Factores cognitivos del diseño arquitectónico: validación de un modelo = Cognitive factors for the architectonic design: a model validation

21 

Texto completo

(1)

Irma Laura Cantú Hinojosa *

FACTORES COGNITIVOS DEL DISEÑO 

ARQUITECTÓNICO. VALIDACIÓN DE UN 

MODELO

COGNITIVE FACTORS FOR THE ARCHITECTONIC DESIGN. A MODEL   VALIDATION

Resumen

Los factores cognitivos que determinan –en mayor o menor medida– el proceso de la conceptualización del diseño y la relación  con el resultado del proyecto realizado por los estudiantes son: la actitud búsqueda y exploración (V1), el conocimiento del  problema (V2), la reflexión­verbalización (V3), la esquematización­abstracción (V4), el desarrollo de alternativas (V5) y la  evaluación de las alternativas (V6) –componentes del modelo MCDA–. Éste se presenta como una aportación metodológica y  didáctica en la aplicación del enfoque cognitivo en la enseñanza y el aprendizaje del diseño, en armonía con el enfoque de la  educación que se centra en los procesos de aprendizaje y la construcción de conocimiento. La característica principal de este  modelo de proceso de diseño es que favorece y estimula una fase reflexiva y creativa como parte de la didáctica misma del  diseño y ofrece la posibilidad de operacionalizar el pensamiento –lógico y creativo– a través de los componentes que fueron  validados en este estudio, como factores cognitivos que determinan el proceso de la conceptualización del diseño. Finalmente,  dado que el concepto de diseño –producto de la conceptualización del diseño– es el que orienta, organiza y dirige el proyecto  arquitectónico hasta su realización final, se puede inferir –desde los resultados obtenidos en este estudio­ que el desarrollo de  un concepto de diseño mediante la inclusión de la fase de conceptualización –fase del proceso de diseño en donde se aplica más  la creatividad y el pensamiento creativo en sus diferentes modalidades–  puede formar parte de la metodología del diseño y por  lo tanto del proyecto y, de esta manera, responder a la carencia que han presentado los métodos en la operacionalización de la  fase creativa.

Palabras clave:  Validación de modelos, conceptualización del diseño arquitectónico, proceso de diseño, modelo didáctico  del diseño.

Abstract

The cognitive factors that determine  –in lesser or smaller measure–  the process of the conceptualization of design and the  relationship with the result of the project carried out by the students are: the attitude of searching and exploring (V1), the   knowledge   of   the   problem   (V2),   the   reflection­verbalization   (V3),   the   schematic­abstraction   (V4),   the   development   of   alternatives (V5) and the evaluation of the alternatives (V6) –components of the pattern MCDA. This appears as a didactical  and methodological contribution and in the application of the cognitive focus in the teaching and learning of design, and with   the focus of the education that is centered in the learning processes and the construction of knowledge. The main characteristic  of this design process model is that it favors and stimulates a reflexive and creative phase as part of the same didactics of the   design and offers possibility of making thoughts –logical and creative– operational through the components that were validated  in this study, as cognitive factors that determine the process of the conceptualization of design. Finally, since the design   concept –product of the conceptualization of the design– is the one that guides, organizes, and directs the architectural project   until their final realization, it can be inferred –from the results obtained in this study– that the development of a design concept   by means of inclusion of the conceptualization phase  –phase of the design process in which more creativity and creative  thought is applied in different modalities– can be part of the methodology of the design and therefore of the project and, this   way, to respond to the deficiencies that the methods in the operational of the creative phase have shown.

Keywords: Validation of models; conceptualization of the architectural design; process of design; model didactic of the  design.

(2)

l propósito general de este estudio fue determinar los factores cognitivos que inter­ vienen en la conceptualización del diseño arquitectónico mediante la validación de un  modelo denominado “Modelo para la Conceptualización del Diseño Arquitectónico”  (MCDA) de Cantú Hinojosa (1998).  El modelo surge como una aportación metodológica para  desarrollar la cognición creativa en el diseño mediante el desarrollo del aspecto conceptual del  diseño. El MCDA fue desarrollado con la intención de mejorar algunas carencias que se han  presentando en la operatividad de los aspectos cognitivos creativos, metodológicos y didácticos  de la enseñanza y el aprendizaje del diseño manifestados en el proceso de diseño que los estu­ diantes de arquitectura y diseño industrial utilizan para la realización de sus proyectos. 

E

Se realizó una investigación empírica, cuantitativa, descriptiva, explicativa, correlacional  de dependencia y multivariante. Se utilizó la técnica estadística de los modelos de ecuaciones  estructurales (SEM) con el método de máxima verosimilitud. La técnica estadística  de los  SEM tiene como objetivo fundamental contrastar un modelo teórico sobre las relaciones entre  las variables independientes y dependientes que configuran el modelo y a su vez, examinar si­ multáneamente un conjunto de correlaciones y relaciones de dependencia entre las variables.

La muestra quedó compuesta por 515 sujetos, estudiantes de arquitectura y de diseño indus­ trial, de instituciones públicas y privadas, que participaron en eventos académicos nacionales y  locales y de ambos géneros. Los estudiantes que participaron en los eventos nacionales en am­ bas disciplinas, son considerados los mejores para diseñar y representaron a su institución.

Mediante la metodología de investigación utilizada para este estudio, la de modelos de ecua­ ciones estructurales (SEM), se pudo determinar que existe bondad de ajuste entre el MCDA de  Cantú Hinojosa (1998) y el modelo obtenido a partir de la muestra, obteniendo valores acepta­ bles de acuerdo con los índices establecidos para las medidas de calidad de ajuste. Una versión  simplificada de la estructura del modelo logró mejorar tales medidas. 

Por otra parte, considerando que el MCDA está fundamentado en la integración de la teoría  del conocimiento —los enfoques cognitivos y constructivistas del aprendizaje—, la teoría de la  arquitectura —sus principios de composición arquitectónica considerados  en la trilogía  vitruviana— y la teoría de las ciencias de la educación —para ser aplicado como modelo  didáctico—, éste se presenta como una aportación metodológica y didáctica en la aplicación del  enfoque cognitivo en la enseñanza y el aprendizaje del diseño, en armonía con el enfoque de la  educación que se centra en los procesos de aprendizaje y la construcción de conocimiento.  La  característica principal de este modelo de proceso de diseño es que favorece y estimula una fase  reflexiva y creativa como parte de la didáctica misma del diseño y ofrece la posibilidad de ope­ racionalizar el pensamiento –lógico y creativo­ a través de los componentes que fueron valida­ dos en este estudio, como factores cognitivos que determinan el proceso de la conceptualización  del diseño.

(3)

modelo— de acuerdo con los resultados, producto de la utilización del modelo—, según lo es­ tablecido en la metodología utilizada para este estudio.

Planteamiento del problema

El propósito general de este estudio fue determinar los factores cognitivos que intervie­ nen en la conceptualización del diseño arquitectónico mediante la validación de un modelo de­ nominado “Modelo para la Conceptualización del Diseño Arquitectónico” (MCDA) de Cantú  Hinojosa (1998), ver Apéndice 1. El modelo surge como una aportación metodológica para de­ sarrollar la cognición creativa en el diseño mediante el desarrollo del aspecto conceptual del di­ seño. El MCDA fue desarrollado con la intención de mejorar algunas carencias que se han pre­ sentando en la operatividad de los aspectos cognitivos creativos, metodológicos y didácticos de  la enseñanza y el aprendizaje del diseño manifestados en el proceso de diseño que los estudian­ tes de arquitectura y diseño industrial utilizan para la realización de sus proyectos. Por otra par­ te, el MCDA describe cómo se desarrolla y se explica la concreción del concepto de diseño y la  relación con el resultado del proyecto.

Como parte del planteamiento de esta investigación se declaró el problema mediante las  preguntas en las que se enfocó esta investigación. Estas preguntas buscan explicar la forma en  que las fases del MCDA —la actitud de búsqueda y exploración, el conocimiento del tema que  se va a diseñar, la verbalización como fase reflexiva, la esquematización como fase se abstrac­ ción, el desarrollo de alternativas de solución como fase para operacionalizar la búsqueda crea­ tiva, y la evaluación de dichas alternativas— son variables que explican e inciden en la concre­ ción del concepto de diseño y a su vez como éste determina y prefigura el resultado de los pro­ yectos realizados por los estudiantes de arquitectura y de diseño que participaron en eventos na­ cionales y locales en el año 2004.

El fundamento teórico­conceptual del MCDA de Cantú Hinojosa (1998), reside en la inte­ gración de la teoría del conocimiento —los enfoques cognitivos y constructivistas del aprendi­ zaje—, la teoría de la arquitectura —sus principios de composición arquitectónica consi­ derados en la trilogía vitruviana— y la teoría de las ciencias de la educación —para ser  aplicado como modelo didáctico—, éste se presenta como una aportación metodológica y di­ dáctica en la aplicación del enfoque cognitivo en la enseñanza y el aprendizaje del diseño, en  armonía con el enfoque de la educación que se centra en los procesos de aprendizaje y la cons­ trucción de conocimiento.  La característica principal de este modelo de proceso de diseño es  que favorece y estimula una fase reflexiva y creativa como parte de la didáctica misma del dise­ ño y ofrece la posibilidad de operacionalizar el pensamiento –lógico y creativo­ a través de los  componentes que fueron validados en este estudio, como factores cognitivos que determinan el  proceso de la conceptualización del diseño. Por otra parte, se entrelazan las posiciones teóricas  y los hallazgos encontrados en estudios empíricos que fortalecen las fases del MCDA, variables  en este estudio.

(4)

El propósito de este estudio fue identificar los factores cognitivos que determinan la concep­ tualización del diseño arquitectónico. Para  lo cual se propone como objetivo general de este es­ tudio la validación del MCDA de Cantú Hinojosa (1998) y como objetivos específicos de la in­ vestigación los siguientes: 

(a) Identificar –a partir de la validación del modelo­ y describir los factores cognitivos que de­ terminan la conceptualización del diseño y sus implicaciones didácticas.

(b) afirmar la sustentación y fundamentación teórico­conceptual del MCDA.

(c) confirmar la validez del MCDA mediante la aplicación de pruebas empíricas a los siguien­ tes dos objetivos operativos: 

Como objetivo operativo 1, el estudio se propuso confirmar la validez de la estructura del  modelo —del comportamiento de las fases y las relaciones entre éstas— mediante la valoración  de la bondad de ajuste con los parámetros establecidos para las medidas de calidad de ajuste ta­ les como (a) el ratio de verosimilitud de la x2 chi­cuadrada, (b) el GFI, que indica el grado de  ajuste conjunto —la semejanza entre ambas matrices—, (c) el AGFI, (d) el CFI y (e) el RM­ SEA, entre las más relevantes.

Como objetivo operativo 2, el estudio se propuso confirmar la validez de la utilidad del mo­ delo —la utilidad del modelo en función de la concreción del concepto de diseño y de los resul­ tados del proyecto que se generan a partir de la utilización del modelo— mediante la valoración  de la bondad de ajuste con los parámetros establecidos para las medidas de calidad de ajuste  mencionados.

Metodología

Se realizó una investigación empírica, cuantitativa, descriptiva, explicativa, correlacional  de dependencia y multivariante. Se utilizó la técnica estadística de los modelos de ecuaciones  estructurales (SEM) con el método de máxima verosimilitud. La técnica estadística  de los  SEM tiene como objetivo fundamental contrastar un modelo teórico sobre las relaciones entre  las variables independientes y dependientes que configuran el modelo y a su vez, examinar si­ multáneamente un conjunto de correlaciones y relaciones de dependencia entre las variables  (Hair et al., 1999).

Dado que el propósito del estudio es la validación del modelo teórico MCDA de Cantú Hi­ nojosa (1998), se utilizó la técnica estadística de los SEM en donde el MCDA es considerado el  modelo hipotetizado.

Se aplicó la técnica estadística de los SEM considerando el método de máxima verosimili­ tud. Para este proceso se recurrió al paquete estadístico AMOS —versión 5, complemento del  SPSS— (Arbuckley y Wothke, 2001). 

Población y muestra

(5)

A partir de esta población, se determinó un muestreo no probabilístico por conveniencia (Po­ lit y Hungler, 2000) conformada 515 sujetos, estudiantes de arquitectura y de diseño industrial,  de instituciones públicas y privadas, que participaron en eventos académicos nacionales y locales  –estudiantes de la UANL en ambas disciplinas­ y de ambos géneros. Los estudiantes que parti­ ciparon en los eventos nacionales en ambas disciplinas, son considerados los mejores para dise­ ñar y representaron a su institución. 

La unidad de observación fue el estudiante de arquitectura y de diseño industrial. En total, la  muestra quedó compuesta por 515 sujetos de los cuales el 76.5% son estudiantes de arquitectura  y el 23.5% de diseño industrial; el 24.5% son estudiantes que participaron en los eventos nacio­ nales y el 75.5% en eventos locales.

Instrumentos

La recolección de los datos se realizó mediante (a) un cuestionario —para las variables inde­ pendientes actitud de búsqueda y exploración (V1), conocimiento del problema (V2), reflexión­ verbalización (V3), esquematización­abstracción (V4), desarrollo de alternativas (V5) y evalua­ ción de alternativas (V6)— y para la variable dependiente concreción del concepto de diseño  (VD1) y (b) una matriz de evaluación de los proyectos para la variable dependiente resultado de  los proyectos (VD2). Ambos instrumentos fueron elaborados ex profeso para esta investigación  atendiendo a los procedimientos que se llevaron a cabo para tal fin: un análisis factorial explo­ ratorio con rotación varimax, una prueba piloto, la validez de facie, la validez de consistencia  interna y, posteriormente, antes de realizar el análisis estructural, se realizó un análisis factorial  confirmatorio (CFA) para corroborar las cargas factoriales que aportaba cada una de las decla­ raciones con las que se observó cada variable.

Análisis de los datos

Se realizaron los análisis descriptivos de cada una de las variables del estudio, en donde se  obtuvieron los valores de la media, la desviación estándar, los máximos y mínimos y el sesgo.  Se probó la hipótesis nula de normalidad en todas las variables sometiendo la muestra a la prue­ ba de Kolmogorov­Smirnov Z que se utiliza para “determinar si la diferencia entre las funcio­ nes de distribución empírica de las variables es estadísticamente significativa” (Ferrán Aranaz,  2001, p. xxix).

Como parte del análisis de las variables del estudio, se recurrió al MANOVA para determi­ nar la diferencia entre los perfiles de las medias obtenidas en cada una de las variables entre los  subgrupos. Por otra parte, para el análisis de los contrastes entre las medias en cada variable, se  utilizó el ANOVA. 

De igual manera, se realizó un análisis de las correlaciones entre las variables del estudio  para determinar si existen correlaciones significativas entre las medias obtenidas en cada una de  las variables. 

(6)

Resultados

Respecto de los valores de la media alcanzada por las variables en la muestra total (= 515),  Tabla 1, se observa que la variable reflexión­verbalización (V2) obtuvo el valor más bajo  (M =  59.07). Por el contrario, el valor más alto (M = 83.17) fue alcanzado por la variable actitud de  búsqueda y exploración (V1). Los contrastes entre las medias de las variables fueron significati­ vos en la mayoría de los subgrupos.

Por otra parte, se realizaron las pruebas estadísticas para cada una de los objetivos operati­ vos. Los resultados permitieron afirmar que existe bondad de ajuste entre el MCDA de Cantú  Hinojosa (1998) y el modelo obtenido a partir de la muestra de los estudiantes de arquitectura y  de diseño industrial en el período escolar enero­julio de 2004 —objetivo operativo 1—. Asimis­ mo se realizó la prueba de bondad de ajuste para el objetivo operativo 2, cuyos resultados per­ mitieron negar que existe bondad de ajuste entre el MCDA de Cantú Hinojosa (1998) como pre­ dictor del resultado del proyecto y el modelo obtenido a partir de la muestra de los estudiantes  de arquitectura y de diseño industrial en el período escolar enero­julio 2004, pero según lo pre­ visto en este estudio, se procedió a la modificación del modelo hipotetizado para el objetivo  operativo 2. Después de la modificación que en general consistió en simplificar el modelo, se  obtuvieron resultados aceptables de las medidas de calidad de ajuste, que permitieron afirmar  que existe bondad de ajuste entre el MCDA de Cantú Hinojosa (1998) como predictor del resul­ tado del proyecto y el modelo obtenido a partir de la muestra de los estudiantes de arquitectura  y de diseño industrial en el período escolar de enero a julio de 2004. 

Tabla 1. Valores de la media alcanzada por cada variable según los subgrupos de estudio

Variable Evento Carrera Institución Género Nacional  Local    Arq  DI Pública  Privada Fem  Masc

Actitud de búsqueda y exploración (V1) 88.06 81.58 83.16 83.18 82.57 91.14 81.22 84.66 Conocimiento del problema (V2) 77.75 73.80 75.87 71.17 74.48 78.54 75.22 74.42 Reflexión­verbalización (V3) 73.94 59.07 62.24 64.24 61.48 79.03 60.46 64.44 Esquematización­abstracción (V4) 84.12 69.46 73.87 70.37 71.88 88.47 70.06 75.34 Desarrollo de alternativas (V5)  80.82 76.61 77.11 79.36 77.21 83.33 77.42 75.13 Evaluación de las alternativas (V6) 80.28 72.08 73.14 77.18 73.34 84.02 72.73 75.13 Concreción del concepto de diseño (VD1) 84.29 72.97 74.94 78.32 75.05 84.86 73.62 77.37 Resultado de los proyectos (VD2) 55.83 69.13 64.26 71.12 66.48 57.81 68.47 63.88

(7)

Reflexión -verbalización V3 + Esquematización -abstracción V4 Desarrollo de alternativas V5 + Evaluación de alternativas V6 Concreción del concepto de diseño

VD1 Actitud de búsqueda y exploración V1 Conocimiento del problema V2

Variables latentes ( exógenas-independientes) Variable latente (endógena -dependiente)

error error error .41 .14 .30 .34 .29 .30 .37 .33 .45

R2 =.36

R2 =.62

R2 =.51

Reflexión -verbalización V3 + Esquematización -abstracción V4 Desarrollo de alternativas V5 + Evaluación de alternativas V6 Concreción del concepto de diseño

VD1 Actitud de búsqueda y exploración V1 Conocimiento del problema V2

Variables latentes ( exógenas-independientes) Variable latente (endógena -dependiente)

error error error .41 .14 .30 .34 .29 .30 .37 .33 .45

R2 =.36

R2 =.62

R2 =.51

Figura 1. Parámetros estandarizados del modelo hipotetizado modificado para el objetivo operativo 1

A partir de estos resultados, se alcanzaron los objetivos planteados en cuanto a la validez de  la estructura del modelo hipotetizado —las relaciones entre las variables— (objetivo operativo  1) y en cuanto a la validez de la utilidad del modelo —la utilidad del modelo en función de la  concreción del concepto de diseño y de los resultados que se generan a partir de la utilización  del modelo—, es decir, el impacto que el modelo tiene en el resultado del proyecto— (objetivo  operativo 2). Verbalización y abstracción V3 Desarrollo y evaluación de alternativas V4 Concreción del concepto de diseño

VD1 Actitud de búsqueda y exploración V1 Conocimiento del problem a

V2

Variables latentes (exógenas-independientes) Variable latente (endógena-dependiente)

error error error Resultado del proyecto VD2 R2 = .36

R2 = .62

R2 = .03

R2 = .51

-.23 .30 .15 .37 .14 .33 .41 .29 .34 .30 .45 Verbalización y abstracción V3 Desarrollo y evaluación de alternativas V4 Concreción del concepto de diseño

VD1 Actitud de búsqueda y exploración V1 Conocimiento del problem a

V2

Variables latentes (exógenas-independientes) Variable latente (endógena-dependiente)

error error error Resultado del proyecto VD2 R2 = .36

R2 = .62

R2 = .03

R2 = .51

(8)

Discusión

Del conjunto de las variables observadas

La muestra con la que se realizó este estudio tiene la característica de ser heterogénea, dado  que en ella hay estudiantes de arquitectura, de diseño industrial, de instituciones educativas pri­ vadas y públicas, de instituciones en el nivel nacional y local, de género masculino y femenino  y de los semestres 8º, 9º, y 10º principalmente. Aun con la heterogeneidad que presenta la  muestra, la distribución normal en cada una de las variables del estudio fue significativa, según  la prueba de Koolmogorov­Smirnov Z.

Del conjunto de las variables observadas en la muestra se destaca que los valores mayores de  la media alcanzada fue en la variable actitud de búsqueda y exploración (V1) seguida por la va­ riable desarrollo de alternativas (V6) en todos los subgrupos (ver Tabla 4). Por el contrario, los  valores más bajos de la media alcanzada se observaron mayormente en la reflexión­verbaliza­ ción (V3) y en segundo lugar para la variable resultado de los proyectos (VD2). Esto indica que  los estudiantes de arquitectura y diseño que participaron en el estudio tienen un buen nivel de  actitud de búsqueda y de exploración (V1), que se refleja en el desarrollo de alternativas (V6)  que buscan producir cuando los estudiantes están 

diseñando. Estos valores son importantes en la formación profesional y especialmente en la  disciplina del diseño como acto creativo. Por otra parte, los índices más bajos se observaron en  la variable reflexión­verbalización (V3), lo que refleja en términos generales una carencia en el  aspecto reflexivo y verbal. Dado que esta fase está apoyada en el razonamiento deductivo como  parte de la lógica formal, en este proceso de expresar verbalmente, los pensamientos van adqui­ riendo su forma precisa, los pensamientos que están en proceso de elaboración se concretizan y  se van definiendo al expresarse. Verbalizar es clarificar, afinar y definir (Rodríguez, 1997). El  hecho de que los pensamientos se traduzcan en palabras los aclara, los perfecciona y los define.  Este ejercicio de verbalizar ayuda a definir las intenciones y/o premisas de diseño y, finalmente,  el concepto de diseño de cada proyecto.

Por otra parte, la variable resultado del proyecto (VD2) obtuvo valores casi tan bajos como la  reflexión­verbalización (V3). Al respecto cabe señalar que una de las limitaciones al observar y  medir esta variable fue la diversidad que se presentó en los valores que los evaluadores dictami­ naron al evaluar el resultado de cada uno de los proyectos, ya que algunos no siguieron sistemá­ ticamente la matriz de evaluación que se les proporcionó para realizar esta tarea. Al respecto  subyace una diversidad de criterios de evaluación probablemente motivados por las distintas re­ giones que representaban —instituciones educativas distintas— o probablemente exista un de­ sacuerdo o desconocimiento de los conceptos presentados en los indicadores propuestos en la  matriz de evaluación o, probablemente, un cierto rechazo al hecho de sistematizar la evaluación  del resultado de un proyecto, dado que es frecuente que algunos docentes evalúen y “enseñen”  el diseño con criterios altamente subjetivos, considerando la idea de que el diseño es un “salto  al vacío”, un acto creativo difícil de ser sistematizado, explicado y observado y por lo tanto eva­ luado, presentándose este fenómeno en muchos de los casos y en diferentes instituciones de en­ señanza de la arquitectura y el diseño en México.

De las variables observadas en los subgrupos

(9)

Respecto de los subgrupos determinados por el alcance del evento  —nacional o local—, los  estudiantes de la muestra nacional presentaron en todas las variables —excepto en la de resulta­ do del proyecto (VD2)— valores significativamente más altos que los estudiantes de la muestra  local —UANL—. Esto era de esperarse, ya que los estudiantes de los eventos nacionales de ar­ quitectura y de diseño industrial eran considerados los mejores estudiantes de diseño en sus ins­ tituciones de procedencia. Cabe destacar el valor alcanzado en la variable concreción del con­ cepto de diseño (VD1), que fue más alto en los estudiantes que participaron de los eventos na­ cionales. Este hallazgo permite inferir que los que son considerados mejores estudiantes de di­ seño consideran a la fase de conceptualizar como parte del proceso de diseño en mayor medida  que el resto de la muestra.

Los subgrupos por carrera —arquitectura y diseño industrial— mostraron valores muy simi­ lares en las variables del estudio. Sin embargo, los estudiantes de arquitectura obtuvieron valo­ res significativamente más altos en las medias en las variables conocimiento del problema (V2)  y esquematización­abstracción (V4). Por el contrario, los estudiantes de diseño industrial obtu­ vieron valores significativamente más altos en las medias en las variables evaluación de las al­ ternativas (V6), concreción del concepto de diseño (VD1) y resultado de los proyectos (VD2).  En estas diferencias se puede observar que, mientras que los estudiantes de arquitectura obtie­ nen valores mayores en fases iniciales del proceso de diseño, los estudiantes de diseño indus­ trial obtienen valores mayores en las fases finales del proceso de diseño considerando las fases  del MCDA. Al respecto se puede inferir que los estudiantes de diseño industrial emplean más  las fases del MCDA durante el proceso de diseño, es decir, profundizan más en cada una de los  componentes del MCDA que se demuestra en la evidencia empírica. Esto podría atribuirse a  que en esta disciplina, el proceso de diseño es utilizado deliberadamente, y se hace énfasis en  los aspectos de verbalización y esquematización como base para el desarrollo de alternativas y  la evaluación de éstas –fases finales del MCDA– contribuyendo al desarrollo y la concreción  del concepto de diseño así como al resultado del proyecto.

En las demás variables no se observaron diferencias significativas en los valores de las me­ dias, lo que permite afirmar la similitud en las características del aprendizaje del diseño entre  las dos disciplinas.

(10)

No se observaron diferencias significativas de puntuación en la variable conocimiento del  problema (V2) entre las instituciones públicas y privadas, lo que permite deducir que la manera  en que se abordan los problemas de diseño en relación con el conocimiento de todos los aspec­ tos inherentes al proyecto es similar en las instituciones involucradas. 

De los análisis de las correlaciones entre las variables 

A continuación se discuten de manera general los resultados de los valores de las correlacio­ nes entre las variables que presentaron los subgrupos. 

Iniciando con el análisis de las correlaciones de la muestra total se observa que todas las va­ riables   mostraron   correlación   significativa,   excepto   la   variable   resultado   de   los   proyectos  (VD2), que no correlacionó con las variables V1, V2, V5 y V6, pero lo hizo, aunque de manera  negativa, con las variables reflexión­verbalización (V3) —que fue la que alcanzó el valor más  bajo de la media en la muestra total— y esquematización­abstracción (V4) que fue la segunda  de valor menor. De acuerdo con el sustento teórico, ambas variables son interdependientes, es  decir, verbalizar y esquematizar constituyen una unidad, pues se esquematiza lo que se verbali­ za y se verbaliza lo que se representa en las imágenes mentales —representación— (Román Pé­ rez y Diéz López, 2000).

Respecto de las correlaciones que se presentaron entre las variables en los subgrupos se des­ taca lo siguiente:

En todos los análisis se observan correlaciones significativas entre todas las variables que re­ presentan el MCDA de Cantú Hinojosa, es decir, las variables V1, V2, V3, V4, V5, V6 y VD1.  Probablemente este resultado obedezca a que estas variables fueron observadas en un mismo  instrumento en donde cada estudiante contestó según su apreciación y señaló en qué medida es­ taba presente cada variable —fases del modelo— en el desarrollo de sus proyectos arquitectóni­ cos o de diseño industrial. Sin embargo, considerando que dicho instrumento fue revisado en la  validez del contenido de cada uno de sus constructos y corroborado con los análisis factorial ex­ ploratorio —inicialmente— y confirmatorio —posteriormente— con atención a las cargas facto­ riales que aportaban cada una de las declaraciones a cada variable latente, así como con los ín­ dices de consistencia interna alpha, estos resultados respaldan la consistencia interna en la es­ tructura interna del MCDA en cuanto a la relación entre los componentes —fases del modelo —.

Considerando la heterogeneidad de la muestra —que de todos modos mostró una distribu­ ción normal en los valores de las variables del estudio— se confirma el resultado teóricamente  esperado de que las variables tendrían una correlación significativa con la variable concreción  del concepto de diseño (VD1). 

(11)

se presentó en la evaluación del resultado del proyecto (VD2) fueron las diferencias de criterios  de evaluación que consideraron algunos evaluadores. 

Llama la atención que la variable conocimiento del problema (V2) y la variable desarrollo  de alternativas (V5) no correlacionaron en ninguno de los subgrupos con la variable resultado  del proyecto (VD2), excepto en el subgrupo de los estudiantes que participaron en los eventos  locales —UANL— de ambas carreras.  Esta situación se puede explicar a partir de la indepen­ dencia que representan ambas variables respecto del resultado del proyecto (VD2); es decir, un  buen conocimiento del problema es fundamental para iniciar el acto de diseñar. Sin embargo si  no se logra transferir este conocimiento mediante las fases que operativizan el pensamiento — fases posteriores—, no llega a ser un insumo para la acción creativa y posteriormente para el re­ sultado del proyecto. Por otra parte, el estudiante de arquitectura y de diseño industrial puede  llegar a desarrollar muchas y muy buenas alternativas; sin embargo, si éstas no son analizadas y  evaluadas para rescatar de cada una lo mejor, este esfuerzo podría no orientarse a tomar la me­ jor decisión para la concreción del concepto de diseño, llegando a ser un esfuerzo que no se ca­ pitalice en función del resultado del proyecto. 

De los resultados de las pruebas de bondad de ajuste

Los resultados hasta ahora analizados permiten tener una base para iniciar una discusión de  aquellos que permitieron confirmar la validez del modelo mediante la aplicación de pruebas  empíricas a los dos objetivos operativos de la investigación.

Objetivo operativo 1

Mediante el objetivo operativo 1 se afirma que existe bondad de ajuste entre el MCDA de  Cantú Hinojosa (1998) y el modelo obtenido a partir de la muestra de los estudiantes de arqui­ tectura y de diseño industrial en el período escolar enero­julio de 2004. Fue probada la plausibi­ lidad del modelo hipotetizado —MCDA—, es decir, se alcanzó el objetivo de validar su estruc­ tura interna, en donde se observa lo siguiente: los coeficientes de regresión que mostraron los  valores mayores afirman la estructura interna de las fases del MCDA (ver Figura 4).  En segui­ da se amplía esta afirmación.

La variable actitud de búsqueda y exploración (V1) es la que tiene un efecto mayor (r = .31)  sobre la variable reflexión­verbalización (V3). La variable reflexión­verbalización (V3) es la  que tiene un efecto mayor (r = .43) sobre la variable esquematización­abstracción (V4). En este  sentido se justifica empíricamente —no sólo teóricamente como se había mencionado en el ca­ pítulo dos— la conjunción de éstas por el impacto que presenta la variable reflexión­verbaliza­ ción (V3) sobre la variable esquematización­abstracción (V4) en la modificación del modelo  hipotetizado para los objetivos operativos 1 y  2.

(12)

estas variables por el impacto que presenta la (V5) sobre (V6) en la modificación del modelo  hipotetizado para los objetivos operativos 1 y 2.

Por otra parte, las variables evaluación de las alternativas (V6) (= .29) y reflexión­verbali­ zación (V3) (= .26) son las que mostraron mayor impacto sobre la variable concreción del  concepto (VD1), hallazgo muy importante para afirmar la consistencia de la estructura del mo­ delo, especialmente tomando en cuenta que la evaluación de las alternativas es un proceso que  es consecuencia de los anteriores.

Considerando la justificación teórica y metodológica de la conjunción de las variables V3­ V4 y V5­V6, la modificación realizada a los modelos hipotetizados de ambos objetivos operati­ vos es aceptable, ya que permitió alcanzar medidas de calidad de ajuste conjunto con los índices  que alcanzaron los parámetros establecidos.

Llama la atención el impacto que mostró la variable conocimiento del problema (V2) sobre  las variables V3­V4 y V5­V6, que en ningún caso fue el mayor recibido por dichas variables,  por lo que se puede inferir que el conocimiento del problema es importante, pero si se cuenta  con éste y no se concretiza mediante las otras fases para operativizar el pensamiento y la creati­ vidad, será un conocimiento que no logra su aplicación en el objeto de diseño, mismo que se  manifiesta en la utilidad y funcionalidad del objeto de diseño. En la arquitectura y el diseño in­ dustrial, la utilidad del objeto de diseño tiene que ver con la función que éste tiene con respecto  al usuario. Un objeto de diseño siempre tiene una utilidad, porque de otra manera estaría fuera  de la disciplina, probablemente perteneciendo al género escultórico en donde su utilidad no es  pragmática sino solo estética.

Objetivo operativo 2

Mediante el objetivo operativo 2 se negó que exista bondad de ajuste entre el MCDA de Can­ tú Hinojosa (1998) como predictor del resultado del proyecto y el modelo obtenido a partir de la  muestra de los estudiantes de arquitectura y de diseño industrial en el período escolar enero­ju­ lio de 2004. Inicialmente se negó que exista bondad de ajuste debido especialmente a que la va­ riable concreción del concepto de diseño (VD1) en relación con la variable resultado de los pro­ yectos (VD2) obtuvo un valor en el coeficiente de regresión  de ­.03, que mostró no ser signi­ ficativo. El coeficiente de determinación R2 fue de .00, lo que hace que la variable concreción  del concepto de diseño (VD1) no pueda explicar la varianza de la variable resultado del proyec­ to (VD2). 

(13)

Conclusiones

A continuación se enuncian las conclusiones del estudio que han sido agrupadas de la  siguiente manera: (a) identificación y descripción de los factores cognitivos que determinan la  conceptualización del diseño;  (b) conclusiones a partir de las inferencias desde el punto de vis­ ta teórico­conceptual y (c) conclusiones a partir de los resultados y los hallazgos que surgen de  las pruebas empíricas.

a) FACTORES COGNITIVOS QUE DETERMINAN LA CONCEPTUALIZACIÓN DEL DI­ SEÑO

Mediante la metodología de investigación utilizada para este estudio, la de modelos de ecua­ ciones estructurales (SEM), se pudo determinar que existe bondad de ajuste entre el MCDA de  Cantú Hinojosa (1998) y el modelo obtenido a partir de la muestra, obteniendo valores acepta­ bles de acuerdo con los índices establecidos para las medidas de calidad de ajuste. Una versión  simplificada de la estructura del modelo logró mejorar tales medidas. Estos  resultados permi­ ten afirmar que los factores cognitivos que determinan –en mayor o menor medida– el proceso  de la conceptualización del diseño y la relación con el resultado del proyecto realizado por los  estudiantes son: la actitud búsqueda y exploración (V1), el conocimiento del problema (V2), la  reflexión­verbalización (V3), la esquematización­abstracción (V4), el desarrollo de alternativas  (V5) y la evaluación de las alternativas (V6) –componentes del modelo MCDA–.  Por otra par­ te, considerando que el MCDA está fundamentado en la integración de las teorías cognoscitivas  y la teoría de la arquitectura, éste se presenta como una aportación metodológica y didáctica en  la aplicación del enfoque cognitivo en la enseñanza y el aprendizaje del diseño, en armonía con  el enfoque de la educación que se centra en los procesos de aprendizaje y la construcción de co­ nocimiento.  La característica principal de este modelo de proceso de diseño es que favorece y  estimula una fase reflexiva y creativa como parte de la didáctica misma del diseño y ofrece la  posibilidad de operacionalizar el pensamiento –lógico y creativo­ a través de los componentes  que fueron validados en este estudio, como factores cognitivos que determinan el proceso de la  conceptualización del diseño. 

b) CONCLUSIONES DESDE EL FUNDAMENTO TEÓRICO­CONCEPTUAL

1.  Considerando que el MCDA está fundamentado en la integración de la teoría del conoci­ miento —los enfoques cognitivos y constructivistas del aprendizaje—, la teoría de la arqui­ tectura —sus principios de composición arquitectónica considerados en la trilogía vi­ truviana— y la teoría de las ciencias de la educación —para ser aplicado como modelo  didáctico—, éste se presenta como una aportación metodológica y didáctica en la aplicación  del enfoque cognitivo en la enseñanza y el aprendizaje del diseño, en armonía con el enfoque  de la educación que se centra en los procesos de aprendizaje y la construcción de conoci­ miento.  En este sentido, los factores cognitivos que determinan el proceso de conceptualiza­ ción del diseño arquitectónico son aquellos que forman parte de la estructura del MCDA, es  decir,  sus componentes.

(14)

nente considerar como parte del proceso de diseño una fase de esquematización­abstracción  para estimular el desarrollo de las habilidades de abstracción gráfica, apoyado en la fase pre­ via de verbalización, como inicio de la operacionalización de la cognición creativa durante  el proceso de diseño.

3.  Apoyado en el enfoque cognitivo y constructivista del aprendizaje, la didáctica del diseño  como proceso creativo se presenta como un proceso constructivo que lleva al aprendizaje,  para lo cual el profesor necesita poseer una formación integral y un entrenamiento que le  permita ejercer un rol de facilitador y propiciador de un auto­descubrimiento por parte del  estudiante y por lo tanto de la acción creadora.

4.  Al considerar que la creatividad como el producto de conjuntar armónicamente las habilida­ des del pensamiento lógico y creativo, la creática o la pedagogía de la creatividad se presen­ ta como un elemento integrador en la educación del diseño, basado en el enfoque centrado  en el proceso de aprendizaje y la construcción del conocimiento, concretamente en el enfo­ que cognitivo. Es integrador porque busca armonizar el desempeño de las capacidades cog­ nitivas emanadas de los dos hemisferios cerebrales, en coincidencia con el proceso de diseño  que involucra armónicamente los procesos racionales de la “caja de cristal” con los intuiti­ vos­perceptivos de “la caja negra”. 

Por otra parte educar en la creatividad conlleva educar hacia un desarrollo de la motivación  y la actitud hacia la búsqueda y la exploración de mejores soluciones a los problemas en gene­ ral. Educar en la creatividad es educar fomentando la apertura hacia el cambio, colaborando en  la formación de personas abiertas y capacitadas en la originalidad, flexibilidad, visión futura,  iniciativa, confianza, personas preparadas para afrontar obstáculos y problemas que van enfren­ tando a lo largo de la vida, contribuyendo no sólo a formar profesionistas, sino a formar “perso­ nas con una profesión”.

c)  CONCLUSIONES DESDE LOS RESULTADOS Y LOS HALLAZGOS DE LAS PRUE­ BAS EMPÍRICAS

Mediante la metodología de investigación utilizada para este estudio, la de modelos de ecua­ ciones estructurales (SEM), se pudo determinar que existe bondad de ajuste entre el MCDA de  Cantú Hinojosa (1998) y el modelo obtenido a partir de la muestra, obteniendo valores acepta­ bles de acuerdo con los índices establecidos para las medidas de calidad de ajuste. Estos  resul­ tados permiten afirmar que los factores cognitivos que determinan –en mayor o menor medida–  el proceso de la conceptualización del diseño y la relación con el resultado del proyecto realiza­ do por los estudiantes son: la actitud búsqueda y exploración (V1), el conocimiento del proble­ ma (V2), la reflexión­verbalización (V3), la esquematización­abstracción (V4), el desarrollo de  alternativas (V5) y la evaluación de las alternativas (V6) –componentes del modelo MCDA–. 

 

(15)

los factores cognitivos que determinan la conceptualización del diseño, según la validación  del MCDA de Cantú Hinojosa (1998), ya que esta validación se realizó en tres aspectos: en  cuanto al aspecto teórico­conceptual, a la estructura —relación entre las fases del modelo—  y a la utilidad del modelo— de acuerdo con los resultados, producto de la utilización del  modelo—, según lo establecido en la metodología utilizada para este estudio.

6.  De acuerdo con los resultados de las pruebas empíricas (objetivo operativo 1 y 2) se espera  que aquellos estudiantes o profesionales de la arquitectura y del diseño que realizan más es­ quematización–abstracción y desarrollen alternativas, especialmente aquellos que poseen su­ ficiente actitud de búsqueda y exploración, fueron los que obtuvieron valores altos en la va­ riable concreción del concepto (VD1), es decir, son aquellos estudiantes que tienen mayores  posibilidades de desarrollar su capacidad de conceptualización y por lo tanto pueden llegar a  conceptualizar mejor sus diseños y tengan mayor posibilidad de obtener mejores resultados  en los proyectos. 

7.  Por otra parte, también de acuerdo con los resultados de las pruebas empíricas, se espera que  aquellos estudiantes o profesionales de la arquitectura y del diseño que realicen una reflexión  y verbalización pobre muestren resultados deficientes o poco aceptables en el desarrollo de  la conceptualización del diseño y probablemente en los resultados del proyecto.

8.  Dado que el  concepto de diseño –producto de la conceptualización del diseño– es el que  orienta, organiza y dirige el proyecto arquitectónico hasta su realización final, se puede infe­ rir –desde los resultados obtenidos en este estudio– que el desarrollo de un concepto de dise­ ño mediante la inclusión de la fase de conceptualización –fase del proceso de diseño en don­ de se aplica más la creatividad y el pensamiento creativo en sus diferentes modalidades–  puede formar parte de la metodología del diseño y por lo tanto del proyecto y, de esta mane­ ra, responder a la carencia que han presentado los métodos en la fase creativa.

Definir o concretar el concepto de diseño para cada proyecto es empezar a definir el proyecto  final, tanto en la práctica profesional como en el ejercicio didáctico. En este sentido el con­ cepto de diseño adquiere una aplicación práctica, y por lo tanto se presenta como un servicio  profesional que se puede ofrecer con al posibilidad de ser remunerado profesionalmente. 9.  En los aspectos metodológicos y didácticos del diseño, el MCDA es un modelo en el que se 

pueden identificar las fases y los impactos en la secuencia individual de cada uno de los  componentes —factores—, además de aquellas que por su sustento teórico puedan estar inte­ gradas manifestando una unidad, como lo son los factores Reflexión­verbalización y Esque­ matización­abstracción; y Desarrollo de alternativas y Evaluación de alternativas.

Después de describir los hallazgos obtenidos por este estudio se pueden inferir algunas im­ plicaciones —metodológicas y didácticas—  que tienen que ver con el proceso de enseñanza y  aprendizaje de la arquitectura y el diseño y con el diseño curricular de los programas educativos  de estas disciplinas.

Referencias

Arbuckle, James y Wothke, Werner. (2001). Amos 4.0 User´s guide. Chicago: Smallwaters.

(16)

diseño. Tesis de Maestría, Universidad Autónoma de Nuevo León, Monterrey, Nuevo León, México.  Catena, Andrés; Ramos, Manuel y Trujillo, Humberto. (2003). Análisis multivariado: un manual para 

investigadores. Madrid: Biblioteca Nueva. 

Echenique, M. (1963). Models: A discussion. Cambridge, UK: University of Cambridge.

Findeli, Alian. (2001). Rethinking design education for the 21st century: Theoretical, methodological,  and ethical discussion. Design Issues, 17(1), 5­13.

Fritsche,  Niels­Christian. (2002). Zeichnen können oder Darstellen lernen? Wissenschaftliche  Zeitschrift der Technischen Universtät Dresden, 51(6), 77­81.

Hair, Joseph; Anderson, Rolph; Tatham, Ronald y Black, William. (1999). Análisis multivariante. 

Madrid: Prentice Hall.

Jones, C. y Broadbent, G. (1968). El simposio Portsmouth: problemas de la metodología  del diseño  arquitectónico. Buenos Aires: EUDEBA.

Kauppinen, Heta. (1989). Teaching about architecture. Journal of Art and Design Education, 8(1), 15­ 22. 

Lawrence, Attila. (2000). Changing architectural practice paradigms and their implications for  professional education. Journal of Architectural and Planning Research, 17(3), 196­205.

Mabardi, Jean F. (2002). The analogical phases of architectural design In studio teaching. Research in  Design Education, 1, 93­102. 

Martínez Beltrán, José M. (1976). Pedagogía de la creatividad: la creática como problema educativo. 

Madrid: Bruño.

Miller, Sam F. (1995). Design process. New York: John Wiley.

Polit, Denise y Hungler, Bernardette. (2000). Investigación científica en ciencias de la salud (6ª ed.).  México: McGraw­Hill.

(17)

APÉNDICE 1 Método de diseño ILCH (Cantú Hinojosa, 1998) Método de Diseño Arquitectónico ESTRUCTURA GENERAL M ét od o d e d is eñ o   A rq ui te ct ón ic o I L C H Te m a I   PLANTEAMIENTO DEL PROYECTO 1.Definición 2.Justificación 3.Análisis de antecedentes de solución 4.Marco de referencia actual, (local, nacional....) R ec op ila ci ón  d e  In fo rm ac ió n II   RECOPILACIÓN DE INFORMACIÓN 5.Información específica: 1. Datos del usuario 2. Características del medio físico 6.Información normativa: 6.1)   Reglamentos 6.2)   Criterios Técnicos­Constructivos 6.3)   Criterios Técnicos­Funcionales Pr e­ D is eñ o III   ANÁLISIS DE LA INFORMACIÓN 7.Programa de necesidades 8.Programa Arquitectónico, general y particular 9.Diagramas de Relaciones, general y particular 10.Estudio de áreas (análisis) 11.Análisis del sitio y el terreno 12.Análisis del edificio respecto emplazamiento (al sitio y al terreno) P ro ce so  d e  D is eñ o IV   SÍNTESIS DEL PROYECTO          Fase reflexiva, conceptual y creativa 13.Estudio Conceptual (Modelo para la conceptualización del diseño arquitectónico, MCDA) 14.Alternativas de solución 1.1. Desarrollo 1.2. Evaluación 1.3. Conclusión 15.Anteproyecto 16.Proyecto Ejecutivo Po st ­D is eñ o V    MEMORIA DESCRIPTIVA 17.Descripción Arquitectónica y constructiva del Proyecto (Memoria) 17.1) Descripción Arquitectónica 17.2) Descripción Constructiva          Bibliografía          Anexos

         Figura 3.  Estructura general del modelo de Método de Diseño ILCH (1998), 

(18)

Modelo para la Conceptualización del Diseño Arquitectónico (MCDA) de Cantú Hinojosa, (2004)

Figura 3.  Estructura del Modelo para la Conceptualización del Diseño Arquitectónico (MCDA) de Cantú Hinojosa (1998 y 2004).

1. Ac titud de búsque da y exploración

2. C onocim iento del problem a

3. R eflexión -verbalización

4. E squem a tizació n -abstra cción

5. D esarrollo de alternativas

6. E valuación de a lternativas

R

et

ro

al

im

en

ta

ci

ón

P royecto 7. C oncreción del

conc epto de diseño 1. Ac titud de búsque da

y exploración

2. C onocim iento del problem a

3. R eflexión -verbalización

4. E squem a tizació n -abstra cción

5. D esarrollo de alternativas

6. E valuación de a lternativas

R

et

ro

al

im

en

ta

ci

ón

P royecto 7. C oncreción del

(19)
(20)

VD2 (Variable dependiente): Resultado del  proyecto  

(21)

Usted es libre de:

• copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra

Bajo las condiciones siguientes:

Reconocimiento. Debe reconocer los créditos de la obra de la manera

especificada por el autor o el licenciador*.

No comercial. No puede utilizar esta obra para fines comerciales.

Sin obras derivadas. No se puede alterar, transformar o generar una

obra derivada a partir de esta obra.

Al reutilizar o distribuir la obra, tiene que dejar bien claro los términos de la licencia de esta obra.

Alguna de estas condiciones puede no aplicarse si se obtiene el permiso del titular de los derechos de autor.

Los derechos derivados de usos legítimos u otras limitaciones reconocidas por ley no se ven afectados por lo anterior.

Esto es un resumen fácilmente legible del texto legal, la licencia completa la encontrará en:

Figure

Actualización...