La información que ha continuación se presenta se ha generado en su mayoría como

22 

Texto completo

(1)

Casa

abwta

al tiempo

U N I V E R S I D A D A U T O N O M A M E T R O P O L O I T A N A

u

N IDAD I ZTAPALAPA

DiuisxSn de Ciencias Z i o A y i c a s y de fa Csafud

Dyarfanzedo de Xi&otLohy/a

7eszi quepresenta ef afumno:

%&6e

.%-ras J T a r c o % t o n i b

(2)

El propósito básico de la evaluación de los parámetros poblacionales de peces, es la explotación y planeación óptima de estos recursos acuáticos. Entre los parámetros que por lo general se involucran en esta clase de estudio se consideran: crecimiento, mortalidad, reproducción, consumo de alimento, que el reclutamiento, entre las que destaca (Sparre y Venema, 1991) La biomasa se refiere a la cantidad de materia viva existente por unidad de volumen o por unidad de superficie, la cual puede expresarse en peso fresco y (Margalef, 1983). Que define la condición de equilibrio del sistema cuando la biomasa promedio para cada especie no sufre cambios drásticos (Polovina, 1985).

En cuanto a la mortalidad, esta se encuentra ligada al ambiente; se relaciona

adicionalmente con la depredación, las enfermedades, el estresamiento del desove, la inanición y la vejez; así como con la pesca. Las mismas especies pueden tener

diferentes tasas de mortalidad natural en distintas áreas dependiendo de la densidad de los depredadores y los competidores, cuya abundancia se ve influenciada por los eventos dentro del ambiente. La mortalidad natural también debe estar ligada a la longitud máxima (Loo), o al peso máximo de las especies (W,), puesto que los peces grandes tienen menos depredadores que los peces pequeños (Sparre y Venema, 1991)

El número de integrantes de cada clase anual (Nt), va disminuyendo por efecto de la mortalidad a medida que la clase anual aumenta de edad (t). Pero al mismo tiempo, el tamaño o peso promedio de cada individuo (Wt) aumenta, logrando así superar por algún tiempo las pérdidas de peso que se producen en la clase anual por efecto de la mortalidad (Csirke, 1989).

Frecuentemente, la tasa del consumo de alimento está relacionada con la depredación que conecta a los grupos en un sistema, lo cual es importante para el entendimiento de la dinámica de los ecosistemas (Christensen y Pauly, 1993). Sin embargo, el conocimiento de la proporción a la cual ocurre, involucra el número de veces que una población

consume su propio peso en un periodo dado y que se simboliza como Q/B (Pauly, et al., 1 993).

Los métodos propuestos para estimar la ración diaria (Rd) del consumo alimenticio por unidad de biomasa (Q/B); se asocian con datos que en ocasiones no son fácilmente

obtenibles. Los modelos empíricos para la predicción de Q/B, se efectúan por medio de las características morfométricas fácilmente cuantificables tales como la relación del

área/altura caudal y consideran los diferentes niveles metabólicos de los peces (Jarre, et

al. 1991).

ANTECEDENTES

(3)

Otros estudios han obtenido algunos datos característicos de las poblaciones icticas, de diversos ambientes lacustres como son: el de Arandivan (1993) y Kolding (1 993).

En otro sentido, para el lago Huayamilpas, existen pocos estudios; sin embargo, el Departamento del Distrito Federal y la Dirección General de Construcción y Obras Hidráulicas, en 1984, realizaron un estudio donde se reporta la problemática socioambiental y su repercusión en la calidad del agua fuente de abastecimiento del Lago Huayamilpas, donde resaltan una gran cantidad de sólidos en suspensión, materia orgánica y la presencia de organismos patógenos, pequeñas cantidades de metales

pesados, así como de contaminación de acuífero por la disposición inadecuada de las aguas residuales domésticas.

Márquez, et al., (1992), realizaron con el apoyo del laboratorio de Hidroecología de la

UAM-I y de la Delegación Coyoacán, DDF un diagnóstico ecológico preliminar donde destacan aspectos geológicos morfométricos, fisico-químicos del agua, detergentes, bacterias, además de un reconocimiento faunistic0 de especies que habitan en el lago y sus alrededores.

Recientemente, Marquéz-Garcia, et a/. (1995), llevó a cabo el Diagnóstico sobre la Mortandad de peces ocurrida el 18 de mayo de 1995 en el Lago del Parque Ecológico de Huayamilpas, donde se señala, que la mortandad de

los

peces se debió a condiciones de anoxia producidas por la mayor demanda de oxígeno por

los

peces, en contraste con la que el propio ecosistema podría proporcionar. Los factores que desencadenaron este proceso fueron: un gran abatimiento en el nivel de la columna de agua, y la existencia de altas cantidades de materia orgánica en el sistema; además de que en el ecosistema se encontraba una biomasa de carpa común Cyprinus carpio, que superaba las tres toneladas.

A la par de abatimiento del nivel del agua, la disminución en la concentración de oxígeno y el mayor número de peces por volumen, se dio un consecuente aumento de amonio derivado del metabolismo propio de los peces, que junto con los altos valores de pH, contribuyó al incremento de toxicidad del amonio, hecho que de manera sinergénica también contribuyó a la mortalidad anteriormente mencionada.

Como consecuencia de dicho diagnóstico, la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Iztapalapa, firmó un convenio de colaboración con el Departamento del Distrito Federal, Delegación Coyoacán, enfocado a la diagnosis limnológica y a la recuperación ecológica del lago (Márquez, et al., 1996).

