H istoria en el B achillerato

171  14 

Texto completo

(1)

Benemérita Universidad

Autónoma de Puebla

Programa de la Licenciatura en

Historia

Facultad de Filosofía y Letras

Guía de trabajo para la Planeación y

organización de la Docencia

Metodología en la

enseñanza de la Historia

Antología

Tema de estudio:

E

nseñanza de la

H

istoria en el

B

achillerato

Ejes temáticos:

I. Teorías pedagógicas

II. Teorías del aprendizaje

III. Metodología de la enseñanza

IV. Constructivismo en el aula

Colegio de Historia

Dr. Edgar Gómez Bonilla

Mtra. Norma García Jorge

Mtro. Isidro Mozo Águila

(2)

G

UÍA DE TRABAJO PARA LA

P

LANEACIÓN Y

O

RGANIZACIÓN

DE LA

D

OCENCIA

METODOLOGÍA EN LA ENSEÑANZA DE LA HISTORIA

Elaboración:

Dr. Edgar Gómez Bonilla

Ffyl, COHIS.

Orientación Metodológica y

Evaluación Curricular del material

Mtro. Alejandro García Limón

Asesor Técnico-Pedagógico

(3)

3

BENEMÉRITA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE PUEBLA

FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS

COLEGIO DE HISTORIA

PROGRAMAS ACADÉMICOS DE LA

LICENCIATURA EN HISTORIA

PLAN DE ESTUDIOS 2009

PROGRAMA DE LA ASIGNATURA

LÍNEA DE FORMACIÓN

METODOLOGÍA DE LA ENSEÑANZA DE

LA HISTORIA

PROFUNDIZACIÓN

C R É D I T O S

ÁREA DE CONOCIMIENTO

8

DOCENCIA

C LAVE DE LA MATERIA

PRERREQUISITO

H I S – 272

H I S – 272

A S I G N A C I Ó N D E T I E M P O

Horas

Teóricas

4

Horas prácticas

0

Total-Horas-semana

4

Total-Horas-Cuatrimestre

6 4

BENEMÉRITA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE

PUEBLA

(4)

BENEMÉRITA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE PUEBLA

FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS

COLEGIO DE HISTORIA

F U N D A M E N T A C I Ó N

Los estudios que se realicen acerca de la forma en que se enseña deben reunir ciertas condiciones teóricas y metodológicas fundamentales acordes con el momento histórico. Por ello, Metodología de la Enseñanza de la Historia, como parte del mapa curricular de la Licenciatura en Historia está dirigido a analizar los estudios realizados en torno a las Teorías Pedagógicas y Bases Didácticas, considerando esta fase epistemológica como una de las responsabilidades centrales de toda institución educativa.

Con la impartición del curso los estudiantes de la carrera de Historia se introducirán en la toma de conciencia de la actividad docente a partir de tres acciones específicas reflejadas en los siguientes contenidos: I. El conocimiento de las Teorías Pedagógicas imperantes y los recursos didácticos a utilizar en las asignaturas; II. El manejo y promoción del Constructivismo como propuesta educativa; y III. La vinculación de la Pedagogía (como sustento teórico) y la Didáctica (como elemento metodológico y práctico) con el constructivismo en la aplicación de la actividad docente en la enseñanza de la Historia.

Las estrategias del curso Metodología de Enseñanza de la Historia abordan tres etapas de trabajo: 1. Presentación general sobre los aspectos que caracterizan los contenidos programáticos; 2. Desarrollo del Curso donde se presenten los aspectos teórico-metodológicos de las Teorías Pedagógicas, Didáctica y la concepción del Constructivismo, y 3. Obtención de productos que puedan ser aplicados en la práctica docente. Asimismo, la metodología del curso se centra en las siguientes actividades: Análisis y discusión de lecturas, Elaboración de reportes, Análisis de las teorías pedagógicas, y las bases didácticas, Ejercicio teórico expositivo, Ejercicio práctico donde se integren las teorías pedagógicas, Ejercicio práctico donde se integren aspectos teóricos y conceptuales de la Didáctica como recurso necesario en el desarrollo de habilidades básicas para la docencia en Historia y Ejercicios de práctica docente.

El Programa de Metodología de Enseñanza de la Historia se inscribe en el nivel de Profundización de la Licenciatura en Historia, ubicándose en el área de Docencia. El curso en su fase aplicativa pretende ser no solamente informativo, sino, ampliamente formativo, considerando las características de sus actores educativos, y en donde se promueva la formación de nuevos cuadros de docentes en Historia que respondan tanto a sus necesidades profesionales, como de los escenarios imperantes.

OBJETIVO GENERAL DEL CURSO:

Introducir a los estudiantes de la carrera de Historia en los principios metodológicos y concepciones educativas contemporáneas que les permita desarrollar y profundizar en la actividad docente que debe aplicarse con relación a la disciplina histórica.

PLAN Y PROGRAMAS DE ESTUDIO DE LA LICENCIATURA EN HISTORIA

BENEMÉRITA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE

PUEBLA

(5)

5

FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS

COLEGIO DE HISTORIA

D I A G R A M A D E L A A S I G N A T U R A

METODOLOGÍA DE LA ENSEÑANZA DE LA HISTORIA O B J E T I V O:

Introducir a los estudiantes de la carrera de Historia en los principios metodológicos y concepciones educativas contemporáneas que les permita desarrollar y profundizar en la actividad docente que debe aplicarse con relación a la disciplina histórica.

U N I D A D I V U N I D A D I I I

CONSTRUCTIVISMO EN EL AULA.

Promover el Constructivismo como concepción y propuesta educativa que permita la enseñanza y difusión del conocimiento histórico.

METODOLOGÍA DE LA ENSEÑANZA DE LA HISTORIA.

Valorar las dimensiones metodológicas de la enseñanza de la Historia como recurso básico para la difusión de la disciplina histórica.

U N I D A D I I U N I D A D I

TEORÍAS DEL APRENDIZAJE.

Manejar los aspectos teóricos y conceptuales del Aprendizaje como recurso necesario de comprensión para la difusión del conocimiento histórico.

TEORÍAS PEDAGÓGICAS.

Analizar las teorías pedagógicas conformadas a lo largo de la Historia, subrayando que cada una de éstas responde a distintas condiciones sociales, políticas y económicas y, en particular a una concepción de hombre y educación.

BENEMÉRITA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE

PUEBLA

(6)

UNIDAD I: OBJETIVO:

TEORÍAS PEDAGÓGICAS.

Analizar las diferentes teorías pedagógicas conformadas a lo largo de la Historia, subrayando que cada una de éstas responde a distintas condiciones sociales, políticas y económicas y, en particular a una concepción de hombre y educación.

C O N T E N I D O O B J E T I V O T E M Á T I C O

E S T R A T E G I A S D E A P R E N D I Z A J E

A C T I V I D A D E S D E A P R E N D I Z A J E

APOYOS Y RECURSOS

EVALUACIÓN Clave Bibliogr

áfica

1.1 Conceptos Fundamentales 1.1.1 Educación-Ciencias de la Educación. 1.1.2 Pedagogía visible y educación invisible.

1.1.3 Las cegueras del conocimiento 1.1.4 Teoría pedagógica-educativa 1.1.5 Tipos de teorías educativas.

1.2 Disciplinas Relacionadas con la Pedagogía. 1.2.1 Filosofía. 1.2.2 Antropología. 1.2.3 Psicología. 1.2.4 Sociología. 1.2.5 Biología. 1.3 Principales Teorías Pedagógicas. 1.3.1 El mundo antiguo

1.3.1.1 Aristóteles, Platón.

1.3.2 La Edad Media 1.3.2.1 San Agustín, Santo Tomás. 1.3.3. La Edad Moderna 13.3.1 Rousseau, Pestallozzi. 1.4. Teorías Pedagógicas Contemporáneas. 1.4.1 La escuela nueva-la escuela activa. 1.4.1.1 Fundamentos teóricos. 1.4.1.2 John Dewey: Pedagogía pragmática. 1.4.1.3 Maria Montessori. 1.4.2 Movimiento antiautoritario. *Caracterizar los fundamentos teóricos y metodológicos que intervienen en la actividad pedagógica.

*Comprender los conceptos básicos y disciplinas en las que se apoya la Pedagogía.

*Valorar las propuestas pedagógicas que han estado presentes en el proceso de la enseñanza desde la Edad Antigua a la Edad Moderna.

*Valorar las propuestas pedagógicas que han estado presentes en el proceso de enseñanza en la época

contemporánea.

* Elaborar resumen sobre las características que presenta la Educación Moderna y Posmoderna. * Realizar análisis sobre la importancia de la Pedagogía en la práctica docente.

* Hacer un listado de las ventajas y las desventajas de ser un profesor moderno y posmoderno frente a las exigencias de los estudiantes posmodernos * Explicitar las ventajas y desventajas que ha vivido al establecer la verdad como elemento validador del conocimiento.

* Realizar un esquema de la lectura: Interdisciplinariedad entre Pedagogía y Saberes Científicos. * Trabajar la Técnica Heurística de la UV de Gowin a partir del tema de la Pedagogía y su relación con otras ciencias.

* Elaborar una línea del tiempo donde se caractericen las Teorías Pedagógicas Antiguas, Medievales y Modernas.

* Organizar equipos de trabajo, elegir un autor y caracterizar su propuesta pedagógica abordando los indicadores: Concepto de Educación, Objetivos, Fin, Metodología de Enseñanza, Papel del Maestro, Figura del Alumno, Estilo de Aprendizaje, Mapa Curricular, Ideal Formativo de Individuo, y Aportaciones Pedagógicas.

* Elaborar una línea del tiempo donde se caractericen las Teorías Pedagógicas Contemporáneas. * Organizar equipos de trabajo, elegir un autor y caracterizar su propuesta pedagógica abordando para ello los indicadores: Concepto de Educación, Objetivos, Fin, Metodología de Enseñanza, Papel del Maestro, Figura del Alumno, Estilo de Aprendizaje, Mapa Curricular, Ideal Formativo de Individuo, Aportaciones Pedagógicas. *Antología. *Bibliografía . *Conferenci as *Diapositiva s. *Hojas. *Láminas. *Marcadores . *Pintarrón. *Retropro-yector. *Revistas *Rotafolio *Televisión *Vídeos. FORMATIVA *Cuadro concentrador. *Debates *Ensayo. *Exposición individual y/o grupal *Glosario. *Investigación. *Mapas conceptuales. *Participación. *Práctica docente I. *Reportes de lectura. *Tareas.

*Uv de Gowin.

SUMATIVA * Portafolio que integre las Actividades de Aprendizaje y la Evaluación Formativa desarrolladas

(7)

7

UNIDAD II: OBJETIVO:

TEORÍAS DEL APRENDIZAJE.

Manejar los aspectos teóricos y conceptuales del Aprendizaje como recurso necesario de comprensión para la difusión del conocimiento histórico.

C O N T E N I D O O B J E T I V O T E M Á T I C O

E S T R A T E G I A S D E A P R E N D I Z A J E

A C T I V I D A D E S D E A P R E N D I Z A J E

APOYOS Y RECURSOS

EVALUACIÓN Clave Bibliográ

fica

2.1 Supuestos Psicológicos del Aprendizaje y sus Implicaciones en Docencia. 2.1.1 Epistemologías: Objetivismo y Subjetivismo. 2.1.2 lmplicaciones en la enseñanza. 2.1.3 Teorías de Aprendizaje

2.2 Teoría del Aprendizaje Conductista y sus Implicaciones en Docencia.

2.3 Teoría del Aprendizaje

Cognoscitivista y sus Implicaciones en Docencia.

2.3.1 Arquitectura del modelo.

2.4 Teoría del Aprendizaje

Constructivista y sus Implicaciones en Docencia. 2.4.1 Teoría de Piaget.

2.4.2 Aplicaciones en el Proceso de enseñanza-aprendizaje.

2.5 La Evaluación del Aprendizaje Histórico. 2.5.2 Instrumentos idóneos para la evaluación cognitiva del aprendizaje. 2.5.3 Escala de Estrategias de Aprendizaje Contextualizado

2.6 Elaboración de reactivos para la Enseñanza de la Historia. *Caracterizar los fundamentos teóricos y metodológicos que intervienen en el aprendizaje. *Comprender los elementos básicos del aprendizaje conductista. *Valorar los elementos estructurales que presenta el aprendizaje cognoscitivista. *Valorar las propuestas didácticas que permitan la aplicación del proceso de la enseñanza y del aprendizaje de la disciplina histórica.

* Crear un instrumento práctico que responda a una serie de

alternativas para el desarrollo de la intervención del docente en Historia.

* Delimitar la información elemental para su práctica del día o de la semana por iniciar.

* Explicar las Estrategias que se pueden utilizar para conocer mejor a los educandos al impartir un tema de Historia.

* Planear estrategias de aprendizaje abordando entes cuestionamientos: conocimiento de partida de los alumnos; desafíos y retos que modifiquen el

conocimiento de partida;

competencias (saberes, habilidades, destrezas, actitudes ) de los alumnos?

* Elaborar estrategias de

aprendizaje que se apliquen en un grupo de trabajo, ya sea en un escenario de clase o sesión informal.

* Diseñar el programa de un curso que pueda ser impartido en una escuela considerando: Hoja Técnica Normativa, Fundamentación, Diagrama, Descripción de Unidad (Contenido, Objetivo Temático, Actividades de Aprendizaje, Apoyos y Recursos, Evaluación) y

Bibliografía.

* Aplicar alguna de las técnicas propuestas en un grupo de clase.

* Organizar debate sobre la importancia de manejar los recursos didácticos en la enseñanza de la Historia.

* Caracterizar de los siguientes indicadores en relación a las habilidades que deben presentarse en la línea de Docencia en Historia: Preámbulo de un Curso, Exposición, Utilización de Ejemplos, Atención al Individuo o Grupo, Utilización de la Pregunta, Pausa, Respuesta a la Pregunta de los Alumnos, Refuerzo, Repeticiones Intencionadas, Variación de los Estímulos.

* Bibliografía. * Antología. * Conferen-cias. * Hojas. * Láminas. * Marcadores. * Revistas. * Rotafolio. * Vídeos. * Retropro-yector. * Pintarrón. FORMATIVA *Cuadro concentrador. * Ensayo. * Exposición individual y/o grupal. * Investigación. * Mapas conceptuales. * Participación.

* Reportes de lectura.

* Tareas.

* Uv de Gowin.

SUMATIVA * Portafolio que

integre las Actividades de Aprendizaje y la

(8)

UNIDAD III: OBJETIVO:

METODOLOGÍA DE LA ENSEÑANZA DE LA HISTORIA.

Valorar las dimensiones metodológicas de la enseñanza de la Historia como recurso básico para la difusión de la disciplina histórica.

C O N T E N I D O O B J E T I V O T E M Á T I C O

E S T R A T E G I A S D E A P R E N D I Z A J E

A C T I V I D A D E S D E A P R E N D I Z A J E

APOYOS Y RECURSOS

EVALUACIÓN Clave Bibliográ

fica

3.1

Procedimientos para la enseñanza y el aprendizaje de la Historia. 3.1.1 La selección de los

procedimientos 3.1.1.1 Los procedimientos para el

aprendizaje de la Historia.

3.1.2 Técnicas de Enseñanza. 3.1.2.1 Proceso Conceptual y Referencial. 3.1.3 La

Metodología de la Enseñanza y las Vías del Conocimiento. *Valorar las propuestas didácticas que permitan la aplicación del proceso de la enseñanza y del aprendizaje de la disciplina histórica.

* Explicar las Estrategias que se pueden utilizar para conocer mejor a los educandos al impartir un tema de Historia. * Planear estrategias de aprendizaje abordando entes cuestionamientos: conocimiento de partida de los alumnos; desafíos y retos que modifiquen el conocimiento de partida; competencias (saberes,

habilidades, destrezas, actitudes ) de los alumnos?

* Elaborar estrategias de aprendizaje que se apliquen en un grupo de trabajo, ya sea en un escenario de clase o sesión informal.

* Definir los conceptos de: * Organizar debate sobre la importancia de manejar los recursos didácticos en la enseñanza de la Historia. * Caracterizar de los siguientes indicadores en relación a las habilidades que deben presentarse en la línea de Docencia en Historia: Preámbulo de un Curso, Exposición,

Utilización de Ejemplos, Atención al Individuo o Grupo, Utilización de la Pregunta, Pausa,

Respuesta a la Pregunta de los Alumnos, Refuerzo, Repeticiones Intencionadas, Variación de los Estímulos.

* Elabore una UV de Gowin, donde se analice la siguiente interrogante: ¿Cuál es la importancia de desarrollar las habilidades de la animación pedagógica en la enseñanza de la Historia?

* Elaborar ensayo donde se propongan estrategias docentes que deben desarrollar y

promover el profesional de Historia. * Bibliografía. * Antología. * Conferen-cias. * Hojas. * Láminas. * Marcadores. * Revistas. * Rotafolio. * Vídeos. * Retropro-yector. * Pintarrón. FORMATIVA *Cuadro concentrador . * Ensayo. * Exposición individual y/o grupal. * Investigación . * Mapas conceptuales . * Participación. * Reportes de lectura. * Tareas. * Uv de Gowin. SUMATIVA * Portafolio que integre las Actividades de Aprendizaje y la Evaluación Formativa desarrolladas

(9)

9

UNIDAD IV: OBJETIVO:

CONSTRUCTIVISMO EN EL AULA.

Promover el Constructivismo como concepción y propuesta educativa que permita la enseñanza y difusión del conocimiento histórico.

C O N T E N I D O O B J E T I V O T E M Á T I C O

E S T R A T E G I A S D E A P R E N D I Z A J E

A C T I V I D A D E S D E A P R E N D I Z A J E

APOYOS Y RECURSOS

EVALUACIÓN Clave Bibliogr

áfica

3.1 Función mediadora del docente y la intervención educativa. 3.1.1 Rol del docente.

3.1.2 Influencia en el aprendizaje. 3.1.3 Formación como profesional autónomo y reflexivo. 3.2 Constructivismo y aprendizaje significativo. 3.2.1 Tipos y situaciones del aprendizaje escolar.

3.2.2 Fases del aprendizaje: inicial, intermedia, terminal.

3.3.3 Aprendizaje con contenidos: declarativos, procedimentales y afectivos. 3.3 Constructivismo y aprendizaje cooperativo. 3.3.1 Estructura y situaciones de aprendizaje cooperativo, individualista y competitivo. 3.3.2 Actividad docente y diseño de situaciones. 3.3.3 Técnicas específicas. *Caracterizar los fundamentos teóricos y metodológicos que intervienen en la actividad mediadora del docente y su intervención educativa constructivista. *Comprender los conceptos básicos del Constructivismo y aprendizaje significativo, en determinadas situaciones escolares. *Valorar las propuestas del Constructivismo y Aprendizaje Cooperativo, a partir de la caracterización de su estructura y situaciones de aprendizaje cooperativo, individualista y competitivo.

*Realizar lectura dirigida y comentada sobre el papel del docente facilitador y la intervención educativa y elaborar una UV de Gowin.

*Elaborar cuadro concentrador de información que describa la actividad o tarea docente, así como, los rasgos que deben considerarse de los sujetos de la educación con los que se interactúa (alumnos, docentes, administrativos, orientadores, etc.)

*Ejemplificar situaciones en los que se identifique los mecanismos de ajustes de ayuda pedagógica y cesión y traspaso del control y la responsabilidad en clase.

*Organizar una mesa redonda donde se analice los elementos de

formación docente que requiere el profesional de la Historia.

*Elaborar reseña crítica donde se analice el papel del Constructivismo y el Aprendizaje significativo en relación al contexto de la enseñanza de la Historia.

*Diseñar un cuadro concentrador de información donde se considere para la enseñanza de la historia bajo un enfoque constructivista los siguientes indicadores: características de los alumnos, textos y materiales de enseñanza, organización de la instrucción, programas de estudio, labor docente. * Bibliografía. * Antología. * Conferen-cias. * Hojas. * Láminas. * Marcadores. * Revistas. * Rotafolio. * Vídeos. * Retropro-yector. * Pintarrón. FORMATIVA *Cuadro concentrador. * Ensayo. * Exposición individual y/o grupal. * Investigación. * Mapas conceptuales. * Participación.

* Reportes de lectura.

* Tareas.

* Uv de Gowin.

SUMATIVA * Portafolio que integre las

Actividades de Aprendizaje y

la Evaluación Formativa desarrolladas

(10)

BENEMÉRITA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE PUEBLA

FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS

COLEGIO DE HISTORIA

B I B L I O G R A F Í A

No TIPO TÍTULO AUTOR EDITORIAL LUGAR AÑO

1 Libro Para comprender las Ciencias de la

Educación

Casanova, Elsa V.D. España, Navarra.

1991). 2 Libro Estrategias

docentes para un aprendizaje significativo

Díaz Barriga, Frida Mac Graw Hill México D.F. 2002

3 Docto. Reingeniería educativa

Espíndola Castro, José Luis

Pax México D.F. 2000 4 Artículo Teoría de la

Educación

Fermoso, Paciano CEAC España, Barcelona.

1985 5 Libro Pedagogía de la

autonomía

Freire, Paulo Siglo XXI México, D.F 1997 6 Libro Historia de las

ideas pedagógicas

Gadotti, Moacir Siglo XXI México D.F. 1998 7 Libro Pedagogía visible y

Educación invisible

García, Hoz RIALP España, Madrid.

1987 8 Libro El trabajo docente González Capetillo,

Olga

Trillas México D.F. 2000 9 Libro Didáctica mínima Hidalgo Guzmán,

Juan Luis

Castellanos. México D.F. 2000 10 Libro Evaluación del

Aprendizaje

López Frías, Blanca Silvia

Trillas México, D.F. 2002 11 Libro Pensamiento crítico

y creativo

López Frías, Blanca Silvia

Trillas-ITESM México, D.F. 2002 12 Libro Bases teóricas de

la Evaluación Educativa

Monedero Moya, Juan José

Aljibe España, Granada.

1998 13 Libro Operatividad de la

Didáctica

Panza, Margarita Gernika México D.F. 2001 14 Libro El Plan de

Evaluación: instrumentos

Peralta Sánchez, Francisco Javier

Escuela Española España, Madrid.

1998 15 Libro Diálogos Platón Porrúa México D.F. 2004 16 Libro Aplicación del

proceso ens.-aprendizaje

Rioepelle, L. Interamericana-Mac Graw Hill.

México D.F.

1993 17 Libro Emilio o de la

Educación

Rousseau, J.J Porrúa México D.F. 1997 18 Libro Habilidades básicas

para la Docencia

Zarzar Charur, Carlos

Patria México. D.F. 1998

BENEMÉRITA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE

PUEBLA

(11)

11

U N I D A D I:

TEORÍAS PEDAGÓGICAS

1.1 Conceptos Fundamentales de la Pedagogía. 1 1. Noción de pedagogía

1.1. ¿Qué es la pedagogía?

Partiendo de su estudio etimológico, podemos afirmar que la palabra pedagogía procede del pensamiento griego, y hacemos mención, por una parte, al acto de dirigir o instruir a los niños, y por otra, a los cuidados que resultan de la educación adquirida por éstos. Igualmente para los romanos el término pedagogía hace alusión a la instrucción y educación de sus infantes.

