COMO LA INMENSA NOCHE

76 

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

CON RECONOCIMIENTO DE VALIDEZ OFICIAL DE ESTUDIOS DE LA SECRETARÍA DE EDUCACIÓN PÚBLICA, SEGÚN ACUERDO

No. 20110634 DE FECHA 6 DE JULIIO DE 2011

COMO LA INMENSA NOCHE

P R E S E N T A :

QUE PARA OBTENER EL GRADO DE

MAESTRA EN LITERATURA Y CREACIÓN LITERARIA (Educación en Línea)

ORLI SARA GUZIK RUBINSTEIN

MÉXICO, D.F. 2013

DIRECTOR: DR. JUAN ANTONIO ROSADO ZACARÍAS

T E S I S

(2)

Con todo mi amor

para Roberto

(3)

Mi más sincero agradecimiento para:

Dr. Juan Antonio Rosado Zacarías

Dra. Christel Rosemarie Guzcka Pacheco

Dr. Rolando Ambrosio Vilasuso Montero

(4)

me vi al cerrar los ojos: espacio, espacio

donde estoy y no estoy

(5)

5

M

i nombre es de roca

rostro y palabras

piedras repletas de ensueño

de humores

(6)

6

P

uedo ser la voz

la oquedad del Cosmos

todo aquello

que las mujeres anhelan expresar

(mas no se atreven)

Mi voz me pertenece

y la otorgo

en vasto vuelo

donde alcanzo

(7)

7

Q

uizá se encuentra en la intensidad de mis sueños

Será entonces lo transitivo de las horas

la nigromancia de la vida

Tal vez el espejismo sea muerte

y la vida un delicado desvarío

Acaso sea yo quien fallece cada madrugada

en la penumbra del presagio

en busca del súcubo

que abatió mi adentro

exhausto

(8)

8

S

e desdobla el laberinto

oscuros son tus pasos cernícalos

Desde tu recinto

me desintegro

Casa de piedra y agua

lares de llanto y agonía

La luz se apodera de todo

Adicción que no renuncia

(9)

9

Bienvenido caos

vivo sin casa en mi propio hogar

Todo viene Nada va

Secreta obsesión marginada

Los mitos de las flores negras

(10)

10

D

olor

como hirviente daga

Intrusivo

agobiante

insufrible

hiere de tajo las entrañas

Se acercan ya las doce horas:

Lúgubre caricia

Obsequia el sol una luz postrada

Ciega su voz

(11)

11

Te has marchado

Irremediable mente

Desgarradora

evanescencia

¿Quién solloza ahora?

Diminuta

tersa

no acaricia tu mano

(12)

12

M

iro los muros que tejen las Parcas:

ubres

umbrías

cubiertas de musgo

plata densa y hojarasca de agosto

que cubre los umbrales de mi casa

Patios vacíos

Los Hombres han migrado

(13)

13

E

n íntimo instante la vida se desliza

yerra frente a una ventana

se asfixia la raigambre de una vela

consonancia que al vibrar se entona

La vida transcurre cuando el ave exhala

un último graznido

cuando allana los labios un candente tremor

en el aleteo iridiscente de libélulas

El limbo

la parte extensa de la hoja

se concibe

(14)

14

Y coincide

con su nervadura más hechicera

Ilimitada luz

Ein sof

Dios es juez

(15)

15

H

íspidas

Enhiestas

Malévolas palabras

cual mandrágora estremecen la sangre

La devoran con pócima de belladona

que anhela privarte de conciencia

Perpetran disyuntivas en tu nombre

aun las más exiguas

inverosímiles

(16)

16

T

ransitiva muerte

Impostada muerte

Obtusa muerte

Dúctil muerte

(17)

17

P

erversa herida

negra dentellada de traición

pérfidas valvas consumen al mar

No eres vana peregrina

ni existencia pasajera

del olvido

Me has baleado por la espalda

así

traidora mente

sin miramiento alguno

(18)

18

U

na sociedad más igual, más solidaria, más justa

Una familia más igual

más solidaria

más justa

(19)

19

C

omo pañuelos

desde el palomar zurean

errantes mensajeras

cánticos albinos

al levante iridiscente

embaucando agonías

(Quienes jamás anhelan encontrarse

escuchan

(20)

20

T

endría que callar

mas nunca lo consigo

Voy a pronunciar

mi voz

en frases cortas

Que pretexto jamás tengas

para no sentirme

Tendría que callar

(21)

21

P

risionera soy

del amarillo bosque

La luna desciende rencorosa

muerde mi ombligo

y se aposenta

Aunque ama y señora soy de ancestrales voces

sólo el silencio me libera

(22)

22

Errabunda

la luz se escancia

la paz se desdibuja

se eleva

escapa por tus ojos

Voy tras ella

deslizando falacias

Mas en el vínculo en la casta

el ave anciana del halo que porta el ánima

se encierra en el amarillo bosque

recinto de arco iris

(23)

23

Bajo el sol que mengua el latido anaranjado

de tu boca

el amarillo bosque entierra mis pupilas

(24)

24

¿

Y

qué haces en la vida? ―me preguntan

Me propongo relatar ocultas voces

aquellas que bocas mutiladas

atrapándolas

sostienen

Voces que niñas

con atavíos inmaculados

―crujientes de almidón―

(25)

25

Dibujo de memoria el agitado agosto

al que se aferran

con abigarrados dedos

las señoras

a las que septiembre acosa

asustándolas como aterradora presencia

(durante noches las posee)

A mí también me da temor el tiempo

me espantan las marcas en la piel y los agotados senos

(26)

26

Desasosiego el hastío

desamor

la libido se fugó de mi casa

para no volver

Lágrimas contenidas en mentirosa faz

el terror me embarga

Mas a la interrogación respondo:

¿Qué haces tú en la vida?

Me dedico a mí

(27)

27

B

rote de amor tu injusta tiranía

arrogante rosa perfuma tu aliento

oráculo cruel

anciano estero

báculo engalanado de perfidia

Lejanía

desierto desespero

(28)

28

Y

caminaba semejante a la noche

trasponía el limen impregnado de ruptura

de advertencia

Tiempos de contigua zozobra

Se vislumbra a lo lejos el continente innombrado:

como mi sangre será engullido

mi nombre por las arenas de Troya

El tremor de una madre adúltera

se unta de trigo y vino

(29)

29

Han de zarpar las naves

de oro repletas

de azares y olivos

Musas aguardan en la playa

Moiras las toman de la mano

Sus arenas son el umbral de la selva

donde mora el tigre

y penetra el canto verde

en la piel del arroyo

Coalición de titanes cegados:

¿dónde adormecen las otroras rosas

(30)

30

C

írculo cristalino

oxímoron finito

metamorfosis del aliento

tu mirada

Qué tardío crepúsculo

―qué sombrío―

traicionado

roto

(31)

31

H

e de abordar la barcaza

en extranjeras tierras

la que conduce al sitio

que ocupa el horizonte

cuando ya se desvanece

Desde ajenas heredades

porque ninguna

es mía

Por favor yáganme a la sombra de un árbol

con destellos la vista impregnada

(32)

32

Por favor hallen mi sitio postrero

donde el soplo marino cincele

el núbil rostro de los enamorados

No indaguen mi destino

ni mi origen

Intransigentes son las luces que cancelan los ojos

Por favor

una piedra a Jerusalem

lleven

(33)

33

O

asis fui

y ahora en duna me convierto

Espero al profeta

que clamará por mi materia

híspido por el estrago

de mi vientre marchito

El agua turbia

surca los huecos de la mente

(34)

34

Sobre el amor

penden refracciones descaminadas

de los hilos áureos de tu morada

Ensayo de amor

me dueles todavía

Condición alterna

donde se derriten

columnas de fuego

Exhala despacio

profundo

(35)

35

prólogo sarcástico de muerte

quebrantada la efigie mineral

ónice demacrado

ágata

(36)

36

P

or momentos describo

y revelo

y presiento:

no concibes

lo que transcurre

No sabes

de mis días

de mi soslayada muerte

Las vespertinas egoístas

tampoco se extravían en la emisión traslúcida

(37)

37

T

errible y bella es la hora de la muerte

Estrella negra

corcel en llamas

Las estaciones

se abren como higos maduros

―leccionesde existencia―

capítulos

se desprenden de la piel

como insidiosas sierpes

(38)

38

B

lanco y atroz

se arrastra el domingo

A las doce horas el viento

a fuego lento

la paz modula

¿Qué hay detrás del monte yermo?

Allí el silencio muerde

(39)

39

C

úlpenme si quieren

de lo inicuo

de lo hurtado

y lo corrupto

Cúlpenme de la violencia que embarga

al mundo

de la ignominia

(40)

40

Cúlpenme si quieren

de la orfandad del ave

por el Amor que deambula

en la intemperie

en busca de abrigo

Cúlpenme

de los avatares del mundo

de las vetustas conspiraciones

del vacío de mariposas

que se han fugando

impasibles

(41)

41

Nada me importa:

(42)

42

S

ollozael sauce encadenado

laude de tus virtudes amargas

Trazan tu ausencia los montes

teñidos de ardientes tesituras

Se distienden mis entrañas

en cavernas solitarias

construyen hogares

donde la muerte aguarda

(43)

43

Vastedad de fauces y ocasos

alimentan

a las aves rumorosas

de jaspe

¿Dónde termina la vereda

si no en el mutilado cuerpo

(44)

44

C

omo impasible perla mecida por el mar

soy ondulación

soy barcaza

Me conduce el destino

a la oquedad bermeja de lo incierto

Alma inmarcesible

furor desordenado

el halcón

(45)

45

S

ahumerio

espliego añorante

candente efluvio de olvido

Certeza incesante

insensatez

avatar de mis sentidos

se perfila la vida

Augurio

desenfrenado desabrigo

(46)

46

Salamandra de fuego

epígrafe y leyenda

Súcubo que con afán

corroe mis intestinos

Me encierra en el círculo abigarrado

donde se escancia la indecisa sangre

que brota de Hécate

en sus horas últimas

(47)

47

(mas no tomará mi alma

Aquella es mía

me pertenece

Sólo yo

(48)

48

R

edonda muerde su término

Hinca vehemente en su propio corazón

el líquido mortal

Así muerdo mis plegarias

así desvanezco

las voces negras del ocaso

que ciega mis pupilas

El velo fortuito oculta la playa

(49)

49

B

ésame las rodillas

trashumante

luna

con labios de nieve después de la zafra

Nómada

la sombra de mi puerta

en el umbral irrumpe

recorre el instante en que se inician mis letras

(y terminan

escuchándose)

El eco se distiende

se disgrega

(50)

50

Una onda concibe formas que atrapa la mandrágora

cuando aúlla lastimera

El mutismo me libera siempre

La voz del arándano estremece

madera y azafrán

(51)

51

R

íe la luna

en reveladas aguas se refresca

sisea

y crece al ritmo de tu voz

Como un niño a su madre

(52)

52

B

ermeja tintura

al poniente se permea

Hay un ave que inventa un hogar

en mis alas

Décima noche

desmarejada

Grey de nación sola

(53)

53

R

umor de aurora

la casa humedecida

Invocación del jardín

murmullo de hada

Susurro de hojas otoñales

tu voz

(54)

54

E

nsalmos funden anciano bronce

quejumbre

Arenas

olvidan cantos

piedras mudas

y secretos valles

Aguas que migran

(55)

55

M

úsica y ritos

alumbre

(56)

56

M

adre que fecunda cantos y oro

manto de bruja

selva fértil

Miradas furtivas la tarde estremecen

Engendran prohibidos frutos mestizos

que se atavían de espectros

Alerta

Ritos

compás

(57)

57

O

bscena promiscuidad

frutos de resquicios y oquedades

magma que brota de la nada

y cincela el entrecejo del Eterno

Poeta cruel

juglar de desventuras

preconiza grutas escondidas

que tus núcleos perturban

Desdeñosa piedra

(58)

58

E

n tu interior brotan manzanos

frondosa ralea

sus instintos rotulan con sangre

fe perturbadora

de cantos acallados

(59)

59

P

ernoctan cerezos taciturnos

cántaros bermejos sus bocas

muros de hierba

ríos de arena nutren de leche tus perpetuos recintos

Amalgama de amores

tus sinuosos pechos

acarician topacios

(60)

60

C

icatriz y pergamino

milenios de llantos son tus surcos

veredas extintas

oscuros bosques escancian

pupilas luminosas

Laberinto y caracol

Hay arcanos

que la oscuridad contraen

cosmogonía y leyenda

(61)

61

D

e aldabas el camino

niña de espuma blanca

y de mareas altas

Prosa tu cuerpo tibio

modula el canto rojo

versos tus valles largos

frases de lirios albos

Voy en pos de tus besos

(62)

62

Tu voz me sabe a higo

a leche y miel tu canto

brotes de salvia niña

blanca es mi tierra blanca

Hipérbole de fuego

florecen las veredas

Sostén de mi cobijo

te quiero justo aquí

tablado de mi arrullo

(63)

63

trashuman silenciosos

los ejes de las sombras

cual vértices de roca

desnudan más tu rostro

Luz en metamorfosis

su máxima agonía

Amante cruel tu risa

repleta de alabastros

lóbrega cuenca fría

―útero silencioso―

(64)

64

Eras la dama del sol

fuerza de ígnea roca

que permea la sangre

Labrada piedra cónica

que enmudece sin agua

Misteriosa y hermética

como canto rodado

mandrágora de viento

generosa castálida

Al pie de piedra clara

sucinto está tu vientre

(65)

65

La mirada despliega

―perfidia irresoluta―

(66)

66

S

oy vino y aceite

sombra

y números hechos carne

sangre de esa carne que dibuja mis senderos

Luminosos bosques de esmeraldas:

peregrino

a través de la pureza

¿Quién domina las penetrables notas

(67)

67

Musitadas voces

como laúd entonan himnos sacros

sacerdocios de hermandades legendarias

Fuente dadora de vida

chopo de agua vedada

remontando voy por las veredas que traza el río

Voy creciendo con la aurora

mis pasos se inflaman

con áureo intento

cabalgata madura

(68)

68

Aúlla el lobezno por su madre ausente

(entre flores blancas

yace en una cripta)

Azules lápidas del mar

entintan sus despojos

Sobre mí se precipitan

vertientes inconclusas

rotundas voces de alquimia

(69)

69

Brevedad de silencios:

sortilegios

escinden rumorosos

y feraces

calcinan mis dedos

El lobezno brama por Deméter

y yo escucho su lamento

como luna silenciosa

Germina el mundo

y la transparencia de mi útero

(70)

70

Soy ave que transita entre los juncos

horas crascitando en busca del crepúsculo

negra loa de noche enmudecida

Mi huella es agua y sal

y descalza arena

veredas cristalinas donde musitan

musgos humedecidos

Soy paloma y verdugo

mediatarde

(71)

71

O

jo amoroso que discurren los vientos

seducido por muros blancos

mira:

Transparente pupila que contempla

tras las oquedades diáfanas:

Mía es la concavidad desgarrada y fértil

cosmos de luz en el espejo

consagra el origen de las cosas todas

(72)

72

Observo murallas

en el vacío se entretejen

Mi útero es de ámbar y alabastro

mi estirpe no principia ni termina

Patria de hembras

hartas matrices de verdores

embriagadas presencias de ancianas luminosas

cuyas voces de aguas profundas

(73)

73

Roca y cascada al ahuehuete

amamantan

(74)

74

Í N D I C E

Mi nombre es de roca 5

Puedo ser la voz 6

Quizá se encuentra en la intensidad de mis sueños 7

Se deshoja el laberinto 8

Dolor 10

Miro los muros que tejen las Parcas 12

En íntimo instante la vida se desliza 13

Híspidas 15

Transitiva muerte 16

Perversa herida 17

Una sociedad más igual, más solidaria, más justa 18

Como pañuelos 19

Tendría que callar 20

Prisionera soy 21

¿Y qué haces en la vida? –me preguntan 24

(75)

75

Y caminaba semejante a la noche 28

Círculo cristalino 30

He de abordar la barcaza 31

Oasis fui 33

Por momentos describo 36

Terrible y bella es la hora de la muerte 37

Blanco y atroz 38

Cúlpenme si quieren 39

Solloza el sauce encadenado 42

Como impasible perla mecida por el mar 44

Sahumerio 45

Redonda muerde su término 48

Bésame las rodillas 49

Ríe la luna 51

Bermeja tintura 52

Rumor de aurora 53

Ensalmos funden anciano bronce 54

Música y ritos 55

(76)

76

Obscena promiscuidad 57

En tu interior brotan manzanos 58

Pernoctan cerezos taciturnos 59

Cicatriz y pergamino 60

De aldabas el camino 61

Soy vino y aceite 66

Figure

Actualización...

Referencias

  1. limbo