (8).. Pérez, realizó un trabajo denominado infecciones nosocomiales en enfermos graves en la unidad de terapia intensiva del Hospital Mocel, considerando a aquellos que tuvieron cultivo positivo como criterio confirmatorio de IAAS. Concluyendo que las infecciones nosocomiales más frecuentes son en ese orden; respiratorias, urinarias, de sitio quirúrgico y bacteriemia; siendo los factores que las predisponen, en su mayoría evitables (Enfermedad principal severa, comorbilidades, desnutrición, extremos de la vida, e inmunosupresión; dispositivos invasivos como el tubo endotraqueal para ventilación mecánica, catéteres intravasculares y urinarios, etc. Además del hacinamiento y reservorios animados). Asimismo se afirma que para los pacientes de la UCI, el riesgo de desarrollar IAAS es cinco a diez veces más que para aquellos pacientes en salas medicas generales (9).. Corredor, desarrolló un trabajo denominado; Relación entre la sobrecarga laboral en enfermería y la incidencia de infecciones nosocomiales en la UCI. También existen condiciones personales que predisponen al incremento de las infecciones en las diferentes unidades de cuidado intensivo, aunque no son muy frecuentes, si han sido tomadas en cuenta y aseguran ser condiciones personales que deben ser consideradas para disminuir las infecciones nosocomiales; tal como: síndrome de burnout, no satisfacción laboral, omisión de las medidas de aislamiento e intención 10.

(11) de dejar el puesto. Y en relación a los factores institucionales se dice que 10 horas de trabajo continuo aumenta 3 veces el riesgo de infecciones, la falta de personal con experiencia, dado por la continua restructuración institucional. Concluyendo que el aumento de la sobrecarga laboral influye en la omisión o disminución de las medidas de aislamiento; las condiciones personales de personal de enfermería, influyen en el aumento de las infecciones asociadas a la atención de salud (10).. Cifuentes, en su estudio denominado; neumonía asociada a la ventilación mecánica: un problema de salud pública. Se determinó que los factores de riesgo para Neumonía asociada a ventilación mecánica (NAVM) en adultos son: edad extrema, entubación prolongada, enfermedad de base, inmunosupresión y/o terapia antimicrobiana reciente, procedimientos quirúrgicos encabeza, cuello y abdomen superior,. administración. de. antiácidos,. enfermedad. cardiorrespiratoria,. enfermedad coexistente grave, posición supina, infiltrados pulmonares bilaterales, signos de dificultad respiratoria y traqueotomía (11).. Suarez, realizó un estudio descriptivo, transversal y retrospectivo sobre la ocurrencia de infección nosocomial y otras variables previamente seleccionadas en la Unidad de Cuidados Intensivos. Del total de pacientes ingresados, 100 adquirieron IAAS (62 hombres y 38 mujeres); pero su relación por grupos de edades no fue significativa. En cuanto a la sala de procedencia, se puso de manifiesto que el mayor número de ingresos provino del cuerpo de guardia y las áreas quirúrgicas, así como también la mayor cifra de infectados. De la casuística, 11.

(12) 66.0% fueron clasificados como casos clínicos y 34.0% como quirúrgicos; las condiciones físicas del paciente al ingreso en el Servicio, incluidos choque, coma, estado nutricional, uso de antimicrobianos y esteroides, no se asociaron significativamente con la sepsis, pero el APACHE sí en individuos con 13,5 puntos o más (p = 0,002), pues valores superiores a 18,1 se correspondieron con fallecidos por esta causa (p = 0,001). Entre los métodos invasivos empleados en los pacientes infectados prevalecieron: el sondaje vesical, los accesos venosos periféricos y centrales profundos, así como el sondaje nasogástrico, a pesar de que en más de la mitad de los enfermos se aplicaron intubación endotraqueal y ventilación mecánica artificial (VMA); sin embargo, la infección respiratoria baja fue la infección más frecuente, seguida por las cateterizaciones venosas periférica y centrales y finalmente por las sondas vesicales. Las principales infecciones nosocomiales fueron: sepsis respiratoria baja, y flebitis periférica. Las restantes se presentaron en menor cuantía hasta llegar a las escaras infectadas, la sepsis respiratoria alta y la peritonitis bacteriana como las menos frecuentes (12).. Losa, en su estudio “Prevalencia de las infecciones hospitalarias en las Unidades de cuidado intensivo para adultos. Siendo la prevalencia del 24%, los factores de riesgo endógenos más notificados fueron: tabaquismo, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, coma, accidente cerebro vascular y obesidad. Los que se asociaron con mayor frecuencia a IAAS fueron alcoholismo y obesidad: La neumonía se asoció a asistencia respiratoria mecánica, seguido de la infección. 12.

(13) primaria de la sangre y las infecciones del tracto urinario se asociaron a catéter urinario (13).. Goya, desarrolló un estudio denominado incidencia y factores asociados para neumonía nosocomial en pacientes adultos en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Regional Universitario. Concluyendo que el tiempo de estancia en la UCI y los días con ventilación mecánica fueron los factores que más intervinieron en el desarrollo de neumonía en dichos pacientes y el riesgo de morir en pacientes con neumonía fue el doble comparado con los que no desarrollaron neumonía. Los factores de riesgo que no representaron significancia estadística para asociarlos a la neumonía nosocomial fueron: Inmunosupresión; portador de catéter venoso central; cirugía abdominal previa; traumatismos craneoencefálicos, enfermedades del SNC y cirugías de cráneo; EPOC; traqueotomías; antibióticos previos (14).. Revert, en su trabajo denominado estudio epidemiológico de la infección nosocomial en el servicio de UCI del Hospital Universitario de Canarias. Los resultados mostraron una alta tasa de incidencia; 40.56 infecciones por cada 100 ingresos. Respecto al sexo, la IAAS en mujeres fue de 23.5% y 20% en varones. En los pacientes fallecidos en la unidad 57.6% habían desarrollado infección nosocomial. Según la localización se encontró: neumonías 22%; Infección de vías respiratorias bajas 16%; bacteriemia 20%; infección del tracto urinario 22%; flebitis 6.3%; infección de sitio quirúrgico 11.7%). Respecto a la edad; 31.4% tenía < 30 años, 17.7% 30-44 años, 18% 45-65 años, 45.1% eran mayor de 65 años. Los 13.

(14) factores de riesgo intrínsecos que predisponen a los pacientes al presentar IAAS son: sexo femenino, edad > 65 años, gravedad del paciente al momento del ingreso; asimismo presencia de enfermedades de base como Diabetes Mellitus, estado de coma, EPOC, insuficiencia renal, inmunosupresión, Hepatopatía, alcoholismos crónico. En relación a los factores de riesgo extrínsecos se encontró asociación con: Periodo de estancia, tratamiento inmunosupresor, sonda vesical; catéter venoso central; catéter arterial; catéter venoso periférico; en ventilación mecánica (15).. Rojas, en su estudio; Epidemiologia de las infecciones intrahospitalarias por pseudómona aeruginosa en el Hospital Arzobispo Loayza. Los resultados mostraron que del total de pacientes estudiados 62.5% tenían IAAS (Infección asociada a la atención de salud); el promedio de edad fue de 49.5 años. Concluyendo que los factores de riesgo intrínsecos a IAAS por P. aeruginosa fueron: lesión cutánea, desnutrición, diabetes mellitus e insuficiencia renal; y los de riesgo extrínseco fueron: catéter endovenoso cirugía previa, sonda vesical; y que las cepas infectantes en la UCI tienen una alta tasa de resistencia a antibióticos de tercera generación (16). 1.2. Relevancia y justificación del estudio. Las Infecciones Asociadas a la Atención en Salud han sido consideradas un evento de alto impacto en salud pública debido a su alta morbilidad, mortalidad, al aumento en la estancia hospitalaria y a la importante carga que impone a los. 14.

