Elementos de la composición de las imágenes

12  Descargar (0)

Texto completo

(1)

Elementos de la

composición

de las imágenes

La composición en una imagen refiere a la distribución y relaciones en-tre los elementos que contiene (que muestra).

Veremos algunos elementos conceptuales que nos servirán para elabo-rar criterios para la manipulación de imágenes. Esos elementos son:

„ Núcleo significativo o núcleo semántico.

„ El punto de vista

„ Legibilidad

„ Imagen y contexto.

Núcleo semántico

El concepto de núcleo semántico pertenece a José Bullaude (1966), el que lo esbozó en El nuevo mundo de la imagen, desarrollándolo poste-riormente conjuntamente con Lilia de Menegazzo (1974).

El núcleo semántico es la porción de la imagen que contiene los elementos esenciales (significativos) que hacen a su compren-sión. Contienen lo que no se puede recortar de una imagen, para que cumpla su papel en un mensaje visual.

La mayor parte de las fotografías contienen zonas importantes no sig-nificativas que conviene eliminar en la edición final, para que no resulten distractoras en el proceso de lectura-comprensión. Los fotógrafos llaman a este proceso encuadrar, y lo realizan en el momento de ampliar. Las foto-grafías o imágenes digitales se recortan con herramientas adecuadas, nor-malmente llamadas crop (tijeras).

Por ejemplo, en la fotografía de la estudiante (A), podemos recortar una buena parte de la superficie, mejorando la percepción del núcleo cen-tral, como muestra la fotografía (B).

Botón crop (tijeras), que sirve para recortar gráficos en la

(2)

Pero si aumentamos el recorte como en el ejemplo (C), el sentido com-pleto se desdibuja, quedando sólo una chica leyendo. Cuando se recorte una imagen, prestemos atención, entonces, a los elementos

significati-vos, evitando elimi-narlos.

Y desde luego que en este primer plano, sólo del ros-tro, la idea central original no existe. El lector no tiene cómo saber (salvo que se aclare por es-crito), a qué se debe la mirada baja de la chica. Se convierte en un retrato.

Claro que si la intención es, justa-mente, mostrar el rostro de la chica,

este recorte sería el mejor, ya que elimina todos los detalles superfluos. El núcleo semántico depende, entonces, de la in-tención comunicativa y no es una pro-piedad intrínseca de la imagen.

A B C 1 2 La estantería vacía de la izquierda resulta molesta (¿porqué está vacía?) y el espacio sin elementos de la derecha sobra.

1) Recortando un poco la antena del teléfono se sigue «leyendo» el mismo.

2) No es necesario que el libro se muestre completo

(3)

Los detalles y el entorno como significadores

El ejemplo de la estudiante muestra como los elementos del entorno funcionan como significadores, como los elementos que dotan de un par-ticular sentido a la imagen.

Otro ejemplo

En la fotografía del niño (AAAAA), podemos apreciar que está contento, que se divierte en lo que parece un automóvil de juguete. Los elementos que aparecen al fondo no son suficientes como para identificar el contex-to.

La segunda fotografía (BBBBB), con un recor-te menor, muestra claramenrecor-te que está en una calesita. Los clásicos caballitos de calesita son los elemento de contexto que sirven a la identificación.

La tercera (CCCCC) muestra la toma completa original, en la que resulta

molesto el elemento desenfocado del rincón in-ferior derecho, y sobra el espacio a la izquierda de la barra.

No hay que confundir-se al confundir-seleccionar lo que confundir-se va a recortar: el que reali-za esta operación sabe que la fotografía es en una calesita, por lo que los ele-mentos de fondo de la pri-mera (A) le pueden pare-cer suficientes para identi-ficar la situación. En las to-mas de la playa, aunque el

El lector-destinatario nonononono sabe p

sabe p sabe p sabe p

sabe previamentereviamentereviamentereviamentereviamente de de de de de qué se trata

qué se trata qué se trata qué se trata

qué se trata, y necesita elementos para interpretar (decodificar, comprender). A B C

(4)

núcleo semántico es el grupo de la izquierda, el sentido se pierde si se elimina el jinete que se ve al fondo, arriba a la derecha. Pese al poco espacio que ocupa, permite interpretar la actividad del grupo (que cabalga en la playa), ya que la porción de caballo y montura visibles (bajo el jinete del sombrero) resulta insuficiente y confusa.

Punto de vista

En sus comienzos, el cine imitó el lenguaje del teatro: se colocaba una cámara frente a la escena y se filmaba. Luego se descubrieron los medios expresivos propios del cine, que permitían modificar dramáticamente el

punto de vista. No todos los medios expresivos del cine se pueden utilizar

con imágenes fijas, o en los videos de pequeño formato que pueden inte-grar la multimedia educativa. Revisemos rápidamente algunos.

PLANOS

Se llama plano de una toma (la fotografía incorporó las mismas designa-ciones) a la porción de realidad que se recorta con la cámara. En general refieren en la figura humana, aunque no necesariamente tenga que haber una figura humana presente.

Los planos se denominan, de lejos a cerca, plano panorámico, general, americano, medio y primer plano. Están también los primerísimos planos y planos de detalle.

„ En el plano panorámico, la figura humana se encuadra en el paisaje, el cual es el verdadero protagonista de la imagen. „ El plano general muestra la figura y su entorno, el

am-biente donde actúa, o se desenvuelve.

„ En el plano americano se corta la parte inferior de las pier-nas. Se observa toda la figura con la suficiente cercanía como para verla en detalle.

„ En el plano medio se corta a la figura desde la mitad supe-rior de la pierna o por sobre la cintura. Permite observar la expresión del rostro y/o reconocerlo.

„ El primer plano muestra sólo el rostro. Permite reconocer los rasgos del personaje y su expresión.

„ El primerísimo plano muestra detalles del rostro (ojos, boca).

Las formas expresivas propias de un medio, son lo que llamamos

lenguaje lenguaje lenguaje lenguaje

(5)

„ El plano de detalle es similar, en acercamiento, al primerísimo plano, pero se concentra en algún área dife-rente que el rostro. Como dijimos, la referencia a la zona del cuerpo es convencional. Por extensión, se aplican esas de-nominaciones a cualquier toma, de cualquier objeto.

Primerísimo plano Primer plano Plano medio Plano de detalle Plano americano Plano general

El primer plano no tiene que ser necesariamente del rostro. Depende, como en otros temas, de la

intención comunicativa.

En el ejemplo, podría tratarse de una explicación sobre accesorios de trabajo. Plano panorámico PANORAMICA PLANO GENERAL PLANO AMERICANO PLANO MEDIO PRIMER PLANO PLANO

(6)

ANGULOS

El ángulo desde donde se realiza la toma o encuadre, se llama normal, cuando se realiza aproximadamente de frente al sujeto. Picado es el nom-bre de una toma desde arriba hacia abajo y contrapicado la inversa: desde abajo hacia arriba. La angulación da diferentes movilidades a la imagen. Según Prieto Castillo, la angulación normal, o de frente

...ofrece una suerte de seguridad, de adecuación entre su mirada y la del emisor.

Por su parte, con el picado o angulación descendente,

...pueden comunicarnos una sensación opresiva, o un espacio que no me-rece una lectura más o menos normal. Este ángulo de toma puede ofme-recer imágenes no familiares de la realidad.

Dos ejemplos de picado. En la toma de la pileta, el ángulo es mucho mayor, casi vertical.

La vista aérea es una forma particular de picado.

(7)

Y la toma ascendente o contrapicado

...tiende a acentuar el tamaño, las dimensiones de un objeto o de un per-sonaje.

Todo esto depende, en alguna medida, del contenido de la imagen, de la relación entre los diversos elementos que la integran y, sobre todo, de la dimensión, de la intensidad de la angulación. En el caso de la fotografía influye mucho la longitud focal del objetivo: los objetivos gran-angulares dramatizan estos encuadres mucho más que los normales y los largos.

Legibilidad

La legibilidad de las imágenes no tiene que ver sólo con su nitidez. Se refiere sobre todo a la posibilidad de percibir (para comprender) su conte-nido. Una de las cuestiones importantes es la cantidad de detalles que contiene el gráfico. La regla es ni demasiado ni demasiado poco: tra-tar de que las imágenes no contengan información excesiva, ni que resulte insuficiente.

Cuando las imágenes contienen demasiada información, dificultan dis-criminar la información en el mensaje y decodificarlo. La atención del lector puede concentrarse en un elemento secundario y no alcanzar a cap-tar lo que se quiso significar. Para las imágenes no es válido el refrán: «lo

que abunda no daña...».

Tampoco la excesiva simplificación es conveniente. Según Frascara (1996) ...no hay relación constante entre simplicidad de diseño y eficacia en la transmisión de información. [...]

Simplicidad, en realidad no es el factor determinante de legibilidad. Y una excesiva simplificación puede eliminar detalles importantes para la correcta decodificación.

La cantidad de información en una misma ilustración que puede decodi-ficar el receptor depende de su cultura, de su «entrenamiento» en la lectu-ra de imágenes. Todo esto, que en una fotoglectu-rafía es poco controlable, ne-cesitamos tenerlo en cuenta al elaborar esquemas, gráficos que represen-ten procesos, infografías, etc.

Dos ejemplos de contrapicado.

En un caso la toma se debe a la diferencia de altura entre el fotógrafo y el jinete.

En la otra toma hay una intencionalidad: se trata de expresar majestuosidad.

Muchos detalles, pocos detalles. Las dimensiones así expresadas son totalmente subjetivas. Tenemos que poner los detalles necesarios, y no más.

(8)

Recordemos que el contexto es el conjunto de circunstancias que ro-dean al mensaje en el momento de su elaboración (codificación) y en el momento de su recepción y decodificación. Recordemos también que el contexto de la codificación puede ser diferente (muy diferente) al de la recepción. Por ejemplo, el contexto en el que Shakespeare escribió Romeo

y Julieta es muy diferente al contexto en que cualquiera de nosotros

pue-de leerla, o ver la representación pue-de la obra. Interpretar cabalmente el sen-tido de la obra tiene que ver con comprender también cómo era la época, las costumbres, los usos, el lenguaje, y muchas otras circunstancias que dan sentido a la obra. Claro que en este caso, las desviaciones en la interpreta-ción no tienen mucha importancia: podemos disfrutar de Romeo y Julieta sin conocer siquiera quién fue su autor y cuándo se escribió.

Pero es diferente con la comunicación educativa, cuando lo que se pretende es que la decodificación rescate los sentidos que fueron introducidos intencionadamente en el mensaje.

Para la producción de actos de comunicación con objetivos educativos, tenemos que tener en cuenta el contexto en que producimos dichos actos, pero sobre todo el contexto en que serán recibidos, ya que ese contexto tendrá influencia en la comprensión de los mensajes, en la re-construcción de sentidos.

En el caso de las imágenes, podemos reconocer dos tipos de contextos: los internos y los externos.

(9)

„ Los contextos internos se refieren a los elementos de la imagen que rodean al núcleo semántico. Están contenidos en la misma imagen.

„ Los contextos externos, a su vez, pueden ser también de dos tipos:

„ los adjuntos a la imagen, agregados al mismo canal por el emisor

„ los externos al canal, no controlados por el emisor.

Contextos internos

El contexto interno está constituido por elementos que integran la ima-gen pero no forman parte del núcleo semántico. Vimos varios ejemplos en el capítulo anterior (los elementos que permiten reconocer la calesita, el jinete lejano que permite reconocer la cabalgata, los elementos que confi-guran un entorno de estudio de la lectora).

El contexto interno es un concepto muy ligado al de núcleo semántico. Sin formar parte del mismo directamente, resulta necesario y muchas veces imprescindible para completar el mensaje, facilitando su correcta decodificación.

El canalcanalcanalcanal es el soporte delcanal mensaje La fotografía muestra claramente una cuadrilla de trabajadores realizando tareas en una instalación eléctrica.

Pero sólo incluyendo el contexto se entiende que el trabajo se realiza en una zona rural

(10)

Contextos externos adjuntos

Llamamos contextos externos adjuntos a aquellos elementos, fuera de la imagen, que el emisor incluye voluntariamente para acotar las posibilida-des de interpretación, anclando el sentido. Estos elementos pueden ser tex-tuales, pero también otras imágenes:

„ Las referencias a las imágenes en el cuerpo del texto. „ Los epígrafes. Textos que explican o hacen referencia a las

imágenes, colocados junto a las mismas.

„ Otras imágenes que, en combinación con la principal, aco-tan el sentido de la misma.

Existen otro elementos contextuales que comparten el canal y resignifican las imágenes, sin que medie una acción especial del emisor. Por ejemplo, una imagen como la del margen, en este material, no la interpre-tará nadie como obligación de detenerse en lo que esté haciendo (leyendo). Es casi obvio, pero es el contexto el responsable de la interpretación de esa imagen como parte de una discurso explicativo.

Abajo: un ejemplo claro de cómo una misma imagen adquiere dife-rentes significados según el epígrafe que la acompaña. La ilustración es de Quino.

En la fotografía se ve a una joven sonrien-do y haciensonrien-do un gesto al fotógrafo. No se percibe claramente el entorno.

Esa joven es sin duda el centro de la foto-grafía completa (todos la miran) y el contexto permite percibir claramente que es un aula, y que se trata de una situación risueña.

Al utilizar una fotografía de este tipo, ha-brá que tener en cuenta la intención conque la incluimos en un acto comunicativo, y de acuerdo a esa intención, prescindir o no del contexto.

El recorte podría eliminar la porción a la derecha de la línea, sin pérdida de comprensión

El concepto de anclaranclaranclaranclaranclar se refiere a elementos que restringen las

posibilidades de interpretación dirigiendo u orientando la

reconstrucción de sentidos de las imágenes

(11)

Contexto externo al canal

El contexto externo en el cual se decodificará la interpretación de las imágenes que forman parte de una acción comunicativa, no lo controla el emisor. Sin embargo, debe tenerlos en cuenta, ya que los mismos

(12)

pue-den influir decisivamente en la decodificación.

Decimos que es externo al canal porque no forma parte del mismo. Pero conviene distinguir algunas situaciones, como el discurso docente en una instancia educativa formal, que no es controlada ni modificable por el emi-sor (el docente) pero es bastante predecible.

Cuando pensamos en contexto externo, pensamos especialmente al que tiene lugar en el espacio de la recepción y que incluye, entre muchos otros factores:

„ Contexto sociohistórico concreto

„ Idiosincracia nacional

„ Idiosincracia cultural

„ Situación socio económica del receptor

„ Situación sociocultural específica del receptor

„ Momento particular de la vida del mismo

„ Estado de ánimo. Situaciones emotivas.

No es fácil mostrar un ejemplo de estas situaciones. Pero digamos que imágenes que pueden ser incluidas como un toque humorístico, pueden resultar ofensivas para alguien que las lea desde alguna situación personal de especial sensibilidad.

Pero, si uno no sabe cuál será el contexto en el cual será decodificado nuestro mensaje, ¿cómo tomar previsiones?

No hay nada que nos garantice que todas las imágenes que utilice-mos serán interpretadas de acuerdo a nuestras intenciones. Pero teneutilice-mos que pensar, tratar de anticiparnos, acumular experiencias, y utilizar todos eso para tomar decisiones. Nada nos garantiza que serán siempre las co-rrectas, pero seguramente serán mejores que si incluimos imágenes sin to-mar en cuenta los posibles contextos de nuestros receptores.

En comunicación educativa mediada por tecnologías necesitaremos te-ner en cuenta que nuestras acciones comunicativas pueden ser filtradas por prejuicios políticos, sociales, religiosos, etc.

Intentamos un listado genérico, como para que se entienda de qué hablamos. Pero de ninguna manera debe entenderse como una taxonomía de contextos externos.

Autor: Juan Carlos Asinsten

Elementos de la composición de las imágenes Núcleo semántico. Los detalles del entorno como significados. Puntos de vista. Legibilidad. Imagen y contexto. Contexto in-terno. Contexto externo

Figure

Actualización...

Referencias

Related subjects :