TORRES DE VIGILANCIA (PUESTOS DE OBSERVACIÓN)

14 

Texto completo

(1)

FORTALECIMIENTO INSTITUCIONAL DE LA ANAM

EN EL MANEJO INTEGRADO DEL FUEGO EN LOS

BOSQUES TROPICALES DE PANAMÁ.

TORRES DE VIGILANCIA

(PUESTOS DE OBSERVACIÓN)

FORTALECIMIENTO INSTITUCIONAL DE LA ANAM

EN EL MANEJO INTEGRADO DEL FUEGO EN LOS

BOSQUES TROPICALES DE PANAMÁ.

(2)

Técnico Forestal: Ing. Graciela A. Marciaga

Se hace constar que este documento es producto del trabajo realizado como parte de las actividades del proyecto FORTALECIMIENTO INSTITUCIONAL DE LA ANAM EN EL MANEJO INTEGRADO FUEGO EN LOS BOSQUES TROPICALES DE PANAMÁ, el cual es financiado por la Organización Internacional de Maderas Tropicales (OIMT) y ejecutado por el Ministerio de Ambiente.

Portada y contraportada impresa en cartulina reciclada

(3)

FORTALECIMIENTO INSTITUCIONAL DE LA ANAM EN EL MANEJO INTEGRADO

DEL FUEGO EN LOS BOSQUES TROPICALES DE PANAMÁ.

NÚMERO DE DEL PROYECTO: PD 441/07 Rev. 2 (F)

TORRES DE VIGILANCIA

(PUESTOS DE OBSERVACIÓN)

MINISTERIO DE AMBIENTE

Edificio 804 Albrook, Apartado C, Zona 0843, Panamá República de Panamá

Teléfono 507-500-0855 Fax 507-500-0821

(4)

INDICE

INTRODUCCIÓN ...1 METODOLOGÍA APLICADA ...1 PRESENTACIÓN DE DATOS ...2 ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN DE DATOS Y RESULTADOS ...3-6 CONCLUSIONES ...7 RECOMENDACIONES ...7

(5)

TORRES DE VIGILANCIA (PUESTOS DE OBSERVACION)

INTRODUCCIÓN

En Panamá la temporada seca inicia en el mes de Diciembre y finaliza en Mayo, meses en los cuales las condiciones climáticas favorecen el inicio y la propagación de incendios de masas vegetales. Se destacan los meses de febrero, marzo y abril como los más peligrosos, observán-dose un descenso de la ocurrencia a partir del mes de mayo, principalmente, por efecto de la estacionalidad.

El descuido de conductores y transportistas, la imprudencia de las personas al manipular el fuego (agricultura y ganadería) y la mayor accesibilidad a zonas producto de la actividad turística, son situaciones que se suman a las causas de incendios de masas vegetales en nuestro país. Un elemento fundamental en la lucha contra los incendios de masas vegetales lo constituyen los sistemas de vigilancia y detección, que son implantados en las zonas forestales en las que existe riesgo de incendios con el fin de vigilar las mismas y poder detectar, lo antes posible, la aparición de un fuego.

En general estos sistemas se basan en la observación de los terrenos forestales por personas destinadas a éste fin y que se denominan vigilantes, los cuales pueden ejercer sus funciones desde tierra en puestos fijos.

Esta vigilancia es realizada por los funcionarios del Ministerio de Ambiente en el cumplimiento de sus funciones en el medio rural y especialmente ejercida por ser los responsables de las áreas protegidas, además se cuenta con la participación de la Policía Nacional, en colaboración de las autoridades locales y de los ciudadanos en general, que pueden avisar de un incendio a través del teléfono de emergencias.

Un sistema de vigilancia debe cumplir con varios objetivos como lo son rapidez en detección de incendios de masas vegetales, mensaje claro y preciso proporcionando la información necesaria para evaluar la gravedad de la situación y poder poner en marcha y dirigir hacia ella los medios de extinción necesarios en el menor tiempo posible.

Con la ejecución del proyecto Fortalecimiento Institucional de la Anam en el Manejo Integrado del Fuego en los Bosques Tropicales de Panamá Se han construido y equipado tres torres de

(6)
(7)

TORRES DE VIGILANCIA (PUESTOS DE OBSERVACION)

– 1 –

observación de incendios de masas vegetales, ubicadas en la Reserva Forestal El Montuoso, comunidad de Chepo, provincia de Herrera, Reserva Hídrica Cerro Guacamaya, comunidad de Llano de Apóstol en la provincia de Coclé y Reserva Forestal La Yeguada en la provincia de Ve-raguas, respectivamente.