ÁREA DE ESTUDIO

La

información que ha continuación se presenta se ha generado en su mayoría como parte de los resultados que se han obtenido del Diagnóstico del ambiente del Lago de Huayamilpas realizado por Marquéz et a/. (1996):

Localización

(4)

Colonia Ajusco-Huayamilpas (fig.1);

está situado al noreste de la región volcánica denominada Pedregal de San Angel, con latitud norte de 19" 19' 24.9" y una longitud oeste 99" 08' 56.04"; La altitud corresponde a 2

290

msnm, dentro de la jurisdicción de la Delegación Coyoacán, se encuentra en el parque Ecológico, Deportivo y Recreativo

Huayamilpas, en Av. Rey Netzahualcoyolt, esquina con la calle Yaquis, Colonia Huayamilpas, Delegación Coyoacán, por tanto es un lago urbano de dimensión pequeña o microembalse de aproximadamente una Ha. (Bernacsek 1984), sistema resultado de la inundación de una cantera de roca, en el momento que por su explotación, llegó al nivel freático. Los flancos noroeste y suroeste están constituidos por los bordes de la cantera basáltica ya citada; el resto de la ribera es un bordo artificial de arena principalmente, en el que está sembrada una barrera de eucaliptos, Eucalyptus globosus.

99 h.00"

FIGURA I. LOCALIZACION DEL LAGO HUAYAMILPAS

Clima

Los datos meteorológicos más cercanos al lago Huayamilpas, corresponden a la estación meteorológica de Coyoacan y reportan una precipitación máxima mensual de 187 mm, y

500 y 800 mm de precipitación anual. Con relación a la evaporación mensual, se cuenta con un registro mensual de 198 mm; entre Coyoacán y Xochimilco se registra un valor anual de 1900 mm que se puede relacionar con una isla de calor en la zona de los Pedregales. La zona de estudio presenta una temperatura media de 15 OC. En general la ciudad de México presenta un valor promedio de 21 OC.

De acuerdo con la clasificación de Koppen, el clima para la ciudad de México se clasifica como Subhúmedo Templado con lluvias en verano CWI, y en particular para la esta zona, localizada al suroeste, como templado subhúmedo y semifrío subhúmedo (Rivera 1996).

(5)

Suministro de agua y balance hidrológico

La fuente de alimentación del lago, es el agua proporcionada principalmente por el

afloramiento del nivel freático en la zona rocosa de la ribera sur, y que esta compuesta por lo menos de dos coladas de basalto muy fracturado por donde fluye principalmente el agua infiltrada de la Sierra Chichinautzin, de la región del Ajusco y del volcán Xitle. Además en época de lluvias se llega a notar claramente tres manantiales en la ribera oeste, cuyo aporte o caudal es muy variable y se asocia a la intensidad de las lluvias que se abaten en las partes altas.

Por otro lado, el sistema recibe un suministro variable de agua, de aproximadamente 1 It. Por minuto, aportado de otro manantial localizado a cuatro cuadras al norte, la operación requiere de bombeo, que se realiza cuando hay excedentes en el cárcamo de bombeo o

por la puesta en funcionamiento de la cascada artificial del lago.

El balance hidrológico presenta dos períodos importantes: el primero corresponde al

estiaje, de enero a abril cuando el lago pierde el 80% del volumen del agua por filtración y evaporación. El segundo, se presenta desde junio hasta septiembre dónde aumento el nivel del agua, hasta alcanzar su máximo en septiembre. A partir de este mes, el nivel desciende hasta abril-mayo, cuando se presentan las primeras lluvias.

Morfometría y Batimetría

La forma y la dimensión del Lago Huayamilpas, está referido a su máximo embalse, en época de lluvias, con una profundidad máxima de 3.8 m, situada al oriente del lago. Otras áreas profundas se localizan al sur y suroeste del lago; relacionadas con la pendiente abrupta del cantil rocoso producto de la excavación. Aproximadamente al centro del lago se encuentra un bajo en forma de isla y existen otros dos más en forma de penínsulas, en la ribera norte cuando desciende lo suficiente el nivel del agua. Con excepción de las áreas anteriores el resto del plato lacustre es plano, siendo interrumpido por materiales anomalós, como el cascajo. (Cuadro 1).

(6)

Vegetación terrestre

Los reportes de vegetación terrestre natural más cercanos al área de estudio, son los del Pedregal de San Angel, realizados por Rzedowsky (1954 y 1979), en esta zona se encuentran aproximadamente 350 especies en 61 familias de fanerógamas:

Acanthaceae, Amaranthaceae, Amaryllidaceae, Anacardiceae, Bromeliaceae, Cactaceae, Caryophyllaceae, Chenopodiaceae, Commelinaceae, Compositae, Convolvulaceae,

Cruciferae, Cyperaceae, Euphorbiaceae, Gramineae, Labiatae, Leguminosae, Liliaceae, Loganiaceae, Malvaceae, Orchidaceae, Papaveraceae, Plantaginaceae,

Plumbaginaceae, Polygonaceae, Portulacaceae, Solanaceae, Umbelliferae, entre otras.

Vegetación acuática y ribereña

La vegetación acuática y ribereña está constituida principalmente por: la forma arbórea Eucaliptus globosus ; las anfibias Plantago major, Phytolaca ícusandra y Leonotus sp, y las herbáceas Eupatorium pycnocephalum, Sonchus oleraceus, Tagetes tenuífolía, Ipomea coccínea, Argemone ochroleuca, Reseda luteola, Bouvardia ternifolia, Solanum nigrum y Thypha angustífolia, hidrófila enraizada emergente. Cabe señalar, que el factor que determina el establecimiento de las especies, es el nivel de agua (Guzmán 1 997).

Parámetros físico-químicos del agua

Durante el período del año de 1995 al 1997, se han evaluado

los

parámetros físico- químicos en el lago Huayamilpas. (Cuadro 2).

El pH alcanzó un valor máximo de 11.3 en septiembre, durante las lluvias, mientras que en el estiaje, se mantuvo entre 8.98 y 9.84. En cuanto a la visibilidad del disco de Secchi, ésta oscila desde 0.1 m, en el estiaje a 0.3 m en la época de lluvias.

La temperatura promedio del lago durante el ciclo anual fue de 21.2 OC, registrándose las

mas baja en enero con 14 "C; en el período de otoño-invierno y la mas alta en mayo con 23 "C.

Los valores del oxígeno disuelto en el agua de 1995-1996, de la superficie se encontró un valor de 15 mg/l y en el fondo 0.2 mg/l. Por otra parte en enero se presentó en promedio

16 mg/l, y éI más bajo en junio, con

O.

1 mg/l en el fondo; mientras en la superficie con un valor de 12 mg/l. En el lago se ha registrado, para 1996-1997, una concentración de oxígeno disuelto, entre 3 mg/l hasta 16 mg/l.

Para la segunda mitad de 1997, aumentó la concentración del oxígeno disuelto del agua, con un máximo de 19 mg/l en julio y un mínimo de 7.19 mg/l, en octubre, con un promedio de 12.36 mg/l. Por otra parte, en el fondo se obtuvo un mínimo de 3.7 mg/l en septiembre y un máximo de 7.72 mg/l en diciembre, y un promedio de 5.89 mg/l.

En cuanto a las concentraciones de amonio para el período de 1995/1996, los valores más altos de amonio se registraron en octubre, con valores excepcionales de 1.22 mg/l y la mínima en marzo con 0.06 mg/l., La concentración promedio fue de 0.49 mg/l. El

nitrógeno total, se encontró en el intervalo de 1 a 100 mg/l. Con respecto a los ortofosfatos, para el mismo período, se presentó el mínimo en marzo con 0.01 mg/l y el valor máximo, en junio con 2.0 mg/l, el promedio correspondió con 0.66 mg/l.

(7)

W i K e p o r r a s J T m c o %tonio Zspectos %K(aciona/es de (a GomunidadYcfica défBayo Xuayaarmbas

El desarrollo de florecimientos algales, se ha reportado con 1 757 200 cél/ml, donde dominan las algas de las Divisiones Cianofita y Clorofita. Asimismo, fue evaluada la concentración de clorofila a para el período de mayo a octubre de 1997, se encontró que el valor máximo, correspondió a mayo con un promedio de 416.0 pg/I y para septiembre la mínima con 37.4 pg/I, el promedio fue de 238.8 pg/I. Las especies del fitoplancton, zooplancton y el zoobentos se presentan en el cuadro N" 2.

Se efectuaron evaluaciones del contenido de carbono orgánico en sedimentos durante mayo, junio y de septiembre del 1995 hasta junio del 1996; el valor más elevado, 5.52

YO,

en mayo de 1995. El sistema, presentó en promedio, un contenido de carbono orgánico del 4.0

YO.

lctiofauna

El área natural de Huayamilpas tiene por sí mismo, un valor ecológico importante, ya que existen en éI especies nativas de esta región, en calidad de relicto, como el ajolote, Ambystoma sp., el acócil, Cambarellus monfezumae y el charal, Chirosforna jordani, además de

los

ciprinidos exóticos Cyprinus carpio y Carassius auratus (Cuadro 2).

1

Cuadro 2.- Caracterí:

Geología

Cuenca en rocas basálticas. Morfometría Forma: Cuadrangular

Eje mayor 235 m Menor 117.5 m Área mínima 6 O00 m2

Máxima 13 880 m' Volumen mínimo 3 324 m'

Máximo 25 O00 m3

Batimetría Profundidad máxima 3.8 m

Media 1.78 m

Sedimento predominante: Lodo arenoso.

Temperatura del ambiente 21 oc.

Temperatura del agua Mínimo 14OC Máximo 23 OC. Medio 21.2 OC

Transparencia del agua 0.1 - 0.3 m

Evaporación 1900 mm

Precipitación 500 - 800 mm

3s generales del lago Huaya

Químicas

Oxígeno disuelto en agua 0.1 mgll - 19 mg/l.

PH

8.98 - 11.3

Nitrógeno total 1 - 100 mg/l. Amonio (NH4)

0.2 mgll - 1.2 mg/l

Ortofosfatos 0.23 mgll

Materia orgánica Máximo: 5.52 % Medio: 4

%

Metales pesados Fe, Cu, Co, Cd, Pb 2oncentraciones sin riesgo

para la vida acuática

pas. Período 1995/1997

Peces:

Carpa común: Cyprinus carpio Carpa dorada: Carassius auratus

Charal: Chirostoma jordani Acocil: Cambarellus montezumae

Ajolote: Ambystoma s p

Molli: Heterandria bimaculata.

Zooplancton Rotíferos y Copépodos: Brachionus havanaensis, Polyartha euriptera, Keratella cochlearis,

Ciclopoideos y Calanoides. Bosmina longirostris, Eubosmina tubicen, E. longispina.

Zoobentos

Moluscos, ostracodos, oligoquetos, anélidos, larvas y pupas de dípteros, quironómidos, corixidos y belostomatidos

Fitoplancton lanofitas, clorofitas y diatomeas: Ullotrix tenerrima, Microcystis aeruginosa,

Scenedesmus spp., Pediastrum spp., Amphora sp., Spirulina sp., Cyclotella sp.

Clorofila a Mínimo 37.4 pg/l Máximo 41 6.0 pg/l

Medio 238.8 pg/l

Aves Locales y Migratorias

(8)

Por lo tanto, los resultados del diagnóstico ambiental del lago Huayamilpas, en cuanto a los parámetros físico-químicos del agua se encuentran dentro del intervalo permisible para la vida acuática, y se cataloga en un estado trófico del tipo hipereutrófico (Likens 1 975).

OBJETIVOS

3 GENERALES

k

Evaluar los parámetros poblacionales relevantes de la comunidad íctica,

Biomasa (B), Mortalidad natural (M) ó Tasa de producción/biomasa (P/B) y Tasa de consumo/ biomasa (Q/B) del Lago del Parque Ecológico y Recreativo

Huayamilpas D.F.

3 ESPECíFICOS

P

Estimar la biomasa de la comunidad ictica del Lago Huayamilpas

P

Evaluar la mortalidad natural (M) ó Tasa de producción/biomasa, de la comunidad íctica del Lago Huayamilpas.

k

Analizar la relación consumo/biomasa (Q/ B) de esa comunidad

METODOLOGIA

AI inicio del periodo de estudios se llevó a cabo la identificación de las especies presentes en el lago, así como el pescado blanco introducido, actividades que se desarrollaron con el apoyo de la Sección de lctiología y Ecología de Aguas Dulces, del Laboratorio de Cordados, Departamento de Zoología. ENCBINP; la Colección de Ictiológica del Instituto de Biología de la UNAM.

Se realizó la pesca selectiva de los ciprínidos, de la especie Cypn’nus carpi0 y Camssius auratus, con la finalidad de disminuir la biomasa de estos peces bentívoros (Anderson et al., 1978; Mc. Queen et al., 1986; Benndorf 1990) , esta maniobra, fue realizada con redes tipo atarraya de 8 m, de diámetro y 2 % pulgadas de luz de malla, asimismo, con un chinchorro de 25 m. de largo y 1.5 m. de caída con 1 cm de luz de malla (Solorzano 1961; Lara 1980; Guzmán 1994; Navarrete et al., 1996) y la actividad se realizó mensualmente de Septiembre de 1997 a Octubre de 1998.

(9)

Las colectas de todas las especies del ecosistema se realizaron durante los meses de Septiembre de 1997 hasta Octubre de 1998 en el Lago del Parque Ecológico y

Recreativo Huayamilpas.

De

los

peces muestreados, se determino su longitud total (It); Peso (p); altura caudal

(ac); área caudal (arc) y el índice de actividad del pez (iap), de acuerdo con Fagade y Olaniyan (1972), Lagler (1975), Chazaro eta/. (1989) y Pauly (1989).

Se calculó la biomasa de las poblaciones de peces, mediante el concepto de área de barrido o del área efectiva de las artes de pesca anteriormente descritas; para ello, se contaron el número de lances por el número de peces colectados por especie y fueron separados los organismos de acuerdo con las especies a las que pertenecen y se colocaron en contenedores de plástico; enseguida se pesaron

los

peces según Fagade y

Olaniyan (1972) y Lagler (1975), Se obtuvo la biomasa promedio por g/ m2 por muestre0

y total (Sparre y Venama 1991). Una vez capturados todos los ejemplares, se guardaron

y enfriaron (Gordon 1977; Foltz y Norden 1977) para su posterior traslado al

laboratorio de Geología y Limnología de la Universidad Autónoma Metropolitana plantel Iztapalapa, donde se llevaron acabo las mediciones morfometricas .

La obtención de la mortalidad natural en sistemas no explotados es igual a la tasa de producción/biomasa (P/B) en el período de evaluación (Pauly, 1989; Pauly et al., 1993),

La medición de la longitud total de las especies, fue medida en campo con un ictiómetro con graduación mínima de Imm; mientras que los organismos de tallas menores se conservaron en hielo y en el laboratorio se congelaron para la medición de la longitud total, con un vernier de una graduación de 1 mm (Chazaro, et al., 1989).

Los valores de P/B, se calcularon a partir de la ecuación de la mortalidad natural de Pauly

(1984) para lo que fue utilizado el programa para computadora FISAT, de acuerdo

Gayanilo y Pauly (1997):

Donde:

-

L,

=

a la longitud infinita asintótica de la ecuación de von Bertalanffy

-

K

=

es la constante de crecimiento para cada especie y

-

To

=

es la temperatura media analizada del ambiente.

La longitud infinita asintótica fue suplida por la longitud máxima de las especies, de acuerdo con Moe (1967). Y la constante de crecimiento (K) se obtuvo de la literatura

Chazaro et al.,1989; Garcia-Galán 1993; Palomares, et al., 1993; Zamudio, et a/.,1997).

La temperatura, se obtuvo de registros del ambiente en el período de estudio.

(10)

Donde:

-W, : es el peso máximo asintótico, obtenido de la curva de crecimiento de Von Bertalanffy. Valor que fue suplido por el peso máximo de las especies de cada etapa de manejo (Moe 1967).

- To : es la temperatura media del ambiente en "C (Polovina 1984).

- A: es un índice del nivel medio de actividad del pez = a la proporción del aspecto de la aleta caudal. El valor de A puede obtenerse de la relación A

=

h2/s, donde h = la altura y S

= la superficie de la aleta caudal (Jarre

ef

a/ 1991). Para conocer el área de las aletas caudales en los organismos de menor tamaño, se empleó el método de cuadrícula

propuesto por Cole (1983) y para los organismos de mayor tamaño, el método del planímetro, descrito por Torres-Orozco y Garcia-Calderón (1995).

Estas últimas dos relaciones se consultaron de Jarre

ef

a/. (1991).

(11)

RESULTADOS

-

BIOMASA

La estimación de biomasa fue evaluada en dos periodos: el primero durante la etapa de pesca selectiva de C. Capio y C. aurafus, actividad realizada con el propósito de disminuir la biomasa de estos organismos bentívoros y el segundo durante la etapa de introducción de Ch. humboldfianum, con la finalidad de reintroducirlo a un área de distribución pérdida y para forrajear a Ch. jordani.

En el primer periodo, que abarcó desde Septiembre de 1997 a Marzo de 1998 se obtuvieron 157 organismos de C. carpio, la menor biomasa fue de 9.65 g/m2 y la mayor de 24.78 g/m2 y el promedio total fue de 14.047 g/m2 (figura 1); de la especie Ch. jordani, se obtuvieron 486 organismos con una biomasa menor de 0.100 g/m2 y 3.265 g/m2 de biomasa mayor y con un promedio total de 1.526 g/m2 (figura 2); Mientras tanto, 82 organismos del pez H. bimaculafa, correspondieron con una biomasa menor de 0.0 g/m2, 0.004 g/m2 de biomasa mayor y un promedio total de 0.00073 g/m2 (figura 3); y del ciprínido C. auratus, sólo se colectaron 17 organismos con una biomasa menor de 0.0 g/m2, 0.718 g/m2 de biomasa mayor y un promedio total de 0.413 g/m2 (figura 4) y el conjunto de datos se aprecian en la tabla 1.

Tabla 1. Biomasa de la Comunidad lctica

del Lago Huayamilpas, de

Septiembre de 1997 a Marzo de 1998.

_ _ ~ _ _

N" organismos

Biomasa

Biomasa

Biomasa g/m

2

pesados

g/m2 menor

g/m2 mayor

promedio

Especie

C. carpio 157 9.65 24.78 14.047

Ch. jordani 486

o.

100 3.265 1.526

H. bimaculafa 82 0.000 0.004 0.00073

C. auratus 17 0.000 0.71 8 0.41 3

i

Biomasa en g / m 2 de Cyprinus carpio Marzo de en el 1998 período de Septiembre de 1997 a 25

- 13,80711949

1052537377

I

Sep-97 Oct-97 Nov-97 Dic-97 Ene-98 Feb-98 Mar-98 Meses de muestre0

Figura 1. Valores de biomasa para C. Carpio (Sep97- Mar98)

(12)

B i o m a s a e n g l m 2 d e C h i r o s t o m a j o r d a n i e n e l p e r í o d o d e S e p t i e m b r e d e 1 9 9 7 a M a r z o d e 1 9 9 8

S e p - 9 7 O c t - 9 7 N o v - 9 7 D i c - 9 7 E n e - 9 8 F e b - 9 8 M a r - 9 8

M e s e s d e m u e s t r e o

Figura 2. Valores de biomasa para Ch. jordani (Sep97- Mar98)

B i o m a s a e n g l m ' d e H e t e r a n d r i a b i m a c u l a t a e n e l p e r i o d o d e S e p t i e m b r e d e 1 9 9 7 a M a r z o d e 1 9 9 8

O 004

O 0 0 3 5

O 0 0 3

0.0025

0 . 0 0 2

0.0015 o O01

O 0 0 0 5

O

Sep-97 Oct-97 Nov-97 Dic-97 Ene-98 Feb-98 Mar-98

M e s e s d e m u e s t r e o

(13)

N

.

E

m

m v) m

E

5

B i o m a s a e n g / m 2 d e C y p r i n u s carpi0 e n e l p e r i o d o d e A b r i l d e 1 9 9 8 a

O c t u b r e d e 1 9 9 8

1 0 . 6 5 1 2 7 6 7 1

I

Abr-98 May-98 Jun-98 Jul-98 Ago-98 Sep-98 Oct-98

M e s e s d e m u e s t r e o

Figura 5. Valores de biomasa para C. carpio (Abr. 98- Oct 98)

~~

Biornasa g/m2 de Chirostoma jordani e n e l p e r í o d o d e A b r i l d e 1 9 9 8 a Octubre de 1998

5 O00

4 500

4 O00 3 500 3.000

2 . 5 0 0

2.000

1.500 1 .O00 O 500

o O00

/ / /

/ / / / / /

0.000

Abr-98 May-98 Jun-98 Jul-98 Ago-98 Sep-98 Oct-98

Meses de muestreo

(14)

B i o m a s a e n g / m 2 d e C a r a s s i u s a u r a t u s e n e l p e r i o d o d e S e p t i e m b r e d e 1 9 9 7 a M a r z o d e 1 9 9 8

1

M e s e s d e m u e s t r e 0

Figura 4. Valores de biomasa para C. auratus (Sep97- Mar98) El segundo periodo que cual comprendió desde Abril de1998 Octubre de 1998, se

alcanzó la colecta de 26 organismos de la especie C. carpio con una biomasa menor de 0.00 g/m2, una biomasa mayor de 10.65 g/m2 y un promedio total de 3.152 g/m2

(figura 5); del pez Ch. jordani, se logró la captura de 407 organismos que registraron una biomasa menor de 0.265 g/m2, una biomasa mayor de 4.735 g/m2 y un promedio total de 1.523 g/m2 (figura 6); De la especie H. bimaculafa, le correspondieron 76 organismos con una biomasa menor de 0.0002 g/m2, una biomasa mayor de 0.4244 g/m2 y un promedio total de 0.187 g/m2 (figura 7); de la especie reintroducida Ch. humboltianum, fueron recolectados, solo 17 organismos cuya biomasa menor fue de 0.0019 g/m2, la biomasa mayor de 0.6920 g/m2 y un promedio total de 0.187g/m2 (figura 8), la especie

C.

auratus, no se colectó por la contundencia de la pesca selectiva ejercida sobre dicha especie y los pocos representantes existentes en el sistema (Tabla 2).

Tabla 2. Biomasa de la Comunidad lctica del Lago Huayamilpas de Abril

del 998 a Octubre de 1998.

Especie

N" organismos

Biomasa

Biomasa g/m2 Biomasa g/m2

medidos

g/m2 menor

mayor

Promedio

C. carpio 26 0.000 10.65 3.152

Ch. jordani 407 0.265 4.753 1 .523

H. bimaculafa 76

o.

0002 0.4244

O.

187

Ch. humbolfianum 17 0.0019 0.6920 O. 187

(15)

B i o r n a s a e n g l m ' d e H e t e r a n d r i a b i m a c u l a t a e n e l p e r i o d o d e A b r i l d e 1 9 9 8 a O c t u b r e d e 1 9 9 8

o 4 5 0 . 4 2 4 4 1

o 3 5 0 3 0 . 2 5

0.2

0.1 5 o 1

o os

- 1

'

" I

8 1 9 3

I O 0 0 5 2 4 8 6 3 8

A b r - 9 8 M a y - 9 8 J u n - 9 8 J u l - 9 8 A g o - 9 8 S e p - 9 8 O c t - 9 8

M e s e s d e m u e s t r e o

Figura 7. Valores de biomasa para H. bimaculata (Abr98- Oct98)

Biomasa en glm' de Chirostoma humboldtianum en el período de Abril de 1998 a

Octubre de 1998

O. 7

0.6

0 5

N

.

E

en o 4 m In

E

0.3

O

i

s

0 2

o 1

O

Abr-98 May-98 Jun-98 Jul-98 Ago-98 Sep-98 Oct-98

Meses de muestre0

(16)

La variación de la biomasa promedio entre

los

períodos de evaluación, fue de la siguiente forma: debido a la acción de la pesca selectiva realizada sobre

los

ciprínidos se obtuvo que la biomasa promedio de la especie C. carpio, fue reducida al final de la evaluación en un 77.56%, y la carpa dorada (C. aurafus) fue reducida drásticamente, de tal forma que no se detectó una biomasa para el término del segundo período de mediciones. En

cuanto al charal, este pez mostró una imperceptible reducción de su biomasa y que correspondió con el 0.2%, a pesar de formar parte de la dieta de Ch. humboldfianurn. De la biomasa del pez H. bimaculafa, se tuvo que se incrementó hasta en un 99%; esto probablemente por una subevaluación en el primer período de muestreo. Por

último la especie Ch. humboldfianurn, como fue introducida para la segunda etapa, se registró que

sólo

el 0.02% de la biomasa permaneció en el sistema.

-

MORTALIDAD NATURAL

La mortalidad natural (2) obtenida y la constante de crecimiento (K) correspondientes con el periodo de septiembre de 1997 a Marzo de 1998 fueron las siguientes: la especie C. carpio obtuvo una tasa anualizada de mortalidad 0.52, con una constante de crecimiento

(K)

de 0.28; el pez, Ch. jordani resultó con 0.82 y una K de 0.25; mientras tanto H. bimaculafa obtuvo una tasa de 0.32 con una (K) de 0.04; y por Último

C.

aumfus con 0.76 y su

(K)

fue de 0.35 (Tabla 3).

Tabla 3. Datos para calcular la Mortalidad Natural

(Z)

con la ecuación

de Pauly

(1984), de la Comunidad lctica del Lago Huayamilpas

de

Septiembre de 1997 a Marzo de 1998.

Especies

No de

muestras

Longitud máxima

K

medidas

z

C. carpio Ch. jordani H. bimaculafa

92

1 74 30

68.50 0.28 0.52

9.00 0.25 0.82

4.30 0.04 0.32

C. auratus 17 29.00 0.35 O. 76

Temperatura 18.31

OC

K: constante de crecimiento de la ecuación de Von Berntalanffy

Fuentes de información de constante de crecimiento (K) de las especies de peces:

Ch. jordani, Chazaro et al., 1989

C carpio y C. auratus, Palomares, et al., 1993

H. bimaculata, Zamudio, et al., 1997

(17)

Tabla 4. Datos para

calcular la Mortalidad Natural

(2)

con la ecuación

de Pauly

(1984), de la Comunidad lctica del Lago Huayamilpas de

Abril de 1998

a Octubre de

1998.

No de muestras Longitud

Especies

K

Z

medidas máxima

C. carpio 11 62.6 0.28 0.59

Ch. jordani 188 12.7 0.25

O.

85

H. bimaculata 74 14.5

0.04

0.26

Ch. humboldtianum 17 14.7 0.13 0.48

Temperatura 20.15

OC

K: constante d e crecimiento d e la ecuación d e Von Berntalanffy

Fuentes de información de constante de crecimiento (K) de las especies de peces:

Ch. jordani, Chazaro et al., 1989

C. carpio , Palomares, et al., 1993 H. bimaculata, Zamudio, et al., 1997

Ch. humboldtianurn, Garcia-Galán, 1993

. .

Los valores de la mortalidad natural (Z) de la primera etapa

a

la segunda se presentaron de la siguiente manera: independientemente de la actividad de la pesca selectiva llevada a cabo sobre los ciprínidos se registró que 2 se incrementó al final de las mediciones en un 11.86°/~, probablemente a que se obtuvieron con una máxima longitud

disminuida (de 68.50 a 62.6 cm. de longitud estándar) y para C. auratus, no se logró establecer un punto comparativo por no registrase durante el segundo período.

Respecto a Ch. jordani, al igual que la biomasa, se obtuvo una mínima diferencia entre evaluaciones, entonces el porcentaje de Z disminuyó sólo en un 3.5% a pesar de ser similares las longitudes máximas obtenidas en los dos períodos (9.0 y 12.7 cm.

de longitud estándar, correspondientemente), lo que pudo ser atribuible a la menor temperatura registrada en la primer etapa de evaluación. A diferencia con la mortalidad natural de H. bimaculafa, que disminuyó al final de los registros en un 18.75%;

tal vez relacionada con la robustez de la muestra obtenida en el segundo período. Mientras tanto, la mortalidad del pescado blanco de la especie

Ch. humboldtianum, correspondió con el 50% de la población y el resto se explica por la baja sobreviviencia después de la introducción al lago.

-

CONSUMO/BIOMASA (Q/B)

En el período correspondiente con Septiembre de 1997 a Marzo 1998, la carpa común

(18)

Tabla 5. Datos para obtener el Consumo de la Comunidad lctica con la

ecuación de Jarre et

al., 1991, del Lago Huayamilpas de Septiembre de 1997

a Marzo de 1998.

N" de

Peso

mediciones del actividad del

Indice

de

consumo

Tipo de

Q,B

Especie

maximo

área caudal Pez

C. carpio 4800.00 157 2.68 0.5 2.8

Ch. jordani 4.05 486 3.58 0.5 11.5

C. aurafus 1600.00 17 2.83 0.5 3.6

H. bimaculata 2.10 82 1.87 0.5 11.0

Temperatura promedio del período 18.31 OC

Durante el período de Abril de 1998 a Octubre del 1998, la especie C. carpio presentó un

nivel de Q/B de 3.3 y se alimentó primariamente del detrito y secundariamente del

zoobentos; asimismo; Ch. jordani, especie que consumió en primer grado al zoobentos, en segundo al zooplancton y en tercero al fitoplancton, aunque, también presentó canibalismo y por último, se alimentó del detrito con una relación consumo/biomasa de

14.2. La especie H. bimaculafa, depredó zoobentos, consumió el detrito y por

último el fitoplancton con 9.7 de Q/B. El pescado blanco (Ch. humboldtianum)

que fue introducida al sistema, el pez funcionó como depredador tope, ya que se alimentó principalmente de Ch. jordani y en segundo lugar del zoobentos obteniendo una Q/B de

5.5 (Tabla 6).

Tabla

6.

Datos para obtener el Consumo de la Comunidad M i c a con la

ecuación de Jarre et

a/., 1991 del Lago Huayamilpas de Abril de 1998 a

Octubre de 1998.

N" de

lndice de

Tipo

de

Especie

Peso

mediciones del actividad

del

cOnSumO

QIB

máximo

área caudal Pez

C. carpio 3460.00 26 2.91 0.5 3.3

Ch. jordani 4.75 407 3.70 0.5 14.2

H. bimaculafa 13.33 76 2.68 0.5 9.7

Ch. humboldtianurn 45.42 17 4.91 0.0 5.5

Temperatura promedio del período 20.15OC

Entre la primera etapa ó periodo de pesca selectiva de

los

ciprínidos a

la

segunda etapa

ó de introducción del pescado blanco, el consumo de

C.

carpio aumentó en un 15.1%,

respectivo con individuos más activos, puesto que se encontraban con pesos menores al final del período de muestreo; la especie C.

aurafus,

como se indicó anteriormente,

sólo

se registró en la primera etapa donde se registró un nivel de consumo de 3.6%;

el pez H. bimaculafa, disminuyó la tasa de consumo en un 11.8940, relacionado con

individuos de mayor talla y que se reflejó en el peso máximo evaluado durante la etapa final; de otra forma, el charal de

la

especie Ch. jordani, aumentó el consumo en un

19.0%, debido al mayor índice de actividad del pez y la temperatura de la última etapa de

(19)

CONCLUSIONES

La variación de la biomasa de los ciprínidos estuvo afectada por la pesca selectiva. La depredación de Ch. humboldtianurn no reflejó una reducción sustancial de la biomasa de Ch. jordani, debido a la baja permanencia del pescado blanco en el sistema. La biomasa

de H. birnaculafa, fue subevaluada.

La mortalidad natural (Z) de la carpa común se relacionó con individuos de talla menor. Respecto a Ch. jodani, la Z esta correspondida con la temperatura. Para H. birnaculafa,

con la subevaluación. La de Ch. humboldtianurn, con la sobreviviencia después de su

introducción al lago.

El consumo de C. carpio fue vinculado con individuos más activos y la del pez

H. birnaculafa, con individuos de mayor talla; la de Ch. jordani, con al mayor índice de

actividad del pez y la temperatura. El consumo de Ch. humboldtianurn funcionó como

(20)

BlBLlOGRAFlA

ANDERSON, G. H. Berggren, G. Cronberg y C. Gelin. 1978.Effects of plantivorus and benthivorus fish on organism and water chemistry in eutrofic lakes. Hydrobiologia 59 (1): 9-1 5.

Q2

ARANDIVAN, C.M., 1993. Preliminary trophic model of Veli Lake, southern India. In: V. Christensen y D. Pauly (eds.). Trophic Models of Aquafic Ecosystems. /CLARA4 Conf Proc., 26: 87-89.

CLlI BARBOUR, C. D. 1973 a. A biogeographical history of Chirosfoma (Pisces: Atherinidae): A

species flock from the mexican Plateau. COPEIA 3: 533-569.

E

l

BENNDORF,

J.

1990. Conditions for effective biomanipulation; conclusions derived from whole-lake experiments in europe. Hydrobiologia 200/201: 187-203.

BERCNASEK, G. M. 1984. Dam desing and operation to optimize fish production in impounded river basins. FAO. ClFA Tech. Pap. 11:l-98

E!

CHAZARO, O. S., S. N., NAVARRETE y R. M.

SANCHEZ

1989. Reproducción y crecimiento del charal Chirosfoma jodani (Woolman) del embalse Trinidad Fabela, Estado de México. Rev, Zool. €N€P lztacala UNAM, 1: 10-18.

Q.2 CHRISTENSEN, V. y D. PAULY, 1993. Steady-State Modelling

of

Ecosystem. P-14-19. In: V. Christensen And D. Pauly (eds.). Tropics Models of Aquatic Ecosystems. ICLARM. Conf. Proc., 26: 236-240.

COLE, G.A., 1983. Texfbook ofLimnology. C.V. Mosby Company, U.S.A., 401 pp

CSIRKE, B.J., 1989. lnfroducción a la Dinámica de Poblaciones de Peces. FAO. Documento técnico de pesca. Roma. 192: 82 pp.

Q-2

DGCOH/DDF, 1984. Informe de la Calidad FQB de aguas residuales, esfancadas y aspectos ambientales de la Colonia Huayamilpas, Delegación Coyoacán, 17 pp.

FAGADE, S.O. y C.I.O. OLANIYAN, 1972. The Biology of the West Africam Shad Efhmalosa fimbriata- (Bowdish) in the Lagos Lagoon Nigeria.

J.

Fish Biol. 4: 519-533.

FOLTZ,

J. W.

y C. R. NORDEN. 1977. Seasonal changes in food consumption and energy content of smelt (Osmerus mordax) in Lake Michigan. Trans. Am. Fish. Soc. 106, 230-234.

Q.2 GARCIA-GALAN, L. A. 1993. Edad y crecimiento del charal blanco Chirosfoma grandocule Steindachner (1984) (Pisces:Atherinidae) del Lago de Patzcuaro, Mich. Tesis de licenciatura. Facultad de Ciencias UNAM. 52 p.

LQ

GAYANILO, F.C. y D. PAULY (eds.) 1997. FEAT ( Stock Assessment Tools: ICLARM, FAO).Computarized information Series Fisheries. Rome No. 8. 262 p.

(21)

U

GUZMÁN, A. M. 1997. Distribución y abundancia de la vegetación acuática y ribereña del lago Huayamilpa, México, D.F. servicio social. Laboratorio de Geología y limnología. UAM- lztapalapa. México.

GUZMÁN, A. M., 1994. Pesca y Recreación. en: Memoria del curso de limnología

aplicada. Boletín lnformafivo del consejo de la cuenca Lerma-Chapala. Número Especial, Qro. Qro. 11-22 p.

C 4

JARRE, A., M.L. PALOMARES, M.L. SORIANO, V.C. SAMBILAY, Jr and D. PAULY, 1991. Some new analytical and comparative methods for estimating the food consumption of fish. ICES, mar. Sci. Symp.,

793:

99-108.

HEILEMAN, S., 1997. Comunicación personal. Instituto de Ciencias del Mar y Limnología, Circuito exterior, S/N, Cd. Universitaria, UNAM, Méx. D.F.

ILL!

HOLLSCHMIT, M., K., H.,I 988.Manual técnico para el cultivo y engorda del langostino”malayo2. Instituto Tecnológico de Monterrey, Campus, Guaymas. Fideicomiso fondo Nacional para el Desarrollo Pesquero. México. 128pp.

0 KOLDING, J., 1993. Trophic Interrelationships and Community Structure at Two Different Periods of Lake Turkana, Kenya: a Comparison Using the ECOPATH II Box Model. In: V. Christensen y D. Pauly (eds.). Trophic Models of Aquatic Ecosystems. lCLARM Conf. P ~ O C . , 26: 116-123.

&I2

LAGLER, K.E., 1975. Freshwater fishery Biology. W.M. C. Brown Co. Publ., Iowa, 421 pp.

LARA, V. 1980. Introducción de nuevas especies al Lago de Pátzcuaro y su posible perjuicio a las especies nativas. Segundo Simposio Lafinoamericano de Acuaculfura,

Secretaría de Pesca, México. 491-524 p.

LIKENS, G. E. 1975. Primary production of in land Aquatic Ecosystemsln:Helmut Lieth y Robert H. Wittaker (eds.). Verlay, new york. 185-202. P.

ILL2

Mc QUEEN, D. J., J. R POST y E L. MILLS.1986. Trophic relationships in freshwater pelagic ecosystem. Can.

J.

Fish Aquat. Sci. 4: 1571-1578.

U

MARGALEF, R., 1983. Limnologia. Omega, Barcelona, I010 pp.

El MARQUEZ-GARCIA A.Z., J.L. GARCIA-CALDERON, C. LOZANO-RAMIREZ y A. PEREZ-ROJAS, 1992. Diagnóstico Ecológico del Lago Huayamilpas, Delegación Coyoacán,

Disfrifo

federal. Laboratorio de Hidroecología UAMI-Delegación Coyoacán, D.F., 31 p

E!

MARQUEZ-GARCIA A.Z., J.L. GARCIA-CALDERON, A. PEREZ-ROJAS y A. GALINDO-MOLINA, 1995. Informe General del Proyecto “Recuperación Ecológica del Lago Huayamilpas”. Convenio UAMI-Delegación Coyoacán, DDF, 24 pp.

(22)

MOE, M. A. 1967. Basic considerations of fishery production and management with special reference to purse nets,Florida. Mar. Lab. Special scintific report no. 20. 12p

ILL2 NAVARRETE N. A., R. SÁNCHEZ y M. L. ROJAS. 1996. Selección del zooplancton por el charal Chirostoma jordani (Atheriniformes: Atherinidae). Rev. Biol, Trop., 44 (2): 715-719.

LQ PAULY, D., 1984. Fish population dynamics in tropical waters: a manual for use with

programmable calculators. ICLARM Stud. Rev. 8, 325 p.

PAULY, D., 1989. Food Consumption by tropical and temperate fish populations: some generalizations. J. Fish. Bull. 35 (Supp. A): 11-1

O.

LEI

PALOMARES, M. L. D., HORTON, K. Y MOREAU, J. 1993. An ECOPATH II model of lake Chad System. 153-158p../n: Thopic Models Of Aquatic Ecosystemm (V. Christensen and D. Pauly eds.). International center for living aquatic Resources Management Conference Proceeding 26, 153-158.

Q2 PAULY, D., M.L. SORIANO-BARTZ y M.L.D. PALOMARES, 1993. Improved

Construction, parametrization and interpretation os steady-state ecosystem models. In: V. Christensen and D. Pauly (eds.). Trophic Models of Aquatic Ecosystems. ICLARM Conf. Proc.

, 26-390:

1-1 3.

POLOVINA, J.J. 1985. An Approach to Estimating An Ecosystem Box Model. Fishery Bulletin. 83 (3): 457-466.

Q2 RIVERA, A. N. 1996. Análisis metereologico de la región sur del Distrito Federal. Seminario de Investigación. Laboratorio de Geología y Limnología, UAM- Iztapalapa. México.

QJ RZEDOWSKI, J. y G.

C.

de RZEDOWSKI. 1954. Vegetación del Pedregal de San Angel, Distrito Federal. México. An. Esc. Nac. Cienc. Biol. Méx. 8: 59- 129.

l&l

RZEDOWSKI,

J.

y G. C. de RZEDOWSKI. 1979. Flora fanarogámica del Valle de México. Vol. 1. Cía. Ed. Continental, S. A. México, D. F. 403 p.

SOLORZANO, P. A. 1961. Contribución al conocimiento de la biología del charal prieto del Lago de Pátzcuaro, Mich. (Chirosfoma barfoni Jordan y Evermann, 1896). Sec. Ind. Com. Dit-. Gral. de Pesca e Ind. Conexas

SPARRE, P. y VENEMA, S.C., 1991. Introduction to tropical fish stock assessment part 1 manual. FAO. Fisheries Technical Paper. Rome. No. 306.2, Rev 2. FAO. 94 pp.

ULLANG, O. 1977. Determinación de la abundancia de las pobleciones por métodos que no se basan en

los

datos sobre captura comercial y esfuerzo de pesca. FAO, DOC. Tec. Pesca. 176:25 p.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :