Importancia de la metodología en los proyectos de investigación

Texto completo

(1)

I MPORTAN CI A DE LA METODOLOGÍ A EN LOS PROYECTOS DE I N VESTI GACI ÓN

Mirt a Graciela Aranda

Universidad Nacional de La Plat a ( Argent ina)

m irt aaranda@yahoo.com .ar

Resum en

El present e t rabaj o es un recorrido de m i experiencia com o t esist a de la carrera de Licenciat ura en Com unicación Social de la Facult ad de Periodism o y Com unicación Social de la Universidad de La Plat a.

La invest igación cient ífica y la ciencia se vinculan con la necesidad del hom bre de responder int errogant es, el m odo de acercarse a la m ism a depende de la visión del m undo del invest igador, de su configuración cult ural, del m om ent o hist órico y de los paradigm as vigent es.

El m ét odo cient ífico se caract eriza por ser racional, analít ico, claro y preciso, suscept ible de verificación y explicación, definición que rem it e a la rigurosidad y a la necesidad de la vigilancia epist em ológica de t odo t rabaj o para evit ar la subj et ividad del invest igador quien sólo debe basarse en los hechos.

El proceso de invest igación cient ífica necesit a de un m ét odo para ordenar, esquem at izar, regist rar e int erpret ar dat os, adem ás de econom izar t iem po y recursos, caso cont rario el t rabaj o se t ransform a en un cúm ulo de dat os incoherent es difícil de t ransm it ir.

Todo m ét odo es una const rucción, un act o singular y creat ivo donde el suj et o invest igador t om a decisiones a fin de obt ener una est ruct ura det erm inada en relación con un cont ext o.

La opción m et odológica es una elección relat iva, responde a ciert a concept ualización t eórica previa del invest igador que lo encam ina a descubrir la nat uraleza del obj et o de est udio, ést e debe at enerse a los crit erios de verdad est ablecidos en el cam po específico de invest igación ( Bourdieu cit ado por Rosana Guber en “ El Salvaj e m et ropolit ano” : 1991) .

Palabras clave: m arco m et odológico pluralist a basado en el enfoque ant ropológico.

La im port ancia de la m et odología de la invest igación en la Tesis de Grado

Para graduarse los est udiant es universit arios deben producir un t rabaj o académ ico con norm at ivas y reglam ent aciones específicas em anadas de cada facult ad, ést e debe aj ust arse al espírit u de invest igación inspirado por la inst it ución a lo largo de la carrera cursada.

De acuerdo con la Resolución del Minist erio de Cult ura y Educación Nº 1168 del 11 de j ulio de 1997, una t esis debe “ dem ost rar dest reza en el m anej o concept ual y m et odológico correspondient e al est ado act ual del conocim ient o en la o las disciplinas del caso…” , m ient ras que la acepción et im ológica del t érm ino m ét odo, del lat ín m et hodus, significa: cam ino y es definida por el Diccionario de la Real Academ ia Española com o “ el m odo de decir o hacer una cosa ( …) el m odo de obrar o proceder; ( …) es el procedim ient o que se sigue en las ciencias para hallar la verdad y enseñarla; es de dos m aneras: analít ico y sint ét ico” ( Vigésim a Edición, 1984, Tom o I I ) .

De est a definición se desprende que t oda invest igación posee un conj unt o de caract eríst icas fundam ent ales m ediant e las cuales se ext rae inform ación para lograr alcanzar los obj et ivos propuest os. En caso de ser una invest igación cient ífica el m ét odo es riguroso y t écnico, persigue el fin de am pliar el conocim ient o cient ífico y no necesariam ent e debe t ener una aplicación práct ica, el invest igar puede ser sólo un m odo de develar un int errogant e.

Toda invest igación cient ífica const a de t res elem ent os esenciales: el suj et o, el obj et o y el m ét odo. El suj et o de conocim ient o es el invest igador que aborda un int errogant e o exhort a a una explicación; el obj et o es lo que se desea conocer y; el m ét odo es el cam ino a recorrer para develar el int errogant e.

