Simulación del Requerimiento y Suministro del Agua en el Municipio de Atizapán de Zaragoza, Estado de México-Edición Única

183  Descargar (0)

Texto completo

(1)

INSTITUTO TECNOLÓGICO Y DE ESTUDIOS SUPERIORES DE MONTERREY

PRESENTE.-Por medio de la presente hago constar que soy autor y titular de la obra denominada "SIMULACIÓN DEL REQUERIMIENTO Y SUMINISTRO DE AGUA EN EL MUNICIPIO DE ATIZAPÁN DE ZARAGOZA, ESTADO DE MÉXICO", en los sucesivo LA OBRA, en virtud de lo cual autorizo a el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (EL INSTITUTO) para que efectúe la divulgación, publicación, comunicación pública, distribución, distribución pública y reproducción, así como la digitalización de la misma, con fines académicos o propios al objeto de EL INSTITUTO, dentro del círculo de la comunidad del Tecnológico de Monterrey.

El Instituto se compromete a respetar en todo momento mi autoría y a otorgarme el crédito correspondiente en todas las actividades mencionadas anteriormente de la obra. De la misma manera, manifiesto que el contenido académico, literario, la edición y en general cualquier parte de LA OBRA son de mi entera responsabilidad, por lo que deslindo a EL INSTITUTO por cualquier violación a los derechos de autor y/o propiedad intelectual y/o cualquier responsabilidad relacionada con la OBRA que cometa el suscrito frente a terceros.

(2)

Simulación del Requerimiento y Suministro del Agua en el

Municipio de Atizapán de Zaragoza, Estado de México-Edición

Única

Title Simulación del Requerimiento y Suministro del Agua en el Municipio de Atizapán de Zaragoza, Estado de México-Edición Única

Authors Carole Farell Baril

Affiliation Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México

Issue Date 2008-11-01

Item type Tesis

Rights Open Access

Downloaded 19-Jan-2017 01:39:43

(3)

INSTITUTO TECNOLÓGICO Y DE ESTUDIOS SUPERIORES DE MONTERREY

SIMULACIÓN DEL REQUERIMIENTO Y SUMINISTRO DEL

AGUA EN EL MUNICIPIO DE ATIZAPÁN DE ZARAGOZA,

ESTADO DE MÉXICO

TESIS QUE PRESENTA

CAROLE FARELL BARIL

MAESTRÍA EN CIENCIAS EN DESARROLLO SOSTENIBLE MDS 03

(4)

INSTITUTO TECNOLÓGICO Y DE ESTUDIOS SUPERIORES DE MONTERREY

SIMULACIÓN DEL REQUERIMIENTO Y SUMINISTRO DEL

AGUA EN EL MUNICIPIO DE ATIZAPÁN DE ZARAGOZA,

ESTADO DE MÉXICO

TESIS QUE PARA OPTAR EL GRADO DE

MAESTRO EN CIENCIAS EN DESARROLLO SOSTENIBLE PRESENTA

CAROLE FARELL BARIL

Asesor: Coasesor:

Dr. ILANGOVAN KUPPUSAMY AMMAL Dr. MANUEL ALVAREZ MADRIGAL

Comité de tesis: Dra. ELIZABETH GRISELDA TORIZ GARCÍA

Dr. JAVIER RAMÍREZ ANGULO Dr. GUILLERMO ROMÁN MOGUEL

Jurado: Dr. JAVIER RAMÍREZ ANGULO

Dra.ELIZABETH GRISELDA TORIZ GARCÍA Dr. ILANGOVAN KUPPUSAMY AMMAL Dr. GUILLERMO ROMÁN MOGUEL

Presidente Secretario Vocal Vocal

(5)

A mi esposo y mis hijos, por estar conmigo en aquellos momentos

(6)

AGRADECIMIENTO

(7)

RESUMEN

Se realiza la simulación del sistema hídrico del municipio de Atizapán de Zaragoza en el Estado de México, con el objetivo de cuantificar el requerimiento de agua potable y elaborar un Plan de Acción que asegure la calidad y el suministro de este importante recurso a largo plazo, esto a través de un modelo de simulación y con el fin de fortalecer la gestión del agua.

La problemática del agua en el municipio puede representarse como un sistema lineal, poco sostenible, en donde se extrae agua de dos acuíferos para cubrir las necesidades de una población creciente y el agua residual es vertida en aguas superficiales sin tratamiento alguno, poniendo en riesgo la salud de la población. Este sistema abierto provoca la pérdida de aguas superficiales y mina las subterráneas; sumado a lo anterior, la calidad de este recurso puede verse afectada por el peligro de infiltrar contaminantes, debido a que la cuenca de los ríos, presas y arroyos funciona como zona de recarga.

Una vez identificada la problemática del recurso hídrico en el municipio, se procede a modelar la respuesta de un acuífero frente a tres escenarios distintos: el Tendencial, el escenario que proyecta las Políticas de Control como el cierre de pozos ilegales y la reparación de fugas; y el que modela Políticas de Prevención tales como riego con aguas tratadas, uso ecoeficiente del recurso, dispositivos ahorradores, y aprovechamiento del recurso pluvial.

(8)

SUMMARY

A simulation of the hydro system of Atizapan in Mexico State is being done. The objective is to quantify the demand of potable water in order to do an action plan that ensures the quality and supply of this important resource in the long term. This will be done throughout a simulation model where the end is to strengthen the water management system.

Water management at the county can be represented as a linear system that is hard to sustain. Water is extracted from two aquifers to cover the needs of a continuously increasing population. Besides, residual water is poured openly into rivers and dams without preventive treatment. This fact constitutes a high sanitary risk for the population. The open system provokes the loss of superficial waters and harms the aquifer. In addition, the quality of this resource may be affected by the infiltration of polluting agents, considering that the groundwater of dams and rivers is as well used as a recharge zone.

Once the issues of the hydro resources in the county are identified, the answer may come under three scenarios: the first one, based in trends, the second, establishes the control policies as closing illegal wells and leakage repairs and the third one that sets prevention policies like treated water management, eco-efficient usage of the resource, water saving devices and taking advantage of pluvial resources.

(9)

ÍNDICE DE CONTENIDOS

Resumen ……….... v

Summary ……….……… vi

Índice de contenidos ……….. vii

Índice de Figuras ……….…………... x

Índice de Tablas ………..……… xii

Capítulo 1 1.1 Introducción ……….…………..….. 1

1.2 Fundamento del Plan de Acción Municipal………... 4

1.3 Antecedentes ……… 5

1.4 Marco Teórico ……….…………. 8

1.4.1 La Problemática del Agua en México ……….………..…..………. 8

1.4.2 Gestión de Acuíferos ... 15

1.5 Metodología ... 17

Capítulo 2. Estudio Integral del Municipio 2.1 Aspectos del Medio Natural ………..……….…… 20

2.1.1 Localización ……….…….. 20

2.1.2 Clima ………..……….. 21

2.1.3 Geomorfología ………...……… 22

2.1.4 Geología ………...………… 22

2.1.5 Edafología ………..…… 23

2.1.6 Tipos de Vegetación ………..…...……. 25

2.1.7 Fauna Silvestre ……….………. 26

2.1.7.1 Mastofauna……….………. 26

2.1.7.2 Avifauna ………...……….. 27

2.1.7.3 Herpetofauna ………...………... 27

2.1.7.4 Ictiofauna ………..……….. 27

2.1.8 Área Natural Protegida ………..………...……. 27

2.1.9 Hidrografía ………..……….. 28

2.2 Aspectos Sociales ……….………. 29

2.2.1 Dinámica Demográfica ………..……...…………. 30

2.2.2 Población no nativa………. 31

(10)

2.2.5 Cultura………..…….. 33

2.2.6 Salud y Asistencia Social……… 33

2.2.7 Vivienda……….. 35

2.3 Aspectos Económicos ………..………... 36

2.3.1 Ocupación del uso del suelo……….…….. 36

2.3.2 Actividades económicas del municipio……….. 36

2.3.2.1 Actividades secundarias……….………...……... 37

2.3.2.2 Actividades terciarias………..………. 37

2.3.3 Población económicamente activa (PEA) ………..……… 39

2.3.3.1 PEA en el sector primario ………... 39

2.3.3.2 PEA en el sector secundario ………...…………...………. 39

2.3.3.3 PEA en el sector terciario ……….. 40

2.3.4 Índice de Especialización Económica (IEE)………...……… 41

2.3.5 Empleo municipal ………..…… 41

2.3.5.1 Índice de desempleo en el municipio……….………….. 42

2.3.6 Servicios………...………... 43

2.3.6.1 Agua potable……….………... 43

2.3.6.2 Drenaje, alcantarillado y tratamiento de aguas residuales………… 45

2.3.6.3 Electrificación y alumbrado público ……….………….. 45

2.3.6.4 Limpia, recolección de basura y disposición de desechos... ……... 46

2.3.6.5 Infraestructura de las comunicaciones y transportes ……….. 48

Capítulo 3. Diagnóstico del Recurso Hídrico del Municipio 3.1 Problemática………...…... 50

3.2 Modelo de simulación de la situación actual ……….………. 55

3.2.1 Consideraciones del Modelo………... 56

3.2.2 Interpretación del Modelo………..……….… 56

Capítulo 4. Determinación de los Objetivos del Plan de Acción 4.1 Modelado de Políticas Sostenibles……….………...… 64

Capítulo 5. Programa de Acciones 5.1 Uso ecoeficiente del agua en el Fraccionamiento Condado de Sayavedra …………... 68

5.1.1 Localización y Características del Fraccionamiento Condado de Sayavedra………. 68

5.1.2 Análisis del sistema hídrico del agua en el Fraccionamiento Condado de Sayavedra……….……….…….. 69

5.1.2.1 Fase de extracción ……….……….. 71

5.1.2.2 Fase de distribución ………...………. 72

5.1.2.3 Fase de uso………..………. 73

5.1.2.3.1 Prevención en los Hogares………... 76

5.1.2.3.2 Ecoeficientando el consumo en el baño...………. 78

5.1.2.3.3 Ecoeficientando el consumo en la cocina ..……….. 80

(11)

5.1.2.3.5 Reduciendo la cantidad de productos de

limpieza……….……….…... 82

5.1.2.3.6 Ecoeficientando el riego del Jardín……….….. 83

5.1.2.4 Fase de final de vida ………... 84

5.1.3 Análisis de resultadosdel proyecto Condado de Sayavedra………….……. 87

5.1.4 Modelo de simulación del requerimiento de agua del Fraccionamiento Condado de Sayavedra……….….. 88

Capítulo 6. Conclusiones y Recomendaciones 6.1 Conclusiones ……….…....…... 89

6.2 Recomendaciones ……… 90

Referencias ……….……... 91

Anexo A. Mapas de Atizapán de Zaragoza ... 97

Anexo B. Ecuaciones y parámetros del modelo de simulación del municipio de Atizapán de Zaragoza ……….……….…... 108

B.1 Validación del modelo ………. 108

B.2 Límites y Variables Clave del Modelo ……… 108

B.3 Ecuaciones y parámetros del modelo ……….. 109

Anexo C. Ecuaciones y parámetros del modelo de simulación del Fraccionamiento Condado de Sayavedra …………...……….……….. 115

(12)

ÍNDICE DE FIGURAS

Figura 1.1 Evolución de la Disponibilidad de agua... 1

Figura 1.2 Dominios del Desarrollo Sostenible ………... 4

Figura 1.3 El enfoque sistémico en la administración del agua……….. 6

Figura 1.4 La realidad del recurso agua en México ………. 10

Figura 1.5 Distribución porcentual del agua según tipo de uso consuntivo………..… 11

Figura 1.6 Distribución porcentual de las aguas superficiales de acuerdo a su calidad ………... …….. 12

Figura 1.7 Proyecciones de disponibilidad de agua por habitante…………..……..…….. 13

Figura 2.1 Municipios colindantes de Atizapán……….…... 20

Figura 2.2 Temperatura promedio en el Municipio de Atizapán de Zaragoza ………….. 21

Figura 2.3 Precipitación total promedio………. 22

Figura 2.4 Localización de los 47 municipios que extraen agua del acuífero Cuautitlán Pachuca………….………. 29

Figura 2.5 Población del Municipio de Atizapán de Zaragoza……….…………... 30

Figura 2.6 Población total por grupo quinquenal de edad según sexo……….…………... 31

Figura 3.1 Balance hídrico del acuífero Cuautitlán-Pachuca……….. 51

Figura 3.2 Problemática hídrica en el Municipio de Atizapán de Zaragoza ……….. .52

Figura 3.3 Diagrama causal del requerimiento de agua en Atizapán………..…… 53

Figura 3.4 Efectos perjudiciales de la sobreexplotación de acuíferos ………....… 54

Figura 3.5 Modelo sistémico del requerimiento de agua en Atizapán de Zaragoza………...………. 55

Figura 3.6 La creciente población implica mayor requerimiento de agua…..……… 57

Figura 3.7 Proyección del caudal requerido en fuentes federales………..……….. 57

Figura 3.8 Proyección del caudal requerido de fuentes municipale ………... 58

Figura 3.9 Proyección del nivel estático actual del acuífero Cuautitlán Pachuca……… 58

Figura 3.10 Proyección del nivel estático actual del Acuífero Metropolitano de la Ciudad de México………. 59

Figura 3.11 Zonas de recarga natural en el Acuífero Cuautitlán Pachuca…..…………... 59

(13)

Figura 3.13 Cálculo de la captura requerida para lograr un equilibrio

dinámico en el Acuífero Cuautitlán Pachuca………... 61

Figura 3.14 Aplicar políticas de control y prevención asegura el equilibrio dinámico a largo plazo……….……… ……... 62

Figura 4.1 Sistema Lineal que pone en peligro el bienestar de la población al no contar con agua potable ……… 64

Figura 4.2 Sistema con retroalimentación que asegura el suministro de agua potable en Atizapán……….……… 64

Figura 4.3 Proyección de tres diferentes escenarios aplicados al requerimiento de agua potable ………. 65

Figura 4.4 Proyección de la población y de sus requerimientos de agua potable al aplicar políticas sostenibles……….……….. 66

Figura 5.1 Localización de Condado de Sayavedra ………... 68

Figura 5.2 Localización del Río Xinté………...……… 69

Figura 5.3 Manejo de Aguas residuales en el Fraccionamiento Condado de Sayavedra.……….…….... 69

Figura 5.4 El análisis del sistema hídrico del agua en el Fraccionamiento Condado de Sayavedra muestra un proceso poco ecoeficiente ………... 70

Figura 5.5 Análisis del sistema hídrico del agua en el Fraccionamiento Condado de Sayavedra ecodiseñando el sistema hídrico ………. 70

Figura 5.6 Proyección del acuífero Cuautitlán-Pachuca………... 71

Figura 5.7 Proyecciones de población y consumo de agua potable …….………. 72

Figura 5.8 Consumo de agua potable y generación de agua residuales….……… 74

Figura 5.9 Resultados de la encuesta realizada en Condado de Sayavedra…... 75

Figura 5.10 Consumo de agua por m2 de vivienda y por m2 de jardín…….…………... 75

Figura 5.11 Proyecciones del consumo de agua aplicando políticas de Prevención………...……….... 76

Figura 5.12 Modelo de la planta “Bioaire” considerada………...………. 84

Figura 5.13 Proyección de la cantidad de agua tratada………..……… 85

Figura 5.14 Capacidad requerida de la planta a través del tiempo……….. 85

Figura 5.15 Proyecciones del costo de bombeo aplicando políticas de prevención ………...………... 86

(14)

ÍNDICE DE TABLAS

Tabla 1.1 Escenarios tendenciales y futuros de la gestión de

de agua en México ………..…………... 14

Tabla 2.1 Materiales geológicos……….……...…….. 23

Tabla 2.2 Edafología………..…………..…... 25

Tabla 2.3 Tasa de crecimiento poblacional media anual………...………….. 30

Tabla 2.4 Distribución de la población de 12 años y más por nivel de instrucción post primaria………...………. 33

Tabla 2.5 Distribución absoluta y relativa (%) de población derechohabiente por tipo de institución. ………. 34

Tabla 2.6 Ocupación del uso del suelo……….………... 36

Tabla 2.7 Industrias………..…... 38

Tabla 2.8 Población económicamente activa del sector primario ……….. 39

Tabla 2.9 Población económicamente activa del sector secundario……..……….. 40

Tabla 2.10 Población económicamente activa del sector terciario……….. ……... 40

Tabla 2.11 Índice de especialización económica………...………. 41

Tabla 2.12 Relación porcentual de la población de 12 años y más y la PEA del municipio………..……...….. 42

Tabla 2.13 Población de 12 años y más del municipio según condición de actividad ……….……….. 42

Tabla 2.14 Población ocupada en los sectores secundario y terciario dentro y fuera del municipio………...………... 43

Tabla 2.15 Fuentes de abastecimiento de agua potable al municipio……….. 44

Tabla 2.16 Origen y volumen de residuos generados………..… 47

Tabla 2.17 Tipo de residuos generados……… 47

Tabla 5.1 Resultados de la encuesta realizada a 8 viviendas ……….………… 74

Tabla 5.2 Distribución del uso del agua dentro de los hogares. ………...………….. 77

(15)

CAPÍTULO 1

1.1 INTRODUCCIÓN

La escasez, el uso y manejo inadecuado de los recursos hídricos, se constituye en uno de los factores de mayor limitación para el desarrollo sostenible a nivel mundial. La salud y el bienestar del ser humano, la seguridad alimentaria, el desarrollo industrial y la calidad de los ecosistemas que dependen de manera directa de un adecuado manejo y gestión del recurso hídrico se encuentran en riesgo (Andrade, 2004).

Hoy se habla abiertamente de una crisis mundial del agua, de la cual México no es ajeno; crisis atribuida a una mala administración, a patrones de consumo derrochadores y a un medio ambiente sobreexplotado. Lo anterior ha provocado que los conflictos por el agua entre estados, municipios y grupos de usuarios sean cada vez más frecuentes y complejos.

El agua es considerada como un recurso limitado, insustituible y en clara disminución (Figura 1.1), pues en pocas décadas México dejó de ser un país de alta disponibilidad de agua y se transformó en un país de baja disponibilidad (CNA, 2004). Hoy, más del 70% de la población vive en zonas de escasez y otro 50% en zonas de severo estrés hídrico (CNA, 2005).

(16)

Las principales razones del descenso de la disponibilidad de agua dulce son: el crecimiento de la población, el incremento de las extracciones y la contaminación, que causa la pérdida de un volumen creciente de recursos hídricos, pues una vez contaminada el agua, el costo de purificación es muy alto (Marcén et al., 2003).

A pesar de las negras perspectivas sobre las disponibilidades de agua dulce para este siglo, las oportunidades de cambiar la actual tendencia de pérdida progresiva del recurso todavía son posibles si se formulan estrategias y medidasapropiadas orientadas a (Marcén et al., 2003).

1. La conservación de los ecosistemas acuáticos naturales de los que dependen los suministros de agua potable (ríos, acuíferos).

2. La eliminación o reducción hasta límites tolerables de la contaminación. 3. La mejora del aprovechamiento de los recursos hídricos.

El objetivo general de esta investigación, es cuantificar el requerimiento de agua potable del municipio de Atizapán de Zaragoza, Estado de México mediante un modelo de simulación y con los resultados obtenidos construir un plan de acción que asegure la calidad y el suministro del vital líquido, a largo plazo, con el propósito de fortalecer la gestión del agua en esta localidad.

Las acciones recomendadas, están orientadas a implementar las tres estrategias enumeradas anteriormente. Para evaluar la viabilidad de dichas estrategias, se utiliza un modelo de simulación basado en la Dinámica de Sistemas, que muestra el estado hídrico actual y futuro del municipio: cuanta agua potable requiere la población actualmente y en un futuro, así como la cantidad de agua residual que genera y su disposición. En este modelo también se proyecta la respuesta de dos acuíferos ante estímulos tales como el bombeo en pozos, y es utilizado para analizar y evaluar las distintas posibles políticas de explotación del agua subterránea, con el fin de seleccionar aquéllas que produzcan el mayor beneficio económico, ambiental y social, al mismo tiempo que sean viables de implantar por el gobierno municipal. Las políticas más viables serán medidas a partir de los años de bienestar que tendrá la población al utilizar el recurso agua: más años de bienestar si se usa ecoeficientemente, y menos años de bienestar si de desperdicia y se descuida.

El crecimiento continuo de la población se traduce en un requerimiento cada vez mayor de este importante recurso y la Dinámica de Sistemas es la herramienta ideal que ayuda a generar un marco favorable para la determinación de las acciones que puedan mejorar el funcionamiento del sistema y resolver los problemas observados, con la ventaja de que estas acciones pueden ser simuladas a muy bajo costo, valorando sus resultados sin necesidad de ponerlas en práctica sobre el sistema real.

(17)

manejo del acuífero Cuautitlán Pachuca, que pudieran ser tomadas para el corto, mediano y largo plazo, durante la aplicación y desarrollo del Programa de Actuaciones (Chávez, 2006)

El presente Plan de Acción Municipal, para el recurso agua, es un instrumento primordial para la evolución del Municipio de Atizapán de Zaragoza hacia un equilibrio que debe ser en cada momento el óptimo, por lo que no se busca un equilibrio estático sino dinámico que permita y persiga la mejora continua de la calidad de vida; por lo tanto como instrumento, es versátil, para poder afrontar los retos que se produzcan en cada momento.

Un Plan de Acción Municipal, es la herramienta más ampliamente difundida y aceptada por parte de las autoridades locales para abordar los graves problemas ambientales desde el enfoque de “pensar globalmente y actuar localmente”, dado que es a nivel local donde se pueden tomar decisiones más prácticas y, además, más participativas (Fundación para el desarrollo sustentable, 2007).

Los objetivos específicos del Plan de Acción Municipal son:

ƒ Analizar la realidad municipal, tras el estudio de las variables ambientales, sociales y económicas que la integran, para conocer los problemas reales y asegurar el éxito del Plan de Acción local.

ƒ Elaborar un modelo de simulación que se apegue y refleje dicha realidad municipal, en cuanto a los aspectos hídricos del municipio.

ƒ Proyectar y evaluar diversos escenarios aplicando diferentes políticas, utilizando el modelo proyectivo que simula el estado hídrico actual del municipio. Las políticas evaluadas son de dos tipos: políticas de control (cierre de pozos ilegales, reparación de fugas, regularizar extracciones) y políticas de prevención (riego con aguas tratadas, uso ecoeficiente del recurso por parte de la población, aprovechamiento del recurso pluvial), que reducen el requerimiento del agua.

ƒ Consecución práctica de las políticas viables a través de la definición, implantación y puesta en marcha de programas de acción.

Para lograr la implantación y desarrollo del Plan de Acción Municipal y establecer un programa de actuaciones, se realiza en el capítulo segundo un diagnóstico que estudia el estado del municipio, en cuanto a su realidad natural, social y económica.

A través de este diagnóstico se observan, en el capitulo tercero, tanto las potencialidades y oportunidades, como las limitaciones y amenazas del estado hídrico del municipio. De esta forma se conoce la realidad municipal desde una perspectiva integral, y se puede disponer de la información necesaria para proponer, en el capítulo cuarto, cuáles son los objetivos que se deben conseguir, a través de la modelación de diversas políticas sostenibles.

(18)

Para favorecer la implantación de medidas es imprescindible crear una nueva cultura del agua que permita una percepción clara de los fuertes desequilibrios ambientales, económicos y sociales que hemos provocado en aras del desarrollo: convertimos ríos en drenaje, perforamos pozos en zonas de veda, hacemos desaparecer bosques, tapizamos con cemento zonas estratégicas para la recarga de acuíferos y desperdiciamos el agua ignorando que es un recurso limitado; emitimos leyes y normas que no se cumplen; y conforme los problemas se agravan, el gasto público disminuye. Tenemos prestado un patrimonio que le pertenece a futuras generaciones, por eso todavía estamos a tiempo de regresar el agua a su cauce, sólo es cuestión de decisión y voluntad (Pintado, 2006).

1.2 FUNDAMENTO DEL PLAN DE ACCIÓN MUNICIPAL

El fundamento teórico de crear un Plan de Acción Municipal, es el principio de la sostenibilidad local, por lo que persigue integrar una justicia social, una economía sostenible y un entorno y capital natural duradero para lograr un equilibrio sostenible que se traduzca en una mejora de la calidad de vida (Figura 1.2). Por tanto, la sostenibilidad local es el resultado del equilibrio entre sostenibilidad ambiental, sostenibilidad económica y sostenibilidad social.

Sostenibilidad ambiental en tanto que dependemos de las funciones de nuestro entorno, que provee de recursos, asimila residuos y proporciona servicios ambientales (agua, clima, aire, alimentos, fijación de CO2, esparcimiento, etc.), y necesitamos que estas funciones continúen.

Figura 1.2. Dominios del Desarrollo Sostenible Fuente: Revista Visuales, Universidad La Gran Colombia.

(19)

económica aboga por un desarrollo económico sostenible, es decir, un desarrollo basado en el conocimiento de la capacidad de carga del entorno para no superarla y permitir la recuperación y regeneración del sistema natural ante las presiones externas, así como en la optimización del uso de los recursos de manera que permita el desarrollo económico y se obtenga el mismo o incluso un mayor beneficio con menor consumo de recursos. De esta manera, se internalizan los costos ambientales en la economía municipal, beneficiándose de ello la ciudadanía.

Sostenibilidad social persigue, en relación con los anteriores, la satisfacción plena de las necesidades de la generación presente garantizando que las generaciones futuras puedan satisfacer las suyas.

Asimismo podemos involucrar aspectos socio-ambientales, socio-económicos y económico-ambientales; donde se integra la equidad en el acceso a los recursos naturales, el derecho a la tierra, la creación de empleos, una equitativa distribución de la abundancia, mayor inversión en educación así como la eficiencia en el uso de energía y materiales.

1.3 ANTECEDENTES

En las últimas décadas, el agua se ha convertido en un recurso estratégico para el desarrollo económico y la supervivencia de los países debido a su escasez para consumo humano y a la pérdida de la calidad original. Según expertos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), dos de cada 10 personas en el mundo –más de mil millones de personas– carecen de fuentes de agua potable, lo que ocasiona que por día 3 mil 900 niños mueran por este problema, mientras que más de 2.6 mil millones no cuentan con saneamiento básico (INEGI, 2006).

El agua ha sido catalogada por la ONU como un recurso finito, cuyo acceso seguro es considerado como uno de los derechos humanos fundamentales y una de las Metas del Milenio – reducir para el año 2015 el porcentaje de personas que no tienen agua–, proclamándose el periodo 2005-2015 como el “Decenio Internacional para la Acción: “El Agua fuente de Vida” por ser éste un recurso indispensable para mitigar la pobreza.

(20)

Las principales recomendaciones que han surgido de estos foros apuntan a considerar la planeación hídrica como una actividad continua, con ajustes periódicos y directrices de largo plazo; a estimular la participación ciudadana en la planeación y la ejecución de proyectos relacionados con el agua; en dar a la gestión del agua un enfoque integrado que concilie el desarrollo socioeconómico con la protección de los ecosistemas naturales; en concebir la planeación hídrica con un enfoque dinámico, iterativo y multisectorial; y en establecer sistemas locales y nacionales de gestión sostenible de los recursos hídricos (Tortajada et al., 2004).

En este marco conceptual se ubican también convenientemente los estudios técnicos y económicos en materia de agua, especialmente aquellos que sirven de sustento a las acciones de planeación y de gestión del recurso, mismos que deben estar acompañados por un monitoreo hidráulico y químico permanente de los sistemas hidrológicos, que junto con otros datos pertinentes, como son los demográficos, agronómicos y económicos, sean manejados por sistemas de información multisectorial que permita tomar las mejores decisiones posibles (Tortajada et al., 2004)

La ausencia del enfoque sistémico (Figura1.3), o la falta de una instrumentación eficaz del mismo, ha ocasionado que la mayoría de los estudios realizados hasta ahora hayan sido de una utilidad muy limitada (y cuestionada), al no existir el marco de referencia donde situar debidamente los resultados de estos estudios en relación con las acciones permanentes de planeación y gestión, para obtener así el máximo beneficio de los mismos (Tortajada et al., 2004).

Figura 1.3 El enfoque sistémico en la administración del agua Fuente: Tortajada et al., 2004

(21)

interdependencia de los elementos que lo constituyen. Reconociendo esta evolución y nuevas tendencias en la gestión ambiental, se propone adoptar como marco conceptual de soporte para la formulación de políticas para el desarrollo sostenible, el enfoque sistémico (Andrade, 2004).

Durante los últimos treinta años se ha desarrollado un campo conocido como Dinámica de Sistemas. La Dinámica de Sistemas combina la teoría, los métodos y la filosofía para analizar el comportamiento de los sistemas por medio de la construcción de modelos de simulación.

J. Forrester, ingeniero de sistemas del Instituto Tecnológico de Masachussets (MIT) desarrolló esta metodología durante la década de los cincuenta. La primera aplicación fue el análisis de la estructura de una empresa norteamericana, y el estudio de las oscilaciones presentadas en las ventas de esta empresa, publicada como Industrial Dynamics. En 1969 se publica la obra Dinámica Urbana, en la que se muestra cómo el "modelado DS" es aplicable a sistemas de ciudades.

La Dinámica de Sistemas alcanzó gran difusión durante los años setenta, al servir de base para los estudios encargados por el Club de Roma a Forrester y su equipo para valorar el efecto del crecimiento de la población y de la actividad humana en un mundo de recursos limitados. El propio Forrester dirigió la confección de un modelo inicial del mundo [World Dynamics, 1971] a partir del cual se realizaría más tarde el informe definitivo conocido como Los Límites del Crecimiento [The Limits to Growth, 1973], dirigido por Meadows y financiado por la Fundación Volkswagen. Estos trabajos y su discusión popularizaron la Dinámica de Sistemas a nivel mundial.

En Dinámica de Sistemas, la simulación permite obtener trayectorias de comportamiento para las variables incluidas en cualquier modelo mediante la aplicación de técnicas de integración numérica. Sin embargo, estas trayectorias nunca se interpretan como predicciones, sino como proyecciones o tendencias. El objeto de los modelos de Dinámica de Sistemas, es llegar a comprender cómo la estructura del sistema es responsable de su comportamiento. Esta comprensión normalmente debe generar un marco favorable para la determinación de las acciones que puedan mejorar el funcionamiento del sistema o resolver los problemas observados. La ventaja de la Dinámica de Sistemas consiste en que estas acciones pueden ser simuladas a bajo costo, con lo que es posible valorar sus resultados sin necesidad de ponerlas en práctica sobre el sistema real. (Daedalus, 2007)

Por otro lado, el modelaje de acuíferos es una técnica utilizada desde hace algunas décadas para el estudio del potencial de éstos y para analizar su comportamiento, a lo largo del tiempo, cuando son explotados por pozos, o se someten a procesos de recarga artificial.

(22)

La Comisión Nacional del Agua realiza el estudio hidrológico de diversos acuíferos y determina la disponibilidad de sus recursos hídricos subterráneos, sin embargo, para conocer la respuesta que tendrá el acuífero en diferentes escenarios de aprovechamiento y poder definir un plan de manejo del acuífero involucrando la participación de sus usuarios a través de un Comité o Consejo Técnico de Aguas Subterráneas (COTAS), se requiere desarrollar un modelo matemático.

En las últimas décadas, la simulación de acuíferos ha sido una práctica común, en México algunas empresas han desarrollado modelos matemáticos para la gestión de acuíferos: la compañía denominada Ingeniería, Geología y Arquitectura de México, S.A. ha elaborado modelos matemáticos de simulación de flujo para los acuíferos Delicias y Mesilla en Chihuahua. Asimismo, la empresa Desarrollo y Sistemas, S.A. ha elaborado modelos de simulación hidrodinámica de cuatro acuíferos: Santo Domingo, B. C. (1996), Casas Grandes, Chihuahua en 1998, Guadalupe, B. C. y Maneadero, B. C., en 1998, y Aguascalientes en 2003 (Desisa, 2007).

Existen programas de simulación numérica de acuíferos del estado de Guanajuato realizados con la herramienta informática “SIMAC” (Caudillo et al., 2007) y escenarios desarrollados por la Universidad de Chapingo para el aprovechamiento sustentable del acuífero del valle de Querétaro (Gutiérrez C., 2007).

En particular, esta investigación difiere de otros proyectos al centrarse en el acuífero Cuautitlán Pachuca, como parte de un proceso sistémico de extracción y recuperación de agua en el municipio de Atizapán de Zaragoza. Es decir, este trabajo modela lo impactos ocasionados al acuífero por el crecimiento sostenido de la población, posibilitando la reproducción de los descensos del nivel de agua subterránea del acuífero Cuautitlán-Pachuca, por efecto de bombeo, así como proyectar la infiltración al acuífero necesaria para lograr un equilibrio dinámico en la captura, dando así a conocer la disponibilidad del agua subterránea.

1.4 MARCO TEÓRICO

1.4.1 LA PROBLEMÁTICA DEL AGUA EN MÉXICO

La Comisión Nacional del Agua (CNA) en su Programa Hidráulico 2000-2006, reconoce que los problemas que enfrentamos en la actualidad en materia de agua, tienen sus causas en limitaciones físicas y en circunstancias socioeconómicas, pero también en los errores que como país y como sociedad, hemos cometido al planear el aprovechamiento de nuestros recursos hidráulicos, al permitir su desperdicio o incurrir en su degradación (CNA, 2003).

(23)

traer más agua de ríos a las ciudades, de agotar los acuíferos con los que contamos o de alterar la calidad de las aguas. Es decir, no es posible enfrentar el problema del agua como si la disponibilidad del recurso fuera ilimitado (CNA, 2003).

El agua es un elemento estratégico para atender las necesidades básicas de la población e impulsar el desarrollo de las actividades económicas del país, en un marco que antepone, como requisito fundamental, el cuidado y preservación del medio ambiente.

México necesita asegurar el suministro del agua que requiere para su desarrollo, utilizarla de manera eficiente, reconocer su valor estratégico y económico, proteger los cuerpos de agua y preservar el medio ambiente para las futuras generaciones (CNA, 2003).

Para avanzar hacia esa visión se requieren cambios estructurales que apunten en diversas direcciones: cultural, económica, e institucional, cuyo énfasis se oriente hacia una mejor regulación del manejo, la demanda de agua, en evitar su desperdicio y deterioro, en lugar de buscar ampliar indefinidamente la oferta.

La población presente en el territorio constituye uno de los principales factores de presión sobre los recursos naturales. Dicha población demanda alimentos y servicios que afectan a los recursos hídricos en todas las etapas de su ciclo de vida. El tamaño poblacional y su tendencia de crecimiento a través del tiempo son indicadores de la demanda de servicios y agua.

Debido al crecimiento de la población y de la actividad económica del país, en el año 2030 la situación del agua en México se tornará más crítica, de mantener las tendencias actuales en el uso del recurso. De acuerdo con las estimaciones del Consejo Nacional de Población (CONAPO), entre 2006 y 2030 la población del país se incrementará en casi 15.8 millones de personas. Además, aproximadamente el 81% de la población total se asentará en localidades urbanas (CNA, 2007).

Todos los aspectos del sistema hídrico de México, enfrentan una problemática tal, que ponen en riesgo el bienestar de la población, al no contar con el suministro de agua potable necesario.

Analizando cada uno de los aspectos de la Figura 1.4, podremos identificar la problemática de México; comencemos por detallar que en el año 2004 la extracción bruta de agua ascendió a 75,430 hm3, de la cual 64% fue de origen superficial y 36% de origen subterráneo (CNA, 2007).

Los cuerpos de agua subterránea o acuíferos definidos en el territorio nacional ascienden a 653, de los cuales únicamente existen estudios de disponibilidad de 202 (30%) y reflejan que 104 de ellos están sometidos a sobreexplotación; éstos suministran más del 60% del agua subterránea destinada para todos los usos (CNA, 2007).

(24)

EXTRACCIÓN ALMACENAMIENTO

DISTRIBUCIÓN USO FINAL DE VIDA

64% aguas superficiales

36% aguas subterráneas

POTABILIZACIÓN

88% cobertura agua potable

76% cobertura alcantarillado

23% del agua residual es tratada existen 653 acuíferos

202 han sido estudiados

104 sobreexplotados 14 con intrusión salina 75,430 hm3

54% pérdidas en riego

44% pérdidas en uso público urbano

14% público urbano

10% Industrial

76% agropecuario 50% de eficiencia

promedio

se generan 513 m3/seg de aguas residuales

80% es recolectado en alcantarillado 83.7 m3/seg

2761 plantas tratadoras. 465 potabilizadoras.

64,000 hm3 agua almacenada

4000 presas. 6.3 millones hectáreas

con riego

7% altamente contaminada

16% contaminada

51% poco contaminada

6% no contaminada 20% aceptable PRECIPITACIÓN

1513 km3

72% se evapotranspira

23% escurre superficialmente

5% recarga acuíferos

(25)

En cuanto a la infraestructura hidráulica, podemos ver que está constituida por más de 4000

presas que almacenan un volumen promedio de 64000 hm3; 667 de estas presas están

consideradas como grandes embalses, destacando la presa Dr. Belisario Domínguez (conocida como la Angostura) ubicada en Chiapas, con un volumen almacenado de 9,000 hm3, seguido por la presa Netzahualcóyotl (9,605 hm3) e Infiernillo (9,340 hm3), localizadas en Chiapas y Guerrero- Michoacán, respectivamente, destinadas principalmente para la generación de energía eléctrica, mientras que para los usos de abastecimiento público e irrigación, la presa General Vicente Guerrero es la principal proveedora con 3,900 hm3 (CNA, 2005).

Dentro del territorio nacional existen 465 plantas potabilizadoras en operación que tratan un volumen aproximado de 83.7 m3/seg (CNA, 2003).

El país cuenta con una infraestructura hidroagrícola de 6.3 millones de hectáreas, de las cuales 2.9 millones se encuentran en 39,492 unidades de riego y 3.4 millones en 86 distritos de riego. Su eficiencia en la conducción del agua para el año 2000 fue de 46% y para el 2003 de 64.2% (CNA, 2007).

Respecto a la disponibilidad de agua en las viviendas, de acuerdo con el XII Censo General de Población y Vivienda 2000, la cobertura de agua potable es del 88%; de este porcentaje 65.1% cuenta con agua dentro de la vivienda; 29.9% fuera de la vivienda pero dentro del terreno; 3% accede a agua de la llave pública; y sólo 2% acarrea agua de otra vivienda (CONAPO, 2000). La CNA estima que el 44% del caudal se pierde en fugas antes de llegar al usuario final (CNA, 2006).

Lo anterior se traduce en que actualmente existen 12.6 millones de mexicanos sin acceso al agua potable; si la tendencia permanece, en el año 2030 serán 15.3 millones de personas las que carezcan de los beneficios que aporta este vital líquido (CNA, 2006).

De la extracción total de agua, más de tres cuartas partes se destinan al uso agropecuario (Figura 1.5), y el resto para uso público y la industria autoabastecida (CNA, 2007).

(26)

El uso agropecuario incluye los usos agrícola, pecuario, acuacultura, múltiples y otros; el uso para abastecimiento público incluye los usos público urbano y doméstico; y el uso en industria autoabastecida contempla la agroindustria, servicios, comercio y termoeléctricas.

Con el fin de hacer frente a la disminución de la disponibilidad del agua en los próximos años, será necesario realizar acciones para reducir su demanda, a través del incremento en la eficiencia del uso del agua particular, para el riego de cultivos y en los sistemas de distribución de agua en las ciudades. Además, deberán incrementarse significativamente los volúmenes de agua residual tratada y su reuso, con el fin de aumentar la disponibilidad de agua con calidad adecuada para los usos a los que se destina. Por otro lado, para seguir garantizando el desarrollo social, será necesario incrementar significativamente las coberturas de agua potable y alcantarillado.

Desde el punto de vista de la sostenibilidad, la calidad del agua y el tratamiento del agua residual son muy importantes para el cuidado de la salud humana y el equilibrio de los ecosistemas. En México, solamente el 23% del agua residual recibe tratamiento, por tanto una inmensa cantidad de agua contaminada se vierte a ríos, lagos o lagunas y zonas costeras sin ningún tratamiento previo.

Parte de esta problemática se debe a que la cobertura de alcantarillado únicamente cubre al 76% de la población; es decir 25 millones de habitantes no cuentan con el servicio de saneamiento. De permanecer esta tendencia, en el año 2030 habrá 30.5 millones de habitantes afectados (CNA, 2006).

La contaminación proveniente de aguas residuales agrícolas, industriales y domésticas está provocando que los recursos hídricos, tanto superficiales como subterráneos, sean cada vez más escasos y de peor calidad. Según cifras oficiales de la Comisión Nacional del Agua (Figura 1.6), del 100% de las aguas superficiales, solamente 6% se considera no contaminada, 20% aceptable, 51% poco contaminada, 16% contaminada, 6% altamente contaminada, y 1%, con presencia de tóxicos (CNA, 2001).

(27)

Después de revisar la situación hídrica de nuestro país, podemos apreciar que el motivo del descenso de la disponibilidad de agua por habitante en México, no es por la falta del recurso, sino por errores en la administración del mismo. La CNA advierte que de no modificar estos patrones poco sostenibles (Figura 1.7) en el manejo del agua, la disponibilidad disminuirá hasta 3841 m3/hab/día en el año 2030 (CNA, 2006).

Actualmente, en los datos oficiales publicados por la CNA (2007), se expone que en el 2006, la disponibilidad natural de agua por habitante en el país fue de 4,416 m3 anuales. La menor disponibilidad per cápita (188 m3/hab) se registró en la región del Valle de México, donde se ubica la aglomeración poblacional más importante del país, la Zona Metropolitana de la Ciudad de México, en contraste con Chiapas donde la disponibilidad natural per cápita fue de 24,549 m3 al año, con la precipitación más abundante y una densidad poblacional no tan alta (CNA, 2007).

Figura 1.7. Proyecciones de disponibilidad natural media de agua per cápita en México. Fuente: CNA 2006

(28)

La CNA ha estudiado dos posibles escenarios del agua para el año 2025, el tendencial y el sustentable; en el escenario tendencial se considera que no hay cambios sustanciales en los patrones de consumo ni en los niveles de inversión actuales, la demanda de agua se incrementa considerablemente y los rezagos en materia de agua potable, alcantarillado y saneamiento se mantienen en niveles similares a los actuales.

En el escenario sustentable prácticamente se duplica el nivel de inversiones actual: se logra contener el crecimiento de la demanda de agua, revirtiendo la sobreexplotación de los acuíferos y reduciendo los rezagos en materia de agua potable, alcantarillado y saneamiento.

A continuación, se muestra en la Tabla 1.1 un resumen con los valores de los principales indicadores para un escenario deseable que apunte hacia el objetivo de lograr un Desarrollo Humano Sostenible (CNA, 2006).

Como hemos visto, la problemática del agua en México ha sido ampliamente identificada, analizada y descrita por la Comisión Nacional del Agua; sin embargo, las soluciones prácticas siempre van dirigidas a situaciones específicas, enmarcadas en limitaciones y potencialidades locales. La diferencia entre un estudio de investigación y otro, la hace el tipo de herramientas que se utilizan para determinar la viabilidad de la solución recomendada. Por lo anterior, la opción de elaborar un Plan de Acción Local se contempla como una herramienta dinámica que permite la implantación de las líneas establecidas y de las acciones planificadas, así como de su control y autoevaluación a través de indicadores de proyecto, y finalmente su retroalimentación hacia la mejoría del municipio y a una mejor gestión de sus acuíferos.

Tabla 1.1 Escenarios tendenciales y futuros de la gestión de agua en México Fuente: CNA 2003

Parámetro

Escenario

2000 2025

Tendencial Sustentable

Hectáreas modernizadas (millones) 0.8 1.1 5.8

Nuevas hectáreas con riego - 490mil 1 millón

Pérdidas en riego 54% 51% 37%

Pérdidas en uso público urbano 44% 44% 24%

Cobertura de agua potable 88% 88% 97%

Cobertura de alcantarillado 76% 76% 97%

Porcentaje de aguas residuales

tratadas 23% 60% 90%

Volumen de agua utilizada (miles de millones de metros

cúbicos) 72*/79 85*/91 75*/80

Inversión anual del sector

(miles de millones de pesos 2000) 14 16 30

(29)

1.4.2 GESTIÓN DE ACUÍFEROS

El desarrollo sostenible y el uso de los recursos de aguas subterráneas deben tener lugar en el amplio contexto de la gestión integrada de los recursos de agua. Esto significa que “la cantidad de agua subterránea que se puede extraer legalmente de una cuenca hidrológica a largo plazo, no debe causar consecuencias severas de índole económica, social, ecológica e hidrológica”. No obstante, lo anterior constituye una definición rígida del uso sostenible y es posible que existan circunstancias que justifiquen el bombeo excesivo de un acuífero. No es posible asegurar que, en todos los casos, el agua que entra al acuífero deba ser igual a la cantidad que se extrae (Garfias et al., 2004)

La gestión de acuíferos no puede ser un proceso aislado, debe estar integrada a las aguas superficiales, al ordenamiento de la cuenca y a los planes de ordenamiento territorial. La disponibilidad de una buena información técnica es una condición necesaria pero no suficiente para una adecuada gestión de acuíferos. (Arcelus et al. 2007)

El cambio temporal del nivel de agua en un acuífero está determinado por la Ley de Conservación de la Masa, de modo que si el nivel de agua sólo cambia en el espacio pero no cambia en el tiempo, se dice que el acuífero se halla en un estado estacionario, y en este régimen de flujo el total de los caudales de entrada al acuífero es igual al total de los caudales de salida (Tortajada et al., 2004).

Pero si los niveles de agua también cambian con el tiempo, se dice que el acuífero se encuentra en un estado transitorio, y aquí la diferencia entre el total de los caudales de entrada y el total de los caudales de salida, es igual a la tasa de cambio del volumen de agua almacenada. Así, si las entradas (recargas) son mayores que las salidas (descargas), el acuífero incrementa su cantidad de agua almacenada y los niveles de agua se elevan; en contraste, si las recargas son menores que las descargas, se reduce la cantidad de agua almacenada y los niveles de agua descienden (Tortajada et al., 2004).

En un momento dado, puede suceder que en una porción del acuífero los niveles de agua se estén recuperando, mientras que en otra se estén abatiendo. Esta situación transitoria puede o no evolucionar hacia en estado estacionario y, en caso de hacerlo, el tiempo que transcurra para alcanzar ese estado dependerá de las dimensiones del sistema de flujo y de sus propiedades hidráulicas (Tortajada et al., 2004).

(30)

que el rendimiento varía con el tiempo en la medida en que varían las condiciones ambientales (Sophocleous, 1997).

Theis, advirtió ya en 1940 que el considerar como “segura” una extracción que sea menor o igual a la recarga es una falacia, y enunció que ante una extracción adicional: “Un nuevo estado de equilibrio dinámico se alcanza solamente mediante un incremento en la recarga (recarga inducida), un decremento en la descarga, o una combinación de ambos efectos

(Theis,1940).” A la suma del incremento en la recarga y el decremento en la descarga se le llama

captura. La captura es un proceso dinámico y, para alcanzar en nuevo estado de equilibrio ante un aumento en la extracción por pozos, la captura tiene al final de cuentas que igualar a este aumento (Tortajada et al., 2004).

Aunque el concepto de captura prevé el incremento en la recarga ante una explotación por pozos (recarga inducida), Sophocleous señala que es extremadamente difícil distinguir entre la recarga natural y la recarga inducida si se pretende dimensionar el posible rendimiento sustentable de un acuífero. Por su parte, Bredehoeft (1997) acota que tanto la recarga como la recarga inducida son difíciles de cuantificar, agrega que por lo general la recarga queda determinada por la precipitación pluvial no cambia con la explotación del acuífero. Mantiene: “Comúnmente la descarga natural es lo que cambia y hace posible que el acuífero alcance un nuevo estado de equilibrio… La captura de la descarga natural es lo que generalmente determina la magnitud del rendimiento sustentable” (Tortajada et al., 2004).

Bredehoeft (2002) también sostiene que la recarga y la descarga, al ser componentes de entrada y de salida de un sistema acuífero, son cantidades importantes para entender cómo funciona ese sistema en particular, pero que la idea de que la recarga (entendida ésta como la recarga virgen previa a la explotación por pozos) es requerida para determinar la magnitud del rendimiento sustentable es un mito. Aquí este autor reiteró que la recarga es con frecuencia una función de condiciones externas, como lo son la precipitación pluvial, la vegetación y la permeabilidad del suelo, y que en muchas de las situaciones, el caudal de recarga no puede ser impactado por la extracción en pozos (Tortajada et al., 2004).

(31)

El tiempo que transcurre antes de alcanzarse un nuevo estado de equilibrio dinámico puede ser muy largo, incluso de siglos en acuíferos de baja difusividad, la cual es el cociente de la transmisividad y el coeficiente de almacenamiento. Pero también es posible que el incremento de la extracción en el tiempo no permita que se alcance nunca un nuevo estado de equilibrio dinámico del acuífero (Chavez, 2004).

Si se entiende por disponibilidad de agua subterránea “el caudal máximo que se puede extraer de un acuífero, en adición a la extracción actual y al amparo de un cierto criterio, pero apuntando hacia la estabilización final de los niveles de agua”, entonces, bajo el viejo concepto de “rendimiento seguro” basado en la recarga, la disponibilidad sería la diferencia entre la recarga del acuífero y la extracción actual. Como ya se mencionó, este concepto de “rendimiento seguro” basado en la recarga presenta sus deficiencias, y la normatividad mexicana (Semarnat NOM-011-CNA-2000) en buena medida las supera definiendo la disponibilidad (media anual) como: “el volumen medio anual de agua subterránea que puede ser extraído de una unidad hidrogeológica para diversos usos, adicional a la extracción ya concesionada y a la descarga natural comprometida, sin poner en peligro el equilibrio de los ecosistemas”. Esta definición tiene el mérito de que ya incluye al medio ambiente como otro usuario más de las aguas subterráneas (Chávez, 2004).

1.5 METODOLOGÍA

En esta tesis se adopta el método desarrollado por el equipo de trabajo OARSOALDEA (2004), llamado UDALTALDE 21 debido a que propone una estructura específica para diseñar Planes de Acción Municipales que facilitan su implantación.

Por lo cual se realiza un diagnóstico que analiza el estado del municipio, en cuanto a su realidad natural, social y económica.

A través de este diagnóstico se observan tanto las potencialidades y oportunidades, como sus limitaciones y amenazas. De esta forma se conoce la realidad municipal desde una perspectiva integral, y se puede disponer de la información necesaria para proponer en la siguiente fase, cuáles son los objetivos que se deben conseguir, así como para conocer la gravedad de sus problemas, lo cual ayuda también, en fases posteriores y a la priorización de la consecución de los objetivos (UDALTALDE 21 OARSOALDEA, 2007).

Dentro de esta fase de Diagnóstico Integral podemos incluir tres etapas: 1. Estudio integral del municipio

2. Diagnóstico ambiental del recurso agua

(32)

Una vez terminada la fase de diagnóstico, se procede a elaborar un Plan de Acción Local. Este plan de acción consta de tres partes diferenciadas:

1. Creación de un programa de acciones. 2. Proceso de información pública. 3. Implantación del Plan de Acción.

Finalmente se puede proceder a la fase de seguimiento y evaluación. En esta fase también podemos distinguir tres etapas:

1. Creación de un sistema de indicadores 2. Plan de seguimiento

3. Proceso de evaluación y retroalimentación

El presente trabajo de investigación no incluye la fase de seguimiento y evaluación por la limitación de tiempo real. Esta última etapa es responsabilidad del gobierno municipal, de la administración presente y futuras.

En el capítulo 2 se realiza la fase de diagnóstico en su primera etapa: El estudio integral del municipio de Atizapán de Zaragoza. Este estudio tiene como respaldo el Plan Municipal de Desarrollo Urbano 2006-2009.

La problemática real del recurso agua del municipio y la determinación de los objetivos a seguir en el Plan de Acción, se presentan en los capítulos 3 y 4 respectivamente, y para los cuales se desarrolló un modelo de simulación, con el que se representa la dinámica del sistema hídrico como un conjunto de ecuaciones diferenciales acopladas que se resuelven numéricamente usando el programa VensimPLE (MIT) versión 5.7programado en VensimPLE (MIT) versión 5.7.

El modelo de simulación, diseñado específicamente para las condiciones del municipio de Atizapán, simula el estado hídrico actual y futuro del municipio: cuanta agua potable requiere la población actualmente y en un futuro, así como la cantidad de agua residual que genera y su disposición. Este modelo se construye con base en la información proporcionada por SAPASA Atizapán, el Consejo Técnico de Aguas Subterráneas (COTAS) del acuífero Cuautitlán Pachuca y publicaciones de la CNA sobre la Determinación de la Disponibilidad de Agua en los acuíferos Cuautitlán Pachuca y Metropolitano de la Ciudad de México (CNA, 2002).

Una vez identificada la problemática del recurso hídrico en el municipio, se procedió modelarla con un enfoque a la dinámica del sistema. De esta manera se buscan los puntos de apalancamiento sobre los que se trabaja para evitar, corregir o modificar los comportamientos no deseados. En este tipo de enfoque la dificultad principal radica en identificar las variables de interés así como las relaciones que ligan entre sí a estas variables, para después cuantificar dichas relaciones. Si el modelo es capaz de generar los comportamientos característicos del sistema real, denominados “modos de referencia”, entonces obtendremos confianza en la validez del modelo.

(33)

De manera integral a lo largo de este trabajo, se han introducido los principios de Ecoeficiencia en las políticas recomendadas e implantadas, para el ciclo de vida completo del recurso hídrico (Gómez Navarro, 2002):

1. Reducir la intensidad de uso de materias primas. 2. Reducir la intensidad de uso de energía.

3. Reducir el daño a la salud humana y al medio ambiente. 4. Fomentar la reutilización y reciclabilidad de los materiales. 5. Proporcionar calidad de vida real.

6. Fomentar la economía de los servicios.

El Ecodiseño se postula como una herramienta de enorme potencial para conseguir implantar el modelo de la Ecoeficiencia y contribuir desde la tecnología hacia el Desarrollo Sostenible.

(34)

CAPÍTULO 2

ESTUDIO INTEGRAL DEL MUNICIPIO

2.1 ASPECTOS DEL MEDIO NATURAL

2.1.1 LOCALIZACIÓN

El Municipio de Atizapán de Zaragoza se localiza al centro del Estado de México, entre los paralelos 19º 30’ 55” y 19º 36’ 43” de latitud norte y los meridianos 99º 12’ 32” y 99º 21’ 15” de longitud oeste respecto del Meridiano de Greenwich (Figura 2.1), a una altura promedio de 2,400 metros sobre el nivel del mar (PDM, 2006).

Figura 2.1 Municipios colindantes del Municipio de Atizapán de Zaragoza

(35)

Cuidad de México y a 80 Km. de Toluca (Capital del Estado). Como se observa en la Figura 2.1, colinda al Norte con los municipios de Nicolás Romero y Cuautitlán Izcalli, al Sur con los municipios de Tlalnepantla de Baz y Naucalpan de Juárez; al Poniente con los Municipios de Jilotzingo e Isidro Fabela y al Oriente con Tlalnepantla de Baz (PDM, 2006).

2.1.2 CLIMA

El clima predominante en el municipio es de tipo templado subhúmedo, donde la temperatura promedio es de 12º C, y la mínima de 2° C, la cual se registra durante el período de invierno, en contraste la máxima que se alcanza en verano es de 18ºC, como puede verse en la Figura 2.2. En el Anexo A puede consultarse un mapa detallado (PDM, 2006).

La precipitación pluvial promedio oscila entre los 300 y 350 mm durante el verano.

El período más caluroso ocurrió durante el año 2002, mientras que el año más frío se presentó en 1986, teniendo una temperatura promedio de 16.5ºC (INEGI, Cuaderno Estadístico Municipal 2005).

Figura 2.2 Temperatura promedio Fuente: Plan de Desarrollo Municipal 2006-2009

(36)

En lo que se refiere a fenómenos meteorológicos, de acuerdo a la Comisión Nacional del Agua (CNA), las granizadas se presentan con una frecuencia de cuatro días al año en los meses de Julio y Agosto (Figura 2.3). También las heladas es otro fenómeno que tiene presencia en el municipio, teniendo un tiempo de duración hasta de 30 días desde el mes de Noviembre a Marzo (PDM, 2006).

Figura 2.3 Precipitación total promedio Fuente: Plan de Desarrollo Municipal 2006-2009

2.1.3 GEOMORFOLOGÍA

En cuanto al relieve que conforma el territorio municipal, está compuesto en la parte oriente por una zona de valles, así como, pequeños lomeríos y algunas elevaciones que se localizan al centro y oriente, las cuales corresponden a las derivaciones de la serranía de Monte Alto. (PDM, 2006-2009)

Dentro del municipio sobresalen cuatro elevaciones: el cerro Calacoaya, con una altitud de 2480 metros, el pico la Biznaga con una altitud de 2640 metros, el cerro de Atlaco y el cerro de la Condesa. Ver mapa en el Anexo A (PDM, 2006).

Se observa que la geomorfología que predomina en el municipio, no favorece del todo al crecimiento urbano, a pesar de que la mayor parte de sus asentamientos se localizan en zonas que presentan pendientes bastante pronunciadas lo que complica el acceso a estos lugares, convirtiéndose en una desventaja para poder prestar los servicios básicos a las viviendas, siendo el agua potable el principal recurso que no se suministra de manera homogénea (PDM, 2006).

2.1.4 GEOLOGÍA

(37)

geológico son aluviones, que se forman a través del acarreo de las partes altas del municipio y suelos residuales, que se forman en el sitio. Ver mapa en el Anexo A (PDM, 2006).

A continuación, en la Tabla 2.1, se describen los tipos de materiales que predominan, así como su localización en el municipio, según las características extraídas de la Carta Geológica con escala de 1: 250 000, elaborada por el INEGI (PDM, 2006).

Tabla 2.1 Materiales Geológicos

Fuente: Plan de Desarrollo Municipal 2006-2009

Recurso Localización

Andesitas: este tipo de roca de acuerdo al nivel de Parte alta de los cerros de Madín, Calacoaya, concentración que se tenga en el territorio local, va de Barrientos y la Biznaga.

moderada a alta y su restricción se da por su ubicación en fuertes pendientes.

Brechas volcánicas: son de baja, su restricción se presenta Cerro Boludo y límites con Fuentes de Satélite, por el deslizamiento de materiales. alrededores de la presa Madín, relleno sanitario y

ambos márgenes del Río Tlalnepantla.

Tobas: se caracterizan por ir de alta a moderada en cuanto Norte y noroeste de la cabecera municipal, al este en al nivel de concentración que se registre en el municipio y su la zona que limita con Tlalnepantla, y oeste, margen restricción se da por localizarse en fuertes pendientes derecha de la autopista Chamapa – Lechería. Aluviones: este material se concentra en menor cantidad por Cabecera municipal y en toda la parte baja del lo que se considera como baja concentración, ya que su municipio, así como, en el cauce del río Tlalnepantla, restricción tiene que ver con la baja resistencia que tiene presa San Juan y cauces de arroyos y

para comprimirse. escurrimientos.

Distribución de los Materiales Geológicos en el Municipio

2.1.5 EDAFOLOGÍA

Existen 38 grupos edáficos establecidos en el mapa mundial de suelos de la FAO-UNESCO (1988). En el municipio de Atizapán se presentan 6 grupos de suelo: feozem, luvisol, cambisol, litosol, regosol y vertisol. Los suelos identificados forman un mosaico edafológico, cuyas características se describen a continuación, sin embargo, las zonas descritas están ocupadas a la fecha por pueblos, colonias, fraccionamientos y asentamientos irregulares, lo que imposibilita darles otro uso. Ver mapa en el Anexo A (Diagnóstico Ambiental Región V, 2005).

En la porción central del territorio municipal predominan los vertisoles, que por su alto contenido de arcilla representan ciertas dificultades en su manejo, tanto para la agricultura como para la ganadería. Al este prevalecen los suelos feozem que por su riqueza orgánica y nutriente resultan aptos para la agricultura; al oeste se presentan los luvisoles que dependiendo de su profundidad podrían destinarse a uso agrícola (Gobierno del Estado de México, 2008).

Feozem Son suelos aptos para la agricultura en condiciones de clima templado; presentan una

(38)

Vertisol Presentan alto contenido de arcilla, con grietas anchas y profundas en la época de secas y pegajosos con la humedad, son poco adecuados para la agricultura de temporal, pero aptos para la agricultura de riego y tecnificada. Se encuentran en zonas bajas y de lomeríos. Presentan problemas de inundación debida a su baja permeabilidad, así mismo, se destacan por ser expansivos, lo que quiere decir que al saturarse de agua provocan fuertes presiones de empuje o alzamiento, y al secarse se contraen y agrietan, con lo que afectan las estructuras que se construyen sobre este suelo (Diagnóstico Ambiental Región V, 2005).

Luvisol Son suelos típicos donde la precipitación es alta, permitiendo el lavado de materiales

depositados en el horizonte A y su acumulación en el B; presentan acumulación de arcilla o sesquióxidos, son fértiles, presentan coloración rojiza, parda o gris. Su vocación natural es la forestal, aunque también son utilizados para la siembra de pastizales, sin embargo, su rendimiento en la agricultura es bajo. En este tipo de suelo se acentúa la erosión en todos sus grados y manifestaciones (Diagnóstico Ambiental Región V, 2005).

Cambisol Son suelos jóvenes y poco desarrollados, tienen distribución amplia; se caracterizan

por no presentar diferencias significativas entre el suelo y la roca que les dio origen; se presentan en diferentes condiciones topográficas y climáticas; son moderadamente aptos para la agricultura al igual que susceptibles a la erosión (Diagnóstico Ambiental Región V, 2005).

Litosol Son suelos someros de 10 centímetros de profundidad, que se constituyen de fragmentos

de roca intemperizada. Se presentan en las zonas montañosas con pendientes abruptas, pero se pueden encontrar en otras áreas, como en superficies planas. Es una de las principales unidades de suelo de la clasificación de la FAO, que son utilizadas para agricultura de temporal. La vegetación que predomina en esta unidad edáfica es el pino y madroño (Diagnóstico Ambiental Región V, 2005).

Regosol procede de materiales no consolidados, excluyendo depósitos aluviales recientes. Carece

de propiedades hidromórficas en los primeros 50 centímetros de profundidad, sin salinidad elevada. Cuando tiene textura gruesa carece de laminillas de acumulación de arcilla, tiene una amplia gama de texturas y ocurren en todas las zonas climatológicas. Constituyen la etapa inicial de un gran número de suelos. Estos suelos tienen cuatro subunidades: regosol éutrico, calcáreo, dístrico y gélico. La subunidad regosol éutrico es considerada una de las principales en México y es utilizada para la agricultura de temporal y de riego (Diagnóstico Ambiental Región V, 2005).

(39)

Tabla 2.2 Edafología

Fuente: Plan de Desarrollo Municipal 2006-2009 Tipo de suelo y usos

Subunidad Uso recomendable

Cambisol Agricultura

Urbano

Feozem Agricultura

Urbano

Litosol Forestal

Urbano

Luvisol

Forestal Pecuario Urbano

Regosol

Forestal Pecuario Urbano

Vertisol Agrícola

Forestal

2.1.6 TIPOS DE VEGETACIÓN

La vegetación existente en el municipio de acuerdo a las características naturales y al clima, consta principalmente de especies como el ahíle, encino, madroño, abeto, oyamel, ocote, pino, cedro, entre otros. Estas especies se localizan en las zonas medias y altas del Municipio. Así mismo, se pueden encontrar árboles frutales como el capulín, manzano, nogal, tejocote, chabacano y durazno.

Cabe destacar que esas áreas ocupadas por la vegetación, han disminuido notablemente durante los últimos años, por su incorporación a los terrenos de cultivo o para usos urbanos, alterando ecológicamente el entorno municipal. Existe un mapa detallado en el anexo A (PDM, 2006).

En la parte central, el noreste y el sureste de Atizapán aún es posible localizar bosques de pinos, oyamel y encinos al poniente del municipio así como zonas boscosas de nogales y cedros en los límites con Tlazala y Xilotzingo que son precario habitat de especies como conejos, ardillas, aguilillas y muy pocas más. Ver mapa en el Anexo A (Diagnóstico Ambiental Región V, 2005).

(40)

le dé al bosque en cada sitio; así por ejemplo, en áreas donde se extrae madera o en sitios perturbados el estrato arbustivo se encuentra poco representado o no existe. El estrato arbustivo está constituido por distintas especies de las familias Compositae, Labeate, Gramineae y Leguminosae que resultan ser las más importantes. Ésta es una de las comunidades vegetales que ha sido más afectada por las actividades humanas, debido a la tala, incendios, plagas y la invasión de asentamientos humanos. Tales actividades pueden devenir en un proceso de erosión del suelo por la reducción de la cubierta vegetal (Diagnóstico Ambiental Región V, 2005).

El bosque cultivado es producto de las actividades de reforestación en la zona, por ejemplo en el parque de los Ciervos, se han utilizado especies tales como pino prieto (Pinus greggi), enebro (Juniperus sp), cedro (Cupresus lindleyi) y eucaliptos (Eucalyptus camaldulensis y E. Globulus) y en años recientes la reintroducción de encino (Quercus sp) (Diagnóstico Ambiental Región V, 2005).

El municipio de Atizapán de Zaragoza ha presentado un alto crecimiento poblacional en las últimas décadas, provocando con ello modificaciones en el suelo y acrecentándose la contaminación del entorno municipal por coexistir más habitantes, además de desaparecer tierras de sembradíos que fueron sustituidas por fraccionamientos y conjuntos habitacionales (PDM, 2003).

Al eliminarse la vegetación arbórea y propiciar la zona de pastizales, se han provocado alteraciones a la hidrología superficial, principalmente en cuanto al escurrimiento de la zona, ya que el 85% del agua se filtraba y tan solo el 15% se escurría; por lo que al eliminar la vegetación arbórea escurre el 95% del volumen precipitado, ocasionando inundaciones en las partes bajas del municipio (PDM 2003).

El avance de la deforestación se muestra en el hecho de que en 1989 existían 1,501.7 hectáreas de bosque de latifoliadas y para 1996 se estimaron 1,423 hectáreas, por lo que se está dando una pérdida de 11.24 has. de bosque por año (PDM 2003).

En cuanto a las áreas verdes, en el municipio existen 667.25 has, de las cuales 358 corresponden a los clubes de golf, 300 ha del Parque Estatal los Ciervos y sólo 9.25 has a espacios adicionales para actividades de esparcimiento y recreación (PDM, 2003).

2.1.7 FAUNA SILVESTRE

Las especies de fauna silvestre son características de la zona neártica. La fauna silvestre está representada por distintas especies de mamíferos, aves, reptiles, anfibios y peces.

2.1.7.1 Mastofauna: La mayoría de los mamíferos son de talla pequeña y mediana, entre los más

Figure

Figura 1.2. Dominios del Desarrollo Sostenible  Fuente: Revista Visuales, Universidad La Gran Colombia

Figura 1.2.

Dominios del Desarrollo Sostenible Fuente: Revista Visuales, Universidad La Gran Colombia p.18
Figura 1.7. Proyecciones de disponibilidad natural media de agua per cápita en México

Figura 1.7.

Proyecciones de disponibilidad natural media de agua per cápita en México p.27
Figura 2.4 Localización de los 47 municipios que extraen agua del acuífero Cuautitlán Pachuca

Figura 2.4

Localización de los 47 municipios que extraen agua del acuífero Cuautitlán Pachuca p.43
Figura 2.6 Población total por grupo quinquenal de edad según sexo Fuente: Plan de Desarrollo Municipal

Figura 2.6

Población total por grupo quinquenal de edad según sexo Fuente: Plan de Desarrollo Municipal p.45
Tabla 2.15 Fuentes de abastecimiento de agua potable al municipio.

Tabla 2.15

Fuentes de abastecimiento de agua potable al municipio. p.58
Tabla 2.17 Tipos de residuos generados.  Fuente: Plan de Desarrollo Municipal 2006-2009

Tabla 2.17

Tipos de residuos generados. Fuente: Plan de Desarrollo Municipal 2006-2009 p.61
Figura 3.1 Balance hídrico del acuífero Cuautitlán-Pachuca.  Fuente: COTAS, 2006

Figura 3.1

Balance hídrico del acuífero Cuautitlán-Pachuca. Fuente: COTAS, 2006 p.65
Figura 3.2 Problemática hídrica en el municipio de Atizapán de Zaragoza Fuente: Adaptación de datos publicados en el PDM 2006-2009

Figura 3.2

Problemática hídrica en el municipio de Atizapán de Zaragoza Fuente: Adaptación de datos publicados en el PDM 2006-2009 p.66
Figura 3.4 Efectos perjudiciales de la sobreexplotación. Fuente: Escolero, 1992

Figura 3.4

Efectos perjudiciales de la sobreexplotación. Fuente: Escolero, 1992 p.68
Figura 3.5 Modelo sistémico de la simulación del requerimiento y suministro de agua en  Atizapán de Zaragoza

Figura 3.5

Modelo sistémico de la simulación del requerimiento y suministro de agua en Atizapán de Zaragoza p.69
Figura 3.7 Proyección del caudal requerido en fuentes federales.   Fuente: Modelo de simulación, programado con Vensim PLE, versión 5.7 con datos proporcionados por INEGI, CETA y SAPASA Atizapán (2007)

Figura 3.7

Proyección del caudal requerido en fuentes federales. Fuente: Modelo de simulación, programado con Vensim PLE, versión 5.7 con datos proporcionados por INEGI, CETA y SAPASA Atizapán (2007) p.71
Figura 3.6 La creciente población  implica mayor requerimiento de agua.

Figura 3.6

La creciente población implica mayor requerimiento de agua. p.71
Figura 3.8 Proyección del caudal requerido de fuentes municipales. Fuente: Modelo de  simulación, programado con Vensim PLE, versión 5.7 con datos proporcionados por INEGI, CETA y SAPASA Atizapán (2007)

Figura 3.8

Proyección del caudal requerido de fuentes municipales. Fuente: Modelo de simulación, programado con Vensim PLE, versión 5.7 con datos proporcionados por INEGI, CETA y SAPASA Atizapán (2007) p.72
Figura 3.9 Proyección del nivel estático actual del acuífero Cuautitlán Pachuca  Fuente: Modelo de simulación, programado con Vensim PLE, versión 5.7 con datos proporcionados por CNA (2002) y SAPASA Atizapán (2007)

Figura 3.9

Proyección del nivel estático actual del acuífero Cuautitlán Pachuca Fuente: Modelo de simulación, programado con Vensim PLE, versión 5.7 con datos proporcionados por CNA (2002) y SAPASA Atizapán (2007) p.72
Figura 3.12 Proyección medidas de control en el acuífero Cuautitlán-Pachuca.    Fuente: Modelo de simulación, programado con Vensim PLE, versión 5.7 con datos proporcionados por CNA (2002) y SAPASA Atizapán (2007)

Figura 3.12

Proyección medidas de control en el acuífero Cuautitlán-Pachuca. Fuente: Modelo de simulación, programado con Vensim PLE, versión 5.7 con datos proporcionados por CNA (2002) y SAPASA Atizapán (2007) p.74
Figura 3.13  Cálculo de la captura requerida para lograr un equilibrio dinámico en el Acuífero Cuautitlán  Pachuca

Figura 3.13

Cálculo de la captura requerida para lograr un equilibrio dinámico en el Acuífero Cuautitlán Pachuca p.75
Figura 3.14 Aplicar políticas de control y prevención asegura el equilibrio dinámico a largo plazo

Figura 3.14

Aplicar políticas de control y prevención asegura el equilibrio dinámico a largo plazo p.76
Figura 4.2 Sistema con retroalimentación que asegura

Figura 4.2

Sistema con retroalimentación que asegura p.78
Figura 4.3  Proyección de tres diferentes escenarios aplicados al requerimiento de agua potable

Figura 4.3

Proyección de tres diferentes escenarios aplicados al requerimiento de agua potable p.79
Figura 4.4  Proyección de la población y de sus  requerimientos de agua potable al aplicar políticas sostenibles

Figura 4.4

Proyección de la población y de sus requerimientos de agua potable al aplicar políticas sostenibles p.80
Figura 5.2 Localización del Río Xinté

Figura 5.2

Localización del Río Xinté p.83
Figura 5.6 Proyección del acuífero Cuautitlán-Pachuca.  Fuente: Modelo de simulación

Figura 5.6

Proyección del acuífero Cuautitlán-Pachuca. Fuente: Modelo de simulación p.85
Figura 5.7  Proyecciones de población y consumo de agua potable en el Fracc.  Condado de Sayavedra

Figura 5.7

Proyecciones de población y consumo de agua potable en el Fracc. Condado de Sayavedra p.86
Tabla 5.1: Resultados de la encuesta realizada a realizada a 8 viviendas del fraccionamiento Condado de Sayavedra

Tabla 5.1:

Resultados de la encuesta realizada a realizada a 8 viviendas del fraccionamiento Condado de Sayavedra p.88
Figura 5.11 Proyecciones del consumo de agua potable aplicando

Figura 5.11

Proyecciones del consumo de agua potable aplicando p.90
Tabla 5.2 Distribución del uso del agua dentro de los hogares.

Tabla 5.2

Distribución del uso del agua dentro de los hogares. p.91
Tabla 5.3  Distribución porcentual del agua de uso doméstico.

Tabla 5.3

Distribución porcentual del agua de uso doméstico. p.92
Figura 5.14 Proyección de la capacidad requerida de la planta a través del tiempo. Fuente:  Modelo de simulación programado con VensimPLE, versión 5.7 con datos proporcionados por SAPASA Atizapán (2007)

Figura 5.14

Proyección de la capacidad requerida de la planta a través del tiempo. Fuente: Modelo de simulación programado con VensimPLE, versión 5.7 con datos proporcionados por SAPASA Atizapán (2007) p.99
Figura 5.15 Proyecciones del costo de bombeo, aplicando políticas de prevención. Fuente:  Modelo de simulación programado con Vensim PLE, versión 5.7, con datos proporcionados por la Asociación de Colonos de Condado de Sayavedra

Figura 5.15

Proyecciones del costo de bombeo, aplicando políticas de prevención. Fuente: Modelo de simulación programado con Vensim PLE, versión 5.7, con datos proporcionados por la Asociación de Colonos de Condado de Sayavedra p.100
Figura 5.16 Tiempo de recuperación de la inversión (TRI)

Figura 5.16

Tiempo de recuperación de la inversión (TRI) p.101