Formalidad e informalidad en la rutinización de la selección de candidatos subnacionales, Alcaldías, por parte de los partidos políticos colombianos en Colombia, elecciones 2011

125  Descargar (0)

Texto completo

(1)

Bogotá, febrero de 2010

Señores

BIBLIOTECA GENERAL

Pontificia Universidad Javeriana

Ciudad

Respetados Señores,

Me permito presentar el trabajo de grado titulado FORMALIDAD E INFORMALIDAD EN LA RUTINIZACIÓN DE LA SELECCIÓN DE CANDIDATOS SUBNACIONALES –ALCALDÍAS– POR PARTE DE LOS PARTIDOS

POLÍTICOS COLOMBIANOS EN COLOMBIA, ELECCIONES 2011, elaborado

por el estudiante FREDY ANDRÉS BARRERO ESCOBAR, identificado con la Cédula de Ciudadanía No. 79.797.149, para que se incluya en el catálogo de consulta.

Cordialmente,

(2)

CARTA DE AUTORIZACIÓN DE LOS AUTORES

Bogotá, D.C., 9 de septiembre de 2013

Señores

Biblioteca Alfonso Borrero Cabal S.J.

Pontificia Universidad Javeriana

Ciudad

Los suscritos:

FREDY ANDRÉS BARRERO ESCOBAR , con C.C. No 79.797.149

En mí (nuestra) calidad de autor (es) exclusivo (s) de la obra titulada: FORMALIDAD E INFORMALIDAD EN LA RUTINIZACIÓN DE LA SELECCIÓN DE CANDIDATOS SUBNACIONALES –ALCALDÍAS– POR PARTE DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS COLOMBIANOS EN COLOMBIA, ELECCIONES 2011

(por favor señale con una “x” las opciones que apliquen)

Tesis doctoral Trabajo de grado X Premio o distinción: Si No

cual:

presentado y aprobado en el año 2013 , por medio del presente escrito autorizo

(autorizamos) a la Pontificia Universidad Javeriana para que, en desarrollo de la presente licencia de uso parcial, pueda ejercer sobre mi (nuestra) obra las atribuciones que se indican a continuación, teniendo en cuenta que en cualquier caso, la finalidad perseguida será facilitar, difundir y promover el aprendizaje, la enseñanza y la investigación.

(3)

AUTORIZO (AUTORIZAMOS) SI NO

1. La conservación de los ejemplares necesarios en la sala de tesis y trabajos de grado de la Biblioteca.

X

2. La consulta física o electrónica según corresponda X

3. La reproducción por cualquier formato conocido o por conocer X 4. La comunicación pública por cualquier procedimiento o medio físico o

electrónico, así como su puesta a disposición en Internet

X

5. La inclusión en bases de datos y en sitios web sean éstos onerosos o gratuitos, existiendo con ellos previo convenio perfeccionado con la Pontificia Universidad Javeriana para efectos de satisfacer los fines previstos. En este evento, tales sitios y sus usuarios tendrán las mismas facultades que las aquí concedidas con las mismas limitaciones y condiciones

X

6. La inclusión en la Biblioteca Digital PUJ (Sólo para la totalidad de las Tesis Doctorales y de Maestría y para aquellos trabajos de grado que hayan sido laureados o tengan mención de honor.)

X

De acuerdo con la naturaleza del uso concedido, la presente licencia parcial se otorga a título gratuito por el máximo tiempo legal colombiano, con el propósito de que en dicho lapso mi (nuestra) obra sea explotada en las condiciones aquí estipuladas y para los fines indicados, respetando siempre la titularidad de los derechos patrimoniales y morales correspondientes, de acuerdo con los usos honrados, de manera proporcional y justificada a la finalidad perseguida, sin ánimo de lucro ni de comercialización.

De manera complementaria, garantizo (garantizamos) en mi (nuestra) calidad de estudiante (s) y por ende autor (es) exclusivo (s), que la Tesis o Trabajo de Grado en cuestión, es producto de mi (nuestra) plena autoría, de mi (nuestro) esfuerzo personal intelectual, como consecuencia de mi (nuestra) creación original particular y, por tanto, soy (somos) el (los) único (s) titular (es) de la misma. Además, aseguro (aseguramos) que no contiene citas, ni transcripciones de otras obras protegidas, por fuera de los límites autorizados por la ley, según los usos honrados, y en proporción a los fines previstos; ni tampoco contempla declaraciones difamatorias contra terceros; respetando el derecho a la imagen, intimidad, buen nombre y demás derechos constitucionales. Adicionalmente, manifiesto (manifestamos) que no se incluyeron expresiones contrarias al orden público ni a las buenas costumbres. En consecuencia, la responsabilidad directa en la elaboración, presentación, investigación y, en general, contenidos de la Tesis o Trabajo de Grado es de mí (nuestro) competencia exclusiva, eximiendo de toda responsabilidad a la Pontifica Universidad Javeriana por tales aspectos.

(4)

3  aplicable, el presente es un acuerdo jurídico que en ningún caso conlleva la enajenación de los derechos patrimoniales derivados del régimen del Derecho de Autor.

De conformidad con lo establecido en el artículo 30 de la Ley 23 de 1982 y el artículo 11 de la Decisión Andina 351 de 1993, “Los derechos morales sobre el trabajo son propiedad de los autores”, los cuales son irrenunciables, imprescriptibles, inembargables e inalienables. En consecuencia, la Pontificia Universidad Javeriana está en la obligación de RESPETARLOS Y HACERLOS RESPETAR, para lo cual tomará las medidas correspondientes para garantizar su observancia.

NOTA: Información Confidencial:

Esta Tesis o Trabajo de Grado contiene información privilegiada, estratégica, secreta, confidencial y demás similar, o hace parte de una investigación que se adelanta y cuyos

resultados finales no se han publicado. Si No X

En caso afirmativo expresamente indicaré (indicaremos), en carta adjunta, tal situación con el fin de que se mantenga la restricción de acceso.

NOMBRE COMPLETO No. del documento

de identidad FIRMA

FACULTAD: CIENCIAS POLÍTICAS Y RELACIONES INTERNACIONALES

PROGRAMA ACADÉMICO: MAESTRÍA EN ESTUDIOS POLÍTICOS

 

  Fredy Andrés Barrero Escobar

(5)

BIBLIOTECA ALFONSO BORRERO CABAL, S.J.

DESCRIPCIÓN DE LA TESIS DOCTORAL O DEL TRABAJO DE GRADO FORMULARIO

TÍTULO COMPLETO DE LA TESIS DOCTORAL O TRABAJO DE GRADO

FORMALIDAD E INFORMALIDAD EN LA RUTINIZACIÓN DE LA SELECCIÓN DE CANDIDATOS SUBNACIONALES –ALCALDÍAS– POR PARTE DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS COLOMBIANOS EN COLOMBIA, ELECCIONES 2011

SUBTÍTULO, SI LO TIENE

AUTOR O AUTORES

Apellidos Completos Nombres Completos

BARRERO ESCOBAR FREDY ANDRÉS

DIRECTOR (ES) TESIS DOCTORAL O DEL TRABAJO DE GRADO Apellidos Completos Nombres Completos

MELÉNDEZ GUERRERO CARLOS ELEODORO

FACULTAD

CIENCIAS POLÍTICAS Y RELACIONES INTERNACIONALES

PROGRAMA ACADÉMICO Tipo de programa ( seleccione con “x” )

Pregrado Especialización Maestría Doctorado

X

Nombre del programa académico

MAESTRÍA EN ESTUDIOS POLÍTICOSS

Nombres y apellidos del director del programa académico

ANDRÉS DÁVILA LADRÓN DE GUEVARA

(6)

PREMIO O DISTINCIÓN (En caso de ser LAUREADAS o tener una mención especial):

CIUDAD AÑO DE PRESENTACIÓN DE LA TESIS O DEL TRABAJO DE GRADO

NÚMERO DE PÁGINAS

BOGOTÁ 2013 114

TIPO DE ILUSTRACIONES ( seleccione con “x” )

Dibujos Pinturas Tablas, gráficos y

diagramas Planos Mapas Fotografías Partituras

X

SOFTWARE REQUERIDO O ESPECIALIZADO PARA LA LECTURA DEL DOCUMENTO

Nota: En caso de que el software (programa especializado requerido) no se encuentre licenciado por la Universidad a través de la Biblioteca (previa consulta al estudiante), el texto de la Tesis o Trabajo de Grado quedará solamente en formato PDF.

MATERIAL ACOMPAÑANTE

TIPO DURACIÓN

(minutos) CANTIDAD

FORMATO

CD DVD Otro ¿Cuál?

Vídeo

Audio

Multimedia

Producción electrónica

Otro Cuál?

DESCRIPTORES O PALABRAS CLAVE EN ESPAÑOL E INGLÉS

Son los términos que definen los temas que identifican el contenido. (En caso de duda para designar estos descriptores, se recomienda consultar con la Sección de Desarrollo de Colecciones de la Biblioteca Alfonso Borrero Cabal S.J en el correo biblioteca@javeriana.edu.co, donde se les orientará).

ESPAÑOL INGLÉS

(7)

SELECCIÓN DE CANDIDATOS CANDIDATE SELECTION

ELECCIONES SUBNACIONALES

COLOMBIA

COLOMBIAN SUBNATIONAL ELECTION

INSTITUCIONES FORMALES FORMAL INSTITUTIONS

INSTITUCIONES INFORMALES INFORMAL INSTITUTIONS

RESUMEN DEL CONTENIDO EN: ESPAÑOL E INGLÉS (Máximo 250 palabras - 1530 caracteres)

(8)

7  The objective of this thesis is to analyze the coexistence between formal and informal institutions in the selection of candidates by Colombian political parties for executive offices at the sub-national level (mayoralties) in the 2011 elections and the routinization that comes from it. The research question that underlines it is: does it exists a routinization (of informal institutions) in the candidate selection processes by Colombian political parties at sub-national elections? and how is it shown the coexistence between formal and informal institutions in the candidate selection methods under the criteria to analyze such process (Hazan & Rahat, 2009, explained with more detail in the theoretical framework)?. The result of the research allows to identify the coexistence of formal and informal rules in the candidate selection processes by political parties. The non-compliance of formal rules takes place in some cases due to the preponderance of informal rules, but even more because the parties look for strengthening their organizational presence in Colombian towns and as a future electoral strategy exercise, establishing the electoral bases that favor the election or reelection of the regional leaders of each party. Generally, intermediate levels of routinization can be found, given the predominance of electoral leaderships (congress-people) in departments that directly influence the political development of the towns, that affect the routinization of the candidate selection process.

(9)

FORMALIDAD E INFORMALIDAD EN LA RUTINIZACIÓN DE LA SELECCIÓN DE CANDIDATOS SUBNACIONALES –ALCALDÍAS– POR PARTE DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS COLOMBIANOS EN COLOMBIA, ELECCIONES 2011

FREDY ANDRÉS BARRERO ESCOBAR

PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA

FACULTAD DE CIENCIAS POLÍTICAS Y RELACIONES INTERNACIONALES MAESTRÍA EN ESTUDIOS POLÍTICOS

(10)

FORMALIDAD E INFORMALIDAD EN LA RUTINIZACIÓN DE LA SELECCIÓN DE CANDIDATOS SUBNACIONALES –ALCALDÍAS– POR PARTE DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS COLOMBIANOS EN COLOMBIA, ELECCIONES 2011

FREDY ANDRÉS BARRERO ESCOBAR

Tesis de grado para optar al título de MASTER EN ESTUDIOS POLÍTICOS

ASESOR

CARLOS MELÉNDEZ GUERRERO

Estudiante del Doctorado en Ciencia Política University of Notre Dame, Indiana, Estados Unidos

PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA

FACULTAD DE CIENCIAS POLÍTICAS Y RELACIONES INTERNACIONALES MAESTRÍA EN ESTUDIOS POLÍTICOS

Bogotá D.C.

(11)

10 

Tabla de contenido

1. Introducción ... 11

2. Estado del arte ... 13

2.1. Literatura académica ... 14

2.1.1. Literatura sobre el caso colombiano ... 14

2.1.2. Literatura que incluye el caso colombiano en perspectiva comparada. .. 23

3. Marco teórico ... 24

3.1. Instituciones (formales e informales) ... 24

3.2. Partidos políticos, selección de candidatos e instituciones (formales e informales) ... 27

3.3. Aproximación teórica y metodológica al problema de investigación ... 30

4. Formalización de los partidos políticos colombianos y de sus procesos de selección de candidatos en Colombia ... 39

4.1. Formalización impuesta por el Estado en Colombia ... 39

4.2. La formalización propia que hacen los partidos políticos colombianos de sus procesos de selección de candidatos ... 49

5. La selección de candidatos en Colombia: entre la formalidad y la informalidad ... 51

5.1. La rutinización de los procesos de selección de candidatos en los partidos políticos colombianos ... 53

5.1.1. Partido Cambio Radical ... 54

5.1.2. Partido Liberal Colombiano ... 60

5.1.3. Partido Social de Unidad Nacional ... 69

5.1.4. Partido Conservador Colombiano ... 79

6. Conclusiones ... 89

Bibliografía ... 93

(12)

11 

1. Introducción

Los partidos políticos colombianos actualmente tienen formalizado en sus estatutos, y de forma contingente, por medio de resoluciones, los procesos de selección de candidatos para cargos y corporaciones de elección popular nacional o subnacional, como resultado de las exigencias constitucionales y legales, y de los cambios que desde la década del ochenta se han introducido en el sistema político (elección popular de alcaldes). El proceso de formalización ha intentado superar el uso de instituciones informales, como el bolígrafo (de clara tendencia vertical), tradicionalmente usadas por los partidos Liberal y Conservador, mediante la formalización de procesos y mecanismos cada vez más democráticos.

La formalización de los procedimientos y mecanismos de selección de candidatos ya no sólo atienden a las elecciones presidenciales, sino que abarcan procesos de selección en el ámbito subnacional, y son el resultado de reformas con intencionalidades diversas, a saber: la primera, buscó establecer un marco jurídico de acción a los partidos políticos; la segunda, propende por la democratización interna de los partidos, con el fin de fortalecerlos; la tercera, responde a la necesidad manifiesta de la responsabilidad de los partidos como agentes de representación (Przeworski, 1998)1.

Ahora bien, pese a que los partidos políticos han formalizado sus procesos de selección de candidatos, en algunos casos las reglas de juego establecidas aparentemente no son acatadas o sus resultados carecen de legitimidad e intriga política. Por tal motivo, el objetivo de esta investigación es analizar la coexistencia entre las instituciones formales e informales en la selección de candidatos por parte los partidos políticos colombianos para cargos ejecutivos del nivel       

1

(13)

12  subnacional (alcaldía) en las elecciones de 2011 y la rutinización que se que se deriva de la misma. La pregunta de investigación que subyace es ¿existe una rutinización (de las instituciones formales) en los procesos de selección de candidatos por parte de los partidos políticos colombianos en las elecciones subnacionales? y ¿cómo se evidencian la coexistencia entre instituciones formales e informales en los métodos de selección de candidatos a la luz de los criterios para analizar tal proceso (Hazan y Rahat, 2009, explicado con mayor amplitud en el marco teórico)?.

Estas preguntas parten de la base de que la literatura académica, sobre todo la nacional, aunque ha realizado importantes aportes para entender las dinámicas internas de los partidos políticos colombianos en el ámbito nacional, evidencia vacíos en el subnacional. Adicionalmente, la literatura se ha concentrado en analizar los métodos de selección de candidatos, dejando de lado la relación de las instituciones (formales e informales) que acompañan el proceso de selección de candidatos. En ese sentido, se pretende aportar al entendimiento de los grises que acompañan lo formal (o lo informal) con lo que sucede en la realidad política subnacional, así como revisar la coexistencia de ambas instituciones en los criterios que se han establecido para revisar la selección de candidatos.

(14)

13  directamente en el desarrollo político de los municipios, afectan la rutinización del proceso de selección de candidatos.

Esta investigación se desarrollará en cuatro partes. En la primera, que incluye los numerales 1, 2 y 3, se presenta el planteamiento del problema, el estado del arte, la discusión teórico–metodológico. En la segunda, numeral 4, se revisa la evolución del entramado institucional (formal) colombiano en el que se han enmarcado los procesos de selección de candidatos. En la tercera, numeral 5, se analizan los casos de los partidos políticos colombianos (Cambio Radical, Liberal Colombiano, de la U y Conservador Colombiano) a la luz de las variables expuestas en el abordaje teórico. En la última, numeral 6, se presentarán unas conclusiones tentativas de la temática estudiada.

2. Estado del arte

La producción académica colombiana respecto a la formalización y su posterior impacto en el proceso de selección de candidatos por parte de los partidos políticos no es abundante. La mayoría de literatura que trabaja la selección de candidatos en Colombia, analiza los mecanismos de selección utilizados por los partidos políticos y se adentran, en algunos casos, en la discusión de la democratización del proceso. Entre los principales trabajos realizados se encuentran los de Duque (2007), Losada (2007), Acuña (2009), Moreno y Escobar-Lemmon (2008), Batlle (2011i y Batlle 2011ii), Basset (2011), Montilla (2011), Acuña (2011), Losada (2012) y Wills, Batlle y Barrero (2012). Por otra parte, el caso de la selección de candidatos por parte de los partidos políticos colombianos ha sido estudiado en perspectiva comparada, como se identifica en las investigaciones adelantadas por Freidenberg (2003 y 2006).

(15)

14  en cuanto al estudio de los partidos políticos, se puede considerar que la temática ha sido poco abordada. La escases en la producción académica acerca de la selección de candidatos en Colombia no es exclusivo de la literatura académica colombiana, pues esta realidad se encuentra en otros países de América Latina, toda vez que como señala Freidenberg (2003) entre sus causas se destacan: problemas para la consecución de la información, las tensiones entre lo formal y lo informal de las instituciones, los continuos cambios en los procedimientos y la falta de interés académico para analizar la toma de decisiones de los partidos políticos, en este caso de la selección de candidatos.

Con base en lo anterior, a continuación se presentará un estado del arte en el que se retoman los principales aportes de la academia nacional e internacional, en lo referente a la selección de candidatos por parte de los partidos políticos colombianos y su bizarra relación con las reglas del juego, sean estas formales o informales con el fin de identificar los vacíos existentes en la literatura, y contribuir a llenarlos con el presente trabajo.

2.1. Literatura académica

Para analizar la literatura que se ha producido acerca de la selección de candidatos por parte de los partidos políticos colombianos, se tendrán en cuenta: i) La literatura cuyos ejes temáticos se concentran estrictamente en el caso colombiano, bien sea por que estudia un partido en particular, por que estudia algunos partidos políticos o por que estudia la totalidad de los partidos políticos que conforman el sistema de partidos políticos colombiano; ii) La literatura que incluye el caso colombiano en perspectiva comparada. En ambos casos, se resaltarán los hallazgos relevantes a la formalización del proceso.

2.1.1. Literatura sobre el caso colombiano

(16)

15  academia colombiana en relación con otras temáticas de los partidos que han sido abordadas en múltiples esfuerzo académicos, bien sea como unidad de análisis o en su conjunto, como sistema de partido. No obstante, en los últimos años, en especial a partir de 2007 se ha gestado un creciente interés en la academia colombiana por investigar las dinámicas internas de los partidos políticos, específicamente el proceso de selección de candidatos, llenando un vacío que para Acuña (2009) se ha caracterizado por un escaso conocimiento de la vida interna de los partidos políticos.

Para analizar la vida interna de los partidos políticos colombianos, Acuña (2009) se propone identificar los métodos que éstos utilizan para seleccionar a sus candidatos, con énfasis en la selección de los candidatos presidenciales del Partido Liberal Colombiano, a partir de la concentración de la decisión y de la forma en que se acomodan los candidatos con el fin de obtener los resultados más favorables. En su análisis, Acuña (2009) examina los siguientes métodos de selección de candidatos: la selección la determina el director o directores del partido; la decisión en manos de parlamentarios; selección por encuestas, sondeos de opinión; consulta cerrada; o consulta interna abierta o consulta popular .

(17)

16  selección de candidatos, lo que implicaba que cada proceso conllevara al establecimiento de reglas “coyunturales”.

Por su parte, Duque (2007) analizó los procesos de institucionalización organizativa de los partidos Liberal y Conservador, entre 1974 y 2006, a partir del análisis de los grados de rutinización2 de estos partidos en la selección de sus candidatos presidenciales. En ese orden, el argumento de Duque consiste en que

los partidos Liberal y Conservador presentan una condición de sub-institucionalización organizativa, una de cuyas expresiones son los procesos de selección de candidatos presidenciales, en los cuales [...] Impera la contingencia y los acuerdos conducentes a la modificación de las reglas o a su adaptación situacional, con frecuentes casos de desacato de las decisiones, de deslizamientos, apoyos de sectores internos hacia otros partidos y presentación de candidaturas disidentes. (Duque, 2007, p. 144)

Con base en dicho postulado, Duque (2007, p. 149) plantea que los partidos políticos colombianos demuestran su escasa rutinización, ya que las reglas del juego son modificadas de acuerdo a conveniencias intra-partidistas, ya que “se han aplicado de forma contingente, con variaciones en los procedimientos, con frecuentes desacatos por parte de sectores partidistas y con surgimiento de candidaturas disidentes.” Para Duque (2007, p. 150), la debilidad en la rutinización es consecuencia de: la naturaleza dividida de la dirigencia y de las características legales de los partidos (entre las que se encuentran: la Elección Popular de Alcaldes; la abolición de la acumulación de mandatos; la separación de las elecciones nacionales de las regionales; la circunscripción nacional para el

      

2

(18)

17  Senado; la financiación de las campañas electorales). De acuerdo con la evidencia empírica recogida en su investigación, el autor encuentra que tanto liberales como conservadores acudieron a cambios en las reglas de sus estatutos con el fin de regular las disputas internas.

Losada (2007) analizó los efectos de la reforma política de 2003 en los partidos políticos (en particular con el fortalecimiento de los mismos) con base en las elecciones de Congreso de 2006 . Para analizar a los partidos políticos, Losada plantea que estos son un grupo de personas que “selecciona a uno o más candidatos para que, a nombre del grupo, sean elegidos a cargos públicos, y trabaja activamente por este propósito” (2007, p. 47). De acuerdo con Losada siguiendo a Rahat y Hazan (2001) una de las principales actividades de los partidos consiste en “nominar a sus candidatos a cargos públicos, actividad que se subdivide en preseleccionar, escoger y proclamar candidatos” (2007, p. 47). Losada plantea que “para que el proceso de escogencia pueda decirse que es controlado por el partido, las autoridades del mismo deben haber estatuido las reglas de dicho proceso y el proceso debe ajustarse a las mismas.” (2007, p. 47). No obstante, para Losada, uno de los problemas que identifica en los partidos colombianos consiste en que no es claro que éstos dominen el proceso de selección de candidatos, bajo la premisa de que “el grado de control de las autoridades del partido sobre los procesos de preselección, escogencia y proclamación, va a servir para distinguir dónde existe realmente un partido político, y dónde a pesar de las apariencias no.” (2007, p. 47).

Aunque Losada revisa diversos aspectos de los efectos de la reforma en los partidos políticos, en lo que atañe a la selección de candidatos plantea que

(19)

18  sus seguidores; y otro, donde no se observa un proceso de preselección, escogencia y proclamación por parte de una organización partidaria, sino unos acuerdos estratégicos entre personajes electoralmente autónomos unos de otros. (2007, p. 68).

Finalmente, Losada después de revisar la relación entre cambio institucional y resultado esperado, que “la legislación que ignora, o que pretende modificar por un fiat legal, la cultura política del pueblo para el cual se la expide, suele terminar sustancialmente redefinida por esta.” (2007, p. 85)

En cuanto al análisis que hace Moreno y Escobar (2008), las autoras analizan la selección de candidatos a elecciones de la Cámara de Representantes de los partidos Liberal y Conservador, entre 1958 y 2002. De igual forma, las autoras centran su análisis en el sistema electoral, en particular la entrega de avales y los antecedentes de los políticos (que a su vez los proyectan como empresarios de la política). De acuerdo con Moreno y Escobar (2008), el sistema electoral condujo a que se establecieran reglas permisivas en la selección de los candidatos, que atentaban contra la coordinación del partido. Lo anterior, lo ejemplificaron con la estrategia de la operación avispa, pues ésta invitaba a que los partidos presentaran un número elevado de listas, sin que la selección de los candidatos pasara por el tamiz partidista necesariamente, sino más por la decisión del empresario político. Para las autoras, las reglas informales prevalecen en la forma como los partidos políticos establecen las listas para la Cámara de Representantes.

(20)

19  la consulta interna por parte de los partidos políticos colombianos en la selección de candidatos, la elección de directivas y en los aspectos programáticos. En lo que atañe a la selección de candidatos, Acuña plantea que aunque la consulta abierta permite que los partidos amplíen su base electoral, aunque también puede tener efectos negativos respecto a la “cercanía ideológica con el centro del partido” (2011, p. 207).

Así mismo, Acuña identifica las dificultades que tiene la consulta interna, a saber: i) “lograr que los candidatos la identifiquen como mecanismo idóneo” (2011, p. 213); ii) “Otra dificultad frecuente es el temor de que las reglas del juego de la consulta no sean respetadas: se trata del desacato a la consulta y de sus resultados” (2011, p. 213); iii) “Otra dificultad que le endilgan a la figura de la consulta interna es el alto costo que implica, tanto para la organización electoral en dinero y recursos logísticos, como para el partido y los candidatos que la disputan, debido a que se debe hacer doble campaña” (2011, p. 215); iv) Las consultas se caractericen por tener “bajos niveles de participación y ganadores con votaciones minoritarias”. (2011, p. 217).

La democracia interna de los partidos políticos colombianos de cara a las elecciones legislativas de 2010 fueron estudiadas, en un esfuerzo conjunto, por Basset, Batlle, Montilla y Marín (2011i).

(21)

20  Montilla (2011) encuentra que el tipo de selección ejerce una influencia sobre la cohesión ideológica. Para tal efecto, demuestra que en el caso del MIRA, el cual utiliza un mecanismo centralizado evidencia la más alta cohesión ideológica, a diferencia de los tradicionales, los cuales utilizan métodos descentralizados, y tienen una dispersión ideológica alta. No obstante, Montilla es clara en afirmar que “Si bien, los procesos de selección son una variable importante sobre la cohesión ideológica, las particularidades de cada partido y las dinámicas internas ofrecen explicaciones válidas que permiten entender la diversidad de los resultados.” (2011, p. 150). Así mismo, Montilla plantea que

las características del sistema electoral que ha facilitado la permanencia de un fuerte personalismo y la posibilidad de una reelección consecutiva e indefinida puede ser otra de las respuestas a la baja cohesión ideológica que presenta la mayoría de partidos colombianos. La posibilidad de reelección y la lista abierta disminuye la coordinación del candidato con la dirección de los partidos. (2011, p. 151).

Por su parte Batlle (2011) revisó el proceso de selección de candidatos presidenciales entre 1990 y 2010 adelantado por los partidos políticos colombianos. La autora resalta que “si bien la opción de la consulta interna se encuentra establecida en la ley, la ausencia de una regulación que establezca el modo en que los partidos deben seleccionar a sus candidatos deja a las agrupaciones en libertad sobre qué métodos emplear.” (2011, p. 65). Después de analizar los métodos de selección de los partidos tradicionales y de los nuevos partidos en Colombia, Batlle (2011) plantea que en los mismos se pueden observar continuidades y rupturas, y que en el caso de las consultas abiertas, éstas no han respondido a la búsqueda de profundizar y fortalecer la democracia interna de los partidos políticos3. Así mismo, la autora considera que no existe una relación directa entre el método de selección y las consecuencias del mismo. Por       

3

(22)

21  último, Batlle llama la atención de la importancia de las consultas abiertas, ya que a su juicio, en ésta se “permite que voten ciudadanos que puedan tener intereses contrarios a los del partido.” (2011, p. 97)

Batlle (2012) investigó acerca de lo que hay detrás de los procesos de selección de candidatos en las elecciones subnacionales de 2011 en Huila y Santander. En particular, la autora analizó los tipos de mecanismos, el por qué de la escogencia de un método y el por qué de la escogencia de la consulta como método de selección. Sus resultados plantean la importancia del método de la designación, por encima de cualquier otro. Pero principalmente, la designación del candidato que surge de la aprobación del dirigente regional. Finalmente, la autora concluye que más allá de las bondades o no de uno u otro método, lo importante para el fortalecimiento de un partido político radica en el respeto por las reglas del juego, en especial por los compromisos adquiridos.

(23)

22  que se trató de un acuerdo entre dirigentes del partido y personas importantes dentro de la sociedad bumanguesa...”.

Finalmente, Losada (2011) encuentra una desconexión entre el proceso de selección de candidatos y los programas de campaña de los partidos, lo que conduce a que “ese aval hace viable el surgimiento de un nuevo partido, asimismo, creación del candidato” (2011, p. 128). En esencia, Losada (2011) identifica el uso de los partidos políticos como requisitos para que un candidato entre en la contienda, más no como un proceso propio del Partido, conducente a su fortalecimiento. Con base en lo anterior, Losada plantea que “existirían tantos partidos casi cuantos son los candidatos. Éstos se coaligan en varios conjuntos, envueltos los unos con una bandera roja, los otros con una azul, y los demás con otros colores.” (2011, p. 128)

Para concluir con esta revisión de la literatura, se encuentra el trabajo de Wills, Batlle y Barrero (2012). En éste los autores revisan las elecciones subnacionales de 2011, y consideran que el proceso de selección de candidatos se ve afectado por factores formales, informales y contextuales. Entre los mecanismos utilizados por los partidos para seleccionar a sus candidatos que resaltan los autores fueron los de mayor recurrencias están: consultas populares, decisiones al interior del partido y las encuestas de opinión. Para los autores “Respecto a la decisión interna de los partidos tienden a transitar entre los formal y lo informal. La mayoría de partidos dan un amplio margen de maniobra a las élites de los partidos en la selección de los candidatos.” (2012, p. 91)

(24)

23  el análisis correspondiente a la relación entre las instituciones formales y las informales en el ámbito subnacional. Aunque existen trabajos subnacionales como los de Losada (2012) y Wills, Batlle y Barrero (2012) que analizan las lógicas partidistas subnacionales, con la presente investigación se pretende analizar más a profundidad la rutinización de los procesos de selección de candidatos en los partidos políticos colombianos (con especial énfasis en los partidos Liberal, de la U, Conservador Colombiano y Cambio Radical) y la relación subyacente entre lo formal y lo informal en tales procesos.

2.1.2. Literatura que incluye el caso colombiano en perspectiva comparada.

En la literatura se identificaron algunas investigaciones que abordan la selección de candidatos en perspectiva comparada, y que incluye el caso colombiano. Caben aquí los trabajos de Freidenberg (2003 y 2006). Freidenberg (2003) analizó los la selección de candidatos de los partidos políticos de América Latina, con el fin de “construir un mapa conceptual que clasificara los diferentes mecanismos de selección de candidatos”, y así poder identificar los efectos en la vida partidistas las consecuencias en la democracia interna. De Colombia revisó los casos de los partidos Liberal y Conservador, entre 1990 y 2002.

(25)

24 

3. Marco teórico

Los procesos de selección de candidatos tienen como esencia el cumplimiento de unas reglas del juego que lo enmarcan. Dichas reglas del juego o instituciones, determinan las estructuras de incentivos (positivos o negativos) a partir de las cuales los actores toman sus decisiones. En ese sentido, se trata de procesos que están enmarcados en instituciones formales o informales, y cuya correspondencia entre ambas instituciones determinan la rutinización de la selección de candidatos.

Con base en lo anterior, el presente proyecto se basará en las propuestas del enfoque neoinstitucional, ya que lo que se busca aquí es analizar la formalización de los procedimientos utilizados por los partidos políticos para seleccionar a sus candidatos. Para tal efecto, se planteará la discusión teórica respecto al análisis de las instituciones, para posteriormente abarcar las discusiones referidas a los partidos políticos y las reglas del juego (formales e informales) que estos establecen para la selección de candidatos.

3.1. Instituciones (formales e informales)

(26)

25  xv; Sanders, 2008, pp. 39-55); institucionalismo sociológico (Rhodes et al., 2008, pp. xv-xvi; Hay, 2008, pp. 56-74).

En la actualidad, el institucionalismo se ha remozado, y los nuevos enfoques han contribuido a las explicaciones de lo político y de la política, ya no sólo desde la ciencia política, sino también desde otras disciplinas, en particular de la economía.

Pero, ¿a qué se debe este nuevo interés en las instituciones?. De acuerdo con Rhodes et al. las instituciones “son integrantes de la historia y el pensamiento político, y reflejan, por tanto, un conjunto de tradiciones y prácticas, escritas o no. Las instituciones pueden interpretarse como el reflejo de hábitos y normas, que más que ser desarrolladas, son creadas.” (2008, p. xiii). En tal sentido, las instituciones, siguiendo a Rhodes et. al. (2008), generan oportunidades e incentivos para el juego político. Knight sostiene que las “instituciones sociales son prevalecientes donde los individuos intentan vivir y trabajar juntos” (1998, p. 8). En palabras de North las instituciones “reducen la incertidumbre por el hecho de que proporcionan una estructura a la vida diaria” (2006, p. 14). Por su parte, O´Donnell (2004) considera que en un sistema institucional operativo son:

1. Las instituciones incorporan y excluyen. Ellas determinan qué agentes, sobre la base de qué recursos, demandas y procedimientos, se aceptan como voces válidas en sus procesos de elaboración, implementación de decisiones (...); 2. Las instituciones establecen las probabilidades de distribución de sus resultados. Ello influye fuertemente sobre el espectro de resultados posibles y las probabilidades de ocurrencia de cada uno de ellos (...); 3. Las instituciones tienden a agregar y a estabilizar la agregación de los niveles de acción y organización de los agentes que interactúan con

(27)

26  un resultado favorable (...); 4. Las instituciones inducen pautas de representación. Las instituciones favorecen la transformación de muchas voces potenciales en unas pocas a las que aceptan como representativas (...); 5. Las instituciones estabilizan a los agentes/representantes y sus expectativas. Los representantes y los líderes institucionales llegan a esperar una gama relativamente estrecha de comportamientos por parte del conjunto de actores con quienes tienen la expectativa de volver a encontrarse en la próxima ronda de interacción; 6. Las instituciones alargan los horizontes de tiempo de los actores. La estabilización de los agentes y las expectativas incluyen una dimensión temporal: se espera que las interacciones institucionalizadas se mantengan en el futuro con el mismo grupo de agentes (o con un grupo lento y previsible cambio) (...). (2004, pp. 290-2).

Adicionalmente, North considera que las instituciones contribuyen a disminuir “la incertidumbre por el hecho de que proporciona una estructura a la vida diaria”. (2006, p. 14)

(28)

27  de conducta, son mucho más resistentes o impenetrables a las políticas deliberadas” (2006, p. 17). Para Helmke y Levitsky las instituciones formales “son reglas y procedimientos que son creadas, comunicadas y reforzadas a través de canales que son ampliamente aceptados como oficiales”, mientras que las instituciones informales, son “reglas socialmente compartidas, usualmente no están escritas, son creadas, comunicadas y obligatorias, por fuera de los canales oficiales” (2006, p. 5).

Ahora bien, la relación entre instituciones informales y formales no es de mutua exclusión. North (2006) resalta que las instituciones formales y las informales no son excluyentes entre sí, ni una prevalece sobre la otra. Para este autor “El que las instituciones informales sean importantes en sí mismas (y no simples apéndices de reglas formales) se puede observar partiendo de la evidencia de que las mismas reglas formales y/o constituciones impuestas a diferentes sociedades producen resultados diferentes.” (2006, p. 54). Esta situación tiene explicación en el planteamiento de Helmke y Levitsky para quienes “los análisis de las instituciones democráticas que se centran exclusivamente en las reglas formales tienen el riesgo de perder gran parte de lo que limita las formas y el comportamiento político, lo cual puede producir una imagen inexacta de cómo funciona la política” (2006, p. 2). De igual forma, Siavelis propone que “Es más probable encontrar instituciones informales en donde los actores políticos enfrentan dificultades en el funcionamiento de las instituciones formales, o cuando hay una falta de congruencia entre la realidad política y arreglos formales institucionales.” (2006, p. 34).

3.2. Partidos políticos, selección de candidatos e instituciones (formales e informales)

(29)

28  89). En cuyo caso, la escogencia de los candidatos se basa, en la mayoría de los casos, en reglas formales, contingentes o no, establecidos en sus estatutos o directivas (resoluciones, entre otras), bien sea como un ejercicio propio o como resultado de una exigencia legal o constitucional; aunque en otros casos, el partido escogerá a su candidato con base en reglas informales). De acuerdo con Vilas las “estructuras formalizadas, normas y procedimientos constituyen uno de los principales modos de canalización, limitación e incluso prefiguración de las luchas internas de los partidos”, (1997, pp. 67-8), ya que para Vilas (1997) las normas importan, toda vez que: i) Los estatutos son un recurso de lucha; ii) Las normas formales generan pugnas en su formulación; iii) Las normas y procedimientos formales demuestran una “cara” pública; iv) Las normas son fuente de datos. Siguiendo ésta línea argumentativa, Duverger plantea que “El grado de influencia de los partidos en la designación de los candidatos depende de factores muy numerosos. Se ha indicado la influencia directa de factores jurídicos y el papel desempeñado por las leyes, que pueden otorgar a los partidos un monopolio o conferirle ventajas diversas.” (1994, p. 381).

(30)

29  En suma, los anteriores planteamientos resaltan la interacción entre las instituciones formales y las informales. No entender esta dinámica ha conducido a que como proponen Siavelis y Morgenstern “Los institucionalistas generalmente no han estudiado la selección de candidatos y el reclutamiento, por que las variables asociadas a éstos sólo están escritas algunas veces, incluyen estatutos partidistas y legales, y globalmente son difíciles de medir” (2009, p. 89).

Con base en lo anterior, la propuesta de este trabajo se basa en identificar la relación entre instituciones (formales e informales) y el proceso de selección de candidatos4 por parte de los partidos políticos. En la literatura académica, éste proceso se ha estudiado principalmente a partir de:

i) Los métodos que utilizan los partidos para escoger a sus candidatos5.

Quienes han seguido este enfoque se centran en analizar aspectos relevantes a: el grado de inclusión y exclusión del cuerpo que elige a los candidatos, quiénes pueden ser candidatos, la descentralización en la decisión (territorial o funcional), y si el proceso se realiza por votación o por nominación. Field y Siavelis rescatan que en la literatura académica se ha propuesto, adicionalmente, revisar “el grado de regulación legal o control privado que ejercen los mismos partidos sobre el proceso” y el “grado en que el proceso está institucionalizado u orientado por el patronazgo” (2009, p. 65).

      

4

Para una mayor claridad, por selección de candidatos se entenderá aquí, siguiendo a Ranney (1981), como un “proceso predominantemente extralegal, mediante el cual un partido político decide qué persona legalmente elegible para ocupar un cargo público de elección será designado en el tarjetón y en la comunicación electoral como su recomendado y como el candidato o lista de candidatos apoyados”4. La selección de candidatos se refleja como “causa y efecto de las dinámicas de poder de los partidos” (Öhman, 2004, 4).

5

(31)

30  ii) La relación entre el proceso de selección y las instituciones6. En menor

medida, la literatura académica se ha planteado la relación entre instituciones y selección de candidatos. De acuerdo con Alarcón y Freidenberg “el contexto institucional que rodea las opciones de los partidos producen incentivos, así como también obstáculos sobre el comportamiento de los políticos y sobre la calidad de los procesos y sus resultados” (2007, p. 732). Por su parte, Duque (2007) analiza la rutinización organizativa (como se verá posteriormente en éste mismo apartado). A juicio de Losada “para que el proceso de escogencia pueda decirse que es controlado por el partido, las autoridades del mismo deben haber estatuido las reglas de dicho proceso y el proceso debe ajustarse a las mismas” (2007, p. 47). En ese orden de ideas, el autor plantea que “el grado de control de las autoridades del partido sobre los proceso de preselección, escogencia y proclamación, va a servir para distinguir dónde existe realmente un partido político, y donde a pesar de las apariencias no.” (2007, p. 47).

3.3. Aproximación teórica y metodológica al problema de investigación

En este proyecto analizará la rutinización de las instituciones formales en el proceso de selección de candidatos. El siguiente acerbo teórico buscará dar respuesta a las preguntas de investigación (descriptivas y explicativa). En ese sentido, aquí se plantea analizar las convergencias y divergencias entre lo formal-informal y la forma en que se desarrollan los procesos de selección de candidatos por parte de los partidos políticos colombianos seleccionados en el ámbito subnacional.

La propuesta teórica, se sustenta en los planteamientos de Duque (2007) con el fin de analizar la rutinización de los procesos de selección de candidatos. De       

6

(32)

31  acuerdo con Duque se trata de “un componente de la institucionalización organizativa” a partir de la cual se establece: “primero, la existencia de reglas estables que rigen el funcionamiento del partido; segundo, el grado de correspondencia entre reglas (normas estatutarias) y el funcionamiento del partido, y por último, como resultado de lo anterior, el carácter contingente-situacional o estándar universal de funcionamiento de éste.” (2007, pp. 143–4).

De acuerdo con Duque un bajo grado de rutinización implica una baja correspondencia entre las reglas y el funcionamiento real, así como la aplicación contingente de las reglas y modificaciones frecuentes de las reglas; un alto grado de rutinización, evidencia un alto grado de correspondencia entre reglas y el funcionamiento real, y la aplicación estándar de las reglas y estabilidad de las mismas (2007, 143 – 4).

Sin embargo, dado que el planteamiento de Duque (2007) respecto a la rutinización, hace hincapié en las instituciones formales, dejando de lado a las informales, en este trabajo se evidenciará que tanto las instituciones informales como las formales pueden o no responder a ejercicios de rutinización, bajo el entendido de que éstas “también dan forma a los resultados de las instituciones formales en una forma menos visible, pero igualmente importante, así: creando o fortaleciendo incentivos complementarios a las reglas formales” (Helmke y Levitsky, 2006, p. 3).

(33)

32  i) El grado de convergencia entre los resultados de las instituciones formales e informales. Cuando el resultado de las instituciones informales y formales son similares se da una convergencia; cuando seguir las reglas de juego da un resultado diferente a la de las formales, se da una divergencia; ii) La eficacia de las instituciones formales relevantes. Los actores consideran que las instituciones formales son eficaces si los mismos identifican una alta probabilidad de sanción, cuando no lo hacen, las instituciones formales son identificadas como ineficientes (2006, pp. 13–19).

(34)

33  Con base en los planteamientos teóricos de Duque (2007) y Helmke y Levitsky (2006) la rutinización en los procesos de selección de candidatos se analizará con base en los criterios propuestos por Hazan y Rahat (2009), a saber:

Selectorate (palabra de origen anglosajón). Se entenderá por éste “el cuerpo que elige a los candidatos” (Hazan y Rahat, 2009, p. 40). Este cuerpo se analiza conforme a su grado de inclusión o exclusión del cuerpo elector.

Candidatura. Se entenderá por éste aquel que responde “a la pregunta sobre quién puede presentarse como candidato de un partido” (Hazan y Rahat, 2009, p. 41). Al igual que el anterior criterio, se tiene en cuenta el grado de inclusión o exclusión.

Descentralización. De acuerdo con Hazan y Rahat (2009) la descentralización puede ser: territorial o funcional. En cuanto a la primera, ésta puede dar cuenta si se trata de una organización del partido nacional, regional o local. Respecto a la segunda, según Hazan y Rahat puede darse “por ejemplo, asegurando la representación grupos como sindicatos, mujeres o minorías” (2009, p. 42).

Votación versus nombramiento. Para Hazan y Rahat (2009) algunos partidos tienen en cuenta procedimientos de votación para la escogencia de sus candidatos, a diferencia del de nombramiento, en el que “los candidatos son nombrados sin necesidad de aprobación por parte de ninguna agencia del partido excepto por el mismo organismo nominador. (2009, pp. 39–46)

(35)

34  candidatos por parte de los partidos políticos colombianos en las elecciones subnacionales?

La variable dependiente es la rutinización de la selección de candidatos por parte de los partidos políticos colombianos en elecciones subnacionales. Teóricamente, siguiendo a Duque (2007, p. 143), en aquellos casos en los que hay rutinización, o altos grados de la misma, se espera que existan las reglas sean estables y tengan correspondencia con el funcionamiento del partido. Para lo cual se plantean las dimensiones (con sus respectivos indicadores y datos): i) Presencia de instituciones formales. Existen reglas formales que regulan el proceso de selección de candidatos en los procesos electorales. Los indicadores y los datos que se utilizarán serán los estatutos y/o resoluciones emanadas de cada partido; ii) Presencia de instituciones informales. Existen reglas informales en el proceso de selección de candidatos. Los indicadores serán la identificación de reglas informales en el proceso de selección de candidatos. Los datos provienen de entrevistas a los líderes y miembros del staff de los partidos políticos, así como de revisión de prensa. Esta variable se revisará con base en los criterios de Hazan y Rahat (2009) recién expuestos.

Las variables independientes (se plantean a partir de la identificación sus dimensiones, indicadores y datos) serán las siguientes:

(36)

35  ii) Estructura organizativa del Partido. Se revisará la cobertura de la

estructura organizativa de los partidos (en los ámbitos nacional, departamental y municipal), con base en información suministrada por los partidos, entrevistas y revisión de prensa.

iii) Jugadores con capacidad de veto. Se analizarán los actores que intervienen en la escogencia de los candidatos. Los jugadores con capacidad de veto, siguiendo a Tsebelis (2002), son aquellos “actores individuales o colectivos cuya aprobación es necesaria para un cambio en el status quo” (p. 19). Para este efecto, se tendrán en cuenta la intervención de éstos en los procesos de selección de candidatos. Los datos serán obtenidos de los estatutos de los partidos, revisión de prensa y entrevistas.

Tabla Nº 1. Variables independientes

Variable Dimensiones Indicadores Valores Datos

Coexistenc ia de institucion es formales e

informales

Relación entre las instituciones formales e informales.

Existencia de reglas formales e informales en los procesos de selección de candidatos

Complementari edad, conflicto, acomodación, sustitución

Estatutos y resoluciones

promulgadas por los partidos para las elecciones de 2011, entrevistas a políticos y miembros del staff de los partidos y revisión de prensa.

Estructura organizativ a del Partido

Cobertura de la estructura organizativa del Partido

Presencia del Partido en el ámbito municipal y/o departamental.

Presencia territorial: mayor, media o menor.

Revisión de información de presencia territorial del Partido; revisión de prensa y entrevistas. Existencia de jugadores con capacidad de veto Actores

intervinientes en los procesos de S.C.

Los procesos de selección de candidatos son democráticos o favorecen a actores políticos dominantes

Existe o no existe. En caso de existir, es: el actor con capacidad de veto es formal o informal.

Estatutos y resoluciones,

entrevistas y revisión de prensa.

Fuente: Elaboración propia

(37)

36  H1. En la medida en que coexistan instituciones formales con instituciones informales se puede disminuir la rutinización de los procesos de selección de candidatos.

H2. Partidos políticos con mayor cobertura territorial de estructuras organizativas garantizan la rutinización de los procesos de selección de candidatos.

H3. La existencia de jugadores con capacidad de veto informales o formales en los procesos de selección de candidatos afecta la rutinización de los procesos de selección de candidatos.

Dado que el estudio no pretende abordar el universo del sistema de partidos políticos colombiano con personería jurídica vigente para las elecciones de 20117, se tomará una muestra representativa del sistema de partidos colombiano, con base en los siguientes criterios8:

Ideológicos. Se tendrán en cuenta partidos de derecha, de centro derecha, de centro y de centro izquierda. Cabe aclarar que el único partido de izquierda en Colombia es el Polo Democrático Alternativo. El caso del Polo no se tendrá en cuenta dada la dificultad para acceder a información referida a sus procesos de selección de candidatos.

Temporal. Se analizarán partidos políticos tradicionales (es decir aquellos que tienen una larga trayectoria en el sistema político colombiano) y

      

7

Conforme con los datos reportados por el Consejo Nacional Electoral, los partidos políticos que a 2010, un año antes de las elecciones subnacionales, “conservan su personería jurídica articulo primero resolución 1959 del 26 de agosto de 2010 en proceso de notificación y ejecutoria” son en total 12, a saber: Partido Liberal Colombiano, Partido Conservador Colombiano, Partido de Integración Nacional “PIN”, Partido Cambio Radical, Partido Verde, Movimiento de Autoridades Indígenas de Colombia “AICO”, Movimiento Alianza Social Indígena (posteriormente Alianza Social Independiente), Movimiento MIRA, Partido Social de Unidad Nacional “Partido de la U”, Partido Polo Democrático Alternativo, Movimiento Afrovides – La esperanza de un pueblo, Movimiento Interétnico de Opción Participativa “MIO”. Información tomada de: http://www.registraduria.gov.co/-Partidos-y-movimientos-politicos,317-.html. Consultado el 8 de junio de 2013.

8

(38)

37  partidos políticos de reciente creación. Respecto a estos últimos, cabe resaltar que se incluirán en el estudio partidos que tienen origen en escisiones de los tradicionales como aquellos que han estado por fuera de los tradicionales o terceras fuerzas.

Magnitud del partido. Se estudiarán partidos políticos que tengan un aparato o una estructura partidista robusta y ampliamente difundida en todo el territorio nacional, como partidos que tienen limitaciones en sus aparatos o estructuras partidistas.

Estos partidos se estudiarán con base en las elecciones de 2011, dado que como plantean Hazan y Rahat

En cualquier análisis sobre métodos de selección de candidatos, la unidad de análisis es un partido en un país particular en un momento específico. Sólo en aquellos casos en los que varios partidos en un país usan métodos similares (generalmente debido a exigencias legales), o donde un sólo partido utiliza un método de selección de candidatos similar a lo largo del tiempo, se pueden realizar generalizaciones sobre los procesos de selección de candidatos. (2009, p. 39)

A partir de los argumentos recién expuestos, cabe aclarar que no se trata de un ejercicio comparado, sino de identificar para cada uno de los partidos estudiados, la intervención de las instituciones formales e informales en sus procesos de selección de candidatos. El ejercicio analítico impide establecer generalizaciones, razón por la cual se establecerán tendencias o puntos de recurrencia entre los partidos políticos colombianos.

(39)

38  formalizar los procesos de selección de candidatos. También se recurrirá a entrevistas a dirigentes políticos, directores de los partidos y funcionarios de las direcciones nacionales. En estas entrevistas se indagó por el proceso de escogencia de los candidatos a la luz del cumplimiento de las normas establecidas por los partidos, así como por las reglas informales que se yuxtaponen a las anteriores.

Otra fuente utilizada en esta investigación fue la prensa escrita nacional, regional y local. Con el fin de corroborar parte de la información contenida en la prensa escrita y en algunas resoluciones de los partidos, se revisaron los resultados electorales de las elecciones subnacionales para alcaldía de 2011.

Cabe resaltar que este tipo de fuentes de información, en particular las entrevistas, dan en algunos casos una visión que puede ser sesgada de la realidad, razón por la cual buscan confrontarse entre ellas con el fin de tener un panorama más objetivo del fenómeno analizado.

(40)

39 

4. Formalización de los partidos políticos colombianos y de sus procesos de selección de candidatos en Colombia

La formalización del proceso de selección de candidatos por parte de los partidos políticos colombianos se revisará con base en dos aspectos: i) La formalización que es impuesta por el Estado mediante exigencias constitucionales o legales; ii) La formalización propia que hace un partido político de sus procedimientos internos. Este tipo de formalización busca dar respuesta a una eventualidad coyuntural que requiere de un andamiaje formal con el fin de: o ajustarse a la ley o darle legitimidad a los procesos políticos.

El barrido constitucional y legal que se presenta a continuación permitirá entender cómo ha evolucionado la formalización de los procesos de selección de candidatos en Colombia, toda vez que dicho proceso va atado a transformaciones del sistema político colombiano.

4.1. Formalización impuesta por el Estado en Colombia

Los intentos por formalizar a los partidos políticos, y por ende a sus procesos internos (entre ellos el de la selección de candidatos) inició en Colombia hace tres décadas y media. El primer antecedente se remonta a la expedición de la Ley 28 de 1979 (Código Electoral), en el marco de un sistema político altamente centralizado y excluyente. Centralizado, en la medida en que las autoridades locales (alcaldes) eran designadas por los gobernadores, los cuales a su vez eran designados por los presidentes. Excluyente, porque se expide durante el desmonte del Frente Nacional, el cual se había caracterizado por la paridad (en los cargos estatales, departamentales y municipales) y la alternancia entre los dos partidos tradicionales.

(41)

40  no se inmiscuyó ni los procedimientos internos de los partidos, ni en exigencias de inclusión en los estatutos de temas referidos a la selección de los candidatos.

La formalización de los partidos políticos fue una preocupación del gobierno de Belisario Betancur (1982-1986); la cual quedó evidenciada en la misiva que Rodrigo Escobar Navia, Ministro de Gobierno, envió a los Partidos Políticos. (Uribe, 1985, pp. 13-14), en la que planteaba “1. La legalización o institucionalización de las distintas fuerzas políticas.” De acuerdo con Uribe

El ministro de gobierno, al hablar de “legalización o institucionalización de los partidos”, daba a entender con claridad que la institucionalización debía entenderse en el sentido jurídico de la palabra. Afirmaba, en efecto, que los partidos políticos “necesitan disponer de una mínima claridad sobre las reglas de juego, así como sobre las garantías, derechos, las obligaciones y los medios con que deberán y podrán contar para el ejercicio de sus funciones”. (1985, p. 18).

(42)

41  ampliado, aunque mantenía ciertos márgenes de verticalidad, característicos de la trayectoria histórica de los partidos políticos.

La discusión respecto a temas relevantes a los partidos políticos y a sus procesos internos es reciente en la historia colombiana. Sin embargo, desde la Constitución política de 1886 se hacían tímidos planteamientos acerca de la relación entre los partidos políticos y las elecciones, el sistema electoral, y la afiliación partidista. Para Uribe la sola mención de los partidos en la Constitución de 1886 implicaba directamente una constitucionalización de los mismos, a tal punto que plantea que “Paradójicamente, poco o nada se ha avanzado en la reglamentación legal que desarrolle estos aspectos constitucionales. Los partidos fueron constitucionalizados antes y sin llegar luego a ser institucionalizados.” (1985, pp. 65-67). Lo que lleva a Uribe a plantear que “El estatuto de partidos no sería sino la consecuencia lógica del grado de constitucionalización e institucionalización que ya se la ha dado” (1985, p. 71). Planteamientos por demás controversiales, toda vez que la sola mención de los partidos políticos en un texto constitucional no implica un proceso de formalización en sentido estricto, en la medida en que éste no desarrolla aspectos relevantes del partido como organización política o al menos exija un desarrollo jurídico posterior; y en ambos casos, en la Constitución de 1886 no se presentaban tales condiciones.

(43)

42  Hasta mediados de los ochenta, los partidos políticos no estaban formalizados plenamente, ni mucho menos sus procesos de escogencia de candidatos. Incluso, los primeros atisbos de formalización llegaron primero que el proceso de descentralización política, con la consecuente elección popular de alcaldes (en 1986).

La descentralización política y administrativa colombiana inicia con la promulgación de la Constitución Política de 1991, al incluir la elección popular de gobernadores. De igual forma, la Constitución de 1991 formalizó a los partidos y movimientos políticos y a sus procesos de selección de candidatos. Respecto a éstos últimos, estableció que los únicos que podrían presentar candidatos a elecciones eran los partidos y movimientos políticos, así como los movimientos sociales y los grupos significativos de ciudadanos.

La formalización tanto de los partidos como de sus procesos de selección de candidatos se completó con la promulgación del Estatuto básico de los partidos y movimientos políticos (Ley 130 de 1994). Para la obtención de la personería jurídica, el Estatuto estableció, entre otros requisitos, la presentación de la copia de los estatutos; y exigía, de manera vaga y abstracta, que la organización y funcionamiento de los partidos fuera conforme con lo establecido por los estatutos9.

No obstante, este proceso de formalización, con el cual se pretendía fortalecer a los partidos políticos, y por ende la democracia representativa colombiana, quedó en entredicho por los impactos que tuvo en el sistema de partidos. ¿En qué       

9

(44)

43  sentido la formalización de los partidos políticos impactó al sistema de partidos? Al exigirse unos requisitos mínimos para la creación de partidos, el Estatuto generó una estructura de incentivos, no sólo para que diversas fuerzas políticas y sociales, otrora excluidas, participaran en el sistema político, bajo la etiqueta genérica de terceras fuerzas, sino que condujo a una emancipación de líderes políticos (provenientes de facciones de los partidos tradicionales), los cuales se independizaron y formalizaron sus maquinarias político electorales; en particular, si se tiene en cuenta que los partidos y movimientos políticos tienen acceso a la financiación estatal tanto para su funcionamiento interno como para espacios en los medios de comunicación.

En la década del noventa, la entrega de avales a candidatos se convirtió en un ejercicio mecánico que realizaban los partidos políticos. Las exigencias a los candidatos por parte de los partidos políticos para avalar las candidaturas eran mínimas. Los partidos se convirtieron en máquinas de entrega de avales, lo que empezó a evidenciar fallas en la responsabilidad de los partidos en el ejercicio de la representación. El fraccionamiento de los partidos tradicionales y la creación de múltiples microempresas electorales, tuvo efectos directos en la selección de los candidatos, pues como menciona Pizarro

(45)

44  autorizados por sus débiles directorios nacionales, para portar cualquier etiqueta política con autonomía del nombre del partido a los cuales pertenecen de manera pública y visible (2002, p. 8).

La Ley 130 de 1994 fue pionera en la formalización de los procesos de selección de candidatos (y los métodos que se derivan de los mismos), y le dedica a dicho proceso el Título III. En éste se estableció que los partidos y movimientos políticos con personería jurídica, pueden “postular candidatos a cualquier cargo de elección popular sin requisito alguno.” [Artículo 9]. Para los casos de asociaciones o grupos significativos de ciudadanos, presenta requisitos adicionales.

Aunque la Ley no se inmiscuye en los asuntos internos de los partidos, formaliza las consultas internas como método de selección de candidatos. Lo que llama la atención de este tipo de consultas es que el carácter vinculante y obligatorio de los resultados depende de la decisión del partido. Finalmente, la Ley exige que quienes participen de la consulta interna deben estar afiliados10 al Partido. Requisito formal sin mayores repercusiones en el desarrollo de los procesos, toda vez que, como se expondrá en el capítulo 6º, las candidaturas (Hazan y Rahat, 2009) transitan entre lo formal y lo informal.

Con el fin de fortalecer a los partidos y su democracia interna, así como hacer frente a los problemas internos (expuestos por Pizarro, 2002) y externos (corrupción, vínculos con carteles del narcotráfico y con grupos armados ilegales) que evidenciaron los partidos políticos en la década del noventa, el Congreso reformó la Constitución en 2003 (Acto Legislativo 01 de 2003) y en 2009 (Acto Legislativo 01 de 2009).

      

10

(46)

45  El Acto Legislativo 01 de 2003 se planteó como una reforma política, en la medida en que afectó al sistema político en su integralidad, cambiando entre otras el sistema electoral y las reglas del funcionamiento y actuación de los partidos políticos. Con esta reforma, se buscó, como afirma Losada, que los partidos recobraran el control “sobre el proceso de nominación de sus candidatos” (2007, p. 53). Los cambios de 2003 afectaron directa e indirectamente los procesos de selección de candidatos, así: i) Directos. Se incluyó en la Constitución, el método de la consulta popular, como complemento al de la consulta interna; ii) Indirectos. Se prohibió la doble militancia, y se limitó el número de candidatos al de cargos a proveer (candidato único por partido).

En cuanto al Acto Legislativo 01 de 2009, en éste se incluyó la posibilidad de realizar consultas interpartidistas (cuyo resultado es obligatorio, e impide a los que sean derrotados participar en otros procesos de selección para las mismas elecciones) para la selección de candidatos. Pero quizás el mayor cambio constitucional que introdujo esta reforma fue determinar que la responsabilidad política de los candidatos avalados recae sobre los partidos políticos, lo cual plantea un efecto tácito de la Constitución en los procesos de selección de candidatos. La Constitución exige que los partidos respondan por:

Figure

Tabla Nº 1. Variables independientes

Tabla Nº

1. Variables independientes p.36
Tabla Nº. 3. Criterios de selección de candidatos, formalidad e informalidad.

Tabla Nº.

3. Criterios de selección de candidatos, formalidad e informalidad. p.59
Tabla Nº. 4. Criterios de selección de candidatos, formalidad e informalidad. Partido Liberal Colombiano

Tabla Nº.

4. Criterios de selección de candidatos, formalidad e informalidad. Partido Liberal Colombiano p.69
Tabla Nº. 5. Criterios de selección de candidatos, formalidad e informalidad. Partido Social de Unidad Nacional

Tabla Nº.

5. Criterios de selección de candidatos, formalidad e informalidad. Partido Social de Unidad Nacional p.78
Tabla Nº. 6. Criterios de selección de candidatos, formalidad e informalidad. Partido Conservador Colombiano

Tabla Nº.

6. Criterios de selección de candidatos, formalidad e informalidad. Partido Conservador Colombiano p.88
Tabla Nº. 7. Criterios de selección de candidatos, formalidad e informalidad en los partidos políticos colombianos

Tabla Nº.

7. Criterios de selección de candidatos, formalidad e informalidad en los partidos políticos colombianos p.93

Referencias

Actualización...