(15) pacientes, al personal y al sistema de salud (8). Para calidad en la prestación de servicios y seguridad del paciente, las IAAS son tomadas como insumo para medir la eficiencia y calidad de la atención en la prestación de los servicios de salud (10). El abordaje de las IAAS, se hace cada vez más complejo al considerar el uso inadecuado de los antimicrobianos, tanto a nivel hospitalario como comunitario, por ser uno de los principales factores responsables en el desarrollo de la resistencia a la acción de los antimicrobianos, lo cual se ha convertido en una seria amenaza para la salud pública a nivel mundial, sobre todo porque hay muy pocas opciones terapéuticas disponibles y una limitada inversión en investigación y desarrollo de nuevos fármacos (9).. Son un problema de Salud Pública porque aumentan la morbilidad y mortalidad en los establecimientos además de aumentar los costos de la atención. Una proporción variable de las infecciones pueden ser prevenidas con medidas conocidas (17). Los principales factores de riesgo de adquirir infecciones son las condiciones propias de los pacientes y sus patologías, las intervenciones y procedimientos asistenciales que conllevan riesgo y algunos aspectos ambientales. Las condiciones propias de los pacientes son el principal riesgo, sin embargo son muy poco modificables. Los aspectos ambientales son muy modificables, sin embargo su impacto en la transmisión de los agentes puede ser bajo. Los aspectos más modificables son los asociados a procesos de atención, que es el foco de la mayoría de los programas de prevención y control de infecciones en la actualidad (19). 15.

(16) El riesgo de enfermar, e incluso de morir, por una infección asociada a la atención de salud, que no era el motivo de ingreso al hospital, está estrechamente vinculado a la calidad de la atención en los hospitales. Por tanto las instituciones de salud deben establecer mecanismos para intervenir de manera eficiente y disminuir estos factores de riesgo, que lleva a un aumento de morbimortalidad y el incremento de la estancia hospitalaria, duplica los costos hospitalarios del paciente, además lleva consigo mayores esfuerzos diagnóstico-terapéuticos que aumentarán el período de incapacidad del paciente.. Se ha constituido un desafío detectar, controlar y dar un diagnóstico oportuno estas Infecciones Intrahospitalarias, para las instituciones de salud y el personal médico responsable de su atención, en las unidades donde llegan a presentarse un brote de infección intrahospitalaria (19).. A nivel mundial se ha establecido como paso inicial para mitigar la problemática de las IAAS el fortalecimiento de los procesos de control de las infecciones y la creación de sistemas de vigilancia en salud pública, por lo que conocer la problemática en torno a estas infecciones constituye un interés de quienes toman decisiones, ya que su importancia se reconoce por ser una de las causas de enfermedades y muertes potencialmente prevenibles (6, 20). Se ha demostrado que la prevención, vigilancia y control de las infecciones permiten disminuir tanto los costos del sistema de salud como los índices de mortalidad en 16.

(17) distintos entornos de forma sostenible y con una relación costo-beneficio muy favorable. Se estima que los costos que generan las IAAS se pueden disminuir hasta en 32% si se implementa un buen programa de prevención, vigilancia y control (21). Es por ello que es innegable la necesidad del compromiso de los gobiernos y del sistema de salud para asumir estos procesos.. Los datos obtenidos del presente estudio, permitirán diseñar estrategias orientadas a fortalecer la implementación de prácticas preventivas, adecuadas para evitar el desarrollo de las Infecciones Intrahospitalarias más frecuentes y desarrollar políticas de control costo, así mismo proponer actividades educativas que dirigidas al personal de salud entre ellas al profesional de enfermería como parte del equipo multidisciplinario de salud, vinculado a la atención del paciente, que conlleve a mejorar el nivel de conocimiento sobre los riesgos que predisponen a los pacientes hospitalizados en este servicio, y modificar las actitudes y fomentar las buenas prácticas de atención, con la finalidad de limitar la presencia de factores de riesgo extrínsecos como eventos modificables.. 1.3. Formulación del problema. ¿Cuál es la relación entre los factores de riesgo: edad, estimador APACHE, enfermedad de bases, IMC, estancia hospitalaria, técnicas y procedimientos invasivos; ¿y las Infecciones asociadas a la atención de salud (IAAS) en UCI, Hospital Cayetano Heredia-2015?. 17.

(18) 1.4. Objetivos. Objetivo General. Identificar la relación entre los factores de riesgo extrínsecos e intrínsecos y las infecciones asociadas a la atención de salud en la Unidad de Cuidados Intensivos, en el Hospital José Cayetano Heredia, Piura 2015.. Objetivos Específicos. . Determinar los factores de riesgo: Edad, estimador APACHE, enfermedad de bases, IMC, estancia hospitalaria, técnicas y procedimientos invasivos y las infecciones asociadas a la atención de salud en la Unidad de Cuidados Intensivos, en el Hospital José Cayetano Heredia, Piura 2015.. . Identificar las infecciones asociadas en la Unidad de Cuidados Intensivos, en el Hospital José Cayetano Heredia, Piura 2015.. 18.

(19) II.. MATERIAL Y MÉTODOS. 2.1. Tipo de investigación. . Cuantitativo. . Correlacional. . Transversal. . Retrospectivo. 2.2. Población y muestra del estudio.. La población estará constituida por todos los pacientes hospitalizados en la UCI del Hospital III José Cayetano Heredia, durante el I Semestre 2015. En el presente estudio se ha considerado 184 pacientes, que ingresaron al servicio de UCI durante los meses de enero a junio del 2015.. Se determinó mediante la aplicación de una fórmula para cálculo de población finita, pues se conoce el total de pacientes hospitalizados en el servicio de UCI, durante el I semestre 2015. Ver Anexo Nº 4. 19.

(20) El tamaño de la muestra fue de 123 pacientes, el cual se determinó mediante un muestreo probabilístico al azar, lo cual permitió obtener elementos muéstrales representativos y poder realizar la generalización de los resultados. Sin embargo, ésta se incrementó a 141 elementos con la finalidad de incrementar el nivel de significancia e inferencia.. 2.3. Unidad de análisis.. Paciente hospitalizado en el Servicio de UCI, durante el periodo de estudio.. 2.4. Instrumentos. Se elaboró una ficha de seguimiento de pacientes en la que consigne todas las variables que se está estudiando, la misma que esta estructura de la siguiente manera: En la primera parte se determina; la fecha de ingreso y alta, procedencia intrahospitalaria o extra hospitalaria, diagnostico de ingreso y mortalidad según sea el caso. La segunda parte del instrumento consta de 4 ítems, donde se identifica; la edad del paciente, estimador general de riesgo de APACHE II al ingreso a la unidad, enfermedad de base e índice de masa corporal al ingreso. La tercera parte consta de 3 ítems, ahí se identificará; estancia hospitalaria en UCI, técnicas invasivas y dispositivos médicos invasivos.. 20.

(21) Asimismo, se consta de una ficha adicional al instrumento en la que se recogerá la información correspondiente a la infección, tal como es: localización de la misma y microorganismo cultivado.. 2.5. Control de calidad de los instrumentos. Se realizó una evaluación del 10% de las encuestas aplicadas a una muestra piloto, con características sociales y culturales similares.. 2.6. Procedimiento.. Recolección de datos.  Solicitar el permiso respectivo al director del Hospital y jefe de la unidad, para proceder a la aplicación del instrumento de recolección de datos.  Se realizó una revisión retrospectiva de los pacientes admitidos en la Unidad de Cuidados Intensivos durante el periodo de enero a junio del 2015. Por medio de la lista brindada por el servicio de admisión y archivo de historias clínicas.  Se tomó nota del número de días de estancia previa en el hospital o en otro centro.. 21.

(22)  Para medir la aparición de infección nosocomial en los pacientes durante su estancia en la UCI se siguieron los criterios elaborados por los Centers for Disease Control (CDC) (23).  De cada Historia Clínica de cada paciente se obtuvo la siguiente información: localización, la realización de cultivos, microorganismos responsables de la infección y día de aparición tras el ingreso en UCI.. Procedimiento seguido en la recogida de datos  Se tuvo en cuenta el diagnostico macro general del estado de salud del paciente al ingreso a la UCI: enfermedad de base, exámenes auxiliares realizados, diagnóstico principal por el cual fue ingresado a la unidad, infección extra hospitalaria.  Se hizo seguimiento a cada paciente de la evolución e incidencias infecciosas, consignadas en el expediente clínico.  Se tomó nota del número y tipo de catéteres registrando la fecha de inicio y fin de cada uno de ellos.  Se estableció un registro del número y tipo de infecciones basado en la evolución del paciente, las gráficas de constantes vitales tomadas por el equipo de enfermería y las evoluciones médicas en las historias clínicas.  Se revisó en el laboratorio de microbiología los informes microbiológicos.  Se anotó el tipo de antibióticos administrados precisando su indicación empírica, terapéutica o profiláctica.. 22.

(23) 2.7. Procesamiento de datos. Procesamiento de datos.  La preparación de base de datos y el análisis estadístico se realizó utilizando el paquete estadístico SPSS/PC+ versión 20.0  Se estimaron porcentajes e incidencia de IAAS, en el que se describirá los factores intrínsecos y extrínsecos asociados con la infección nosocomial.  Para medir la asociación entre las variables dependientes y las IAAS se utilizó la prueba estadística de Chi Cuadrado de Pearson (X2). En todos los casos se estableció un nivel de significación de P valor < 0.005 para un nivel de confianza de 95.0% (IC95%).. Interpretación de datos.  De los datos obtenidos se realizó la contrastación con el marco teórico existente y los estudios bases realizados en el marco de describir los factores asociados a las infecciones asociadas a la atención de salud.. 2.8. Definición y Operacionalización de variables. Definición conceptual.. 23.

(24) Factores de riesgo: Se entiende por factores de riesgo a la probabilidad de daño o condición de vulnerabilidad, caracterizándose por ser siempre dinámica e individual. No implica necesariamente daño, no otorga certezas, ni relaciones directas ni deterministas, sino una probabilidad de ocurrencia de este (9).. Factores intrínsecos: Son aquellas situaciones o condiciones inherentes al propio paciente que aumentan el riesgo de desarrollar una determinada enfermedad o situación de salud; como, por ejemplo: edad, estado nutricional, patología de base, motivo de ingreso…etc. (23, 25).. Factores extrínsecos: Son aquellos externos al paciente, que aumentan el riesgo de desarrollar una determinada enfermedad o situación de salud. Como: uso de dispositivos médicos, técnicas invasivas, duración de la estancia en la unidad (12, 18).. Infecciones asociadas a la atención de salud: Aquellas infecciones que el paciente adquiere mientras recibe tratamiento para alguna condición médica o quirúrgica y en quien la infección no se había manifestado ni estaba en período de incubación en el momento del ingreso a la institución, se asocian con varias causas incluyendo, pero no limitándose al uso de dispositivos médicos, complicaciones postquirúrgicas, transmisión entre pacientes 24.

(25) y trabajadores de la salud o como resultado de un consumo frecuente de antibióticos (5, 7, 13).. Definición operacional. Factores intrínsecos: Para el presente estudio consideramos aquellos factores de riesgo inherentes al propio enfermo y que le predisponen a la infección.. Factores extrínsecos: De manera técnica, consideramos todos aquellos factores de origen médico u hospitalario, que predisponen al paciente al desarrollo de infección que no estaba presente al momento del ingreso a la unidad.. Infecciones asociadas a la atención de salud: Para el presente estudio se considera IAAS, a toda aquella infección que adquiera el paciente durante su estancia en la unidad que cumpla con los criterios mínimos diagnósticos.. Operacionalización de variables.. MATRIZ DE OPERACIONALIZACIÓN DE VARIABLES.. Variable. Sub Dimensión.. Criterios de medición.. Tipo.. Escala de medición.. 25.

(26)  < 30 años.  30-44 años. Edad  45-65 años. Cuantitativa  66-75 años.  > = 76 años  <18 Alimentación y  19 - 25 nutrición. Cuantitativa  26 - 30 (IMC)  31 - 35 Factores intrínsecos  >= 36.  Diabetes mellitus.  Coma.  EPOC. Enfermedad de  Insuficiencia Cualitativa base renal.  Inmunodepresión.  Cirrosis.  Alcoholismo Duración de la estancia en UCI  < 1 día Cuantitativa  1-4 días  4-7 días  >= 8 días. Factores extrínsecos Dispositivos médicos..  Ventilación mecánica  Catéter venoso central  Catéter venoso periférico  Catéter arterial  Sonda urinaria cerrada  Traqueotomía. Infecciones  Presente. asociadas a la  Ausente. atención de salud. OPERACIONALIZACIÓN DE VARIABLES. Razón. Ordinal.. Nominal. Nominal. Cualitativa. Nominal. Cualitativa. Nominal. 26.

(27) 2.9. Consideraciones éticas y rigor científico. Beneficencia: Establece que en la medida de lo posible las intervenciones y las investigaciones deben maximizar el beneficio para los sujetos de estudio además obliga a los investigadores a poner en conocimiento de los sujetos del estudio y del conjunto de la sociedad cualquier información relevante para la salud derivada de la investigación. Los resultados del estudio de investigación permitirán entender la causalidad de las Infecciones Asociadas a la Atención de Salud en UCI Hospital Cayetano Heredia, de esta manera diseñar un plan de intervención coherente a la realidad local.. Justicia: Se debe aseverar que lo justo se identifica con lo bueno y lo correcto. Se buscará sin duda la equidad y la óptima distribución de recursos en pos de una excelencia en la investigación científica. El presente trabajo de investigación utilizara una población seleccionada mediante muestreo probabilístico, los mismos que serán seleccionados racional y coherente de acuerdo a los objetivos que se pretende lograr.. Confidencialidad: Es un derecho del sujeto de investigación a que todos los datos recolectados en la misma sean tratados con reserva y secreto. Por tanto, la información que se obtenga durante el desarrollo de la investigación es con fines estrictamente académicos y científicos, presentando los resultados de manera global. Se guardará en reserva el nombre de las personas que conforman las unidades de análisis.. 27.

(28) Autonomía: Establece el respetar la decisión del paciente frente a la toma de decisiones acerca de su situación actual de salud. Para la recolección de la información se contará con el consentimiento informado y el permiso respectivo de los entes administrativos correspondientes; para proceder a la revisión los expedientes clínicos, explicando para tal fin; los objetivos del estudio.. 28.

(29) III.. RESULTADOS.. TABLA Nº 2. DISTRIBUCION EDAD Y LAS INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD.. variables. INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD SI. NO. Total. < 30 años. 7. 26. 33. 30 a 44 años. 10. 11. 21. 15. 33. 48. 6. 17. 23. >= 76 años. 5. 11. 16. Total. 43. 98. 141. 45 a 65 Edad años del paciente 66 a 75 años. Porcentaje 23% 15% 34% 16% 12% 100%. Pruebas de chi-cuadrado de Pearson. INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD. edad Chi cuadrado. 4,475. Gl. 4. Sig.. 0,346. En la tabla Nº2 se puede determinar que la edad y las infecciones asociadas a la atención de la salud no están relacionadas dado que (p=0.034>0.05). 29.

(30) TABLA Nº 3. DISTRIBUCION ALIMENTACIÓN - NUTRICIÓN Y LAS INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD. Variables. SI. NO. Total. Porcentaje. <18. 2. 11. 13. 8%. 19-25. 13. 46. 59. 42%. 12. 17. 29. 21%. 12. 10. 22. 16%. 4. 14. 18. 13%. 43. 98. 141. 100%. ALIMENATACIÓN 26-30 Y NUTRICIÓN 31-35 (IMC) >=36 Total. Pruebas de chi-cuadrado de Pearson. INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD. ALIMENATACIÓN Y NUTRICIÓN(IMC). Chi cuadrado. 11,599. Gl. 4. Sig.. 0,021*. Respecto a las infecciones asociadas a la atención de la salud y la alimentación y nutrición se puede determinar que existe relación estadística significativa (p<0.05). 30.

(31) TABLA Nº4. RELACIÓN ENTRE LA DIABETES Y LAS INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD SI NO Total Porcentaje SI 7 11 18 13% Diabetes NO 36 87 123 87% mellitus Total 43 98 141 100% variables. Pruebas de chi-cuadrado de Pearson INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD. Chi cuadrado Gl Sig.. Diabetes mellitus 0,686 1 0,408. Los resultados muestran que no existe relación estadística entre la diabetes y las infecciones asociadas a la atención de la salud. (p>0.05). TABLA Nº 5. RELACIÓN ENTRE EL ESTADO DE COMA Y LAS INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD variables. SI NO. INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD SI NO Total Porcentaje 0 0 0 0% 43 98 141 100%. 31.

(32) Estado de Coma. Total. 43. 98. 141. 100%. Con respecto a este variable estado de coma no hay personas que lo han desarrollado.. TABLA Nº 6. RELACIÓN ENTRE LAS EPOC Y LAS INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD variables. EPOC. INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD SI. NO. Total. Porcentaje. SI. 2. 0. 2. 1%. NO. 41. 98. 139. 99%. Total. 43. 98. 141. 100%. Pruebas de chi - cuadrado de Pearson INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD. EPOC Chi cuadrado. 4,624. Gl. 1. Sig.. 0,032*. En el cuadro se puede determinar que las EPOC y las infecciones asociadas a la atención de la salud se significativamente relacionadas (p<0.05). 32.

(33) TABLA Nº 7. RELACIÓN ENTRE LA INSUFICIENCIA RENAL Y LAS INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD variables. INSUFICIENCIA RENAL. INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD SI. NO. Total. Porcentaje. SI. 3. 6. 9. 6%. NO. 40. 92. 132. 94%. Total. 43. 98. 141. 100%. Pruebas de chi-cuadrado de Pearson INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD. INSUFICIENCIA RENAL. Chi cuadrado. 0,037. Gl. 1. Sig.. 0,848. La insuficiencia renal y las infecciones asociadas a la atención de la salud no se encuentran relacionadas (p>0.05). 33.

(34) TABLA Nº 8. RELACIÓN ENTRE EL ALCOHOLISMO Y LAS INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD variables. ALCOHOLISMO. SI NO Total. INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD SI NO Total Porcentaje 0 0 0 0% 43 98 141 100% 43 98 141 100%. No hay casos de alcoholismos en los pacientes atendidos, por lo tanto no se puede establecer una relación.. TABLA Nº 9.RELACIÓN ENTRE LA HEPATOPATÍA Y INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD variables. LAS. INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCION DE LA SALUD. 34.

(35) HEPATOPATIA. SI 0 43 43. SI NO Total. NO 3 95 98. Total 3 138 141. Pruebas de chi-cuadrado de Pearson INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCION DE LA SALUD. Porcentaje 2% 98% 100%. HEPATOPATIA 1,345 1 0,246. Chi cuadrado Gl Sig.. Los resultados determinan que no existe relación entre la hepatopatía y las infecciones asociadas a la atención de la salud (p>0.05). TABLA Nº 10. RELACIÓN ENTRE LA OBESIDAD Y LAS INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD Variables. OBESIDAD. INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD SI. NO. Total. Porcentaje. SI. 16. 24. 40. 28%. NO. 27. 74. 101. 72%. Total. 43. 98. 141. 100%. Pruebas de chi-cuadrado de Pearson INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD. OBESIDAD Chi cuadrado. 2,379. gl. 1. Sig.. 0,123. 35.

(36) La obesidad y las infecciones asociadas a la atención de la salud no se encuentran relacionadas. (p>0.05).. TABLA Nº 11. RELACIÓN ENTRE LA ESTANCIA EN UIC Y LAS INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD variables. DURACIÓN DE LA ESTANCIA EN UCI. INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD SI. NO. Total. Porcentajes. <1. 3. 14. 17. 12%. 1-4. 4. 42. 46. 33%. 4-7. 2. 11. 13. 9%. >=8. 34. 31. 65. 46%. Total. 43. 98. 141. 100%. Pruebas de chi-cuadrado de Pearson. Chi cuadrado. DURACION DE LA ESTANCIA EN UIC 27,628. 36.

(37) INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD. gl. 3. Sig.. 0,000*. En el cuadro se puede determinar que la duración de la estancia en UIC y las infecciones asociadas a la atención de la salud se encuentran estadísticamente relacionadas (p<0.05). TABLA Nº 12. Relación entre la ventilación mecánica y las infecciones asociadas a la atención de la salud Variables. VENTILACION MECANICA. INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCION DE LA SALUD SI. NO. Total. Porcentajes. SI. 33. 50. 83. 59%. NO. 10. 48. 58. 41%. Total. 43. 98. 141. 100%. Pruebas de chi-cuadrado de Pearson. VENTILACION MECANICA. 37.

(38) INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCION DE LA SALUD. Chi cuadrado. 8,167. gl. 1. Sig.. 0,004*. La ventilación mecánica y las infecciones asociadas a la atención de la salud se encuentran estadísticamente relacionadas (p<0.05). TABLA Nº 13. RELACIÓN ENTRE EL CATÉTER VENOSO CENTRAL Y LAS INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD variables. CATETER VENOSO CENTRAL. INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCION DE LA SALUD SI. NO. Total. Porcentaje. SI. 38. 65. 103. 73%. NO. 5. 33. 38. 27%. Total. 43. 98. 141. 100%. 38.

(39) Pruebas de chi-cuadrado de Pearson INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCION DE LA SALUD. Chi cuadrado. CATETER VENOSO CENTRAL 7,378. gl. 1. Sig.. 0,007*. Los resultados nos muestran existe relación entre el catéter venoso central y las enfermedades asociadas a la atención de la salud. (p<0.05). TABLA Nº 14. RELACIÓN ENTRE EL CATÉTER VENOSO PERIFÉRICO Y LAS INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD. variables. CATETER VENOSO PERIFERICO. INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCION DE LA SALUD SI. NO. Total. SI. 2. 2. 4. NO. 41. 96. 137. Total. 43. 98. 141. 39.

(40) Pruebas de chi-cuadrado de Pearson. INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCION DE LA SALUD. CATETER VENOSO PERIFERICO. Chi cuadrado. ,739. gl. 1. Sig.. 0,390. Los resultados nos muestran que no existe relación significativa entre el catéter venoso periférico y las infecciones asociadas a la atención de la salud. (p>0.05). TABLA Nº 15. RELACIÓN ENTRE EL CATÉTER ARTERIAL Y LAS INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD variables. CATETER ARTERIAL. INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCION DE LA SALUD SI. NO. Total. Porcentaje. SI. 5. 29. 34. 24%. NO. 38. 69. 107. 76%. 40.

(41) Total. 43. 98. 141. 100%. Pruebas de chi-cuadrado de Pearson. INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCION DE LA SALUD. CATETER ARTERIAL. Chi cuadrado. 5,271. gl. 1. Sig.. 0,022*. Se determina que entre el catéter arterial y las infecciones asociadas a la atención de la salud se encuentran relacionadas. (p <0.05). TABLA Nº 16. RELACIÓN ENTRE SONDA URINARIA Y LAS INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD. variables. INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCION DE LA SALUD SI. NO. Total. Porcentaje. 41.

(42) SONDA URINARIA. SI. 41. 82. 123. 87%. NO. 2. 16. 18. 23%. Total. 43. 98. 141. 100%. Pruebas de chi-cuadrado de Pearson INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCION DE LA SALUD. Chi cuadrado. SONDA URINARIA 3,658. gl. 1. Sig.. 0,056. No existe relación significativa entre la sonda urinaria y las infecciones asociadas a la atención de la salud. (p >0.05). TABLA Nº 17. RELACIÓN ENTRE LA TRAQUEOTOMÍA Y LAS INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD variables. INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCION DE LA SALUD. 42.

(43) TRAQUETOMIA. SI. NO. Total. Porcentaje. SI. 1. 1. 2. 14%. NO. 42. 97. 139. 86%. Total. 43. 98. 141. 100%. Pruebas de chi-cuadrado de Pearson INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCION DE LA SALUD. TRAQUETOMIA. Chi cuadrado. 0,364. gl. 1. Sig.. 0,546. Respecto a la relación entre la traqueotomía y las infecciones asociadas a la atención de la salud se determinó que esta relación no es significativa (p >0.05). TABLA Nº 18. PREVALENCIA DE IAAS EN LA UCI DEL HOSPITAL III JOSÉ CAYETANO HEREDIA.. VARIABLES. TOTAL PORCENTAJE. INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCION DE LA SALUD SI NO TOTAL 33 108 141 23%. 77%. 100%. 43.

(44) IV.. ANÁLISIS Y DISCUSIÓN.. La infección intrahospitalaria, nosocomial o llamada actualmente infecciones asociadas a la atención de salud (IAAS); constituye uno de los problemas sanitarios más frecuentes en los países desarrollados, donde las cifras globales de incidencia oscilan entre 4 y 9 casos por cada 100 ingresos hospitalarios (1). La acumulación de factores de riesgo en los pacientes atendidos en el hospital es uno de los elementos que condiciona el aumento de estas y su mayor frecuencia en las unidades de cuidados intensivos (UCI) (2). Aunque estas unidades atienden a un 5-10% de los pacientes hospitalizados, las IN adquiridas en ellas representan el 20-25% de las infecciones globales del hospital, y las cifras de incidencia actuales se encuentran en torno a 20-30 infecciones por 100 ingresos (3,5). En estudios realizados a nivel mundial se estima que de un 5 a 10 % de los pacientes que ingresan en un hospital adquieren una infección que no estaba presente, en el momento de su llegada. Esta eventualidad resulta cada vez más significativa debido a su elevada frecuencia, consecuencias fatales y alto costo de tratamiento (1,2). La tasa de infección entre los enfermos hospitalizados no debe ser mayor que el 7%, porque una tasa elevada atribuible a infecciones intrahospitalarias prolonga la hospitalización de cinco a diez días en promedio (4). El personal de enfermería tiene una gran responsabilidad, ya que dentro de sus patrones de trabajo está la función asistencial, que incluye la atención directa al paciente, y entre los objetivos principales está el controlar y prevenir las infecciones hospitalarias, bien. 44.

(45) sea en los pacientes internos o al trabajador de salud; por lo que es uno de los deberes utilizar técnicas que resguarden su propia vida (3).. Es desde éste contexto que se desarrolló la presente investigación denominada “Factores de riesgo e infecciones asociadas a la atención de salud en la unidad de cuidados intensivos”, que tuvo como objetivo general identificar la relación entre los factores de riesgo y las infecciones asociadas a la atención de salud en la Unidad de Cuidados Intensivos, en el Hospital José Cayetano Heredia, Piura 2015; para ello se recopilo información de 141 pacientes ingresados durante el semestre enero-junio 2015 que cumplieron los criterios de inclusión y cuyos resultados se presentarán a continuación.. En relación a los factores de riesgo y las infecciones asociadas a la atención de salud en la Unidad de Cuidados Intensivos, en el Hospital José Cayetano Heredia, Piura 2015, los resultados se presentan a continuación, según los objetivos planteados.. Respondiendo al objetivo general.. Identificar la relación entre los factores de riesgo extrínsecos e intrínsecos y las infecciones asociadas a la atención de salud en la Unidad de Cuidados Intensivos, en el Hospital José Cayetano Heredia, Piura 2015.. De acuerdo a los resultados obtenidos, se ha podido determinar que de los factores intrínsecos las variables que influyen en nuestro estudio de investigación con respecto. 45.

(46) a las infecciones asociadas a la atención de la salud son: alimentación y nutrición (ICI) y de las enfermedades base se encuentra la variable EPOC. En relación los factores extrínsecos las variables que influyen con respecto a las infecciones asociadas a la atención de la salud son: duración de la estancia hospitalaria, ventilación mecánica, catéter venoso central y catéter venoso periférico. Según Pérez (9), concluye que las infecciones nosocomiales más frecuentes son en ese orden; respiratorias, urinarias, de sitio quirúrgico y bacteriemia; siendo los factores que las predisponen,. en su. mayoría evitables. (Enfermedad principal. severa,. comorbilidades, desnutrición, extremos de la vida, e inmunosupresión; dispositivos invasivos como el tubo endotraqueal para ventilación mecánica, catéteres intravasculares y urinarios, además del hacinamiento y reservorios animados). Las IAAS se relacionan así; neumonía asociada a ventilador mecánico, la infección del torrente sanguíneo asociada a catéter venoso central, e infecciones del tracto urinario asociadas a catéter urinario (3). Losa, en su estudio “Prevalencia de las infecciones hospitalarias en las Unidades de cuidado intensivo para adultos”. Afirma que los factores de riesgo endógenos más notificados fueron: tabaquismo, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, coma, accidente cerebro vascular y obesidad. Los que se asociaron con mayor frecuencia a IAAS fueron alcoholismo y obesidad: La neumonía se asoció a asistencia respiratoria mecánica, seguido de la infección primaria de la sangre y las infecciones del tracto urinario se asociaron a catéter urinario (13).. 46.

(47) Según Revert, los factores de riesgo intrínsecos que predisponen a los pacientes al presentar IAAS son: sexo femenino, edad > 65 años, gravedad del paciente al momento del ingreso; asimismo presencia de enfermedades de base como Diabetes Mellitus, estado de coma, EPOC, insuficiencia renal, inmunosupresión, Hepatopatía, alcoholismos crónico. En relación a los factores de riesgo extrínsecos se encontró asociación con: Periodo de estancia, tratamiento inmunosupresor, sonda vesical; catéter venoso central; catéter arterial; catéter venoso periférico; en ventilación mecánica (15).. Los estudios mencionados afirman que los principales factores de riesgo de adquirir infecciones son las condiciones propias de los pacientes y sus patologías, las intervenciones y procedimientos asistenciales que conllevan riesgo y algunos aspectos ambientales. Las condiciones propias de los pacientes son el principal riesgo, sin embargo son muy poco modificables. Los aspectos ambientales son muy modificables, sin embargo su impacto en la transmisión de los agentes puede ser bajo. Por lo tanto la intervención de enfermería debe estar enfocada en los aspectos más modificables como el proceso de atención, que sería el foco de la mayoría de los programas de prevención y control de infecciones en la actualidad (19). En 1994, el Centro para el Control de la Enfermedades (CDC), de Atlanta, redefinió el concepto de Infecciones intrahospitalarias, que es el vigente y que la define como la siguiente: “Toda infección que no esté presente o incubándose en el momento del ingreso en el hospital, que se manifieste clínicamente, o sea descubierta por la observación directa durante la cirugía, endoscopia y otros procedimientos o pruebas. 47.

(48) diagnósticas, o que sea basada en el criterio clínico. Se incluyen aquellas que por su periodo de incubación se manifiestan posteriormente al alta del paciente y se relacionen con los procedimientos o actividad hospitalaria y las relacionadas con los servicios ambulatorios” (3). Por lo tanto se ha demostrado que la prevención, vigilancia y control de las infecciones permiten disminuir tanto los costos del sistema de salud como los índices de mortalidad en distintos entornos de forma sostenible y con una relación costo-beneficio muy favorable. Se estima que los costos que generan las IAAS se pueden disminuir hasta en 32% si se implementa un buen programa de prevención, vigilancia y control (21) además las IAAS son tomadas como insumo para medir la eficiencia y calidad de la atención en la prestación de los servicios de salud.. En tanto a los objetivos Específico.. Determinar los factores de riesgo: Edad, estimador APACHE, enfermedad de bases, IMC, estancia hospitalaria, técnicas y procedimientos invasivos y las infecciones asociadas a la atención de salud en la Unidad de Cuidados Intensivos, en el Hospital José Cayetano Heredia, Piura 2015.. Según los resultados se puede determinar que la edad y las infecciones asociadas a la atención de la salud no están relacionadas dado que (p=0.34>0.05). Los resultados difieren considerablemente de la siguiente teoría-Las edades muy extremas de la vida se correlacionan con mayor riesgo de padecer infección nosocomial. 48.

(49) durante la estancia en UCI dado que enfermos de edad avanzada pueden presentar disminución de los mecanismos de defensa, y por consiguiente un aumento del riesgo de adquirir enfermedad nosocomial durante su ingreso en unidades de cuidados intensivos (1,2). En un estudio prospectivo en cinco UCI francesas, hallaron seis factores de riesgo independientes, los cuales se asociaban con altas tasas de incidencia de infección adquirida en UCI. Uno de ellos fue la edad mayor de 60 años (7). Pittet H. contrasta nuestros resultados al afirmar que la edad de más de 40 años es un factor de riesgo independiente añadido para la adquisición de neumonía nosocomial temprana en pacientes ingresados en UCI con traumatismos (5).. Sin embargo, los pacientes más jóvenes presentaron el porcentaje de infección nosocomial más alto (74,4% los menores de 65 años), siendo nuestra cifra mucho más alta, tal vez debido en parte a la mayor gravedad de los pacientes al ingreso.. En nuestro estudio, el 72.3% de los pacientes estudiados se encontraban en edades comprendidas entre 30 y 65 años y padecieron el 31.4% de las infecciones. Se observa un pico de incidencia en menores de 65 años, que se concentra en las edades de 45-65 años y otros picos entre los 30-45, descendiendo progresivamente en los menores de 30 años y finalmente hasta los mayores de 65 años.. Con relación a las enfermedades base, los resultados muestran que no existe relación estadística entre: la diabetes, la insuficiencia renal, hepatopatía, obesidad y las infecciones asociadas a la atención de la salud. (p>0.05), sin embargo, EPOC y las 49.

(50) infecciones asociadas a la atención de la salud se encuentran significativamente relacionadas (p<0.05); no se evidencia casos de alcoholismos en los pacientes atendidos y el estado de coma no se presentan personas que lo han desarrollado. Al valorar las enfermedades de base que presentaban los pacientes a su ingreso en la unidad, consideradas como factores de riesgo, encontramos que los pacientes que padecían EPOC Tenían el porcentaje más alto de infección nosocomial (100%), lo que correspondió al riesgo de padecer infecciones por paciente. Nuestros resultados se asemejan a un trabajo realizado en Estados Unidos en la UCI de un centro hospitalario médico, comparando los pacientes que adquirieron bacteriemia primaria con el resto, concluyó que los enfermos tenían como enfermedad subyacente fracaso cardíaco congestivo y enfermedad pulmonar obstructiva crónica. (11). Los hallazgos contrastan con lo encontrado por, Revert C (2006), quien afirma que los cuadros clínicos que pueden influir más en el desarrollo de infección nosocomial son: diabetes, cáncer, insuficiencia renal crónica, neutropenia, cirrosis, cuadros que cursen con alteración de la conciencia, úlceras de decúbito, etc (15).. Respecto a las infecciones asociadas a la atención de la salud y; la alimentación y nutrición se puede determinar que existe relación estadística significativa (p<0.05), el mayor porcentaje de pacientes que adquirieron una IAAS lo constituye el 54% (IMC=31-35), seguido de un 41% (IMC=26-30), el 22% lo constituyen los pacientes con (IMC=19-25 y IMC mayor a 36) y finalmente un 15% (IMC menor a 18). Pese a que la alimentación de los pacientes ingresados en UCI puede ser deficiente debido a las condiciones de intubación, nivel de conciencia, etc; se obtuvieron resultados de 50.

(51) pacientes con IMC catalogado como obesidad tipo I de los cuales el 54% adquirieron las IN, este resultado fue posible debido al IMC al ingreso de los pacientes. Contrastando a la publicación que concluyen que unas condiciones nutricionales deficientes constituyen un factor predisponente para adquirir infección nosocomial, tales como neumonía, infección del tracto urinario, bacteriemia o infección de la herida quirúrgica (7). Por lo tanto, se deduce que no solo las deficiencias nutricionales predisponen al paciente a la adquisición de un IAAS.. Según los resultados se pudo determinar que la duración de la estancia en UCI y las IAAS se encuentran estadísticamente relacionadas (p<0.05). Para valorar el % de pacientes con IAAS se categorizo en rango promedio de días; mayor a 8 días, 4-7 días, 1-4 días y menor de 1 día; presentándose en el 52% de pacientes una IAAS en quienes su estancia hospitalaria asciende a más de 8 días. Según estudios multicéntrico se concluyó que el periodo de estancia en UCI es un factor de riesgo independiente para la adquisición de infección. La permanencia prolongada en la UCI se relaciona con un aumento lineal en la odds ratio (OR) para la adquisición de infección nosocomial, constituyendo un fuerte factor de riesgo predictor de infección (6, 11); lo cual está acorde a nuestros resultados. Otro riesgo es el de una bacteriemia nosocomial en la UCI quien aumenta progresivamente con el tiempo de estancia en la UCI, y es del 39% después de la primera semana, del 75% después de 14 días y del 100% después de una estancia superior a 5 semanas (29).. 51.

(52) Con respecto a los procedimientos y técnicas invasivas encontramos que: la ventilación, el catéter arterial y el catéter venoso central y las enfermedades asociadas a la atención de la salud guardan relación significativa. Sin embargo, no existe relación entre: el catéter venoso periférico, la sonda urinaria, traqueotomía; y las infecciones asociadas a la atención de la salud (p >0.05) Goya, confirma nuestros resultados al desarrollar un estudio denominado incidencia y factores asociados para neumonía nosocomial en pacientes adultos en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Regional Universitario. Concluyendo que el tiempo de estancia en la UCI y los días con ventilación mecánica fueron los factores que más intervinieron en el desarrollo de neumonía en dichos pacientes. La literatura reporta que el riesgo de adquirir una neumonía nosocomial es de aproximadamente 8,6 por cada 1.000 admisiones y su incidencia puede elevarse en las UCI, principalmente en pacientes que requieren ventilación mecánica (10, 17). Esta situación se presenta por la pérdida de las barreras normales contra la infección, pues el cambio en la flora nasofaríngea durante la hospitalización genera un aumento de la colonización del tracto respiratorio por patógenos potenciales. La NAVM es la infección más común entre los pacientes que requieren ventilación mecánica (18). El uso del tubo endotraqueal, altera los mecanismos de defensa del árbol bronquial, como la tos, el estornudo y el sistema mucociliar de la mucosa traqueal. Los equipos y la manipulación del paciente, se considera que éstos deben ser manejados por personal experto y altamente calificado (43, 44).. 52.

(53) Los factores de Riesgo asociados a la ocurrencia de Infección del Torrente Sanguíneo en el ámbito hospitalario: Todo catéter intravascular acarrea un riesgo de Infección del Torrente Sanguíneo, sin embargo, el riesgo varía dependiendo del tipo de catéter y las medidas de bioseguridad del personal responsable es por ello que no se evidencia relación en nuestros resultados (8). Sin embargo, el dispositivo que tiene mayor riesgo de infección es el catéter venoso central, el cual se identifica como un factor de riesgo para contraer IAAS, diversas maniobras invasivas de tratamiento o monitorización, se asocian a un mayor riesgo de presentar bacteriemias nosocomiales (15).. Para el segundo objetivo especifico Identificar las infecciones asociadas en la Unidad de Cuidados Intensivos, en el Hospital José Cayetano Heredia, Piura 2015. Se identificó que al menos el 23.4% (33 / 141) de los pacientes que ingresan a la unidad de cuidados intensivos del Hospital Cayetano Heredia, presentaron al menos un episodio de IAAS.. López & Cortes, en su estudio encontraron que la infección de vías urinarias (IVU) corresponde al 20 y 50% del total de infecciones intrahospitalarias, y en algunos reportes, es más frecuente que la neumonía nosocomial y bacteriemia asociada a dispositivos intravasculares, con una incidencia que además es mayor en países en vías de desarrollo.. 53.

(54) Estas infecciones, constituyen uno de los problemas sanitarios más frecuentes en los países desarrollados, donde las cifras globales de incidencia oscilan entre 4 y 9 casos por cada 100 ingresos hospitalarios (1). La acumulación de factores de riesgo en los pacientes atendidos en el hospital es uno de los elementos que condiciona el aumento de estas y su mayor frecuencia en las unidades de cuidados intensivos (UCI) (2). Aunque estas unidades atienden a un 5-10% de los pacientes hospitalizados, las IAAS adquiridas en ellas representan el 20-25% de las infecciones globales del hospital, y las cifras de incidencia actuales se encuentran en torno a 20-30 infecciones por 100 ingresos (3,4).. Se ha estimado que uno de cada diez pacientes ingresados a hospitalización sufre alguna forma de daño evitable que puede provocar discapacidad grave o incluso la muerte. La incidencia de IAAS en hospitales estándar es de 9,2 %, de los cuales el 43,5 % se consideran evitables. Los estudios de incidencia de IAAS han reportado cifras en Australia de 16,6 %, Nueva Zelanda de 12,9 %, Canadá de 7,5 %, España de 9,3 %, Holanda 5,7 %, Suecia 12,3 % y Estados Unidos 5,7 % (5).. V.. CONCLUSIONES..  Las infecciones asociadas a la atención de salud (IAAS), están asociadas a la presencia de factores de riesgo extrínsecos e intrínsecos del paciente.. 54.

(55)  Los factores de riesgo intrínsecos asociados a la incidencia de IAAS en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital III José Cayetano Heredia son: Alimentación y nutrición medido a través de IMS y de las enfermedades preexistentes como EPOC.  Los factores de riesgo extrínsecos asociados a la incidencia de IAAS en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital III José Cayetano Heredia son: duración de la estancia en UCI, la presencia de dispositivos invasivos tal como, ventilación mecánica, catéter venoso central y catéter venoso periférico.  La incidencia de IAAS, en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital III José Cayetano Heredia es de 23.4%.. VI.. RECOMENDACIONES.. 55.

(56) . Establecer medidas de aislamiento hospitalario ideal en pacientes que presenten cepas resistentes.. . Vigilar las condiciones propias de los pacientes, ya que constituye un riesgo muy poco modificable como la enfermedad EPOC y, alimentación y nutrición IMC.. . Realizar capacitación al personal responsable de la atención sanitaria.. . Realizar control de calidad del proceso de esterilización: desde la calidad del lavado hasta el almacenamiento; de equipos e instrumentos usados en los procedimientos invasivos tales como la instalación de ventilador mecánico, catéter venoso central y catéter arterial. Además de supervisar la desinfección de ambientes hospitalarios.. . Promover en el personal asistencial las medidas de bioseguridad, ya que estas constituyen una de las medidas primordiales para prevenir la propagación de microorganismos multirresistentes.. . Implementar una Vigilancia Epidemiológica activa de la infección intrahospitalaria en todos los pacientes, basada en factores de riesgo.. . Establecer protocolos o guías escritas validadas y completas para la realización de procedimientos y técnicas que implican una atención asistencial en los pacientes.. . Reservar áreas para la preparación de medicamentos o realizar procedimientos invasivos.. . Realizar un estudio de prevalencia y control al menos una vez al año sobre Infecciones Intrahospitalarias.. 56.

(57) Referencias bibliográficas. Torres A, Sierra. A, Vaqué J. (2004) El problema de las infecciones. nosocomiales. Grupo de Trabajo EPINE. Informe de la evolución de la prevalencia de infecciones nosocomiales según las encuestas 2000-2004.. Vaqué J. Sociedad Española de Higiene y Medicina Preventiva Hospitalarias, 2005; 7-54.. Ministerio de Sanidad y Política Social. Proyecto Bacteriemia Zero. Recuperado. de:. http://www.seguridaddelpaciente.es/index.php/lang-. es/component/content/article/42-sociedades-cientificas-prof/73-programapara-reducir-las-bacteriemias-por-cateteres-venosos-centrales-en-las-uci-delsns.html. Seguridad social de Salud (2009). Manual para los comités de complicaciones intrahospitalarias de los servicios de la Red Asistencial Rebagliati. Lima: Red Asistencial Rebagliati. Oficina de Inteligencia Sanitaria. Unidad de Epidemiología. Junio 2009.. Villarreal E (2007). Seguridad en los pacientes. Un compromiso de todos para un cuidado de calidad. Salud Uninorte. Barranquilla; 2007. 23(1), 112-119.. 57.

(58) EsSalud. Oficina de Inteligencia Sanitaria. Subsistema de vigilancia de complicaciones intrahospitalarias infecciosas. Boletín Epidemiológico EneroJulio 2010. Chiclayo: Oficina de Inteligencia Sanitaria. Red Asistencial de Lambayeque. pp. 7-13.. Organización Panamericana de la Salud (2009). Perfil país Perú: Resistencia Microbiana.. Washington. D.C:. OPS;. 2009.. Recuperado. de:. http://www.pdfio.com/k-292200.html. López L, Cortés A (2012). Colonización e infección de la vía urinaria en el paciente críticamente enfermo. Bogotá; Colombia. Rev. Med. Intensiva. 2012; 36(2):143-151.. Pérez J (2010). Infecciones nosocomiales en enfermos graves (análisis de 27 años) Tesis de grado, de médico cirujano. Universidad Nacional Autónoma de México. 2010.. Corredor L (2008). Relación entre la sobrecarga laboral en enfermería y la incidencia de infecciones nosocomiales en la UCI. Tesis de grado, enfermera especialista en cuidados críticos. Universidad Javeriana de Bogotá. Colombia; 2008.. 58.

(59) Cifuentes Y, Robayo C, Ostos O, Muñoz L (2008). Neumonía asociada a la ventilación mecánica: un problema de salud pública. Bogotá; Colombia. Rev. Colomb. Cienc. Quím. Farm. 37 (2), 150-163, 2008. Recuperado de: www.farmacia.unal.edu.co. Suarez R, Pozo C (2008). Infección nosocomial en la unidad de cuidados intensivos. Cuba. Rev. MEDISAN 2008;5(3):12-17. Lossa G, Giordano R, Fernández L, Vairetti J, Díaz C (2008). Prevalencia de infecciones nosocomiales en unidades de cuidados intensivos para adultos en Argentina. Rev. Panam. Salud Pública. 2008; 24(5):324–30.. Goya C (2006). Incidencia y factores asociados para neumonía nosocomial en pacientes adultos en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Regional Universitario. Tesis de grado en maestría en ciencias de la salud. Colima; Venezuela, 2006.. Revert C (2006). Estudio epidemiológico de la infección nosocomial en el servicio de UCI del Hospital Universitario de Canarias. Tesis doctoral Curso 2004/05 Ciencias y Tecnologías/11 I.S.B.N.: 84-7756-640-2I.S.B.N.: 847756-640-2. Canarias, España 2006. 59.

(60) Rojas A, Caballero J, Villareal J (2002). Epidemiologia de las infecciones intrahospitalarias por pseudomonas aeruginosa en el Hospital Arzobispo Loayza. Acta medica peruana Vol. XX N°3. Lima; Perú, 2002.. Rojas O, Chávez J, Vacaflor A, Macuca B, Vargas J (2002). Manual para la prevención de infecciones hospitalarias. Hospital de niños “Mario Ortiz Suarez”. La Paz-Bolivia. 2002:153 p. Brunon D, Carvalho W, Jiménez H, Sasbun J, Carrillo H (2012). Ventilación Pulmonar Mecánica en Pediatría. Sao Paulo: Lectura Atheneu; 2012.p. 527 – 39.. MINSA-Perú (2012). Departamento de calidad y seguridad del paciente, Programa de control de IAAS. Informe de Vigilancia de Infecciones Asociadas a la Atención en Salud 2012.. Ministerio de Sanidad y Política Social (MSPS) (2013). Plan Nacional de Calidad. para. el. Sistema. Nacional. de. Salud.. Recuperado. de:. http://www.msc.es/organizacion/sns/planCalidadSNS/. Afanador C, Donado J, Cadavid C (2008). Factores de riesgo para neumonía asociada al ventilador en un hospital de tercer nivel de la ciudad de Medellín: estudio de casos y controles. Medicina UPB 2008; 27: 25-32.. 60.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...