1 P á g i n a

236  Descargar (0)

Texto completo

(1)
(2)
(3)

3 | P á g i n a

(4)

4 | P á g i n a

(5)

5 | P á g i n a

(6)
(7)

7 | P á g i n a

Notas del Traductor

Hola a todos, soy el traductor de Kokoro Connect (Hkevin). Creo que he demorado bastante traduciendo este volumen. En fin, este volumen de la serie lo traduje luego de traducir el 6.5 porque se me ha hizo bastante difícil el entenderlo, pero bueno hice todo lo posible para terminarlo. Me disculpo de antemano si hay fallas en la traducción pero la versión en inglés de la novela no era muy buena (Salvo los dos primeros capítulos de Nanodesu) pero aun así hice todo lo que pude ya que mi dominio del inglés no es muy bueno (Todavia no termino todo el curso xD).

(8)

8 | P á g i n a

Prólogo

(9)

9 | P á g i n a

Capítulo 1 - La temporada para las encuestas de planificación de carrera

El significado de su vida.

Mientras lo consideraba, se topó con eso. En la pregunta.

La pregunta perforó su corazón, y tal vez en Yaegashi Taichi también. Si no se hubiera dado cuenta, estaría disfrutando de un mundo más simple y probablemente sería más feliz.

No, esta era una pregunta que ella tenía que enfrentar tarde o temprano. No había manera de huir de eso.

Así que ella lo confrontaría de frente. Entonces ella también le plantearía la pregunta. Para asegurarse.

En el peor escenario, podría terminar aquí. Ella lo sabía.

Estaba extremadamente, positivamente, innegablemente aterrorizada. Aterrorizada, pero---

El resultado de este enfrentamiento determinaría su camino a partir de ahora. Así era como estaba pensando Inaba Himeko.

□■□■□

Después de que las segundas vacaciones de verano de su vida en la preparatoria habían terminado, después de la escuela en un cierto día durante el nuevo semestre había terminado, después de que había terminado de limpiar para su deber del día, Yaegashi Taichi se dirigió al salón 401 del edificio escolar.

Con el festival cultural de principios de septiembre ahora detrás de él, Taichi caminó por la Preparatoria Yamaboshi, que poco a poco volvía a su aspecto normal. La luz del sol era intensa hoy, pero en la sombra podía sentir un ligero olor a otoño en la brisa. Taichi llegó al antiguo pero elegante edificio del club. Antes de entrar, por un capricho, levantó la mirada hacia la vista completa de la estructura.

La gente a menudo hablaba de cómo era hora de que fuera a prueba de terremotos, y alguien incluso sugirió simplemente reconstruirlo, pero Taichi personalmente esperaba que aguantara hasta que su clase se graduara.

Había pasado casi un año desde que los miembros del Club de Investigación Cultural se habían desviado del mundo normal.

Taichi y el resto habían rozado el peligro en varias ocasiones hasta ahora, pero cada vez se habían unido como uno solo para atravesar una crisis tras otra. Incluso los nuevos miembros del club habían sido involucrados, pero también superaron esta crisis.

(10)

10 | P á g i n a ¿Cuándo iba a terminar? Incluso si los fenómenos de <Fuusenkazura> no mostraban signos de detenerse, tenía que haber un final en alguna parte, ¿Verdad?

De hecho, él y los otros segundos años dejarían esta escuela en un año y medio. Mientras subía las escaleras, Taichi metió la mano en la mochila en su hombro y sacó un formulario que se había entregado hoy.

Impresas en la parte superior estaban las palabras [ENCUESTA DE PLANIFICACIÓN DE CARRERA], junto con espacios en blanco donde uno indicaba su camino deseado luego de la preparatoria y si tenían la intención de estudiar humanidades o ciencias en su tercer año.

La tasa de matriculación universitaria de la Preparatoria Yamaboshi era decente; casi todos los estudiantes indicaron la universidad como su objetivo. Algunas materias ya se estaban dividiendo en secciones de humanidades o centradas en ciencias.

Cuando los estudiantes se volvían terceros años, la escuela los dividía en clases basadas en los datos de su encuesta, por lo que los segundos años eran presionados a tomar sus decisiones finales en este momento.

Taichi pellizcó la forma entre sus dedos, abanicándola ligeramente de un lado a

otro. Era una tontería pensar que este fino pedazo de papel terminaría dictando una parte de su vida.

Todavía tenía casi dos meses antes de la fecha límite, pero cuanto antes lo completara, mejor. Digamos que ya había decidido que quería postularse a la universidad. Después de eso…

Llegó al cuarto piso, todavía sumido en sus pensamientos. Caminó hasta el final del pasillo y llegó a su destino. Taichi echó un vistazo a las palabras [Club de Investigación Cultural] impresas en el papel de tamaño A4 y abrió la puerta del salón del club.

—Oye Shino-chan, Chihhi, ¿Qué quieren hacer en el futuro? La alegre voz de Nagase Iori viajó desde adentro.

— ¡Oh, Taichi, oye!

Nagase lo saludó con una expresión solemne, su largo cabello sedoso revoloteando. Su tono era jovial, pero su belleza sobresaliente y su actitud elegante no se verían fuera de lugar en un letrero publicitario.

Seis personas ya estaban en el salón del club. Con Taichi, el número aumentó a siete. Cada uno de los otros miembros del club lo saludó; él correspondió y se sentó en una silla.

—El futuro... ¿Dijiste? El futuro... eh. El futuro yo... El futuro... En mi vida... Mi vida... Después de la vida...

— ¿No serás una persona diferente en el más allá, Enjouji? — Bromeó Taichi en voz baja.

(11)

11 | P á g i n a — ¡Oh, el futuro! En el futuro... Umm... Uhhh... Uhhhhh... Bfuuu...

—O-Okay, Shino-chan, tu cabeza comenzará a echar humo. — ¡Wuuu, Yui-senpaaai ~!

Una Enjouji Shino con los ojos llorosos aflojó los puños de su suave cabello castaño y se inclinó hacia Kiriyama Yui. Enjouji era la kouhai de Taichi, una chica de primer año la cual se sentía más como un animal pequeño, evocando en otros el deseo de

protegerla.

—Vamos, solo eres una primer año, Shino-chan ~. Todavía es muy temprano para pensar en esas cosas ~.

Kiriyama Yui acarició el cabello de Enjouji, sonriendo alegremente. El cabello castaño de Kiriyama (Del cual se enorgullecía) relucía hoy, como siempre.

En ese momento, un chico alto y de rasgos suaves, Aoki Yoshifumi, se entrometió: —Yui ~. ¿Puedes adularme también ~? Meeoow! Es una broma ~.

—Wuu... voy... voy a vomitar... Aoki-senpai irá a la cárcel por insultar a los gatos de todas partes...

—No te preocupes, voy a encargarme de él. Tres patadas y cuatro golpes. — ¿Realmente fue tan malo? ¡Dije que estaba bromeando!

No se podía decir por sus apariencias, pero Enjouji era inesperadamente de lengua afilada, y Kiriyama era una campeona de karate.

Su ataque verbal hizo que Aoki se tomara de la cabeza, murmurando: —Por qué... pensé que me iba a unir a su círculo hoy...

— ¿Por qué pensaste que sería hoy? — Murmuró Taichi. Aoki se enderezó y alzó los brazos: — ¡Por ninguna razón!

—Oye, te ves como Revolution Fighter1 durante la presentación de su anunciador en el

ring---

—No necesitamos un hombre chistoso que haga analogías a favor de la lucha libre. La charla de Taichi fue interrumpida por Inaba Himeko.

— ¡Guau, Inaban interrumpió a Taichi! Pero [Dereban] sería tolerante con cualquier cosa que haga Taichi. ¡¿Está [Inaban] finalmente haciendo una reaparición?!

— ¿Qué significa eso Iori? Como la mejor compañera de Taichi, sin importar la hora que sea, tomo la mejor y más apropiada acción con toda sinceridad---

—Eso es muy divertidamente femenino de ti, Dereban. — ¿Divertidamente femenino?

(12)

12 | P á g i n a Inaba, más adecuada para la palabra <Bella> en lugar de <Linda>, argumentó

infantilmente con Iori. Cuando estaba callada, su comportamiento sexy cautivó a Taichi incontables veces, pero su mirada emotiva y cabello alborotado era también

encantador... ¿Esto era porque él era su novio, y la belleza era una cosa subjetiva? —Taichi-san, ¿Por qué estás mirando a Inaba-san y sonriendo?

Una voz fría lo picó; se giró para ver una cara igualmente fría.

La burla había venido de Uwa Chihiro. Era un chico de primer año en la misma clase que Enjouji, y un miembro del Club de Investigación Cultural.

—Yo-Yo no, eso es... No... Solo creo que ella es muy linda. —Ahh, está bien, gracias por la exhibición.

Chihiro apartó la mirada de Taichi y giró su rostro hacia donde estaba antes. Su cabello estaba dividido de manera desigual, por lo que Taichi pudo ver el lado descubierto de su rostro. Incluso desde el perfil de Chihiro, Taichi podía ver que sus rasgos eran bastante agudos.

Uwa Chihiro, provocado por <Fuusenkazura> para usar el [Poder] que este le había dado; Enjouji Shino, dándose cuenta de lo que estaba pasando, pero incapaz de detenerlo. Después de que los dos decidieran permanecer en el Club de Investigación Cultural, los cinco segundos años les habían dicho que no fueran demasiado duros consigo mismos, pero todavía parecían estar sumidos en la culpa. Ambos siempre habían sido intimidados con facilidad, y el terror de ser blanco de un ser inhumano debe ser una gran carga.

Debería ser imposible volver a la normalidad después de esa experiencia.

Pero meditar constantemente sobre eso no era bueno. Eso también era cierto. Taichi y los demás continuaron tratando a los dos primeros años como si nada hubiera sucedido, y luego gradualmente comenzaron a relajarse en el club.

— ¡Oye, nos desviamos demasiado! ¡Estábamos hablando sobre lo que Shino-chan y Chihhi quieren hacer en el futuro!

Ante esto, Chihiro respondió a la alegre voz de Iori en su típico tono calmado. — ¿Tenemos que responder?

—Oigan, ustedes eran los que decían: < ¿Qué quieren ser en el futuro, senpais?>. —Esa fue Enjouji, no yo.

— ¡¿Eh?! P-Pero... Chihiro-kun también suena como si realmente quisiera saber... — ¿Puedes siquiera decir eso por su voz...?— Bromeó Taichi en voz baja.

De vez en cuando, Enjouji flexionaba las habilidades especiales de su fetiche por las voces.

(13)

13 | P á g i n a — ¡Ahhhh, no lo digas, Enjouji!

— ¡Te estás poniendo rojo, Chihiro-kun, es taaaan ~ liiindo ~!

Kiriyama se enderezó, poniendo su altura sobre la cabeza de un sentado Chihiro. —Espera, Yui-san, no me toques... mff...

Chihiro frunció el ceño, pero no apartó la mano de Yui y permaneció en silencio en su asiento.

Ya sea por culpa o porque algo en él había cambiado, la personalidad de Chihiro se había vuelto bastante suave. Su lado frío no había cambiado, pero ahora era algo menos burlón.

Gracias a eso, Kiriyama era libre de amar a sus dos estudiantes de primer año todo lo que quisiera, así que ella había estado de muy buen humor recientemente.

Chihiro habló.

—Bueno... En este momento mi objetivo es ingresar a una buena universidad y luego encontrar un trabajo en una empresa agradable y estable.

— ¿Huh? ¿No es tu mayor objetivo convertirte en un riajuu2 como nuestro senpais?

— ¡Deja tus ilusiones, Enjouji!

— ¿Entonces el objetivo de Chihiro-kun es convertirse en nosotros ~? ¡Eso me hace tan feliz ~!

—Yui-san, ¿Cuánto tiempo vas a seguir masajeando mi cabeza? Te voy a sacudir. — ¡Dices eso, pero todavía estás dejando que lo haga! ¡Eres un gran tsundere,

Chihhi! Cuando Inaban se vuelve [Deredere], ¡Eres el único que puede ocupar su puesto de [Tsundere], Chihhi!

Enjouji, Kiriyama y Nagase se metieron con Chihiro.

—Espera, Yui está a punto de volverse [Deredere] ahora, así que otra apertura--- —O-Okay, Aoki, puedes callarte ahora~.

Kiriyama ni siquiera lo miró. Su voz era tierna, pero muy fría al mismo tiempo.

—Oye, Taichi... Últimamente creo que Chihiro me ha robado mi lugar como parte de sus bromas y ahora soy solo un personaje secundario... S-Solo estoy imaginando cosas, ¿Verdad...?

—Hm, bueno, ahora entiendes lo aterrador que es tener a Chihiro robando tu lugar, ¿Verdad? Nagase me dijo que mi [Personalidad calmada y discreta parece superponerse con la de él], y me ha estado molestando por un tiempo...

—Oh, ¿Te molestó eso? Lo siento. — Nagase se disculpó con indiferencia.

(14)

14 | P á g i n a —Bueeeno, incluso si no exprimimos los detalles, Taichi es lindo… mm. Sí, él es

completamente mm, y no solo mm, también tiene mm. El mm que hace que la gente vaya < ¿Mm?> y <Mmm>?

— ¡Y todavía terminas sin nada bueno que decir acerca de mí! ¡Realmente me preocupa!

Hubo un tiempo en que Taichi era aficionado a jugar juegos de palabras como este con Nagase.

—M-Mi objetivo ahora también es estudiar mucho y obtener calificaciones superiores a la media en la escuela, y vivir una vida más completa

— ¿Qué quieres decir con <Vivir una vida más completa>?— Preguntó Taichi.

—Hmm, básicamente... evolucionar hasta el punto en que Taichi-senpai puede decirme con su voz sensual [¡Eres linda, Shino]! ¡Kyaah~!

— ¿Voz sensual? Bueno, no es gran cosa, así que no es como si no pudiera decirlo... ¡Owf!

El infernal golpe de Inaba se estrelló en la garganta de Taichi.

— ¡¿Inaban está atacando a Taichi?! Así que ella quiere quitarse la piel de [Dereban] después de todo...

—No hay necesidad de esta boca si llamas linda a chicas que no soy yo... ¿Cierto, Taichi...?

—N-No te conviertas en [Yandereban], ¿De acuerdo?

Inaba probablemente se estaba burlando de la broma de Nagase, ya que estaban bastante cerca después de todo. ... No, Taichi realmente no quería creer que lo que acababa de decir fuera serio.

—Bueno, ¿Van a elegir humanidades o ciencias, senpais?, — Preguntó Chihiro, y Enjouji lo siguió:

— ¡S-Si! ¡Debemos dar testimonio de los hermosos planes de nuestros senpais para el futuro! — Enjouji subió la apuesta sin ningún motivo.

—Está bien, está bien, — Inaba respondió primero. — Estoy eligiendo ciencias. La gente dice que es realmente difícil encontrar un trabajo ahora, así que si tomo ciencias y entro en una buena universidad, no tendré que preocuparme por encontrar un trabajo si elijo la carrera correcta.

—Siempre realista, ¿Eh, Inaba-san?

—Si escojo ciencias y elijo la carrera correcta, no tendré que preocuparme por encontrar un trabajo... Debo escribir eso.

—Hmph, ¿Qué hay de malo en ser realista? ... Bueno, hay algunas razones poco realistas para eso.

(15)

15 | P á g i n a —No creo que sea capaz de llevarlo a cabo, y no planeo poner un esfuerzo especial para lograrlo, ya que será una pérdida de tiempo, pero si puedo tener alguna posibilidad u oportunidad, quiero ampliar mis horizontes primero para que no me rinda...

Manteniéndolos en suspenso, los labios de Inaba se curvaron ligeramente hacia arriba. —Desentrañaré el misterio de <Fuusenkazura>. — Declaró audazmente.

—A-Así que no te has dado por vencida...— Kiriyama murmuró sorprendida.

—No importa a qué tipo de desastre se enfrente la humanidad, siempre intentamos dar sentido a los mecanismos detrás de eso, ¿No? No hay nada que odie más que alguien diciendo [No sé]. Lo diré ahora, sin embargo --- Cuando elija mi especialidad, no pensaré en este objetivo en absoluto. Dado que no hay forma de que un fenómeno creado por ese tipo solo dependa de la especialidad que elijamos.

Incluso por algo que ellos podrían tratar como <Algo que ya sucedió y de lo que no

pueden hacer nada>, Inaba insistiría en mantener su principio de <Tener la situación bajo control>, mientras observaba cuidadosamente el problema en un nivel realista sin

desviarse ciegamente en ello, y luego actuando de acuerdo con sus propios ideales. Ella es sorprendente --- Taichi pensó pertinentemente.

— ¡Eres tan genial, Inaban! Tienes que dejar algo para los que vendrán después de ti~. La gente se verá mal a tu lado~ — Nagase suspiró dramáticamente mientras colocaba una mano sobre su frente.

—U-Um, bueno... Iori-senpai... ¿Qué tipo de espléndido y majestuoso futuro tienes planeado...?

— ¡Tan cruel! ¡Totalmente despiadada! Tienes una lengua afilada, Shino-chan, ¿O solo eres súper sádica?! ... Hm... wuu, tu mirada inocente ciega mis ojos...

—La ley de Poe3 en acción...— dijo Nagase, presionando su pecho como por un dolor

de cabeza. —Bueno, supongo que tengo que decirlo~.

—Últimamente, he... estado un poco más segura de... bueno, lo que quiero hacer, supongo.

Eh-heh-heh. Nagase se rio tímidamente.

—Estoy bien con humanidades o ciencias ~. O incluso una asignatura especializada. —El suspenso me está matando, — dijo Chihiro.

— ¡Pero solo puedo revelarlo más tarde! Si quieres una pista, tiene que ver con los niños. Haré un anuncio oficial cuando mi objetivo sea más claro, ¡Así que estén atentos! —No estás casi eludiendo la pregunta, en realidad lo estás haciendo,— dijo Inaba sin problema.

3 La ley de Poe, del nombre de su inventor, Nathan Poe, es un aforismo surgido de Internet según el cual,

en la ausencia de un guiño o indicación que lo aclare, es difícil o imposible distinguir entre una postura ideológica extrema y la parodia de esa misma postura cuando se argumenta en foros de internet.

(16)

16 | P á g i n a — ¡Y casi logre hacerlo! ¡Siempre eres tan directa, Inaban ~!

Las palabras de Nagase sorprendieron bastante a Taichi.

Sin saber lo que le gustaba, sin siquiera saber lo que quería hacer. Siempre repitiendo esa mantra4, esta chica confundida ahora estaba tratando de progresar en algo que quería hacer. Taichi sabía que Nagase había superado su angustia pasada y estaba haciendo grandes progresos, pero no tenía idea de que ya había llegado tan lejos.

Los dos de repente chocaron miradas. Nagase le mostró una sonrisa que florecía como un girasol, y Taichi asintió en silencio.

-Gracias. Él pareció escucharla decir.

—Todos ya se han fijado en sus objetivos... y yo todavía estoy buscando algo ~. No me dejen atrás~.

El pequeño cuerpo de Kiriyama se movió nerviosamente.

— ¿Qué? ¿No estabas hablando de cómo los deportes podrían llevarte a la universidad, Yui? — Dijo Nagase.

—Si puedo obtener buenos puntajes en el próximo torneo. Pero todavía estoy dudando. No sé si es suficiente hacer karate hasta que me gradúe de la preparatoria. —Eso sería una pena. Eres la encarnación del talento. — Fue el turno de hablar de Inaba.

— ¿Talento…? Pero quiero convertirme en alguien útil para la sociedad en el futuro. No digo que el Karate sea inútil, pero no puedo estar realmente en disposición, ¿Verdad? Kiriyama prefiere seguir su deseo que confiar en su talento.

—... <Fuusenkazura> es un caso especial, pero cada vez que lo veo, me hace pensar que hay tantas personas en este mundo que se encuentran con cosas

inexplicables. ¡Quiero ayudar a esas personas! ... Quiero corregir los males en este mundo, en cierto sentido, ¡Así que tal vez podría ser un oficial de policía!

Para otras personas, tal vez solo el lado lindo de esta chica brillantemente sonriente era visible, pero si pasaras un tiempo con ella, serías capaz de sentir la fuerza escondida dentro de su corazón y cuerpo.

—Tu ambición es noble, pero pensar inmediatamente en unirte a la policía no es muy creativo. — Inaba fue implacable.

— ¡A-Apenas he comenzado a pensar en los detalles!

—Entonces, ¿Vas a elegir humanidades o ciencias? ¿Humanidades, entonces? — Preguntó Nagase, y Kiriyama respondió: —Bueno, todavía estoy pensando en eso.

4 Mantra es un término que puede traducirse como “pensamiento”. En religiones como el budismo y el

hinduismo, un mantra es una frase, palabra o sílaba sagrada que se recita como apoyo de la meditación o para invocar a la divinidad.

(17)

17 | P á g i n a —Son increibles, senpais... ¿Me volveré igual que ustedes en un año...? — Enjouji dijo efusivamente, y Taichi suspiró con admiración junto a ella.

Los terceros y segundos años del Club de Investigación Cultural tenían un inmenso potencial. Si todos flexionaran sus verdaderas habilidades, probablemente podrían manejar algo increíble. Esto le dio a Taichi una sensación de anticipación que era casi como un presentimiento.

—Bueno, ¿Y ustedes muchachos? Primero ~ ¡Taichi! — Nagase lo señaló. —Yo…

Taichi abrió la boca por reflejo, para decir algo.

Pero luego se dio cuenta de que absolutamente nada le estaba viniendo a la mente. Perdido, se quedó callado.

— ¿Qué pasa?— Preguntó Kiriyama, preocupada. Él permaneció en silencio, incapaz de moverse.

—Oye, ¿Taichi...?— Inaba lo llamó, y de repente lo trajeron de vuelta a la tierra. Todos lo miraban directamente.

Su rostro se puso caliente. ¿Se estaba poniendo rojo? El sudor había empapado todo su cuerpo.

—No... No he pensado en eso en absoluto... Estoy en blanco, creo que necesito comenzar desde el principio y considerar esto más cuidadosamente.

—No es necesario que lo ocultes.

—No es así, Chihiro-kun. Alguien a nivel de Taichi-senpai estaría indeciso porque tiene demasiadas opciones. Como convertirse en un actor de voz, narrador, locutor o alguien que me despierta todos los días con su dulce voz.

—Realmente debería responder a todo eso, pero me quedaré con una cosa por ahora. Ese último no es un trabajo en absoluto.

—Ah... ¡E-Eso realmente era mi deseo!

—Shino, ¿Cómo te atreves a fantasear con el novio de otra persona...? Pero una llamada matutina, ¿Eh? ... Definitivamente tendré que investigar eso... Solo yo puedo

escucharlo, por supuesto.

— ¡I-Inaba-senpai! ¡Solo una vez es suficiente, por favor, anota eso para mí!

—... Te vuelves realmente agresiva cuando se trata de voces, Enjouji.— Chihiro estaba asombrado.

Los dos primeros años comenzaron a hablar con Inaba y desviaron la atención de Taichi, quien exhaló.

(18)

18 | P á g i n a —Oh, bien. ¿Qué hay de ti, Aoki? — Nagase dirigió la atención de todos hacia Aoki. —...Yo…

Aoki pronunció una palabra y se detuvo. Él no parecía estar fingiendo suspenso. Era inusual que dudara así.

—... ¡Creo que me convertiré en presidente de una compañía! ¡Comenzaré mi propia empresa y seré su presidente! No hay manera de que pueda ir a la universidad de todos modos, ¡Así que simplemente comenzaré a trabajar!

— ¿Es porque eres demasiado estúpido para la universidad...? Pobre de ti... Entraste en esta escuela, por lo que incluso una universidad de bajo nivel podrá aceptarte de alguna manera, ¿Verdad...?

— ¡No me compadezcas, Yui! ¡Esto no tiene nada que ver con si soy estúpido! ... Ah, bueno, digamos que sí...

— ¿Qué quieres decir? ¿Eres idiota? — Inaba dijo fríamente.

—E-Espera no digas eso. — El que lo interrumpió no fue Aoki, sino Nagase. —Pero... quizás sea mejor si no interrumpo.

Nagase estaba confirmando algo con Aoki. Los dos intercambiaron miradas, creando un extraño vacío.

—No... Bueno, quiero decir... ¡Haz lo que quieras! No me importa si lo oculto o no. —Espera... ¿En verdad? No te estoy diciendo que lo digas, solo confirmando que lo hagas...

—Lo sé, Iori-chan. Quiero decir...

— ¿Qué? ¿Pasó algo? — Preguntó Taichi, ya que los dos estaban discutiendo algo que solo ellos sabían.

—No te preocupes, lo diré. Lo mejor es que ustedes solo escuchen, y no lo piensen demasiado. — Precedió Aoki, y luego continuó:

—La verdad es que me he topado con algunos problemas en casa... Creo que mi papá está siendo presionado para que renuncie a su trabajo. Cuando la compañía despidió a la gente, bueno, creo que hizo algo mal por accidente. Él dice que no tiene nada que ver con eso, y nosotros le creemos.

Las palabras emanaban un aire solemne.

—Por <Él no tiene nada que ver con eso>, ¿Qué quieres decir...? — Kiriyama parecía muy preocupada.

—Sí... No puedo decirlo ahora mismo. No luzcas tan preocupada, Yui, estaré bien. —Oh, lo siento.

(19)

19 | P á g i n a —Oye, oye, no te disculpes, — Aoki sonrió secamente, —Mi hermana también está trabajando, pero los préstamos en casa hacen que la situación financiera sea un poco difícil.

—Pero ahora... puedes solicitar becas y cosas así, ¿Verdad?— Taichi recordó y sugirió. —Bien, podemos juntar el dinero para que entre a la universidad, pero si eso sucede, mi hermana no podrá irse de la casa. Ah, mi hermana tiene veinticuatro años y tiene un fuerte sentido de la responsabilidad, así que si las cosas llegan a eso, definitivamente dirá que quiere quedarse en casa, hasta que me gradúe. Es una suerte que ella haya conocido a alguien agradable.

—... No sé si <Inesperado> es la palabra correcta... pero esa es una razón legítima. La cara de Inaba era severa.

— ¡No lo tomes tan en serio! Nadie va a morir. Mi familia dice que pensarán en una forma para que yo entre a la universidad, ¡Así que cruzaremos ese puente cuando lleguemos a eso!

Aoki sonrió, pero sería una mentira decir que no había una sombra en su sonrisa. Lo conocían desde hacía mucho tiempo y pudieron decir que estaba tratando de

arreglárselas.

Los problemas reales a veces eran peores que los irreales. Debido a que tenían que seguir viviendo en la realidad.

—Casualmente, oí a Aoki hablando con un profesor sobre esto... —Dijo Nagase, avergonzada.

A su lado, Kiriyama levantó la vista y habló: — ¡Si hay algo con lo que pueda ayudar, házmelo saber! ¡De verdad...solo dímelo!

—Gracias. ¡Entonces solo debo pedir tu ayuda, Yui! Aoki sonrió, y la expresión de Kiriyama se suavizó.

Pero su rostro se volvió oscuro inmediatamente y bajó la mirada, murmurando algo. Era tan silencioso que casi nadie lo escuchó, pero sentado directamente frente a ella, Taichi vio claramente los movimientos de la boca de Kiriyama.

---Él se metió en algo como esto... No hay nada que yo pueda hacer---En esta situación... No puedo... ser decisiva sobre si confesarme ahora...

□■□■□

Cuando el club cerró la sesión, Taichi e Inaba se detuvieron en un café de camino a casa.

Realmente no se podían llamar citas, pero Taichi e Inaba solían tener algún tiempo después del club. (Nagase se burlaba de ellos cuando todos se despedían).

(20)

20 | P á g i n a —Toque.

Los dos se sentaron el uno frente al otro, e Inaba repentinamente tocó la mejilla de Taichi.

— ¿Qué? —Toque toque.

Inaba volvió a tocar su mejilla con su dedo índice. —Oye. —Toque. —I-I. —Toque toque. — ¿Qué? —... ¿Toque?

Inaba presionó su dedo en la mejilla de Taichi, inclinando su cabeza, su cara inocente. Parecía un bebé siendo tímido con sus padres... era ridículamente linda.

—I-Inaba... No creo que esto sea bueno para mi corazón. —Estoy tratando de disparar a través de tu corazón.

Inaba hizo una pistola con su mano, y le guiñó un ojo a Taichi con una mezcla perfecta de ternura y frescura.

— ¡Ahhh!

Taichi agarró su pecho. Él no estaba fingiendo ser golpeado; su corazón simplemente no podía manejar tal ataque.

Oh Dios... Qué poder tan aterrador... —Bueno, eso es suficiente dere por hoy. —Oye, no rompas la inmersión así.

El realmente no esperaba que ella llevara un control sobre la fuerza de su dere de esa manera.

—De todos modos, acerca de la planificación de tu carrera futura, ¿Realmente estas totalmente en blanco?"

El tema de la planificación futura de hoy fue mencionado una vez más. —Sí... Bueno... todavía tengo dos meses.

Taichi tomó un sorbo de su té con leche para ocultar su propia respuesta. — ¿Ni siquiera te has decidido por humanidades o ciencias?

(21)

21 | P á g i n a —... No.

—Es otoño de tu segundo año, tienes que pensar un poco al respecto, ¿Ok?

La actitud de Inaba hacia Taichi se había vuelto un tanto dura últimamente.... Pero era un hecho que no iba a decir de todos modos.

Él no era como Aoki, cuyas opciones eran limitadas. Él tampoco era como Inaba y los otros, que estaban firmemente obsesionados con el futuro. Ni siquiera había entrado en la etapa de preocuparse por su futuro.

Si pensara sobre eso, había sido igual cuando estaba tomando el examen de ingreso a la preparatoria. Parecía que él nunca había pensado seriamente en sus objetivos futuros. —Siempre vacilas de alguna manera u otra. Ese es tu lado amable.

Vacilar de alguna manera u otra, amable --- ¿Era apropiado describirlo con palabras tan entrañables?

—Porque eres amable, lo harás...

De repente, una sombra cubrió la cara de Inaba, lo suficientemente oscura para repeler toda la luz, pero desapareció tan rápido como llegó y su expresión volvió a brillar. —Diviértete joven.

— ¿No tenemos la misma edad?

—Heh-heh-heh. — Inaba se rio magnánimamente, su cabello largo y ondeante. Ella se veía muy madura. ¿Era esto de esperarse? Podrías decir que era demasiado temprano, y podrías decir que casi estaban en la recta final, pero Taichi y los demás se estaban convirtiendo en adultos.

Camino. Futuro. Carrera. Sueños. Vida.

Estos asuntos, demasiado grandes para ser vistos claramente, hicieron que Taichi sintiera como si un peso pesado estuviera presionando sobre su cuerpo.

Si alguien le preguntara qué camino debe seguir, Taichi ni siquiera sabría por dónde empezar.

Sintiéndose consumido por una vaga incertidumbre, exhaló apresuradamente para escapar de un estado en el que tenía dificultad para respirar.

—Bueno, cruzaremos ese puente cuando lleguemos allí.

Las palabras de Inaba hicieron mucho para calmar a Taichi. Cruzaremos ese puente cuando lleguemos allí. Decidió abordar las cosas con optimismo.

(22)

22 | P á g i n a

Capítulo 2 - El anuncio del inicio del final

—... Todos han trabajado duro hasta ahora... Esta es la última vez.

Incluyendo a Yaegashi Taichi, solo los cinco segundos años estaban presentes en el Club de Investigación Cultural después de la escuela. Los dos primeros años estuvieron ausentes debido a compromisos previos.

Como si hubiera estado esperando ese momento --- Probablemente elegido a su propia discreción --- el apareció y pronunció esta frase. Fue dos días después de que obtuvieron sus encuestas de carrera, y el escenario fue su sala de reuniones.

—... ¿Qué... dijiste?, — Preguntó Nagase Iori.

—... Dije que todos ustedes han trabajado duro hasta ahora... — ¡No, después de eso!— Gritó Inaba Himeko.

—Ahh... creo que dije algo como... esta es la última vez... Ahh, así es...

Su tono intrascendente era el mismo, y su actitud apática no había cambiado. Emitiendo un aura inhumana ante ellos estaba el maestro de física de la Preparatoria Yamaboshi, Gotou Ryuuzen. Sin embargo, él solo era Gotou en apariencia, y no debería dirigírsele la palabra como tal actualmente. La cosa residiendo en el cuerpo de Gotou se llamaba a sí mismo ---

<Fuusenkazura>.

El [Ser] que se había obsesionado con el Club de Investigación Cultural e instigado varios fenómenos extraños.

—Espera, ¿¡Qué quieres decir con <Último>...!?

—Último... solo puedo describirlo como final... Kiriyama-san...

—Entonces, ¿Qué quieres decir con <Final>...?— Dijo Kiriyama Yui con voz temblorosa. Desde su costado, Aoki Yoshifumi se inclinó hacia adelante protectoramente.

— ¿Quién creería algo que diga un bastardo mentiroso y engañoso como tú?

—Whoa, whoa, Aoki-san... ¿Alguna vez te he mentido al explicar algo...? A veces dejo de lado detalles importantes... o los termino ignorando casualmente... pero nunca mentí... Lo siento... parece que de verdad les he mentido muchas veces... Especialmente desde el principio.

— ¿Estás tratando de confundirnos con estas palabras sin sentido...?— Dijo Taichi, su sobresalto aumentando. <Fuusenkazura> solo se había acercado a los primeros años durante el último fenómeno. Debido a esto, desde el fenómeno antes de eso, Taichi y los demás habían pasado casi medio año sin enfrentarse a <Fuusenkazura>.

Él no era particularmente emocional.

(23)

23 | P á g i n a Se advirtió a sí mismo para no perderse, para manejar la situación con calma y olvidar lo que había sucedido por el momento, pero cuando vio esos ojos entrecerrados, los hombros caídos y, lo peor de todo, esa actitud desinteresada, no podría mantener la calma. El odio creció sin control.

—Solo manténganse unidos por ahora, — Dijo Inaba con calma, y exhaló. Estaba algo acalorada, pero seguía tratando de mantener la calma. Taichi la entendió. Los otros parecían hacer lo mismo también. Los cuatro intercambiaron miradas y le dejaron todo a Inaba. Por supuesto, no dejaron de estar dispuestos para la batalla, listos para ayudarla en cualquier momento.

—... Entonces, ¿Por qué de repente apareces y hablas de la <Última vez>? —Ahh... es simple, en realidad... He hecho todo lo que puedo hacer...

—<Todo lo que puedes hacer>, es decir, otros tipos... como <Número Dos>, ¿Podrían aparecer de nuevo?

—... Eso es... imposible... Probablemente.

Nagase no pudo resistirse a intervenir: — ¡Así que todavía hay un <Probablemente>! —No digas eso, espero que todos me crean... Aunque, Nagase-san... muchas cosas te han pasado que pueden hacer eso imposible... creo... todos han trabajado mucho en el pasado... así que esta vez... sí... es una etapa extra...

—Lo llamas una bonificación, pero es solo otro de esos malditos fenómenos irrazonables, ¿No?

—No queremos nada, ¡Solo déjanos en paz!

Inaba respondió primero, y Kiriyama siguió con un fuerte rechazo.

Inaba chasqueó la lengua y preguntó: —... ¿Ya comenzó, como en épocas anteriores? No creo recordar que haya sucedido algo extraño últimamente. —Podría ser... los dos primeros años otra vez, — Murmuró Taichi, el terror de la situación hizo que su cuerpo temblara.

—... Espera, espera... el fenómeno aún no ha comenzado, Inaba-san... Yaegashi-san... Los labios de <Fuusenkazura> parecían estar rizados hacia arriba en el disfrute. Parecía satisfacción. Sí, normalmente tan inescrutable, ahora mostraba una emoción inusual.

—... Comienza ahora...

Comenzando después de la declaración. Esto era algo que no había sucedido antes. <Fuusenkazura> siempre haciendo pequeños cambios luego del cambio y cambiando él mismo en pequeñas formas. Taichi y los demás tenían la premonición de que cuando sus cambios alcanzaran cierto grado, algo [Nuevo] saldría de ello.

(24)

24 | P á g i n a —... ¿Huh? Si nada va a pasar, entonces ¿Por qué diablos estás aquí? — Dijo Inaba, totalmente incrédula.

—Ahh... es por eso que dije... estoy aquí para ofrecer la etapa de bonificación... y hablar con ustedes sobre esto... estoy cansado... así que comenzaré a explicar...

—Eres tan jodidamente arrogante como siempre.

Los cinco se sentaron en sus sillas, y <Fuusenkazura> se detuvo en la puerta. Había solo unos pocos metros entre ellos, pero la distancia se sentía como una alienación infinita e irremplazable, como la diferencia entre los cielos y la tierra.

—De todos modos, esta vez... todos pueden ver los deseos... los deseos de otras personas... como si estuvieran en un sueño...

—Ver los deseos de otras personas... ¿Como si estuviéramos en un sueño?— Repitió Nagase.

—Sí, soñar con los deseos de otros... Ahh... podría resumirlo en una frase... En otras palabras, todos ustedes podrán ver [Sueños]... [Sueños] llamados deseos... desde sueños del futuro... hasta pequeños, pequeños deseos sobre solo querer hacer algo... en

cualquier caso, son llamados sueños...

Parecía una explicación muy detallada, pero podían distinguir un lado arrogante. ¿Era esto lo que la gente llamaba cortesía superficial?

—De todos modos... planeo que todos los vean al azar... imágenes de los [sueños] que otras personas tienen del futuro... Ahh... ¿Deberían poder escuchar sonidos también, creo...? Todos ustedes [Soñarán] cuando estén dormidos también, similar a ese método...

— Ver [sueños] llamados deseos como si realmente estuvieras dormido... ¿Quieres decir, similar a la [Transmisión de emociones]? En aquel entonces, pudimos [Sentir] las [Emociones] de los demás, y esta vez vamos a [Ver] cómo se ven los demás [sueños]... Inaba inmediatamente comenzó a analizar. Incluso su escepticismo natural no la hizo olvidarse de procesar la información.

—Entonces, todo, desde los sueños del futuro hasta los pequeños deseos de la vida cotidiana se incluirán dentro de la palabra [Sueños], ¿Verdad? Pero hacer este tipo de truco, similar a la [Transmisión de emociones], con nosotros ahora no va a hacer que algo especial suceda, ¿No es así?

— ¡Inaban tiene razón! Ahora somos más fuertes y no perderemos ante ese tipo de truco.

—... Ahh... eso no es, debería haber sido más claro... entonces...

— Todos verán... los sueños de [Otras personas]. No verán... los sueños del otro. —Ahh... digo [Otras personas]... Pero eso se limita solo a las personas de esta escuela. — Qué... Q-Quieres decir... estás bromeando... ¿Verdad?...— Murmuró Kiriyama, abrazando su cuerpo con un brazo.

(25)

25 | P á g i n a El cerebro de Taichi lentamente estaba captando la situación. La historia completa que se desarrollaba lentamente en su mente lo hizo sentir profundamente atemorizado. —... Todos ustedes podrán ver... los [Sueños] de todos en esta escuela aparte de todos ustedes... Ahh... y tampoco podrán ver los [Sueños] de Uwa-san y Enjouji-san... porque me he involucrado antes... Ah, eso fue información inútil... Ahh... bueno...

<Fuusenkazura> continuó explicando en un tono severamente carente de sinceridad. Taichi y los otros cuatro podrían ver, al azar, [Imágenes] de cosas que la gente

deseaba. [Imágenes] serian la base, pero también vendrían con [Sonido].

Las imágenes llegarían repentinamente a sus mentes. Tan pronto como comenzara, sacarían en claro que era el fenómeno, y aprenderían cierta cantidad de información. La información podría ser algo reciente, o un deseo desde hace mucho tiempo, pero en la mayoría de los casos ellos [Soñarían] con lo que esa persona estaba fuertemente preocupada y lo que ocupaba su mente.

Los que ven los [Sueños] serían los cinco segundos años del Club de Investigación Cultural. A los que le pertenecían los [Sueños] excluyendo ellos mismos, Chihiro y Enjouji, serian toda la población de la Preparatoria Yamaboshi. Cuando preguntaron si los maestros estaban incluidos, <Fuusenkazura> respondió con un vago <Ahh...

¿Probablemente...?>

Además, a veces varios de ellos podrían ver el mismo [Sueño] a la vez. La hora del evento y la identidad de quien era el [Sueño] era elegida al azar, pero en la mayoría de los casos verían el [Sueño] de alguien a su lado. Además, si tenían preferencia por alguien o pensaban en cosas relacionadas con ellos, podría ser más fácil ver los [Sueños] de esa persona en particular...

—... Bueno, creo que esa es la esencia de la explicación... Como todos ustedes saben... no hay ningún peligro para ustedes esta vez... una autentica etapa extra... Ahh... qué magnífico.

Tal como decía <Fuusenkazura>, a simple vista, este fenómeno les pareció inofensivo. Pero el hecho de que se ligara a otras personas además del Club de Investigación Cultural hizo que Taichi se sintiera un poco desconcertado.

—Con respecto a este [Poder]... pueden usarlo de la forma que quieran... Debido a que esta es la última vez... Me gustaría observar desde la distancia más cercana posible... —Tan cerca como sea posible, ¿Qué quieres decir?, — Exigió Taichi.

—Quiero decir... tan cerca como sea posible... Es la última vez después de todo... Otro énfasis de la [Última vez]. No parecía que estuviera mintiendo.

—Dependiendo de cómo lo usen... podrán hacer cosas magníficas... y esta vez no tienen que preocuparse... sobre si las cosas se volverán [Interesantes]...

¿Las cosas no necesitan ser interesantes? ¿No era ese el objetivo original de <Fuusenkazura>?

(26)

26 | P á g i n a —Si a todos les gusta este regalo... estoy considerando dejarles ver más [Sueños]... como pago por dejarme ver cosas [Interesantes]... Piensen en ello como... Un gesto de gratitud.

<Fuusenkazura> abrió sus brazos exageradamente pero lentamente. Taichi no sentía ira, ni miedo; solo inquietud.

<Fuusenkazura> dijo que esta era la última vez. Él no parecía estar planeando molestarlos. Pero cosas extrañas les estarán sucediendo a todos los demás.

Los otros parecían inseguros de cómo responder a esto, expresiones poco entusiastas en sus rostros... No, excepto por una persona.

Solo Inaba Himeko estaba sentada con la postura erguida, los brazos cruzados sobre el pecho, mirándolo con desprecio.

Sí, incluso cuando todos los demás todavía estaban sumidos en la confusión, Inaba siempre estaba un paso adelante. Se sentían culpables por depender constantemente unos de otros, pero sería mejor dejarle esto a ella.

—Oh ya veo.

Una respuesta cortante. Inaba soltó un bufido. ¿Qué?

<Fuusenkazura> e Inaba se miraron el uno al otro. Inaba se mantuvo tranquila y serena.

—Bueno, solo quiero asegurarme. ¿La persona cuyos [Sueños] veremos --- Es alguien más aparte de nosotros en esta escuela --- sabrá que sus [Sueños] fueron espiados? —... No... No sabrán nada...

—Pensado así. Si se enteraran, entonces tendríamos que explicárselos y mantener sus bocas cerradas. Sería un dolor, — Dijo Inaba triunfante.

—... Parece que te estás divirtiendo mucho... Inaba-san.

¿Qué estaba pensando <Fuusenkazura> al ver a Inaba de esa manera?

—Solo simpatizo con tu idiotez. No esperaba un problema a una respuesta tan simple de ti.

—... Haaah... como uno esperaría de Inaba-san, descubrirlo tan rápido... Pero... ¿Crees que no sabía eso...?

—Eres un mal perdedor, ¿Verdad? —...Que se podría decir…

<Fuusenkazura> e Inaba guardaron silencio una vez más, mirándose el uno al otro. El feroz juego psicológico entre los dos estaba fuera del dominio de la comprensión de Taichi.

(27)

27 | P á g i n a <Fuusenkazura> fue el primero en romper el contacto visual. Su mirada recorrió a los otros miembros con total desapasionamiento.

—Hmm... Ya que Inaba-san está tan al tanto de esto... creo que me iré ahora... La actitud de superioridad constantemente perpetua de <Fuusenkazura> hizo que la frente de Inaba se encogiera de resentimiento.

<Fuusenkazura> volteó el cuerpo de Gotou, totalmente despreocupado por estar de espaldas a ellos, y colocó su mano sobre la puerta.

—... Oye, por cierto, ¿Cuándo va a terminar esto?

En respuesta a la pregunta de Inaba, <Fuusenkazura> dijo:

—... ¿Quién sabe? Nos veremos de nuevo... algún día más adelante... Con eso, se fue.

◄►

En el salón del club luego de la partida de <Fuusenkazura>.

—... ¿L-Lo dijo en serio cuando dijo que esta sería la última vez? —Kiriyama dijo primero, y Nagase respondió:

—Es difícil de creerle... pero no debería haber ningún motivo para mentir en este momento...

—Espera, ¿En serio? ¿Entonces deberíamos estar….Yaay? Aunque tenemos que enfrentarlo por última vez.

Aoki tampoco pudo ocultar su incertidumbre.

— ¿Ver los sueños… de los demás? ... Si tuviéramos que darle un nombre a este fenómeno, ¿Cómo lo llamaríamos? — Dijo Taichi, comprendiendo que aceptar la realidad era todo lo que podían hacer.

Nadie en la habitación bajó la cabeza. Todos estaban enfrentándolo de manera estable. Esta fue la fuerza que Taichi y compañía habían entrenado durante su año de infortunio. — ¡Hmph! — Inaba resopló fríamente y habló: —Un nombre... Ver los [Sueños] de otras personas... Ver los [Sueños] de otras personas desde un solo lado... espiarlos... percibirlos... Ahh, ¿Por qué no [Percepción de sueños]?

—... [Percepción de sueños]. La parte sobre involucrar a otras personas... suena peligroso. — Murmuró Kiriyama, y Aoki agregó:

—No son cinco personas, o siete personas, sino toda la escuela... ¿Sabe siquiera cuánta gente hay aquí? Eso es un gran aumento en la escala...

—Tenemos que ser aún más cuidadosos que antes. — sugirió Taichi.

Todo el mundo se estaba preparando para luchar, pero aún no podían enmascarar la pesada atmósfera.

(28)

28 | P á g i n a ¿Qué demonios traería un fenómeno que involucra a cientos de personas? El mero hecho de pensarlo era inducir escalofríos.

—Tendremos que lidiar con los destinos de otras personas, va a ser grave... ¡Pero veamos nuestro próximo paso para manejar esto!, — Sugirió Nagase con una voz más alegre de lo habitual, para romper la atmósfera pesada y congestionada.

—No, no es necesario, — dijo Inaba rotundamente.

—Está bien, vamos a... ¿Qué? ¿Queeee? ¿No es necesario? ¿Por qué? — Aoki se inclinó abatido.

—Dijo que esta era una etapa extra, y ahí lo tienen. ¿No lo entienden? —Um... No realmente. — Dijo Taichi honestamente.

—Incluso si el fenómeno de esta vez ocurre, no comenzará. Tap, tap. Inaba golpeó la mesa con la punta de los dedos.

—Digamos que el fenómeno ya ha sucedido, y podemos ver los [Sueños] de otras personas... quiere decir que conoceremos sus pensamientos internos. Pero no sabrán que los vimos en absoluto. En otras palabras---

Inaba continuó con una mirada determinada.

—Mientras pretendamos que no los vimos, significará que nada sucederá. —Um... quieres decir... ¿Ignorar este fenómeno?— Preguntó Kiriyama.

—Exactamente, porque esta vez las condiciones son diferentes. Cada fenómeno hasta este ha sucedido entre nosotros, y todos pudimos contar lo que estaba sucediendo, así que no había forma de que pudiéramos ignorarlos. Pero en cuanto a [Percepción de Sueños] Solo nosotros lo sabemos. ¿Ocurrirá algo malo cuando ocurra? No.

Inaba explicó implacablemente. Ella sonaba casi parlanchina.

—A veces podríamos saber demasiado sobre alguien y no saber cómo enfrentarlo. Solo tendremos que soportarlo. Por otro lado, es bueno que solo nosotros tengamos que lidiar con esto.

Ella continuó sin hacer una pausa.

—Podemos elegir si participar o no. En ese sentido, en verdad es una etapa extra que no ha sucedido antes, y realmente no había necesidad de nombrarlo [Percepción de

sueños].

Ella tenía razón. Su razonamiento se sentía correcto. No había contradicciones en su lógica. Pero, era Inaba...

—Así que sabemos lo que vamos a hacer, ¿No? ¿No estás demasiado precipitada?

—En otras palabras, no haremos nada en absoluto. No comenzaremos ninguna historia que salga de este fenómeno.

(29)

29 | P á g i n a —E-Espera, espera un segundo, Inaban. No hay necesidad de sacar conclusiones

precipitadas. — Nagase parecía tener las mismas preocupaciones que Taichi.

—No, esto terminó antes de que comenzara. Piénsenlo, ¿Realmente queremos terminar concluyendo que vamos a involucrar a otras personas en este fenómeno anormal? Ya hemos pasado por varios de ellos y hemos sufrido lo suficiente, ¿Crees que lo haríamos? —... No, siempre hemos evitado involucrar a otras personas.

—Si nos enteramos de algo debido al fenómeno y actuamos en consecuencia, entonces no será diferente de romper esa regla. Esa acción no ocurriría sin el fenómeno, y aun así lo dejamos ocurrir. ¿Me estás siguiendo, Yui? Aoki probablemente ya se haya perdido, así que no necesitas forzarte.

—Oh, sí. Puedo entenderlo.

—Wow, ¿Ok? ¡Pero no puedo estar en desacuerdo!

—Pero Inaba, — interrumpió Taichi. Quería que Inaba se calmara primero, y que todos discutieran esto juntos. —Digamos que, si nos enteramos de algo debido a la

[Percepción de Sueños]... aunque todavía no ha comenzado, y no sabemos qué va a pasar... pero si nos enteramos de algo extremadamente peligroso, ¿Seguiremos ignorándolo?

—No estamos viendo el futuro, así que las cosas no deberían llegar a eso, pero si nos topamos con ese tipo de situación...

Tranquilamente, fríamente, Inaba miró hacia Taichi. ¿Cuánto tiempo había pasado desde la última vez que lo miró así? Por lo menos, ella no ha usado esta expresión desde que comenzaron a salir.

—Aun así vamos a ignorarlo.

— ¿Qué? Si nos topamos con algo realmente peligroso, entonces eso es diferente, ¿No?, — Kiriyama sugirió apresuradamente.

—Si dices eso, entonces es un curso desastroso. El fenómeno ni siquiera debería ser posible en primer lugar, así que si aprovechamos eso y hacemos algo, cambiando algunas cosas en el proceso, ¿No será eso lo mismo que cambiar el curso del destino? Con un discurso como ese, nadie tuvo ninguna objeción.

—Así que estoy diciendo una cosa de principio a fin. —Dijo primero, y luego continuó: —No hagan nada.

□■□■□

Después de eso, todos intercambiaron algunas ideas y luego se dispersaron. Inaba rápidamente se fue de la sala del club sin esperar a los otros miembros. —Oye, Inaba... Lo siento, me voy primero. — Taichi se despidió de los otros tres y corrió tras ella.

(30)

30 | P á g i n a Alguien había sugerido al menos observar un caso del fenómeno, pero Inaba lo derribó y lo rechazó.

Ella se movía tan rápido que casi parecía estar corriendo; Taichi finalmente la alcanzó cuando salieron del edificio del club.

—Oye, ¿Por qué estás tan apurada, Inaba?

Taichi agarró los hombros de Inaba, gentil pero firmemente, girándola. Ah --- él estuvo a punto de gritar.

Girándose para mirarlo, los ojos de Inaba estaban húmedos. El instinto de Taichi le dijo que la protegiera sin importar nada. —Estás nerviosa... porque apareció, ¿Verdad?

—Hice... ¿Hice un buen trabajo?

Inaba tomó el uniforme de Taichi como si estuviera haciendo una súplica desesperada. Taichi colocó su mano sobre la de Inaba.

—Estuviste genial. A diferencia de mí; no hay forma de que pueda reaccionar tan rápido. Viste de inmediato la parte más importante del fenómeno... No importa qué, eres increíble.

Había sido su primer encuentro con él después de bastante tiempo, e Inaba siempre había sido aprensiva5. Pero solo ella había podido predecir los desarrollos futuros, por lo

que era ella la que tenía que dirigir la carga. Para Inaba, esto era una carga, y la ponía ansiosa.

—Lógicamente, no debería haber ningún problema... pero <Fuusenkazura> actuó como si él esperara eso también... ¿Estoy dejando algo de lado...?

—Ya lo has hecho genial, Inaba. Incluso si pasaste algo por alto, no hay nada que podamos hacer al respecto. Todos lo resolveremos juntos.

—Pero me he vuelto tan débil últimamente...

— ¿Débil? Creo que eres muy, muy fuerte. — Dijo Taichi sonriendo, tratando de animar su actitud negativa.

— ¡No! Desde que empecé a salir contigo, me he debilitado... — Inaba casi gritó, pero luego sus ojos se abrieron de par en par y ella se detuvo. Luego se arrastró más cerca de Taichi, y enterró la cara en su pecho.

—Lo siento. La presencia de ese tipo me está poniendo nerviosa y está haciendo que me sienta mal. Perdóname.

—Está bien, te perdono.

Trató de tocarla, pero ella inmediatamente se apartó de él.

(31)

31 | P á g i n a —Heh-heh, ¿Qué pasa con esta conversación?

Inaba sonrió con valentía. Taichi estaba muy orgulloso de verla esforzarse, pero se sentía un poco solo porque ella prefirió no acurrucarse.

Ella le dio la espalda y dio un paso adelante. Luego habló, como si tratara de convencerse a sí misma:

—Sí, todo estará bien. Si esas condiciones que mencionó son ciertas, entonces nada malo sucederá.

Taichi se acercó a ella, a punto de decirle que todo iba a ocurrir tal y como ella dijo y que no había necesidad de preocuparse---

—... Incluso si sucede algo, todo estará bien siempre y cuando no hagamos nada y lo ignoremos.

No hagas nada e ignóralo.

Incluso si sucede algo, lo ignoraremos. En otras palabras, ¿Ignorar a los necesitados?

El fenómeno no había ocurrido aún después de todo, por lo que todavía no podían evaluar la situación, y por esta razón, Taichi no tomó completamente en serio la sugerencia de Inaba.

Pero si pensaba en la orden de Inaba de más antes, él y los demás estaban planeando hacer---

—Puedes hacer eso, ¿Verdad, Taichi?, — Preguntó Inaba.

Pero Taichi no estaba caminando al lado de Inaba. Estaba mirando su silueta desde atrás.

—... ¿Hm? ... ¿Tai…chi?

Inaba se dio cuenta de que Taichi estaba quieto, y ella se detuvo también.

Volviendo a la tierra con un zumbido, Taichi dio un paso al frente y se apresuró a alcanzar a Inaba otra vez, solo para escucharla murmurar en voz baja en un tono que hacía difícil saber si ella estaba hablando consigo misma---

—Estoy... bien, ¿Verdad?

Taichi no respondió de inmediato que ella sí lo estaba, y no podía abrir la boca para responder lo que ella quería, por lo que permaneció en silencio.

□■□■□

Taichi caminó a solas el camino a casa desde la escuela, sintiéndose nervioso e inquieto. No sabía cuándo comenzaría el nuevo fenómeno de <Fuusenkazura>... [Percepción de Sueños]. Todos acordaron intercambiar correos electrónicos tan pronto como sintieran cambios anormales, pero nadie se había puesto en contacto con él todavía.

(32)

32 | P á g i n a A la vuelta de la esquina estaría su casa; Taichi se calmó un poco. Él se sentiría mucho más cómodo si el fenómeno comenzara a suceder en casa y no en la calle.

—Haah... Huff... ¿Qué?

Por el rabillo del ojo, vio a alguien deteniéndose y emitiendo un ruido. Sin pensarlo dos veces, Taichi miró hacia esa dirección.

Vestida con un jersey blanco de manga larga que iba de pies a cabeza con el pelo recogido en una coleta, exponiendo su frente, estaba una chica con la que Taichi estaba muy familiarizado.

—Oh, Fujishima? ¿Qué estás haciendo?

¿No era esta la misma Fujishima Maiko que fue reverenciada como la Misionero del Amor pero que aun así perdió en la elección del presidente de la clase, quien se retiró a las sombras de la derrota pero que aun así se abría paso hacia el camino de la

redención?

Las gafas de Fujishima estaban equipadas con una envoltura deportiva antideslizante. — ¿Qué estoy haciendo? ¿No puedes ver? Estoy corriendo.

Fujishima se secó el sudor con una toalla colgando de su cuello.

— ¿Por qué? ... ¿Estás haciendo ejercicio? Tu casa está bastante lejos de aquí, ¿Verdad? —Sí, estoy yendo un poco lejos hoy. Escojo una ruta diferente cada día... Oh, me

encantaría charlar contigo, Yaegashi-kun, pero ¿Podría irme? Ella levantó los brazos y movió sus pies afanosamente. —Perdón por molestarte. Te veo en la escuela.

Probablemente la estaba molestando deteniéndola cuando estaba corriendo. —Está bien, ¡Nos vemos!

Fujishima pasó rápidamente junto a Taichi. Ella trabaja tan duro, pensó Taichi, y dio un paso adelante también---

Su visión tembló de repente.

Estaba viendo doble, y estaba oyendo doble. Era un mundo extraño, un mundo que Taichi nunca había experimentado antes. Él fue consumido.

[Fujishima está aquí. Hay una puerta frente a ella. Fujishima la empuja bruscamente y entra corriendo. En la puerta están escritas las letras INODORO. Al entrar a la habitación, Fujishima se quita la ropa de su cuerpo. Luego---]

— ¿Q-Qué acaba de pasar? ... Ugh.

Taichi no pudo resistirse a gritar. Él se agarró la cabeza; estaba girando y su visión era borrosa.

(33)

33 | P á g i n a Las imágenes realistas de repente habían comenzado a jugar dentro de su cabeza, y también había escuchado sonidos. Una ensoñación fuera de la nada. ¿Cuánto tiempo estuvo atrapado en ese sueño? ¿Solo un instante? La escena que entraba a sus ojos ahora no era diferente de unos momentos atrás, pero la otra escena que había aparecido y desaparecido con la misma rapidez aun dominaba su mente. La ensoñación había pasado, pero las imágenes habían sido talladas claramente en su retina y los sonidos grabados en sus oídos... Aun así, los [Detalles específicos] y los detalles estaban envueltos en una capa de niebla blanca.

Eso no fue una ilusión.

Eso definitivamente no fue una ilusión.

Fue una sensación extraña. En lugar de una imagen que flotaba en su cabeza, era más como si alguien hubiera metido un disco diferente en su cabeza, hubiera presionado el botón de reproducción y lo hubiera obligado a mirar algo. Eso fue lo que sintió. Esto definitivamente no era normal. Él apenas podía creerlo.

Pero Taichi entendió de repente... tal vez sería mejor decir que no estaba sorprendido en absoluto.

Lo que acaba de suceder en realidad había sido obra de <Fuusenkazura>, [Percepción de Sueños].

Taichi se dio la vuelta. La figura torpe y furtiva de Fujishima aún no había desaparecido de su vista.

<Fuusenkazura> dijo que podrían ver [Sueños] llamados deseos esta vez. Los [Sueños] de otras personas incluían todo, desde los sueños del futuro hasta los pequeños deseos de la vida cotidiana. Entonces, lo que acababa de ver significaba...

Los pasos de Fujishima tropezaban. Parecía completamente agotada, pero... Tal vez--- — ¡F-Fujishima!

Taichi la llamó mientras cerraba la distancia corriendo hacia ella. Fujishima se giró, su cara completamente blanca.

— ¿S-Sucede algo?

—... ¿Necesitas usar el baño?

◄►

Taichi se sentó en la mesa del comedor de la residencia Yaegashi; dos tazas de té estaban sobre ella. El momento en que notó [Percepción de Sueños] había sido

extremadamente incómodo, pero no duró lo suficiente como para ponerlo nervioso; su cuerpo rápidamente volvió a la normalidad.

Intentó recordar lo que acababa de pasar.

A juzgar por el ángulo de visión, había estado mirando a Fujishima desde una altura de aproximadamente un metro por encima de ella. El posicionamiento lo hizo sentir como

(34)

34 | P á g i n a un ángel de la guarda. Había muchos puntos borrosos en los bordes de su visión y en otros lugares, y el interior del inodoro tampoco se había iluminado muy claramente. Las imágenes estaban envueltas en una capa de niebla similar a los sueños que tenía cuando dormía. Incluso cuando Fujishima ingresó en el asiento, el ángulo cambiaría

repentinamente y, de vez en cuando, podía ver las letras en la puerta. Estos ángulos convenientemente cambiantes también eran similares a los sueños.

Escuchó una descarga de agua. Después de un momento, Fujishima emergió lentamente.

—Uh... Umm... Gracias...

Ella inclinó la cabeza, sus manos inquietas frente a su cuerpo. Taichi rara vez vio a Fujishima avergonzada con sus propios ojos---

—Um, cuando me perdí en esta zona residencial, de repente tuve que orinar. Pensé que mi vejiga iba a...

— ¿Por qué lo explicas con tanto detalle? Pensé que estabas avergonzada.

Como de costumbre, ella se enfocó en asuntos completamente diferentes a las personas normales. Además, su estado de ánimo cambió a la velocidad del rayo.

—Ya que estás aquí... es raro decir esto, pero toma un poco de té antes de irte. Fujishima dudó un momento, luego dijo: —No puedo dejar que tu hospitalidad se desperdicie, — y se sentó. Ella envolvió la toalla sobre la mesa alrededor de su cuello otra vez.

—C-Cierto... olvidé mencionarlo... S-Si es posible, podría pedir prestado tu ambientador, si es posible...

Miró hacia abajo otra vez, como si murmurara avergonzada. —No te preocupes, el olor desaparecerá pronto.

— ¿De Verdad? Es bueno que tengas un fetiche de hedor entonces, Yaegashi-kun. — ¿Estás avergonzado o no? Y no tengo un fetiche de hedor.

Las emociones de Fujishima eran inescrutables, y probablemente a propósito. ¿Tal vez estaba tratando de confundirse a sí misma a propósito?

—... Por cierto, Yaegashi-kun, ¿Cómo adivinaste que tenía que usar el baño? — ¿Huh?

La repentina sentencia de Fujishima hizo que Taichi tragara nerviosamente. —Sería realmente vergonzoso si alguien fuera capaz de decirlo, así que intenté no mostrarlo.

Pensándolo mejor, Taichi había roto la regla de Inaba de [No hagas nada]. Era la primera vez que ocurría el fenómeno, y también fue espontáneo, pero había sido demasiado descuidado.

(35)

35 | P á g i n a —Bueno, porque estabas corriendo de forma extraña...

—Es cierto que me veía muy agotada, pero no estabas prestando especial atención a mis pies, ¿No?

—T-Tu cara se veía horrible.

—Recuerdo ya haber pasado por ti antes de que me detuvieras--- — ¡Estoy en caaasa!�lllklkllklklklk

Una brillante voz llena de luz vino desde el vestíbulo. Parecía que su hermana había vuelto. La conversación terminó, y Taichi exhaló... No, espera.

Si estas dos chocaran entre sí, habría un montón de problemas.

—Oye, Onii-chan, ¿Hay un par de zapatos para correr que nunca había visto antes en la... puerta?

Ojos lindos, inocentemente redondos, con mechones ondulados suaves y de aspecto maduro; conservaba la inocencia de un niño, pero también desprendía el aire de una hermana mayor en comparación con los niños de su edad. Era fácil imaginarla

volviéndose una mujer muy atractiva. Llevando una mochila, la hermana de sexto grado de Taichi se quedó inmóvil en la entrada de la sala de estar, y luego preguntó:

— ¿Umm...? ¿Quién eres tú?

— ¿Serías su legendaria hermana? Hola mucho gusto. Soy Fujishima Maiko, amiga de Yaegashi-kun... Corrección, riv... No, él y yo tenemos una relación inusual.

(36)
(37)

37 | P á g i n a — ¡Y algo sucede de inmediato! ¡Solo di que soy tu compañero de clase!

¿Por qué tenía que lanzar una bomba así? No hay forma de que no fuera a propósito. —Oh, eres muy amable. Soy su hermana, Yaegashi Rina... Espera, ¿Relación

inusual? ¿Dónde está tu otra novia, onii-chan...? No...Cambiaste de chicas muy rápido, ¿No? Espera... ¿Relación inusual, solo significa una relación física...?

—Oye, creo que tu cerebro está yendo a lugares en los que no debería estar; Fujishima y yo solo somos---

—Oh, hermana de Yaegashi-kun, muchas gracias por permitirme usar eso, — Dijo Fujishima, haciendo un gesto hacia el baño --- Donde también había un lavabo y una bañera.

— ¿Qué...la bañera...? Oh, acabo de notar que tienes el pelo mojado... y tienes una toalla... Eso significa que estabas tomando una ducha... ¡Eso significa que es la secuela...!

—Oye, ¿Qué quieres decir con <Secuela>? ¡Ni siquiera un accidente causaría tal cosa entre Fujishima y yo!6

—Whoa, buen juego de palabras, Yaegashi-kun. <Accidente> y <Secuela>. — ¡Por favor cállate, Fujishima!

—Onii-chan... Te mueves rápido... ¿Eres un carnívoro del closet?7 No te tomé en serio

porque pensé que eras un perdedor en este asunto... Debería haberte enseñado lo que necesitabas enseñarme antes... Whoooops~.

— ¡Rina, esto es todo un gran malentendido! ¿Y qué piensas enseñarle a tu hermano mayor? ¡Estás en sexto grado, en sexto grado! Debería ser yo el que pregunte, ¿Ya lo has...?

—E-Espera, onii-chan, ¿Estás pensando en cosas raras? No importa qué, al menos antes de ser tan mayor como tú, no voy a... hacer ese tipo de cosas, ¿Sabes? No creo que sea algo que deba hacer lo antes posible.

—Tu hermana es bastante inteligente, Yaegashi-kun. A diferencia de su inmoral hermano.

— ¡Ya basta con los comentarios innecesarios, Fujishima! —Oh, pero los besos son diferentes, ¿No?

— ¡WAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!

—Válgame Dios... supongo que realmente hay personas que se agachan y gritan con su cabeza en sus manos...

6 Aquí, <Secuelas> (事後) y <Accidente> (事故) suenan igual en japonés.

7 A diferencia del hombre herbívoro (Un hombre que no está interesado en una relación

(38)

38 | P á g i n a — ¿P-Pero onii-chan? Si ya tienes experiencia, la próxima vez tienes que contarme todo al respecto. Quiero escucharlo de un chico, como fue la cosa real... Es un poco

embarazoso.

— ¡Incluso sonrojada es tan linda~! ¡Dios, me encanta cómo intentas ser realmente madura~!

Visión borrosa. Otra vez. Una presencia extranjera en su mente. Presionó apresuradamente su boca cerrada.

Las imágenes fueron empujadas a la fuerza en la cabeza de Taichi.

[Fujishima está aquí. La hermana de Taichi está frente a ella. La cara de su hermana es de color rojo brillante. Fujishima se acerca a su hermana, y pone su mano en la ropa de su hermana. Su hermana cierra los ojos y le confía su cuerpo a Fujishima.]

Vulgar, pensó, pero la sensación solo persistió por una fracción de segundo. Al instante se sintió completamente normal y quitó la mano que cubría su boca. Una

ensoñación ¿Una ilusión? No, no se estaría imaginando algo así. Entonces… — ¡WOOOHHH! ¡Incluso si solo es una ilusión, no te lo perdonaré,

Fujishimaaaaaaaaa!

— ¿Q-Que es esa aura viniendo detrás de ti onii-chan? ¿Un aura ardiendo de ira? — ¿Y qué si es una ilusión? ¿Vas a ser tan cruel como para quitarnos la libertad de fantasear? Incluso yo nunca haría... Espera, ¿Cómo lo supiste si ni siquiera lo dije en voz alta? ¿Leíste mi mente?

— ¿Q-Qué intentas decir?, puedo entender las cosas por mí mismo ¡Saaaabes!

Después de eso, pasaron alrededor de treinta minutos resolviendo varios malentendidos (Y Taichi reflexionó profundamente sobre su fracaso al cumplir con la orden de Inaba: [Solo ignóralo, y no hagas nada]).

+++

Tomando la forma de Gotou Ryuuzen, <Fuusenkazura> se dirigió a la sala de profesores. Una estudiante pasó junto a él, y el aire cambió.

—... Oye, <Fuusenkazura>.

La estudiante femenina llamó con una voz pausada y única que parecía flotar suavemente sobre ellos. Sus ojos medio abiertos parecían estar desocupados por la conciencia de su dueño, como si alguna otra entidad los hubiera poseído.

—... <Número dos>... Tú... otra vez...

— ¿Qué pasa...? Solo observo, eso es todo. Eso... no está prohibido, ¿Verdad?, — Dijo <Número Dos> --- el responsable del fenómeno de [Regresión temporal] dentro del Club de Investigación Cultural.

(39)

39 | P á g i n a —... ¿? ... Realmente eres... extraño. Eres el... más interesante de todos.

—No, en absoluto... su aprobación también me molesta... —Por cierto... la misión parece estar hecha. ¿Estás bien? —... ¿Si estoy bien... dices...?

—Pareces algo... reacio, que esta es la última vez... ¿Estoy equivocado? ¿Por qué? ¿No es extraño?

<Fuusenkazura> se congeló de repente, deteniéndose más de lo habitual. —... ¿Eso es así?

<Fuusenkazura> respondió y continuó:

—... De cualquier manera... No hay nada más que pueda hacer...

—Hmm... Lo que sea. Bueno... también estaré observando. Espero que podamos llevarnos bien.

En el instante en que terminó, <Número Dos> liberó el cuerpo del estudiante y ella cayó de rodillas.

—... Ha... ¿Huh? …¿Qué?

A pesar de estar ligeramente sacudida por ese sentimiento extraño, la estudiante abandonó la escena.

Al verla alejarse, <Fuusenkazura> se enderezó tanto como pudo y se dirigió hacia la sala de profesores.

Figure

Actualización...

Related subjects :