DICTAMEN Nº 203 / 2012

Descargar (0)

Texto completo

(1)

1

DICTAMEN Nº 203 / 2012

Materia sometida a dictamen: Reclamación en materia de responsabilidad patrimonial de

la Administración local derivada de daños sufridos en bienes a causa de inundación por desbordamiento de una acequia.

ANTECEDENTES

Primero.- Con fecha 7 de febrero de 2012, tuvo entrada en el Registro del

Ayuntamiento de La Puebla de Alfindén un escrito presentado por “X”, por el que manifiesta una relación de daños sufridos en sus bienes a causa de la inundación por desbordamiento de una acequia que tuvo lugar el día 5 de enero de 2012.

Cuantifica los daños en un total de 6.392,04 euros, basándose en diversas facturas de reparación de sus bienes que adjunta a su escrito, así como varias fotografías de los desperfectos ocasionados por la inundación.

Segundo.- Mediante escrito de fecha 9 de febrero de 2012, la Alcaldesa de La

Puebla de Alfindén remite copia de la reclamación al Presidente de la Comunidad de Regantes de Villamayor.

El 23 de febrero de 2012, el Presidente de la Comunidad de Regantes de Villamayor remite escrito a la Alcaldesa de La Puebla de Alfindén, en el que manifiesta que: “(…) incurre en un error ya que la Acequia que produjo el desbordamiento es la Acequia del Llano de La Puebla de Alfindén cuya propiedad es del Ayuntamiento de La Puebla de Alfindén o bien de la Comunidad de Regantes de la Acequia del Llano, careciendo la Comunidad de Regantes de Villamayor de cualquier competencia en la misma”.

Tercero.- Mediante Providencia de fecha 30 de agosto de 2012, la Alcaldesa de La

(2)

nombrar instructor para el mismo y solicitar informe al Secretario del Ayuntamiento y a la Interventora.

Mediante escrito de fecha 31 de agosto de 2012, se comunica al reclamante la incoación del procedimiento de responsabilidad patrimonial.

El 31 de agosto de 2012, la Interventora del Ayuntamiento emite Informe manifestando que “en la partida presupuestaria 1.92000.27001 ‘Indemnizaciones por responsabilidad patrimonial’ del Presupuesto Municipal Ordinario no existe crédito suficiente para cubrir la posible responsabilidad patrimonial en que incurra el Ayuntamiento tras la tramitación de este expediente. Si bien en la bolsa de vinculación 1.9.2 tampoco existe crédito disponible suficiente para la autorización del gasto de 6.392,04 euros”.

Cuarto.- El instructor del procedimiento, mediante providencia de fecha 31 de

agosto de 2012, dispone que se incorporen al expediente informes emitidos por el Servicio de Policía de Cauces de la Confederación Hidrográfica del Ebro, del Oficial-Jefe de la Policía Local, del Coordinador de la Brigada Municipal y de la Compañía AXA Seguros.

Se incorpora al expediente informe de la Jefatura de la Policía Local, de fecha 2 de marzo de 2012, en el que hace un relato de los hechos y se recoge expresamente que “se preguntó al Coordinador de la Brigada de aguas cuál podía haber sido la causa del desbordamiento a lo que respondió que ‘habían desbrozado más arriba, no habían avisado, y las brozas habían embozado la acequia’”.

Además, en el informe emitido por el Policía Local número 6, de fecha 21 de febrero de 2012, se manifiesta lo siguiente:

“Que el día 5 de enero de 2012 se produjo una inundación en distintas calles de este municipio, afectando a los siguientes inmuebles:

- Calle Fueros de Aragón, números 23, 25, 27, 29 y 31.

- Calle Fabla Aragonesa, números 25 y 30.

Que asimismo, se consultó en el número 4 de la calle Francisco de Goya si dicha vivienda había resultado afectada, manifestando la persona que abre la puerta que no.”

Obra en el expediente informe emitido por Agente Medioambiental del Servicio de Control y Vigilancia del Dominio Público Hidráulico, de la Confederación Hidrográfica del Ebro, de fecha 16 de enero de 2012, en el que se manifiesta lo siguiente:

“Siendo las 14:30 horas del 5 de enero de 2012 se recibe aviso telefónico del Coordinador Jefe de Zona II relativo a unas inundaciones provenientes de una acequia en zona urbana de la localidad de La Puebla de Alfindén.

Personado en el lugar a las 14:45 horas se observa que efectivamente existe una importante inundación en el área urbana oeste de la localidad, concretamente en el acceso a la localidad desde la N-II en su p.k 334,600 (…) en término municipal de La Puebla de Alfindén.

En este punto existe una rotonda de acceso que une 4 viales de entrada a la localidad, así mismo la rotonda es atravesada desde la parte norte por un brazal de riego de la acequia Camarera, cuya titularidad ostenta la Comunidad de Regantes de Villamayor (…).

(3)

3

Se comprueba que este brazal de riego atraviesa la rotonda mediante una red subterránea con 3 arquetas, en el momento de la inspección una máquina retroexcavadora procede a retirar una importante acumulación de restos de cañaveral en una de las arquetas, que son los que han causado el taponamiento de la red y el consiguiente desbordamiento e inundación del casco urbano.

La inundación ha afectado a una superficie aproximada de unas 2 hectáreas en las cuales se han originado afecciones además de la rotonda con sus señalizaciones y a varios viales, a una estación de servicio, un hotel, varios vehículos y varias viviendas particulares.

En el momento de la inspección, la inundación rápidamente fue controlada y al cabo de aproximadamente dos horas se normalizó la situación, no obstante a simple vista los daños originados pueden ser cuantiosos.

(…)

Según manifestaciones de empleados municipales encargados de mantenimiento y de la propia Alcaldesa de La Puebla de Alfindén, existe un compromiso firmado por escrito con la Comunidad de Regantes de Villamayor mediante el cual el mantenimiento de esta infraestructura de riego que atraviesa el casco urbano lo realiza el Ayuntamiento, si bien la comunidad de regantes comunicará con la antelación suficiente cualquier labor de limpieza que se realice en esta acequia, con el objeto de proceder a realizar las labores de limpieza pertinentes por ese Ayuntamiento y evitar obstrucciones como la que se ha originado. Según manifestaciones de ese Ayuntamiento en esta ocasión no se efectuó aviso alguno, lo que ha derivado en este incidente.

En mi opinión, la Comunidad de Regantes de Villamayor ha de cumplir adecuadamente las obligaciones que le competen en el marco de sus funciones de policía, distribución y administración de las aguas que tengan concedidas por la Administración (art. 199.2 del Reglamento del Dominio Público Hidráulico) de modo que ponga los medios y la diligencia necesaria para conseguir que las inundaciones ocasionadas no se produzcan.”

Por su parte, el Coordinador de la Brigada Municipal emitió, el 23 de febrero de 2012, el siguiente informe acerca de los hechos:

“Que la Acequia de Camarera discurre por el área urbana de La Puebla de Alfindén, cuyo caudal proviene del río Gállego y pasa por la localidad de Villamayor.

Que cuando Villamayor no utiliza el agua, el sobrante pasa por La Puebla de Alfindén hasta llegar a la Acequia de La Urdana.

Que el día 5 de enero de 2012, sobre las 14:00 horas, se recibieron varias llamadas de los vecinos alertando del desbordamiento de la Acequia de Camarera.

Que el personal de la Brigada Municipal acudió a la confluencia de la Acequia con la rotonda de la Crta NL II, observando que la acequia estaba obstruida debido a la gran cantidad de broza y de caña y la abundante cantidad de agua que en esos momentos discurría por ella.

Que con la ayuda de varias retroexcavadoras se intento desahogar el cauce para evitar el peligro que supondría la inundación tanto para los vecinos como para los vehículos próximos a la zona.

Que las máquinas sacaron de los sifones gran cantidad de cañas y brozas, que anteriormente no estaban, no encontrándose más material que pudiera obstaculizar el paso del agua.

Que avisé a la Confederación Hidrográfica del Ebro, y al Sindicato de Riegos de Villamayor de lo que estaba ocurriendo, acudiendo un Guarda de la Confederación Hidrográfica del Ebro y comprobando in situ lo sucedido. El responsable del Sindicato de Riegos de Villamayor, me preguntó textualmente ‘si no nos habían avisado que iban a echar agua y de que habían estado desbrozando la acequia’.

(4)

Que cuando el Sindicato de Riegos de Villamayor realiza labores de limpieza y desbroce de la Acequia de Camarera, lo normal es que avisen a la brigada para que limpiemos el agua a la entrada del término municipal, pero esta vez no fue así, no recibiéndose previamente aviso alguno.

Que diariamente se vigila la acequia a su paso por el Polígono de La Puebla de Alfindén, observándose que durante el mes anterior a que ocurrieran los hechos, no bajaba agua por la misma.” La aseguradora del Ayuntamiento, AXA Seguros y Reaseguros, mediante escrito de fecha 16 de mayo de 2012, comunica que el siniestro carece de cobertura.

Quinto.- El 5 de septiembre de 2012, la Secretaria del Ayuntamiento emite informe

acerca del procedimiento a seguir.

Mediante escrito de fecha 17 de septiembre de 2012, se comunica al reclamante. la apertura del trámite de audiencia, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 11 del RD 429/1993, de 26 de marzo.

El interesado no presenta ningún escrito de alegaciones.

Sexto.- Consta en el expediente la propuesta de resolución elaborada por el

instructor del procedimiento, de fecha 5 de octubre de 2012, por la que se propone desestimar la reclamación de responsabilidad patrimonial presentada por “X”, por la inexistencia de relación de causalidad entre el daño sufrido y el funcionamiento de los servicios públicos municipales.

Séptimo.- Mediante escrito de fecha 16 de octubre de 2012, el Consejero de

Política Territorial e Interior remite al Consejo Consultivo de Aragón la documentación enviada por el Ayuntamiento de La Puebla de Alfindén para la emisión del preceptivo dictamen.

CONSIDERACIONES JURIDICAS

I

Tal y como se establece en el dictamen 45/2012, este Consejo Consultivo de Aragón resulta competente para emitir dictamen con carácter preceptivo en los procedimientos de responsabilidad administrativa tramitados por las entidades locales que superen los 6.000 euros de cuantía, dada la modificación de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, llevada a cabo por la disposición adicional cuadragésima de la Ley

(5)

5

2/2011, de 4 de marzo, de Economía Sostenible (introducción del apartado 3º en el art. 142) y teniendo en cuenta el conjunto normativo de nuestra propia Ley constitutiva (Ley 1/2009, de 30 de marzo, del Consejo Consultivo de Aragón), en especial sus arts. 13.2, 14.1, 15.10 y 16.2.

En función de lo preceptuado en los artículos 19 y 20 de la misma Ley 1/2009, resulta competente la Comisión para la emisión del dictamen.

I I

El Consejo, a la vista del expediente remitido, ha de pronunciarse acerca de si procede o no estimar la reclamación de indemnización económica presentada en relación con los daños sufridos por “X”. Por mandato del artículo 12.2 del Reglamento aprobado por R. D. 429/1993 se ha de concretar específicamente la existencia o inexistencia de relación de causalidad entre el funcionamiento del servicio público y los daños producidos, con valoración, en su caso, de los daños habidos y las cuantías y modo de las indemnizaciones, considerando los criterios legales de aplicación.

Por lo que se refiere a la normativa aplicable, ha de recordarse que en el Derecho español vigente la institución de la responsabilidad patrimonial de la Administración, constitucionalizada en el art. 106.2 de la Constitución, atribuye a los particulares derecho a ser indemnizados de toda lesión que sufran en cualquiera de sus bienes y derechos, salvo en los casos de fuerza mayor, siempre que la lesión sea consecuencia del funcionamiento normal o anormal de los servicios públicos, y se cumplan los demás requisitos dispuestos por el ordenamiento jurídico (art. 139 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común).

Los requisitos para que sea declarada la responsabilidad patrimonial de la Administración, según reiterada y pacífica formulación doctrinal y jurisprudencial del régimen de Derecho Positivo sobre la materia, pueden resumirse del siguiente modo: 1º) la efectiva realización del daño o perjuicio evaluable económicamente e individualizado en relación con una persona o grupo de personas; 2º) que el daño o lesión sufrido por el reclamante sea consecuencia del funcionamiento normal o anormal de los servicios públicos en una relación directa de causa a efecto sin intervención extraña que pueda influir en el nexo causal; 3º) que el daño o perjuicio no se hubiera producido por fuerza mayor; y 4º) que no haya prescrito el derecho a reclamar (cuyo plazo se fija legalmente en un año, computado desde la producción del hecho o acto que motive la indemnización o desde la manifestación de su efecto lesivo).

I I I

En el supuesto que nos ocupa, no hay nada que objetar sobre el cumplimiento de los requisitos formales, al haberse presentado la reclamación dentro del plazo legalmente establecido y haber sido dirigida a la Administración Pública competente por persona que ostenta suficiente legitimación para ello.

(6)

IV

Este Consejo, a la vista del expediente remitido, en el que documentalmente constan las actuaciones habidas en la instrucción del procedimiento, ha de pronunciarse acerca de si procede o no estimar la reclamación de indemnización formulada por el reclamante por los daños que estima sufridos a consecuencia del desbordamiento de la acequia a su paso por el término municipal de La Puebla de Alfindén.

Analizando los requisitos necesarios para que exista la responsabilidad patrimonial de la Administración, debemos destacar que es indudable que se han producido daños, tratándose de perjuicios efectivos, individualizados y económicamente evaluables, tal y como se expresa en los informes incorporados a solicitud del instructor del procedimiento.

Entrando ya en el análisis de la relación de causalidad, podemos afirmar que, según los informes incorporados al expediente (del Agente Medioambiental de Comisaría de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Ebro, de la Policía Local y de la Brigada Municipal de La Puebla de Alfindén), ha quedado probado que el día 5 de enero de 2012 se produce un desbordamiento de la Acequia Camarera a su paso por una rotonda de acceso a La Puebla de Alfindén.

Debemos tener en cuenta que el brazal de riego de la Acequia Camarera atraviesa dicha rotonda por una red subterránea con 3 arquetas, obra de soterramiento realizada por el Ayuntamiento de La Puebla de Alfindén con objeto de llevar a cabo la urbanización de la zona.

Asimismo, en todos los informes mencionados, se señala que la causa del desbordamiento es la importante acumulación de restos de cañaveral en una de las arquetas, lo que produjo el taponamiento y consiguiente inundación.

El Agente Medioambiental de la Comisaría de Aguas señala en su informe que el brazal de riego que pasa por la rotonda pertenece a la Acequia Camarera, cuya titularidad ostenta la Comunidad de Regantes de Villamayor; además, se hace referencia, a la existencia de un compromiso firmado por escrito entre esta Comunidad de Regantes y el Ayuntamiento de La Puebla de Alfindén, mediante el cual el mantenimiento de la infraestructura de riego que atraviesa el casco urbano lo realiza el Ayuntamiento, pero la Comunidad de Regantes comunicará con antelación suficiente cualquier labor de limpieza que se realice en esta acequia, con el objeto de proceder a realizar por el Ayuntamiento las labores pertinentes y evitar obstrucciones. Sin embargo, no se incorpora al expediente ese supuesto compromiso firmado por escrito.

En la propuesta de resolución se concluye que no existe responsabilidad patrimonial del Ayuntamiento, ya que diariamente se vigila la acequia a su paso por el Polígono de La Puebla de Alfindén, observándose que durante el mes anterior a que ocurrieran los hechos, no bajaba agua por la misma; y que lo habitual es que el Sindicato de Riegos de Villamayor de aviso a la Brigada Municipal cuando vayan a realizar labores de limpieza y desbroce de la acequia, pero que, en esta ocasión, no dieron aviso alguno.

Por otra parte, en el informe de la Brigada Municipal se afirma expresamente que el Responsable del Sindicato de Riegos de Villamayor preguntó textualmente al funcionario de la Brigada si no les habían avisado de que iban a echar agua y de que habían estado desbrozando la acequia.

(7)

7

Se concluye en el informe del Agente Medioambiental de Comisaría de Aguas que la Comunidad de Regantes de Villamayor ha de cumplir adecuadamente las obligaciones que le competen en el marco de sus funciones de policía, distribución y administración de las aguas, según lo dispuesto en el artículo 199.2 del Reglamento del Dominio Público Hidráulico, de modo que ponga los medios y la diligencia necesarias para conseguir que las inundaciones necesarias no se produzcan.

Las obligaciones mencionadas también se recogen en el Artículo 6.B de las Ordenanzas de la Comunidad de Regantes de Villamayor. En el artículo 13.5º del Reglamento para el Sindicato de Riegos de Villamayor se establece que es atribución del Sindicato “cuidar inmediatamente de la policía de todas las obras de toma, condición y distribución general de las aguas, con sus accesorios y dependencias, ordenando su limpieza y reparos ordinarios”; y en el artículo 14.3º se dispone que corresponde al Sindicato “acordar los días en que se ha de dar principio a las limpias o mondas ordinarias en las épocas prescritas en las Ordenanzas y las extraordinarias que considere necesarias”.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, podemos decir que en el desbordamiento que produjo los daños concurrieron diversos factores:

- Por una parte, las labores de limpieza y desbroce realizadas en la acequia por la Comunidad de Regantes de Villamayor, llevadas a cabo en el ejercicio de sus funciones, tal y como se recoge en las Ordenanzas y Reglamento del Sindicato de Riegos de esta Comunidad de Regantes; esta limpieza provocó que el agua arrastrase gran cantidad de broza y cañas que fueron a parar a las arquetas que se encuentran en la rotonda de acceso a La Puebla de Alfindén.

- Y, por otra parte, la obra de soterramiento del brazal de riego a su paso por la rotonda. Sin la existencia de esta obra, los residuos arrastrados por el agua no se acumularían produciendo el desbordamiento y consiguiente inundación.

