PORTEO Y BEBÉS PREMATUROS

11 

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Loading....

Texto completo

(1)

Cristina Fuentes www.angelos-lucis.com AngelosLucis@gmail.com

PORTEO Y BEBÉS

PREMATUROS

(2)

Cristina Fuentes www.angelos-lucis.com AngelosLucis@gmail.com

Indice:

1. Historia de la Evolución Humana.

2. Necesidades de un bebé prematuro.

3. Beneficios del porteo para un bebé prematuro.

4. Postura correcta de porteo.

5. Nudos más adecuados para portear un bebé

prematuro.

(3)

Cristina Fuentes www.angelos-lucis.com AngelosLucis@gmail.com

1. Historia de la Evolución Humana.

Nuestros antepasados los monos hace 60 millones de años iban andando a cuatro patas, según fuimos evolucionando pasando por los Primeros Monos, cada vez íbamos más erguidos, cuando llegamos hace 5-7 millones de años a los Primeros Homínidos Bípedos es cuando empezamos a andar rectos y poner a las crías en la cadera. Al llegar al Homo Sapiens, la pelvis se ensancha y los huesos ilíacos van hacia el interior de la pelvis para soportar así el peso de los órganos, pero esto provoca que el bebé nazca prematuro por falta de espacio. De aquí pasamos al Humano Moderno hace 35.000 años y finalmente al Humano Sedentario hace 10.000 años, que son los que formaron las tribus más grandes construyendo así civilizaciones, hasta hoy.

Los Primates Llevadores tienen un post parto indefenso, no son capaces de sostenerse por sí mismos, se agarran a la madre, sus sentidos están desarrollados pero no funcionan al 100%, no regulan su temperatura solos, gritan si se quedan solos, necesitan protección calor y comida. La comida pasa rápido y necesitan comer cada 2-4 horas.

El bebé humano actual todavía es un Primate Llevador porque necesita estar con su madre para regular su temperatura, tener amor y alimento las 24 horas del día. De no ser así, no sobreviviría, ya que nacemos prematuros por falta de espacio en el cuerpo de la madre y necesitamos a nuestros progenitores para salir adelante. Necesitamos cuidados y atención las 24 horas del día.

(4)

Cristina Fuentes www.angelos-lucis.com AngelosLucis@gmail.com

2. Necesidades de un bebé prematuro.

Un bebé prematuro es aquel nacido antes de la semana 37, aunque depende del tamaño del bebé podría no considerarse prematuro si su peso y talla es igual en la semana 35 que la de un bebé a término. Al principio los padres tienen miedo del primer contacto con su bebé prematuro, les asusta hacerle daño al acariciarle o cogerle porque son muy frágiles, pero al contrario, como está comprobado en recientes estudios, es importante establecer un vínculo físico con ellos lo antes posible. Siempre deberán lavarse las manos antes de tocarles o cogerles. Dependiendo de las condiciones de salud de estos bebes, los padres podrán alimentarlo, limpiarlo y ayudar en otros procedimientos de rutina, pero teniendo muy en cuenta que en ocasiones puede ser necesario limitar la cantidad de estimulación física que recibe. Con el tiempo y la mejoría de los bebés, se les permitirá a los padres poder llevar a su bebé y recostarlo sobre su pecho.

En la mayoría de Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales cuando el peso y la salud del bebé lo permiten, se anima a los padres a usar el

"método canguro". El contacto piel con piel entre los padres y el bebe

prematuro puede ayudar a que se relajen y respiren con más facilidad, a la vez que les ayuda a aprender a succionar y alimentarse.

Muchas Unidades de Neonatología de los hospitales están abiertas para que los padres puedan ver a sus hijos, pero aún se está intentando conseguir que en todos los hospitales esté abierta 24.horas.

Por tanto, es muy importante que los bebés estén en contacto permanente con sus padres, para sentirse queridos, arropados, calentitos y con posibilidad de alimentarse a demanda, siempre que su salud lo permita.

(5)

Cristina Fuentes www.angelos-lucis.com AngelosLucis@gmail.com

3. Beneficios del porteo para un bebe prematuro.

Como hemos visto en el anterior apartado, los bebés prematuros necesitan incluso más que los bebés nacidos a término, estar en contacto con sus padres. Así podrán realizar el método canguro para afianzar la relación, sentirse protegidos y poder alimentarse y regular su temperatura corporal. Visto esto nos damos cuenta de la gran aportación de los portabebés, ya que sus principales funciones son esas.

Para cuando un bebé prematuro se marche a casa con sus papás, necesitará igualmente estar pegado a ellos, y utilizando un portabebé les será más cómodo, ya que a la vez que la mamá o el papá están con su bebé, pueden hacer tareas de la casa, salir a pasear, ir a la compra, etc. Por tanto vemos que para un bebé prematuro es muy importante estar en contacto con sus padres para poder sobrevivir, y la manera más práctica para hacerlo las 24 horas del día es usando un portabebé ergonómico. Así la postura del bebé y el porteador será la correcta.

(6)

Cristina Fuentes www.angelos-lucis.com AngelosLucis@gmail.com

4. Postura correcta de porteo.

Tan importante es portear a los bebés como hacerlo ergonómicamente con la postura adecuada al desarrollo fisiológico del bebé, y de manera que la espalda del porteador también esté segura.

La forma adecuada de portear a un bebé es la llamada posición “ranita”, esta consiste en que la columna del bebé esté curvada en su forma natural, para conseguir esto y que su cabecita a la vez descanse, el bebé debe estar sentado a la altura de nuestro ombligo, con las rodillas más altas que el culito.

(7)

Cristina Fuentes www.angelos-lucis.com AngelosLucis@gmail.com

5. Nudos más adecuados para portear un bebé

prematuro.

Los nudos más adecuados para portear a un bebé prematuro son aquellos que nos aseguran una mayor sujeción del bebé en la parte delante del porteador.

El nudo que aconsejaría, es el “Canguro delante”. A continuación detallo los pasos a seguir:

1. Cogemos el fular a la mitad y colocamos en nuestro pecho al bebe junto el fular, le hacemos la bolsa debajo del culito de manera que la tela le llegue a su ombligo, y para sujetar la cabecita ponemos la tela del fular que llegue hasta dos dedos por encima de las orejas del bebé.

(8)

Cristina Fuentes www.angelos-lucis.com AngelosLucis@gmail.com 2. Los dos extremos del fular los pasamos por encima de nuestros

hombros, uno a cada lado.

3. Elegimos con qué lado empezar y desde nuestro hombro hacemos un giro canguro, de manera que la tela del interior quede ahora en el exterior, lo pasamos por nuestra espalda hasta debajo de la axila contraria y hacemos “la camarera” para sujetarlo. Hacemos lo mismo con el otro extremo.

(9)

Cristina Fuentes www.angelos-lucis.com AngelosLucis@gmail.com 4. El primer extremo empezamos a ajustarlo desde la zona que está en la cabecita del bebé hasta la que está en el culete, como siempre ajustando raya a raya sin perder la tensión. Hacemos lo mismo con el otro extremo.

5. Finalmente pasamos los extremos por encima de las corvas del bebé y hacemos el nudo doble final debajo de su culito.

(10)

Cristina Fuentes www.angelos-lucis.com AngelosLucis@gmail.com

6. Conclusiones.

Visto todos los anteriores apartados, podemos deducir que el porteo en general es beneficioso y satisfactorio para padres y bebés, y que para bebés que nacen con más dificultad para salir adelante es muy importante estar constantemente con ellos. Es una herramienta de apoyo para poder hacer más cosas al mismo tiempo que disfrutas de estar pegado a tu bebé.

Ayuda a la autoestima tanto de padres como de los hijos, ya que al estar juntos refuerzan su amor y se sienten queridos y unidos. Durante toda la historia hemos sobrevivido gracias a que hemos porteado a nuestras crías, es algo natural e instintivo, es importante que el avance de la civilización no excluya este comportamiento tan bonito y gratificante, con el uso de portabebés podemos seguir haciéndolo, además hoy en día hay muchos tipos de portabebés para todos los gustos, lo importante es elegir el que más se adapte a tu familia y que sea ergonómico de verdad, respetando la fisiología del bebé.

(11)

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :