Conocimiento sobre ganancia de peso, actitud hacia la imagen corporal y ganancia de peso gestacional en la embarazada.

Texto completo

(1)

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE NUEVO LEÓN

FACULTAD DE ENFERMERÍA

CONOCIMIENTO SOBRE GANANCIA DE PESO, ACTITUD HACIA LA IMAGEN CORPORAL Y GANANCIA DE PESO GESTACIONAL EN LA

EMBARAZADA

POR

LIC. AHILEN MÁRQUEZ HERNÁNDEZ

COMO REQUISITO PARCIAL PARA OBTENER EL GRADO DE MAESTRÍA EN CIENCIAS DE ENFERMERÍA

(2)

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE NUEVO LEÓN

FACULTAD DE ENFERMERÍA

SUBDIRECCIÓN DE POSGRADO E INVESTIGACIÓN

CONOCIMIENTO SOBRE GANACIA DE PESO, ACTITUD HACIA LA IMAGEN CORPORAL Y GANANCIA DE PESO GESTACIONAL EN LA

EMBARAZADA

POR

LIC. AHILEN MÁRQUEZ HERNÁNDEZ

COMO REQUISITO PARCIAL PARA OBTENER EL GRADO DE MAESTRÍA EN CIENCIAS DE ENFERMERÍA

DIRECTOR DE TESIS

DRA. VELIA MARGARITA CÁRDENAS VILLARREAL

(3)

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE NUEVO LEÓN

FACULTAD DE ENFERMERÍA

SUBDIRECCIÓN DE POSGRADO E INVESTIGACIÓN

CONOCIMIENTO SOBRE GANANCIA DE PESO, ACTITUD HACIA LA IMAGEN CORPORAL Y GANANCIA DE PESO GESTACIONAL EN LA

EMBARAZADA

POR

LIC. AHILEN MÁRQUEZ HERNÁNDEZ

COMO REQUISITO PARCIAL PARA OBTENER EL GRADO DE MAESTRÍA EN CIENCIAS DE ENFERMERÍA

ASESOR ESTADÍSTICO

MARCO VINICIO GÓMEZ MEZA, PHD.

(4)

CONOCIMIENTO SOBRE GANACIA DE PESO, ACTITUD HACIA LA IMAGENCORPORAL Y GANANCIA DE PESO GESTACIONAL

EN LA EMBARAZADA

Aprobación de Tesis

_________________________________________ Dra. Velia Margarita Cárdenas Villarreal

Director de Tesis y Presidente

_________________________________________ Dra. Nora Hernández Martínez

Secretario

_________________________________________

Dra. Yolanda Flores Peña Vocal

__________________________________________ Dra. María Magdalena Alonso Castillo Subdirección de Posgrado e Investigación

(5)

Agradecimientos

A la Universidad Autónoma de Nuevo León por la oportunidad y apoyo brindado para realizar los estudios del Programa de Maestría en Ciencias de Enfermería.

Al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) por la beca proporcionada para realizar los estudios del Programa de Maestría en Ciencias de Enfermería.

Al Hospital Universitario “Dr. José Eleuterio González” por el

permiso otorgado y las facilidades brindadas para la realización de mi estudio y para los trabajadores del mismo.

A la Dra. Velia Margarita Cárdenas Villarreal, Director de Tesis, por compartir su conocimiento y su tiempo, por su admirable paciencia y por todos sus consejos que me guiaron en este proceso de formación académica.

A la Dra. Yolanda Flores Peña y Dra. Nora Hernández Martínez, por sus acertadas y valiosas aportaciones y sugerencias para este trabajo.

A la Dra. María Magdalena Alonso Castillo, Subdirector de Posgrado e

Investigación por el apoyo concedido y por la confianza que depositó en mí.

Al Dr. Milton Carlos Guevara Valtier por su experiencia y conocimiento compartido que contribuye a mi formación.

A todo el personal docente del Programa de Maestría en Ciencias de Enfermería, que aportaron a mi formación.

A todas las embarazadas que aceptaron participar voluntariamente en este estudio, por su tiempo y su paciencia.

(6)

Dedicatoria

A Dios porque en cada momento de mi vida caminas junto a mí y me das la fuerza para seguir adelante, aunque todo se vea turbio, gracias por tu infinito amor.

A mi mamá Claudia Hernández Gámez, por el amor y por todo lo que me apoyas, por cada palabra, por cada consejo. Hoy este logro es para ti que me has dado todo.

A mi hermano Michel, eres mi motivación para lograr cada una de mis metas.

A Alejandro Ortiz, Meryl Cadena y Cindy Mireles, amigos no me alcanzaría la vida para agradecer todo lo que me brindaron para retomar y concluir esta meta, gracias por su apoyo y sus palabras.

A mis amigos por cada momento, cada sonrisa y cada segundo que hacen que mi vida cambie, porque me mantienen de firme, gracias.

A todas las personas que estuvieron a mi alrededor desde el inicio de este sueño, a ustedes que me alentaron y apoyaron para iniciar y concluir, algunos siguen hasta el día de hoy, otros ya no, a todos ustedes gracias por el tiempo, por las palabras, por la motivación y el apoyo, merecemos lo que soñamos, gracias totales.

(7)

Resumen

Ahilen Márquez Hernández Fecha de Graduación: Septiembre, 2019 Universidad Autónoma de Nuevo León

Facultad de Enfermería

Título de Estudio: CONOCIMIENTO SOBRE GANACIA DE PESO, ACTITUD HACIA LA IMAGEN CORPORAL Y GANANCIA DE PESO GESTACIONAL EN LA EMBARAZADA

Número de Páginas: 72 Candidato para obtener el título de

Maestría en Ciencias de enfermería

LGAC: Cuidado a la Salud en: (a) estados crónicos (b) grupos vulnerables Propósito y método de estudio: El propósito fue determinar la relación del conocimiento de la ganancia de peso gestacional (GPG), los factores socio contextuales y la actitud hacia la imagen corporal con la GPG de la

mujer embarazada. Diseño descriptivo correlacional. Participaron 250

mujeres embarazadas. Las embarazadas se reclutaron en la consulta de un

hospital público del área metropolitana de Monterrey, Nuevo León. Las

embarazadas contestaron la cédula de datos, el Cuestionario de

Conocimiento de la Mujer Embarazada sobre la Ganancia de Peso

(KPWAWG por sus siglas en inglés) y la Escala de las Actitudes sobre

Aumento de Peso Durante el embarazo (PWGAS por sus siglas en

inglés). Se obtuvieron el peso, talla, IMC pre gestacional y gestacional,

semanas de gestación de la embarazada. Contribuciones y conclusiones:

El 80.4% de la muestra no conoce GPG recomendada durante el embarazo, el 56 % no tenía conocimiento sobre los riesgos maternos y 54% sobre los riesgos del hijo por tener OB durante el embarazo. En relación con la actitud hacia la imagen corporal se obtuvo una media de

57.76 (rango16-80). Se identificó que el factor socio contextual nivel de

escolaridad predice el conocimiento que posee la madre sobre la GPG (X2

(1, N=250) =19.37, p<.013). El índice de masa corporal pre gestacional

(IMCP) predice la actitud hacia la imagen corporal (β=-.330; p <.002).

Se identificó que el factor socio contextual IMCP, conocimiento sobre problemas en el hijo por tener SP/OB durante el embarazo y actitudes hacia la imagen corporal, predicen la ganancia de peso gestacional con una varianza explicada de 34.5%. Se recomienda replicar este estudio en otros contextos socio económicos para confirmar estos resultados y para ofrecer conocimiento que se pueda traducir en intervenciones de

enfermería para mejorar la salud materno infantil.

Firma del Director de

(8)

Tabla de Contenido

Contenido Página

Capítulo I

Introducción 1

Marco Teórico 4

Aplicación de Conceptos del Modelo de Hill

al Estudio. 9 Estudios Relacionados 12 Definición de Términos 22 Objetivos 24 Capítulo II Metodología 25

Diseño del Estudio 25

Población, Muestreo y Muestra

Criterios de Inclusión Criterios de Exclusión 25 25 26 Mediciones e Instrumentos 26

Procedimiento de la Recolección de Datos 29

Consideraciones Éticas 30

Estrategia de Análisis de Datos Capítulo III

Resultados

Estadísticas Descriptivas de la Variables de

Estudio

Estadística Inferencial

31

33 33

(9)

Contenido Capítulo IV Discusión Limitaciones Conclusiones Recomendaciones Página 48 50 51 51 Referencias 52 Apéndices

A. Cedula de datos personales y socio

contextuales

B. Cuestionario de conocimiento de la mujer

embarazada sobre la ganancia de peso

60

62

C. Escala de las actitudes del embarazo y de

aumento de peso (PWGAS

65

D. Procedimiento para la medición de la talla de

la embarazada

67

E. Procedimiento para la medición del peso de

la embarazada

F. Consentimiento informado

68

(10)
(11)

Tabla Página

1. Clasificación de ganancia de peso gestacional según

IOM (2009)

2. Datos descriptivos de variables socio contextuales

3. Frecuencias y porcentajes del cuestionario del

Conocimiento de la Mujer Embarazada sobre la Ganancia de Peso

4. Estadística descriptiva de la actitud hacia la imagen

corporal de la embarazada

5. Datos antropométricos pre gestacionales de la

embarazada

6. Datos antropométricos actuales de la embarazada

7. Estadística descriptiva y prueba de normalidad de las

variables de interés

8. Modelo de regresión logística para factores socio

contextuales con el conocimiento sobre peso a ganar durante el embarazo

9. Modelo de regresión lineal múltiple para factores

socio contextuales con actitud hacia la imagen corporal

10. Modelo de regresión lineal múltiple para

conocimientos de la GP con actitud hacia la imagen corporal

11. Modelo de regresión lineal múltiple para factores

socio contextuales conocimientos de la GP con actitud hacia la imagen corporal

24 34 36 39 40 41 42 43 44 45 47

(12)
(13)

Figura Página

1. Modelo Conceptual del Riesgo Psicosocial y los

Factores de Protección para la Excesiva GPG

2. Esquema Conceptual de las Variables de Estudio

8

(14)

RESUMEN AUTOBIOGRAFICO

Candidato para obtener el Grado de Maestría en Ciencias de Enfermería

AHILEN MÁRQUEZ HERNANDEZ

Tesis: CONOCIMIENTO SOBRE EL PESO, ACTITUD HACIA LA

IMAGEN CORPORAL Y GANANCIA DE PESO EN LA EMBARAZADA

LGAC: Cuidado a la Salud en: (a) estados crónicos (b) grupos vulnerables Biografía: Nacida en Monterrey, en el estado de Nuevo León, el 20 de

agosto de 1991, hija del Sr. José Alberto Márquez Álvarez y la Sra. Claudia

Angélica Hernández Gámez.

Educación: Egresada de la Facultad de Enfermería de la Universidad

Autónoma de Nuevo León con el grado de Licenciado en Enfermería,

generación 2008-2012. Becario del Consejo Nacional de Ciencia y

Tecnología para obtener el grado de Maestría en Ciencias de Enfermería en

la Facultad de Enfermería 2014-2016.

Experiencia Profesional: Licenciado en Enfermería en OCA Hospital

(área Cuidados Intensivos Adulto), en Hospital Zambrano Hellion (área de

Cuidados Intensivos Pediátricos y Neonatal) y en el Hospital Dr. “José

Eleuterio González” (área de Cuidados Intensivos Adulto). Docente por

horas de Media Superior en diferentes instituciones. Instructor de práctica

hospitalaria de la Facultad de Enfermería de la Universidad Autónoma de

Nuevo León.

(15)

CAPITULO I Introducción

La obesidad (OB) es un problema de salud grave que plantea un desafío significativo para la salud pública e individual. El problema de la OB en México afecta a todos los grupos de edad, especialmente a las mujeres en edad reproductiva (20-49 años). De acuerdo a los resultados de las últimas tres encuestas nacionales de salud y nutrición, las

prevalencias combinadas de sobrepeso (SP) y OB en este grupo de edad han aumentado de manera progresiva y alarmante, de 71.9% en el 2006 a un 73.0% para el 2012 (Encuesta Nacional de Salud y Nutrición

[ENSANUT], 2012) y 75.6% en el 2016 (ENSANUT, 2016).

El impacto de la epidemia de OB en las mujeres en edad fértil, en especial durante el embarazo, es de gran preocupación debido a que se ha evidenciado que la OB se asocia con resultados adversos en la mujer y

en el producto (Siega –Riz & Gray, 2013; American College of Obstetrics

and Gynecology, 2012). Las consecuencias que conlleva la OB durante el embarazo son la diabetes gestacional, hipertensión, cesárea, parto

instrumental, trombo embolismo, infecciones puerperales y mortalidad materna. Así mismo, el aumento excesivo de peso durante el embarazo es

el principal factor de riesgo para la retención de peso post parto (≥ 5 kg),

lo que predispone a que la mujer siga aumentando de peso después del embarazo (Siega-Riz, Herring, Carrier, Evenson, Dole & Deierlein, 2010).

Para el producto se encuentran las malformaciones congénitas, macrosomia fetal (peso al nacer >4kg) hipoglucemia neonatal, mortalidad prenatal y obesidad infantil (Grandi, Maccarone, Luchtenberg

(16)

2

& Rittler, 2012). Dado lo anterior, la OB materna es un gran problema de salud pública por lo que se considera importante realizar medidas de prevención de este problema de salud (Nazar, Bastidas, Zamora & Lacassie, 2014).

El Institute of Medicine [IOM] (2009) en los EE. UU, ha

publicado directrices para evaluar la ganancia de peso gestacional (GPG) en base al índice de masa corporal (IMC) pre gestacional. Así que una mujer con bajo peso (IMC < 18.5) antes del embarazo se recomienda un aumento de peso de 12.5 a 18 kg, para las mujeres de peso normal (IMC 18.5-24.9) de 11.5 a 16 kg, para las mujeres con SP (IMC 25.0-29.9) de 7

a 11.5 kg, y para las mujeres con OB (IMC ≥30) de 5 a 9 kg. al final del

embarazo. Sin embargo, se ha reportado que un porcentaje elevado (30-70%) de mujeres no cumple con estas recomendaciones durante la gestación (Nazar et al., 2014).

Resultados de investigaciones en las cuales han participado

mujeres embarazadas, han reportado que la excesiva GPG está

relacionada con conductas no saludables de actividad física y dieta (Hill

et al., 2013; IOM, 2009; World Health Organization, 2014). Sin embargo, las intervenciones llevadas a cabo para mejorar cambios de

comportamiento de estas conductas no saludables han resultado con un

éxito limitado para lograr una GPG adecuada (Kapadia et al., 2015).

Investigadores proponen estudiar rutas específicas que conduzcan

a explicar el desarrollo de la excesiva GPG para desarrollar

intervenciones eficaces para logar una adecuada ganancia de peso y disminuir las complicaciones materno infantiles (Davis, Stange &

(17)

3

Horwitz, 2010; Hill, Skouteris, McCabe, Milgrom, Kent, Herring & Gale, 2011; IOM, 2009).

Hill, Skouteris, McCabe, Milgrom, Kent, Herring & Gale (2013) construyeron un modelo conceptual de predictores de GPG , en el que se

expone diversas vías para explicar por qué las mujeres no logran una

adecuada GPG .El modelo sugiere que factores psicológicos maternos,

incluyendo el conocimiento y compresión de la ganancia de peso

gestacional y la imagen corporal, pueden influir en la autoeficacia y la

motivación, para iniciar o mantener conductas saludables de estilos de

vida, como la dieta y el ejercicio y por lo tanto, afectar la ganancia de peso durante el embarazo .

Una revisión sistemática identificó que pocos estudios han

abordado las variables propuestas en el modelo conceptual de Hill et al.,(2016) , de los estudios que las han explorado, se ha identificado que el conocimiento sobre las recomendaciones de la IOM acerca de la correcta GP que tiene la embarazada, acerca de las complicaciones de la

OB, el exceso de peso gestacional, los métodos seguros y eficaces de

control de peso, así como las actitudes de la imagen corporal que posee la

mujer embarazada, parecieran influir en la GPG al final del embarazo (Hartley, McPhie, Skouteris, Fuller-Tyszkiewicz, y Hill,2015;Hill, Skouteris y Fuller ,2013) .

Sin embargo, estos estudios se han llevado a cabo en Estados

Unidos, Australia, Irán y Brasil con mujeres de ingresos medio- alto y de

escolaridad alta, poco se conoce de este fenómeno en poblaciones de

ingresos bajos, como es el caso de la población mexicana. Además, Hill

et al., 2013, señalan que los factores del modelo predictivo de GPG,

(18)

4

histórico de la sociedad y el ciclo de vida de los sujetos (McPhie,

Skouteris, Hill &Hayden, 2015).

Dado que en México el problema de SP-OB en las mujeres en

edad fértil es un problema de salud pública, así mismo, se considera al

período prenatal el momento ideal para intervenir en las futuras madres,

puesto que suelen estar más motivadas a realizar cambios en su beneficio

y los de su bebé.

Dado lo anterior, es de suma importancia conocer posibles

predictores que expliquen el problema de la GPG excesiva en las mujeres embarazadas, para comprender los factores que pudieran estar influyendo

en una GPG excesiva con el fin de disponer de información para diseñar

intervenciones de enfermería, dirigidas a lograr una ganancia de peso

gestacional adecuada y mejorar la salud materno infantil. Por lo que se

planteó el presente estudio, con el objetivo de determinar si el

conocimiento de la GPG, las actitudes hacia la imagen corporal y las

características socioculturales (educación, nivel, ingreso familiar, paridad,

edad e índice de masa corporal pre-gestacional) se relacionan con la GPG

en las mujeres embarazadas.

Marco Teórico

En este apartado se describe el Modelo Conceptual de Predictores de GPG (Hill et al., 2013), posteriormente se describen los conceptos a estudiar, al final se presentan los estudios relacionados de las variables de

estudio centrales, objetivos y la definición de términos.

El modelo conceptual multifactorial de los determinantes psicosociales de la ganancia de peso durante el embarazo (MDPGP por

sus siglas en inglés) desarrollado por Hill et al. (2011), está basado en la

(19)

5

Salud ([MCS]; Rosenstock, 1974), el Modelo Transteórico ([MTT];

Prochaska y DiClemente, 1983) y en la revisión de la evidencia empírica

relacionada con la GP en el embarazo.

El modelo sugiere que factores psicológicos, demográficos y

cognitivos, influyen en la imagen corporal positiva o negativa y en las habilidades de afrontamiento. Estos a su vez pueden influir en la

autoeficacia y la motivación para iniciar o mantener una conducta de

llevar a cabo una alimentación o actividad física que favorezca a un

control de peso adecuado durante el embarazo.

El modelo se conforma de cuatro constructos: (1) factores

materno-psicológico, demográficos, familiares y factores cognitivos, (2)

construcción del comportamiento para el cambio de salud,(3)

comportamiento materno y (4) resultados (GPG) (Ver Figura 1).

El primer constructo del MDPGP son los factores maternos

psicológicos, demográficos, familiares y cognitivos, se refiere a las

características que hacen únicas a las personas o las distinguen de otros

individuos, se compone de 5 conceptos centrales que son:

Los factores psicológicos maternos son aquellas disposiciones

personaleso comportamientos que promueven o potencian un estado de

salud. Dentro de este factor se encuentra; la autoestima, la ansiedad,

depresión, estrés prenatal y antecedentes psiquiátricos. Este modelo

propone que las variables psicológicas maternas influyen directamente en

la imagen corporal y está en las habilidades de afrontamiento.

El factor cognitivo, dentro de este se encuentra el conocimiento

que tiene la mujer acerca de su peso previo al embarazo y el aumento de

peso durante el mismo. El conocimiento y la comprensión de la ganancia

(20)

6

Los factores familiares y sociocontextuales son factores

personales, sociales y del medio ambiente donde interactúa la

embarazada. Dentro de estos factores se encuentran los demográficos:

edad, nivel de educación, ingreso familiar, paridad, índice de masa

corporal (IMC) previo al embarazo y antecedentes familiares de obesidad.

Los autores señalan que los factores familiares y socio contextuales se

relacionan con la imagen corporal y con los factores psicológicos

maternos.

Imagen corporal, Hill, et al, (2013) retoma la definición del concepto de imagen corporal, de Cash (2003) como construcciones

centrales de organización en la interacción de los procesos cognitivos,

emocionales y conductuales que se producen en el contexto de los eventos ambientales, la cual se compone de dos elementos actitudinales

básicos que son imagen corporal de inversión y evaluación. La inversión

se refiere a la importancia que los individuos le dan a su apariencia,

mientras que la evaluación se refiere a las creencias positivas o negativas

acerca de las evaluaciones y de su aspecto (por ejemplo, satisfacció

n-insatisfacción del cuerpo).

Los autores del MDPGP establecen que una alteración de la

imagen corporal puede afectar las habilidades de afrontamiento de la mujer para tomar decisiones relacionadas con su salud y por lo tanto ocasionar problemas relacionados con comportamientos de la alimentación y de actividad física.

El segundo constructo es construcción del comportamiento para el

cambio de salud se integra por dos factores, motivación y autoeficacia. La

autoeficacia es el juicio de la capacidad personal para organizar y llevar a

(21)

7

habilidades para lograr un grado de rendimiento. La percepción del

individuo de tener habilidad y ser competente en un dominio particular lo motiva a adoptar conductas en los que pude sobresalir. Siendo de forma contraria si se siente incapaz y poco habilidoso. Durante el embarazo, la

falta de autoeficacia y motivación para participar en actividad física y

conductas alimentarias positivas, puede resultar en un fracaso para

alcanzar un nivel adecuado de equilibrio energético lo que dará lugar a la

excesiva GPG.

El tercer constructo se refiere a las conductas maternas, para

iniciar o mantener comportamientos de control de peso (actividad física y

comportamientos alimenticios), que predecirán la GPG. La conducta

materna será influida por la imagen corporal.

Por último, el constructo de resultado es la ganancia de peso gestacional, este es considerado como el peso que aumenta la mujer

durante todo el embarazo, lo cual puede ser evaluado de acuerdo a las recomendaciones de la IOM. El modelo propone que la GPG es

influenciada por la insatisfacción con la imagen corporal, debido a que

esta puede ser agravada por las habilidades de afrontamiento pobres, lo

que lleva a reducir la autoeficacia y la falta de motivación para cambiar o

mantener comportamientos saludables. Durante el embarazo, la falta de

motivación para participar en actividad física y los hábitos alimenticios

negativos pueden dar lugar a una imposibilidad de lograr un adecuado

nivel de equilibrio energético y darán lugar a la excesiva GPG.

Para el presente estudio solo se tomaron los siguientes conceptos, conocimiento de la GPG, factores familiares y socio contextuales, actitudes de la imagen corporal y ganancia de peso gestacional (Ver Figura 2).

(22)

8

Figura 1. Modelo Conceptual de Riesgo Psicosocial y los Factores de

Protección para la excesiva GPG

Figura 2. Esquema Conceptual de las Variables de Estudio

Conocimiento sobre la GP en la mujer embarazada Ganancia de peso gestacional Actitudes hacia la imagen corporal durante el embarazo Factores Socio contextuales (escolaridad, ingreso familiar, paridad, edad, IMC pre

(23)

9

Aplicación de conceptos del Modelo de Hill al estudio.

El concepto conocimiento /comprensión de aumento de peso durante el embarazo es representado por conocimiento sobre ganancia de peso gestacional, el cual se definecomo la información que posee la embarazada sobre el peso que debe ganar durante todo el embarazo, sobre los riesgos que puede ocasionar la OB a la madre y al producto y las

prácticas alimentarias y de ejercicio que debe de realizar durante el

embarazo.

De acuerdo a la IOM (2009) las mujeres deben de conocer los

riesgos maternos de no lograr un peso adecuado como son diabetes

gestacional, hipertensión, preclamsia, parto por cesárea y partos

prematuros (Herring, Oken & Haines, 2010). Además de los riesgos del

producto como: presentar defectos del tubo neural, macrosomia, ictericia, admisiones en la UCIN, obesidad infantil, diabetes mellitus gestacional (DMG) y obesidad en la etapa adulta (Ferraro, 2012; Flick et al., 2010; Lui, Dai, Dai & Li, 2012; Rasmussen, Chun & Li, 2008).

Durante el embarazo la mujer necesita conocer los requerimientos

alimenticios: requiere de 80,000 kilocalorías (Kcal) en total durante todo

el embarazo, las cuales se acumulan en forma de grasa, como mecanismo

de protección ante un posible déficit de energía. Se debe aumentar la

ingesta calórica a 110 Kcal/día en los dos primeros trimestres y unas

150-200 Kcal/día en el tercero. La mujer embarazada necesita 10 g/día de

proteína y carbohidratos durante las últimas 28 semanas, que se cubren

perfectamente con dos tazas diarias de leche. Es importante el aporte de

ácidos grasos poli insaturada de las familias omega-3 y omega-6. Por ello

(24)

10

consumo de frutos secos (Dabcich, Salvador, Ribas, Pérez, Aronceta &

Serra, 2014; Redondo, 2013).

El Royal College of Obstetricians and Gynaecologists (2006)

señala que el ejercicio durante el embarazo es seguro para la madre y para

el feto, y se recomienda que las embarazadas inicien o continúen con la

actividad física para obtener beneficios en su salud gestacional.

El American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG)

recomienda, en ausencia de contraindicaciones medicas un mínimo de 30

minutos diarios de ejercicio moderado la mayoría de los días. El nivel de

actividad física mínimo preferiblemente que debe realizar la embarazada

son 28 MET/ Hora por semana, caminar 3.2 Km/h, 11.2 horas por semana

o preferiblemente en una bicicleta estática 4.7 horas por semana, a una

intensidad de 6-7 MET, e incrementar la intensidad del ejercicio a más

del 60% de la frecuencia cardiaca de reserva, para disminuir el riesgo de obesidad o ganancia excesiva de peso en el embarazo, diabetes Mellitus gestacional (DMG) y trastornos hipertensivos asociados al embarazo (Ferraro, Gaudet & Adamo, 2012; Zavorsky & Longo, 2011).

El conocimiento que tiene la mujer acerca de su peso previo al embarazo y el aumento de peso durante el embarazo, puede determinar la

GPG. La falta de información sobre las recomendaciones para un peso

adecuado conduce a las mujeres embarazadas a una disminución del

compromiso de llevar estilos saludables (Khoramabadi et al., 2016; McPhie et al., 2015). Si la mujer embarazada tiene una mayor

comprensión de las recomendaciones del aumento de peso y los efectos

de no conseguirlo podría ser un factor motivador para adoptar conductas

(25)

11

El conocimiento de la GP durante el embarazo, influyen en la imagen corporal y en la GPG.

El concepto factores sociocontextuales es representado por

factores sociocontextuales, los cuales son definidos como características propias de la mujer embarazada entre las que se encuentran la edad, el

IMC previo al embarazo, paridad, nivel de educación e ingreso familiar.

Se ha encontrado que el SP y la OB con las características de edad (mayor

edad) con un IMC pre gestacional normal, primíparas, de zonas rurales y

niveles educativos más bajos (Liu, Dai, Dai & Di, 2012). Los factores

demográficos influyen directamente en la imagen corporal y con la GPG.

El concepto imagen corporal serepresentó por actitudes hacia la

imagen corporal, se define como las conductas y comportamientos que

refiere tener la mujer hacia su cuerpo, relacionadas con el aumento de peso durante su embarazo. Se ha encontrado que las actitudes negativas hacia la imagen corporal se relacionan directamente con una mayor GPG (DiPietro et al., 2003).

Así mismo, se ha reportado que las mujeres tienen probabilidades

de reevaluar su imagen corporal a consecuencia de los cambios físicos

que acompañan al embarazo. Sin embargo, en esta reevaluación puede

provocar insatisfacción corporal. Además, una actitud negativa de la

imagen corporal conlleva a baja motivación y disminución de la

autoeficacia para participar en conductas saludables (Hill et al., 2016).

El concepto resultado está representado por ganancia de peso

gestacional, se define como el peso ganado durante el embarazo apegado

a las recomendaciones establecidas de acuerdo a la edad gestacional (IOM, 2009).

(26)

12

Estudios Relacionados

En este apartado primero se presentan los estudios de

conocimiento y posteriormente los de imagen corporal y su relación con

las variables de interés, al final se presenta la síntesis.

Conocimiento sobre GPG

Ledoux, Van DenBerg y Bernes (2015) realizaron un estudio en

246 mujeres embarazadas que acudían a consulta prenatal en una clínica

de Estados Unidos, con el fin de determinar los conocimientos que

poseían las mujeres sobre el peso corporal previo y durante el embarazo,

la percepción de la GPG saludable, así como describir las fuentes de

información más comunes sobre la GPG.

En las mujeres estudiadas predominaron las afroamericanas

(58%), con una media de IMC de28. 5 (DE 8.3) un porcentaje importante

eran de condiciones socioeconómicas bajas (49%) con educación

secundaria o menos (46%), ganaban menos de 15.000 dólares por año y el

44% eran empleadas. El 69% (n = 170) de las mujeres percibieron un

peso incorrecto antes del embarazo.

Las mujeres reportaron una puntuación media de 3 en la variable

conocimiento sobre el riesgo de una GPG en una escala de 0-10. El 94% (n = 231) dijo que lograr una GPG sana era importante para ellas, sin

embargo, solo el 31% (n = 76) sabia la recomendación de cuanto peso

ganar durante el embarazo. El 79% tuvo un IMC pre gestacional

adecuado de acuerdo a su edad peso y talla. Las fuentes de información

que reportaron utilizar las mujeres, para saber cuánto peso ganar durante

el embarazo fueron los médicos 86% (n = 212), internet 43% (n = 106) y

libros 33% (n = 80). Las menos reportadas, otros profesionales de la

(27)

13

Las mujeres que conocían su peso antes del embarazo, eran 90%

más propensas a conocer correctamente cuánto peso ganar durante su

embarazo. Se identificó, que a mayor edad, menor conocimiento de las

recomendaciones de peso a ganar durante el embarazo (p <.05). En este

estudio, el asesoramiento profesional de la salud, no se asoció con el

conocimiento de las recomendaciones sobre la GPG.

McPhie, Skouteris, Hill &Hayden (2015) realizaron un estudio con el fin de determinar si el conocimiento con respecto a la GPG, era

predictor de la GPG. Se estudiaron 166 mujeres australianas que acudían

a su control prenatal. Se recogió información con respecto al peso y talla

antes del embarazo, la GPG y el conocimiento durante el primer trimestre

(T1- 16-18 semanas de gestación) y en el segundo trimestre (T2- 36

semanas de gestación). Las mujeres que tuvieron bajo peso antes del

embarazo, tenían una GPG más alta (µ= 15.5 kg, DE= 4.1). Sin embargo,

fuera de todas las categorías del IMC antes del embarazo, las mujeres con

SP tenían la mayor proporción con una excesiva GPG (70.5%), en

comparación con las que tenían una GPG saludable (25.7%). La mayoría

de las mujeres (65.1%) sobreestimó la cantidad máxima de aumento de

peso durante el embarazo.

Las mujeres que aumentaron de peso en exceso durante el

embarazo, eran más propensas a sobreestimar la cantidad máxima de peso

a ganar durante el embarazo que las mujeres de peso normal. Por el

contrario, el 62% de las mujeres, subestimó la cantidad mínima de GPG

que tenía que ganar a lo largo de su embarazo. Además, hubo una

diferencia significativa entre las mujeres que sobreestimaron su GPG y no aumentaron de peso en exceso durante el embarazo 39.4% para las

(28)

14

mujeres con exceso de GPG frente a 20.0% para las mujeres con una GPG regular (p<.001).

Shub, Huning, Campbell y McCarthy (2013) realizaron un estudio

en 364 mujeres que acudían al control prenatal en una clínica del Hospital

Central de Australia. Evaluaron el nivel de conocimiento de las mujeres

embarazadas, en relación con su propio peso y su IMC, el conocimiento

de las recomendaciones establecidas para la GPG, la concordancia de las propias expectativas de las mujeres con las recomendaciones, el

conocimiento de las complicaciones asociadas con el exceso de la GPG y el conocimiento de un peso seguro.

Se identificó, que la mayoría de las mujeres de peso normal

percibieron adecuadamente su peso durante el embarazo (86.6%), sin

embargo, casi una de cada 10 se consideraban con SP. Las mujeres que

subestimaban su peso durante el embarazo eran más propensas a

sobreestimar la ganancia óptima de peso durante el embarazo.

El 94% de las mujeres creía que el exceso de GPG o la OB,

estarían asociadas con mayores complicaciones del embarazo, pero su

conocimiento específico de estos riesgos era pobre. Dentro de las

complicaciones que identificaron las mujeres que podía generar una GPG

excesiva, fueron padecimientos como la pre eclampsia o problemas de

presión arterial (27.8%), diabetes gestacional (51%) y retención de peso

postparto (14.4%). El 72.8% creía que podría haber complicaciones

neonatales debido a la OB o GPG, y el 18.4% macrosomia. Menos del 5%

de las mujeres sugiere cualquier otra complicación neonatal, incluyendo

hipoglucemia, ictericia o mayor mortalidad perinatal.

Se identificaron creencias incorrectas sobre el control de peso

(29)

15

consumir una dieta orgánica, beber más jugos de frutas, no comer

después de las 20:00 horas o elegir productos lácteos enteros, eran

maneras seguras para manejar el aumento de peso en el embarazo. No se

encontró asociación entre la categoría de IMC de la mujer durante el

embarazo, paridad, edad, estatus educativo con el nivel de conocimiento de las complicaciones neonatales o creencias acerca de la dieta en el embarazo.

McDonald et al., (2013) estudiaron los conocimientos del peso recomendado con la ganancia de peso adecuada, en 330 mujeres

embarazadas que acudían a revisión mensual en una clínica australiana. Las participantes tenían una edad media de 29.9 años, se encontraban entre las semanas 25.3 a 36.6 de gestación y la mayoría tenia estudios de posgrado y eran de raza caucásica. Se identificó que el 29.1% de las mujeres informo que su proveedor de cuidados de la salud, le había informado sobre cantidad de peso que debía aumentar durante el embarazo.

El 62.3% no conocía las recomendaciones de peso que propone la IOM para la GPG adecuada. El 43.8% prefirió aumentar de peso por encima de las recomendaciones de la IOM, y se identificó que el 18.3% planeo ganar por debajo de las cantidades recomendadas y un 61% aumento de peso por encima de lo recomendado.

Dekker et al., (2011) evaluaron los niveles de conocimiento sobre

los riesgos que puede tener la mujer y el producto, en una población de

412 embarazadas. De estas, 225 fueron seleccionadas en la consulta

pública prenatal durante su primera visita y 157 en consulta privada en un

(30)

16

Se identificó que el 75% de las mujeres refirieron que la OB en las

mujeres aumentaba el riesgo de complicaciones, incluyendo la diabetes

gestacional y trastornos hipertensivos del embarazo, en comparación con

mujeres de peso normal. El 60% de las mujeres, afirmó que la OB

aumentaría el riesgo de cesárea, y menos de la mitad identifico un mayor

riesgo de resultados adversos neonatales. El 19.7% no sabía el efecto de la

OB sobre las complicaciones maternas.

El conocimiento fue similar entre las mujeres reclutadas en el

hospital público y las reclutadas mientras asistían a una ecografía en una

clínica privada. Las mujeres con IMC <25.0, eran menos propensas a

saber que la OB, se asocia con una mayor tasa de cesárea que los de

mayor IMC (16.8% frente al 4.5%; p<.001). El nivel de educación

superior, se asocia con un mayor conocimiento de los riesgos del SP y la OB en el embarazo.

Thompson, Nassar, Robertson y Shand (2011) realizaron un estudio para examinar los conocimientos de las mujeres sobre el peso y

aumento de peso ideal durante el embarazo según lo recomendado por la

IOM, en 149 mujeres embarazadas que acudían a su consulta prenatal en

una clínica de Australia. Las mujeres tenían una media de 15 semanas de

gestación, y la mayoría era de raza caucásica, tenían estudios superiores y

eran primíparas.

Se identificó, que el 39.9% de las mujeres tenían SP- OB, por otra

parte el 69.2% de las participantes, no recibió información sobre la GPG

de parte de su médico o de partera, sin embargo el 29.5% fue capaz de

identificar el aumento de peso recomendado durante el embarazo. Por otra parte, el conocimiento de las mujeres sobre el aumento de peso

(31)

17

recomendado, no se asoció con el hecho de haber recibido consejos de su

médico o partera (p=<.66) y con la categoría de IMC prenatal (p<.56).

En síntesis, los estudios revisados de conocimiento fueron

desarrollados en su mayoría en Australia. Las mujeres participantes

fueron de clase media, con altos niveles de estudios, se encontraban entre

el 2 y 3 trimestre de embarazo, eran primíparas y tenían pareja. Se

identificó que las participantes con SP OB, sobrestiman más la GPG que

las mujeres que tenían peso normal.

Se reportó que los proveedores de salud responsables de dar

información acerca de la ganancia de peso eran los médicos, sin embargo,

un alto porcentaje de las mujeres, no conocía las recomendaciones de

GPG y existieron creencias erróneas acerca de las prácticas alimenticias.

Los riesgos que más conocían las embarazadas eran DMG, problemas con

la presión arterial, retención de peso posparto y para él bebe macrosomia.

El nivel de educación superior, se asocia con mayor conocimiento

de los riesgos del SP-OB. El conocimiento fue similar en las mujeres que

acuden al control prenatal en clínicas privadas y públicas. Existen datos

contradictorios de que el conocimiento en general se relaciona con la

GPG. No se identificó ningún estudio acerca del conocimiento sobre la

GPG en población mexicana.

Actitudes hacia la imagen corporal

Hartley, McPhie, Fuller-Tyszkiewicz, Hill y Skouteris (2015) realizaron un estudio con el fin de investigar los factores psicosociales, entre ellos la imagen corporal y su impacto en la GPG en 256 mujeres

australianas, de las cuales 113 fueron primíparas y 143 multíparas, con

una edad media de 32.3 años e IMC pre gestacional de 25.66, el 57.4% de

(32)

18

ingreso económico alto. Por otra parte, se identificó que 24.2% de las

mujeres tenía SP y solo el 18% presentó OB.

Se encontró que la media de la escala de atractivo fue mayor para

las mujeres primíparas, que en mujeres multíparas (t=2.74, p<0.01, d =

0.35) y que las actitudes corporales negativas acerca de los sentimientos

hacia la imagen corporal, la sensación de fuerza y la actitud positiva para

las mujeres primíparas, predecían una mayor GPG (β = --.25, p<.04). Es

decir que las primigestas reportan más altos sentimientos negativos de

atracción física.

Míreles et al., (2015) realizaron un estudio en Brasil con 386

mujeres embarazadas, con el fin de comparar las actitudes de la imagen

corporal con relación a variables socio demográficas y económicas,

antropométricas y obstétricas. La mayoría de las participantes no tenían

estudio profesional, estaban casadas y se encontraban en el tercer trimestre de embarazo.

Se identificó que el 25.9% de las participantes tenían SP y el

23.15% OB. Se observó que el IMC se correlacionó con las actitudes

corporales (r=0.339, p<.05), y explicó el 11.3% de la varianza (F=

49.89, p<.001).Las mujeres con peso normal presentaron menor

preocupación de su cuerpo, en comparación con las que presentan SP. Y

las que presentaron SP, tenían menor preocupación acerca de su cuerpo

en comparación con las que presentan OB (p <.004). Se encontró una

correlación del IMC con el nivel socioeconómico (r -0.132, p <.05).

Hill, Skouteris, McCabe y Fuller-Tyszkiewicz (2013) realizaron un estudio con el fin de examinar si las actitudes de la imagen corporal

(sensación de grasa, fuerza y condición física, forma y prominencia y

(33)

19

través de anuncios en los foros en línea de embarazo y revistas para

padres de Australia.

La media de edad de las mujeres fue de 31 años y se encontró que

el IMC pre gestacional, la edad, la paridad, y el nivel de educación,

contribuyen a la predicción de la GPG durante el Trimestre 1 (T1)

-0.21; p<0.02). Para el trimestre 2 (T2) las actitudes hacia el cuerpo y las

variables del IMC explican un 25% (p<.001) adicional para la GPG. Por

último, el atractivo corporal durante el T2 (β= -.66; p<.006), y la imagen

corporal del T3 (β= - 0.70; p<.001) y la sensación de grasa durante el T3

= -.33; p <.018), contribuyeron significativamente para una GPG. La

imagen corporal contribuyo positivamente a la predicción de la GPG (β=

-0.52; p<.001) durante el T3.

Los mejores predictores para la GPG fueron sentirse menos atractiva en la mitad del embarazo y un sentimiento de tener menor gordura al final del embarazo, fue asociado con una mayor GPG. En

conclusión, al principio del T2, menor era el atractivo corporal y se

asoció con una mayor GPG (β= -.20, p <.046). En las mujeres que se

encontraban a finales del embarazo, se encontró que los sentimientos más

bajos de volumen corporal tenían una mayor GPG (β= -0.28, p<.001).

Sui, Trunbull y Dodd (2013) realizaron un estudio con el fin de evaluar la capacidad de las mujeres con SP y OB para identificar

correctamente su IMC, sus percepciones de satisfacción de imagen

corporal y auto eficacia para tener un cambio saludable en el embarazo

temprano y el efecto de la insatisfacción de la imagen corporal con la

ganancia de peso durante la gestación, en 442 mujeres, con media de edad

(34)

20

Todas las participantes eligieron una silueta corporal percibida en

el rango de peso normal a OB, los tamaños medidos objetivamente de las

mujeres en el ingreso al ensayo, fueron significativamente más grandes

que el tamaño percibido por ellas mismas (p = <.001). Un 38.2% (n = 79)

de las mujeres que tenían SP, identificaron correctamente su IMC,

mientras que el 54.6% (n = 113) de las mujeres estimaron de manera

menor su IMC. Las mujeres que eran obesas tenían menos probabilidades

de identificar correctamente su IMC (14.9%), con una tendencia a bajo

peso estimado (83.8%) en comparación con las mujeres que tenían SP

(p<.001).

La insatisfacción con el peso y la forma corporal fue

significativamente mayor entre las mujeres que eran obesas, 70% para el

peso corporal y el 68.6%, para la forma determinada del cuerpo (p<.001)

que las mujeres que tenían sobrepeso (29% para el peso corporal y el

30.4%, para la forma del cuerpo).

Los puntajes más altos de discrepancias fueron evidentes entre las

mujeres que eran obesas en comparación con las mujeres que tenían

sobrepeso (puntuación media de 1.5, DE= 0.8 de sobrepeso en

comparación con 2.3, DE= 0.9 con los que presentan obesidad, (p < .001).

Tanto la edad materna (b <.036, DE = .010; p<.001) y la categoría de

IMC materno (b<.024, DE = .008, p<.002) se identificaron como

predictores significativos para la insatisfacción corporal.

Bagheri, Dorosty, Sadrzadeh-Yeganeh, Amiri, Eshraghian y

Khamoush-Cheshm, (2013)exploraron si la insatisfacción del tamaño

corporal pre gestacional se asociaba con el aumento excesivo de peso, en

182 mujeres embarazadas, con >34 semanas de gestación referidas por el

(35)

21

26.6% de las mujeres tenían preferencia a un tamaño corporal más

delgado, y que el 25.02% preferían un tamaño corporal más pesado al

inicio de su embarazo. Se encontró una relación significativa entre la

edad y la satisfacción del tamaño corporal. La educación, situación

laboral y clase social no fueron significativamente asociadas con el estado

de la satisfacción del tamaño corporal.

Por otro parte, el 56.6% de mujeres con excesiva GPG, tenían una preferencia de tamaño del cuerpo más delgado, mientras que el 53.9% con GPG adecuada, estaban satisfechas con su imagen corporal actual. En este estudio se encontró que la preferencia de un cuerpo más

delgado, se asoció con un aumento excesivo de peso gestacional (β= .78,

p <0.05). La probabilidad de un exceso de GPG fue la preferencia de

estar más delgada (OR =.67, IC 95% [.32, 1.42], p < .05). Las mujeres

con una preferencia de cuerpo delgado tienen un mayor riesgo de exceso de GPG. Los cambios de la ingesta de energía y AF relacionados con el embarazo no afectaron la asociación entre la insatisfacción de la imagen corporal con la GPG por encima de las recomendaciones del IOM.

Rauff y Symons (2011) examinaron la influencia mediadora de la

satisfacción de la imagen corporal con los síntomas depresivos,

comportamiento del ejercicio y el aumento de peso gestacional, en una muestra de 151 mujeres embarazadas que acudieron a su consulta prenatal

en Estados Unidos. El promedio de edad de las mujeres fue de 30 años.

La mayoría eran de raza caucásica (92%), casadas (86.7%), profesionistas

(50.3%), trabajó de tiempo completo (65%), y eran de clase media

(50.7%). Encontraron que la satisfacción de la imagen corporal no

(36)

22

En síntesis, los estudios revisados de imagen corporal provienen

de países desarrollados como Australia, Estados Unidos, Brasil, Irán y

Reino Unido. La mayoría de las mujeres embarazadas eran primíparas,

entre de 18 a 35 años, con estudios profesionales, de clase media –alta y

con pareja. Las mujeres estudiadas experimentan una percepción errónea

de su imagen corporal ya que la mayoría subestiman su peso. Se ha

encontrado que el IMC se relaciona con las actitudes hacia la imagen

corporal, sin embargo, otros refieren que no existe relación. Las mujeres

primíparas sienten mayor atractivo corporal que las multíparas y las

mujeres que tienen mayor GPG se encontraron más insatisfechas.

La preferencia a estar delgado, insatisfacción con la imagen

corporal, actitudes negativas hacia la imagen corporal, sobrestimación y

subestimación del IMC y peso y mayor sensación de grasa se

relacionaron con la GPG. Sin embargo, los resultados de los estudios son variados y se encuentran diferencias. No se han identificado estudios que

exploren la relación entre GPG y la Imagen Corporal en México en

mujeres embarazadas, por lo que se considera un área de oportunidad

para explorar la relación entre la imagen corporal y la GPG, así como

también conocer las percepciones y actitudes que tienen estas mujeres

hacia su cuerpo y como es la GPG.

Definición de Términos

Factores socio contextúales: se refieren a las características

biológicas (edad, IMC previo al embarazo y actual y paridad) y

socioculturales (escolaridad e ingreso económico mensual).

Edad: es tiempo transcurrido desde el nacimiento al momento de la entrevista.

(37)

23

IMC: estado del peso corporal de la mujer embarazada. Se obtiene dividiendo el peso en kilogramos, entre la talla en metros elevada

al cuadrado (kg) / [altura (m)]. Los índices se clasifican como bajo peso <

18.5 kg/m², peso ideal entre 18.6 a 24.9 kg/m², sobrepeso entre 25 a 29.9

kg/m² y obesidad ≥30.0 kg/m².

Paridad: número de hijos vivos que reporta la mujer embarazada

Años de escolaridad son los años de estudios que refiere la

mujer embarazada haber cursado.

El ingreso económico se refiere a la cantidad pesos (mexicanos)

que recibe mensualmente la mujer embarazada para el sustento de la familia.

Conocimiento sobre GPG: Es la información que posee la mujer respecto al peso ideal que debe ganar durante el embarazo, los riesgos que

la excesiva GPG puede ocasionar a la madre y al producto y las prácticas

seguras de alimentación y de ejercicio que debería seguir para lograr un

peso recomendable. Fue medido por el Cuestionario de Conocimiento de la Mujer Embarazada sobre la GPG de Shub y Huning (2013).

Actitud hacia la Imagen Corporal: Son las conductas y

comportamientos que refiere tener la mujer hacia su cuerpo, relacionadas

con el aumento de peso durante su embarazo. Se midió a través del

cuestionario de Escala de las Actitudes sobre Aumento de Peso Durante el embarazo de Palmer, Jennings y Massey (1985).

GPG: Es el peso corporal en kilogramos que ganó la embarazada

de acuerdo a la semana de gestación. Se clasifico en adecuado e

(38)

24

Objetivo General

Determinar la relación de los factores socio contextúales,

conocimiento sobre GPG y actitud hacia la imagen corporal con la ganancia de peso gestacional de mujeres embarazadas.

Objetivos específicos

1.- Describir el conocimiento sobre GPG, factores socio

contextúales, actitud hacia la imagen corporal y la ganancia de peso

gestacional.

2.- Identificar la relación entre los factores socio contextúales y

los conocimientos sobre GPG.

3.- Identificar la relación entre los factores socio contextúales con

la actitud hacia la imagen corporal.

4.- Identificar si existe relación entre los conocimientos sobre

(39)

25

Capítulo II Metodología

En este capítulo se describe el diseño del estudio, población,

muestreo y muestra, criterios de inclusión y exclusión, mediciones e

instrumentos y procedimiento para la recolección de datos y las

consideraciones éticas.

Diseño del Estudio

El presente estudio utilizó un diseño descriptivo correlacional

(Burns & Grove, 2012), debido a que el propósito del estudio fue

describir y determinar la relación entre las variables, factores

familiares-socio contextuales, conocimiento de la GPG, actitud hacia la imagen corporal y la GPG.

Población, Muestreo y Muestra

La población estuvo conformada por mujeres embarazadas que

acudieron al control prenatal en la consulta de obstetricia de un hospital

público del área metropolitana de Monterrey, Nuevo León. El muestreo

fue aleatorio sistemático con un inicio aleatorio 1 en 2. Para calcular el

tamaño de la muestra se utilizó el programa n´QueryAdvisor ® Versión

4.0 considerando para el análisis un modelo de regresión lineal múltiple

para 13 variables, un nivel de significancia de .05, un coeficiente de

determinación de .09 de efecto mediano según Cohen (1988) y una

potencia de 90%, obteniéndose como resultado un tamaño de muestra de

225 participantes.

Criterios de Inclusión

Mujeres mayores de 18 años de edad, aparentemente sanas y que

(40)

26

Criterios de Exclusión

Mujeres con diagnóstico de parto múltiple, que presentaron

enfermedades cardiometabólicas (diabetes gestacional, preclamsia,

hipertiroidismo) y amenaza de aborto.

Mediciones e Instrumentos

Se aplicaron instrumentos de lápiz y papel y se realizaron

mediciones antropométricas de la participante (peso y talla). Para la

recolección de la información se utilizó una Cédula de Datos Personales

(Apéndice A) que incluyó: datos socio contextuales (edad en años, estado

civil (con pareja y sin pareja), ocupación (remunerado y no remunerado),

escolaridad (años cursados) e ingreso económico mensual). Datos

ginecológicos (semanas de gestación, paridad (número de hijos) y datos

antropométricos como peso(kg), talla(cm) e IMC previo al embarazo y

actual y peso (kg) ganado durante el embarazo.

Para medir el conocimiento de la GPG se utilizó el Cuestionario

Conocimiento de la Mujer Embarazada sobre la Ganancia de Peso

(KPWAWG por sus siglas en inglés) (Apéndice B) desarrollado por Shub

y Huning (2013). El cuestionario valora el conocimiento sobre GPG a

través de la pregunta ¿Cuánto peso (kg) cree que debe de ganar durante

su embarazo?, la respuesta que proporciona la mujer se valora con la

recomendación de aumento de peso según su IMC pre gestacional de

acuerdo IOM y se clasifica; (1) adecuado y (2) no adecuado. Para valorar conocimiento de los riesgos que puede ocasionar la OB a la madre y al producto.

La embarazada responde 10 posibles riesgos, con una respuesta

dicotómica (si-no), si contesta adecuadamente se da un punto a cada

(41)

27

OB. 13 preguntas valoran las practicas seguras de alimentación y

ejercicio, con respuesta dicotómica de sí y no, se espera que conteste 8 de

las respuestas con si y 10 con de respuesta no. Las repuestas se basan en las opiniones expertas de las recomendaciones de la IOM para el aumento

de peso en el embarazo. Una puntuación alta indica mayor conocimiento

sobre las prácticas seguras de alimentación y de ejercicio. Para este

cuestionario ha reportado un kappa de 0.634 con rango inter cuartil desde 0.443 hasta 0.798, lo que confirmo una confiabilidad aceptable (Shub & Huning, 2013).

La variable actitud hacia la imagen corporal fue evaluada por medio de la Escala de las Actitudes sobre Aumento de Peso Durante el

embarazo (PWGAS por sus siglas en inglés) (Apéndice C) desarrollado

por Palmer, Jennings y Massey (1985). EL PWGAS evalúa las conductas

y comportamientos que tiene la mujer hacia su cuerpo durante el

embarazo y está conformado por 18 ítems, 15 de estos valoran las

actitudes relacionadas con el peso y 3 ítems las conductas hacia la GP

durante el embarazo.

Estas a la vez se clasifican en cuatro dimensiones: Imagen

corporal positiva durante el embarazo (ítems 6, 7 y 11); Imagen negativa

del cuerpo durante el embarazo (ítems 1, 9, 12, 13, 14, 15); Indiferencia

con respecto a la ganancia de peso (ítems 5, 8, 10, 18) y Conductas

restrictivas con el fin de limitar el aumento de peso (ítems 3, 16, 17) El

formato de respuesta de las preguntas es una escala Likert de 5 puntos donde 1 se refiere a "nada de acuerdo" y 5 "muy de acuerdo. Una

puntuación alta obtenida de la escala indica que las actitudes de la

(42)

28

La estructura factorial de la PWGAS fue explorada y validada en el 2003 por Di Pietro et al. en una muestra de 130 mujeres, con una confiabilidad interna de un Alpha de Cronbach de .89. En mujeres embarazadas francesas reporto un alfa de Cronbach de .75 (Rousseau, Bouillon, Lefebvre, Sejoune & Denis, 2015). Para este estudio, el

instrumento fue traducido al español y revisado por tres expertos para

revisar claridad de preguntas y precisión de la traducción, posterior se

realizó la prueba piloto para revisar su confiabilidad en población

mexicana.

Antropometría

Para determinar el IMC pre gestacional se revisó en el kardex de

control prenatal de la embarazada el peso y talla previa al embarazo, con

los datos de estos se calculó IMC (peso kg/talla m2)el resultado se

clasificó en bajo peso (IMC < 18.5), peso normal (IMC, 18.5-24.9), SP

(IMC, 25.0-29.9) y OB (IMC ≥30).

Para obtener la ganancia de peso actual primero se realizó

medición del peso y la talla actual (Apéndice D). La talla se midió con un

estadiómetro marca Seca 206, la medida se registró en el punto más

cercano a 0.1cm. El peso se midió con una báscula modelo Seca 804, con

capacidad de 150 kg siguiendo los procedimientos estandarizados

(Apéndice E).

Con los datos del IMC previo al embarazo y con el registro del peso pre gestacional y actual, la diferencia de estos fue el peso ganado

durante el embarazo de acuerdo a la semana de gestación, el cual fue

clasificado en inferior al recomendado, peso recomendado y superior al

(43)

29

Tabla 1.

Clasificación de ganancia de peso gestacional según IOM (2009)

Procedimiento de Recolección de Datos

Para el desarrollo de la presente investigación, en primer lugar, se

solicitó la aprobación de las comisiones de Ética en Investigación y de

Investigación de la Facultad de Enfermería de la Universidad Autónoma

de Nuevo León para iniciar la realización del estudio. A continuación, se

solicitó por escrito la autorización de los directivos del hospital donde se

realizó el estudio. Para continuar con la recolección de datos, se solicitó

la entrada a la consulta del área de obstetricia, se pidió una lista de

asistencia de las pacientes el cual fue el marco muestral, de ahí se realizó

el muestreo aleatorio sistemático con un inicio aleatorio 1 en 2.

Después de seleccionar a las posibles participantes se identificaron

en la sala de consulta prenatal y se les invitó a participar al estudio, si

accedían se les entregaba y se les explicaba de forma detallada el

consentimiento informado (Apéndice F) y se les solicitaba que firmaran

el mismo. Si por alguna razón no accedían a participar, se les daba las

gracias. Una vez firmado el consentimiento se procedió a la recolección

Clasificación IMC pre- gestacional Ganancia de peso g/semana Ganancia de peso total recomendada (Kg). Bajo peso 510 12.5 - 18 Normal 420 11.5 - 16 Sobrepeso 280 7 - 11.5 Obesidad 220 5 - 9

(44)

30

de datos, en la cual fue realizada por 2 enfermeras previamente

capacitadas para la correcta aplicación de los instrumentos y mediciones

antropométricas.

Primero se le invitó a pasar al lugar previamente asignado del

departamento de obstetricia, se le solicitó la información de la cédula de

datos, posteriormente se obtuvieron los datos antropométricos,

considerando lo descrito en los apéndices D y E. En todo momento se

cuidaron las medidas para evitar el riesgo de caer en la participante, y si alguna de ellas llegaba a llevar a sus hijos o hijo en la consulta, estos se cuidaron por parte de los profesionales de salud que se encontraban apoyando.

Posteriormente se le aplicó el cuestionario de conocimiento de la

mujer embarazada sobre la ganancia de peso y la escala de actitudes durante el embarazo y de aumento de peso. En todo momento se

promovió la mayor privacidad posible, hablándole en un tono adecuado y

sin ningún tipo de presión o interrupción posible. Una vez terminadas las

mediciones se le agradeció por su participación.

Consideraciones Éticas

El presente trabajo se apegó a lo establecido en el Reglamento de

la Ley General de Salud en Materia de Investigación para la Salud

(Secretaría de Salud [SS], 2014). Título Segundo de los aspectos éticos de

la investigación en seres humanos.

Artículo 13 se respetó la dignidad de las participantes, procurando

en todo momento proporcionar un trato individual y respetuoso. Artículo 14 Fracción I se solicitó por escrito la autorización a la

institución donde se llevó a cabo la investigación. Fracción V se contó

(45)

31

procedimientos fueron realizados por personal previamente capacitado, en

un espacio previamente adaptado y equipado. Fracción VII el estudio se

llevó a cabo posterior a la obtención de un dictamen favorable de las

Comisiones de Investigación de Ética e Investigación de la FAEN.

Fracción VIII y con la autorización de la institución hospitalaria.

Conforme al Artículo 16 se protegió la privacidad de las

participantes mediante el anonimato de las respuestas, no identificando los cuestionarios con nombre de participante, ya que los resultados del estudio solo se presentaron de manera grupal.

Se consideró una investigación de riesgo mínimo, de acuerdo al

Artículo 17, Fracción II, debido a que solo se medió el peso y talla de las

mujeres participantes.

De acuerdo a los Artículos 20 y 21 fracción II, III,IV, VI, VII y

VIII, se proporcionó información clara a los participantes de la muestra

acerca del propósito del estudio y de los procedimientos a realizar, las

molestias o riesgos que se pudieron presentar al momento de la

recolección de datos, los beneficios, las garantías de recibir respuesta a

cualquier pregunta o aclaración de dudas surgidas, la libertad de retirarse

en el momento que el participante lo haya decidido y otros asuntos

implicados en la investigación.

Estrategia de Análisis de Datos

Para la captura y el análisis de los datos se utilizó el programa

IBM, Statistical Package for the Social Sciences (SPSS) versión 21.0.

para Windows. La confiabilidad de cada uno de los instrumentos fue

calculada mediante el coeficiente de α de Cronbach. Se realizó un análisis

de la distribución de los datos de las variables continuas con la prueba

(46)

32

Para dar respuesta al objetivo general, se utilizó un modelo de

regresión lineal múltiple. Para dar respuesta al objetivo específico 1, se

utilizó estadísticas descriptivas como frecuencias, porcentajes, así como

medidas de tendencia central y variabilidad (media, mediana, desviación

estándar (DE) mínimos y máximos). Para los objetivos específicos del 2

al 4, se utilizaron Modelos de Regresión Múltiple y Logística Bivariado.

Los resultados se consideraron significativos cuando el nivel de significancia estadística fue de < .05.

(47)

33

Capítulo III Resultados

En este capítulo se describen los resultados del estudio. En primer lugar, se presenta la confiabilidad del instrumento utilizado, así como la estadística descriptiva de las variables de estudio: factores socio

contextuales, actitud hacia la imagen corporal y la ganancia de peso gestacional. Finalmente se presenta la estadística inferencial para responder a los objetivos planteados.

Consistencia Interna de los instrumentos

Solo el instrumento Actitudes sobre Aumento de Peso Durante el Embarazo desarrollado por Palmer, Jenning y Massey (1985) se evaluó la confiabilidad interna, el cual obtuvo un Coeficiente Alpha de Cronbach de .73 considerado aceptable (Burns & Grove, 2009).

Estadísticas Descriptivas de las Variables de Estudio

La muestra estudiada estuvo conformada por 250 embarazadas, que acudieron a la consulta prenatal en un hospital público del área metropolitana de Monterrey, Nuevo León. Para responder el objetivo número uno, el cual refiere describir los factores socio contextuales, conocimiento sobre GPG, actitud hacia la imagen corporal y la ganancia de peso en la mujer embarazada, se aplicó estadística descriptiva, los resultados se presentan a continuación.

La Tabla 2, muestra las variables socio contextuales de la muestra del estudio, se identificó que el promedio de edad de las mujeres

embarazadas fue de 23.55 años (DE= 5.06), reportaron tener un ingreso

económico promedio de 1,245.60 (DE= 3289.145) pesos mensuales, el

55.6% tenía como grado escolar cursado secundaria, el 82% tenían pareja, 91.6% estaban dedicadas al hogar. Las semanas de gestación promedio

(48)

34

que cursaban al momento de la entrevista fue de 34.24 (DE= 5.79), el

89.6% (n= 224) se encontraban cursando el tercer trimestre de embarazo,

el 36.8% (n=92) era su primer embarazo. (Tabla 2).

Tabla 2

Datos descriptivos de variables socio contextúales

Nota: ƒ = frecuencia; % = porcentaje; M = Media; DE = Desviación Estándar; Min = Mínimo;

Max = Máximo; n=250 Variable ƒ % M DE Valores Min Max Edad (años) 23.55 5.06 18 38 Ingreso económico mensual (pesos) 1245.60 3289.14 0 38000 Trabajo Actual Empleada Desempleada 22 228 8.8 91.2 Tiene pareja Con pareja Sin pareja 205 45 82.0 18.0 Trimestre de Embarazo 1° Trimestre 2° Trimestre 3° Trimestre 5 21 224 2.0 8.4 89.6 Número de embarazo 2.12 1.15 1 6 Número de hijos .96 1.01 0 5

(49)

35 Conocimiento de la GP

Para medir la variable conocimiento de la GPG, se utilizó el cuestionario de Conocimiento de la Mujer Embarazada sobre la GP. El instrumento valora tres apartados: el primero describe cual es el

conocimiento que tiene la embarazada respecto a su ganancia de peso, el segundo describe los riesgos de salud que puede tener la madre y el producto por tener OB gestacional y el tercero las prácticas seguras de alimentación y ejercicio que debe conocer durante el embarazo.

Respecto al conocimiento que tienen las mujeres sobre el peso en

kg que deben ganar durante el embarazo, el 80.4% no conocía cuál es el peso recomendable a ganar. La tabla 3, se observa que el 68% refirió tener conocimiento sobre los riesgos de tener OB, pero 56.4% de estos no eran correctos. Se identificó que el 60% de las embarazadas refirió conocer que la excesiva GPG podía ocasionar riesgos de salud a su hijo, pero un 54.8% de estos conocimientos se clasificaron como incorrectos. Respecto a las prácticas saludables de alimentación y ejercicio se observó que el 58% de las mujeres tenían conocimientos deficientes de estas. Se le pregunto si había no recibió información de algún profesional de la salud acerca de la GPG que debía ganar durante el embarazo el 92% respondió que no.

Actitud hacia la Imagen Corporal

Para valorar la variable de actitud hacia la imagen corporal, se utilizó la Escala de las Actitudes sobre Aumento de Peso Durante el embarazo (PWGAS por sus siglas en inglés) La tabla 4 muestra que la media de la escala total de Actitudes sobre Aumento de Peso Durante el

(50)

36

embarazo fue de 57.76 (DE=9) para un puntaje de 16 a 80, donde un

puntaje más alto denota una actitud positiva hacia la imagen corporal. Tabla 3

Frecuencias y porcentajes del cuestionario del Conocimiento de la mujer embarazada sobre la Ganancia de Peso

Respuestas sobre prácticas seguras de alimentación y ejercicio para mantener su peso durante el embarazo

Opinión de expertos

f %

Tomar menos refresco Si 189 75.6

Saltar comidas No 19 77.2

Elegir leche baja en grasa y productos diarios Si 131 52.4

Comer menos pasteles y chocolates Si 169 67.6

Tener una dieta libre de gluten No 135 54.0

Evitar el ejercicio No 181 72.4

Tomar más jugo de frutas No 55 22.0

Comer muchas frutas y verduras Si 221 88.4

Ejercitarse 3 o más veces a la semana Si 161 64.4

Dejar de comer después de las 8 de la noche No 132 52.8

Quitar la grasa de la carne Si 162 64.8

Terminar todo el plato No 106 42.4

Comer menos comida frita Si 163 65.2

Comer una dieta baja en carbohidratos Si 77 30.8

Tomar leche de soya en vez de vaca No 145 58.0

Comer una dieta orgánica No 103 41.2

Nota: ƒ= frecuencia; %= porcentaje; M= Media; DE= Desviación Estándar; Min= Mínimo; Max= Máximo; n=250

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...