AUTOCONTROL EN QUÉ CONSISTE?

Texto completo

(1)

CAPÍTULO III AUTOCONTROL ¿EN QUÉ CONSISTE?

El buen control de la diabetes requiere un balance adecuado entre la alimentación, la dosis de insulina y la actividad física.

El páncreas libera insulina de forma variable, adaptándose a la glucemia que depende de la alimentación, del ejercicio, del estado anímico, etc. En la persona diabética, este mecanismo no puede producirse; por lo tanto, para poder adaptar las necesidades insulínicas, es preciso conocer con frecuencia las glucemias, y utilizar esta información para realizar los cambios apropiados en los distintos componentes del tratamiento diabético (dieta, insulina y ejercicio). Y a todo esto lo denominamos AUTOCONTROL.

Tradicionalmente se valoraba el nivel de glucosa en la orina, pero en la actualidad, se ha demostrado su insuficiencia por lo que es necesaria la determinación de glucemias por el propio diabético o sus familiares.

(2)

LA DETERMINACIÓN DE LAS GLUCEMIAS POR EL PROPIO PACIENTE O POR SUS FAMILIARES ES ABSOLUTAMENTE NECESARIA EN TODO TRATAMIENTO INSULÍNICO INTENSIVO CON EL QUE SE DESEA CONSEGUIR LA CASI NORMALIZACIÓN DE LA GLUCEMIA Y EVITAR LAS COMPLICACIONES DE LA DIABETES.

Los datos clínicos de control, como son la ausencia de síntomas de hiperglucemia (polifagia, polidipsia o poliuria), son insuficientes.

Las “TIRAS REACTIVAS” y “APARATOS DE MEDICION” hacen posible que los análisis puedan ser realizados por el propio paciente o por sus familiares en su domicilio, sin alterar la vida normal.

LA EDUCACIÓN DIABETOLÓGICA ES LA BASE FUNDAMENTAL DEL AUTOCONTROL, al aportar la información y motivación necesaria para su realización, de tal forma que la educación diabetológica es en sí misma el tratamiento.

(3)

TÉCNICAS UTILIZADAS:

1. CONTROLES EN SANGRE: GLUCEMIA

Consiste en la determinación de los niveles de glucosa en sangre por medio de “Tiras reactivas” con “Aparatos reflectantes”, que nos dan la información necesaria para la modificación de las dosis de insulina.

ES UN MEDIO PARA EL TRATAMIENTO INSULINICO INTENSIVO Su INTERÉS se basa en:

• Tratarse de una técnica sencilla.

• Permitir ser realizada por el propio paciente o por sus familiares. • Permitir obtener un control más exacto, disminuyendo el riesgo de

hipoglucemias importantes, al mismo tiempo, objetivar la calidad del tratamiento sin interferir la actividad normal del individuo.

• Aportar la información necesaria para poder realizar pequeñas variaciones en el tratamiento insulínico.

EL DIABÉTICO BIEN ENSEÑADO, PREFIERE, ESTE MÉTODO AL BASADO EN LA DETERMINACIÓN DE LAS GLUCOSURIAS.

Es muy importante que el paciente tenga un conocimiento preciso de cómo utilizarlos y, seguir estrictamente las normas indicadas en cada uno de los diferentes métodos.

(4)

¿CÓMO HACERLA?

El paciente deberá obtener una gota de sangre pinchando el dedo, el lóbulo de la oreja o el talón si se trata de un lactante.

Se puede aumentar el flujo sanguíneo introduciendo el dedo en agua templada o lavando las manos con agua y jabón y secándolas posteriormente.

Si el pinchazo se realiza en el dedo (que es lo más habitual), lo hará en la parte lateral de la ultima falange, evitando el pulpejo, ya que es la zona más dolorosa.

Puede ser utilizado cualquier dedo, pero el pulgar y el cuarto tienen una vascularización mas desarrollada y deben ser los preferidos.

El dolor puede ser disminuido presionando la zona que se va a pinchar con el dedo opuesto de la mano. Al utilizar los mismo dedos de manera repetida, la piel se espesara y hará que sea menos sensible.

(5)

Para obtener la gota de sangre hay que utilizar “microagujas” introducidas en un cartucho de plástico cilíndrico.

No deben usarse lancetas, pues son mas dolorosas.

Estas microagujas son accionadas por pistolas automáticas que limitan la penetración de la aguja a una profundidad de 3 mm., disminuyendo con ello la sensación dolorosa.

La gota de sangre obtenida se deposita sobre la zona reactiva de la tira, la sangre deberá cubrir totalmente el reactivo.

Utiliza el aparato reflectante que tu pediatra-diabetólogo te aconseje, cumpliendo escrupulosamente las indicaciones de su uso técnico que tu educador te enseñará.

(6)

El aparato reflectante, indicará el valor de la glucemia.

Con cualquier método utilizado se precisa entrenamiento y la comprobación de vez en cuando, con medidas simultaneas de glucemia en el laboratorio.

ES NECESARIO CUMPLIR ESCRUPULOSAMENTE LA TÉCNICA.

2. CONTROLES EN ORINA:

GLUCOSURIA

Y CETONURIA

2.1. CONTROL DE LA GLUCOSURIA

La dosificación de la cantidad de glucosa en la orina (glucosuria) puede realizarse mediante “TIRAS REACTIVAS”. Es un método económico y sencillo de realizar, pero la información que proporciona puede no ser precisa, por lo que su uso exclusivo no debe ser utilizado para el control de la enfermedad.

(7)

La glucosa que circula en la sangre, comienza a aparecer en la orina cuando sus niveles sobrepasan el “UMBRAL RENAL”. Este umbral, clásicamente se admitía que era de 180 mg/dl. No obstante, es frecuente que en la infancia sea mas bajo, si bien hay pacientes en los que se encuentra elevado.

Para que la determinación de la glucosuria tenga valor, debemos comprobar la relación entre la glucemia y la aparición de la glucosuria mediante la determinación simultanea de ambas. Se requiere orina reciente, obtenida por la llamada técnica de la “doble micción”, que consiste en vaciar la vejiga, beber agua a continuación y volver a orinar un poco más tarde. Es en esta segunda orina en la que debe determinarse la glucosuria para que los resultados sean correctos.

No obstante el valor de la glucosuria es relativo, dado que en nuestras metas esta el intentar mantener unos niveles de glucemia entre 70 y 180 mg/dl., es decir, valores que teóricamente siempre se encontraran por debajo del umbral, que harán que el PACIENTE BIEN CONTROLADO TENGA SIEMPRE GLUCOSURIAS NEGATIVAS.

Por otra parte, la existencia de glucosurias negativas no permite distinguir si el paciente tiene glucemias normales o se encuentra en situación de hipoglucemia.

Todos estos datos demuestran que:

LA DETERMINACIÓN DE GLUCOSURIAS TIENE UN VALOR RELATIVO EN EL CONTROL DEL DIABÉTICO, LO QUE NO QUIERE DECIR QUE NO TENGA NINGÚN VALOR.

(8)

Cuando la vejiga no se vacía durante muchas horas (como ocurre, por ejemplo, durante la noche), la glucosuria en una primera micción indica la glucosa que se ha ido filtrando en el riñón durante este período de tiempo que, frecuentemente, no coincide con la glucemia en ese momento. Por tanto, su determinación puede compensar las pocas verificaciones glucémicas efectuadas durante la noche, o en otro período del día.

¿CUÁNDO HACERLA?

SIEMPRE AL LEVANTARSE, para saber la glucosuria que se ha tenido durante la noche y, de este modo, compensar la falta de controles periódicos de glucemia durante la misma.

• y siempre que se lo indique su pediatra-diabetólogo.

MODO DE EMPLEO:

1. La tira reactiva deberá sumergirse o mojarse directamente en el chorro de la orina; a continuación, se retirara la orina sobrante.

2. Dejar reposar el tiempo indicado en el frasco.

3. Comparar a continuación el color del reactivo de la tira con la escala de colores incluida en el frasco.

4. Finalmente, anotar el resultado en la libreta de autocontrol, bien en gramos/litro o bien en cruces (de 0 a ++++), según la tira utilizada.

(9)

LA SITUACIÓN IDEAL ES LA AUSENCIA PERMANENTE DE GLUCOSURIA, PERO ELLO IMPLICA EL RIESGO DE NO DETECTAR POSIBLES HIPOGLUCEMIAS, POR LO TANTO, ES IMPRESCINDIBLE QUE EL AUTOCONTROL SE REALICE EN BASE A LAS GLUCEMIAS Y NO A LAS GLUCOSURIAS.

LA DETERMINACIÓN DE LAS GLUCOSURIAS SOLO APORTA DATOS ORIENTATIVOS PERO NO CONCLUYENTES. CUANDO LA GLUCOSA SEA POSITIVA SE DEBE REALIZAR SIEMPRE LA DETERMINACIÓN DE LA GLUCEMIA.

2.2. CONTROL DE LA CETONURIA:

Dado que el análisis de los cuerpos cetónicos en sangre no se realiza de manera rutinaria por no estar muy difundido, el control del aumento de los cuerpos cetónicos se basa en su dosificación en la orina (CETONURIA) por medio de tiras reactivas.

LA DETERMINACIÓN DE LA CETONURIA SE EFECTUARA SIEMPRE QUE LA GLUCEMIA SEA MAYOR DE 250 mg/dl. ANTES DE UNA COMIDA, O CUANDO EXISTA UNA ENFERMEDAD COINCIDENTE.

SIEMPRE QUE LA CETONURIA SEA POSITIVA SE DEBERA DETERMINAR LA GLUCEMIA YA QUE PUEDE EXISTIR CETONURIA CON HIPO O HIPERGLUCEMIA Y LA ACTITUD TIENE QUE SER DIFERENTE EN CADA CASO.

(10)

Actualmente existen varias tiras en el comercio

que permiten la

determinación simultanea de la glucosuria y la cetonuria.

SIEMPRE QUE HAYA CETONURIA DEBE SER CONSIDERADA COMO UNA

SEÑAL DE PELIGRO PARA EL DIABÉTICO.

METAS DEL CONTROL SANGUÍNEO

OBTENER LOS NIVELES IDEALES DE GLUCEMIA:

1. ANTES DEL DESAYUNO O DE CUALQUIER COMIDA: entre 80 y 140 mg/dl.

2. ENTRE UNA Y DOS HORAS DESPUÉS DE CUALQUIER COMIDA: entre 100 y 180 mg/dl.

3. A las 3 de la madrugada > 80 mg/dl (en los mas pequeños >100 mg/dl). Cualquier cifra que se encuentre por encima de estos valores se considerará HIPERGLUCEMIA, y cualquier cifra por debajo de 54 mg/dl, HIPOGLUCEMIA.

(11)

¿CUÁNDO DEBEN HACERSE LOS CONTROLES

GLUCÉMICOS?

Los controles glucémicos deben efectuarse de manera regular al objeto de poder conocer lo mejor posible el perfil glucémico durante las 24 horas del día. La frecuencia debe ser INDIVIDUALIZADA (en el caso de una diabetes inestable se precisan determinaciones glucémicas más frecuentes que en el caso de las diabetes estables).

Cuanto más se diversifique el horario de las determinaciones, más probabilidades hay de evitar variaciones glucémicas no deseadas.

LA MONITORIZACIÓN FRECUENTE DE LA GLUCEMIA, PERMITIRÁ MODIFICAR EL TRATAMIENTO, SI FUESE NECESARIO.

1. EN EL PERÍODO INICIAL O EN CUALQUIER MOMENTO DE INESTABILIDAD

La glucemia capilar debe ser determinada al menos 7 veces al día: • Por la mañana en ayunas.

• Dos horas después del desayuno. • Antes de la comida.

• Antes de la merienda. • Antes de la cena.

• Dos horas después de cenar.

• Entre las dos y las cuatro de la madrugada.

DE ESTA MANERA SE PUEDE OBTENER UN BUEN PERFIL GLUCÉMICO QUE SERA DE GRAN UTILIDAD PARA LA REGULACIÓN DEL TRATAMIENTO.

(12)

2. EN EL PERÍODO ESTABLE DE LA DIABETES

• Siempre antes de la administración de cada dosis de insulina. • Las otras glucemias del día, se realizarán en horas diferentes,

para poder obtener un perfil completo con las determinaciones de varios días.

• Una vez cada 15 días, o cuando se ha hecho cambio de la insulina nocturna, o se sospecha hipoglucemia nocturna, debe determinarse la glucemia entre las dos y las cuatro de la madrugada.

SIEMPRE SE DETERMINARÁ LA GLUCEMIA ANTE SITUACIONES ESPECIALES: SÍNTOMAS DE HIPOGLUCEMIAS, INFECCIONES...

• También se determinará la glucemia en todas aquellas

situaciones en las que la glucosuria y/o la cetonuria sean positivas.

• Siempre que en un momento del día exista alguna

alteración glucémica, la determinación deberá repetirse al día siguiente y a la misma hora, para poner en marcha las modificaciones necesarias.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :