México ante el futuro de la integración económica regional en América Latina

Texto completo

(1)

(2) INSTITUTO TECNOLÓGICO Y DE ESTUDIOS SUPERIO~RES DE MONTERIIBY ESCUELA DE GRADUADOS EN ADMINISTRACIÓN PÚBLICA Y POLÍTICA PÚBLICA, CAMPUS CIUDAD DE MÉXICO. México ante el Futuro de la Integración Eco.nómica Regional en América Latina. .· TECNOLÓGICO DE MONT.f2rn~EY. Biblioteca. Campue Ciudad de México. Miriam Rubinstein Derzavich Secretaría de Relaciones Exteriores. Proyecto de Investigación Aplicada Maestría en Estudios Internacionales Asesor Alonso de Gortari Rabieta. Noviembre de 2007.

(3) ·~\-1 llJo ,,S'S'~ k.l 'R((] ';).oo. +-.

(4) Índice. Resumen. 3. Introducción. 4. Capítulo I 1.1 Desarrollo de la integración regional. 8. 1.2. Motivaciones para establecer acuerdos de integración regional 1.3. Teorías de la integración regional 1.4. Modelos de integración 1.5. Aspectos negativos de la integración regional. 11. 10 16. 18. Capítulo II 2.1. Una retrospectiva histórica del desarrollo de la integración en América Latina 2.2 Regionalismo de Primera Generación 2.3. Nuevo R,~gionalismo. 19. 22 34. Capítulo III 3.1 México ante la integración regional en el Continente Americano 3.2 Doble pertenencia: mito o realidad 3.3 Acercami,:nto hacia los diferentes bloques económicos. 49 52 57. Conclusión. 61. Bibliografia. 63. 2.

(5) Resumen El presente trabajo aborda la integración regional en América Latina como un fenómeno que no es nuevo. Éste data de los inicios del siglo XIX, desde h lucha por la independencia de las antiguas colonias en América. Las caracterbticas de dicha integración han variado a lo largo del tiempo, dependiendo de las circunstancias por las cuales atravesaba el Continente.. Para entender las particularidades latinoamericanas del proceso, se elaboró un marco conceptual que aborda las diferentes teorías y justificaciones de la integración, así como las modalidades de la misma, que se si bien son independientes, también pueden interpretarse como una evolución gradual y consecutiva de la coordinación entre los Estados.. El recuento histórico que se desarrolló muestra como en sus inicios la integración se impulsó por razones políticas, toda vez que las nuevas naciones requerían el apoyo de sus vecinos frente al expansionismo europeo y al intervencionismo d,: Estados Unidos. Sin embargo, dichas ideas no prosperaron toda vez que surgieron rivalidades y conflictos territoriales entre países, heredados de su pasado colonial.. No fue hasta la segunda mitad del siglo XX que América Latina llegó al consenso de que los programas de integración económica constituían un instrumento importante para el desarrollo económico. Dentro de este proceso, se crearon diferentes bloques económicos, los cuales se dividieron en los del "regionalismo de primera generación" y del "nuevo regionalismo".. Por último, se abordó el fenómeno desde una perspectiva mexicana, la cual no se puede entender sin tornar en cuenta consideraciones unilaterales, bilaterales y multilaterales. Dicho análisis tuvo por objetivo presentar un propuesta integral que beneficie a México en materia económica pero también política, en virtud del peso creciente de los bloques regionales americanos en la escena internacional.. 3.

(6) Introducción Mucho se ha escrito sobre el sistema económico internacional cread,) después de la Segunda Guerra Mundial, el cual buscó un método alternativo para lograr la cooperación en el campo de la economía entre distintos países, 1 con el fin de evitar nuevos enfrentamientos bélicos. Los acuerdos de Bretton Woods, suscritos e·.1 1944, tuvieron como objetivo impulsar dicha colaboración, a través de los organismJs económicos y financieros que emanaron de ellos.. Si bien se v:ivieron periodos de estabilidad generalizados, como en años cincuenta y sesenta, en los cuales el Producto Interno Bruto (PIB) crecía en la mayoría de los países a tasas de 5-6%, no se pudieron ·~vitar las crisis económicas a nivel mundial, sobre todo las ocurridas en la década de 1970. Latinoamérica, por ejemplo, re,ultó severamente afectada, en virtud de que se encarecieron los capitales extranjerc,s necesarios para financiar su crecimiento, al tiempo que los países industrializados, los cuales instrumentaron políticas restrictivas, redujeron su demanda de import;1ciones de aquellos productos elaborados en ésta y otras regiones en vías de desarrollo.. Como resultado, dichos países buscaron alternativas para hacer un frente común a la inestabilidad del sistema económico internacional de manera más eficaz y en áreas geográficas más limitadas. Ello, llevó a plantear la necesidad de reestructurar los bloques económico:, regionales, que surgieron en la Segunda Posguerra.. México no ha sido ajeno al proceso de integración regional en América Latina. Fue de los países firn1antes del Tratado de Montevideo de febrero de 1960, que constituyó la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio (ALALC), y en 1980 refrendó su compromiso con este proceso continental al apoyar la conformación de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI).. Asimismo, no se puede soslayar la importancia de la suscripción de 262 acuerdos económicos entre México y los países latinoamericanos, de los cuales únicamente siete. I. Miguel A. Galínúo Martín, Los Bloques Económicos: Una Guia Básica para la Economía Mundial. Madrid, 1995, pág 16. 4.

(7) son tratados de libre comercio, firmados a partir de 1993. 2 Si bien dichos instrumentos jurídicos no generan bloques económicos, se pueden cons:derar como la estrategia mexicana para insertarse en la dinámica de integración regional.. La rdevancia de abordar el tema de la integración regional en este momento recae en las nuevas circunstancias que presenta el inicio del sexenio del Presidente Felipe Calderón Hinojosa, a pesar de que ya desde hace tiempo el asur.to ha tenido auge entre académicos y funcionarios gubernamentales mexicanos.. A poco más de un año de haber iniciado su gobierno y tra, la presentación del Plan Nacional de Desarrollo, el Mandatario mexicano deberá decidir el rumbo que tomará el país respecto de la dinámica integradora que tiene lugar actualmente en el Continente. Por lo tanto, el análisis prospectivo que se realizará sobre México podría eventualmente presentar opciones de políticas públicas y sugerir modificacic·nes en la orientación de la política exterior mexicana, principalmente hacia Latinoamérica.. Es relevante de igual manera, para el campo de los Estudios Internacionales retomar el concepto de integración económica, a la luz de las diferentes respuestas de América Latina a la globalización y de la manera en la que los países eligen diversas estrategias para satisfacer sus necesidades.. En ese sentido, el presente trabajo estará conformado ¡:,or tres capítulos, que se desarrollaran de la manera siguiente: El primer capítulo iniciaría con una breve introducción sobre el desarrollo de la integración económica regional, así como las diferentes teorías al respecto, resaltando que en las últimas décadas del siglo XX, dicho fenómeno se extendió de manera notable en todo el mundo, en virtud de que la globalización está acompañada del predominio de un modelo económico de libre mercado, el cual se nutre del intercambio entre los Estados.. 2. Secretaría de Relaciones Exteriores h!.!p:l/www.economia.gob.mx/index. www.src.gob.mx/tratados. y. Secretaría. de. Economía. 5.

(8) Ello, hizo necesario adoptar medidas tendientes a mejorar la posición negociadora frente a terceros, lo cual se ha logrado por medio de los procesos de inte.~ración regional, que permiten a los países negociar en bloque.. Este tipo de formaciones emana de una necesidad funcional, en el que los Estados deciden integrarse con el fin de aumentar el bienestar de sus ciudadanos o simplemente por una cu,:stión de ventaja comparativa. Asimismo, la conformación de bloques se debe a razones tanto políticas como económicas, las cuales serán abordad.is de manera breve. Las primeras se ejemplifican sobre todo con el origen de la Unión Europea, cuyos líderes pretendían evitar la posibilidad de otro conflicto bélico entre los principales países. de. dicho. Continente,. mientras. que. las. segundas,. versan. sobre. la. institucionalización de intercambios ya existentes y el abastecimiento de recursos naturales, como sucedió en los años previo a la fim1a del Tratado de .'~ibre Comercio de América del Norte (TLC AN).. De igual fonna, serán explicadas las diferentes etapas de la integración económica, las cuales se describen a continuación: 1. Acuerdo prefcrenciaks de comercio: Consiste en otorgar un trato diferencial. respecto a terceros países a través de reducciones de aranceles al comercio. 2. Zona de libre comercio: Reducción arancelaria generalizada a todos los bienes hasta alcanzar el libre comercio entre los países que suscribieron el acuerdo preferencial de comercio. 3. Unión aduanera (UA): Zona en la cual dos o más países intercambian libremente entre e/los mercancías y poseen una política arancelaria comú1;, dirigida hacia terceros que no se suscribieron el tratado. 4. Mercado común: Libre circulación de bienes y servicios, así come, de los factores de producción. 5. Unión monetaria: Coordinación de políticas macroeconómic,is (monetaria, cambiana, crediticia, entre otras), adopción de una moneda única para los países miembro y el establecimiento de un Banco Central. 6. Unión política: Creación de una federación de Estados.. 6.

(9) El segundo capítulo abordará la experiencia de América Latina en cuanto a sus procesos de integración, iniciados en la década de 1960, a través los cuales los países del Continente Americano buscaron ampliar los mercados, confom1ando bloques regionales como la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio (ALALC) y el Mercado Común de Centro América (MCCA), el Pacto Andino y el Mercado Común del Caribe (CARICOM).. A pesar de que esta primera experiencia fracasó por los regímenes proteccionistas, la falta de complementariedad y b inestabilidad macroeconómica, a finales de los años. 1980 con los cambios a nivel mundial y del fortalecimiento de la democracia al interior del Continente en la década de 1990, se dio un impulso renovado a los proceso de integración y su profundi7.ación, con ejemplos como la Asociación L1tinoamericana de Integración (ALADI), el Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), el Mercado Común del Sur (MERCOSUR), la Comunidad Andina de Naciones (CAN), así como el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) y la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), entre otros.. En el capítulo tercero, se llevará a cabo un ejercicio prospectivo sobre el caso de México en el contexto de la integración regional, con base en los siguientes niveles de análisis: l. Plano unilaleral: los motivos de México para iniciar su' proceso de apertura. económica. 2. Plano bilateral: la "doble pertenencia" mexicana que pem1itió suscribir diversos acuerdos de libre comercio con los países del Continente. 3. Plano multilateral: el acercamiento de México hacia los dif.~rcntes bloques económicos en el Continente.. La base de dicho análisis partirá de las alternativas con las que nuestro p;:iÍs cuenta frente a los esquemas de integración subregional y un posible acercamiento a és1 os.. 7.

(10) Capítulo I l. Desarrollo de la integraciún regional. La integración regional constituye la formación de un grnpo o bloque de países con cierta proximidad geográfica, que deciden eliminar entre sí las tnbas al comercio de bienes y servicios, al tiempo que mantienen restricciones asoci Jdas a las políticas comerciales frente al resto del mundo.. Si bien la integración no es un concepto nuevo, se expande durante las últimas décadas del siglo XX y adopta nuevas características que buscan ajustarse a los cambios políticos, económicos y tecnológicos que cobran importancia en ese periodo de tiempo.. El regionaltsmo, tal y como se conoce hoy en día, es derivado del prc,ceso de integración iniciado a finales de la década de los años treinta, cuando los p;iíses comenzaron a destrabar las medidas conservadoras que implementaron a raíz de la crisis de 1929.. La experiencia traumática de la Segunda Guerra Mundial generó, de un lado del Océano Atlántico, particularmente en Europa, la necesidad de buscar soluciones pacíficas a sus problemas, y del otro, en el caso de las naciones latinoamericanas, t·Jmaron conciencia de la fortaleza que adquirían al hablar con una sola voz en defensa de .ms intereses frente a terceros. Efectivamente, en el mundo de la posguerra, polarizado tanto por ideología como por niveles de desarrollo económico, el poder de negociacion dependía de la posibilidad de unificar criterios y políticas de países en vías de des;irrollo frente a los industrializados, por lo que surgió una especie de "dilema de ~;eguridad", 3 entre mantener cierta autonomía o cooperar con otros Estados para lograr resultados comunes.. Sumado a b anterior, entre l 950-1962, en virtud de la recuperación económica experimentada en diversas partes del mundo, el comercio entre las naciones más industrializadas logró tasas anuales de crecimiento del orden del 10%,4 cifra que estableció con claridad que, de no estimular los programas de integración en las regiones. 3 Robcrt Gilpin (2001 ), Glohul Political Economy, Estados Unidos, Princcton Univcrs ty Press, pág 3~2. ' Miguel S. Wionczck ( comp) ( 1964 ), Integración de la América Latina: Erpcricncias y Perspectivas, México, Fondo de Cultura Económica, póg.12.. 8.

(11) en vías de desarrollo, no se lograría un crecimiento económico equivalente 11 <le Europa Occidental y al de Estados Unidos.. Cuando las economías latinoamericanas enfrentan procesos de cero crecimiento en los afíos ochenta, se evidencia el agotamiento de la idea de integración en el mundo de la posguerra, a partir del estancamiento generado por ciertos modelos económicos, proponiendo principalmente una industrialización vía la sustitución de impl•rtaciones.. Los países comprendieron. que mediante la creación de un mercado regional, la. liberalización de:: comercio, el aprovechamiento de las economías a escala y la coordinación de políticas nacionales, podrían movilizarse de manera más racional los factores de producción desocupados y se conseguiría acelerar el crecimiento de las áreas en donde surgieran dichos bloques.. Entre 1948 y 1994 se notificaron ante el Acuerdo General sobre Arancele:; y Comercio (GATT), hoy Organización Mundial del Comercio (OMC), únicamente 124 acuerdos regionales, específicamente de comercio de bienes. En comparación, a partir de 1995 se registraron 130, lo cual sumó para diciembre de 2002, más de 250 acuerdos nivel global. Estadísticas de la propia OMC plantearon que hasta 2005 esa cantidad ascendió a 300, una cuarta parte de los cuales se ha implementado en América Latina 5 y q1Je la mayoría de los integrantes de dicha Organización son parte de por lo menos u11 proceso de integración regiona1 6 .. La gráfica que se muestra a continuación ejemplifica el incremento en la firma de acuerdos a partir de la fundación de la OMC.. 'Gcm1án A.de la Reza (2006), Integración Económica en América latina: f/acia una nueva comunidad regional en el siglo XXI, México, Universidad Autónoma Metropolitana, pág. 17. " Página electrónica de la Organización Mundial del Comercio h!!Q://www.wto.org/cnglish/tratop c/rcgion c/rcgfac e.htm. 9.

(12) Gráfica 1 Número de acuerdos de comercio regionales 1948-2002. Este incremento, se debe en parte a los efectos de la g lobali zac ió n, que ha. red uc ido los cos tos del movimiento de bienes, servicios y capital, principales suj e tos dC' los ac uerdos ele integración.. 2. Motivaciones para establecer acuerdos de integración regional. Entre los mo ti vos que ince ntiva a los pa íses a c rea r bloques de integración so n los sigui ent es :. C reación de comercio En la medida en la que se redu zcan las trabas al come rc io entre países y i:e a mplí en los mercados a través de mecanismos ele acceso prefe re nc ial, se incre mentan los fluj os comercia les ta nto de merca ncías co mo de serv icios y ele capita les . E llo genera ga nancias para dichas nac iones, por lo que merece un a valoración positiva desd e el punto de vista ele la eficienc ia y bienestar.. Asim ismo, los consumidores acceden a un a mpli o a banico de bi enes ofr,~c idos por los productores co n pautas d e especializac ión más e fi c ie ntes con ventajas co mp arativas. Otro fac to r positi vo se deriva a partir del mayor aprovechamiento de las economías de escala en e l marco de me rcados más ampli os, lo qu e tambi én contribuye a di sminuir los costos de producción .. 10.

(13) Atracción de inversión. La integración busca también aumentar la competencia en el conjunto de naciones integrado. A través de una mayor competencia, la inversión se acelera y coadyuva a la revitalización de las economías del bloque regional.. Mejoramiento de las condiciones del país. Los países, al optar por la integración regional, buscan de igual manera objetivos variados como mejorar los ritmos de crecinúento de la economía, progrese, y bienestar para la sociedad, haciendo hincapié en los cambios cualitativos sobre el entorno, el sistema de incentivos y los estímulos a la innovación.. Aumento del peso político. De igual manera, dicho proceso tiende a afectar la esfera política, ya que con la integración aumenta el peso internacional del bloque, superando al que poseían los países miembros pür separado.. 3. Teorías de la integración regional. En virtud de la acderación en la confonnación de bloques regionales, existen distintas teorías que buscan explicar dichos procesos, las cuales toman en consideración dos vertientes: la económica y la política.. 3.1 Teorías económicas. a) El Neoinstitucionalismo: Plantea que las instituciones, tanto regionales como internacionales, son establecidas con el fin de superar ciertas fallas del mercado, resolver problemas de coordinación o eliminar las barreras de la ,:ooperación económica, debido a que generan incentivos a través de diversos mecanismos, para que los países busquen desarrollar vínculos de colaboración.. Dentro de estas instituciones, se incluyen las reglas y normas que se implementan en cierta región comercial, así como las que se llegaran a crear meditante tratados, una vez que éstos entren en vigor. Si dichas normas son efectivas y las partes las respetan, la integración opera exitosamente.. 11.

(14) b) La Nueva Política Económica: Se enfoca en las medidas que se adoptan a nivel nacional, en virtud de las presiones ejercidas por los distintos grupos de poder locales, quien,~s buscan beneficiarse del mercado regional, así como redistribuir los ingresos del país en su favor. 7. •. Una de las medid.1s consiste en establecer aranceles, los cuales constituyen uno de los resultados de la interacción entre el sistema económico y político de un pds, en virtud de que sirven par;] balancear el deseo de proteger y liberalizar el mercado por parte de los grnpos de interés.. En ese sentido, pcrmea siempre un sentido de reciprocidad en la medida en que los exportadores únicamente pueden tener mejor acceso a mercados extranjeros si sus contrapartes obtienen beneficios equivalentes. Por lo tanto, la búsqueda en la reducción de aranceles de ciertos productos sirve para que otras naciones hagan lo propio, en base al principio de reciprocidad. Ello es el reflejo de la aplicación de la teoría del "Dilema del Prisionero", dado que al decidir cooperar, los Estados logran mayores ventajas; de lo contrario, seguiríamos viviendo en un mundo altamente proteccionista, c-:in aranceles impuestos de manera unilateral, como lo fue en el pasado 8 .. Es importante des1acar que son las grandes empresas con capacidad exporta.dora las que buscan liberalizar las economías, debido a que la parte del mercado interno que pierdan por la competencia extranjera, se compensa con su ingreso a mercados de otros países, sobre lodo si llevan a cabo comercio "intraindustrial". Este no es el caso de las compañías pequefias, quienes tienen que compelir por los mismos espa,;ios que las firmas extranjeras, por lo que éstas abogan por un mayor nivel de proteccionismo.. 3.2 Teorías políticas. a) El Federalisrr.o: Fue propuesto por diversos teóricos para tratar de rnlucionar el problema bélico, construyendo instituciones federales, a las cuale:; los países. 7. Roben Gilpin, Op. ót., pág. 3~5. "Richard Ualúwin (2006), "Multilatcrilising Rcgionalism: Spaghclli Uowls as fluilding Blocs on thc Path to (ilobal Free Tradc", National Bureau of Economic Rcscarch, pág. 8.. 12.

(15) voluntariamente cederían autonomía política y derechos soberanos sobre ciertos asuntos.. b) La Teoría Funcionalista: Estipula que los avances económicos y tecnológicos han llevado a los países a optar por la integración política y económica tanto a nivel regional como internacional. Estos avances generaron la necesidad de cooperar con naciones que antes eran consideradas como adversarias, a través de la firma de acuerdos en materias muy específicas o técnicas. Al resolver lo, problemas funcionales, los Estados se inclinaron por establecer instituciones a las cuales delegaban mayor número de tareas en diversos ámbitos.. e) La teoría neofuncionalista: Retoma los argumentos anteriores, pero incluye además el factor interno. Al percibir los beneficios y la utilidad de la integración regional, grnpos de poder al interior de los distintos Estados presionarían a sus gobiernos, con el fin de que establezcan mayores instituciones en beneficio de :;us intereses particulares. Este enfoque plantea que la cooperación económica ll~va a seguir colaborando, y posteriormente, a la integración política a nivel regional y global.. Dichas teorías se pueden demostrar remitiéndonos al ejemplo de la integración europea, la cual es el resultado de una serie de decisiones racionales tomadas por diversos líderes, quienes buscaban maximizar sus beneficios económicos. Ello inplicaría una mayor cooperación entre los Estados de tal forma que se prevendría el est11lido de otra conflagración continental, fin último de la cooperación entre los Estados afectados por la Segunda Guerra Mundial.. En efecto, a trav,~s del establecimien!o de acuerdos en ámbitos muy técnicos como lo es el del carbón y el acero, los gobiernos de Francia, Alemania, It2 lia, Bélgica, Luxemburgo y los Países Bajos pusieron en marcha, en 1947, instituciones que llevarían a una mayor colaboración que permcó a otros sectores, resultando en el largo plazo en la integración de una zona económica que, desde 2007, incluye a 27 países. Un ejemplo contrario es el del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), donde se pensó que a través de la institucionalización de );; cooperación económica, se solucionaría de manera natural un problema con dimensic,nes políticas, 13.

(16) como es la migración. Sin embargo, no se han logrado grandes avances dadas las raíces primordialmente económicas de dicho fenómeno.. 3.3 Conceptos adicionales. Además de las teorías mencionadas anterionnente, existen diversos elementos que ayudan a explicar los procesos de integración económica'\ como los que ~e detallan a continuación:. •. Armonización de políticas macroeconómicas y sectoriales.. •. Profundidad d,~ los compromisos asumidos por los socios.. •. Amplitud de los aspectos que abar-:a el tratado.. e, Fortaleza de las normas. •. Relación con terceros países.. •. Compromisos políticos.. Armonización de políticas La armonización de política se divide en procesos cerrados y abiertos. Los procesos de regionalización cerrados son aquellos que han avanzado hacia una armonización simétrica, en la que prima la coordinación de las políticas macroecon<'Hnicas y la creación de instituciones supranacionales, capaces de hacer cumplir las reglas comunitarias por encima del interés nacional 10 .. Por otro lado, la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) definió la regionalización abierta "como un proceso de creciente interdependencia económica a nivel regional, impulsado tanto por acuerdos preferenciales de integracién como por. otras políticas en un contexto de apertura y dcsregulación, con el objeto de aumentar la competitividad de los países de la región y de constituir, en lo posible, un cimiento para una economía internacional más abierta y transparente" 11 . Asimismo, es un mecanismo de defensa de los efectos de eventuales presiones proteccionistas en mercados extrarregionales.. 9. Ver Ramón Torrrnt (2003): "Regional tntegration lnstruments an<l Dimensions: an Analytical Framcwork", en Bridge.,· ji,r Developme11t: Policics ami /nstitutiom for 7i·ade ami /11tcgratio11, Banco Interamericano de Dc:;arrollo, pág. 126. 1 " Mercedes Isabel Bollo (2002), "Integración en América Latina", Buenos Aires, pág. 5. 11 Comisión Económica para América Latina :-""-w.cepal.Qrg. 14.

(17) Profundidad de los compromisos. Se refiere al grado en el cual las áreas que abarcan los procesos de integración regional están sujetas a reglas comunes, así como a la libertad de los Estados para regular ciertos aspectos de manera independiente. Mientras mayor sea esta independencia, may,)r grado de profundidad tendrá el proceso de integración.. Amplitud. La integración será amplia toda vez que abarque un gran número de aspectos en los acuerdos firmados. Sin embargo, si alguno posee mayor amplitud que profundidad en términos de obligaciones y cooperación, no se logrará consumar dicho proceso, mientras que el documento jurídico terminaría como una "Carta de lntención" 12 .. Fortaleza de las normas. Como se mencionó anteriormente, la aplicación y respeto a las normas, como instituciones, es un factor importante a fin de que la integración económica funcione adecuadamente.. Relación con terceros países. Este concepto podría definirse como la capacidad de los Estados parte de una zona integrada económ',camente de detemlinar su política hacia terceros países no pertenecientes a dicha zona. Si el nivel de integración es más profundo, los bloques generarán una política común, lo que les otorgaría mayor poder de negociación en la escena internacional.. Como los países ajenos al bloque sufren en cierta manera de discriminación, éstos buscarían a su vez crear otros acuerdos con el objetivo de no quedar rezagados, generando un círculo virtuoso o un "efecto dominó" de integración 13. La Creación del Asociación Europea de Libre Comercio 14 (EFTA, por 1;us siglas en inglés), encabezado por Gran Bretaña en los años 1960, es un ejemplo de le mencionado. 12. Ramón 'J'orrent. Or, cit. Richarú 13alúwin (2006), '"Multilatcrilising Regionalism". Op.cit. pág. l l " Integrantes fundadores: Austria, Dinamarca, Gran Bretaña, Noruega, Portugal, Suecia)' Suiza. En 1961 entró Finlandia, c11 1970 Islandia y en 1991 Liechtenstein. Pcm1ancccn únicamente Noruega, Liechtenstein, Islandia y Suiza. 11. 15.

(18) en el párrafo anterior. En virtud de que los ingleses se sintieron discriminados al no formar parte de la Comunidad Económica Europea, constituida por el Tratado d·~ Roma en 1957, conformaron otro bloque comercial en dicho continente.. Compromiso político La motivación política de crear un Estado supranacional sería una de las razone, por las cuales los países decidirían integrarse. Ello proporciona una mayor fortaleza a' bloque, en virtud de que los miembros aspiran a consolidar la cooperación y colaboran en momentos de gran necesidad. Si bien en el caso del TLCAN no existe una expectativa real de generar entidades supranacionales, equivalentes a la Comisión y Consejo Europeos, la ayuda otorgada por Estados Unidos durante la crisis financiera e1 México de 1995, demostró que existe un compromiso entre socios comerciales por garantizar la estabilidad y armonía económica en la zona.. 4. Modelos de integración. Todos estos conceptos pueden reflejarse en los diferentes modelos de integración regional que se mencionan a continuación:. Integración comercial de facto: Consiste en un marco político sin reglas establecidas basado en sólidas semejanzas históricas y geográficas. El ejemplo sería la AsDciación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).. Acuerdo preferencial de comercio: Es el primer paso para incentivar el intercambio comercial entre un grnpo de países. Consiste en otorgar un trato diferencial respecto a terceros a través d,~ reducciones de aranceles al comercio. Dicha reducción ,:s parcial en términos del universo de bienes y/o del grado de la preferencia aran,:elaria. Una preferencia arancelaria del 100% implicaría la exención de cobros a los citados productos.. Zona de libre comercio: Estado más avanzado que el Acuerdo Preferencial porque la reducción arancelaria se generaliza hasta alcanzar el libre comercio d~ mercancías determinadas por el acuerdo entre los países fim1antes, pero cada une mantiene la soberanía en cuanto a sus políticas comerciales hacia el resto del mundo.. 16.

(19) Unión aduanera: Los miembros eliminan entre sí los obstáculos a la libre circula,:ión de bienes y además, se suma la capacidad de coordinar frente al resto del mundo la política comercial de los países asociados, a través de un arancel externo común. 1;. Mercado común: Además de la liberación comercial, persigue la libre circulación de factores productivos entre países miembro, la integración de los mercados de trabajo y financieros, así como la armonización de políticas macroeconómicas.. Mercado único: Supone perfeccionar el Mercado Común, eliminando las fronteras fisicas (aduanas), la, técnicas (normas sobre calidad), y las fiscales (armonizar impuestos).. 16. Unión monetaria y económica: Constituye el grado más avanzado de integración, que suma la coordinación de políticas macroeconómicas así como presupuestarias, y se pennite la libre circulación de capital y trabajo. Asimismo, se emite una mon,:da única para todos los países miembros y se establecen instituciones supranacionales como un Banco Central común 17 •. Unión económica plena: Implica la plena integración de las economías de los países miembros, lo que exige una política económica común. Esta fase podría derivar en una unión política, con lo que los miembros formarían un país único.. Si bien estas modalidades de integración son independientes, también pueden interpretarse como un proceso gradual y consecutivo donde la coordinación de una política aduanera común supone necesariamente la libre circulación de bienes de una parte mayoritaria del comercio entre los países. Sólo el caso de la Unión Europea ha logrado alcanzar la quinta modalidad; el resto de los acuerdos regionales, salvo raras excepciones, son áreas de libre comercio en las que sólo circulan libremente los bienes, serv1c10s e inversiones.. " Germán A. de la R,:za Op. cit, pág. 97 16 Jaime Requeijo Go11zálcz, Op. cit.. pág. 38. 17 Viciar Soria Murillo (2006), Integración económica y social de las Américas: una evaluación del libre comercio, M~xico, Universidad Autónoma Meiropolitana, pág. 39.. 17.

(20) S. Aspectos negativos de la integración regional. Todo proceso de integración entraña inconvenientes que deben ser valorados y afrontados. De lo contrario, el proceso en su conjunto podría correr peligro al encontrar resistencia de los sectores afectados.. Según Requeijo (2006), al eliminar las fronteras económicas y aumentar la competencia, aparecerán ganadores y perdedores. Los primeros son los sectores más competitivos del espacio integrado y sen quienes se beneficiarán del bajo costo de la mano de cbra o de niveles tecnológicos más elevados. Por su parte, las empresas afectadas buscaran que el Estado aplique medidas proteccionistas a fin de evitar su desaparición mientn,s que se reordena el aparato productivo, proceso altamente costoso.. Dado que el crecimiento tiende a polarizarse, la integración acentuará las dis}aridades sociales y los ingresos, así como los desequilibrios regionales. Ello, pese a mecanismos de compensación aplicados por los gobiernos.. Existe, además, el peligro de que el tratamiento discriminatorio entre productores de países miembros y no miembros del bloque conduzcan a que los flujos comerciales entre países socios se materialicen a costa de los. productores del resto del mundo, más. eficientes que los propios de los socios comerciales. Esta es la idea básica del concepto de desviación de comercio.. Otro aspecto que podría llegar a ser problemático es la posible adopción de estrategias más agresivas o proteccionistas frente a terceros o en negociaciones internacionales. También se podría dar prioridad a este tipo de esquemas y no buscar c'esbloqucar negociaciones más amplias como la de la Ronda de Doha de la OMC, en virtud de la complejidad de esta última.. En grados más avanzados de integración, habrá cesiones importanles de s,Jberanía, lo que podría llegar a despertar reacciones nacionalistas por la afectación de intereses.. 18.

(21) Capítulo II 1. Una retrospectiva histórica del desarrnllo de la integración en América Latina 1.1. Siglo XIX. La idea de una integración económica y política en América Latina es tan antigua como el propio movimiento de independencia e institucionalización de los Estados-Nación en la región. Tuvo origen en la necesidad de enfatizar los caracteres nacionales del continente, en especial frente al expansionismo europeo y posteriormente, ante el intervencionismo estadounidense.. La propuesta integradora de Simón Bolívar, representó una contribución importante para la fom,ación de una identidad subcontinental. Entre sus preceptos, de~ tacaba la configuración de un poderoso bloque americano, una sola patria y, 18 que pem,itiera fijar una posición equitativa y de equilibrio frente a las grandes potencias d·!I mundo, especialmente ante España, que se negaba a retirar su influencia militar del continente, así como disminuir sus evidentes debilidades .. Lo anterior se logr;,,ria mediante un pacto americano integrado por todas las repúblicas de la zona, sin exclusiones, a fin de que un cuerpo político uniforme presentara a América Latina frente al mundo, con un "aspecto de majestad y grandeza" 1~. basándose en las antiguas ciudades griegas, más que en el ejemplo de las naciones europeas de la época. En ese sent ido, el Congreso de Panamá de 1826, fue pensado por Bl)lívar como un punto de partida para la integración de una Federación de Estados.. Sin embargo, dicho evento padeció de limitaciones que no permitieron lograr resultados concretos. Ello, a raíz de desconfianzas que surgieron entre los países participantes, especialmente poi: causa de coníliclos territoriales, ocasionadas por demarcaciones incorrectas de origen colonial.. 18. Busanichc, José Luis ( 1995) Bolívar .-is /o por sus conlemporáncos, México, Fondo de Cultura Económica, pág. 48 . "/bid.. 19.

(22) Las diferencias manifiestas en el Congreso de Panamá fueron la primera razón por la cual se dificultó el nacimiento de una identidad latinoamericana y de una int~gración más sólida en la región durante el siglo XIX.. La segunda explicación consistió en la discrepancia sobre la participación de Estados Unidos en la integración subregional, sobre todo debido a las asimetrías políticas y económicas entre Estados Unidos y el resto de los países latinoamericanos, así .;omo por las intervenciones estadounidenses en algunas naciones del Centroamérica, el Caribe y México.. Dicha divergencia se manifestó en las siguientes corrientes de pensamiento:. Unidad Latinoamericana: es el conjunto de acciones que tienen como finalidad consolidar la integr?ción de los países de América Latina, únicamente, acorde con sus similitudes, sean el pasado común 20 o las coincidencias políticas, sociales, económicas, culturales, religiosas, lingüísticas, ideológicas, y geográficas.. Panamericanismo: se entiende al movimiento diplomático, político, económ'co y social que busca crear, fomentar y ordenar las relaciones, la asociación y cooperación entre todos los Estados del Continente americano, incluyendo Estados Unidos y Canadú, en diversos ámbitos de interés común. 1.2. Siglo XX. Después de la Segunda Guerra Mundial, los Estados de América Latina llegaron a un consenso en el sentido de que los programas de integración económica ccnstituían un instrumento importante para el desarrollo económico, 21 siempre que a:;eguren una distribución equitativa de los beneficios de ésta y no introduzcan e .ementos de discriminación frente a terceros.. 0. ' La corriente de pensamiento de la Unidad Latinoamericana argumenta que los paí,es de la región comparten los rnisrnos períodos históricos: conquista, coloniznción, e in<lcpcn<lcncia, que representan un. pasado común. Miguel S. Wionczck (comp) ( 1964), Integración de la América Latina: Experiencias y l'cr.1pcctil'aS, México, Fondo Je Osltura Económica, pág.71.. 21. 20.

(23) Aunado a ello, el proceso de sustitución de importaciones en el sector de manufacturas de co11sumo de los países con mayores economías de la región, llegó cerca de su límite y la capacidad de dichas naciones para importar bienes de capital dejó de crecer al ritmo neces:mo para financiar el aumentado costo de la industrialización. Este último fenómeno se debe, entre otras causas, al progreso tecnológico sumamente rápido registrado en los países industrializados. Además, el problema de desarrollo se vio complicado por la explosión demográfica y por las tensiones sociales prnpias de economías menos desarrolladas con una desigual distribución del ingreso.. Era lógico que como alternativa a dicho estancamiento, surgiera la idea de integración económica, en virtud de que mediante la creación de un mercado regional, gncias a la liberación de las cc-rrienlcs comerciales entre las naciones del área, el su·Jsecuente aprovechamiento de las economías de escala, y la coordinación de las políticas nacionales de industrialización, podrían movilizarse de manera más racional, k,s factores de producción desocupados y se conseguiría acelerar el crecimiento económico de América Latina.. No se puede abordar el lema de integración latinoamericana sin referirse a la Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (CEPAL), fundada en 1948.. Uno de los mayores expositores de la escuela cepalina fue el argentino Raúl Prebisch, quien desde 1949, argumentaba que la integración era necesaria para vencer el obstáculo de los mercados relativamente estrechos y constituía el elemento fundamental para acelerar su tasa de crecimiento. 22. Se suponía además que la expansión del comercio entre los países de América Latina ampliaría los mercados, reduciría costos y pennitiría afrontar la competencia con el resto del mundo. Se trataría de aprovechar las ventajas que representa el importante mercado de la región, sin :;acrificar las posibilidades de desarrollo de las naciones de más bajos ingresos.. " lléclor Guillen Romo (200 t ), "De ta inkgración ccpalina a la ncolibcral en América Lalina", en Comercio Erterior, vol. 5 1, no. 5, México.. 21.

(24) El modelo de la CEPAL estuvo basado en cinco vertientes: 1) El paradigma en la relación centro-periferia. 2) La orientación del desarrollo hacia adentro. 3). La industrialización sustitutiva.. 4) El importante papel de la tecnología. 5) El rol activo del Estado.. Dicho modelo pretendía mcJorar la situación desventajosa y periférica de América Latina ante la economía mundial, a través de la sustitución de importaciones y mediante un movimiento de integración subcontinental. Ello, con un doble objetivo: dü;minuir el deterioro comercial y fortalecer la capacidad de negociación frente otros bloques. Para tal lin la CEPAL procuró en los años sesenta, articular posiciones homogé11eas de la región en organismo:; económicos multilaterales, así como frente a Estados Unidos.. Las tendencias de la época estimaban que la falta de una estrecha coordinación entre las citadas regiones en desarrollo era responsable de sus dificultades. Se argumentaba que la presencia o la ausencia de un proceso de integración se rellejaba en el fomento o la ausencia de promoción del comercio recíproco, y este último a su vez cslimulaba el proceso de desarrollo. La citada teorfa se ejemplificaba con el crecimiento que se registraba al interior de los bloques de los países industrializados de libre empresa y de los de economía planificada, como resultado de su intenso intercambio comercial, mientras que los países de la llamada "periferia" permanecían estancados (Wionczek 1979: 3).. 2. Regionalis.mo de Primera Generación. A raíz de lo anterior, las republicas latinoamericanas decidieron, en febrero de 1960, seguir el camino de la cooperación económica, basado siempre en la industrialización interna para acelerar su desarrollo, constituyendo el "regionalismo de primera generación".. 23. Dicho esfuerzo se conformó por el establecimiento de la Asociación. Latinoamericana de Libre Comercio (ALALC), el Mercado Común Centroamericano (MCCA), el Mercado Común del Caribe (CARICOM) y el Pacto Andino. :.J Juan Tugores Qucs (2006), Economía .'nternacional: G/ohalización e lntegraciún Regional. sexta edición, España, McGraw llill, pág 111.. 22.

(25) Estas iniciativas se vieron reforzados por la Conferencia de Naciones Unida~; sobre Comercio y Desarrollo, celebrada por primera vez en 1964, donde se estableció que en las relaciones económicas internacionales "deberán fomentarse las agrnpacioncs económicas regionales, la integración y otras fonnas de cooperación entre los países en desarrollo, a fin de ampliar su comercio intcrregional y extrarregional, y de estimular su crecimiento y diversificación industrial y agrícola" 24, teniendo debidamente en cuenta las características peculiares de las diversas naciones interesadas, así como sus ,istemas económico y social. 2.1 Mecanismos de integración. A. Asociación Latinoamericana de Libre Comercio: el 18 de febrero de 1960, los gobiernos de Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, México, l'araguay, Perú, Urnguay y Venezuela suscribieron el Tratado de Montevideo, que est;,blcció la Asociación Latinoamericana de Libre Comercio (ALALC). Dicho organismo intentó no sólo una expansión y diversificación del comercio regional, sino también un rrogrcsivo entrelazamiento de las economías nacionales, especialmente de los sectores industriales. Su Comité Ejecutivo Permanente tenía sede en la capital uruguaya.. Preveía también, una larga fase de adaptación de doce años para establecer una zona de preferencias arance1arias 25 más no de comercio libre, cuya meta se cumpliría el 31 de diciembre 1972. Con el Protocolo de Caracas de 1969, dicho plazo fue modi "icado para concluir el 31 de diciembre 1980. El proceso se efectuaría de una forma gradual por medio de la eliminación de todas las restricciones, cupos y gravámenes al comercio entre los países, para lo cual se creó un sistema de dos listas negociadas periódicaffente:. •. Lista nacional: es la reducción de gravámenes y restricciones anuales que cada país otorga a los restantes según el principio de nación más favorecid,1. •. Lista común: se refiere a los productos no incluidos en las listas nacionales y sobre los ,:uales no hay restricciones ni cupos en el comercio de la zona. Era negociada multilateralmente cada tres años.. ,., Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo www.unclad.org 25 Alfredo Gucrra-Uorgcs (2002), G/obalización e Integración Latinoamericana, México, :,iglo Veintiuno Editores, pág. 166.. 23.

(26) Mientras la ALALC e:;tuvo en vigor, se registró un notable crecimiento del comercio regional:. en. 1960. menos de 9% de las exportaciones. totales de 22 países. latinoamericanos se destinaban al resto de la región; porcentaje que subió a 16'Yo en 1975.. 26. Sin embargo, t:I periodo coincide con las crisis del modelo de substitución de. importaciones y un incremento del comercio de los países miembro con Europa y Estados Unidos, más que al interior del grupo, por lo que el crecimiento de las exportaciones experimentó una tendencia moderada a la baja hacia la década de los 1980.. La falta de grandes decisiones políticas para que los instrumentos consagrad,Js en los tratados de ALALC sean eficaces y se traduzcan en hechos, fue una de las razones de su estancamiento, que inició en 1964. 27. Otra fue el sistema de negociaciones selectivas periódicas, en virtud de que no se establecieron metas claras de reducción y eliminación de aranceles, así como demás restricciones en plazos determinados, lo que derivó en una falta de puntos firmes de referencias.. Una limitación importante fue referirse únicamente al intercambio de bienes y no incluir materias como servicios, infraesiructura, inversiones extranjeras, políticas agrícolas, balanza de pagos y arancel exterior común, entre otras.. Existió además, falta de coordinación en diferentes niveles, no sólo ·~n ámbitos regionales, sino también nacionales, resultado de disputas entre sus miembrcos, así como de la ausencia de un acuerdo en el ámbito de divisas monetarias.. De igual manera, la integración se dificultó debido a que los gobiemoi; pretendían ampliar el comer:io regional sin mitigar su política proteccionista, además de los problemas geográficos y deficiencias de la infraestructura, como medio de transporte.. '" Gcrt Roscnlhal (1983), "Algunas Leccione,; de la Integración Econúmica en América La:ina: el caso de Cenlroamérica", en Comercio Exterior, México, 1983, pág. 40. " Raúl Prcbisch (1964), "Los Obsláculos al Mercado Común Lalinoamcricano", en /,,tcgración di! la América Latina: E,pcricncias y Per.,pectivas, México, Fondo <le Cuhura Económica, pág. 136.. 24.

(27) B.. Mercado Común Centroamericano (MCCA): ( 1960) Entre las agrupaciones. económicas que se crearon en la década de los años sesenta, la de Centroaméri,:a es de particular interés como un esfuerzo que trasciende más allá de la unificación fonnal de mercados hacia la coordinación del desarrollo de los cinco miembros de la región, cuyas características eran relativamente homogéneas en los ámbitos políticos, económicos y sociales. Se estimaba que compartían intereses comunes, por lo que se podría dar con menores dificultades un paso más avanzado hacia la integración al que se intentaba con la ALALC.. Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, que representan el 6.5% de la población, el 2.1 % del territorio y el 2.2% del PIB del total de América Latina,. 28. firmaron en 1960, el Tratado de Integración Centroamericana 29 o de Managua, lo que constituyó un esfuerzo de cooperación internacional orientado a superar los obs•:áculos al desarrollo de cinco países pequeños y dependientes en gran medida del mercado mundial de ciertos productos agrícolas.Jo Ello, a través de la industrialización sustitutiva en economías precarias, en las cuales era dificil obtener plantas industriales de la magnitud necesaria para aprovechar los sistemas económicos de escala de una mayor eficiencia productiva y menor costo.. Se argumentaba también que este proceso gradual de. integración no sólo impulsaría un mercado común, sino que desembocaría sin mayores conflictos en formas más avanzadas como una unión aduanera y hasta una unidad política.. Si bien las exportaciones intra MCCA crecieron entre 1960 y 1970 de un 7% a un promedio de 25% 31 , no se modificaron las desigualdades regionales ni se redujo la pobreza de la mayoría de la población. Ello, en virtud de la consolidación del poder de grupos minoritarios que se beneficiaron de la expansión de las exportaciones y del dinamismo del sector externo.. Dichas desigualdades causaron una serie de conflictos internos y externos, provocando que fuera Centroamérica una región sumamente conflictiva debido a movimientos '"Francisco R. Dávila Aldás (2002), Globalización-lntcgración: América latina. Norteamér.cay Europa. México, Dislribucione,. Fontamara, pág. 126. 9 ' Uanco lnleramcricano de Desarrollo h11p://www.iadb.org/intal/lra1ados/introduccion mcc:1.hlm '°11 Carlos Alba ( 1988), Las Regiones ante la Globalizacián, México, El Colegio de México, pág. 47. Gert Roscnthal (198:1 ), "Algunas Lecciones de la Integración Económica en América Latir.a: el caso de Centroamérica", op. ci:. pág. 43.. 25.

(28) insurreccionales en Guatemala; enfrentamiento annado entre El Salvador y J h,nduras; conflictos internos en El Salvador y Nicaragua, entre otros. Asimismo, fracasadas las gestiones de los cinco Estados para restablecer el funcionamiento del esquema, ;, raíz de la frágil situación de la región, el Gobierno de Honduras formalizó su decisión ele llevar a cabo negociaciones bilaterales con los restantes países miembros, en tanto Costa Rica estableció restricciones que afectaron el libre comercio de rubros considerados como sensibles.. Tras diversas pláticas, los gobernantes de los países de Centroamérica concluyeron que una de las maneras de poner fin a la constante crisis que experimentaba la región era a través de la integración económica. En el caso del MCCA, se percibió un corte drástico entre las dimensiones económicas y políticas de dicho proceso; sin embargo, pronto se dieron cuenta que resultaba dificil construir una sólida base para la integración económica sin manejar los temas políticos. No obstante, el modelo que sigu 1eron los cinco países para consolidar el bloque centroamericano fue de carácter econónuco, destacando la apertura del mercado.. La década de los noventa, como se analizará posteriormente, trajo un nuevo interés por consolidar los bloques económicos en el continente. En ese contexto, los cin,~o países · ratificaron su compromiso por constituir una unión aduanera con la suscripción de los Protocolos de Tegucigalpa y Guatemala, de 1991 y 1993 respectivamente. Dichos instrumentos jurídicos dieron origen al Sistema de Integración Centroamericano (SICA), (JUe sustituía al MCCA y cuyo objetivo era reiniciar el proceso de integración regional, a 31 años de su nacimiento.. Los protocolos mencionados facultaban a los Est1dos para. que dos ó más de elles pudieran avanzar con mayor rapidez en este objetivo integrador.. De esa fonna, Guatemala y El Salvador suscribieron en el 2000 un acu,~rdo para conformar la unión aduanera, al cual se adhirieron ese año Nicaragua y lloncluras. En 2002, Costa Rica adoptó las medidas impulsadas por los otros cuatro miembros del SICA.. lloy en día el Convenio para el Establecimiento de la Unión Aduanera Centroamericana se encuentra en consultas en la cinco capitales. A pesar de lo anterior, el intercambio de bienes dentro del blúque se realiza libremente. Dicho comercio es el más alto entre los 26.

(29) demás mercados subregionales de Latinoamérica.32 Otro logro es el que los países centroamericanos hayan finnado un tratado de libre comercio con Estados Unidos, ratificando su posición comercial en el continente.. C.. Pacto Andino: (1966) A sólo seis años de funcionamiento de la ALALC, cuando. ya se habían cosechado algunos fmtos, pero se abrigaban pocas esperanzas de mejores resultados realizaciones, los países andinos: Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador. Perú y Venezuela, fom1aron un núcleo espacial cuyo objetivo fue diseñar una estra1egia de integración más acorde con sus peculiaridades.. Así es como el 16 de agosto de 1966, en la declaración de Bogotá, se fijaron los criterios y bases preliminares del Acuerdo de Integración Subregional, conocido como Pacto o Gmpo Andino, aprobado el 25 de mayo de 1969 en Cartagena y firmado por lodos los integrantes de grupo con excepción de Venezuela, que se integraría en 1973.. El Grupo Andino asumió el planteamiento general de la CEPAL sobre la integración como instrumento d,e la industrialización para el desarrollo, 3 .l pero tambicn buscó implcmenlar las idea~. bolivarianas que conllevarían a la unificación política, a lravés de la am10nización de los intereses de los poderes locales sin quitarles sus rasgos propios y el particular usufructo de sus espacios particulares.. Se trataba de romper el aislamiento y la debilidad en la que se forjaron los EstadosNación de los Andes, ampliando las dimensiones restringidas de la fruslr:1da Gran Colombia hasta la Patagonia chilena, generando así la fortaleza de la unidad en la diversidad y la complementariedad.. Con la experiencia dentro de la ALALC, los países andinos no sólo persiguieron la liberación comercial sino la complementariedad del programa de industrialización que se trazaron, cuidando de no caer en un excesivo proteccionismo como le sucedió a la Asociación. Percibieron la estrechez de recursos para el fomento industrial y l•)maron en cuenta la liquidez financiera de la década de los setenta,. reconocieror el papel. "Arturo Oropeza García (2004), "Los esquemas latinoamericanos de integración frente al ALCA", en Revista Mexicana de Política Exterior. México, Instituto Matías Romero y Secretaría de Relaciones Exteriores, pág. 51. "Comisión Económica para Amcrica Latina y d Caribe http://www.cclac.cl/. 27.

(30) fundamental que tení,1. que jugar la inversión extrajera directa en este proceso y se establecieron reglas ccrnunes para su tratamiento en todos los países del Acuerdo. Así mismo, se puso mucho énfasis en que el mismo sirviera para que sus ganancias contribuyeran a consolidar una transferencia tecnológica beneficiosa para todos.. 14. El problema empezó cuando los programas propuestos afectaron los intereses y expectativas de los grupos de poder locales. En este marco se entiende la salida de Chile, en 1979, debido a in,:ompatibilidades entre la política económica de ese p,1 ís y las políticas de integración de la CAN.. Además de lo anterior, en los años ochenta las economías del pacto se vieron perjudicadas por la crisis de la deuda externa y por los bajos precios internacionales de los productos que exportaban así como por el excesivo proteccionismo al que éstos se vieron sometidos. Como resultado se vieron imposibilitados para cumplir los acuerdos de integración y el desarrollo se estancó, aumentando las tensiones sociales de las precarias democracias andinas. Por ello, en 1989, en una reunión efectuada en Galápagos, Ecuador, se decidió abandonar el modelo de desarrollo cerrado y dar paso al modelo abierto.. Con el objetivo de reavivar los mecanismos de integración, los países andinos eliminaron entre sí los aranceles y formaron una zona de libre intercambio en 1993, donde. las. mercancías. circulaban. libremente.. Esto. permitió. que el. comercio. intracomunitario creciera de manera notable. En 1995, Bolivia, Ecuador y Venezuela adoptaron un arancel externo común, tendiente a la conformación de una unión aduanera. Perú se incluiría cinco años más tarde.. En 1997, los presidentes decidieron, a través del Protocolo de Trujillo, ir1troducir reformas en el Acuerdo de Cartagena para adaptar a los cambios en el escenario internacional. Esta refórma permitió la creación de la Comunidad Andina de :\Jaciones (CAN) en reemplazo del Pacto Andino.. H. Francisco R. Dávila Aldás (2002). op.cit. pág. l j I. 28.

(31) Otra medie.la, fue la aulorización para que los países negocien acuerdos con terceros de manera individual.. En ese sentido, los miembros del bloque han firmado o están. negociando tratados de libre comercio con Estados Unidos.. Asimismo 2005, durante la Cumbre de Lima, los Jefes de Estado dieron mandatos para la adopción de una P:ilítica Arancelaria Común y otras iniciativas que pem1itan el perfeccionamiento de la unión aduanera.. Recientemente y a fin e.le adaptarse al mundo globalizado, la agenda de la Comunidad Andina de Naciones ha integrado nuevos temas como el social, ambiental, la cooperación política, relaciones externas, a demás del desarrollo productivo y comercial. 35. Sin embargo, en los últimos tiempos se han registrado acontecimientos que, sin duda, impactaron en el quehacer de la integración andina. En abril de 2006, Venezuela decidió retirarse de la CAN y el 20 de septiembr,e de este mismo año, el Consejo Andino de Ministros de Relaciones Exteriores otorgó a Chile la condición de País Miembro Asociado de la Comunidad Andina, abriendo el camino para su reingreso.. Destaca que los cuatro países andinos agrupan a 120 millones de habitantes en una superficie de 4.7millones de kilómetros cuadrados y cuyo PIB ascendió en 2006 a 280 mil millones de dólare:,. Desde el año 2000, el comercio intrarregional ha oscilado en un promedio de 10% del total de sus exportacioncs. 36 En 2006, dicha cifra alcanzó un 12.4%. Respecto del comercio importador intracomunitario, éste ha seguido una tendencia creciente desde 1999. 37. La Comunidad del Caribe (CARICOM): {1958) Este esquema de inlegración ;1resenta diversas particularidades. A pesar de ser la entidad que aglutina a más países, q11ince en total, su valor económico en el componente latinoamericano es el menor, con ciertas. 35. Comunidad Andina de l\acioncs http://www.comunidadandina.org/quicncs/rcscna.hlm Martha Cordero (2005), Comu11idad A11dina: un estudio de su competitividad exportadora, CEPAL. "Boletín I I I sobn• integració11 de América lati11a y el Caribe, Secrclaria Pennancnle del Sistcua Económico Latinoamericano y del Caribe, enero 2007, pág. 4. 36. 29.

(32) excepciones, como el caso de Trinidad y Tobago. 38 Es de destacar que la mayona de las naciones que lo integran son de habla inglesa y a su vez, miembros de la Mancomunidad Británica de Naciones, por lo que sus productos gozan de acceso preferencial en los mercados europeos.. Al no pertenecer a los esquemas de integración surgidos en la década de los sesenta, los Estados del Caribe, después de un frustrado intento de la Federación de las Antillas, en 1968, se unen por intermedio de la Asociación de Libre Comercio del Caribe (Carifta), que tuvo entre otros objetivos la creación de una zona de libre comercio, a través del establecimiento de un arancel externo común, la integración. regional de actividades. industriales, una política regional de incentivos a la industria de los países d,: menor desarrollo del grupo. y la introducción de. procedimientos especiales. para la. comercialización de productos agrícolas.. En 1972, mediante la firma del Tratado de Chaguaramas, Trinidad y Tobago, se decidió transformar el Carifta en un mercado común que comprendiera aspecto:; de la cooperación funcional y la coordinación de políticas frente a terceros países. En ese sentido,. principio de los años noventa, los países miembros decidieron rea ustar el. Arancel Externo Común de la Comunidad.. Indicadores de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), muestran que dicho mercado común se ha fortalecido de 1980 a 2001 39 , dado que las exportaciones e importaciones intragrupo han alcanzado una cifra cercana al 29%. Destaca la participación de Trinidad y Tobago así como Barbados, cuyas lasas de crecimiento en sus exportaciones, ascienden a 149% y 73%, respectivamente.. No obstante el cumplimento del AEC, este no ha estado exento de problemas en cuanto a los criterios de su aplicación y de me,ma de recursos fiscales. Respecto al libre movimiento de mercancías entre los países del CARICOM, se constató que por lo menos 38. La tasa de expansión económica de Trinidad y Tobago ha mostrado un desempeño superior al de la generalidad de los integrantes del CARLCOM. Se estima que en 2007 dicho indicador ascendc -ía a 12%, en comparación del 7% de 2006. En contraste, economías como la de Honduras y Nicaragua, r,,gistraron, también en 2006, lasas de crecimiento del 6% y .1%, respectivamente. Datos obtenidos en la púgina de Internet de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe w"w.eclac.org 39 Información disponible en http://www.eclac.cl/dcype.xls. 30.

(33) en seis Je ellos aún se requerían licencias para la importación de productos sensibles. En ese sentido, el avance en la integración del CARICOM se ve obstaculizado por el incumplimiento de los miembros en los procesos y objetivos del Tratado.. D.. Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI): este organismo surge. como respuesta al agotamiento de la ALALC, el 12 de agosto de 1980, cuando los once países que la integraban decidieron elaborar un nuevo Tratado de Montevideo. Con ello, se buscaba actualizar y renovar los acuerdos fim1ados en la década de los sesenta, por lo que todas las concesiones otorgadas desde ese periodo pasron a formar parle del patrimonio histórico del nuevo organismo.. Destaca que la región de la ALADI tiene una población cercana a los 496 millones de personas, con un PIB de 2,200 millones de dólares y exportaciones intrazonales que ascienden a 90 mil millones de dólares, en 2006.. 40. Las importaciones entre los países miembros habrían totalizaco en 2006 unos 96 mil millones de dólares, lo cual representa una expansión del imercambio intragrupo de 23.4%, en ese mismo año.. El co:11erc10 entre los integrantes de la ALADI ha consolidado un nuevo periodo de crecimiento, superando el lustro de estancamiento ( 1999-2003) ,.krivado de las sucesivas crisis sufridas por la región. En el trienio 2004-2006, el conercio se incrementó en 115%. 41. Dicho instrumento jurídico seguía el mismo objetivo que su antecesor el cual es formar un mercado común a largo plazo, a través de iniciativas 111ultilaterales flexibles y diferenciadas, de acuerdo al nivel de desarrollo de cada país. Pero su ambición de corto plazo era más modesta: crear una zona de preferencias arancelarias, acompañada de disposiciones. para. el. establecimiento. de. acuerdos. se:torialcs,. bilaterales. y. 'º Datos <le 2006, la página de Internet de la Asociación Latinoamericana de Integración http://www.aladi.on;/nsfala<li/indica<lorcs.nsf/ 41 Boletín 113 sohre integración de América Latina y el Caribe. Secretaria Fennanentc del Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe, mar.w 2007, pág. 3.. 31.

(34) subregionales. Ello, con base en los mecanismos del Tratado de Montevideo, cuales se describen en el Capítulo II del mismo: •. • •. Preferencia Arancelaria Regional: los países miembros se otorgarán recíprocamente una preferencia arancelaria regional, que se aplicará con referencia al nivel que rija para terceros países y se sujetará a la reglamentación correspondiente. Acuerdos de alcance regional: son aquéllos en los que participan todos los raíses miembros. Acuerdos de alcance parcial: son aquéllos en cuya celebración no participa la totalidad de los países miembros, y crearán las condi,;iones necesarias para profi.mdizar la integración regional mediante su progresiva multilateralización. Los derechos y obligaciones que se establezcan en lo, acuerdos de alcance parcial regirán exclusivamente para los países miembros que los suscriban o que a ellos adhieran. 42. Esta postura fue importante en la medida en que marcó un cambio de enfoque, el cual favorece el acercamiento de los países sobre una base bilateral o subregional, con el objetivu de que si ellos lo deseaban, incorporarían en los acuerd,Js firmados al conjunto de la región, y así se contribuiría con la cooperación económica y promoción comercial de la zona. De igual manera, la ALADI tiene una estructura más abierta al posibilitar la integración o negociación con Estados fuera del grupo y del continente.. Este nuevo esfuerzo puede ser visto como una reacción a la negociación multilateral de servicios a escala mundial a través del Acuerdo General sobre Comercio y Aranceles (GATT, por sus siglas en inglés), porque se reconoció la necesidad de reducir las barreras al intercambio de bienes y servicios, dedicados a la ampliación de la capacidad de exportación.. En la década de los ochenta, el contexto económico en América Latina se vio estancado por dos factores fundamentales. En primer lugar, se puso de mmifiesto el agotamiento del modelo de sustitución de importaciones y como resultado la industrialización había dejado de ser el objetivo del desarrollo económico. La meta ua ahora el crecimiento orientado a la exportación basado en la venia de productos no tradicionales a los mercados extrarregionales en rápido crecimiento.. "Página lle lnlcrncl de la ALADI j¡l1p://www.aladi.org/nsfal;!ilifu1ridica.nsli ra1a<lowcb/tm80. 32.

(35) El segundo elemento del estancamiento derivó de las complicaciones financieras inherentes a la crisis de la deuda externa, la cual puso fin a est<,s ensayos de fomento industrial. Las dificultades de corto plazo del balance de pagos al que hacían frente todos los países latinoamericanos los obligaron a imponer severas restricciones a las importaciones, intra y extragrupo, las cuales cayeron en forma indiscriminada. Los otros socios respondieron de igual fonna y el comercio regional entró en una espiral descendente. Aunque había comercio, se volvía cada vez más d1Jkil financiarlo por la escasez de moneda dura en \a zona.. Cifras de la ALADI de 1982, indicaban que el valor de las exportaciones de la región al resto del mundo cayó 8.3%, en relación al año anterior, en tanto que las exportaciones intrazonales se redujeron 16.9 %. A finales de 1983, la disminución del comercio intralatinoamericano fue del 40 %. A su vez, el porcentaj1! del intercambio por compensación multilateral. mediante el acuerdo de pagos y créditos recíprocos de ALADI, pasó del 79 % en 1980 a 64% dos años después.. 43. Las tasas elevadas de protección industrial se consideraron indefondibles en la nueva era de la promoción de exportaciones y la liberalización del comer:io comenzó a eliminar las desventajas que antes tenían las importaciones extrarregionalcs.. E.. Diferencias entre la ALALC y la ALADI: La principal discrepancia consiste en. que la última incentiva un bilateralismo flexible entre sus mierLbros. Esto significa que acuerdos hechos por dos o más países de esa organización no se extendían automáticamente a los demás. Como resultado de esa clá~sula surgieron muchos "Acuerdos de Alcances Parciales" (APP) con el objetivo de aprovechar mejor los sectores productivos, desarrollar la competitividad de los países, reducir aranceles, entre otros. En estas condiciones, se impuso la idea de una integración fragmentada y gradual,. 44. que dio paso a un nuevo tipo de regionalismo.. 4) Jbid. " /bid.. 33.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...