capitales China ha experimentado un crecimiento económico acumulado durante los últimos cinco años del 44%.

Texto completo

(1)

Nº 16 5 de junio 2003 Nota de opinión de mercados de Sabadell Banca Privada

El pasado día 1 de junio se celebró en la localidad francesa de Evian una nueva cumbre del G8 (reunión de los 8 países más desarrollados). La participación de China en un foro informal de diálogo es una muestra del papel que en un futuro no muy lejano puede llegar a tener este país en la economía mundial. China también ha sido el centro de atención permanente en las últimas semanas, debido a la neumonía atípica (Sars), que afortunadamente parece estar entrando ya en vías de control.

China: economía

y mercado de

capitales

China:

economía y

mercado de

capitales

Pag 1

sumario

Principales magnitudes macroeconómicas Pag 2 Mercado de capitales Pag 6 Comercio exterior Pag 4

C

hina ha experimentado un crecimiento económico acumulado

durante los últimos cinco años del 44%.

L

a apertura del comercio exterior y la entrada de la inversión

extranjera directa han sido los dos ejes del crecimiento.

L

a inversión extranjera se empieza a orientar hacia la

producción de bienes para el mercado doméstico.

E

l mercado de capitales todavía se encuentra poco

desarrollado.

Inversión Extranjera Directa Pag 3 Balanza comercial de China Pag 4

(2)

Fuente: Banco Munidal y Fondo Monetario Internacional.

Pero la importancia de China va mucho más allá de estos temas puntuales. Todavía hoy, con una población que representa el 25% de la población mundial, su Producto Interior Bruto (PIB) tan solo alcanza el 4% mundial. Por lo tanto, el camino que todavía tiene que recorrer este país es mucho, pero es indudable que su entrada en la Organización Mundial del Comercio (OMC) en 2001, tras quince años de negociaciones y reformas estructurales, ha acelerado el ascenso de este país como potencia manufacturera a nivel mundial.

No es ninguna novedad que los principales factores que han permitido a China impulsar su desarrollo son la inversión extranjera directa y el comercio exterior. Trataremos en esta ocasión sobre las principales características y las repercusiones que para la economía mundial está teniendo la apertura de una economía como China, que si bien puede parecer perjudicial para algunos países en el corto plazo, en un horizonte más lejano beneficiará tanto a China como al resto del mundo.

Finalmente, abordaremos las posibilidades que hoy ofrece China desde el punto de vista de la inversión financiera.

Principales magnitudes macroeconómicas

Empecemos pues repasando brevemente las principales magnitudes macroeconómicas chinas correspondientes al último lustro (1997-2002) recogidas en la tabla 1. En primer lugar, el PIB ha crecido a un promedio del 7,5% anual durante este periodo, lo que significa que en 2002 la producción de China fue un 44% superior a la de 1997. Esto no habría sido posible sin la apertura del país al comercio exterior, como refleja un crecimiento anual medio de las exportaciones del 12,7%, y naturalmente, sin el mantenimiento de unas altísimas tasas de inversión (12,2% promedio anual del periodo) que permitieran expandir el capital productivo del país. Finalmente, tampoco habríamos podido asistir a una expansión económica de esta naturaleza sin la enorme “reserva” de mano de obra procedente de las zonas rurales, que ha permitido un incremento del empleo no agrícola del 19,2% durante los últimos años.

TABLA 1

Evolución de las principales magnitudes macroeconómicas.

China:

economía y

mercado de

capitales

Pag 1

sumario

Principales magnitudes macroeconómicas Pag 2 Mercado de capitales Pag 6 Comercio exterior Pag 4 Inversión Extranjera Directa Pag 3 Balanza comercial de China Pag 4

(3)

Veamos con más detalle cuáles son las principales características de los dos factores más importantes que han desencadenado este proceso de crecimiento de la economía, la inversión extranjera directa y el comercio exterior.

Inversión Extranjera Directa

La inversión extranjera directa (IED) es uno de los principales factores que impulsan el crecimiento económico de la segunda economía de Asia. En efecto, China se ha situado en el primer lugar del ránking de países que reciben IED: en 2002, ésta superó los 50.000 millones de dólares, representando un 4.2% del PIB. Pero las cifras se están disparando durante este año 2003, puesto que, según el Ministerio de Comercio Chino, la IED ha aumentado un 51% durante el presente ejercicio respecto al año anterior. Muchos de los países asiáticos temen ser desplazados por China en la recepción de flujos de IED, igual de necesarios para su crecimiento como lo son para China. Según un informe de PricewaterhouseCoopers, China ha adelantado a Corea del Sur como el mercado preferido para invertir en Asia, siendo el sector manufacturero el más favorecido por estas inversiones. En este punto es interesante analizar la procedencia de estos flujos de IED. Durante el periodo 1992-1998, la IED procedente de otros países asiáticos dominaba el total de los flujos entrantes en China con un 80% del total, centrándose en sectores netamente exportadores en los cuales China ofrecía además de ventajas comparativas (mano de obra barata y abundante), importantes estímulos fiscales a las empresas exportadoras.

Cabe destacar que buena parte de este proceso ha llevado a un redireccionamiento del comercio de bienes en Asia. El FMI estima que el 40% del comercio total en Asia, excluyendo Japón, es intraregional. En el pasado, los denominados “tigres asiáticos” dirigían sus productos directamente hacia los países desarrollados. En la actualidad, por el contrario, dichos países dirigen, cada vez más, sus bienes hacia China, donde se produce el ensamblaje de los productos para su posterior reexportación hacia los países desarrollados. En particular, sólo un 20% de los productos importados por China desde el resto de Asia durante 2002 se destinaron al consumo interno chino.

Sin embargo, desde 1998 una parte mayor de estos flujos de inversión procede de otras áreas como Europa, América del Norte y Japón. La fuerte competencia internacional y los cada vez menores costes de transporte son algunas de las razones que están forzando a las compañías multinacionales a ubicarse en la región de menores costes de producción. Pero lo que es más significativo es que las inversiones procedentes de los países desarrollados se están empezando a orientar hacia el mercado interior: un mercado potencialmente enorme donde la población con ingresos superiores a 4.000$ (que permiten comprar un coche) está creciendo a tasas del 30%-40% anual.

China:

economía y

mercado de

capitales

Pag 1

sumario

Principales magnitudes macroeconómicas Pag 2 Mercado de capitales Pag 6 Comercio exterior Pag 4 Inversión Extranjera Directa Pag 3 Balanza comercial de China Pag 4

(4)

Comercio exterior

Muchos países han experimentado un proceso rápido de desarrollo industrial basado principalmente en la actividad exportadora (Reino Unido en el siglo XIX, Alemania en los 1960s, Japón en los 1970s, etc). Sin embargo, la rapidez y la magnitud de la transformación que está ocurriendo en China no tiene precedentes.

Los datos más recientes del OMC arrojan que en 2002 el volumen de exportaciones de China ocupó el quinto lugar en el mundo, un puesto más alto que el año anterior, mientras que el volumen de importaciones se colocó en el sexto lugar, igual que en el 2001. Concretamente, las exportaciones de China sobre el total mundial pasaron de representar el 4.3% en 2001 al 5.1% en 2002, lo que representa el 25% de crecimiento. Los primeros cuatro países fueron Estados Unidos (EEUU), Alemania, Japón y Francia. En sexto lugar y perdiendo un puesto quedó Gran Bretaña.

Por productos, las exportaciones Chinas se basan, principalmente, en el textil, los juguetes y bienes de deporte y los productos de menaje para el hogar. Asimismo, el peso de los productos de IT (electrónica y los ordenadores) está adquiriendo un papel predominante en los últimos tiempos, pese a la difícil situación que atraviesa el sector en el resto del mundo.

La ventaja competitiva que presenta China y de la que se aprovecha el sector exterior es la de los costes laborales. Los salarios en China, 60 centavos de dólar la hora según The Economist, representan un 5% de la media de EEUU, y un 10% respecto a algunos de sus vecinos asiáticos. El estado de desarrollo actual de China determina que todavía queda abundante mano de obra que puede incorporarse a la industria: segun estimaciones no oficiales el desempleo está en tasas del 20%. El trasvase de empleo desde la agricultura y las empresas estatales sobredimensionadas ofrecen todavía un margen para que los salarios crezcan menos que la productividad, y se siga manteniendo la ventaja competitiva de China.

Balanza comercial de China

Como se puede observar en el gráfico 1, la balanza comercial de China con EEUU presenta un saldo positivo y, sin embargo, para el resto del mundo este saldo es claramente negativo. De lo anterior se desprende que Asia proporciona, principalmente, inputs a China y que, por tanto, la demanda global final sigue localizada en los países desarrollados y, especialmente, en EEUU.

China:

economía y

mercado de

capitales

Pag 1

sumario

Principales magnitudes macroeconómicas Pag 2 Mercado de capitales Pag 6 Comercio exterior Pag 4 Inversión Extranjera Directa Pag 3 Balanza comercial de China Pag 4

(5)

Fuente: Bloomberg. GRÁFICO 1

Evolución de la balnza comercial china.

Este aparente desequilibrio con EEUU, se compensa con la compra de activos americanos por parte de inversores chinos, flujo que puede llegar a tener una importancia creciente en el futuro.

Otra de las repercusiones que sobre la economía mundial se ha pretendido atribuir a China es la de ser la causante de la deflación en EEUU. Sin embargo y según el banco de inversiones americano Bear Stearns, es cierto que China supone una presión a la baja para los precios de determinados productos, no así para la economía en su conjunto, ya que la fuerte demanda de bienes importados ha ayudado a estabilizar los precios en sectores como equipos de capital o materias primas. Las mejoras en costes y por consiguiente una rebaja de los precios es beneficiosa para los consumidores finales, y por tanto, no debe confundirse con el fenómeno deflacionista causado por una insuficiencia de la demanda agregada.

China:

economía y

mercado de

capitales

Pag 1

sumario

Principales magnitudes macroeconómicas Pag 2 Mercado de capitales Pag 6 Comercio exterior Pag 4 Inversión Extranjera Directa Pag 3 Balanza comercial de China Pag 4

(6)

Mercado de capitales

Visto el espectacular desarrollo y las perspectivas de la economía China, los inversores pueden plantearse cómo aprovechar las oportunidades de inversión. Si bien China cumple con todos los requisitos necesarios para convertirse en un mercado emergente exitoso (crecimiento y cambio), para que un mercado de capitales pueda considerarse como una alternativa de inversión debe cumplir unas condiciones mínimas de accesibilidad. El tejido industrial de China se compone de empresas públicas que se han venido financiado ineficientemente a través de los bancos comerciales chinos. El sistema financiero resultante mantiene unos préstamos de dudoso cobro que ascienden al 50% del total de préstamos concedidos, lo que hace al país especialmente vulnerable a crisis financieras para los próximos años. Un estudio de Goldman Sachs estima que los préstamos incobrables pueden representar entre un 44% y un 68% del PIB.

Con el sistema financiero pendiente de reformar, el interés de la inversión internacional unido al temor del gobierno chino por perder el control sobre la industria, ha hecho evolucionar al mercado de capitales chino de forma dispar.

Por un lado, el capital de una compañía media cotizando en el mercado bursátil doméstico se divide entre acciones de tipo A (no accesibles para extranjeros) y acciones de tipo B (accesibles para extranjeros), un tercio del capital en manos del Estado, y otro tercio en manos de instituciones chinas, lo que eleva a dos tercios el porcentaje de capital no negociable. Si bien el mercado de acciones de tipo B era el que debía atraer las inversiones extranjeras sin perder el control por parte de los inversores chinos, la falta de transparencia y la complejidad del marco regulatorio han hecho más atractivos otros instrumentos de inversión para los extranjeros.

Por otro lado, en mercados secundarios fuera de China las acciones de tipo H y las Red Chips (compañías chinas cotizando en el extranjero), cuyo diferente trato fiscal en el pasado ha dejado ya de existir, han sido las que han tenido una mejor acogida por parte de los inversores extranjeros. Su atractivo radica en que las compañías que las emiten están sujetas a la regulación y al corporate governance de Hong Kong, país con un sistema financiero totalmente desarrollado.

En el gráfico 2 se puede observar la evolución del índice de Red Chips desde su constitución en 1995 (el mercado bursátil domestico arrancó hace una década). Como se puede observar, el índice que componen las acciones de este tipo ha corregido un 75% desde los máximos en diciembre de 1999, una caída equiparable a la de índices como el Nasdaq (-70%). Así pues, el fuerte crecimiento económico de los últimos años no ha venido acompañado de una favorable evolución en las cotizaciones de las compañías en las que los extranjeros pueden invertir, lo que sitúa al índice en niveles de valoración aparentemente muy razonables (con un PER de 13,24 veces y una rentabilidad por dividendo de 2,68%), habida cuenta del potencial de crecimiento de estas compañías.

China:

economía y

mercado de

capitales

Pag 1

sumario

Principales magnitudes macroeconómicas Pag 2 Mercado de capitales Pag 6 Comercio exterior Pag 4 Inversión Extranjera Directa Pag 3 Balanza comercial de China Pag 4

(7)

Fuente: Bloomberg.

Red de oficinas de Sabadell Banca Privada: Barcelona Pg de Gràcia, 36 934 677 900 A Coruña Ferrol, 8 981 227 977 Madrid Serrano, 71 - 3ª planta 914 366 900 Palma de Mallorca Sindicat, 63 971 227 530 Zaragoza

Av. César Augusto, 23 976 469 670

Valencia Colón, 76 963 984 040

La información contenida en este documento ha sido obtenida de fuentes fiables, pero no garantizamos su exactitud ni veracidad. Este documento no es una oferta ni solicitud para comprar o vender valores y/o activos financieros y la opinión expresada en él puede variar sin previo aviso. SABADELL BANCA PRIVADA, S.A. no se hace responsable del uso que se haga de esta información. © 2003, SABADELL BANCA PRIVADA, S.A.

GRÁFICO 1

Evolución del índice Red Chips en la bolsa de Hong Kong.

Otra alternativa interesante y menos arriesgada para el inversor internacional es la inversión directa en acciones de compañías de otros países expuestas a la economía china.

China:

economía y

mercado de

capitales

Pag 1

sumario

Principales magnitudes macroeconómicas Pag 2 Mercado de capitales Pag 6 Comercio exterior Pag 4 Inversión Extranjera Directa Pag 3 Balanza comercial de China Pag 4

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :