Werner Marx,  Heidegger und die Tradition. Eine problemgeschichtliche Einführung in die Grundbestimmungen des Seins

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

RESE:SAS BIBLIOGRÁFICAS

mativa. Pero su discusión alargaría in-debidamenteesta reseña.

El último apartado,con el cual se con-cluye el libro, expone y critica la tesis de que la Filosofía Analítica es neutral frente a los valores. Sostener que lo es, . equivaldría a pedirle al filósofo a que renunciara a jugar un papel fundamen-tal en el mundo contemporáneo. Según Scarpelli la Filosofía Analítica está muy lejos de ser neutral en lo que respecta a los valores. Sin embargo, no se sabe bien si el autor está describiendo un hecho histórico o proponiéndole una ta-rea al filósofo analítico; quizá su posi-ciónsea.rmás bien, la de que no obstan-te ciertas declaraciones en favor de la neutralidad, ese estilo de filosofar es en sí mismo relevante en lo que toca a esas cuestiones.Las páginas finales estánde-dicadas a señalar la importancia de la Filosofía Analítica en relación a la for-mación, trasformación y justificación de los valores. Son páginas interesantes, escritas con pasión moral, y nos atre-veríamos a decir que, dentro del movi-miento analítico, son ciertamentenove-dosas.

ALEJANDRO ROSSI

Heidegger und die Tradition. Eine

problemgeschichtliche Einführung

in

die

Grundbestimmungen des

Seins,

por Werner Marx. W.

Kol-hammer Verlag, Stuttgart, 1961.

Esta obra es el resultado de lecciones.

y seminarios dictados por el autor en la Graduate Faculty (University in Exile) de la New School for Social Research en Nueva York.

En la Introducción, cuya primera par-te se publicó bajo el título "Heidegger und die Metaphysik" en el F estschrift für Wilhelm Szilasi (Beitriige zur Philo-sophie und Wissenschaft,Francke Verlag München, 1960), explica el autor los propósitos y límites de su trabajo.

Se trata en primer término de

anali-351

zar la filosofía heideggerianafrente a la tradición filosófica occidental,para mos-trar hasta qué punto logra Heidegger plantear los problemas fundamentales, en especialel del Ser, en una perspectiva o dimensión distinta a la aristotélica, determinantede la tradición entera del pensar de Occidente. Se expondrá, por tanto, lo fundamental de esta tradición, intencionalmenteya desdela perspectiva heideggeriana,para compararlo más tar-de con la filosofía tar-de Heitar-degger. En segundo lugar se propone el autor rea-lizar un intento de sistematización de las ideas o concepcionesheideggerianas como si se tratara de "categorías", para ponerlas a prueba frente a los proble-mas centrales de la filosofía actual y

de nuestrotiempo.Se trata finalmentede una introducción históríco-problemátíca

y filosófica, por lo que se prescinde de consideracionesbiográficas, históricas o sociales. En realidad los límites y las limitaciones de la obra radican en su carácter introductorioy en su brevedad; lo que destaca especialmenteen la ex-posición de la "tradición" tanto por las. omisiones como por la seleccióne inter-pretación heideggeriana de los temas y

problemas. .

Algo semejanteocurre en la conclu-sión, donde tanto el planteamiento de los problemas como la crítica que se hace a todo lo largo de la exposición de la filosofía de Heidegger,nos parecenin-suficientesy discutibles, aunque no se pretenderestar méritos a estetrabajo en cuanto a la claridad y fidelidad de la exposición ni negar su importancia y utilídad para los interesadosen estepen-samiento.

La obra comprende,como ya decía-mos, dos partes principales: la exposi-ción de la tradiexposi-ción y la de la filosofía heideggeriana. La primera se divide en tres capítulos:

1.

Hauptteil: Die Tradi-tíon.Erstes Kapitel: Gestaltund Sinn der aristotelischenousia. Die Gestaltder ou-sia. 2. Der Sinn der "Ewigkeit" der

ousia. 3. Der Sinn der Notwendigkeit

Diánoia, vol. 9, no. 9, 1963

(2)

352 RESE:t\)AS BIBLIOGRÁFICAS

derousia. 4. Der Sinn der Selbigkeit der denkensund Vordenkens und die Aufga.

ousia. 5. Der Sinn der Intélligibilitát benbereiche.

der ousia. Desde la primeras obrasy en especial

Zweites Kapitel: Der Sinn von Sein, en Sein' und leit la tarea central para Wesen und Begriff bei Hegel. 1. Das Heidegger es el intento de superar los Seínsgeschehen als Wahrheitsgeschehen. principios' o concepciones tradicionales 2. Der Grundzug der Selbigkeit des Seíns. frente a los que hay que experimentar Drittes Kapitel: Sein Wesen und das una profunda desconfianzay de manera Wesen des Menschen.

1.

Sein, Wesen particular en relación con la idea del und das Wesen des Menschen bei Aristo- Ser como sustanciay como sujeto. Es. teles. '2. Sein, Wesen und das Wesen des tas "categorías" resultan inadecuadas Menschcn hei Hegel. .para captar tanto el ser del hombre como . En el primero se explican la forma y el ser de las cosas. En última instancia el sentido deousia; las características o falta un planteamiento no sólo del pro-estructuras fundamentales de la sustan- blema del ser, sino inclusive del proble-cia para Aristóteles y la tradición. Eter- ma del ser de los entes en general. El . nidad, necesidad, "mismidad", inteligi- sentido del ser, que fundamenta al con. bílidad, se analizan brevementecomo las cepto tradicional de sustancia, hace más esenciales y originarias. El capítu- imposible' la comprehensíón -de estas lo segundo nos ofrece la concepción he- cuestiones últimas. Se trata, en conse-.geliana del devenir del ser como devenir cuencia, de desarrollar. aquellas deter-de la verdad y su concepción fundamen- minaciones más originarias del ser del tal de la mismidad del ser. En el capí-. hombre y de los entes que permitan su-tulo tercero se trata de plantear el pro- perar las concepciones tradicionales de blema del 8e'ry la esenciaen relación con sustancia y sujeto. Concepciones que el hombre. Se exponen las ideas de desde Aristóteles hasta Hegel son deci-Aristóteles y de Hegel en tanto que de- sivas para la historia de la metafísica. En terminación del ser mismo del hombre la crítica a Descartes o en la interpreta-a pinterpreta-artir de uninterpreta-a concepción del ser: ción de Kant se muestra con claridad el La segunda parte de la obra se ocupa punto de vista heideggeriano. Hay que de la filosofía heideggeriana. Constituye renovar, o mejor dicho, volver a plan-en cierta manera una parte relativamplan-en- • tear plan-en forma originaria la cuestión del te autónoma ya que, como lo señala el ser olvidada o perdida ya desde Platón autor, podría comenzarsepor ellay con- y Aristóteles. El problema del ser del .tinuar despuéscon la primera. Se explica hombre, el del desarrollo de una ontolo-a Heidegger en relontolo-ación con los grontolo-andes gía fundamental o analítica del Dasein

problemas de la tradición filosófica de constituyen la tarea inmediata. Es la Occidente. Esta parte comprendelas sec- introducción provisional a la ontología ciones 2 a 6 y termina con una conclu- que no aparece aquí como lo determi-sión. Se añade a esto un apéndice al nante en la idea del hombre, sino como que nos referiremos más tarde. lo que vendrá más tarde a confirmar o La sección segunda se titula: Die si se quiere a quitar el carácter provi-"Überwindung" der Tradition y com- síonal a la ontología fuñdamental, Tan-prende tres capítulos: Erstes Kapitel: to enEl ser y el tiempocomo en otras Der Versuch einer Überwindung von obras expone Heidegger su idea de la Substanz und Subjekt in den Frühwer-' finitud como lo verdaderamente

consti-ken. tutivo del ser mismo del hombre. "Más

ZweitesKapítel: Zeitlichkeit, Geschicht- originaria que el hombre es la finitud y lichkeit und die Wiederholung. el ser-ahí en él." Partiendo de la

(3)

RESE~AS BIBLIOGRAFICAS

realizarse esta ontología fundamental, que no será más que una primera etapa pero que hará posible el profundizar en lo que se había perdido. El punto de partida es, por lo tanto, el redescubri-miento de esta finitud que yacía en el olvido. La analítica ontológico-funda-mental del ser-ahí tiene el propósito de exponer la trascendenciacomo "cura", la angustia como "encontrarse funda-mental", todo esto siguiendo el hilo conductor de la pregunta por el ser. El segundo paso decisivo consistirá en la interpretaciónrdel ser-ahícomo tempora-lidad, siempre,es claro, desdeel horizon-te del problema del ser. La pregunta por el tiempo es motivada por el pro-blema del ser y en este sentido la fun-damentación ontológico-fundamentalde la metafísica enSein und Zeit debe en-tende:rsecomo una repetición,como una vuelta al origen. Estos problemas de la temporalidad, la historicidad y la repe-tición son tratados en el segundocapí-tulo.

En el capítulo tercero se estudia la pretensión heideggeriana de establecer una nueva concepción del sentido del ser y de la esencia a partir de ciertas formas o modos del pensar. El pensa-miento se mueve en tres direcciones: en primer lugar el pensar que piensael fun-damento de los conceptos o principios básicos de los primeros griegos. En se-gundo término, la consideración de la esencia de la metafísica a partir de la "historia del ser", del desarrollo de la estructurade esta'historia hasta llegar a su forma final o última encarnadaen la esencia de la técnica. Pasaríamos de aquí a la tercera dirección, la determi-nación del nuevo comienzo o principio en la búsqueda del sentido del ser. Un sentido nuevo, distinto, otro. La expo-sición hecha por Werner Marx no nos ofrecelos análisis o interpretacionesrea-lizados por Heidegger ni tampoco los momentosparticulares que lo han con-ducido a una nueva concepción de la estructuradel ser. Se trata más bien de

353

una exposición de lo que podríamos lla-mar los resultados totales' a que ha llegado Heidegger. De una exposición crítica donde el problema determinante es el de la legitimidad de este pensa-miento. En otras palabras, se pretende exponerestosresultados"como si fueran categorías"para ponerlasa prueba fren-te a los problemasde la filosofía actual. La tercera sección (Die erstanfángli-chen Grundzüge des Seins) comprende cinco capítulos: 1. Der "Unterschied" von Sein und Seiendem.

n.

Der zeitliche Sinn des Seins: das Anwesen, Il l. Phy- . siso IV. Aletheia. V. Logos,

Como ya decíamos,se trata de expo-ner resultados. En el capítulo primero seplantea el problema central de la on-tología, el problema de la diferencia ontológica,la diferencia entresery ente. Heidegger,desdesus primeras obras, es-tablecela diferencia entre verdad óntica . y verdad ontológica, entre ente y ser. La desarrolla tanto refiriéndose al prin-cipio mismo del filosofar entre los grie-gos, como mostrando la esencia de la metafísica occidentaldeterminadaa par-tir de esta diferencia y, finalmente, en las obras recientes, en relación con el mundo y las cosas. La importancia de este tema se muestra, por ejemplo, en la contraposición hecha por el propio Heidegger entre sus pensamiento y el de Hegel. En "Die Onto-Theo-Logische Verfassung der Metaphysik" (Identitát und Diffeienz) sostiene que, mientras para Hegel

el

asuntodel pensar es el ser y el pensar al ente en el pensar absolu-to, para el propio Heidegger el asunto es el mismo, el Ser, pero el Ser en rela-ción con su diferencia con el ente; para nosotros,escribeHeidegger,el asuntodel pensar es la diferencia como diferencia, para Hegel, en cambio, es el pensamien-to como el conceppensamien-to absolupensamien-to.

. En el segundocapítulo se refiere Wer-ner Marx al sentido temporal del ser: a la presencia. Esta determinaciónfunda-mental del ser tampoco alcanza en Hei-degger una fundamentación plena y

(4)

354 RESEflAS BIBLIOGRÁFICAS

satisfactoria. En realidad lo mismo ocurnra, nos dice el autor, con los te-mas tratados en los capítulos siguientes. Con el concepto de Physis, del que se ocupa en el capítuloIII. Con la concep-ción de la Verdad, desarrollada a partir de la idea griega de Aletheia. Finalmen-te, en el capítulo v.icon la interpretación del ~ogos_'

, Los análisis anteriores tienden

a

pre-parar justamentela exposición de la idea radicalmentenueva que del problema del ser pretendeofrecernosHeidegger:Pero antes es menesteranalizar la concepción del desarrollo de la metafísica de Occi-dentea partir de la historia, o mejor, de la estructurade la historia del'Ser. Esto es lo que constituyeel tema de la cuarta sección: Die Seinsgeschichte und -die "Kehre".

Esta cuarta sección comprende dos capítulos. En el primero (Die Struktur der Seinsgeschichte) se sostiene que la historia del ser tiene un principio o co-mienzo y una culminación. Esta historia es lo que constituye la llamada por Hei-degger escatología del ser. "Das Sein . .eelbst ist als geschichtlichesin sich

es-chatologisch." No setrata de escatología en el sentido de la idea tradicional de 'un movimiento de la sustancia pen-sada corno "telos". El fin está ya puesto en el comienzo

y'

el proceso tiene la es-tructura de un círculo. Lo que determi-na este procesó a todo lo largo de la historia del pensamiento occidental-es la modalidad ontoteológicade la meta-física, Se trata de la interpretación de la totalidad de los entes a partir, o en función, .de un ente supremo. Esta con-cepción, determinada en gran medida por la aparición del cristianismo, se ma-nifiesta en diversas formas ya desde Platón y Aristóteles hasta Hegel

y

qui-zá, en Un sentido más estricto, hasta Nietzsche en quien culminaría la histo-ria de la metafísica de Occidente.

, I

En el segundo capítulo (Das Wesen der Technik und die "Kehre") se analiza la esencia de la técnica como la forma

última'de esta historia del Ser. Se seña. lan, además,las posibilidades de una su. peración de la tradición metafísica y de un nuevo camino para el pensar_ La "vuelta" significa, en primer término, la superación del olvido del ser y de la me-tafísica que, a partir de esteolvido llega

.a-culminar en el nihilismo, por medio de un regreso a los orígenes. Significa, en segundo lugar, el abrirse hacia una nueva dirección en la que podría iniciar. se una nueva historia o "destino del ser".

En lo que se refiere a esta nueva di-rección o camino hacia el Ser' encontra-mos algunos elementoso principios que 'exponeWerner Marx a partir de la seco

ción V: Die andersanfánglichen Grund-züge des Seins. Esta sección se,desarro-lla en tres eapítulos: en el primero f;e ocupa del mundo (Die Welt); en el segundo de Mundo y Cosa (Welt und Ding) y en.el tercero de la esencia del lenguaje (Das Wesen\der Sprache). Las dificultadesy objeciones son aquí mu-cho mayores ya que el autor pretende realizar una exposición,hasta cierto puno to .sistemática, de una serie de ideas expuestaspor Heidegger, príncípalmen-te en cursos y conferencias. Lógicamen-te las respuestaso "caLógicamen-tegorías" que así se obtienen resultan insuficientesy difí-ciles de legitimar. Lo mismo en esta sección que en la .siguienta y en la con-clusión se manifiesta esta actitud crítico-'interpretativa del autor. La sección VI se titula: Das Wesen des. Menschen. En sus cuatro capítulos trata de pr~sen-tar los.elementosúltimos que permiten a Heideggerformular su nuevaconcepción del ser del hombre: 1. Das "Verhiiltnis" des Seins zum Wesen des Menschen.

n.

Die erstanfanglíchen Grundzüge des ~Wesensdes Menschen. IlI. Die ander-sanfáglichen Crundzüge des Wesens des Menschen. IV. Das Wesen des Dichtens und das "dichtcrische Wohnen".

La perspectivacrítica en la que se si-túa Werner Marx nos parece muy dis-cutible. La obra de Heidegger no e~tá

(5)

RESERAS BIBLIOGRAFICAS

concluida y los intentos realizados por un camino nuevo y extremadamente di-fícil no son más que eso. Lo verdade-ramente decisivo sigue siendo el plan-teamiento de los problemas., No es posible, en nuestra opinión, sistematizar o interpretar todo esto como si se tra-tara de 'categorías. Este tipo de críti-ca olvida necesariamente lo esencial. En filosofía, como en el arte, el camino es largo y sólo la apertura y la entrega a la "cosa misma" nos permite seguirlo.La

obra entera de Heidegger es, ante todo, un llamado al camino, al diálogo autén-tico. "Por eso es necesario -escribe Heidegger- intentar nueva y renovada-mente la experiencia del pensar. A par-tir del diálogo con la tradición del pen-sar y, al mismo tiempo, a partir de la inteligencia de la presenteépoca del mun-do.

Así

podría ser preparado un camino

355

siguiendo el cual el misterio del ser po-dría otra vez e inmediatamente interpe-lar a los hombres." No ha llegado quizá el tiempo de la crítica. El intento de Wemer Marx es, sin embargo, muy po- . sitivo y constituye sin duda una aporta-ción de valía a la ya enorme bibliografía sobre Heidegger. Su libro termina con un breve apéndice o guión esquemático de " una obra fundamental' recientementepu-blicada por Heidegger sobre Nietzsche.

Al

final unas palabras del autor y de Heidegger confirman lo que antes decíamos: "So stellt die

V

ollendung der Metaphysik ein Ende dar, das für Hei-degger die Not des anderen Anfangs ist, En

Wasist das -die Philosophie?

sostiene Heidegger que lo que en verdad nos preocupa "es la esencia venidera de la filosofía".

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects : Tradición filosófica