En una primera instancia, y más concretamente el pedagogo era el esclavo o guía encargado de llevar o conducir los niños al maestro responsable de la enseñanza, pasando, en un segundo momento, a ser denominado como tal el preceptor o gobernador de un niño. Es decir, se trataba del maestro que cuidaba de la educación infantil. De aquí, que el uso de término pedagogía finalmente y por extensión, también el lugar en donde se impartía la enseñanza a los esclavos y a los niños. Así a la luz de su etimología, podemos ya reconocer cómo el vocablo resulta altamente extenso, y llega a hacerse uso de él y más allá de las paredes de las instituciones escolares.

Por esto mismo, hoy en día se habla de pedagogía del ocio, pedagogía de adultos, pedagogía familiar, o pedagogía ecológica.

Pero recordemos que, si bien la educación constituye el objeto de la pedagogía, no encierra en sí toda su esencia y fundamento.

La pedagogía más allá del campo estrictamente educativo, concebido éste como heteroeducación intencional, ya que la pedagogía lleva a la persona hasta la auto educación continua. Es decir, a través de la acción pedagógica, el sujeto logra servirse de su capacidad de aprendizaje, y consigue, por último, prescindir de la asistencia externa, que en un primer momento constituyó su fuente de motivación hacia el crecimiento y el desenvolvimiento de sus facultades potenciales.

1.2 Pedagogía: arte y ciencia de la educación

Creemos oportuno señalar, de manera más explícita, que, al igual que el concepto educación, el de pedagogía expresa un contenido muy amplio y, en cierta medida, impreciso y confuso.

Según estudios e investigadores del ámbito de la pedagogía, ésta última puede ser definida como arte y ciencia de la educación. Lo cual, a su vez, no deja de ser una definición vasta y general.

Por ello consideramos preciso explicar más detenidamente cada uno de éstos términos que la definen. Se dice que la pedagogía es una ciencia, ya que consiste en un conjunto sistemático de conocimientos que hacen referencia a un objeto determinado.

Se comprende, de esta manera, que la pedagogía como ciencia, debe proceder por análisis, al mismo tiempo que debe mostrar de manera concreta su campo de interés y estudio, los métodos de los que hace uso para alcanzar su meta específica, y los resultados que finalmente logra.

Vista de este modo, cada una de estas etapas hace que la palabra pedagogía se reserve para delimitar un campo científico, riguroso y sistemático, que determina, de manera precisa, su método, y da a conocer, mediante leyes y principios coherentes e inteligibles, su finalidad y resultados.

1.3 Pedagogía: una ciencia humana

La pedagogía, considerada dentro del más estricto sentido científico, es definida como un estudio metódico, basado en una investigación racional acerca de los objetivos y medios más apropiados para alcanzar el fin educativo.

Por todo ello, la pedagogía así concebida debe tender hacia la integración de todos los objetivos particulares (educación física, moral, social, intelectual...) que conforman la meta última de la educación. Lo cual nos remite a un nuevo aspecto humano, la libertad personal del educando.

La pedagogía no es pues una ciencia exacta como lo son las matemáticas. Hemos visto que la pedagogía no trata del estudio analítico de las nociones y conceptos puros. La pedagogía no tiene como objeto las leyes que surgen de relaciones causales, existentes entre fenómenos.

(12)

Nuestra ciencia es humana, es decir, su acción se centra en los más complejos aspectos de la naturaleza pensante, cognitiva e intelectual, sintiente, moral y afectiva, de la persona humana.

Así, y como podremos reconocer a lo largo de posteriores apartados de nuestro estudio, la pedagogía se fundamenta necesariamente en investigaciones realizadas sobre campos tan diversos como lo son el psicológico, el social, el biológico, el filosófico...Lo cual nos hace afirmar que en la pedagogía convergen ámbitos tanto de índole reflexivo-teórico como técnico práctico. Por ello afirmamos que la pedagogía es a la vez ciencia y reflexión, técnica y arte.

1.4 Características esenciales de la pedagogía

A partir de lo expuesto, podemos señalar, de manera más precisa, que la pedagogía es prescriptiva, desde el momento en que trata de lo que debe ser el proceso educativo; y es racional o especulativa, pues se constituye como un sistema complejo y coherente dentro de la racionalidad

Por otra parte, la pedagogía es práctica en la medida en que muestra o pone en evidencia los medios a través de los cuales se puede alcanzar ese ideal que conlleva el objeto o el fin de la investigación.

La pedagogía viene a caracterizarse por ser empírica e inductiva, en cuanto trata de la elaboración de un conjunto de datos a partir del estudio de experiencias vividas.

Pero la pedagogía es también normativa, ya que formula las normas y métodos pedagógicos, al mismo tiempo que trata de hacer real, mediante la técnica didáctica, la consecución de su objeto esencial. Aspecto este último que le lleva a ser definida como ciencia teleológica.

Para mostrar de forma más concreta tales características, hacemos uso del cuadro que, de modo acertado, nos facilita E. Planchard en su libro La pedagogía Contemporánea (1978):

Lo que es (la realidad) Lo que debe ser (el ideal)

Lo que se hace (lo fáctico)

Existencial (concreto, espacial,

temporal)

Métodos pedagógicos Medidas higiénicas....

(teoría)

Práctica escolar (arte didáctico) Esencial

(trascendente)

Reglas morales (código ético)

Ética en acción (hodogenética) Plano descriptivo y

Especulativo

Plano normativo Plano práctico técnico

A través de esta tabla gráfica y representativa de las características esenciales de la pedagogía, vemos como nos aproximamos a la concepción de la pedagogía como arte ya que como hemos podido constatar, mediante la pedagogía las teorías se transforman en normas generales que regulan las experiencias humanas, y hacen que la persona actué según determinados principios. De esta manera, la teoría ayuda a la práctica, pasando de la especulación a la obra educativa, la cual se cimenta sobre la aplicación de las ciencias pedagógicas.

1.5 Conclusión

Para finalizar podemos afirmar que la pedagogía es una ciencia en el sentido teórico, normativo y descriptivo, y un arte en su aspecto más práctico.

La pedagogía es definida hoy en día como una ciencia moral, práctica y normativa, dependiente de las demás ciencias humanas, que en su intervención y compromiso frente al proceso del aprendizaje constituyen lo que se conoce como las ciencias de la educación.

En resumen, se puede decir que la pedagogía es definida como la ciencia y el arte de la educación, teniendo como ámbito de estudio los principios y fenómenos educativos. Es una ciencia, ya que se fundamenta sobre una base de hechos y principios precisos y sistemáticos, en un sentido teórico normativo y descriptivo.

Es un arte, en cuanto se hace realidad en la aplicación que de las ciencias pedagógicas lleva a cabo el maestro. Arte éste que reside en la manera didáctica en que actúa el educador frente al educando, así como en el modo de presentar y facilitarle a éste los datos a adquirir mediante el proceso de enseñanza.

2. Hacia una definición del concepto educación

El término educación, tomado desde su sentido más amplio, muestra la acción general y difusa de una sociedad sobre las generaciones jóvenes, con el fin de conservar y transmitir su existencia colectiva.

(13)

13

2.1. Educación: proceso de crecimiento de cambio

Este fundamental fenómeno ha sido estudiado a lo largo de la historia del pensamiento por numerosos filósofos y pedagogos que se han detenido a definir, según la concepción momento, lo que significa el término educación.

Así, según el máximo representante de la Escuela Nueva en Norteamérica, John Dewey, la educación es a la vez una función social y una finalidad individual.

Por una parte, asegura Dewey, la educación se puede definir como la suma total de los procesos a través de los cuales una comunidad transmite sus poderes y fines, con el objetivo de asegurar de esta manera, su propia existencia y desarrollo.

Por otro lado, continua señalando el mencionado autor, la educación conlleva, del mismo modo crecimiento, evolución y cambio. Dicho esto, el proceso educativo hace referencia necesariamente al carácter de crisis interna, que constituye la continua reconstrucción de experiencias personales.

2.2. Educación: proceso de perfeccionamiento intencional

Uno de los ejemplos más claros del interés que despierta actualmente el estudio de la educación lo constituye el pedagogo español V. García Hoz (1984), para quien la educación puede ser definida a partir del propio fin preconcebido y operante por el cual el proceso educativo se orienta hacia su meta. De ahí que la educación sea reconocida como perfeccionamiento internacional de las facultades específicamente humanas.

Dicho en otros términos, aunque la educación consiste, en cierta medida, en la integración de experiencias, para García Hoz el proceso educativo se distingue claramente del desarrollo evolutivo de crecimiento natural. Y es que, en realidad, la educación se lleva a cabo de un modo eminentemente intencional, a través de la especificación de las experiencias propuestas al individuo.

Se trata por consiguiente y siguiendo el pensamiento de este estudioso de la educación personalizada, de un proceso sistemático, intencionalmente orientado hacia la realización de ciertos objetivos propuestos para el aprendizaje del sujeto, frente a los cuales el aprendiz tendrá que probar que realmente los ha alcanzado.

Educación: proceso constructivo e integrador

A decir verdad, quien se preocupa por la educación considerándola como una integración, por parte del sujeto, de conocimientos, leyes, principios o teorías dentro de un programa, debe tener en cuenta también una serle de competencias que viven determinadas por las mismas operaciones que requiere la construcción de conocimientos recogidos en ese programa.

Por tanto, se tendrá que considerar la creación de actitudes o de disposiciones deseables que formen una cierta personalidad capaz de tomar conciencia de la acción necesaria para alcanzar sus múltiples objetivos.

La educación, vista de esta manera, supone una acción finalizada y al mismo tiempo implica la existencia de ciertas reglas que hacen posible que esa acción sea eficaz.

Así pues la consideración del fin constituirá la diferencia esencial entre el proceso de desarrollo espontáneo, característico del ser humano, y el proceso educativo sistemático e intencional.

De ahí que podemos retomar de Piaget (1969) el modelo constructivista, admitiendo que la educación se realiza a través de una serie de equilibraciones sucesivas entre el estado educativo actual y un objetivo propuesto al sujeto para ser aprendido por él. Se trataría, por tanto, de construcciones e interiorizaciones continuadas.

Esta idea descarta, como podemos ver el modelo puramente acumulativo en educación, para admitir así un modelo interactivo interrogativo.

Creemos que la referencia a la etimología nos autoriza a basarnos a dicho modelo, teniendo en cuenta los diversos movimientos educativos existentes a lo largo de los tiempos.

2.4. Estudio etimológico del vocablo educación

Refiriéndonos a la etimología, podemos señalar la existencia de dos verbos latinos constitutivos del concepto educación: educare y educere.

Conviene recordar que educare evoca la acción de crear, nutrir e instruir, es decir, ir de afuera hacia dentro, mientras que educare hace referencia al acto de orientar, guiar, conducir, o transportar, lo que delimita una actividad contraria y complementaria a la anterior, supone, en definitiva, ir de dentro hacia fuera.

Podríamos afirmar que la unión de estos dos términos trae consigo cierta idea de conflicto y a la vez, de equilibrio entre aquello que nos viene de dentro y lo que nos ofrece o nos impone el medio exterior.

(14)

Bajo este punto de vista, educar al hombre conllevaría permitirle autoeducarse, capacitándole para tomar por si mismo decisiones razonables.

De todo lo expuesto podemos deducir que la asistencia educativa entre el profesor y el alumno va a originarse, en primera instancia, en base a los objetivos humanos. Afirmación ésta que nos remite al pensamiento filosófico: el estudio del fin, los medios y los objetivos del hombre.

No cabe duda de que, según esta concepción, la ayuda educativa intervendrá igualmente a nivel de los medios individuales, mediante los cuales se tiende a alcanzar, de forma óptima y en dependencia a la personalidad de cada sujeto, esos objetivos que acabamos de señalar.

A partir de ahí, consideramos preciso hacer referencia explícita a la necesidad personal que tiene todo hombre de elegir, escoger y decidir entre aquello que proveniente del medio ambiente, le ayuda a alcanzar sus propios objetivos y finalidad última.

Asimismo, esta asistencia o ayuda educativa, respecto a los medios, viene determinada por el cuadro institucional, organizativo y administrativo de la escuela, que garantiza, a su vez, el mejor desarrollo posible, del proceso educativo.

2.5 Conclusión

La educación es en definitiva, la acción que ejerce un adulto sobre el joven que tiene bajo su responsabilidad, ayudándole por un lado, a alcanzar su desarrollo físico, intelectual, moral y por otro, aumentando su evolución natural hacia el mayor grado de integración posible con el medio en el cual se lleva a cabo su ciclo vital.

En síntesis, la educación tiende a conducir a la persona en su afán de conseguir su propia felicidad, reconocida en la perfección de sus capacidades, y en relación con las responsabilidades personales y sociales que le son propias al ser humano.

Consideramos que la mejor educación es aquella que le permite al sujeto hacer uso consciente y reflexivo de sus facultades, enfrentándose a las dificultades de adaptación social que, tanto en la vida de convivencia general, como a lo largo de su actividad profesional, tendrá que resolver positivamente.

La educación se define así como fenómeno esencialmente humano. Nota ésta que implica, a su vez, el carácter variable, que se traduce en la forma y método educativo, el cual cambia en relación con las necesidades y aspiraciones de cada pueblo y época.

Dicho en otras palabras, la evolución histórica de la educación depende (y esto porque la educación presente es una etapa del pasado, a la vez que una preparación para el futuro) de la situación general histórica del carácter de la cultura, de la estructura social, de la orientación política de la vida económica, de la concepción estrictamente pedagógica de la personalidad y actuación de los grandes educadores de las reformas de las autoridades políticas y por último, de las modificaciones de las instituciones y métodos.

Pero, lo cierto es que la esencia de la educación permanece siempre a lo largo del tiempo, constituyéndose así como el vehículo por el cual las nuevas generaciones adquieren el desarrollo suficiente de sus habilidades individuales, con el fin de asegurar la supervivencia del grupo, mediante un intercambio responsable entre personas autónomas y creativas.

3.- Pedagogía y educación

Tal y como ya hemos señalado en apartados anteriores, por su propia naturaleza el término pedagogía resulta mucho más extenso y amplio que el de educación, siendo el primero definido como la manera a través de la cual un educador enseña al educando a ser cada vez menos dependiente del saber de los otros, llevándole así a la consecución de su autonomía física, intelectual y moral.

Como bien nos muestra A. Kriekemans en su obra pedagogía general (1982), la pedagogía se fundamenta en primer lugar, sobre los conocimientos filosóficos reflexivos acerca del hombre.

Aunque, como ya sabemos la pedagogía no sólo se constituye como el pensamiento que orienta y dirige el proceso educativo. La pedagogía al tratar al educando como unidad funcional de vida, hace alusión necesariamente a cuestiones de índole didáctica organizativa y de administración educativa.

3.1 Estudio analítico y sistemático.

Por todo lo expuesto, consideramos conveniente conferir a la pedagogía un doble valor, a partir del cual se reconozca, en primer lugar, su parte analítica y, en segundo término, la sistemática.

A través de su tratamiento analítico podemos conocer de forma más exhaustiva el estudio de los conceptos fundamentales que la constituyen: la esencia, el objetivo y fin de la educación, siendo conocidos en su totalidad como la doctrina de los principios pedagógicos, tal y como os denomina J. Göttler (1967).

(15)

15

Así, el análisis pedagógico se extiende también hacia la esencia y características del objetivo y sujeto de la educación, el educando; del agente educador o del o maestro, y de los factores educativos: familia, escuela, sociedad, Estado... A partir de estos elementos, la pedagogía infiere las normas precisas para hacer posible una mejor individualización, personalización y correlación armónica entre las relaciones de influencias educativas ya existentes, como son los aspectos psíquicos, emocionales, y afectivos. A esto se refiere Göttler al hablar de la psicología pedagógica, psicopedagogía o psicología educativa.

Continuando con el tratamiento analítico de la pedagogía podemos afirmar que esta ciencia trata de sopesar las fuerzas implicadas en el interior de las formas y medios utilizados para hacer llegar los dones instructivos. De ahí que la pedagogía resulte en realidad, una doctrina de los medios educativos.

Así la pedagogía alcanza su visión sintética, en la cual se específica claramente el método de la educación, y se deducen las normas y los principios legales que deben regir la organización y administración de la institución educativa.

De todo lo expuesto podemos inferir que la pedagogía unifica y agrupa el contenido educativo bajo tres vertientes:

Pedagogía descriptiva, que trata de analizar los factores bio-sociológicos del acto educativo.

Pedagogía Normativa, en la que se estudia el fin y el contenido de cada una de las formas de educación desde la física hasta la religión o moral.

Pedagogía tecnológica, que hace referencia al método, organización e instituciones educativas. Por consiguiente, la pedagogía abarca, primeramente la realidad humana y más concretamente, la infantil, exigiendo por otra parte que la vida de encuentro social sea conocida tanto como en el medio optimo para el desarrollo educativo, como el fin del mismo ya que hace posible la integración intra e interpersonal.

Finalmente, convendría señalar que la pedagogía debe atender las diferencias individuales, aptitudes y valores de cada uno de los educandos, siendo para ello imprescindible el apoyo por parte de la vertiente orientadora y psicológica que determina la metodología que resulta más adecuada a la formación de la naturaleza de la persona, teniendo en cuenta la sociedad y cultura dentro de la cual se lleva a cabo su proceso educativo.

De ahí que podamos recordar que la pedagogía existe y se dirige hacia la formulación de las reglas y normas que rigen el acto de educar.

3.2.- Conclusión

Como señala Henri Bergson (1859-1941), nuestro sistema de intercambio social nos ha demostrado que todo sujeto debe sentirse comprometido dentro de su propio proceso educativo, y por ello tender a ser su propio educador.

En efecto, el acto pedagógico se dirige hoy más que nunca hacia la misma naturaleza humana, hacia la interioridad, libertad y personalidad del hombre en el desarrollo psico-físico.

Por ello, no cabe duda de que el problema de la legitimidad o de la necesidad de la pedagogía va más allá de las meras relaciones de heteroeducación, constituyéndose así como un difícil arte de concienciar a la persona frente a la conveniencia de encontrar en sí misma las respuesta s ante los interrogantes diarios que dan sentidos a la vida.

No nos extrañemos, por tanto, que el estudio y tratamiento educativo implica en su sentido más amplio aspectos pedagógicos tales como:

¿Es la construcción o transmisión de conocimiento el objetivo central de la educación, o más bien es su finalidad la formación del educando?

¿En qué consiste el proceso educativo? ¿ Es una obra de autoridad o de identidad?

La metodología educativa ¿ha de suscitar solamente aprendizaje por imitación, o es su función hacer que la persona tome posesión de sus propios valores ante los valores que encierra el mundo interpersonal?

(16)

¿Por qué el término Pedagogía resulta mucho más extenso y amplio que el de educación? _____________________________________________________________________________________

_____________________________________________________________________________________

_____________________________________________________________________________________

_____________________________________________________________________________________

_____________________________________________________________________________________

¿Por qué se dice que la Pedagogía es racional y especulativa al mismo tiempo?

_____________________________________________________________________________________

_____________________________________________________________________________________

_____________________________________________________________________________________

_____________________________________________________________________________________

_____________________________________________________________________________________

¿Debería existir una pedagogía para cada educando?

_____________________________________________________________________________________

_____________________________________________________________________________________

_____________________________________________________________________________________

_____________________________________________________________________________________

_____________________________________________________________________________________

¿Debemos apostar a la educación como el único medio viable para el crecimiento del país en todos sus niveles?

_____________________________________________________________________________________

_____________________________________________________________________________________

_____________________________________________________________________________________

_____________________________________________________________________________________

_____________________________________________________________________________________

¿Realmente la educación fomenta de manera intencional nuestras facultades humanas, o será que la educación favorece sólo aquellas que son necesarias en un determinado momento histórico?

_____________________________________________________________________________________

_____________________________________________________________________________________

_____________________________________________________________________________________

_____________________________________________________________________________________

(17)

17

A C T I V I D A D 1.

• Elabora un resumen sobre las características que presenta la educación moderna y posmoderna.

A C T I V I D A D 2.

Realice un análisis sobre la importancia de la pedagogía en la práctica docente, para ello:

a) Elabore un listado sobre las características de la Pedagogía como ciencia, ciencia humana y arte. b) Indique los factores que considera dificulten el avance y fortalecimiento de la pedagogía en la

práctica docente.

c) Proponga estrategias de solución que ayuden a superar las dificultades de la Pedagogía en la práctica docente.

Características de la Pedagogía

Factores que dificultan el avance y fortalecimiento de la

Pedagogía

Estrategias de solución

(18)

Pedagogía Visible, Educación Invisible.2

1. ¿Una Nueva Educación?

En nuestro mundo, el del último cuarto de Siglo XX, tanto el hombre de la calle cuanto el dedicado al pensamiento y la reflexión tienen la idea común, convertida en tópico, de que la humanidad se halla sometida a un cambio, desconcertante por su rapidez.

Todo cambio en la humanidad viene acompañado-condicionado a la vez por un cambio cultural. Cualquier cambio cultural tiene dos vertientes, la vertiente social, en la medida en que caracteriza a un grupo humano y aún a la humanidad entera en un tiempo determinado, y la vertiente personal, en tanto que modificación de las características propias de cada ser humano. En la medida en que la voluntad libre del hombre interviene en el cambio personal, estamos hablando de educación

Ha de quedar claro que la educación se realiza en el ámbito personal del hombre, más como la persona se halla necesariamente abierta a la comunicación con los otros, la educación se convierte en un factor condicionante nolo de la vida individual, sino también de la vida social. Porque una y otra, la vida la vida individual y social, no son sino facetas o manifestaciones de una realidad única. La vida personal de cada ser humano.

Todos y cada uno de los hombres están comprometidos en el inmenso campo de la educación. Aunque no todos sean conscientes de ello. Quienes viven en una sociedad desarrollada, tienen la experiencia de que, en los primeros años de su vida, la educación era el quehacer más importante agradable o molesto, interesante o aburrido, con el que se habían de enfrentar. Pasada la época escolar, conseguida una situación profesional definida, tal vez muchos pensaron que la educación había quedado atrás para ser sustituida por el trabajo. Pero basta con llamarlos a pensar si no pueden ser un poco mejores en su profesión o no pueden quitarse de encima un hábito deprimente, para que acepten sin gran dificultad que la educación puede continuar. Apurando las cosas, cuando ya los años pesan y parece que el hombre no puede hacer otra cosa que recordar, sigue existiendo la posibilidad de esforzarse por llegar a ser un señor comprensivo y no un viejo cascarrabias. Es que la vida o se vive como impulso de perfección o no tiene sentido, Por su parte, la educación se puede ver como descubrimiento de la senda de la perfección y refuerzo del impulso para seguirla.

De modo semejante al enlace entre la educación y la vida personal, en la que el proceso educativo presenta distintas características en las diferentes etapas de la vida humana, también la educación se halla implicada en la marcha total de la humanidad, presentando distintas características en los diferentes periodos de la historia. Se puede considerar idea universal la de que a un nuevo período histórico corresponde una nueva educación. La correspondencia entre cambios sociales y los cambios de la educación no dice de por sí cuál sea la relación causal entre unos y otra. Es frecuente oír o leer que la educación es una de las causas del cambio social, es decir, de las nuevas características que una sociedad va adquiriendo, pero hay quien afirma que la proposición opuesta es más verdadera, a saber que la educación es mas bien una variable dependiente de los cambios sociales.

Por otra parte, a veces se habla de educación como un factor de continuidad social y a veces como un factor de renovación social. Lo más importante es que entre la educación y la sociedad haya una causalidad circular o concausación, según la cual la sociedad influye en la educación y a su vez la educación influye en la sociedades definitiva, las relaciones entre la sociedad y la educación arrancan de la paradójica condición de la persona humana, que, siendo principio consistente de actividad, necesita, sin embargo, de los influjos exteriores, a los cuales se halla abierta, para su propio desenvolvimiento. Con todas las características generales de los períodos históricos, no es difícil emparejar distintos tipos de educación las diferentes etapas de la historia.

A la primitiva educación oriental, de carácter religioso predominante, se le puede asimilar una educación acusadamente receptiva y ritual. En la civilización griega, en la cual la razón entró como elemento fundamental para entender y regir la vida humana, el genio de Sócrates vio en ella el factor de alumbramiento de la verdad y la virtud. La civilización cristiana introdujo el sentido sobrenatural en el proceso educativo. La irrupción de los pueblos exteriores a Roma llevó consigo el realismo en la educación y, ensamblados con el espíritu cristiano, la formación del caballero y la formación del monje fueron los dos tipos más acusados de educación. En la Baja Edad Media y en el Renacimiento, con las Universidades, revivió la formación humanista como un elemento necesario para la formación de hombres con capacidad de gobierno. En la época moderna, el desarrollo del Estado llevó consigo una creciente influencia de los factores políticos en la vida humana, la educación se hizo también política como elemento básico en la formación de funcionarios del Estado y en el asentamiento de la democracia igualitaria. La revolución industrial introdujo la técnica y las grandes aglomeraciones urbanas que

(19)

19

llevaron como consecuencia el intento de tecnificación del proceso educativo y el carácter masivo de las instituciones escolares.

Este recorrido, al que se le pueden añadir todos los matices que se quieran, parece hacer buena la idea de que a una nueva sociedad le corresponde una nueva educación. Pero ha de entenderse bien ese carácter nuevo o novedoso que el proceso educativo tiene.

Acabo de indicar que a través de la historia han ido apareciendo nuevos tipos de sociedad, por consiguiente, nuevos tipos de educación. Esta pluralidad indica que no tiene sentido hablar de la nueva educación, como si se tratara de algo definitivo, a lo largo de la historia han ido apareciendo varias nuevas educaciones.

¿Quieren las anteriores palabras decir que la nueva educación que alborea, como las nuevas educaciones anteriores, habrá de ser algo efímero que ocupe un tiempo en la Historia para después desaparecer? De ningún modo; cada nueva educación no rechaza necesariamente los elementos de las anteriores. El auge de la razón en la paideia griega no acabó con los elementos receptivos y religiosos de las civilizaciones anteriores; el cristianismo no acabó con el influjo de la razón; el caballero y el monje no destruyeron al hombre; el político y el técnico siguen pretendiendo hacer felices a los seres humanos. Estas reflexiones llevan como consecuencia la necesidad de ver la educación que debe corresponder a la sociedad de hoy como una nueva educación, que dejará pasó a posteriores nuevas educaciones cuando otros cambios de la sociedad que pueden advenir la reclamen. Por otra parte, los cambios de la sociedad no son mutaciones totales. En los hombres, en la vida y en la realidad, algo permanece.

Cualquier cambio se apoya en lo existente y para ser entendido en su totalidad es menester advertir qué es lo que se modifica y qué es lo permanente.

Si pretendemos entender bien la nueva educación que nuestra nueva sociedad exige, habremos de tener ojos y entendimiento para comprender y discriminar lo permanente y lo mudable en el proceso personal de la educación y en su trascendencia social.

2. Permanencia y Cambio en la Educación.

El tema del cambio educativo no es nuevo en la Pedagogía. De unos años a esta parte sobran las alusiones a la rapidez con que con que la sociedad está variando continuamente. En razón de tal mutabilidad, se le pide a la educación hacerse cargo de las modificaciones sociales para adaptar el proceso educativo a las cambiantes condiciones en que vive el hombre.

Incluso se ha dicho que la educación no debe preparar simplemente para las nuevas situaciones de la vida que el cambio trae consigo, sino que ha de preparar para el cambio mismo. Como cualquier tópico, el del cambio social y el cambio educativo con él relacionado debe examinarse con cierto cuidado.

La noción de cambio es relativa. Surge de la comparación de dos estados distintos de una misma realidad. En todo lo que se mueve o cambia hay algo que permanece y algo que pasa. El objeto que de blanco pasa a ser negro cambia de color pero el objeto mismo sigue, La noción de cambio exige su correlato de permanencia. Si esto es así, hemos de preguntarnos qué es lo que permanece y que es lo que cambia en la educación.

He de advertir que en la pregunta anterior solamente quiero referirme a los aspectos de la sociedad que tienen una incidencia directa en la educación. Bastantes complejos son los problemas educativos para que se compliquen más con los igualmente complejos y muy difusos elementos sociales.

Teniendo presente que el proceso educativo se realiza en cada hombre, y sobre el doble supuesto de que la humanidad no existe fuera de los hombres y que al conocimiento de lo general (humanidad) se puede llegar a través del conocimiento de lo particular el (hombre), parece que el conocimiento del camino hacia esas nuevas condiciones humanas debe tomar como primera referencia el hombre singular. Sobre estos supuestos, algunas investigaciones realizadas sobre los cambios del lenguaje, en tanto que manifestaciones de los cambios y los elementos cambiantes y los elementos permanentes del hombre y la educación. A ellas principalmente me voy a referir; en ellas, el estudio de algunos componentes del lenguaje viene a confirmar la idea común de que en la vida humana

Existen elementos cambiantes y elementos permanentes. Desde un punto de vista sincrónico, las variaciones del lenguaje se sitúan principalmente en la referencia a los objetivos, alas cosas, al mundo objetivo más que las propias funciones humanas.

Hablando de objetos y funciones en el lenguaje estamos situados en el campo del conocer y de la realidad objetiva, pero la vida humana no es sólo conocimiento objetivo. Es también valoración, descubrimiento del sentido de las cosas y de la realidad entera. Hasta se podría decir que la vida humana se justifica en el campo de los valores. La cuestión de los valores no es simplemente un problema inventado por los filósofos, como un entretenimiento más; el hombre de la calle resume su vida en última instancia descubriendo lo que vale la pena y dedicándose a ello.

(20)

El valor es la cualidad de la cosa estimada y se llama bien a la cosa misma que realiza o en que se realiza el valor. ¿Podemos también pensar que en el mundo de los valores existen elementos variables y permanentes?

La contestación no resulta difícil. Las cosas materiales que realizan los valores, están sujetos a cambio, como ya se ha dicho; pero el valor mismo permanece.

A lo largo de la historia permanece en el hombre el sentido de la belleza, el sentido del bien y del mal; pero en unas épocas se considera la belleza o el bien realizado en tales objetos y acciones en otras épocas la estimación de tales objetos y acciones se modifica. En suma, los objetos valiosos cambian, los valores permanecen y permanece también la capacidad del ser humano para percibir y realizar valores.

La experiencia universal nos dice que en nuestra vida estamos rodeados de cosas sometidas a un cambio continuo; nuestro cuerpo mismo, como cualquier otro objeto material, se modifica constantemente.

Pero también nuestra experiencia nos dice que a través de estos cambios seguimos siendo los mismos. Ese algo permanente en nosotros mismos, lo que nos proporciona nuestra propia identidad, no puede ser material, puesto que variaría constantemente; es necesariamente algo inmaterial. Si nos fijamos en las cosas que nos rodean. También podemos ver que su materialidad, la madera, el hierro, la piedra de que están hechos, el color que tienen, su forma y su tamaño, cambian; un árbol, una mesa, a lo largo de los siglos una montaña, se modifican, pero la esencia del árbol, de la mesa, de la montaña, aquello en virtud de lo cual es lo que es y no otra cosa, permanece.

Eso que permanece, como la idea del triángulo, con independencia de todos los triángulos particulares, es también algo inmaterial. La conclusión parece venirse a nuestras manos, lo material cambia, lo inmaterial permanece; si queremos utilizar sin miedo una palabra de significación positiva y no la puramente negativa inmaterial, habremos de hablar del espíritu y aceptar como una realidad la variabilidad de la materia frente a la inmutabilidad del espíritu. La síntesis de materia y espíritu, que el hombre es, explica la existencia de elementos cambiantes y elementos permanentes en su vida. El cambio le viene de su necesaria relación con el universo material que le rodea; la permanencia le viene de su ser espiritual que no puede perder su identidad, los objetos, que dan contenido a su conocer y a su querer cambian; las aptitudes de conocer y amar permanecen.

Sobre la base de la mutabilidad de las cosas materiales, resulta lógico el cambio constante de la técnica-manipulación de la realidad material para hacerla más útil frente a la mayor permanencia de las aptitudes humanas y de los valores. El niño de hoy, en las sociedades desarrolladas, nace en un entorno técnico muy distinto del de hace unos cuantos siglos; pero nace ignorante y desnudo, igual que el nacido hace tres mil años; en medio de su desnudez, también como el niño de hace tres milenios, tiene capacidad de conocer y amar y a de utilizarlas para construir su vida.

Considerados el conocimiento y el amor como disposiciones, facultades o potencias interiores, constituyen elementos permanentes en la vida y en el ser humano. Vistos en su relación con los objetos a que se refieren, participan de la variabilidad de las cosas.

El hombre experimenta cambios al relacionarse con diferentes seres, al aplicar su atención a unas cosas y otras, al trasladar su amor de un objeto a otro, al actuar desarrollando su poder con nuevos instrumentos. Pero, en medio de las mutaciones y, apurando las ideas, constituyendo el soporte de los cambios mismos. Claramente se ve que son las relaciones los caminos del cambio; y como las más importantes relaciones que el hombre establece son las relaciones sociales, es lógico que a ellas se apunte principalmente al estudiar las variaciones que a la educación se imponen.

Precisamente, la existencia de elementos duraderos permite atisbar las condiciones de la sociedad venidera, puesto que en el persistirán elementos que a futuro le harán en cierta medida semejante al presente.

Esto vale tanto como sugerir que es preciso ver cuál es la realidad educativa de hoy con objeto de descubrir los puntos de apoyo que la nueva educación puede tener y también aquellos elementos caducos de nuestra educación que están perdiendo o han perdido el sentido y, por consiguiente, han de modificarse.

3. Pedagogía Visible y Educación Invisible

(21)

21

ser claramente conocida. Por estas razones, entiendo que tal vez sea más preciso hablar de educación invisible al lado de la pedagogía visible.

La pedagogía se hace visible en el conocimiento científico de la educación, en el que se incluye, naturalmente, un sistema de ideas y relaciones que representan adecuadamente a la realidad educativa. Del conocimiento pedagógico se espera una aplicación técnica para realizar del mejor modo posible el quehacer educador. La característica de esta pedagogía visible es la de su sistematización como base para una programación técnica de la actividad educativa. Responden a la pedagogía visible las actividades formales y programadas, de profesores y alumnos en las instituciones escolares.

Pero es evidente que junto a esa actividad, sistemática, programada, actúan sobre el hombre una multitud de estímulos que vienen a configurar en cada uno un modo de ser y de obrar. Este conjunto de estímulos, imperceptibles individual o separadamente, constituyen un entramado, una paidocenosis que actúa en cualquier ámbito educativo. Algunas palabras deben decirse para aludir a estos dos modos de educación. La básica diferencia entre una pedagogía visible y una educación invisible, oculta, se halla en el contenido de lo que se transmite y en el modo en que es transmitido. Cuanto más especificados están los criterios y los contenidos de la educación, cuanto más explícitos y justificados se hallan los modos o métodos de su transmisión, más visible se hace la pedagogía; cuanto más implícito sea el método de transmisión y más difusos los contenidos y criterios de lo que se transmite,

La pedagogía se hace visible en el conocimiento científico de la educación en el que se incluye, naturalmente un sistema de ideas y relaciones que representan adecuadamente a la realidad educativa. Del conocimiento pedagógico se espera una aplicación técnica para realizar del mejor modo posible el quehacer educador. La característica de esta pedagogía visible es la de su sistematización como base para una programación técnica de la actividad educativa.

Responden a la pedagogía visible las actividades formales y programadas, de profesores y alumnos en las instituciones escolares.

Pero es evidente que junto a esa actividad, sistemática, programada, actúan sobre el hombre una multitud de estímulos que vienen a configurar en cada uno un modo de ser y de obrar. Este conjunto de estímulos, imperceptibles individual o separadamente, constituyen un entramado, una paidocenosis que actúa en cualquier ámbito educativo.

Algunas palabras deben decirse para aludir a estos dos modos de educación.

La básica diferencia entre una pedagogía visible y una educación invisible, oculta, se halla en el contenido de lo que se trasmite y en el modo en que es transmitido.

Cuanto más especificados están los criterios y los contenidos de la educación, cuanto mas explícitos y justificados se hallan los modos o métodos de su transmisión, más visible se hace la pedagogía; cuanto más explicito sea el método de transmisión y más difusos los contenidos y criterios de lo que se transmite, más estamos entrando en la educación invisible.

Claramente se ve que en los centros escolares se hace visible la pedagogía: asignaturas, programas, resultado de exámenes, relaciones numéricas, son categorías incluidas claramente en la pedagogía visible. Pero cuando se habla de interés, de ilusión, de espíritu de servicio, de formación humana y, sobre todo, cuando se invoca la solemne palabra vocación, ciertamente se esta aludiendo a realidades que desbordan el conocimiento preciso y la planificación técnica. Es curioso que Kourganoff, precisamente es una obra que lleva el sugestivo título de La Cara Oculta de la Universidad, menciona su función formadora como la fundamental que condiciona y engloba todas las demás.

La pedagogía visible y la organización de actividades se apoyan en el contexto cultural y social en la comunidad en que se vive, mientras que la educación invisible tiene una referencia más inmediata a la personalidad del estudiante y del profesor. La pedagogía visible se apoya principalmente en las áreas verbal y numérica, porque la palabra y el numero son las expresiones adecuadas del pensamiento científico, es decir, del pensamiento sistemática y claramente entendido; la educación invisible se realiza principalmente en las áreas no verbales de la comunicación humana, la actitud y talante personal, el tono de la voz, los gestos, la actividad en conjunto como medio de expresión de una persona.

La pedagogía visible suele dar mayor importancia al conocimiento y la adquisición de destrezas, prácticas o

mentales, mientras la educación invisible se halla más cerca de las actitudes, de la iniciativa, de las

aspiraciones personales, de los valores.

Figure

Figura del alumno
Figura del alumno . View in document p.70
Figura del alumno
Figura del alumno . View in document p.87
Cuadro 2.1. Comparación de las posturas objetivista y subjetivista.
Cuadro 2 1 Comparaci n de las posturas objetivista y subjetivista . View in document p.92
Cuadro 2.2 Todo maestro asume una posición epistemológica, explícita o implícitamente
Cuadro 2 2 Todo maestro asume una posici n epistemol gica expl cita o impl citamente. View in document p.92
Cuadro 2.4. Lista de palabras para memorizar. Debe observarse 30 segundos y tratar de repetir la mayor cantidad de palabras un minuto después
Cuadro 2 4 Lista de palabras para memorizar Debe observarse 30 segundos y tratar de repetir la mayor cantidad de palabras un minuto despu s. View in document p.102

Referencias

Actualización...

Descargar ahora (171 pages)