CAPITULO : Capítulo 9, “La Entrevista de Devolución de Información” - LA ENTREVISTA DE DEVOLUCIÓN DE LA INFORMACIÓN- M.S. de Ocampo

1449  Descargar (24)

Texto completo

(1)

FICHA BIBLIOGRAFICA

TEXTO

:

Las Técnicas Proyectivas y el Proceso de Psicodiagnóstico

.

AUTOR

: María Luisa Siquier de Ocampo y otros.

CAPITULO

: Capítulo 9,

“La Entrevista de Devolución de Información”

EDITORIAL

: Nueva Visión

AÑO PUBLICACIÓN

: Baires 1987

PARTE 1 : “DEVOLUCIÓN DE INFORMACIÓN EN EL PROCESO PSICODIAGNÓSTICO”

Hipótesis formulada: “es necesaria una devolución de información diagnóstica y pronostica discriminada y dosificada, en relación con las capacidades yoicas del o de los destinatarios”.

TEORÍA DE LA DEVOLUCIÓN DE LA INFORMACIÓN:

PRIMER OBJETIVO :

Comunicación verbal, discriminada y dosificada que el psicólogo hace al paciente, a sus padres y al grupo familiar, de los resultados obtenidos en el Psicodiagnóstico. Esto es concretado en una entrevista fijada con posterioridad a la administración del último test.

SEGUNDO OBJETIVO:

Observar la respuesta verbal y preverbal del paciente y sus padres ante la recepción del mensaje del psicólogo. Esto permite un diagnóstico y pronóstico con un mayor grado de certeza al tiempo que permite planificar más adecuadamente la orientación terapéutica.

TERCER OBJETIVO:

Sintetizar y unir aspectos reparadores y destructivos, lo cual es posible si el paciente o los padres pueden unir el pasado, lo que hicieron mal, con el futuro. Así podemos mostrar cómo el presente y el futuro funcionan como elementos de reparación.

I. DEVOLUCIÓN DESDE EL PUNTO DE VISTA DEL PACIENTE:

La devolución de información en niños se fundamenta en los siguientes puntos:

1. Según las leyes de la Gestalt, se entrega la comunicación en forma esferal, es decir, desde el psicólogo al paciente y viceversa. (bidireccional). Si el paciente es un niño se le debe considerar en la misma forma.

(2)

3. Si esta reintegración no se produce, el paciente queda ligado permanentemente al psicólogo y presentando dificultades para una buena separación por sentimientos de culpa.

4. Debemos efectuar la devolución de la misma manera, tanto a padres como al paciente, de modo de explicar en forma clara y honesta los resultados del proceso de Psicodiagnóstico. Esto demuestra que consideramos la importancia del paciente en toda su dimensión (sobre todo los adolescentes), pudiendo conseguir una mayor colaboración de éstos.

5. La devolución funciona como prueba de realidad, donde el paciente integra tanto los aspectos dañinos y dañados que ha aceptado como los buenos y reparadores de su personalidad.

6. Es recomendable ser franco con el paciente, señalándole los aspectos favorables y desfavorables, con la finalidad de evitar sentimientos de robo (robo de la información que pertenece al paciente), curiosidad, envidia, etc. , cuya elaboración ni siquiera se intenta, si el vínculo entre paciente y psicólogo acaba en el último test.

7. Si al paciente se le informa el resultado del proceso de Psicodiagnóstico, respecto al problema que lo aquejo, estará más dispuesto a colaborar que cuando no se le informan los resultados de lo que se ha visto en el. Puede darse el caso en que la ansiedad del paciente signifique su abierto rechazo a conocer los resultados de los test, sobre todo cuando ha sido derivado por una interconsulta o por el profesor . Por este motivo es importante informar al paciente el motivo de la consulta y la información que se devolverá.

8. Si no se devuelve la información, se intensifican las fantasías de enfermedad, gravedad, incurabilidad, locura, etc. Es importante entonces aclarar al paciente que lo que le pedimos es para conocerlo mejor y que al final le daremos nuestra opinión al respecto, aclararemos algo o recobraremos sus cualidades más reales. Esto convertirá el síntoma en algo que no llega a ser tan grave como para que no se pueda hablar de el.

9. La devolución permite que el paciente se vea en forma más real, menos idealizado y menos peyorativo.

II. DEVOLUCIÓN DESDE EL PUNTO DE VISTA DE LOS PADRES DEL PACIENTE:

Es imprescindible la devolución de información a los padres que consultan por un hijo por los siguientes motivos:

1. Porque son los padres los que solicitan la evaluación y porque si no se les informan los resultados de ésta, puede incrementar en ellos las fantasías las fantasías de enfermedad grave, incurable e irreparable. La ansiedad persecutoria se ve en la opinión “lo que pasa es muy grave y no quieren decirnos nada” o, por el contrario puede confirmar el desembarazarse de la situación con un “aquí no pasa nada, no hay de qué preocuparse”.

(3)

menos en parte con la que ellos traen a la consulta. Aquí le mostramos lo que realmente es el hijo, de los cambios que deberán aceptar en el hijo y de su disposición a hacer cambios.

3. Porque tratándose de un niño, un adolescente, un psicótico grave o en estado confusional, son los padres u otros parientes los responsables de la concreción del tratamiento. La devolución aquí cobra especial importancia puesto que posibilitarán acciones concretas derivadas de las características de la información devuelta.

4. Si los padres han sido enviados por un tercero (profesor, pediatra, etc.), ello podrá significar una oportunidad de insiht respecto a la situación real del niño o adolescente. 5. También los padres pueden resistirse a asistir a la entrevista evolutiva. En tal caso esta

es un indicador de ansiedad persecutoria depositada en la persona del psicólogo, lo cual también nos puede dar a pensar que el paciente lleva buena parte de estas ansiedades en sí mismo.

III. DEVOLUCIÓN DESDE EL PUNTO DE VISTA DEL PSICÓLOGO:

Es importante para el psicólogo por su salud mental, evitando que su tarea se transforme en insalubre. Aceptando con ello todo lo que han depositado los padres y el paciente, en relación a sus fantasías, emociones, impulsos, etc. de modo tal que con la devolución el psicólogo se descarga de estos aspecto.

Es importante la devolución, puesto que el psicólogo tratante se expondrá menos a la frustración y ajustar mejor el encuadre a la constelación dinámica del paciente y su grupo familiar.

Para el psicólogo sirve como prueba de realidad de su tarea anterior. Esto es, si supo comprender lo que ocurre, si en esa entrevista se prueba la validez de las hipótesis elaboradas con anterioridad y si logra planificar correcta y acertadamente la técnica de abordaje más recomendable para encarar la solución del conflicto.

Existe como fuente de perturbación la angustia en el psicólogo ante la eventualidad de tener que hacer una devolución al paciente y a los padres, ante lo cual puede derivar esta tarea a un colega o bien mantener esta angustia dentro de limites razonables, de modo que no obstaculicen la tarea de devolución.

La rabia es otra fuente de perturbación, la cual ocurre ante la eventualidad del terapeuta a hacer una devolución a padres con los que ha quedado agraviado. En tal sentido, detectando qué es lo que le produjo la rabia, en qué momento la percibió, qué significado inconsciente tiene, logrará metabolizar el sentimiento agresivo lo suficiente para poder pensar y proceder con libertad. De aquí la importancia de detectar la transferencia que llega de algún integrante del grupo familiar y de lo que le ocurre contratransferencialmente.

Otra función es que el psicólogo debe operar como un YO capaz de discriminar lo que debe y puede decir y lo que no puede ni debe decir al paciente por una parte y a sus padres por la otra. Esto significa dosificar la información que entregamos y moderar el lenguaje con que lo decimos.

(4)

Deberemos ella elaborar una hipótesis explicativa. Dentro del panorama que nos formemos respecto a la naturaleza de los vínculos del que ligan al paciente con su grupo familiar como un todo, con sus padres, con cada miembro del grupo familiar y con el terapeuta, es importante señalar los siguiente:

1. Los aspectos más sanos y adaptativos del paciente y los menos adaptativos y más enfermos. (La devolución debe llevar ese órden)

2. Debemos determinar qué se le puede decir al paciente y/o a sus padres de todo lo menos adaptativo y más enfermo, es decir, hasta dónde se puede llegar y qué es lo que no podemos decir al paciente y/o a los padres.

PROBLEMAS TÉCNICOS:

1. Los indicadores de tolerancia o intolerancia, tanto verbales como preverbales, los cuales pueden generar dificultades o favorecer el proceso de devolución.

2. Otro problema técnico es la elección del lenguaje más apropiado. Es importante ser claro, no caer en el uso de terminología técnica, evitar términos ambiguos o equívocos y utilizar dentro de lo posible el mismo lenguaje que emplean el paciente o los padres. No debemos mostrar el material de test completado por el niño, por razones éticas.

3. Considerar que debemos devolver desde el material menos ansiógeno a lo menos ansiógeno.

4. En general se recomienda hacer una devolución en el mismo orden en que los padres presentaron al hijo.

ALCANCES:

1. La entrevista devolutiva no necesariamente puede ser una sola. Puede darse el caso en que los padres requieran entrevistas adicionales como una manera de elaborar y comprender los contenidos de la devolución.

2. La devolución será distinta si se trata de un paciente niño o un adolescente. Cuanto mayor el paciente, mayor es la sensación de fracaso de los padres.

LA TÉCNICA DE LA DEVOLUCIÓN DE INFORMACIÓN AL PACIENTE:

1. DEVOLUCIÓN A NIÑOS:

· Tener experiencia en trabajo con niños

· Conocer la técnica de juego con niños

· Estar atento a las propias gesticulaciones o gestos porque muchas veces esta comunicación no verbal es más gravitante en la devolución.

· El mensaje no verbal del niño debe ser observado y comprendido

(5)

· Buscar la forma adecuada de manifestarles sus aspectos infantiles sin herirlos y los más adultos, sin “adultificarlos”

· Existe la dificultad de que la información sea intelectualizada por el paciente.

3. DEVOLUCIÓN A ADULTOS:

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...