NAVIDAD: AMOR DE DIOS

Download (0)

Full text

(1)

B

oletín

No. 17

2016

NAVIDAD: AMOR DE DIOS

«Dios es amor, y quien permanece en el amor

per-manece en Dios y Dios en él» (1 Jn 4, 16).

De muchas formas nos habla la Sagrada Escritura del amor infinito de Dios por cada hombre.

Se compara a un padre, que enseña a su hijo a caminar, que lo acerca a su rostro y se inclina para darle de comer (cfr. Oseas 11, 1-4).

Otras veces, Dios nos habla con la imagen del amor materno. Dice: «¿Acaso olvida una mujer a su niño de pecho, sin compadecerse del hijo de sus entrañas? Pues aunque ésas llegasen a olvidar, yo no te olvido» (Isaías 49, 15).

Pero nos dio la mayor muestra de amor al encarnarse y morir en la Cruz por nosotros. Un amigo me dijo unas palabras, gracias a las cuales acerté a compren-der mucho más que mediante la simple “reflexión”:

“El amor hace cosas así. Ninguna de las grandes cosas humanas ha surgido sólo del pensamiento, en cambio, todas del corazón y del amor”.

Pero, si Dios es quien ama ¿De qué no será capaz en-tonces el Amor?...

Aconsejaba Santa Teresa... “que nos acordemos del amor con que (el Señor) nos hizo tantas mercedes y cuán grande nos lo mostró Dios...: que amor saca

amor.

Efectivamente, hemos de estar persuadidos de esta realidad espiritual: contemplar el amor de Dios saca

amor de nosotros y nos despierta para amar más.

P. Eduardo Castro, Sacerdote en Monterrey.

Que en esta Navidad al contemplar a Jesús

crezcamos en el amor.

(2)

2 FORSA BOLETÍN No. 17

PALABRAS

DEL PAPA

CONCLUYE EL AÑO DE LA

MISERICORDIA, PERO

NO TERMINA…

Recordemos el lema “Misericordiosos como el Padre”

Misericordes sicut pater, que representa un llamamiento a

vivir la vida de manera misericordiosa como el “Padre”: No juzgar ni condenar, perdonar, donando amor y perdón.

La misericordia parte de la capacidad de “conmovernos por las necesidades del otro” y no ser indiferentes. El objetivo prioritario del Papa Francisco es precisamente despertar conciencia y por lo tanto emprender un nuevo camino de evangelización a través de los actos de misericordia que se muestren y perduren en nuestra vida.

El Papa pide que la misericordia

“no sea un paréntesis en la vida

de la Iglesia”.

Con motivo del cierre del año jubilar, el Papa Francisco firmó la Carta Apostólica Misericordia Et Misera, la cual es un documento que indica a la Iglesia católica los frutos del Año Santo extraordinario de la Misericordia y el camino de la evangelización que es necesario recorrer en los próximos años.

En esta carta vienen varias disposiciones que buscan “que a nadie le falte el signo sacramental de la reconciliación a través del perdón de la Iglesia”. Además, propone renovar el “compromiso a favor de la difusión, el conocimiento y la profundización de la Sagrada Escritura”.

Carta Apostólica:

http://opusdei.es/es-es/article/papa-francisco-misericordia-et-misera-carta-apostolica/

“La misericordia es la acción

con-creta del amor, que perdonando,

transforma y cambia la vida”.

(3)

En la Pontificia Universidad de la Santa Cruz, como cada año, se llevó a cabo la solemne ceremonia de inauguración en la Basílica de Sant´Apollinare. El nuevo Rector Don Luis Navarro dirigió unas palabras de bienvenida a todos los estudiantes (sacerdotes, seminaristas, religiosos y laicos) de más de 50 países de todo el mundo.

Para este

ciclo académico

2016-17,

FORSA

se ha comprometido en cubrir

62

BECAS DE ESTUDIO:

para la (PUSC) Pontificia Universidad de la Santa Cruz

para las Facultades Eclesiásticas de la (UNAV) Universidad de Navarra

¡Les deseamos lo mejor en su proceso de formación!

INICIO

DE CICLO ACADÉMICO

“El sacerdote está llamado a ser, en la comunidad que se le ha confiado, el hombre del recuerdo

fiel de Cristo… la gente tiene derecho a dirigirse a los sacerdotes con la esperanza de ver en ellos

• 36

• 26

(4)

4 FORSA BOLETÍN No. 17

NUESTROS

BECADOS

“Hola soy Ervin pertenezco a la Diócesis de Tabasco… he tenido la oportunidad de regresar de nuevo a la Universidad de la Santa Cruz para poder continuar los estudios de Teología en la especialización de Moral. Todo tiene un toque de nuevo ahora, nuevos estudios, nueva casa (Altomonte) y nuevos amigos, esta vez sacerdotes muchos, con experiencia de años, que me motivan y me edifican con su testimonio constante de fidelidad.

En esta etapa de mi formación, me preparo gustosamente para la ordenación Sacerdotal y pido a Dios por cada una de las personas que hacen posible que esta obra de Dios pueda llegar a buen término.

Les ofrezco mis oraciones sinceras y nuevamente me encomiendo a las suyas y agradezco sus sacrificios y esfuerzo, quisiera concluir con una frase que aún resuena en mi mente –Dios cumple todas y cada una de sus promesas– yo lo vivo a diario en el ministerio

Diaconal y creo que todos podemos vivir con esta certeza, Dios obra en cada uno de nosotros grandes cosas y lo poco o lo mucho que le entregamos a Dios, así como el joven con sus cinco panes y dos peces, se convierte para los demás en una bendición.

Ervin R.S.

(5)

“Las primeras semanas de este nuevo año académico han estado marcadas por la novedad… El ambiente del colegio y la ex-periencia en Roma no sólo es de estudio, sino de fraterni-dad y cercanía con el Papa. Así hemos iniciado el curso. Tuvimos la oportunidad y fuimos los primeros días del curso a cruzar la puerta Santa y después coin-cidió que fue mi cumpleaños. Gracias a la ayuda de nuestros bienhechores tanto material como espiri-tual es posible que podamos vivir esta experiencia. Dios les bendiga abundantemente.

Pbro. Christopher, B. C. de la Diócesis de México.

“Aprovecho para agradecer toda su generosidad, esfuerzo, sacrificios y oración que hacen por nosotros, los sacerdotes del mañana... Pero también es verdad que detrás de una vida como la nuestra se en-cuentran muchos corazones que trabajan ocultamente, de manera silenciosa por nuestro bienestar y que son, a groso modo, como las raíces de un árbol, que no se ven pero que sostienen a una cantidad numerosa de ramas y hojas, una de esas raíces son ustedes FORSA, quienes sin conocerme se esfuerzan por ayudarme y con ello dan esperanza y ayudan a la

hu-manidad y a la iglesia que peregrina en este mundo. ¡Gracias, Dios les pague! Cuentan siempre con

mis oraciones”.

Néstor Yahuaca C. de la Diócesis de Morelia.

(6)

Desde su punto de vista, ¿cuál sería la mayor

dificultad que encuentran los jóvenes dentro

del seminario?

Una natural dificultad que encuentran los seminaristas consiste en que la vocación implica una aventura exigente, que sólo se puede realizar caminando de la mano de Dios. La llamada de Cristo jamás se puede convertir en una posesión segura o en un derecho, pues perdería su dinamismo místico y ascético. Los jóvenes

que ingresan al Seminario se introducen en un proceso de discernimiento que nunca termina y les exige permanecer siempre atentos a la voluntad de Dios.

Consecuentemente una proporción significativa de los que ingresan, no llegan a la ordenación sacerdotal. Es importante que esta absoluta libertad de Dios que llama no sea percibida como un problema, sino como oportunidad para un continuo crecimiento. El éxito de un seminario no está en que ordene muchos sacerdotes, sino en que ofrezca una formación consistente que permita a los mismos seminaristas discernir la llamada de Dios y vivir la vida sacerdotal de manera coherente y feliz.

Lo más importante, lo que hay que garantizar, es la formación del hombre interior, del corazón sacerdotal. Esta es una obra que el Espíritu Santo va realizando de modo gradual durante todo el proceso formativo. Cada seminarista secunda la acción del Espíritu ayudado por sus formadores y por una comunidad de fe que vive en un clima de continua búsqueda de la voluntad de Dios.

FORMACIÓN SACERDOTAL

Entrevista con S.E. Mons. Jorge Carlos Patrón

Wong (Arzobispo emérito de Papantla).

Es Secretario de la Congregación para el Clero

para los seminarios desde septiembre de 2013 en

el Vaticano.

FORSA es una institución que tiene como objetivo primordial promover y suscitar

actividades que mejoren la formación académica, humana, espiritual y pastoral de

sacerdotes y seminaristas mexicanos.

“Los jóvenes, la fe y el

discernimiento vocacional”

es el tema elegido para el próximo

Sínodo de los Obispos.

(7)

¿Cuál es el mayor reto que se debe afrontar en la actualidad respecto a la formación

sacerdotal?

Puedo asegurar que el mayor reto consiste en conseguir buenos formadores. Los buenos formadores tienen dos características fundamentales, profundamente relacionadas entre sí.

La primera característica consiste en que descubren en su servicio en el seminario un campo de realización de la misión sacerdotal, y esto los hace felices, capaces de ofrecer a los seminaristas un humilde testimonio de vida sacerdotal y de entregarse totalmente a la formación. Estos formadores saben amar con caridad pastoral a cada uno de los seminaristas y buscan solo su bien, que será siempre el bien de la Iglesia.

La segunda característica consiste en que estén preparados para acompañar a cada seminarista y a cada grupo, para proponerles un camino de crecimiento y de continua maduración, para con-frontarlos cuando sea necesario y para ayudarles a discernir la llamada de Dios.

El ministerio sacerdotal ejercido en el seminario es realmente exigente, implica una particular vivencia de la pobreza sacerdotal, una disposición extraordinaria para confiar en las nuevas generaciones y un desprendimiento grande de cualquier compensación que pudiera ser lícita para otros sacerdotes. Pero es al mismo tiempo de una gran trascendencia. Por eso se le ha llamado «la pastoral de las pastorales».

¿Puede hacer algún comentario sobre la Misericordia en la formación sacerdotal?

El lema del Papa Francisco dice: «mirando con misericordia y eligiendo». Implica una bella consigna para la formación sacerdotal. Los formadores deben ver con misericordia a cada uno de los seminaristas y, en nombre de Dios, deben elegir a los que auténticamente son llamados para este ministerio, buscando solo el bien de la Iglesia y el bien de cada uno de ellos.

Los seminaristas Becados por FORSA tienen la oportunidad de asistir en Roma, al Seminario Internacional Sedes Sapientae y en Pamplona, al Seminario Internacional Bidasoa.

(8)

www.forsa.org.mx

Este Boletín lo recibe gracias a la colaboración de personas que donan específicamente para este fin

El sábado 29 de octubre por la mañana se realizó una visita guiada a la Basílica de Santa María de Guadalupe con colabora-dores de Grupo Credifiel (organización que desde hace varios años colabora con FORSA a favor de la formación sacerdotal). Ofreció la Santa Misa el Padre Andrés Sánchez, quien fue Becado por FORSA en la Pontif i cia Universidad de la Santa Cruz y quien amablemente compartió su experiencia de for-mación en Roma.

• Donativo con cargo automático a tarjeta de crédito o débito. • Depósito a cuenta bancaria.

• Financiamiento de beca. • Legado Testamentario.

Si YA COLABORA con FORSA… ¡INVITE A UN AMIGO! ANIME a otros a hacer patente su apoyo a los

sacerdotes mexicanos. Lo puede hacer a través de:

Figure

Updating...

References