“Evaluación de la calidad del desempeño docente y directivo en el Colegio Técnico Susudel de la parroquia Susudel, cantón Oña, provincia de Azuay, durante el año 2011 - 2012”

221  Descargar (1)

Texto completo

(1)

UNIVERSIDAD TÉCNICA PARTICULAR DE LOJA

La Universidad Católica de Loja

CONFERENCIA EPISCOPAL ECUATORIANA

MAESTRÍA EN PEDAGOGÍA

“Evaluación de la calidad del desempeño docente y directivo en el Colegio

Técnico Susudel de la parroquia Susudel, cantón Oña, provincia de Azuay,

durante el año 2011 - 2012”

Tesis de Grado

Autora:

Paladines Serpa, Cecilia Isabel Lic.

Directora:

Ramírez Zhindon, Marina del Rocío Mgs.

CENTRO UNIVERSITARIO: CUENCA

(2)

CERTIFICACIÓN

Magister

Marina del RocíoRamírez Zhindón

DIRECTORA DE TESIS

CERTIFICA:

Que el presente trabajo, denominado: “Evaluación de la calidad del desempeño

docente y directivo en el Colegio Técnico Susudel de la parroquia Susudel, cantón Oña, provincia de Azuay, durante el año 2011 - 2012”, realizado por el profesional en formación: Cecilia Isabel Paladines Serpa; cumple con los requisitos establecidos en las normas generales para la Graduación en la Universidad Técnica Particular de Loja, tanto en el aspecto de forma como de contenido, por lo cual me permito autorizar su presentación para los fines legales pertinentes.

Cuenca, Septiembre del 2012.

……… Mgs. Rocío Ramírez Zhindón

(3)

CESIÓN DE DERECHOS

Yo Cecilia Isabel Paladines Serpa, declaro ser autora de la presente tesis y eximo

expresamente a la Universidad Técnica Particular de Loja y a sus representantes legales de posibles reclamos o acciones legales.

Adicionalmente declaro conocer y aceptar la disposición del Art. 67 del Estatuto Orgánico de la Universidad Técnica Particular de Loja que en su parte pertinente textualmente dice: “Forman parte del patrimonio de la Universidad la propiedad intelectual de investigaciones, trabajos científicos o técnicos y tesis de grado que se realicen a través, o con el apoyo financiero, académico o institucional (operativo) de la Universidad

f.………

Autora Cecilia Isabel Paladines Serpa

(4)

AUTORÍA

Las ideas y contenidos expuestos en el presente informe de investigación, son de exclusiva responsabilidad de su autora.

f.………

(5)

DEDICATORIA

Con especial cariño y gratitud dedico este trabajo de investigación a mi esposo, mis hijos, mi padre, hermanos ya que siempre han estado a mi lado en todo momento, que constituyen una parte fundamental en mi vida.

Gracias a ellos por su valioso aporte espiritual, moral y apoyo incondicional, ya que contribuyeron positivamente para culminar con esta gran meta propuesta y así ver cristalizadas mis aspiraciones.

A mis maestros que con sus sabias enseñanzas me han ayudado a formarme profesional e integralmente para poder contribuir al cambio de la educación de nuestro país.

(6)

AGRADECIMIENTO

Al haber culminado con esta nueva etapa de mi formación profesional, agradezco a Dios por haberme dado esta oportunidad, de la misma manera mi gratitud y reconocimiento a las autoridades de la Universidad Técnica Particular de Loja y a todos los catedráticos que me ayudaron a realizarme como persona y como profesional.

Mi especial agradecimiento a la Mgs. Rocío Ramírez Directora de Tesis y a la Dra. Carmen Sánchez coordinadora de la Maestría en Pedagogía por haberme apoyado y orientado, para poder desarrollar con eficiencia mi proyecto de tesis y así llegar a cumplir mi meta de obtener el título de Postgrado en Pedagogía para poder servir a la sociedad eficientemente.

De igual manera, mi reconocimiento a las autoridades, personal docente, padres de familia y alumnos del Colegio Técnico Susudel de la parroquia Susudel, cantón

Oña, provincia de Azuay, por su incondicional aporte durante el proceso

(7)

ÍNDICE DE CONTENIDOS

PORTADA

CERTIFICACIÓN ACTA DE SESIÓN AUTORÍA

AGRADECIMIENTO DEDICATORIA

ÍNDICE DE CONTENIDOS

1. RESUMEN

2. INTRODUCCIÓN

3. MARCO TEÓRICO

3.1. CALIDAD DE LAS INSTITUCIONES EDUCATIVAS 3.1.1. EDUCACIÓN

3.1.2. CALIDAD

3.1.3. CALIDAD DE LA EDUCACIÓN

3.1.4. EVALUACIÓN DE LA CALIDAD DE LA EDUCACIÓN 3.1.5. MODELO DE EVALUACIÓN DE LA CALIDAD

3.1.6. MODELO DE EVALUACIÓN DE LA CALIDAD DE LA EDUCACIÓN.

3.1.7. CONCLUSIONES SOBRE EL MODELO

3.2. LA EVALUACIÓN DE LA CALIDAD DE LAS INSTITUCIONES EDUCATIVAS

3.2.1. ¿POR QUÉ CONVIENE QUE LA INSTITUCIÓN SEA EVALUADA?

3.2.2. ¿QUÉ ROLES TIENE LA AUTOEVALUACIÓN Y LA EVALUACIÓN EXTERNA?

3.2.3. PROPÓSITOS DE LA AUTOEVALUACIÓN Y LA EVALUACIÓN EXTERNA

3.2.3.1. AUTOEVALUACIÓN 3.2.3.2. EVALUACIÓN EXTERNA 3.2.4. ¿QUÉ EVALUAR?

(8)

3.2.4.1. FACTORES MÁS INFLUYENTES 3.2.4.2. FACTORES MENOS INFLUYENTES

3.2.5. PROPUESTA DE INSTRUMENTO DE AUTOEVALUACIÓN 3.2.5.1. INFORME DE AUTOEVALUACIÓN

3.3. EVALUACIÓN DEL DESEMPEÑO PROFESIONAL DE LOS DOCENTES

3.3.1. ¿CÓMO EVALUAR?

3.3.2. FUNCIONES DE LA EVALUACIÓN DEL DESEMPEÑO DE LOS DOCENTES.

3.3.2.1. EFECTOS SECUNDARIOS QUE PUEDE PROVOCAR

3.3.3. FINES DE LA EVALUACIÓN DEL DESEMPEÑO DEL DOCENTE 3.3.4. ¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA EVALUACIÓN PARA EL

DESARROLLO PROFESIONAL?

3.3.5. MODELOS DE EVALUACIÓN DEL DESEMPEÑO DEL MAESTRO IDENTIFICADOS POR LA INVESTIGACIÓN EDUCATIVA

3.3.5.1. MODELO CENTRADO EN EL PERFIL DEL MAESTRO. 3.3.5.2. MODELO CENTRADO EN LOS RESULTADOS OBTENIDOS. 3.3.5.3. MODELO CENTRADO EN EL COMPORTAMIENTO DEL

DOCENTE EN EL AULA.

3.3.5.4. MODELO DE LA PRÁCTICA REFLEXIVA.

3.4. EVALUACIÓN DEL DESEMPEÑO PROFESIONAL DE LOS DIRECTIVOS

3.4.1. EVALUACIÓN DE DESEMPEÑO

3.4.2. ¿QUÉ IMPORTANCIA TIENE LA EVALUACIÓN DE DESEMPEÑO PARA LA GESTIÓN ESCOLAR Y EL

DESARROLLO PROFESIONAL DE LOS DOCENTES

DIRECTIVOS Y TÉCNICO-PEDAGÓGICOS? 3.4.3. ESTÁNDARES DE DESEMPEÑO

3.4.3.1. ESTÁNDAR DE DESEMPEÑO 1: PLANIFICACIÓN EDUCATIVA 3.4.3.2. ESTÁNDAR DE DESEMPEÑO 2: IMPARTIR CONOCIMIENTO 3.4.3.3. ESTÁNDAR DE DESEMPEÑO 3: EVALUACIÓN DEL

APRENDIZAJE

(9)

3.4.3.5. ESTÁNDAR DE DESEMPEÑO 5: PROFESIONALISMO

3.4.3.6. ESTÁNDAR DE DESEMPEÑO 6: PROGRESO DEL ESTUDIANTE

4. METODOLOGÍA

4.1. PARTICIPANTES Y MUESTRA 4.2. MUESTRA DE INVESTIGACIÓN

4.3. MÉTODOS, TÉCNICAS E INSTRUMENTOS DE INVESTIGACIÓN 4.4. DISEÑO Y PROCEDIMIENTO

4.5. COMPROBACIÓN DE LOS SUPUESTOS 5. RESULTADOS: ANÁLISIS Y DISCUSIÓN 5.1. RESULTADOS

5.1.1. RESULTADOS DE LAS ENCUESTAS PARA LA EVALUACIÓN DEL DESEMPEÑO PROFESIONAL DOCENTE APLICADAS A DOCENTES, DIRECTOR O RECTOR, INSPECTOR GENERAL, COORDINADOR DE ÁREA, ESTUDIANTES, PADRES DE FAMILIA Y DE LA OBSERVACIÓN DE LA CLASE IMPARTIDA POR LOS DOCENTES

5.1.2. RESULTADOS DE LAS ENCUESTAS PARA LA EVALUACIÓN DEL DESEMPEÑO PROFESIONAL DIRECTIVO APLICADAS AL DIRECTOR O RECTOR, CONSEJO DIRECTIVO O TÉCNICO, CONSEJO ESTUDIANTIL, COMITÉ CENTRAL DE PADRES DE FAMILIA Y SUPERVISOR ESCOLAR

5.2. ANÁLISIS Y DISCUSIÓN DE LOS RESULTADOS 6. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES 6.1. CONCLUSIONES

6.2. RECOMENDACIONES

7. PROPUESTA DE MEJORAMIENTO EDUCATIVO 7.1. TEMA

7.2. JUSTIFICACIÓN 7.3. OBJETIVOS

7.3.1. OBJETIVO GENERAL

7.3.2. OBJETIVOS ESPECÍFICOS: 7.4. ACTIVIDADES:

7.5. LOCALIZACIÓN Y COBERTURA ESPACIAL 7.6. POBLACIÓN OBJETIVO

(10)

7.7. SOSTENIBILIDAD DE LA PROPUESTA 7.8. PRESUPUESTO

7.9. CRONOGRAMA DE LA PROPUESTA 8. BIBLIOGRAFÍA

9. ANEXOS

(11)

1. RESUMEN

El tema investigado es: “Evaluación de la calidad del desempeño docente y directivo en el Colegio Técnico Susudel de la parroquia Susudel, cantón Oña,

provincia de Azuay, durante el año 2011 - 2012”.

Para obtener la información se aplicó cuestionarios a 1 director, 9 docentes, 86 estudiantes de 8vo A.E.B. a 3er año de bachillerato, 45 padres de familia, 6 miembros del Consejo Directivo y Técnico, 6 miembros del Consejo Estudiantil y 6 miembros del Comité Central de Padres de Familia, 1 Supervisor.

Esta investigación es de tipo descriptiva y explicativa también se basa en lo cuantitativo y cualitativo, aplicando métodos científicos, como el de la observación directa, inductivo - deductivo, analítico - sintético.

Una vez recogida la información se tabulo los datos obteniendo como resultado que la calidad del desempeño profesional docente y directivo es excelente.

(12)

2. INTRODUCCIÓN

La Educación es el motor del desarrollo económico, social, cultural y político de los pueblos ecuatorianos, uno de sus fines esenciales es lograr la integración del ser humano en la sociedad mediante el conocimiento. Por lo que es muy importante el rol que desempeña el docente, para lo cual debe lograr una atmósfera donde invite a sus estudiantes a investigar, a aprender, a construir su aprendizaje y no sólo a seguir lo que él hace o dice.

El rol del maestro no es sólo proporcionar información y controlar la disciplina, sino ser un mediador entre el estudiante y el ambiente. Dejando de ser el protagonista del aprendizaje para pasar a ser el guía o acompañante del estudiante, es por esto que la Universidad Técnica Particular de Loja preocupada por el adelanto de la educación ha formulado la presente investigación: “Evaluación de la calidad del desempeño docente y directivo en el Colegio Técnico Susudel de la parroquia Susudel, cantón Oña, provincia de Azuay, durante el año 2011 - 2012”, este tema se caracteriza por enfocarse en el desempeño de los docentes y directivos de las instituciones educativas de nuestro país.

En la actualidad el Ecuador ha definido, un modelo de gestión educativa que le permita alcanzar una educación de calidad, tomando en cuenta las evidencias y sus propias necesidades como país. Con respecto al desempeño docente, dicho modelo busca contribuir de manera significativa a la mejora de las prácticas de enseñanza de la docencia ecuatoriana. Para lo cual a través del Ministerio de Educación se busca evaluar tanto a los docentes y directivos, para medir su desempeño dentro de un establecimiento educativo y así poder obtener información para poder emitir elementos de juicios de valor en mejora de la educación.

La evaluación en todos los sectores de nuestra sociedad es importante así como en la educación ya que a través de ella se puede juzgar la calidad o buscar las respectivas correcciones para mejorarla.

(13)

El directivo y docentes de la institución creen que es necesaria la evaluación porque de esta forma se dan a conocer las falencias que existen y se pueden realizar los correctivos necesarios para mejorar la educación.

En la institución donde se realizó la investigación no se ha realizado ninguna otra investigación relacionada al tema planteado únicamente se ha trabajado con la autoevaluación institucional por disposición del Ministerio de Educación, la cual se enfatizaba en recopilar, sistematizar, verificar, diagnosticar y valorar lo que sucedía dentro de las instituciones y de esta forma identificar las fortalezas, debilidades, sus oportunidades y amenazas.

También es una forma de comprobar el cumplimiento de la visión, misión y estrategias educativas establecidas por la institución, si han permitido el adelanto continuo que garantice altos niveles de idoneidad y competencia en la prestación de servicios. La autoevaluación es también un instrumento de autocrítica enriquecedora sobre la propia realidad para repensar si lo que se hace en los centros educativos va por buen camino, es decir, es un proceso de interiorización sobre la propia práctica profesional, en el que cada ente es a la vez, observador y objeto de análisis para crecer e innovar.

La evaluación de calidad de desempeño docente y directivo para la Universidad Técnica Particular de Loja tiene una gran importancia, ya que siempre se preocupa por la educación, siendo esta un pilar fundamental de cada ser humano, por lo cual la UTPL tiene como misión “Buscar la verdad y formar al hombre, a través de la ciencia, para que sirva a la sociedad”. Por lo cual desarrolla investigaciones con libertad científica - administrativa, y participar en los planes de desarrollo del país.

La Maestría en Pedagogía de la Escuela de Ciencias de la Educación, en su afán permanente de realizar propuestas que beneficien a la sociedad en general, ha planteado el tema: “La evaluación de la calidad educativa del desempeño docente y directivo de las instituciones de educación básica y bachillerato del

Ecuador”.

(14)

mismo tiene gran importancia dentro de la institución ya que a través de esta investigación se puede dar a conocer el nivel de educación que existe.

Para los docentes, estudiantes, comunidad y para mí, es de gran importancia esta investigación ya que nos permite darnos cuenta la calidad de educación que se está impartiendo en esta institución.

De manera personal la realización de esta investigación ha contribuido para darme cuenta el nivel y calidad de desempeño que tengo como directivo, y de esta forma realizar los respectivos cambios en las falencias que existen en el establecimiento para seguir manteniendo una calidad de desempeño excelente.

Para realizar la investigación se utilizó material impreso (cuestionarios) dirigidos a directivos, docentes, estudiantes, padres de familia, consejo estudiantil, comité central de padres de familia, para comprobar ciertos parámetros que necesarios para dicha investigación, así mismo se utilizó medios tecnológicos (cámara) para hacer mucha más efectiva la investigación.

Es importante destacar que en toda investigación se presentan múltiples barreras que limitan el proceso de la misma, ya que como directora de la institución tenia funciones que cumplir. Para lo cual tuve la gran disposición de colaboración de mis compañeros docentes, estudiantes, padres de familia y comunidad en general para llegar a la feliz culminación de dicha investigación.

El presente trabajo de investigación está estructurado de la siguiente forma:

Objetivo General: Desarrollar un diagnóstico evaluativo del desempeño profesional

docente y directivo en la institución de educación, básica y bachillerato del Colegio Técnico Susudel.

Objetivos Específicos:

(15)

- Evaluar el desempeño profesional docente del Colegio Técnico Susudel de educación básica y bachillerato del Ecuador.

- Evaluar el desempeño profesional directivo del Colegio Técnico Susudel de educación básica y bachillerato del Ecuador

- Estructurar el informe de investigación como requisito para obtener la Maestría en Pedagogía.

- Formular una propuesta de mejoramiento del desempeño profesional docente y directivo del Colegio Técnico Susudel de educación básica y de bachillerato.

Estos objetivos han sido planteados con el fin de medir y valorar el desempeño docente y directivo en el Colegio Técnico Susudel, cantón Oña, provincia de Azuay, para ayudar al mejoramiento del ejercicio docente mediante un taller pedagógico que lleve a una educación de calidad y calidez.

El marco teórico, que sirve de sustento teórico científico de las principales categorías que son parte de la investigación. En la metodología se hace el recuento de todo el proceso desarrollado a lo largo de la investigación detallando los métodos, técnicas, recursos, instrumentos, actividades y la forma como se realizó la interpretación de los resultados y la discusión de los mismos.

También se hace constar los resultados obtenidos en base a la aplicación de los instrumentos previamente elaborados con su respectivo contraste, tomando como referencia los sustentos teóricos constantes en el marco teórico.

(16)

En la educación de hoy en día deben de darse cambios con la finalidad de mejorar los estándares de la calidad de la educación por lo cual no se cumplen las hipótesis planteadas en las cuales se determina que:

 “El actual desempeño profesional docente en las instituciones de educación básica y bachillerato del Ecuador tienen la característica de deficiente, en función de los estándares de calidad”.

 “El actual desempeño profesional directivo en las instituciones de educación básica y bachillerato del Ecuador tienen la característica de deficiente, en función de los estándares de calidad”.

(17)

3. MARCO TEÓRICO

La Constitución Política del 2010 de nuestro país establece en su artículo 26 que “la educación es un derecho de las personas a lo largo de su vida y un deber ineludible e inexcusable del Estado”, y en su artículo 27 agrega que la educación debe ser de calidad.

Adicionalmente, la sexta política del Plan Decenal de Educación determina que hasta el año (2006 – 2015) se deberá mejorar la calidad y equidad de la educación, e implementar un sistema nacional de evaluación y rendición social de cuentas del sistema educativo; sin embargo, estos mandatos no dicen explícitamente qué es calidad educativa.

Para establecer qué es una educación de calidad, se necesita primero identificar qué tipo de sociedad queremos tener, para ser conducente a una sociedad democrática, el sistema educativo será de calidad si desarrolla en los estudiantes las competencias necesarias para ejercer una ciudadanía responsable.

En el caso ecuatoriano, según señala la Constitución, se busca avanzar hacia una sociedad democrática, soberana, justa, incluyente, intercultural, plurinacional y segura, con personas libres, autónomas, solidarias, creativas, equilibradas, honestas, trabajadoras y responsables, que antepongan el bien común al bien individual, que vivan en armonía con los demás y con la naturaleza, y que resuelvan sus conflictos de manera pacífica.

Adicionalmente, un criterio clave para que exista calidad educativa es la equidad. Equidad en este caso se refiere a la igualdad de oportunidades, a la posibilidad real para el acceso de todas las personas a servicios educativos que garanticen aprendizajes necesarios, así como la permanencia y culminación en dichos servicios.

(18)

contribuyan a alcanzar las metas conducentes al tipo de sociedad que aspiramos para nuestro país.

Es verdad que uno de los grandes desafíos de la educación es, sin duda, el mejoramiento de la calidad de los sistemas educativos. El auge de las soluciones cuantitativas a partir de los sesenta y hasta los setenta se expresó en muchos países en aumentos en el gasto en educación, en el incremento del número de años de enseñanza obligatoria, en una disminución de la edad de ingreso a la escuela, en el desarrollo de teorías económicas sobre la educación como explicación del crecimiento, etc.

Sin embargo, de acuerdo con Lesourne (1993), es a partir de los ochenta cuando las preguntas de carácter cualitativo se empiezan a hacer. Aunque los términos como «excelencia» o «logro» ya eran parte del léxico de educadores y políticos desde hace muchos años, el tema de la calidad de la educación comenzó a ser un área prioritaria en los Estados Unidos y en Europa a finales de los ochenta, OCDE (1991).

Llamamos evaluación al proceso sistemático de recolección y análisis de información, que va destinado a describir la realidad y a emitir juicios de valor sobre la adecuación de un patrón o criterio de referencia, establecido como base para la toma de decisiones de acuerdo a los parámetros establecidos y que vayan encaminados a mejorar siempre.

Como manifiesta Alvarado (2009) “también se puede definir a la evaluación como: una actividad sistemática y continua, integrada dentro del proceso, reajustando sus objetivos, revisando críticamente planes y programas, métodos y recursos, y facilitando la ayuda y orientación a los alumnos”

3.1. CALIDAD DE LAS INSTITUCIONES EDUCATIVAS

a) “Asegurar la calidad de la enseñanza es uno de los retos fundamentales de

la educación del futuro”.

(19)

necesariamente, las expectativas sociales, económicas, políticas y morales de las sociedades futuras.

b) “Los modelos de calidad de una empresa productiva pueden ser aplicados

a un centro educativo”.

Si se pueden retomar aspectos de modelos de calidad para aplicarlos en la educación. El input/ output, que recibe el alumno en cuanto a calidad de enseñanza y los resultados producidos por la misma. La organización, planeación, capacitación del personal docente y satisfacción de los estudiantes son aspectos importantes.

c) “Las mejoras de la calidad educativa dependen de la práctica docente y del

funcionamiento de los centros educativos”.

Como empresas educativas, los resultados que estas den dependen directamente de la planeación, organización, preparación y visión hacia el futuro que tengamos. Por lo tanto la preparación de todos los involucrados así como organización de los centros repercute directamente en los resultados obtenidos así como el que se tengan objetivos, metas y medios bien claros de acuerdo a las necesidades detectadas tanto de los alumnos como de la sociedad en general.

d) “Una institución educativa de calidad sería aquella en la que sus alumnos

progresen educativamente al máximo de sus posibilidades y en las

mejores condiciones posibles”.

Una institución educativa que provee óptimas condiciones para potencializar las habilidades creativas, de descubrimiento, de reflexión, solución de problemas de manera significativa necesariamente estará proporcionando un medio adecuado para el progreso educativo de sus alumnos.

3.1.1. Educación

(20)

sistemática y planeada al logro de ciertos objetivos. El papel del educando es pasivo.

La segunda concepción estima a la educación como una actividad en la que el educador estimula al educando para que este alcance su propio desarrollo. Aquí el educador observa al educando como una persona que se forma a sí misma, y donde la responsabilidad personal y la originalidad son características claves del proceso. El papel del estudiante es activo.

No obstante esta aparente dificultad en definir el concepto, podemos observar que ambos enfoques coinciden en que la educación es un proceso que tiene una cierta intencionalidad, y ésta es la del mejoramiento. Así, podemos decir que la educación es el proceso dirigido al perfeccionamiento del ser humano como tal, y a la forma en que puede contribuir activamente en la sociedad.

3.1.2. Calidad

Aunque son comunes las expresiones que utilizan la palabra calidad como adjetivo (ej.: esta tela es de calidad), también existen las que la utilizan para indicar el grado en que este constructo está presente (ej.: esta tela es de mejor calidad que aquella). Sin embargo, el empleo de la palabra «calidad» como equivalente de «excelente» o «de clase inmejorable» presenta el problema de la dificultad en establecer diferentes niveles de esa calidad. Así, por ejemplo, no es posible decir que un vino es de mediana calidad porque estaríamos diciendo que es de mediana excelencia, o, peor aún, cuando decimos que el vino es de mala calidad. Parece que esta aproximación al concepto adolece del problema del todo o nada. Bajo tal enfoque y llevado a un extremo, la valoración de la calidad no se determina por sus características sino que viene a ser un fenómeno que es evidente.

(21)

Así, mientras algunos autores abordan el concepto haciendo énfasis en el logro de objetivos, otros lo tratan desde una perspectiva más empresarial: satisfacción del cliente basada en los usuarios, en el valor, en la manufactura, etc. Otros emplean la palabra calidad como adjetivo, la identifican con ausencia de defectos o como útil para ciertos propósitos.

Cabe hacer notar que, de manera implícita, muchas de estas definiciones incluyen la idea de evaluación y contienen un juicio valorativo de «bueno» o «malo». Si decimos, por ejemplo, que «la educación en esta institución es de calidad», la palabra calidad es ambigua e involucra una serie de valores y marcos de referencia particulares. Así, calidad significa cosas diferentes para distintas personas. Para el propósito de este trabajo nos referiremos a la calidad como el rasgo o característica, o conjunto de ellos, que singularizan y hacen peculiar a un objeto o a un servicio. No obstante esta aparente definición estática, la calidad implica una búsqueda constante de mejoramiento sobre las características del objeto, tanto sobre aquellos inherentes al mismo como su color, su forma, su textura, etc., como sobre aquellos relacionados con su funcionamiento y propósito. Este compromiso con la búsqueda de excelencia lo establece, sin embargo, el mismo propósito del objeto o servicio.

3.1.3. Calidad de la educación

Considerando la definición anterior, la calidad de la educación desde un enfoque sistémico la podemos expresar como las características o rasgos de los insumos, procesos, resultados y productos educativos que la singularizan y la hacen distinguirse. Como se señaló antes, la calidad de la educación implica un proceso sistemático y continuo de mejora sobre todos y cada uno de sus elementos. Este compromiso con el mejoramiento viene dado por el propósito de la educación.

(22)

una institución gradúa en el año, su aprovechamiento y actitudes de acuerdo con alguna prueba. Por su parte, las características del proceso son primarias y secundarias. Las primarias son aquellas que participan directamente en el proceso de la educación. Ejemplos de ello son el profesor que enseña frente a su grupo, el uso de la biblioteca y los servicios que presta, los programas educativos en operación, etc. Por lo demás, los procesos secundarios o indirectos son aquellos que apoyan la organización y administración de los primarios.

La calidad de la educación está histórica y culturalmente especificada, y se construye en cada espacio. Esto es, los elementos que en cierto momento y en determinado contexto se definen como importantes, no son necesariamente los mismos para otro momento o lugar. Por lo tanto, a lo más que podremos aspirar es a proponer un abordaje amplio que permita, en los momentos y lugares pertinentes, identificar los elementos de la calidad que se consideren importantes.

3.1.4. Evaluación de la calidad de la educación

Generalmente se entiende la evaluación como una actividad científica cuyo resultado se expresa como un juicio sobre el mérito o valor de un objeto o servicio. Tales juicios son los residuos carnosos que quedan como producto de una actividad sistemática de evaluación. Expresiones como «bueno», «malo», «superior», «mejor que», «peor que», «suficiente», etc. son ejemplos de ello. Así, cuando nos referimos a la evaluación de la calidad de la educación la podemos expresar como un juicio de valor sobre un atributo o un conjunto de atributos acerca de los insumos, procesos, resultados o productos educativos, o de las relaciones entre ellos. Entendida de este modo, la calidad requiere un juicio valorativo que viene dado por la evaluación.

(23)

Si la evaluación se postula como una actividad importante con un propósito concreto, los juicios que se establezcan precisarán de un trabajo sistemático y científico sobre el objeto o servicio. En otras palabras, el juicio expresado debe resultar del uso de alguna metodología como actividad sistemática, válida, objetiva y fiable.

Cuando se expresa la calidad de un objeto como un juicio, inmediatamente se establecen, cuando menos, tres supuestos:

1) Una referencia a ciertas características del objeto;

2) Un conocimiento real o inferido de la persona que lo expresa sobre la participación de las características y sus relaciones;

3) Una comparación del objeto con algún tipo de referente o con otros objetos similares.

3.1.5. Modelo de evaluación de la calidad

Como ya se mencionó anteriormente, la calidad de la educación tiene dos dimensiones: una descriptiva y otra relacional explicativa. Aunque como ya se indicó para ciertos propósitos es importante la evaluación de la dimensión descriptiva de la calidad, un modelo de evaluación holístico de la calidad de la educación deberá dirigirse a la evaluación de las dimensiones relacional-explicativas de las tres funciones sustantivas de la universidad.

Dentro de esta dimensión, la evaluación deberá iniciarse con la de la relevancia. Ninguna de las otras dimensiones será importante de evaluar si no se ha abordado el problema de la relación entre los propósitos institucionales y los requerimientos del contexto. La evaluación de dicha dimensión es lo que da sentido y justifica la de las demás.

(24)

o mérito de cada una, y proporcionar la información necesaria a fin de promover el mejoramiento de ellas.

La doble línea expresa esta función de realimentación. Los requerimientos del contexto son importantes sólo para evaluar la dimensión relacional de la relevancia, de la que, sin embargo, las demás dimensiones cobran sentido. Es por ello por lo que el factor de requerimientos del contexto se muestra dentro de una elipse.

3.1.6. Modelo de evaluación de la calidad de la educación.

CUADRO N° 1

FUENTE: Técnicas y Modelos de Calidad en el Salón de Clases AUTOR: Alejandro Reyes

3.1.7. Conclusiones sobre el modelo

(25)

El empleo de este acercamiento al asunto de la calidad como juicio deberá considerar que diferentes sujetos podrían llegar a diferentes conclusiones, dependiendo de los indicadores para cada dimensión así como de los pesos relativos que utilicen, además de lo ya mencionado sobre las metas. Por ello, una actividad de evaluación de la calidad de la educación de una institución de educación superior en particular, supondrá no sólo llegar a consensos sobre las características y propiedades de los indicadores y su ponderación, sino también sobre sus metas específicas y requerimientos del contexto en un tiempo determinado.

El Ministerio Nacional Colombiano, en su obra, El Libro de la Calidad de las Instituciones Educativas, (2000) expresa que el término calidad ha ido evolucionando por lo mismo que dicho término en la actualidad se lo puede comprender mejor, por qué se concibe así al término, por lo que las ideologías que existieron y que actualmente hay, nos pueden resolver parte de este misterio, ya que estas ideologías van a partir de las creencias y valores que sostienen un determinado grupo con relación a la sociedad. Principalmente estas ideologías su propósito es el de poder entender el progreso de la sociedad para poder así tener un bienestar de la sociedad.

Las ideologías que se encuentran dentro del sistema educativo serían: la liberal, la igualitarista y la pluralista.

(26)

La ideología igualitarista, va a plantear que la educación debe de ser obligatoria, en donde, al ser impartida debe de ser igual para todos los alumnos, ocasionando que todos puedan aspira o tener las mismas oportunidades; por lo que en esta ideología a la educación se le concibe como la que va a transmitirnos no solo cultura sino también valores que debemos de compartir a los demás ya que todos somos iguales.

La última ideología a la que se hace referencia es la pluralista, en donde esta concibe a la educación como un servicio público, trata de responder a las demandas de mayor calidad, mayor igualdad, mayor variedad, mayor eficiencia y mayor margen de libertad.

Actualmente se puede decir que nuestra educación va a estar inmersa dentro de estas tres ideologías, es decir que la concepción de la calidad por estar inmersa en estas ideologías va a ser cada vez más compleja; ya que actualmente en nuestra educación cada padre de familia puede escoger la institución a donde quiera que vaya su hijo, lo cual va a ocasionar la competencia entre las instituciones en mejorar su calidad; otro factor sería el de que en todos los centros educativos, no importa si sean públicos o privado no se les debe de enseñar conocimientos diferentes (debido a las políticas educativas), ya que todos deben de tener los mismos conocimientos y tener desarrolladas ciertas capacidades al cursar un cierto grado educativo; al ir analizando detalladamente nuestra educación dentro de estas ideologías se pueden encontrar ciertos paradigmas de estas ideologías, las cuales para poder reformarlos será muy difícil.

Dentro de estas ideologías, años anteriores y actualmente, han tenido una gran importancia la preocupación de la calidad educativa, ya que como sabemos, la educación es parte fundamental del ser humano, ya que es lo que nos diferencia de los animales, por lo que esta preocupación debe de ser parte de todos nosotros, en donde para poder ser cada vez mejores, el ingrediente clave va a ser la educación o mejor dicho la calidad de la educación.

(27)

en donde cada Como sabemos, en cualquier estudio, no importa del área que pertenezca, siempre van a existir teorías, las cuales van ayudar a fundamentar más nuestro tema de investigación, por lo que dentro de la calidad educativa, podemos encontrar una teoría, la cual fue elaborada por Aspin, Chapman y Wilkinson, esta teoría va a abordar diferentes metas que sigue o debe de seguir el sistema educativo, las cuales deben de ser tenidas en cuenta para poder llegar a una calidad educativa. Esta teoría va a plantear tres objetivos, los cuales van a ser:

 Comunicación de la civilización, es decir poder transmitir conocimientos y cultura

a los estudiantes.

 Respuesta a las necesidades de los alumnos y

 Preparación para responder a las necesidades de la sociedad

Álvaro (2000) “manifiesta que esta teoría nos plantea que al no llevarse a cabo estos objetivos (que lo que pone énfasis es la socialización de las personas y en su compromiso con la comunidad), no se podrá llegar a una calidad educativa, por lo que en cualquier sector educativo, se debe de tener muy presente esta teoría; ya que en cualquier lado o investigación las teorías van a ser la pieza clave para poder llevar a cabo lo que uno se propone, lo cual en nuestro caso es la calidad educativa”.

Además uno de estos elementos debe de estar relacionados y tener coherencia unos con otros, por lo que si una institución cumple con estos tres elementos se podría decir que es de “buena calidad” y que con la sola ausencia de uno de estos elementos ya se podría caracterizar como que esa institución no sea de calidad.

Dentro de la concepción de calidad educativa, casi siempre o mejor dicho siempre, por tener como significado etimológico cualidad, nos va a remitir a pensar en posibles indicadores que nos ayuden a poder formar un concepto más claro para poder saber en realidad a que se refiere dicho concepto.

(28)

de ver en qué es lo que está fallando y repararlo para que no sigamos en estas condiciones.

Casanova (1992), define a este término como “...la descripción de una situación, factor o componente educativo en su estado óptimo de funcionamiento estamos describiendo cuál sería la situación ideal en la que desearíamos que se encontrara.”

No pueden existir indicadores universales, es decir, que estos indicadores van a ir cambiando de acuerdo con lo que se vaya midiendo, y también dependiendo del autor estos indicadores también cambian (Andere, 2003).

Muchas veces el uso de indicadores se refiere o se hace hincapié en las diferentes evaluaciones que hay, en donde cada una va a tener una función la cual es la de calificar como y que resultados se han tenido.

Actualmente existen demasiadas formas de evaluación para medir la calidad de la educación, Stufflebeam hace alusión a que se debe tener en cuenta al:

 Entorno: las instalaciones y los recursos, el personal, estructura organizativa y la dirección las experiencias y la innovación.

 Proceso: funcionamiento interno y las relaciones entre los individuos

 El proceso final, el cual va a corresponder a los resultados o los objetivos que se lograron.

Andere (2003), hace referencia al:

 Aprovechamiento escolar.

 Evaluación de educación primaria, en donde se miden los logros escolares.

 Preparación profesional

 Estándares, mide los estándares nacionales de lectura y matemáticas en alumnos de primaria y secundaria.

(29)

cobertura del servicio, de elevación de los estándares de aprovechamiento escolar, y de instauración de modalidades educativas equitativas.”

En 1998, Cano vio a la calidad de diferentes maneras, la vio como excepción, perfección o mérito, adecuación a propósitos, como producto económico y como un transformador; en cambio Marchesi (2000), dice que. “Un centro educativo de calidad es aquél que potencia el desarrollo de las capacidades cognitivas, sociales, afectivas, estéticas y morales de los alumnos, contribuye a la participación y a la satisfacción de la comunidad, promueve el desarrollo profesional de los docentes e influye con su oferta educativa en su entorno social.”

Otro autor define a la calidad “en función de los resultados obtenidos, el rendimiento académico que se obtenga, ya que este va a ser muy relevante para la vida” (Schmelkes, 1996).

De estas cuatro concepciones de la calidad y calidad educativa, nos podemos dar cuenta de la gran ambigüedad de dicho término, en donde resalta la cuestión de que este término en la sociedad actual, para lo que se ha estado utilizando, es para encubrir algunas faltas dentro del sistema; también como una opción para elevar la calidad de la educación; a que caigamos en un perfeccionismo y que principalmente va hacer alusión a los resultados obtenidos, ya que si los resultados que se obtienen no son los que se esperaban, se puede plantear que no se está llevando a cabo una “calidad” en el sector, lo cual nos remite a pensar sobre qué medios provocarían traer diferentes resultados.

Por lo tanto se puede decir que este término, en su mayoría de las veces no es usado adecuadamente, ya que en realidad no tenemos claro el significado y creo que tardaremos en que quede establecido adecuadamente. Por lo que al no ser utilizado adecuadamente el término de calidad educativa, se debe porque cada persona va a tener una forma de ver diferente la vida, es decir, va tener una representación diferente del entorno respecto a un cierto concepto.

(30)

3.2. LA EVALUACIÓN DE LA CALIDAD DE LAS INSTITUCIONES

EDUCATIVAS

Desde una perspectiva histórica, la preocupación por el control de la calidad tuvo su origen en el mundo empresarial, para pasar después a otros servicios sociales, como la educación. En las primeras etapas se instauró el control de calidad del producto, siendo después de la segunda Guerra Mundial -y especialmente a partir de los años 50 cuando surge, originariamente en Japón, un nuevo concepto que introduce técnicas preventivas del error, centradas en el control de la calidad durante el proceso y no tras el proceso. Se tiende entonces al control de la Calidad Total, que implica la calidad de las actividades de toda la organización, incluyendo diversas técnicas que se agrupan bajo el nombre de "sistemas de mejora continua" (Cano, 1998).

Por definición, un movimiento de búsqueda de calidad es un proceso que, una vez iniciado, nunca termina. Siempre es posible pretender más calidad.

En el ámbito concreto de la educación, aunque "calidad" fue una expresión utilizada desde tiempos antiguos, la generalización de su aplicación tuvo su origen a partir de la década de 1960. De hecho, las primeras aproximaciones al tema de la calidad educativa se produjeron una vez que la mayoría de los países desarrollados alcanzaron los objetivos de carácter cuantitativo en sus sistemas escolares, es decir, cuando se logró el acceso de toda la población a la educación. Una vez superados los retos de acceso y permanencia en el sistema educativo, los poderes públicos empezaron a preocuparse por el uso eficiente de los recursos y por el logro de resultados.

Así, las investigaciones sobre calidad de la educación tienen como punto de partida el denominado movimiento de Escuelas Eficaces. El origen de este movimiento puede encontrarse en el conocido estudio (Coleman, 1966) sobre igualdad de oportunidades educativas, que ponía de manifiesto que "la escuela no importa".

(31)

reducida en los resultados de los estudiantes, ya que explican aproximadamente el 10% de la varianza total de los resultados. En definitiva, éste y otros estudios que siguieron en los años posteriores mostraban que las diferencias entre escuelas tienen muy poco impacto sobre el rendimiento de los estudiantes, situándose el origen de esas diferencias en el background familiar (especialmente la clase social) de los alumnos.

A partir de ese momento, otros estudios intentaron demostrar que la escuela sí importa, tratando de aislar los factores que inciden sobre la calidad de un centro con el fin de que, una vez identificados, se puedan implantar en otros centros y así paliar las desigualdades entre instituciones. Este es el origen y la finalidad común del movimiento de Escuelas Eficaces.

Los estudios sobre Escuelas Eficaces fueron evolucionando desde los primeros enfoques de "caja negra" o input-output, pasando por los modelos de proceso-producto hasta llegar a los modelos de contexto-entrada-proceso-proceso-producto. En el momento actual se persigue la elaboración de sistemas de indicadores de un alto nivel de generalidad.

Estos sistemas incorporan una perspectiva teórica que permite interpretar las interrelaciones entre variables en distintos niveles de concreción (Muñoz y Izaguirre, 1995). La revisión de estos estudios tiende a mostrar de forma cada vez más clara que los procesos llevados a cabo dentro de los centros de enseñanza son factores determinantes de la eficacia de los mismos. En otras palabras, permiten afirmar que las escuelas constituyen el "centro de la cuestión".

(32)

una perspectiva macroeconómica, se sitúan en el origen de los procesos de planificación y evaluación de los sistemas educativos.

Esos dos conceptos, planificación y evaluación, vendrían a constituirse en los pilares de la racionalización económica, que permite que el sistema educativo sea una organización eficaz para la sociedad.

3.2.1. ¿Por qué conviene que la institución sea evaluada?

Organizar la evaluación institucional en el centro educativo implica fijar con suficiente claridad los propósitos de la evaluación; es decir, responder a la pregunta ¿por qué proceder a realizar una evaluación del centro educativo?, ¿qué beneficios obtendré con su práctica?

Al respecto, es importante señalar que la evaluación institucional aporta grandes beneficios a quienes la incorporan como parte de su cultura de trabajo. ¿Por cuáles de estos beneficios es que apuesta la institución educativa?:

1. Para aprender, para conocer cuáles son los factores de éxito y cuáles aquellos que debemos mejorar; cuáles las potencialidades y limitaciones de las prácticas de la gestión académica, administrativa y financiera en la organización; cuáles los valores agregados que tiene la institución respecto de otras que compiten con ella.

2. Para constatar si los resultados educativos que obtienen los alumnos se encuentran dentro de los estándares esperados, cómo se ubican en los promedios nacionales y regionales; si responden a las necesidades y expectativas de los estudiantes y de otros agentes sociales, como las instituciones de educación superior que reciben estudiantes que egresan del centro educativo.

(33)

asignaturas y grados donde los estudiantes tienen un más alto índice de desaprobación?

4. Para elaborar un plan de mejora institucional. La evaluación debe contribuir a que los objetivos y estrategias programados en los proyectos educativos institucionales y en los planes anuales de trabajo sean más concretos y respondan a las reales necesidades de perfeccionamiento de la gestión y a los resultados que se esperan lograr. La evaluación institucional debe convertirse en el principal referente de la elaboración del planeamiento estratégico y la actualización del diagnóstico.

5. Para que la innovación forme parte de la rutina de trabajo. Es la característica de las organizaciones que se consideran siempre jóvenes no contentarse con haber alcanzado un cierto nivel de eficiencia sino desear constantemente superarlo.

6. Para hacer más competitiva a la institución educativa y satisfacer a plenitud las expectativas de los padres de familia y otros agentes sociales.

3.2.2. ¿Qué roles tiene la autoevaluación y la evaluación externa?

La evaluación institucional debe implicar una autoevaluación y una evaluación externa. No siempre se practican ambos tipos de evaluación, pero en caso de llevarse a cabo la evaluación externa, la autoevaluación institucional es un requisito. Cuando la evaluación institucional incluye la evaluación externa, sus resultados adquieren el carácter de acreditación.

El objetivo principal de la autoevaluación es ayudar a identificar medidas para implementar un plan de mejoramiento institucional. La experiencia recomienda que las medidas que se identifiquen sean pocas; las más potentes en términos de generación de un cambio positivo en la gestión y en los resultados.

(34)

evaluación externa es el informe de autoevaluación que produzca el centro evaluado.

3.2.3. Propósitos de la autoevaluación y la evaluación externa

3.2.3.1. Autoevaluación

 Recopilar información sobre la marcha del centro.

 Analizar la situación identificando fortalezas y debilidades.

 Elaborar un informe de evaluación y un plan de mejora para el centro.

 Aplicar los cambios en el centro.

Función principal:

 Identificar las medidas para mejorar la calidad.

3.2.3.2. Evaluación externa

 Recopilar información de la marcha del centro.

 Analizar resultados en relación con los objetivos nacionales y resultados de otros centros. Elaborar un informe para el centro y otro para las autoridades

educativas.

 Hacer monitoreo de las recomendaciones en el centro.

 Participar de reflexiones sobre la normativa para mejorar del sistema.

Función principal:

 Controlar la calidad de los resultados y garantizar la aplicación de las mejoras.

3.2.4. ¿Qué evaluar?

Dependiendo del objetivo buscado por la institución, la evaluación institucional puede abarcar toda la gestión o parte de ella. En otras palabras, la evaluación podría comprender uno o más de los aspectos, como los que a continuación se mencionan:

(35)

b) La gestión académica: organización, procesos de trabajo en las aulas, resultados educativos.

c) La gestión institucional: desempeño, eficiencia, eficacia y compromiso con las metas institucionales.

d) El funcionamiento de las asignaturas y grados críticos, una reforma académica…

e) Las prácticas docentes, la contribución al desarrollo institucional, la mejora profesional.

f) Pruebas diagnóstico o estandarizadas para medir el rendimiento académico de los alumnos.

Es importante tener en cuenta que cuando se evalúa la eficiencia y calidad de los procesos educativos, existen unos factores que tienen más incidencia en los aprendizajes que otros. La investigación comparada en varios países del mundo señala que entre los factores que más y menos inciden en los aprendizajes de los estudiantes están los siguientes:

3.2.4.1. Factores más influyentes

Profesores

 Relación con los alumnos.

 Apoyo al alumno.

 Tiempo efectivo de aprendizaje.

 Autonomía en el qué y cómo enseñar.

 Compromiso y la asistencia regular.

 Tipo de tareas para el hogar.

Alumnos

 Aprendizaje cooperativo y competitivo.

 Interés por el lenguaje y las matemáticas.

 Disciplina.

(36)

 La motivación y dedicación.

 Autocontrol del aprendizaje.

 Memorización y procesamiento.

3.2.4.2. Factores menos influyentes

 Infraestructura.

 Equipamiento.

 Tecnologías.

 Los salarios, superado un mínimo.

 Memorización.

 Dejar más de una tarea y que no sea de un aprendizaje básico.

Por tanto, para efectos de la evaluación, el análisis de unos factores podría tener más trascendencia que otros en la identificación de las mejoras que se requieren. Seleccionarlos bien también contribuye a optimizar el esfuerzo a realizar y a reducir los costos que demanda su realización.

3.2.5. Propuesta de instrumento de autoevaluación

Se parte de la premisa que es escasa la práctica de la evaluación institucional; por tanto, en muchos casos, las instituciones harán por primera vez un ejercicio de autoevaluación.Es la razón por la que se recomienda emplear un instrumento de evaluación cuya características principales sean la facilidad de su aplicación, la obtención de resultados en plazos relativamente óptimos (dos a tres meses como máximo) y la utilidad de dichos resultados para emprender el plan de mejoramiento institucional. El instrumento considera cinco criterios de evaluación y un conjunto variable de indicadores para evaluar cada criterio.

3.2.5.1. Informe de autoevaluación

(37)

a) Descripción del desempeño institucional en cada uno de los cinco criterios analizados.

b) Conclusiones y recomendaciones. Esta última incluirá recomendación respecto a los temas específicos de mejora que deben incorporase en el proyecto educativo institucional y el plan anual de trabajo, y la fecha en que habría que proceder a una nueva evaluación.

3.3. EVALUACIÓN DEL DESEMPEÑO PROFESIONAL DE LOS

DOCENTES

En términos generales, se podría decir que la evaluación es un proceso mediante el cual se obtiene información de manera sistemática, con el fin de emitir un juicio de valor acerca de un aspecto determinado.

La evaluación busca caracterizar el desempeño de docentes, identificar fortalezas y oportunidades de mejoramiento, y propiciar acciones para el desarrollo personal y profesional, se caracteriza por ser un proceso continuo, sistemático y basado en la evidencia.

Podrán perfeccionarse los planes de estudio, programas, textos escolares; construirse magníficas instalaciones; obtenerse excelentes medios de enseñanza, pero sin docentes eficientes no podrá tener lugar el perfeccionamiento real de la educación. Entre las múltiples acciones que pueden realizarse para ello, la evaluación del maestro juega un papel de primer orden, pues permite caracterizar su desempeño y por lo tanto propicia su desarrollo futuro al propio tiempo que constituye una vía fundamental para su atención y estimulación.

(38)

“proteger al docente”, olvidan el derecho de los alumnos a recibir una educación cualitativamente superior e incluso no reflexionan en el derecho que tienen los docentes a recibir acciones de asesoramiento y control que contribuyan al mejoramiento de su trabajo.

La evaluación profesoral no debe verse como una estrategia de vigilancia jerárquica que controla las actividades de los profesores, sino como una forma de fomentar y favorecer el perfeccionamiento del profesorado, como una manera de identificar las cualidades que conforman a un buen profesor para, a partir de ahí, generar políticas educativas que coadyuven a su generalización. Es inaceptable la desnaturalización de la evaluación como forma de control externo y de presión desfigurado de la profesionalización y formación de los docentes. Resultaría por tanto sin sentido, apelar a un modelo coercitivo de evaluación profesoral, pues en todo caso las transformaciones educativas deben ser logradas con los maestros y no contra ellos.

Por la función social que realizan los educadores están sometidos constantemente a una valoración por todos los que reciben directa o indirectamente sus servicios. Estas valoraciones y opiniones que se producen de forma espontánea sobre su comportamiento o competencia, e independientemente de la voluntad de los distintos factores que intervienen en el sistema escolar, pueden dar lugar a situaciones de ambigüedad, a contradicciones, a un alto nivel de subjetivismo y, en ocasiones, pueden ser causa de decisiones inadecuadas y de insatisfacción y desmotivación de los docentes.

Por esa razón se hace necesario un sistema de evaluación que haga justo y racional ese proceso y que permita valorar su desempeño con objetividad, profundidad, e imparcialidad.

(39)

los conflictos en las condiciones y acciones realizadas, avanzando hipótesis de mejora y sobre todo, a partir del conjunto de datos e informes más fundamentados, con la máxima intervención de los participantes, emitir un juicio sobre la amplitud, evolución y complejidad de la tarea. Evaluar al profesorado no es proyectar en él las deficiencias o razonables limitaciones del Sistema Educativo, sino es asumir un nuevo estilo, clima y horizonte de reflexión compartida para optimizar y posibilitar espacios reales de desarrollo profesional de los docentes, de generación de culturas innovadoras en los centros.

La evaluación es un juicio de valor que necesita referentes bien consolidados a los que tender y con los que contrastar la realidad evaluada, más esta constatación exigiría plena coincidencia en la identificación de tales referentes y en su aplicación.

Es necesario que el sistema de evaluación, que empleemos se base en ítems específicos de conductas que la investigación ha descubierto, que correlacionen positivamente con productos de la enseñanza. Tal es el caso de los indicadores que se señalan a continuación:

CUADRO N° 2

VARIABLE DIMENSIONES INDICADORES

Desempeño profesional del docente

1. Capacidades pedagógicas.

1.1. Grado de dominio de los contenidos que imparte, de la Teoría de la Educación, de la Didáctica General y de la Didáctica de la especialidad. 1.2. Capacidad para hacer su materia

entretenida e interesante.

1.3. Calidad de su comunicación verbal y no verbal.

1.4. Capacidad para planificar adecuadamente el proceso docente – educativo.

(40)

1.6. Capacidad para identificar, comprender las situaciones áulicas y ajustar su intervención pedagógica. 1.7. Utilización de variedad de prácticas

educativas.

1.8. Grado de conocimiento y tratamiento de las características psicológicas individuales de los alumnos.

1.9. Grado de información sobre la marcha del aprendizaje de sus alumnos.

1.10. Calidad de su representación sobre el encargo social de la escuela.

1.11. Contribución a la formación de valores nacionales y universales y al desarrollo de capacidades valorativas. 1.12. Efectividad de su capacitación y auto

preparación.

1.13. Capacidad para crear un ambiente favorable para que el alumno conozca sus derechos y responsabilidades, y aprenda a ejercerlos.

1.14. Capacidad para desarrollar un proceso de reflexión autocrítica permanente sobre su práctica educativa

2. Emocionalidad 2.1. Vocación pedagógica. 2.2. Autoestima.

2.3. Capacidad para actuar con justicia, y realismo.

2.4. Nivel de satisfacción con la labor que realiza.

3. Responsabilidad en el desempeño de

(41)

sus funciones laborales.

3.2. Grado de participación en las sesiones metodológicas o en jornadas de reflexión entre los docentes.

3.3. Cumplimiento de la normativa. 3.4. Nivel profesional alcanzado.

3.5. Implicación personal en la toma de decisiones de la institución.

3.6. Grado de autonomía profesional relativa alcanzada para desarrollar su tarea en la institución.

3.7. Nivel profesional alcanzado 4. Relaciones

interpersonales con sus alumnos, padres, directivos,

docentes y

comunidad escolar en general.

4.1. Nivel de preocupación y comprensión de los problemas de sus alumnos. 4.2. Nivel de expectativas respecto al

desarrollo de sus alumnos

4.3. Flexibilidad para aceptar la diversidad de opinión y sentimientos de los alumnos y respeto real por sus diferencias de género, raza y situación socioeconómica.

5. Resultados de su labor educativa.

5.1. Rendimiento académico alcanzado por sus alumnos en la o las asignaturas que imparte.

5.2. Grado de orientación valorativa positiva alcanzado hacia las cualidades de la personalidad deseables de acuerdo al modelo de hombre que se pretende formar

5.3. Grado en que sus alumnos poseen sentimientos de amor a la Patria, a la naturaleza, al estudio y al género humano.

(42)

3.3.1. ¿Cómo evaluar?

A continuación mostramos los métodos cuya utilización consideramos necesaria y útil para evaluar de manera válida y confiable el desempeño profesional del maestro, así como las dimensiones sobre los que pueden información pertinente:

CUADRO N° 3

MÉTODO DIMENSIONES QUE EVALÚA

1. Observación de clases  Capacidades pedagógicas.

 Sistema de relaciones interpersonales con sus alumnos.

 Responsabilidad en el desempeño de sus funciones.

 Emocionalidad.

 Resultados de su labor educativa. 2. Encuesta de opiniones profesionales  Capacidades pedagógicas.

 Emocionalidad. 3. Pruebas objetivas estandarizadas y

test sobre desarrollo humano

 Resultados de su labor educativa.

4. Portafolio  Responsabilidad en el desempeño

de sus funciones. 5. Test de conocimientos y ejercicios de

rendimiento profesional.

 Capacidades pedagógicas.

6. Autoevaluación  Capacidades pedagógicas.

 Responsabilidad en el desempeño de sus funciones.

FUENTE: La Calidad en la Educación Primaria. Editorial Fondo Cultural Económica AUTOR: Sylvia Schmelkes

(43)

En una sociedad marcada por el dinamismo, por las nuevas tecnologías y por la eclosión de la información, nuestros docentes se enfrentan a un reto que, paradójicamente, siempre ha estado presente en la historia de la educación. Ese reto tiene que ver con la consideración del hecho de enseñar y aprender como un acto que cobra sentido en la relación, en el contacto humano, y que tiene que ver, fundamentalmente, con cómo se articula dicha relación dentro del aula.

Esta visión de la educación como relación nos invita a entrar en un dominio que nos asusta, el de lo (inter)personal. Tal vez nos asuste precisamente porque lo relacional y lo personal escapan con facilidad al control de variables, a la lógica positivista, a lo previsible, a lo conocido. Pero ignorar las variables sociales y personales no hace que su influencia desaparezca y sólo contribuye a ocultar el origen de muchos de los males que aquejan a nuestro actual sistema educativo. Tal y como señala Zabalza (2006) "existe un problema intangible, que no es fácilmente abordable pero todo el mundo sabe que la profesión docente está muy relacionada con ciertas cualidades personales que determinan el ejercicio docente.

(44)

La coevaluación por su parte, se utiliza para referirse a la evaluación entre pares, entre iguales. La coevaluación es aquella forma de evaluación donde los evaluadores y evaluados intercambian sus roles alternativamente. Para Borrego (2005) “es la evaluación que ejercen entre sí los educandos, es decir, uno evalúa a todos y todos evalúan a uno”. Ello contribuye al desarrollo de la valoración crítica, constructiva y colegiada en el colectivo.

En cambio, Jiménez (2006) considera “la coevaluación como disposición en la cual los educandos consideran la cantidad, nivel, valor, calidad o éxito de los resultados de sus coetáneos, con la utilización de escalas diferenciadas de valores”. Es una vía para socializar lo aprendido, aprender a valorar hasta dónde han llegado él y su compañero, y ofrecer la ayuda necesaria en el momento oportuno.

El cambio educativo, como señalan Bowe y Ball. (1992) “se genera en tres contextos diferentes: en primer lugar, el contexto macro, que depende de la evolución de las fuerzas sociales, los grupos políticos y los sectores económicos y financieros, que plantean al sistema educativo continuas exigencias de adaptación al cambio social y a los nuevos sistemas de producción; en segundo lugar, encontramos el contexto político y administrativo, que pretende ordenar la realidad mediante leyes y decretos con una capacidad de cambio limitada, ya que no pueden modificar la mentalidad de los profesores ni el sentido de su trabajo en las aulas; por último, existe un tercer contexto práctico, que hace referencia al trabajo real de los profesores y de los centros educativos”. Cualquier intento de reformar la educación que no tenga en cuenta los elementos determinantes de estos tres contextos está abocado al fracaso.

3.3.2. Funciones de la evaluación del desempeño de los docentes.

Cuando un sistema educativo decide establecer un proceso de evaluación del desempeño profesional del docente, la primera pregunta que debe hacerse es: “para qué evaluar”. Se trata de un asunto delicado, entre otras, por las siguientes razones:

 Por las inquietudes que despierta un proceso de este tipo.

 Por los efectos secundarios que puede provocar.

(45)

Los profesores, en principio, se resisten a ser evaluados. Un planteamiento apresurado, acompañado de un estado de desinformación o una información sesgada pueden disparar las especulaciones, creencias y suposiciones erróneas, interesadas o malintencionadas y provocar una oleada de protestas y resistencia activa, tanto de ellos como sus organizaciones sindicales y profesionales, que truncarán toda posibilidad de procesos útiles para la mejora.

3.3.2.1. Efectos secundarios que puede provocar

La evaluación del desempeño de los docentes, según la manera de planificarla y ejecutarla, puede ser más perjudicial que beneficiosa para el desarrollo de los estudiantes en general y para sus aprendizajes en particular. Evidentemente, si los docentes sienten que se pone en peligro su supervivencia laboral y profesional, tenderán a comportarse y actuar de forma tal que le garantice quedar bien ante la evaluación, independientemente de sus convicciones educativas y de la riqueza de los procesos que ello comporte. Una actuación no comprendida y sin embargo asumida, por la presión de una evaluación de su desempeño, no supondrá mejoras en la calidad de la enseñanza, sino trabajo externa lista o de fachada, pudiéndose potenciar acciones indeseadas y distorsionadoras para una educación de alta calidad.

El análisis anterior nos sitúa en la necesidad de precisar qué funciones debiera cumplir un proceso de evaluación del desempeño profesional del docente. Una buena evaluación profesoral debe cumplir las funciones siguientes:

a. Función de diagnóstico: La evaluación profesoral debe caracterizar el

desempeño del maestro en un período determinado, debe constituirse en síntesis de sus principales aciertos y desaciertos, de modo que le sirva al director, al jefe de área y a él mismo, de guía para la derivación de acciones de capacitación y superación que coadyuven a la erradicación de sus imperfecciones.

b. Función instructiva: El proceso de evaluación en sí mismo, debe producir una

(46)

involucrados en dicho proceso, se instruyen, aprenden del mismo, incorporan una nueva experiencia de aprendizaje laboral.

c. Función educativa: Existe una importante relación entre los resultados de la evaluación profesoral y las motivaciones y actitudes de los docentes hacia el trabajo. A partir de que el maestro conoce con precisión cómo es percibido su trabajo por maestros, padres, alumnos y directivos del centro escolar, puede trazarse una estrategia para erradicar las insuficiencias a él señaladas.

d. Función desarrolladora: Esta función se cumple principalmente cuando como

resultado del proceso evaluativo se incrementa la madurez del evaluado y consecuentemente la relación interpsíquica pasa a ser intrapsíquica, es decir el docente se torna capaz de autoevaluar crítica y permanentemente su desempeño, no teme a sus errores, sino que aprende de ellos y conduce entonces de manera más consciente su trabajo, sabe y comprende mucho mejor todo lo que no sabe y necesita conocer; y se desata, a partir de sus insatisfacciones consigo mismo, una incontenible necesidad de auto perfeccionamiento.

El carácter desarrollador de la evaluación del maestro se cumple también cuando la misma contiene juicios sobre lo que debe lograr el docente para perfeccionar su trabajo futuro, sus características personales y para mejorar sus resultados. El carácter desarrollador de la evaluación, por sí solo, justifica su necesidad.

(47)

CUADRO N° 4

FUENTE: La Calidad en la Educación Primaria. Editorial Fondo Cultural Económica AUTOR: Sylvia Schmelkes

3.3.3. Fines de la evaluación del desempeño del docente

Existe un cierto consenso en considerar que el principal objetivo de la evaluación docente es determinar las cualidades profesionales, la preparación y el rendimiento del educador.

En la aplicación práctica de sistemas de evaluación del desempeño de los maestros y en la literatura que trata este importante tema, podemos identificar varios posibles fines de este tipo de evaluación. Entre dichos fines figuran los siguientes:

Mejoramiento de la escuela y de la enseñanza en el aula

(48)

Cuando se integran eficazmente desarrollo de personal, evaluación de profesorado y mejora de la escuela, ello lleva a una mayor eficacia. Muchos de los directivos escolares no han pensado nunca en integrar los esfuerzos de eficacia o mejora de la escuela en el proceso de evaluación para el crecimiento profesional de los docentes. Esto ocurre porque tienen una tendencia a añadir nuevas iniciativas en vez de examinar de qué forma se podrían adaptar los esfuerzos de mejora a los procesos de evaluación existentes.

Resulta especialmente adecuado integrar la evaluación de profesorado y la mejora de la escuela en aquellos sistemas escolares en que se están utilizando modelos de evaluación que sirven para establecer objetivos. En dichos contextos, se puede pedir a los profesores que hagan de la mejora de la escuela parte de su objetivo de crecimiento y, por tanto, parte del proceso de evaluación. La mejora de la escuela proporciona otra opción a la hora de que los profesores determinen sus objetivos de rendimiento.

Los esfuerzos del profesorado tienden a tener una mayor influencia cuando persiguen un objetivo tan deseado que estimule la imaginación y dé a la gente algo en lo que desee trabajar, algo que todavía no sepa hacer, algo de lo que pueda enorgullecerse cuando lo consiga. Resumiendo, las iniciativas de mejora de la escuela que suelen tener éxito son los esfuerzos basados en la escuela que centra su atención en un número realista de objetivos prioritarios que abordan las necesidades del alumno y motivan al personal de la misma. Estos objetivos prioritarios proporcionan el centro de atención para las actividades de mejora, que se pueden integrar en el proceso de evaluación.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...