La m et odología de la invest igación adem ás de ser una herram ient a de conocim ient o para abordar lo desconocido puede considerarse un verdadero paradigm a invest igat ivo ya que la const rucción del proyect o de invest igación, la invest igación m ism a y la exposición de los result ados im plica la ut ilización del invest igador de m arcos t eórico-m et odológicos “ para int erpret ar los fenóeórico-m enos sociales en el cont ext o de una det ereórico-m inada sociedad” ( Vasilachis de Gialdino) .

(2)

consist e en opt ar por el t em a y el t ipo de invest igación a realizar, luego se elige el m ét odo adecuado que servirá de guía en la concreción de procedim ient os específicos y perm it irá encarar un proyect o de invest igación, redact ar ideas y analizar los dat os obt enidos considerando siem pre la escasez de t iem po del t esist a, generalm ent e sum ergido en la vorágine de exigencias laborales y con el deseo de cum plim ent ar el t rabaj o final para lograr el t an anhelado t ít ulo.

La elección del m ét odo no es t area fácil, a m i ent ender t odos t ienen lim it aciones y beneficios, debería surgir del conocim ient o proporcionado por la experiencia del invest igador y de ser necesario pensar en una m et odología pluralist a a fin de obt ener dat os que perm it an realizar relaciones ent re las dist int as variables del obj et o de est udio, lo m ism o debería aplicarse a las t écnicas.

De t odas las m et odologías las que m ás se adapt an al est udio de fenóm enos sociales son las derivadas del enfoque ant ropológico social - no cóm o sinónim o de la et nología- , est a elección conlleva una reflexión epist em ológica acerca de cuál es la m ás apropiada para las variables a invest igar, cuál es la que conduce al invest igador al reconocim ient o de los fenóm enos sociales y al conocim ient o del m odo en que los act ores sociales configuran el m arco significat ivo de sus pract icas, nociones y perspect ivas.

En ese sent ido Guber expresa que la Teoría de la Diversidad perm it e al invest igador const ruir una diversidad relevant e desde la perspect iva t eórica y para sus fines invest igat ivos, reúne nociones em anadas de la concepción de la nat uraleza del m undo social y perm it e describir y analizar el proceso social en su variedad y singularidad rescat ando la lógica producción m at erial y sim bólica de los suj et os sociales, ut iliza el t érm ino “ Perspect iva del act or” para definir el universo de referencia subyacent e y art iculador del conj unt o de práct icas, nociones y sent idos organizados por las represent aciones y act ividades de los suj et os sociales, con práct icas de exist encia em píricas y form ulación, const rucción e im plicancias definidas desde la t eoría en un m arco sociocult ural e hist órico que vincula las dim ensiones significant es con el proceso social, con un efect o de quiebre en el invest igador al reconocer los int erst icios donde no exist en referencias t eóricas o coincidencias con su propia cult ura, est e hecho produce una rupt ura y un m ovim ient o de desnat uralización de lo nat uralizado para “ const ruir sobre la reconst rucción de m om ent os condensados select os y significant es experim ent ados en el cam po” si se ha procedido a una const ant e puest a en relación ent re lo universal y lo singular.

De est e enfoque ant ropológico surgen dos m odos de t rabaj ar en el cam po para ent ender fenóm enos sociales, el m ét odo em pírico o cuant it at ivo y el cualit at ivo para la int erpret ación, es decir una m et odología pluralist a o m ixt a sin obviar que exist en ot ros paradigm as de invest igación.

Varsilachis de Gialdino define el t érm ino paradigm a com o “ los m arcos t eórico- m et odológicos ut ilizados por el invest igador para int erpret ar fenóm enos sociales en el cont ext o de una det erm inada sociedad” , para ser reconocidos com o t al deben responder a una cosm ovisión filosófica, det erm inar una o varias form as o est rat egias de acceso a la realidad, adopt ar o elaborar concept os de acuerdo con la/ s t eorías que crea o supone, un cont ext o social, una form a de com prom iso exist encial y una elección respect o de los fenóm enos sociales analizados.

Por su part e, Cat alina Wainerm an m enciona com o errores com unes al form ular una invest igación social los siguient es:

 Form ulación de un obj et ivo m uy am plio que no es suscept ible de ser est udiado.  Form ulación de obj et ivos específicos que no est án incluidos en el general.

 Falt a de conciencia de que j unt o al problem a a invest igar hay que exam inar la realidad de los dat os, t area im posible si no se t iene acceso a los m ism os.

 Confusión ent re: producción de conocim ient o sobre la realidad y elaboración de polít icas para operar sobre ella, obj et ivos de invest igación y propósit os de largo plazo, afirm aciones fáct icas y afirm aciones valorat ivas, hipót esis com o conj et ura e hipót esis com o presupuest o o punt o de part ida que orient a la invest igación.  Confección de m arcos t eóricos que no se condicen con el m arco m et odológico.

 Plant eam ient o de un obj et ivo explicat ivo sin haber alcanzado una descripción del fenóm eno en invest igación.

 I ncom pat ibilidad ent re obj et ivos diacrónicos y diseños sincrónicos.

 Confusión ent re obj et ivo específico y cam ino a recorrer en el desarrollo de la invest igación.

(3)

donde se pone en práct ica la t eoría.

Mi experiencia com o t esist a

Al m om ent o de producir la Tesis para graduarm e fue de vit al im port ancia el haber cursado el Sem inario Perm anent e de Tesis y lograr com o product o final de la asignat ura el Plan de Tesis definit ivo.

Con la cát edra adquirí herram ient as para abordar las diferent es inst ancias del proceso y fundam ent alm ent e puse en claro cuál sería m i obj et o de est udio, qué deseaba conocer del m ism o y cóm o im plem ent ar el proyect o de invest igación.

El conocer el obj et ivo y disponer de un m arco t eórico de referencia facilit ó la elección de la t écnica a em plear, al respect o Bourdieu expresa que las elecciones t écnicas son inseparables de las t eorías de const rucción del obj et o ( I nt roducción: epist em ología y m et odología: 1992) .

Si consideram os que la Ciencia de la Com unicación es un desprendim ient o de las Ciencias Sociales, es fácil deducir las dificult ades para la experim ent ación, hecho reem plazado por las cont inuas observaciones y la ut ilización “ en gran escala del m ét odo com parat ivo, el cual sust it uye a la experim ent ación en las ciencias sociales” ( Maurice Divergen: 1962) , plasm ado especialm ent e en t ablas y gráficos.

Com o m encioné ant eriorm ent e la m et odología m ás adecuada para m i invest igación fue la ant ropológica. Las t écnicas ut ilizadas variaron en las dist int as fases del est udio de cam po, desde la sim ple observación para hacer un paneo de los dist int os escenarios al inicio hast a la observación part icipant e, ent revist as, hist orias de vida, encuest as, fuent es docum ent ales, et c. acudiendo a dist int os recursos a fin de obt ener inform ación para responder al int errogant e plant eado.

El t em a elegido delim it ó el obj et o de est udio, perm it ió ident ificar el problem a y el m arco problem át ico. La elección no fue arbit raria, respondió a una m ot ivación m ayor vinculada al fut uro de una com unidad dependient e de la act ividad t uríst ica donde los adolescent es son el pilar del fut uro, siendo el t ít ulo elegido para m i tesis “ Configuración de la m at erialidad social de los j óvenes de Mar del Tuyú” .

El próxim o paso consist ió en am pliar los fundam ent os t eóricos para enm arcar el problem a y sit uar al lect or en m is bases concept uales ya definidas en el Plan de Tesis, la de los aut ores, t eorías o proposiciones generales dent ro de las cuales se iba a sit uar el t rabaj o de invest igación ( Carlos Sabino: 1987) .

El m arco concept ual t uvo com o fin dar cuent a de las t ransform aciones cult urales adem ás de posibilit ar la com prensión de un nuevo m apa at ravesado por dist int as dinám icas del sist em a capit alist a, donde las ident idades son conform adas en el m ercado de consum o y el poder hegem ónico se desplaza de la im posición al consenso del consum o, con la part icipación de la com unicación m asiva que incide al forj ar im aginarios sociales.

Los aport es t eóricos m ás significat ivos fueron provist os por int elect uales lat inoam ericanos de gran influencia en el área de com unicación/ cult ura com o Jesús Mart ín Barbero, Nést or García Canclini, Guillerm o Orozco Góm ez, Renat o Ort iz quienes con sus t eorías generaron paut as para conocer e invest igar los fenóm enos sociales act uales y sus t ransform aciones, t ant o en el sent ido de t iem po y espacio com o la incidencia de las nuevas t ecnologías en las nuevas ident idades en perm anent e const rucción.

Ot ros invest igadores considerados fueron la ant ropóloga Margaret Mead y el especialist a en ident idades j uveniles Marcelo Urrest i. Todos ellos, a m i ent ender, int ent an observar y analizar las t ransform aciones cult urales sin dem onizarlas y sent ar nuevas bases para el diseño de nuevas t eorías de conocim ient o y alt ernat ivas polít icas. El uso de m et odologías y t écnicas de invest igación se aj ust ó al t ipo de inform ación requerida para responder cada variable del obj et o de est udio, el m ét odo cualit at ivo para obt ener inform ant es/ inform aciones claves y secundarios y el cuant it at ivo para t ener referencias em píricas.

La elección del m arco t eórico y m et odológico im plicó un est ilo de t rabaj o de cam po, una m irada part icular sobre el m undo y un m odo de ordenar el caos sin caer en el desosiego, para lo cual fue fundam ent al la com binación de m ét odos derivados especialm ent e de las Teorías de Relaciones, de Cam pos y de Habit us del sociólogo Bourdieu, quien aport ó un sist em a sim bólico que da cuent a de las est ruct uras est ruct urant es del conocim ient o y de la const rucción de lo real, es decir, del int elect o y de su relación con los com port am ient os sociales concret os en los dist int os habit us.

(4)

sit uación que dificult ó el acceso al obj et o de est udio.

Lo narrado m e rem it e nuevam ent e a valorar la experiencia obt enida a lo largo de la carrera, esos conocim ient os int ernalizados son los que proveyeron soluciones en el cam po al m om ent o de corregir errores y m ej orar el proyect o de invest igación.

Ot ros Obst áculos:

 Escasa colaboración de los Organism os Oficiales para la obt ención de docum ent ación referida al t em a.

 Falt a de recursos económ icos para am pliar la inform ación.

 Problem as de infraest ruct ura: escasez de m edios para obt ener bibliografía pert inent e. Las Bibliot ecas de la zona no cuent an con m at erial de Com unicación del nivel universit ario y el acceso al servicio de I nt ernet en t em porada de t urism o alt o es dificult oso por su sat uración y sus cost os, ent re ot ros.

Fort alezas:

 Alt a part icipación de los adolescent es obj et o de est udio en la invest igación de cam po.

 Buena predisposición de los adult os y de la sociedad en general a la realización de est e t ipo de invest igaciones sociales.

Bibliografía

BOURDI EU, Pierre. I nt roducción: epist em ología y m et odología, en “El oficio del sociólogo” , Ed. Siglo XX, Bs. As., 1992, págs. 11 a 25.

GUBER, Rosana. El salvaj e m et ropolit ano. Ed. Legasa, Bs. As., 1991.

SABI NO, Carlos. Cóm o hacer una Tesis ( Guía para elaborar y redact ar t rabaj os cient íficos) . Caracas, Edit orial PANAPO, 1987. Capít ulos 6 y 7. Págs. 77 - 117.

VASI LACHI S DE GI ALDI NO en w w w .qualit at ive- research.net

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...