Consideramos que ambos factores fueron necesarios para que se produjese el desbordamiento de la acequia y, por tanto, existe una concurrencia de causas en la producción de los daños manifestados por el reclamante.

Es decir, existe responsabilidad por parte de la Comunidad de Regantes, ya que los residuos de broza y cañas que se acumularon en la arqueta y que provocaron el desbordamiento de la acequia, tienen su origen en el trabajo de limpieza y desbroce que el Sindicato de Riegos realizó aguas arriba, sin dar aviso alguno al Ayuntamiento de La Puebla de Alfindén y sin medir las consecuencias negativas de sus actos.

Sin embargo, no podemos decir que la responsabilidad de los daños producidos sea exclusivamente de la Comunidad de Regantes, ya que el Ayuntamiento ha sido el que ha realizado la obra de soterramiento de la acequia, instalando arquetas en las que se han acumulado los residuos que descendían de aguas arriba. Si el Ayuntamiento realiza una obra de este tipo, debe tener en cuenta las consecuencias negativas que se puedan producir a causa de ella. Además, aunque no se ha incorporado al expediente el mencionado compromiso por escrito que supuestamente el Ayuntamiento había firmado con la Comunidad de Regantes, el Ayuntamiento manifiesta en diversos documentos del procedimiento que había asumido el mantenimiento de dicha infraestructura.

(8)

En definitiva, existe en este caso una concurrencia de causas en la producción del daño y, por tanto, la obligación de responder debe ser individualizada respecto de cada una de las causas. Teniendo en cuenta lo expuesto en los párrafos anteriores, podemos concluir que la responsabilidad de la Comunidad de Regantes es mayor que la del Ayuntamiento, ya que la gran cantidad de broza y las cañas se produjo en las labores de limpieza del Sindicato de Riegos y sin los residuos, aún existiendo arquetas y el soterramiento de la acequia, no se habría producido el desbordamiento y los daños. Así, podemos distribuir la responsabilidad en un 80% para la Comunidad de Regantes, correspondiéndole al Ayuntamiento de La Puebla de Alfindén un 20%.

V

En relación con la cuantía solicitada por el reclamante, debemos hacer las siguientes consideraciones.

El interesado solicita una cantidad de 6.392,04 euros. Sin embargo, sólo aporta facturas de algunos de los conceptos que aparecen desglosados. Son las siguientes:

- Factura emitida por Materiales de Construcción …, de fecha 24 de enero de 2012, por un importe de 185,97 euros.

- Factura emitida por el Autolavado …, expedida a nombre de “H”, de fecha 31 de enero de 2012, por la limpieza manual de tres vehículos, por un importe de 305,18 euros.

- Dos facturas emitidas por …, expedidas a nombre de “H”, de fecha 2 de febrero de 2012, por la reparación de dos vehículos, por importes de 2.362,36 y 1.332,88 euros.

- Factura emitida por Toldos …, de fecha 24 de marzo de 2000, por un importe de 433,101 euros.

Debemos tener en cuenta que esta última factura es de fecha muy anterior al día en que ocurrieron los hechos y, además, está extendida a una persona distinta del reclamante, por lo que no se puede considerar que se deba indemnizar la cantidad recogida en ella.

Lo mismo ocurre con las facturas emitidas por la limpieza manual y la reparación de los coches, que se han extendido a persona distinta del reclamante y, por tanto, no le corresponde a éste el derecho a reclamar.

Por último, en relación con el resto de conceptos relacionados por el reclamante en su escrito inicial, no aporta factura ni ningún otro documento justificativo de pago.

En definitiva, el único concepto debidamente acreditado es el recogido en la primera factura que hemos mencionado, emitida por Materiales de Construcción …, por un importe de 185,97 euros.

(9)

9

Teniendo en cuenta que al Ayuntamiento de La Puebla de Alfindén le corresponde un 20% de la responsabilidad por los daños, la cuantía de la indemnización que debe otorgar a la reclamante es de 37,19 euros.

En mérito a lo expuesto, el Consejo Consultivo de Aragón formula el siguiente DICTAMEN:

Que, en contra de lo establecido en la propuesta de resolución, procede estimar parcialmente la reclamación en materia de responsabilidad patrimonial de la Administración interpuesta por “X”, derivada de daños y perjuicios por el desbordamiento de una acequia en el Ayuntamiento de La Puebla de Alfindén, y, por las razones expuestas en el cuerpo de este Dictamen, otorgar al reclamante la cantidad de 37,19 euros.

Figure

Actualización...

Referencias

Related subjects :