DICTAMEN Nº 64/ 2012

12  Descargar (0)

Texto completo

(1)

DICTAMEN Nº 64/ 2012

Materia sometida a dictamen: Reclamación en materia de responsabilidad patrimonial de la Administración derivada de la asistencia sanitaria prestada en diversos centros dependientes del Servicio Aragonés de Salud.

ANTECEDENTES

Primero.- Con fecha 12 de julio de 2010 se presentó escrito suscrito y firmado por “X”, indicando como domicilio a efectos de notificaciones el despacho del abogado … formulando reclamación por daños derivados de la calificada como incorrecta asistencia sanitaria, que le fue prestada por el Servicio Aragonés de Salud.

En dicho escrito se manifiesta lo siguiente:

“PRIMERO: que “X” inicia problemas en la piel de la cara en el año 2.007, acudiendo a su médico de cabecera la Dra. … del Centro de Salud Picarral. Esta la deriva al dermatólogo del Hospital Royo Villanova.

SEGUNDO: que, posteriormente, la envían al Hospital Miguel Servet para que le extirpen las manchas que le habían salido y proceder a su análisis. Pero ante la tardanza, la derivan a la Clínica Quirón.

TERCERO: que el 7 de octubre de 2009, es operada en la Clínica Quirón por la Dra. …, precisando 2ª intervención para ampliar la zona de extirpación en la frente. Aún así, debido a tardanza en ser operada, no se pudieron extraer todas las células cancerígenas. Lo cual se hubiera evitado de haberse adelantado la intervención.

CUARTO: que, posteriormente y también en la Clínica Quirón, en una 3ª operación, le quitan piel de la ingle para ponérsela en la frente. Sin embargo, esto no debió ocurrir, pues la piel de la ingle no era la conveniente al producir nacimiento de pelo.

Esta circunstancia ha obligado a la paciente a acudir al Hospital Miguel Servet, siendo informada de la necesidad de una nueva operación para sustituir el injerto de piel de la ingle por el de otra zona del cuerpo de donde no salga pelo.

(2)

* Por un lado, la excesiva demora en la operación que ha implicado el no poder eliminar todas las células cancerígenas, lo que conlleva un serio peligro para la vida de la reclamante. Se solicita una cantidad de 50.000€.

* Por otro lado, el grave perjuicio estético y psicológico que ha supuesto la elección de la zona del cuerpo de donde se tomó el injerto, que va a precisar un nuevo paso por el quirófano. Se solicita una cantidad de 40.000€.”

Acompañan al escrito los siguientes documentos:

• Escrito por el que la reclamante otorga al abogado … poder de

representación.

Fotocopia del DNI de la reclamante.

Diversos documentos que pertenecen a la historia clínica de la reclamante.

Fotografías de la zona afectada.

Segundo.- Mediante oficio de fecha 15 de julio 2010, se comunica al abogado de la reclamante la entrada y la incoación de la tramitación se su reclamación de responsabilidad patrimonial.

Mediante notas interiores de fecha 16 de julio de 2010 se solicita a la Dirección de Atención Primaria Sector I, a la Gerencia del Sector I Hospital Royo Villanova y a la Gerencia del Sector II Hospital Miguel Servet la remisión del Parte de Reclamación del Seguro de Responsabilidad Sanitaria, de la Historia Clínica de la reclamante y del informe de los facultativos intervinientes.

La Secretaria General Técnica del Departamento de Salud y Consumo (en la actualidad, Departamento de Sanidad, Bienestar Social y Familia), mediante escritos de fecha 15 y 16 de julio de 2010, comunica la interposición de la reclamación de responsabilidad patrimonial a Aon, Gil y Carvajal, S.A. y a Zurich España, S.A., remitiendo a ésta última copia de la misma.

También se remite copia de la reclamación al Grupo Hospitalario Quirón, manifestándole que se le tiene por interesado en el procedimiento, y solicitando que remita la Historia Clínica de la paciente, así como informe de la Doctora …

Tercero.- Mediante escritos de fecha 9 y 11 de agosto de 2010, se remite la historia clínica de la reclamante en el Centro de Salud Picarral y en el Hospital Royo Villanova.

El 30 de septiembre de 2010 tiene entrada escrito por el que se remite la historia clínica de la paciente en el Grupo Quirón, así como el informe de la Dra. … en el que manifiesta lo siguiente:

(3)

“”X” (…) se persona en fecha 9 de octubre de 2009 en Clínica Quirón Floresta de Zaragoza remitida por el Dr. … médico especialista en Dermatología, con la finalidad de ser sometida a intervención quirúrgica por presentar Basalioma sólido frontal y Queratosis en mejilla izda.

Así pues, el día 9 de octubre de 2009 le intervengo bajo anestesia local debido al pequeño tamaño de su lesión, procediendo a ‘Escisión de basalioma sólido frontal y cobertura del defecto a expensas de colgajo cutáneo rómbico de Limberg’, y a la ‘Simple escisión de queratosis en mejilla izda’. El estudio anatomopatológico informa de Carcinoma Basocelular frontal cuyos bordes están afectados y de una Queratosis actínica en mejilla izda cuyos bordes se hallan libres de lesión. Habida cuenta de la necesidad de una ampliación de la escisión de la lesión frontal más allá de lo que microscópicamente necesitase, le convoco a una segunda intervención realizándole en ese momento una ‘Ampliación de resección de la residual y cobertura a expensas de doble colgajo cutáneo’ con la particularidad de que el informe de Anatomía Patológica revela que de nuevo los bordes están afectados. De este modo le propongo sea intervenida en fecha 21 de enero de 2010, en este caso mediante una escisión mucho más ampliada y de un procedimiento de cobertura tal es el injerto de piel total tipo Wolf tomado de la ingle izda. La ampliación de la resección la realizo mucho más allá de lo que microscópicamente demanda la extirpación tumoral por lo que en este caso el resultado de Anatomía patológica confirma la presencia de Carcinoma basocelular con márgenes de resección libres de tumor, dando por resuelta la extirpación tumoral.

Retirados los puntos después de la última intervención cursa alta, instruyéndole en el uso de fotoprotectores, así como seguimiento por parte de su dermatólogo a fin de que ejerza un control evolutivo ante la eventualidad de la neoformación de nuevas lesiones cutáneas.

EVOLUCIÓN DE LOS HECHOS

Durante las visitas postquirúrgicas, “X” presentaba un comportamiento fuera de lo razonablemente justificado, de modo que de forma reiterativa me llamaba continuamente a mi teléfono móvil diciendo que ‘se iba a morir y que sobre todo le dijese que cuantos días le quedaban de vida’, ante su reiterada preocupación yo intentaba disuadirle que la lesión que presentaba era una lesión tumoral cutánea de crecimiento lento que aunque no se hubiera extirpado con carácter de urgencia, un Basalioma es una lesión de crecimiento muy lento y que en su caso nunca sería causa de mortalidad. De tal medida era su comportamiento que su hija se presentó en mi consulta, revelándome con testimonios claros en presencia de mi personal sanitario, que su madre padecía desde hace muchos años un síndrome depresivo y de angustia que ‘les hacía l vida imposible’ a hija y esposo y que no sabían como afrontar sus crisis de angustia y de depresión mucho antes de los hechos comentados.

CONSIDERACIONES RESPECTO A LA RECLAMACIÓN (…)

He de enfatizar en el hecho de la reclamación que presenta “X” es inadmisible por las siguientes razones:

1.- La cirugía sea de la índole que sea deja siempre un estigma quirúrgico, de modo que siempre que hay incisión cutánea siempre se formará una cicatriz. Hoy por hoy todavía es un señuelo pensar que una resección tumoral cutánea se resuelve sin cicatriz residual. En el caso de “X” el injerto que se le aplicó es un procedimiento de cobertura necesario ante la amplitud de la escisión ya que la escisión y simple aproximación de bordes no venía a cubrir el defecto.

2.- Que el crecimiento del pelo fruto de la existencia de algún folículo piloso en el injerto, se resuelve por un procedimiento mucho más sencillo que la escisión del injerto de piel total y cobertura con otro injerto de piel parcial, según propuesta realizada por parte de los facultativos del Servicio de Cirugía Plástica del Hospital Miguel Servet. La solución al crecimiento de pelo en el injerto, es tan simple como lo es el tratamiento con Foto termólisis selectiva o Fotodepilación con láser que resuelve el problema de forma permanente en 4 sesiones a un coste unitario de 30 €, por tanto el coste total sería de 120 €.

3.- Desconozco las causas por las que “X” está dispuesta a sus años a someterse a una nueva intervención claramente injustificada, habida cuenta que su problema de escisión de Carcinoma

(4)

Basocelular está resuelto, a no ser que se contemplen otras razones como justificar una reclamación económica por la vía de una nueva cirugía.

4.- Sería complicado explicarle a “X”, que dicho por su propia familia, asfixia la moral de su familia con sus persecuciones, si va a estar preparada a una nueva intervención quirúrgica y entiendo que no lo está ni debe someterse a ella, sino que más bien necesita de apoyo psicológico que venga a remediar su hipocondría a cualquier enfermedad.

5.- Resulta complicado explicarle a la familia de “X”, que ha tomado al decisión de solicitar una reclamación por importe de 90.000 €, que si se amparan en la propuesta de Cirugía Plástica del Hospital Miguel Servet se equivocan, ya que la solución no es eliminar un injerto para poner otro, pues esta propuesta por doloroso que sea está más condicionada a rivalidades entre centros médicos que a la pura ortodoxia profesional.

6.- Debido a los hechos que nos ocupan es de difícil comprensión que “X” preocupada por la aparición de folículos pilosos en el injerto frontal que se le aplicó como procedimiento de cobertura tras una extirpación tumoral, no se presentase a revisiones en mi consulta, solo lo hizo en una ocasión para retirar los puntos. “X” jamás me transmitió su preocupación estética, tal la aparición de folículos pilosos en el injerto, simplemente porque no vino nunca a revisiones. Quiero dejar clara constancia de que siempre se le atendió ante todo tipo de solicitudes a horas y días fuera del horario de consulta, en muchas ocasiones me llamó a mi teléfono móvil, lo que deduzco que no sería preocupante ni de tanta importancia porque nunca consultó sobre como se trata la aparición de pelos en el injerto.

7.- Que “X” y su familia tendrán que aceptar que se ha logrado el objetivo tal es la extirpación completa de un basalioma frontal.

8.- Que la realización de tres intervenciones hasta lograr la extirpación completa está justificada en base a que los límites de resección tumoral no son siempre objetivables, por lo que el concepto de ‘margen de seguridad’ es un margen que se determina de forma aleatoria.

9.- Que la dilación hasta lograr la resección tumoral completa no cambia el curso evolutivo ni el pronóstico.

10.- Que al cambiar un injerto por otro, ¿qué le garantiza? Si la extirpación tumoral ya está concluida, quizá el único valor es darle el valor de víctima, ante una actuación ortodoxa y nunca punible ya que se ha logrado el objetivo.

11.- Que el punto VII de los fundamentos de hecho habla que ‘el médico deberá poner al servicio del paciente todos los medios materiales de que dispone’, pues bien, insto a “X” que informe de todos los medios humanos y materiales de los que se ha privado, máxime he de dejar constancia de que se le facilitó mi teléfono móvil a través del cual me llamó en reiteradas ocasiones.

12.- Que según informan del Hospital Miguel Servet el injerto de piel total le ha dejado una cicatriz en la ingle, sin embargo la paciente acepta la propuesta de un injerto de piel parcial que deja un estigma todavía mayor que la zona donante de un injerto de piel total. Una zona donante de un injerto de piel parcial tarda dos meses en cicatrizar. ¿Tiene sentido esto? Ninguna zona donante de ningún tejido es gratuito, ya que todas las zonas donantes implican un traumatismo o daño tisular adicional, es decir, una cicatriz sobreañadida.”

Cuarto.- Mediante nota interior de fecha 7 de octubre de 2010, se remite copia de la Historia Clínica de la reclamante en el Hospital Miguel Servet.

Mediante escritos de fechas 3 y 10 de diciembre de 2010, el abogado de la reclamante procede a aportar diversos documentos de la Historia Clínica de la paciente, así como fotografías de la cicatriz de la zona donante del injerto de piel.

(5)

Se remite, mediante escrito de fecha 2 de febrero de 2011, informe del Servicio de Dermatología del Hospital Royo Villanova, en el que se expresa que:

“(…)

Con fecha 20/07/2009, la paciente consulta por presentar una lesión neoformativa a nivel de región frontal, siendo diagnosticada de Carcinoma Basocelular. Con este diagnóstico clínico se solicita colaboración, en la misma fecha, al servicio de Cirugía Plástica del Hospital Miguel Servet de Zaragoza para tratamiento quirúrgico.

El 16/11/2009 la citada paciente (…) acude a la consulta comunicándonos que está pendiente de intervención quirúrgica en la Clínica Quirón de Zaragoza. Posteriormente el 1/02/2010 acude de nuevo a la consulta comentando que la han intervenido quirúrgicamente en varias ocasiones de la lesión de la frente, así mismo nos aporta informe anatomopatológico de la Clínica Quirón (20/11/2009 y 22/01/2010) con el diagnóstico de carcinoma basocelular. La paciente fue citada con posterioridad en nuestra consulta, el 18/07/2010, no acudiendo a la misma.”

El 10 de marzo de 2011, se remite informe del Médico Adjunto del Servicio de Cirugía Plástica del Hospital Miguel Servet, en el que manifiesta que:

“La paciente arriba mencionada acudió por primera vez a nuestra consulta el 23/06/10 con injerto frontal de 10 x 5 cms. hiperpigmentado y piloso: había sido intervenida por la Drª. … que tomó la piel de espesor total de la región inguinal.

Fue intervenida por nuestro Servicio el 5/10/10 y se le extirpó la zona injertada que se reconstruyó con injerto laminar de piel tomado del muslo.

El postoperatorio transcurrió sin complicaciones y la paciente sigue con controles periódicos en consultas externas.”

Quinto.- Mediante nota interior de fecha 18 de marzo de 2011, se solicita el Informe Técnico de la Inspección Médica.

Obra en el expediente el Informe elaborado por la Inspectora Médico …, de fecha 25 de marzo de 2011, en el que se manifiesta lo siguiente:

“JUICIO CRÍTICO Y CONCLUSIÓN

A “X” se le diagnosticó un carcinoma basocelular y fue remitida el día 20/07/2009 desde la consulta de Dermatología de su Zona Básica de Salud a un centro concertado por el Servicio Aragonés de Salud para tratamiento quirúrgico de la lesión.

Es citada en la Clínica Quirón Floresta el día 09/10/2009, 70 días después, y se le extirpa la lesión bajo anestesia local estableciendo como márgenes de resección los científicamente recomendados en las lesiones de menos de 2 cm.

El carcinoma basocelular (o basalioma) tiene un crecimiento lento y raramente metastatiza, por lo que el pronóstico es bueno. El hecho de que hayan transcurrido 70 días desde el diagnóstico hasta la intervención:

1) no influye de manera definitiva en el pronóstico, puesto que la evolución que presenta el basalioma es lenta (años),

(6)

2) no es la causa de que precisara más intervenciones, ni estas se hubieran evitado en caso de haberse adelantado la intervención (vista la evolución que ha tenido el proceso), y

3) no ha puesto en serio peligro la vida de la reclamante, como se afirma en el escrito de la reclamación.

Como los márgenes estaban afectados por nidos de células tumorales, se cita nuevamente a la paciente para realizar ampliación de los límites de resección, procurando ser lo más conservadora posible habida cuenta de la localización de la lesión en la región frontal.

Nuevamente el estudio antomopatológico pone de manifiesto la afectación de los bordes de resección, por lo que se vuelve a citar a la paciente y se amplían lo suficiente como para que los bordes de la lesión estén libres de afectación tumoral, y colateralmente, se precisó un injerto, que se realizó el día 21/01/2010.

Se decide realizar un injerto de piel total por razones funcionales, puesto que son los más utilizados en zonas de la cara dadas sus características (elasticidad, resistencia), y debido a que se puede cerrar directamente la zona dadora, en este caso la región inguinal. Ambas zonas cicatrizaron adecuadamente, sin aparecer complicaciones.

Los injertos de piel total incluyen folículos pilosos, y como síntoma del correcto funcionamiento del injerto, con el paso del tiempo comenzaron a crecer pelos en la zona injertada. La paciente en lugar de contactar con el facultativo que la intervino (…) para estudiar y valorar las posibles soluciones, y decidir después cual es la mejor para su caso, solicita una cita en el Servicio de Cirugía Plástica del Hospital Miguel Servet mediante escrito de reclamación realizado en mayo de 2010.

Es citada el 23/06/2010 y como solución al problema exclusivamente estético que presenta la paciente, se le propone la sustitución del injerto de piel total por otro de piel parcial. De esta manera desaparece la existencia de folículos pilosos en la zona injertada y se utiliza el muslo como zona donante.

Los facultativos del Sistema Nacional de Salud sólo pueden ofrecer a los pacientes las técnicas incluidas en la cartera de servicios del SNS (…) por lo que se trata mediante la sustitución del injerto.

Así pues, no se pudo contemplar la posibilidad de tratar el crecimiento piloso mediante fotodepilación, técnica suficiente y mucho menos agresiva que la sustitución total del injerto.

Se le ha informado convenientemente y se ha firmado un documento de consentimiento informado en el que la paciente declara que entiende las características de la intervención y sus posibles secuelas, cada vez que ha precisado tratamiento quirúrgico.

Se hace referencia a que la paciente presenta un daño psicológico reactivo al número de intervenciones a las que se le ha sometido. En su historia clínica constan antecedentes de patología ansioso-depresiva desde el año 2002.

Respecto a la demanda referente a que la paciente no fue debidamente atendida, el Servicio Aragonés de Salud, le ha prestado:

1) Atención Primaria en su centro de salud, desde donde se le realizaron múltiples hojas de interconsulta a diferentes especialidades.

2) Asistencia sanitaria urgente en el Servicio de Urgencias del Hospital Royo Villanova.

3) Asistencia especializada en Centro Médico de Especialidades Grande Covián y en consultas externas del Hospital Royo Villanova y del Hospital Miguel Servet.

(7)

4) Asistencia concertada en centro privado donde se le extirpó la lesión en varios tiempos, con buen resultado terapéutico y funcional, y con prestaciones de asistencia médica privada en la que incluso se le facilitó el teléfono personal de la Dra. …

Tras el estudio de la Historia Clínica, así como de los informes aportados, no se evidencian actuaciones o indicios de actuaciones en ninguno de los centros y Servicios que han asistido a la paciente, que se puedan considerar en contra de la lex artis.”

Se remite, mediante escrito de fecha 31 de marzo de 2011, el informe del médico inspector y el resto de la documentación que obra en el expediente a Aon, Gil y Carvajal, S.A. y a Zurich España, S.A.

Sexto.- Obra en el expediente informe médico de la Asesoría Médica Dictamed I & I, S.L., de fecha 6 de junio de 2011, elaborado por Especialista en Cirugía Plástica y Reparadora, en el que manifiesta las siguientes conclusiones:

“1. La paciente padecía un carcinoma basocelular cuyo primer diagnóstico se realiza en julio de 2009.

2. El tiempo de demora para la intervención es de apenas 3 meses. Tiempo muy razonable para este tipo de tumores, de crecimiento muy lento.

3. Posiblemente el tipo morfológico del tumor era un morfeiforme, de bordes muy poco nítidos, que son un factor de riesgo para la presencia de bordes afectos, y la necesidad de varias reintervenciones. La cirujano actuó correctamente reoperando a la paciente ante la presencia de bordes de la pieza afectos.

4. La piel inguinal es una piel indicada en el tratamiento de injertos faciales, precisamente por ser escasamente pilosa.

5. La paciente no consultó posteriormente para tratar la presencia de folículos pilosos en el injerto, tratamiento rápido y sencillo, de bajo coste, que no precisa nuevas actuaciones quirúrgicas.

6. La actuación queda ajustada a Lex Artis.”

Séptimo.- Mediante oficio de fecha 29 de agosto de 2011, se comunica al abogado de la reclamante la apertura del trámite de audiencia, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 11 del RD 429/1993, de 26 de marzo.

El día 19 de septiembre de 2011, el abogado se persona en las dependencias de la Sección de Asuntos Jurídicos – Unidad de Responsabilidad Sanitaria y se le da vista de todo el expediente, retirando copia íntegra del mismo.

Posteriormente, el día 26 de septiembre de 2011, tiene entrada un escrito de alegaciones por el que se confirman las posturas establecidas en el escrito inicial.

(8)

Mediante oficio de fecha 2 de noviembre de 2011, se comunica al Grupo Hospitalario Quirón la apertura del trámite de audiencia, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 11 del RD 429/1993, de 26 de marzo.

El día 10 de noviembre de 2011, la representante del Grupo Hospitalario Quirón se persona en las dependencias de la Sección de Asuntos Jurídicos – Unidad de Responsabilidad Sanitaria y se le da vista de todo el expediente, retirando copia íntegra del mismo.

Octavo.- De la documentación obrante en el expediente administrativo y de las actuaciones practicadas se consideran hechos acreditados los siguientes:

“X” fue derivada por su médico de Atención Primaria a las Consultas Externas de Dermatología por primera vez en 2002, por lesiones actínicas en la cara. Dichas lesiones fueron tratadas mediante crioterapia y revisadas en consultas periódicas entre 2003 y 2008.

El día 2 de julio de 2009, su médico de Atención Primaria le deriva nuevamente a Consultas Externas de Dermatología, de manera preferente por sospecha de Carcinoma Basocelular.

La paciente, de 71 años de edad, es citada en consulta el día 20 de julio de 2009, donde se confirma el diagnóstico, siendo anotado en la Historia Clínica que el tamaño aproximado de la lesión es de 0,5 cm de diámetro y de localización frontal, junto con una segunda lesión de diferente naturaleza localizada en la mejilla izquierda. Desde la misma consulta se deriva a un centro-servicio sanitario distinto de los de referencia (en este caso al grupo Hospitalario Quirón), por carecer de Servicio de Cirugía Plástica.

Con fecha 9 de octubre de 2009 es atendida en la Clínica Quirón por la Doctora …, quien, tras informar debidamente a la paciente, le proporciona el documento de consentimiento informado, que ella entiende y firma. En ese momento se extirpa la lesión bajo anestesia local por el peso del diagnóstico de sospecha y por el reducido tamaño que presentaba la lesión. Posteriormente se cubrió el consecuente defecto a expensas de colgajo cutáneo rómbico de Limberg. También se trató quirúrgicamente mediante escisión simple la lesión queratósica que presentaba en la mejilla izquierda.

El estudio antomopatológico confirma el diagnóstico de sospecha (carcinoma basocelular) e informa que los bordes de la pieza extirpada y analizada, están afectados, motivo por el que se cita de nuevo a la paciente para ampliar los bordes de resección, aplicando técnica de ampliación de resección de la cicatriz residual y cobertura a expensas de doble colgajo cutáneo. Tras recibir las explicaciones oportunas, la paciente firma nuevamente el consentimiento informado.

Un segundo informe anatomopatológico vuelve a poner de manifiesto la infiltración de los bordes de la pieza extirpada, por lo que hay que reintervenir, esta vez ampliando mucho más los bordes de resección.

(9)

Es citada nuevamente el 21 de enero de 2010, se resecan los bordes ampliamente y se cubre con injerto de piel total tipo Wolf procedente de ingle izquierda. Esta vez el estudio antomopatológico informa que los márgenes de resección están libres de tumor por lo que se da por resuelta la extirpación tumoral. Se le informa y firma el documento de consentimiento informado con carácter previo.

Previendo la posibilidad de aparición de nueva lesión neoformativa, dada la evolución natural del carcinoma basocelular, tras retirar los puntos de sutura se remite a la paciente a su dermatólogo para que realice el seguimiento oportuno.

El 1 de febrero de 2010 acude nuevamente a la Consulta de Dermatología refiriendo que le han intervenido en varias ocasiones y entregando copia de los informes anatomopatológicos confirmando el diagnóstico de carcinoma basocelular. Posteriormente la paciente no acudió a más consultas de Dermatología.

El día 19 de mayo de 2010, la paciente formula una reclamación en el Hospital Universitario Miguel Servet, solicitando nueva valoración por el Servicio de Cirugía Plástica.

Es citada el día 23 de junio de 2010 en dicho servicio. Se confirma que los márgenes están libres y se decide sustituir el injerto piloso por un nuevo injerto de piel procedente del muslo y de espeso parcial.

Noveno.- Consta en el expediente la propuesta de resolución de fecha 24 de febrero de 2012, por la que se propone desestimar la reclamación, por entender que la asistencia sanitaria prestada a la paciente fue conforme a la lex artis.

Décimo.- El Consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia solicitó del Consejo Consultivo de Aragón dictamen preceptivo, mediante escrito de fecha 29 de febrero de 2012, registrado de entrada el día 6 de marzo de 2012, adjuntando borrador de la Orden resolutoria, original del expediente administrativo y relación índice de los documentos que lo conforman.

CONSIDERACIONES JURIDICAS

I

El dictamen solicitado entra dentro de las competencias del Consejo Consultivo de Aragón tal y como se regula en el artículo 15.10 de la Ley 1/2009, de 30 de marzo, del Consejo Consultivo de Aragón, que dispone la necesidad de consulta preceptiva al Consejo

(10)

en el supuesto de “reclamaciones administrativas de indemnización de daños y perjuicios de cuantía superior a 6.000 euros”. Ello significa, dada la cuantía de la indemnización solicitada en este caso, el carácter preceptivo del Dictamen que se emite por este Consejo.

En función de lo preceptuado en los artículos 19 y 20 de la misma Ley 1/2009, resulta competente la Comisión para la emisión del dictamen.

I I

El Consejo Consultivo ha de pronunciarse acerca de si, a la vista del expediente tramitado por el órgano competente de la Administración Autonómica, procede o no estimar la reclamación de indemnización económica presentada en relación con daños ocasionados, según se alega, por la prestación deficiente de la asistencia sanitaria, debiendo concretar específicamente, por mandato del art. 12.2 del Reglamento aprobado por R.D. 429/1993, de 26 de marzo, la existencia o no de relación de causalidad entre el funcionamiento del servicio público y la lesión producida, con valoración, en su caso, del daño causado y la cuantía y modo de la indemnización, considerando los criterios legales de aplicación.

Por lo que se refiere a la normativa aplicable, ha de recordarse que en el Derecho español vigente la institución de la responsabilidad patrimonial de la Administración, constitucionalizada en el art. 106.2 de la Constitución, atribuye a los particulares derecho a ser indemnizados de toda lesión que sufran en cualquiera de sus bienes y derechos, salvo en los casos de fuerza mayor, siempre que la lesión sea consecuencia del funcionamiento normal o anormal de los servicios públicos, y se cumplan los demás requisitos dispuestos por el ordenamiento jurídico (art. 139 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común).

Los requisitos para que sea declarada la responsabilidad patrimonial de la Administración, según reiterada y pacífica formulación doctrinal y jurisprudencial del régimen de Derecho Positivo sobre la materia, pueden resumirse del siguiente modo: 1º) la efectiva realización del daño o perjuicio evaluable económicamente e individualizado en relación con una persona o grupo de personas; 2º) que el daño o lesión sufrido por el reclamante sea consecuencia del funcionamiento normal o anormal de los servicios públicos en una relación directa de causa a efecto sin intervención extraña que pueda influir en el nexo causal; 3º) que el daño o perjuicio no se hubiera producido por fuerza mayor; y 4º) que no haya prescrito el derecho a reclamar (cuyo plazo se fija legalmente en un año, computado desde la producción del hecho o acto que motive la indemnización o desde la manifestación de su efecto lesivo).

I I I

En el supuesto que nos ocupa, no hay nada que objetar sobre el cumplimiento de los requisitos formales, al haberse presentado la reclamación dentro del plazo legalmente

(11)

establecido y haber sido dirigida a la Administración Pública competente por persona que ostenta suficiente legitimación para ello.

IV

En cuanto al fondo del asunto y siguiendo nuestra doctrina consolidada y la jurisprudencia sobre la materia a la que también nos hemos referido repetidamente, no cabe duda de que en el ámbito de la sanidad la producción de responsabilidad administrativa no siempre está ligada a un fracaso en la actuación de los medios personales y materiales de la Administración, dado que en la sanidad asistencial el éxito no puede garantizarse nunca, sino que la responsabilidad se vincula a una utilización conforme a los principios de buena práctica médica (lex artis ad hoc) de dichos medios personales y materiales.

A esos efectos conviene recordar, en primer lugar, que el Consejo de Estado (Dictámenes 166 y 692/1999, de 11 y 25 de marzo, entre otros) y la Comisión Jurídica Asesora, antecesora de este Consejo Consultivo de Aragón (Dictamen 132/2003, de 23 de septiembre, Dictamen 178/2003, de 2 de diciembre, entre otros) vienen sustentando de forme reiterada y con palabras semejantes a las que reproducimos a continuación que: “para apreciar la existencia de responsabilidad patrimonial es preciso acudir a parámetros como la ‘lex artis’, de modo que tan sólo en caso de una infracción de esta ley cabrá imputar a la Administración de la cual dependen los servicios sanitarios la responsabilidad por los perjuicios causados. En el caso de que no se infrinja la ‘lex artis’, ha de concluirse que tales perjuicios no son imputables a la Administración y han de ser soportados por el particular sin que generen, en modo alguno, el derecho a percibir una indemnización”. Al mismo tiempo el Tribunal Supremo tiene declarado que según el artículo 141.1 de la LPAC sólo serán indemnizables las lesiones producidas al particular provenientes de daños que éste no tenga el deber jurídico de soportar de acuerdo con la Ley, pues lo contrario convertiría a las Administraciones Públicas en aseguradoras universales de todos los riesgos sociales, lo que no resulta acorde con el significado de la responsabilidad extracontractual aunque sea objetiva o por resultado (Vid. Sentencia del Tribunal Supremo de 10 de febrero de 2001).

V

Tras lo expuesto, se considera que puede ya plantearse si la asistencia sanitaria prestada a “X” fue la adecuada, de modo que pueda considerarse que se está ante unos hechos que no constituyen un daño antijurídico conforme a la propia definición legal de éste recogida en el artículo 141.1 de la LPAC, y si fueron suficientes los medios con los que aquella asistencia fue dispensada, dentro de los disponibles.

Para llegar a una conclusión sobre este extremo se considera necesario analizar y valorar los hechos acreditados en el expediente y, de forma especial, los informes emitidos

(12)

dado el carácter técnico que los mismos tienen, que este Consejo Consultivo, por su carácter, no puede confrontar con criterios propios de esta naturaleza.

La reclamante sostiene que no se le prestó la asistencia sanitaria debida, ya que hubo una demora excesiva en la intervención con un grave peligro para su vida por no poder eliminar todas las células cancerígenas y, por otra parte, se le produjo un grave perjuicio estético y psicológico por la elección de la zona donante del injerto, que hizo necesaria una nueva intervención.

No obstante, la reclamante, más allá de su relato de los hechos, no aporta ningún documento o informe médico en el que se acredite la mala praxis de los facultativos intervinientes en la asistencia que se le prestó. Es más, de la documentación contenida en la Historia Clínica, se deduce que la paciente ha sido atendida de forma correcta y con continuidad por todos los profesionales médicos, siendo sometida a todas las pruebas necesarias para emitir un diagnóstico y prescribir un tratamiento adecuado, con numerosas interconsultas a otros servicios y centros sanitarios.

Tanto el informe de la Inspección Médica como el de la asesoría médica coinciden en que el tiempo que transcurrió entre el diagnóstico del carcinoma y la primera intervención, es un tiempo normal, sin demora, y que no tuvo nada que ver en la necesidad posterior de dos reintervenciones. En ningún caso, la vida de la reclamante corrió peligro durante este período de tiempo, ya que la lesión que padecía era de muy lenta evolución.

Por otra parte, en cuanto al perjuicio estético por la aparición de pelos en la zona del injerto, también coinciden los informes médicos que es una consecuencia de un injerto de piel total, que, por las circunstancias de la lesión padecida por la reclamante, era una elección más adecuada que el injerto de piel parcial. La solución a este problema sería una fotodepilación o una depilación eléctrica, solución mucho más simple que la sustitución de un injerto por otro, escogida por el Servicio de Cirugía Estética del Hospital Miguel Servet.

Por tanto, una valoración conjunta de las pruebas que obran en el expediente, reseñadas en los antecedentes, que se acaban de reproducir parcialmente o de citar, lleva a este Consejo a estimar que no se ha acreditado la existencia de una mala o inadecuada praxis que permita concluir que no fue observada la lex artis ad hoc, ni que los medios utilizados y los tratamientos dispensados a la paciente fueran inadecuados o insuficientes, por lo que falta el nexo de causalidad necesario para que la pretensión de responsabilidad patrimonial de la Administración sanitaria formulada pueda prosperar.

En mérito a lo expuesto, el Consejo Consultivo de Aragón formula el siguiente DICTAMEN:

Que, en conformidad con la propuesta de resolución, procede desestimar la reclamación en materia de responsabilidad patrimonial por la incorrecta asistencia sanitaria prestada a “X”.

Figure

Actualización...

Referencias

Related subjects :