Para la ubicación de estas torres de observación y vigilancia de incendios de masas vegetales se realizó un análisis previo con la finalidad de que desde la ubicación de las mismas s tuviese la mayor cobertura de superficie que requiere vigilancia y sobre todo que la visibilidad del área permitiera vigilar las áreas más críticas en cuanto al ocurrencia de ocurrencia de incendios fo-restales.

METODOLOGÍA APLICADA

Para la construcción de las torres de observación y vigilancia de incendios de masas vegetales se tomó en cuenta la necesidad de mantener la población informada sobre los incendios de masas vegetales registrados a nivel nacional y en especial en las áreas piloto donde se ejecuta el proyecto, se hizo necesario establecer una estrategia de monitoreo para garantizar que al momento de registrarse un foco de incendio de masa vegetal se atienda oportunamente.

Es por ello que se realizó recorrido de campo en las tres áreas donde se construyeron las torres de observación y vigilancia de incendios de masas vegetales Reserva Hídrica Cerro Guacamaya, Reserva Forestal El Montuoso y Reserva Forestal La Yeguada, esto con el objetivo de identificar y definir los puntos estratégicos de ocurrencia de incendios, en el mismo participaron personal del Ministerio de Ambiente, miembros de las Brigadas de Control y Prevención conformadas por el proyecto y miembros de las comunidades.

Es importante resaltar que para la construcción de las torres se tomó en cuenta las opiniones de los brigadistas y moradores de las comunidades ya que ellos conocen las áreas con más inci-dencia y propensas a incendios de masas vegetales.

(8)

– 2 –

PRESENTACIÓN DE DATOS

Con el objetivo de reforzar las acciones en materia de vigilancia de incendios de masas vegetales se construyeron tres (3) torres de observación y vigilancia.

Para la construcción de estas torres realizamos recorridos de campo, reuniones con el personal del Ministerio de Ambiente de cada área donde se construyeron las torres, reuniones con mora-dores de las comunidades y los miembros de las brigadas conformadas por el proyecto, esto con la finalidad de conocer las áreas propensas a incendios de masas vegetales

Criterios tomados en cuenta para la construcción de las torres de observación y vigilancia: • Superficie.

• Características del relieve. • Cotas más altas y más bajas.

• Vegetación (bosques naturales y plantaciones, definiendo en este último caso las especies principales).

• Para el perfecto funcionamiento de la torre de observación, además de un observador debidamente entrenado, se necesita contar con equipo (alidadas o goniómetros, mapas, binoculares) y un equipo de comunicación para informar rápidamente.

• La distancia visual máxima de una torre de observación, dependiendo de las condiciones locales, se sitúa entre 8 y 15 km.

• Condiciones de acceso que faciliten las operaciones de la misma. • Ubicarla en las áreas de concentración de incendios.

• La altura de la torre debe ser superior a la de la vegetación que se encuentra próxima a ella. • Considerar las áreas de mayor interés para el área tanto desde el punto de vista del recurso

(9)

TORRES DE VIGILANCIA (PUESTOS DE OBSERVACION)

– 3 –

ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN DE DATOS Y RESULTADOS

Áreas donde se construyeron las torres de observación y vigilancia de incendios de masas ve-getales:

1. Reserva Forestal El Montuoso (RFM) fue creada mediante la Ley N° 12 del 15 de marzo

de 1977, con una extensión de 12,043 ha, y está ubicada en la Provincia de Herrera, Distrito de Las Minas, en los Corregimientos de Chepo, El Toro y Leones. Es considerada como el último refugio de la diversidad en la provincia de Herrera, lo mismo que patrimonio natural de los panameños.

Esta reserva fue creada con el objetivo de conservar y mantener, tanto la calidad del agua, como los caudales de los ríos circundantes. Además del cuidado de estas fuentes de agua, se pretende la protección de los bosques pluviales y el rescate de algunos humedales de la cuenca alta del río la Villa. En 1977, más del 80% de su superficie estaba cubierta por bosques.

En el área de la reserva se puede ver fácilmente la fragilidad de los suelos y el avance de la frontera agrícola. Las actividades productivas del área incluyen la agricultura, la ganadería, la cacería y la extracción de leña para cocinar.

(10)

– 4 –

Por lo antes mencionado y a la utilización del fuego para realizar las actividades agropecua-rias en los predios de la reserva esta se ha visto afectada grandemente perdiendo parte de la cobertura boscosa es por ello que se construyó la torre de observación en esta área para monitorear la misma en épocas criticas (verano).

La torre de observación y vigilancia está ubicada en la comunidad de Chepo, en el área co-nocida como Loma Buena Vista y tiene una cobertura del 80% del territorio con vista hacia los lugares con mayor incidencia de incendios de masas vegetales como lo son los corre-gimientos de El Toro, Leones y Chepo, lo que permitirá detectar y atender oportunamente cualquier foco de incendio de masa vegetal que se observe.

2. Reserva Hídrica cerro Guacamaya está ubicada en la Provincia de Coclé y forma parte

de los distritos de Penonomé y La Pintada. A pesar de encontrarse en la región geográfica conocida como Arco Seco, son muchas las comunidades (42) que se benefician con agua potable, de fuentes que provienen de diferente toma o acueductos que se encuentran en sus inmediaciones.

Limita al Norte con fincas privadas ubicadas en las comunidades de Toro Bravo y Las Cues-tas, al Sur limita con fincas privadas ubicadas en la comunidad de La Rosita (Llano Após-tol), al Este con el Río Coclé del Sur y la comunidad de Cermeño, Santa María, Cañaveral y al oeste con la comunidad de El Potrero, La Palma, El Barrerillo y La Saldaña.

(11)

TORRES DE VIGILANCIA (PUESTOS DE OBSERVACION)

– 5 –

Esta área piloto es la más afectada en la temporada crítica (verano) ya que el tipo de vege-tación que se presenta en la misma es de matorrales, soto bosque, y algunos remanentes de bosque primario, por la naturaleza de la vegetación existente cuando se presenta un foco de incendio de masa vegetal se propaga rápidamente debido a que esta área es llama el túnel del viento (fuertes vientos en toda época del año), por una parte y por la otra la vegetación pierde rápidamente la humedad debido a la altura sobre el nivel mar, lo permite que una vez presentado un foco de incendio este de desarrolle con mayor rapidez.

La torre de observación y vigilancia está ubicada en la comunidad de Llano de Apóstol (Ce-rro El Balar), Distrito de Penonomé, Provincia de Coclé, debido a que esta área es donde mayormente se han registrado incendio de masas vegetales en los últimos años y desde el punto donde está ubicada la torre se observa un70% del área protegida.

3. Reserva Forestal La Yeguada fue la primera área protegida creada en la provincia de

Ve-raguas y la primera reserva forestal del país; fue creada mediante el Decreto 94, del año 1960.

Está ubicada en el corregimiento de La Yeguada, Distrito de Calobre, provincia de Vera-guas, su creación respondió al propósito de proteger la primera hidroeléctrica pública del país y constituye un emblema de gran importancia para la conservación, el desarrollo fores-tal y la participación comunitaria en actividades foresfores-tales.

(12)

– 6 –

Esta Reserva Forestal recoge unas de la experiencias más antiguas de la reforestación con Pinus caribaea en Centroamérica; la cual se inició a fines de la década de 1960 y ahora cuenta con más de 3,000 hectáreas plantadas, en estado de manejo y cosecha.

Limita al norte con el Cerro La Bandera, al sur con la comunidad de Alto Veladero, al este con el Cerro Corero y al oeste con la Quebrada Piñal, encontramos 22 lugares poblados dentro y en zona de amortiguamiento de la reserva, con una población estimada según el censo de población y vivienda de la Contraloría Nacional de la República de Panamá de 2010, de alrededor de 800 habitantes.

Las plantaciones de esta área protegida ha sido afectada por incendios de masas vegeta-les, plagas y enfermedades por lo antes expuesto y por la importancia que tiene la conser-vación de esta área protegida se construyó la torre de obserconser-vación y vigilancia e ubicada en la comunidad de Cerro Verde, Distrito de Calobre, Provincia de Veraguas.

Tiene una altura de 8 metros y de la misma se observa el 100% del área protegida, adicio-nal nos permite comunicarnos vía radio a diferentes puntos del país, al igual que mantener un oportuno monitores en cuanto la cacería furtiva, extracción de especies nativas en pe-ligro de extinción.

(13)

TORRES DE VIGILANCIA (PUESTOS DE OBSERVACION)

– 7 –

CONCLUSION

Las torres de observación y vigilancia generan impactos positivos para las comunidades que se encuentran en las áreas donde se construyeron, ya que las mismas serán utilizadas en toda la época del año tanto para la vigilancia y monitoreo de incendios de masas vegetales como tam-bién para la vigilancia de cacería furtiva, la extracción de plantas en peligro de extinción, la tala ilegal de madera, lo que repercutirá en la conservación del ambiente y la prevención y control oportuno de incendios de masas vegetales.

RECOMENDACIONES

Una vez finalizado el proyecto el Ministerio de Ambiente, miembros de las brigadas de preven-ción y control, moradores de las comunidades, autoridades locales, instituciones gubernamenta-les existentes en el área continuaran con la utilización, mantenimiento y monitoreo de las infraes-tructuras para que la misma cumpla con los objetivos establecidos.

(14)

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :