Tema 3. Los Tejidos. La ciencia que estudia la estructura microscópica, el desarrollo y las funciones de los tejidos se denomina histología.

18  23  Descargar (0)

Texto completo

(1)

Tema 3. Los Tejidos

1.- El Nivel Anatómico

Las células del organismo adquieren distintas especializaciones, y esto permite que realicen funciones fisiológicas en el ámbito del organismo vivo.

En esta especialización no solo es interesante la estructura de las células sino también la matriz extracelular que confiere características y propiedades específicas al grupo de células.

Los tejidos son un conjunto de células con una misma especialización y una misma matriz extracelular que las envuelve. En el ser humano se han identificado unos 200 tipos de células que se diferencian por sus formas y funciones. Además, las matrices extracelulares se diferencian tanto por la cantidad en las que se encuentran como por su composición.

Esto no significa que haya 200 tejidos, ya que hay células que, aunque están especializadas en una misma función no son iguales. Por ejemplo, las células que recubren la mano no son iguales que las que recubren la boca, pero en ambos casos tienen la función de actuar como barrera externa del organismo.

La ciencia que estudia la estructura microscópica, el desarrollo y las funciones de los tejidos se denomina histología.

Los tejidos se clasifican en cuatro tipos fundamentales según el tipo de célula, la matriz y la función que desempeñan:

- Tejido Epitelial: las células están muy unidas, sin matriz extracelular entre ellas, para actuar como barrera. Sintetizan una membrana basal que las separa del tejido conjuntivo. Se clasifican en:

• Epitelio de revestimiento, con función protectora • Epitelio glandular, con función secretora

(2)

- Tejido Conectivo: sus células están inmersas en una matriz extracelular. Entre sus funciones destaca la de sostén de otros tejidos. Se clasifican en:

• Tejido conjuntivo: une los tejidos

• Tejido cartilaginoso: forma parte del esqueleto • Tejido óseo: forma parte del esqueleto

• Tejido sanguíneo: responsable del transporte de sustancias y de mantener la homeostasis

• Tejido hematopoyético: origina las células de la sangre • Tejido linfático: proporciona la respuesta inmunológica

• Tejido adiposo: actúa como reserva energética, y también tiene funciones de protección mecánica y aislante térmico

- Tejido Muscular: sus células son contráctiles y generan movimiento. Se clasifica en: • Muscular liso: responsable de los movimientos involuntarios

• Muscular estriado: responsable del movimiento voluntario • Cardiaco: forma el corazón

- Tejido Nervioso: encargado de la recepción y procesamiento de información y de la emisión de una respuesta.

2.- Tejido Epitelial

Está formado por células unidas de manera que no existe matriz extracelular entre ellas y que generan en su base una membrana basal que las separa del tejido conectivo.

Las células pueden disponerse en una sola capa o en múltiples capas.

Los epitelios no tienen vasos sanguíneos y se nutren por difusión de nutrientes desde el tejido conectivo que hay debajo de ellos.

Las células epiteliales poseen 3 tipos de superficies, una apical (arriba) que es libre,

unas superficies laterales que colindan con células vecinas y una superficie basal que está adherida a la lámina basal.

(3)

El tejido epitelial presenta una serie de especializaciones de la superficie apical de las células que son:

• Cilios: son prolongaciones móviles, capaces de mover líquidos o una capa de mucus por encima de la superficie del epitelio en que se encuentre.

• Estereocilios: son un conjunto de prolongaciones celulares, tan largas como los cilios, pero más finas.

• Microvellosidades: son pequeñas prolongaciones citoplasmáticas cilíndricas. Su principal función es la absorción de sustancias. Producen un aumento de hasta 20 veces la superficie de la membrana de la célula.

Dependiendo de la forma que posean, las microvellosidades pueden formar: o Ribete en Cepillo: las microvellosidades son largas y finas

o Chapa Estriada: las microvellosidades son cortas y anchas

Se distinguen dos tipos diferentes de tejido epitelial con funciones diferentes:

• De Revestimiento: es el que recubre externamente la piel o el interior de conductos y cavidades huecas del organismo y las células se disponen formando láminas.

• Glandular: son células que tienen la capacidad de producir sustancias. 2.1.- Epitelio de Revestimiento

Los epitelios de revestimiento tapizan todas las superficies del cuerpo, tanto las exteriores (piel y mucosas) como las interiores (cavidad pleural, pericárdica y peritoneal), y los distintos conductos (vasos sanguíneos, tubo digestivo, vía respiratoria, conductos excretores, etc.).

El epitelio de revestimiento está delimitado por la membrana basal o lamina basal. A.- Tipos de Epitelios de Revestimiento

Los tipos de epitelios de revestimiento se diferencian según el número de capas de células y según la forma celular.

à Según las capas de células que los forman, los epitelios de revestimiento pueden ser:

• Simple o Monoestratificado: posee solo una capa de células, que pueden ser planas, cúbicas o cilíndricas.

• Pluriestratificado: poseen varias capas de células, y solo la inferior toca con la membrana basal. Las células pueden tener forma plana o cúbica.

• Pseudoestratificado: posee una única capa de células, aunque a simple vista parece que hay varias ya que los núcleos se ven a distinta altura. Todas las células están en contacto con la membrana basal y siempre tienen forma cilíndrica.

(4)

• De transición (Urotelio): presenta algunas características especiales, ya que el número y la forma de las células varía según si la vejiga urinaria está distendida (llena) o relajada (vacía). Cuando está distendida, el epitelio presenta dos o tres capas de células planas, mientras que cuando está relajada presenta más de tres capas de células cúbicas, que se van aplanando a medida que se acercan a la superficie.

à Según la forma celular:

• Escamoso o plano: está formado por células aplanadas que tienen mucha menos altura que anchura y su núcleo es aplanado.

• Cúbico: está formado por células cúbicas con igual proporción de anchura y altura y su núcleo es redondo.

• Cilíndrico: está formado por células columnares de altura mayor que de anchura y con un núcleo ovoide.

• Transicional: tiene los 3.

B.- Funciones de los Epitelios de Revestimiento

Las funciones, en general, de los epitelios de revestimiento son:

• Proteger frente a agresiones químicas y físicas, mediante la impermeabilización que consiguen con el glucocálix, la queratinización y las uniones celulares.

• Transportar sustancias por transcitosis

• Digerir sustancias gracias a la acción de enzimas presentes en el glucocálix. • Limpiar las superficies externas mediante los movimientos de los cilios. • Trasladar a los espermatozoides y a los óvulos mediante el movimiento ciliar. • Recibir estímulos, como ocurre con el órgano de Corti de los oídos

2.2.- Epitelio Glandular

Los epitelios glandulares, que forman las glándulas, tienen por función secretar sustancias.

(5)

- Según el Número de Células que las forman:

o Glándulas Unicelulares: formadas únicamente por una célula. Por ejemplo, células caliciformes en mamíferos.

o Glándulas Pluricelulares: formadas por varias células. Por ejemplo, Criptas de Liebenkühn en el intestino grueso.

- Según Donde Viertan su Secreción: pueden ser de 4 tipos: o Glándulas Exocrinas: al medio externo

o Glándulas Endocrinas: a la sangre o Paracrinas: a la sustancia intercelular

o Anficrinas: a la sangre y al medio externo (páncreas)

Sin embargo, la clasificación más general las divide en glándulas exocrinas y glándulas endocrinas.

A.- Glándulas Exocrinas

Se clasifican teniendo en cuenta diferentes criterios: - Según las Características del Producto que Secretan:

o Glándulas Serosas: producen una secreción acuosa rica en enzimas. Lo son la glándula parótida o las glándulas lacrimales.

o Glándulas Mucosas: segregan mucina. Las encontramos en algunas partes de la glándula sublingual, que es una glándula mixta con secreción serosa y mucosa.

Las células de estas glándulas tienen el núcleo en la zona basal, mientras que la zona apical está ocupada por vesículas de mucina. Presentan un retículo endoplasmático rugoso muy desarrollado.

o Glándulas Sebáceas: secretan lípidos, que en las tinciones hematoxilina-eosina se ven como espacios vacíos en el citoplasma. Lo son las glándulas sebáceas y las mamarias durante la lactancia, etc. Las células de estas glándulas tienen el retículo endoplasmático liso muy desarrollado.

(6)

- Según el Mecanismo de Secreción:

o Glándulas Merocrinas o Ecrinas: liberan el producto que sintetizan por exocitosis. Lo son la mayoría de las glándulas sudoríparas (aunque también las hay apocrinas), las glándulas salivales, etc.

o Glándulas Apocrinas: las vesículas lipídicas son expulsadas con parte de citoplasma y rodeadas de membrana citoplasmática. Lo son las glándulas mamarias y algunas glándulas sudoríparas.

o Glándulas Holocrinas: la célula estalla por la acumulación de lípidos. Es el caso de las glándulas sebáceas.

- Según la Situación y la Morfología de la Glándula:

o Glándulas Situadas en el Epitelio de Revestimiento, que vierten directamente en su superficie.

o Glándulas Situadas fuera de los Epitelios, pero que drenan a ellos. En este caso la glándula tiene una parte excretora, llamada adenómero. El adenómero está formado por células epiteliales glandulares apoyadas en la membrana basal; las células delimitan un espació denominado lumen, al cual vierten todas las células que forman el adenómero. Muchas de estas glándulas disponen además de conductos, que llevan el producto desde el lumen hasta la superficie.

- Según la Forma de sus Adenómeros: las glándulas que forman adenómeros se pueden clasificar según la forma de sus adenómeros. Los tipos más habituales son los siguientes:

o Glándulas Acinares: los adenómeros tienen forma de acino

o Glándulas Tubulares: los adenómeros tienen forma de túbulos rectos.

o Glándulas Mixtas o Tubuloacinosas o Alveolares: los adenómeros tienen forma de túbulos, con células en forma de acino en su porción final.

- Según el Conducto Excretor de la Glándula:

o Glándulas Simples: no tienen conducto excretor o tienen solamente uno no ramificado.

(7)

o Glándulas Compuestas: tienen un conducto ramificado o varios conductos que forman una red más o menos compleja.

- Según el Número de Unidades Secretoras (adenómeros) por Conducto Excretor de la Glándula:

o Simple Ramificadas: cuando el conducto excretor posee dos o más unidades secretoras.

o Compuestas Ramificadas: cuando los diferentes conductos excretores poseen a su vez varias unidades secretoras.

B.- Glándulas Endocrinas

Las glándulas endocrinas no poseen conductos excretores. Secretan hormonas a la sangre. De menor a mayor complejidad, las glándulas endocrinas pueden ser:

- Células Aisladas, que secretan hormonas. Las encontramos, por ejemplo, en el estómago y en el duodeno, donde secretan hormonas que regulan el proceso digestivo.

- Pequeñas Agrupaciones Celulares, como los islotes de Langerhans del páncreas, que secretan insulina, o las células de Leydig de los testículos, que secretan testosterona.

- Agrupaciones Celulares Temporales, que se forman cuando se requiere la secreción. Es el caso del cuerpo lúteo del ovario, que secreta progesterona.

- Glándulas con Secreción Endocrina y Exocrina a la Vez, los hepatocitos del hígado secretan a la vez de forma exocrina (bilis) y endocrina (somatomedinas, hormonas que inducen crecimiento óseo).

- Glándulas Endocrinas: son estructuras cuya única función es la secreción de hormonas.

La estructura histológica de estas glándulas está basada en conjuntos de células agrupadas en láminas y cordones, rodeadas por una cápsula de conectivo. El conectivo rellena los espacios entre las células epiteliales y por él pasan los capilares sanguíneos.

3.- Tejido Conectivo

El tejido conectivo está formado por células inmersas en abundante matriz extracelular. Entre sus funciones destaca especialmente la de sostén de otros tejidos. Existen distintos tipos de tejido conectivo, según la composición celular y de la matriz extracelular: conjuntivo, cartilaginoso, óseo, adiposo, sanguíneo, hematopoyético y linfático.

3.1.- Tejido Conjuntivo

(8)

Está formado por células inmersas en abundante matriz extracelular.

Se clasifica en tejido conjuntivo laxo y tejido conjuntivo denso, que se diferencian en las proporciones de sus componentes.

Existe otro tipo de tejido conjuntivo, el mucoso, que se localiza en el cordón umbilical y en la pulpa de los dientes en desarrollo.

A.- Composición del Tejido Conjuntivo

Los tejidos conjuntivos están formados por una matriz extracelular y células:

Tejido Conjuntivo

Matriz Extracelular

Sustancia fundamental o matriz amorfa Proteínas fibrosas o matriz fibrilar

Células

Propias del tejido

Fibroblasto Miofibroblasto Células mesenquimatosas Adipocitos Procedentes de la sangre Macrófagos Granulocitos Linfocitos Plasmocitos Mastocitos

- Matriz Extracelular: está formada por un medio denominado sustancia fundamental, en el cual se encuentran proteínas fibrosas:

§ Sustancia Fundamental: tiene una consistencia de gel que engloba a las proteínas fibrosas y está formada por agua y proteoglicanos.

Los proteoglicanos están compuestos en un 95% por glucosaminoglicanos (GAG) y en un 5% por proteínas. Los proteoglicanos se asocian al ácido hialurónico.

§ Proteínas Fibrosas: con función estructural, como el colágeno y la elastina, o adhesiva como la fibronectina y la laminina.

- Células: en el tejido conjuntivo encontramos células propias de este tejido y también células procedentes de la sangre:

§ Células Propias del Tejido Conjuntivo:

o Fibroblasto: es el más abundante y es el responsable de secretar la matriz extracelular.

o Miofibroblasto: se forma a partir del fibroblasto. Esta forma celular tiene capacidad contráctil y su número se incrementa en los procesos de cicatrización.

o Células Mesenquimatosas: son células poco diferenciadas que pueden dar lugar a otros tipos celulares del tejido si es necesario.

o Adipocitos: son células especializadas en el almacenamiento de lípidos. Se pueden presentar aisladas o en grupos pequeños.

(9)

§ Células Procedentes de la Sangre:

o Macrófagos: proceden de los monocitos sanguíneos y cuando se localizan en el tejido conjuntivo pasan a denominarse histiocitos.

o Granulocitos: están implicados en la respuesta inmune. Son de dos tipos: neutrófilos y eosinófilos.

o Linfocitos: implicados en la respuesta inmune.

o Plasmocitos o Células Plasmáticas: derivan de los linfocitos B, que se transforman en células secretoras de una inmunoglobulina específica. o Mastocito o Célula Cebada: participa en las reacciones alérgicas

liberando gránulos con histamina y heparina. B.- Tipos de Tejido Conjuntivo

El tejido conjuntivo puede ser de dos tipos, laxo y denso:

- Tejido Conjuntivo Laxo: es el más abundante del organismo. Se distribuye entre los demás tejidos y los sostiene. En este tipo de tejido conjuntivo, cuya irrigación e inervación son altas, abundan las células. Sus funciones son:

• Confiere resistencia al estiramiento y a la compresión

• Proporciona soporte mecánico de los tejidos con los que se relaciona • Es una vía de desplazamiento celular

• Es una vía de llegada de nutrientes y salida de desechos • Interviene en la respuesta inmunológica

• Participa en la cicatrización de heridas

- Tejido Conjuntivo Denso: tiene una gran proporción de fibras, pocas células y escasa sustancia fundamental. Existen 3 tipos:

• Tejido Conjuntivo Denso Irregular: las fibras colágenas forman una complicada red tridimensional, con función esencialmente protectora. Se encuentra en:

o La dermis

o Envolviendo distintas estructuras: cartílagos (pericondrio), huesos (periostio), nervios (epineuro) encéfalo y médula espinal (duramadre), etc.

o Formando las cápsulas de los órganos: hígado, bazo, ganglios linfáticos, testículos, etc.

• Tejido Conjuntivo Denso Regular: está formado por fibras en haces paralelos situadas en estructuras sometidas a estiramientos como: tendones o ligamentos.

• Tejido Conjuntivo Denso Elástico: son haces de fibras elásticas que están unidas por escasa cantidad de tejido conectivo laxo, hay mayor cantidad de fibroblasto en comparación con los otros. Se encuentran en la pared de las arterias, en las paredes de los órganos huecos, en los ligamentos vertebrales y en las cuerdas vocales.

(10)

3.2.- Tejido Adiposo

Es tejido conectivo especializado en el almacenamiento de lípidos. Las células propias de este tejido son los adipocitos, células grandes con una gran gota de grasa en su citoplasma.

Entre los adipocitos hay abundantes capilares sanguíneos, ya que este tejido es una reserva energética y es necesaria una buena irrigación para poder almacenar la grasa y disponer de ella cuando sea necesaria.

El número de adipocitos en una persona adulta es constate; las variaciones de peso tienen lugar por variaciones del tamaño de los adipocitos, no por su número.

Se distinguen dos tipos de tejido adiposo, el blanco y el pardo. El blanco es el que encontramos normalmente; el pardo solo está presente en los fetos y en los recién nacidos y tiene una estructura diferente ya que sus adipocitos tienen muchas gotitas de grasa en lugar de una sola.

El tejido adiposo se localiza:

• Debajo de la hipodermis, formando el panículo adiposo. Su distribución varía con la edad y el sexo.

• En la pared abdominal y órganos abdominales, proporcionándoles sostén y llevándoles irrigación sanguínea, drenaje linfático e inervación nerviosa.

• En la médula ósea amarilla. Esta médula ósea está formada por adipocitos y hematíes y no participa en la formación de la sangre. Se localiza en el interior de los huesos largos y es una fuente de reserva energética.

• En articulaciones sinoviales grandes. Las principales funciones del tejido adiposo son:

• Almacén Energético: el organismo puede movilizar la grasa almacenada para obtener energía.

• Aislante Térmico: la grasa tiene efecto aislante, lo que ayuda a mantener la temperatura corporal frente a cambios en la temperatura ambiental.

• Amortiguación: el tejido adiposo protege el organismo frente a golpes, y frente a presiones, como ocurre en la planta de los pies y los glúteos.

3.3.- Tejido Cartilaginoso

El tejido cartilaginoso, como su nombre indica, forma los cartílagos, que son estructuras de soporte y que en las articulaciones proporcionan cierta movilidad. Sus funciones derivan de sus propiedades: es un tejido que tiene resistencia al estiramiento y compresión.

El 95% del tejido cartilaginoso es matriz extracelular y sólo encontramos en él un tipo celular, los condrocitos, que suponen el 5% restante y que sintetizan el colágeno y los proteoglicanos que forma la matriz extracelular. No hay vasos sanguíneos en el interior de este tejido.

Existen tres tipos de tejido cartilaginoso:

• Cartílago Hialino: es de color blanco azulado y semitraslúcido. Su sustancia fundamental contiene ácido hialurónico, condroitín sulfato y queratan sulfato, y

(11)

está muy hidratada. Las fibras de colágeno que contiene forman redes tridimensionales muy complejas.

El cartílago está cubierto externamente por una membrana fibrosa, llamada pericondrio. Esta membrana contiene vasos que proporcionan nutrición al cartílago ya que no tiene vasos sanguíneos en su interior.

Encontramos este tipo de cartílago en las articulaciones, la laringe, la tráquea y los bronquios, los cartílagos costales y los cartílagos nasales.

• Cartílago Elástico: es muy parecido al hialino, pero presenta un mayor número de fibras elásticas, que le dan un color amarillo y mayor flexibilidad.

Se encuentra en el pabellón auditivo, el conducto auditivo externo, un sector de la trompa de Eustaquio, la epiglotis y la faringe.

• Fibrocartílago: se considera un tejido de transición entre el cartílago hialino y el tejido conjuntivo denso regular. Está formado por haces de fibras paralelas entre los que hay hileras de condrocitos. No tienen pericondrio y crece como el tejido conjuntivo denso regular.

Se encuentra en los discos intervertebrales, las articulaciones temporomaxilar, esternocostoclavicular y acromioclavicular, la sínfisis pubiana y los meniscos de la rodilla.

3.4.- Tejido Óseo

El tejido óseo presenta células específicas, aunque su característica más destacada es la calcificación de la matriz extracelular. Esta característica le da al tejido una gran rigidez y dureza.

A.- Composición del Tejido Óseo

La composición del tejido óseo es a base de células y matriz extracelular: - Entre las células que encontramos en el tejido óseo destacamos varios tipos:

• Osteblastos y Osteocitos: son distintas etapas funcionales de un mismo tipo celular. Los osteoblastos son las células formadoras de matriz ósea, y regulan su síntesis y reabsorción. Cuando quedan envueltos por la matriz ósea, pasan a un estadio no activo, el osteocito. Los osteocitos mantienen la comunicación con otros gracias a la presencia de pequeños canales en la matriz.

(12)

• Osteoclastos: tienen como función la reabsorción ósea. Son células de origen hematopoyético, que proceden de una diferenciación de los macrófagos. Son células polinucleadas y de gran tamaño que se sitúan en cavidades formadas por la propia célula al reabsorber la matriz (lagunas de Howship).

- La matriz extracelular del tejido óseo está compuesta principalmente por colágeno, y solo un 10% corresponde a sustancia fundamental. También contiene sustancias inorgánicas, principalmente fosfato cálcico en forma de cristales.

B.- El Hueso

El tejido óseo es el principal componente de los huesos, aunque también encontramos tejido conjuntivo denso, tejido cartilaginoso y tejido hematopoyético.

Los huesos pueden ser largos, cortos o planos, y entre ellos son mayoría los que presentan un tejido compacto en la periferia y esponjoso en el centro.

- El periostio es el conjunto más externo y rodea al tejido óseo compacto. Tiene dos capas:

• Capa externa, de conjuntivo denso

• Capa interna, de conjuntivo laxo. Tiene células osteoprogenitoras que se transformarán en osteoblastos capaces de generar tejido óseo, y que cuando quedan atrapados en sus lagunas se transforman en osteocitos.

- Tejido óseo compacto: es la capa de tejido óseo situada inmediatamente debajo del periostio. Está formada por laminillas óseas concéntricas, entre las cuales se localizan los canales de Havers, por los cuales pasan los capilares sanguíneos.

La osteona es la unidad anatómica y funcional del tejido óseo. Es un cilindro que sigue el eje mayor de hueso, formado por una canal de Havers en el centro y entre 5 y 20 laminillas concéntricas a su alrededor. Las distintas osteonas están unidas entre ellas por los conductos denominados de Volkmann. Estos conductos están revestidos por endostio y transmiten los vasos sanguíneos del periostio al hueso.

- El endostio tapiza todo el interior (canal medular) del hueso. Contiene células osteogénicas.

(13)

- El tejido óseo esponjoso constituye la mayor parte del tejido óseo. No contiene verdaderas osteonas. Está formado por laminillas dispuestas de forma irregular formando trabéculas.

3.5.- Tejido Sanguíneo

La sangre es un tejido conectivo cuya matriz extracelular, el plasma, es líquida. El plasma es un líquido compuesto por agua, iones, proteínas, lípidos y glúcidos que circulan dentro de los vasos sanguíneos; cuando sale de ellos se produce su coagulación.

Las células sanguíneas son el elemento más destacado de este tejido, con importantes funciones en el organismo. Distinguimos entre eritrocitos y leucocitos, además de fragmentos celulares denominados plaquetas:

- Eritrocitos, Glóbulos Rojos o Hematíes: tiene forma de disco bicóncavo y no tiene núcleo. En su interior hay moléculas de hemoglobina, encargadas de transportar el oxígeno.

En lo que concierne a los eritrocitos, hay dos parámetros especialmente interesantes: o El hematocrito, que es el volumen de eritrocitos en relación con el

volumen sanguíneo. Los valores normales son de 44% de eritrocitos, 1% de leucocitos y 55% de plasma.

o La eritrosedimentación o VSG (velocidad de sedimentación globular), que mide la velocidad con que los hematíes sedimentan. Los valores normales son inferiores a 20 mm/h, valores superiores indican una respuesta de defensa inmunitaria.

- Leucocitos o Glóbulos Blancos: se dividen en dos grupos, los granulocitos y los agranulocitos, según tengan o no gránulos citoplasmáticos específicos:

o Granulocitos o Polimorfonucleares (PMN): los hay de tres tipos:

§ Neutrófilos: representan el 45-70% del total de los leucocitos. Su núcleo está dividido en varios lóbulos. Los neutrófilos fagocitan las bacterias. Los restos de la digestión al fagocitar las bacterias y los neutrófilos muertos forman el pus.

§ Eosinófilos: representan menos del 6% del total de los leucocitos. Su núcleo es bilobulado. Pasan al tejido conjuntivo con rapidez y por eso se observan en poca cantidad en la sangre. Intervienen en reacciones alérgicas y antiparasitarias.

§ Basófilos: representan menos del 1% del total de los leucocitos. Su núcleo queda oculto por los gránulos específicos que se tiñen intensamente. Los gránulos contienen histamina y heparina, que liberan en las reacciones alérgicas.

o Agranulocitos o Monomorfonucleares (MMN): no tienen gránulos específicos. Los hay de dos tipos:

§ Linfocitos: representan del 20-40% del total de los leucocitos. Su núcleo es muy grande en relación con el citoplasma. Según su función se clasifican en:

(14)

• Linfocitos T: se diferencian en el timo. Intervienen en la respuesta inmunológica mediada por células. Pueden ser linfocitos T citotóxicos o T8, que pueden matar células, o linfocitos T cooperadores o T4, que colaboran con los linfocitos B.

• Linfocitos B: se diferencian en la médula ósea. Intervienen en la respuesta inmunológica mediada por anticuerpos, transformándose en plasmocitos o células plasmáticas.

• Linfocitos NK (Natural Killer): son responsables de la inmunidad antitumoral.

§ Monocitos: representan del 1-10% del total de los leucocitos. Son las células más grandes de la sangre y tienen un núcleo de gran tamaño. Al pasar a los tejidos se convierten en macrófagos, que fagocitan bacterias.

- Plaquetas o Trombocitos: son fragmentos de citoplasma de unas células, los megacariocitos, presentes en la médula ósea. Intervienen en la coagulación al unirse entre sí y a las fibras de colágeno del tejido conjuntivo formando un tapón.

3.6.- Tejido Hematopoyético

Existe tejido hematopoyético en el bazo, en el timo y, fundamentalmente, en la médula ósea roja, que es el centro hematopoyético más importante del organismo

El tejido hematopoyético es el responsable de la producción de células sanguíneas, a partir de células madre con capacidad de división y de diferenciación. Estas células madre se convierten en dos tipos celulares:

• Células Multipotentes Linfoides o UFC-L (unidades formadoras de colonias L), que tras sucesivas diferenciaciones acaban formando los distintos tipos de linfocitos. Este proceso se inicia en la médula ósea y se completa en órganos linfáticos (timo).

• Células Multipotentes Mieloides o UFC-M (unidades formadoras de colonias M), que darán lugar a eritrocitos, granulocitos, monocitos y plaquetas. Todos estos procesos se desarrollan íntegramente en la médula ósea.

3.7.- Tejido Linfático

El tejido linfático es un tejido conectivo especializado que posee una red tridimensional de fibras y los espacios libres de esta red están ocupados por linfocitos y unas células especializadas del sistema inmunitario que se denominan células dendríticas.

El tejido linfático lo encontramos en los órganos linfáticos o linfoides, que son el timo, el bazo y los ganglios linfáticos, y también formando parte de la mucosa de algunos órganos de los sistemas digestivo (placas de peyer en íleon, apéndice), respiratorio (árbol bronquial), urinario (vejiga) y reproductor (útero). Estas estructuras, junto con los vasos linfáticos y la linfa (líquido de color blanquecino, casi transparente, que recorre los vasos linfáticos), constituyen el sistema linfático, que tiene una función primordial

(15)

en los mecanismos de defensa del organismo ya que funciona como un filtro, diseñado para atrapar los antígenos que circulan por la sangre y la linfa.

4.- Tejido Muscular

El tejido muscular está formado por miocitos, que son células con capacidad contráctil. La membrana celular de los miocitos se denomina sarcolema y su citoplasma, sarcoplasma.

Estas células contienen un complejo entramado proteico de fibras de actina y miosina cuya principal propiedad, la contractilidad.

Según las características de los miocitos que lo forman, el tejido muscular se divide en tres tipos (los dos últimos son de movimiento involuntario):

• Tejido muscular esquelético o estriado voluntario • Tejido muscular estriado cardiaco

• Tejido muscular liso A.- Tejido Muscular Esquelético

Las fibras musculares o miocitos del tejido muscular estriado voluntario son muy alargadas (25 cm de largo) y multinucleadas. Cada célula está rodeada por una capa de tejido conjuntivo llamada endomisio.

Las fibras musculares se agrupan para formar fascículos, que se rodean de otra capa de conjuntivo llamada perimisio, que contiene los vasos sanguíneos y los nervios. Los fascículos, a su vez, se agrupan para formar el músculo. El conjuntivo que rodea el músculo ya en su conjunto se llama epimisio.

En los extremos del músculo, estas tres capas de recubrimiento se agrupan y forman el tendón que se inserta en el hueso para mantener el músculo en su posición.

A lo largo de la célula se disponen haces de filamentos de actina y miosina de forma regular y ordenada, por lo que al microscopio se ven como bandas o estrías, lo cual da nombre a este tipo de tejido muscular.

Se puede ver una sucesión de líneas gruesas en posición transversal, denominadas Z, con bandas claras a ambos lados de cada una (bandas I, con filamentos finos de actina), seguidas de bandas oscuras (bandas A, con filamentos gruesos de miosina y finos de actina). La zona delimitada por dos líneas Z se denomina sarcómero y es la unidad funcional en el movimiento.

(16)

Existen tres tipos diferentes de fibras musculares esqueléticas en los músculos:

- Fibras Rojas: son pequeñas y finas, con gran cantidad de mitocondrias y resistentes a la fatiga, pero de contracción lenta.

- Fibras Blancas: son más grandes, y tienen pocas mitocondrias. Se contraen de forma rápida, pero se fatigan con facilidad.

- Fibras Intermedias

Todas estas fibras tienen una característica común, propia del tejido esquelético: son de movimiento voluntario, aunque también pueden responder de forma involuntaria (son los actos reflejos, como apartar la mano si nos quemamos).

B.- Tejido Cardiaco

Los miocitos tienen algunas características distintas de los del músculo esquelético, aunque su funcionamiento básico es similar:

- Son más cortos

- Tienen un núcleo central alargado en lugar de muchos periféricos

- Para impedir separarse a causa de la actividad contráctil constante del corazón, los miocitos se unen entre ellos. Estas zonas de uniones son visibles al microscopio, en color oscuro, y se denominan discos intercalares.

El tejido cardiaco forma el miocardio, que es la pared muscular del corazón. C.- Tejido Muscular Liso

Las células tienen un solo núcleo central y alargado. Las fibras musculares lisas están dispuestas en capas, sobre todo en las paredes de los órganos huecos, como el tubo digestivo o los vasos sanguíneos. También las encontramos en el tejido conjuntivo que reviste ciertos órganos como la próstata y las vesículas seminales, y en el tejido subcutáneo de determinadas regiones como el escroto y los pezones. Se pueden agrupar formando pequeños músculos individuales (músculo erector del pelo), o bien constituyendo la mayor parte de la pared del órgano, como el útero.

5.- Tejido Nervioso

(17)

Existen dos tipos celulares en el tejido nervioso: las neuronas y las células de la glía. 5.1.- Las Células del Tejido Nervioso

- Las Neuronas: el sistema nervioso está formado por células especializadas denominadas neuronas que se encargan de recibir, procesar y transmitir información. Esta transmisión de la información se hace a través de señales eléctricas.

En la estructura de las neuronas, distinguimos tres partes:

+ Cuerpo Celular o Soma: se encuentra el núcleo de la célula y la mayoría de los orgánulos y de él salen dos tipos de prolongaciones, el axón y las dendritas. En el soma se observan unas partículas denominadas cuerpos de Nissl, que son los ribosomas.

+ Dendritas: son prolongaciones celulares, cortas y ramificadas. Constituyen el canal de entrada de los estímulos.

+ Axón: es una prolongación mayor, a veces muy larga. Comienza en el soma, con el cono axónico, y a menudo tiene múltiples terminaciones llamadas botones o terminales del axón. En esta zona se inicia el impulso nervioso, que se transmite por el axón hasta su extremo, que se llama terminal sináptico, donde existen unas vesículas cargadas con neurotransmisores. La liberación de estos neurotransmisores posibilita la transmisión del impulso a la siguiente neurona.

Para aislar al axón e impedir que la corriente eléctrica que se transporta por él se pierda, el axón está envuelto de mielina, que es una lipoproteína con función aislante.

Los tipos de neuronas se pueden clasificar:

+ Según la Forma: pueden ser multipolar, bipolar, unipolar y piramidal.

+ Según el sentido en que transmiten el impulso: pueden ser neuronas eferentes cuando transmiten los impulsos nerviosos desde el SNC hacia efectores, como los músculos o las glándulas, y neuronas aferentes cuando transmiten los impulsos hacia el SNC.

(18)

+ Según el tipo de información que transmiten: pueden ser neuronas motoras que se conectan con una fibra muscular o con una célula glandular y les transmiten los impulsos del SNC y las neuronas sensitivas que reciben los estímulos externos y los conducen hacia las neuronas motoras.

- Neuroglia o Células de la Glía: la neuroglia es la encargada de sostener a las neuronas. Se dividen en dos grandes grupos:

+ Células del SNC: dentro de ellas tenemos a las Células de Schwann que se enrollan alrededor de los axones y producen la mielina y las Células Satélites que se encuentran en los ganglios rodeando los cuerpos neuronales.

+ Células del SNP: dentro de ellas tenemos a los Oligodendrocitos que envuelven los axones del SNC con una vaina de mielina de manera que una célula envuelve varios axones, los Astrocitos que tienen prolongaciones que forman una red que sostiene las neuronas, la Microglía que son los macrófagos del SNC y las Células Ependimarias que forman un epitelio cúbico simple que reviste las cavidades del encéfalo y de la médula espinal. 5.2.- Sustancia Gris y Sustancia Blanca

En el sistema nervioso central encontramos dos tipos de tejido, que son identificables a nivel macroscópico si hacemos un corte transversal ya que presentan colores distintos.

- La sustancia blanca: es de color blanquecino y está formada principalmente por axones con mielina. En el encéfalo, la sustancia blanca está en el interior, mientras que la gris se sitúa en la zona exterior. Esta distribución cambia en la médula espinal, en donde la sustancia gris se encuentra en el centro y la blanca en el exterior.

- La sustancia gris: es de color grisáceo y está formada por neuronas sin mielina, junto con células de la glía. La falta de mielina hace que la sustancia gris no sea capaz de transmitir rápidamente los impulsos nerviosos, por lo cual se interpreta que su función es de procesamiento y almacenamiento de la información.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...